Súper Gen Divino – Capítulo 660: Evolución de la Ardiente Púa de Rex Completada


Tercer Capítulo Semana 14

¡Disfrútenlo!

En las profundidades del mar, Han Sen golpeó una medusa de tres metros de largo hasta la muerte y la arrastró de vuelta al Palacio de Cristal.

El Ángel miró con curiosidad el cadáver sin vida de la medusa. Recientemente, había comido mucha comida de clase divina y había perdido la cuenta de cuántas criaturas se había alimentado del mar.

Han Sen creía que el Ángel estaba cerca de desbloquear su modo de combate. Había estado comiendo menos en los últimos tiempos, así que tenía que ser una señal de que estaba cambiando algo.

Han Sen pensó que si desbloqueaba su modo de combate, él tendría un buen luchador extra. Sería más fácil matar a las súper criaturas en el futuro, con ella a su lado.

Aunque Han Sen había comido últimamente muchas más criaturas divinas, sus puntos genéticos divinos no aumentaban tanto como le hubiera gustado porque no encontraba variedades más pequeñas para matar.

Sus puntos genéticos divinos estaban por encima de la mitad ahora, con un total de cincuenta y uno. No estaba muy lejos de estar al máximo.

En cuanto a la esencia genética vital del T-Rex Escamas Ardientes, Han Sen aún no había encontrado la forma de comerlo. Hasta ahora, no tenía ni un solo súper punto genético.

Pero aún así, el nivel de aptitud física de Han Sen era ahora de más de ciento cincuenta. Han Sen supuso que cuando sus puntos genéticos divinos se llenaran, estaría en un rango de entre ciento ochenta y doscientos. Si tuviera súper puntos genéticos, tal vez ni siquiera tendría que convertirse en un transcendido para llegar a trescientos y convertirse en un ser celestial.

Pero matar a las súper criaturas no era una hazaña pequeña, y cómo comer sus esencias genéticas vitales era algo que aún tenía que averiguar.

Han Sen observó al Ángel mientras comía. De repente sintió su Océano Espiritual temblar. El T-Rex estalló en llamas, significando el final de la evolución de la Ardiente Púa de Rex.

Se dio cuenta de que el T-Rex Ardiente hacía honor a su nombre, ya que todo su cuerpo estaba envuelto en llamas. Parecía un súper T-Rex, pero el cuerpo ardía con llamas rojas en lugar de doradas.

Han Sen miró la introducción del T-Rex Ardiente y vio el título de Berserker.

Convocó la Ardiente Púa de Rex. La espeluznante arma de color rojo sangre ahora ardía con una llama roja. Se veía muy poderosa. El fuego del arma producía un calor increíblemente intenso. Si tocaba el cuerpo de alguien, Han Sen imaginó que no se necesitaría mucho esfuerzo para asar instantáneamente la piel y la carne.

“Esta es un arma que da miedo.” Han Sen probó a dar un golpe y le gustó cómo se sentía. Parecía tan poderoso como él esperaba que fuera.

“Ahora que tengo el arma, debería encontrar una súper criatura para probarla. ¿A cuál debería ir?” Han Sen se preguntó.

No era difícil encontrar una súper criatura. Aunque la mayoría de ellas residían en las más profundas y aisladas cordilleras, barrancos o pantanos, él encontraría una en poco tiempo si llevaba a Wang Yuhang.

La principal preocupación, sin embargo, era si realmente podía matar a tal criatura. El objetivo ideal de Han Sen sería el burro de las nubes rojas. Parecía como si fuera más fácil de matar, ya que no representaba un riesgo significativo.

El mayor problema era el cuervo que vivía cerca de él. No importaba que tan fuerte fuera la Ardiente Púa de Rex, no importaba si Han Sen no podía igualar la velocidad de tal enemigo y acertar un solo golpe.

Sólo temía que antes de tener la oportunidad de levantar su arma, el cuervo ya le hubiera separado la cabeza de sus hombros. El objetivo que Han Sen más quería cazar era algo que fuera lento y no tuviera un cuerpo débil.

Algo como el gran oso negro también habría estado bien para luchar. Una criatura de gran cuerpo estaría bien, ya que la Ardiente Púa de Rex era sin duda lo suficientemente larga para alcanzarlo. Si Han Sen se enfrentaba al oso y le golpeaba la cabeza con todas sus fuerzas, sólo imaginó que la criatura sería incapaz de soportar tal golpe.

Pero el bosque de melocotoneros era demasiado espeluznante para volver, y sabía que más de una súper criatura residía bajo sus ramas sombreadas. Han Sen no se atrevió a arriesgarse a volver allí, y como quería llevar a Wang Yuhang con él, sabía que serían rodeados por súper criaturas en el momento en que entraran.

Si no llevaba a Wang Yuhang, las criaturas serían demasiado poderosas y su velocidad sería mayor que la de Han Sen. Sería imposible frustrar un objetivo rápido con un arma tan grande.

Con la habilidad de Wang Yuhang para atraer la atención del enemigo, Han Sen tendría mucho tiempo para golpear de la manera exacta que quisiera. Y si lo hacía, pensaba que podría quitarle la mitad de la vida a esa criatura de una vez.

“Líder, Lu Hui está aquí para verlo.” De vuelta en el Refugio de la Diosa, Yang Manli le comunicó a Han Sen un visitante sorpresa.

“¿Qué está haciendo aquí? No hay manera de que venga hasta aquí para darnos las gracias por salvar su refugio, ¿verdad?” Han Sen frunció el ceño e invitó a sus invitados a verlo.

“El líder Hui es tan amable de tomarse el tiempo para venir a visitarme.” Han Sen dijo, sonriendo a Lu Hui.

“He venido aquí para agradecerte por haber alejado el elefante de hueso. También hay un trato que me gustaría hacer con usted, si es tan amable de escuchar lo que tengo que proponer.” Lu Hui sonrió a cambio.

“No hay necesidad de agradecerme, pero siempre puedo hacer hueco para más negocios.” Han Sen se dio cuenta de que Lu Hui no había traído ningún regalo y se decepcionó rápidamente.

“Creemos que hemos encontrado una súper criatura, pero nuestro poder por sí solo no es suficiente para matarla. Por lo tanto, me gustaría cooperar con el Refugio de la Diosa y enfrentarnos juntos a ese monstruo.” Lu Hui no se anduvo con rodeos.

“¿Qué clase de súper criatura es?” La atención de Han Sen había sido rápidamente atrapada.

“Es un lobo.” Respondió Lu Hui.

“¿Qué clase de lobo?” Han Sen frunció el ceño, pensando que Lu Hui estaba siendo demasiado vago.

Lu Hui se rió y dijo, “Es el rey de unos pocos cientos de miles de lobos. No hemos podido detectar si tiene o no poderes elementales, pero es poderoso, eso lo sabemos. Su fuerza y velocidad son excepcionales.”

“¿Unos pocos cientos de miles de lobos? Un poco peligroso, ¿no?” Han Sen frunció el ceño otra vez, pensando que era una gran manada para un lobo. Si aceptara prestar su ayuda, no sería una pelea trivial.

Además, si quisiera matarlo en medio de la manada de lobos, sería mucho más difícil. Luchar contra una súper criatura que estuviera sola sería una tarea mucho más fácil.

“Será un enemigo difícil de superar, debo confesar. Si no lo fuera, no estaría solicitando su ayuda. Pero el cuerpo del Rey Lobo está muy… equilibrado. No parece tener ningún atributo sobresaliente. La piel no es muy robusta, su velocidad no es muy rápida, y su fuerza no es nada exagerada. Esta súper criatura parece ser un candidato viable para matar.” Explicó Lu Hui.

Han Sen asintió con la cabeza. Esa súper criatura era dura, sin duda, pero con la ayuda de otros aliados humanos, definitivamente tendrían una oportunidad.

“¿Cómo vamos a cooperar?” Preguntó Han Sen.

“Quiero que ayudes a alejar a la manada de lobos. Podemos lidiar con el Rey Lobo. Después, quitando el espíritu de la bestia, el botín será compartido.” Era obvio lo que Lu Hui quería, la habilidad de Wang Yuhang.

Lu Hui estaba sorprendido e impresionado por la habilidad de Wang Yuhang para atraer criaturas cuando salvó el Refugio del Diablo.

“Lo siento, si las cosas son así, entonces no podemos cooperar.” Rechazó firmemente Han Sen.

“¿Por qué?” preguntó Lu Hui.

“Si quieres cooperar con nosotros, entonces debemos dar el golpe final a la súper criatura. Así es como debe ser.” Comento Han Sen fríamente.

“Es una lástima. Tal vez la próxima vez, ¿eh?” Lu Hui sabía que no tenía sentido llevar el tema más allá.

Lu Hui no creía que Han Sen tuviera la capacidad de matar a una súper criatura. Sólo quería la habilidad de Wang Yuhang para atraer criaturas, pero las ambiciones de Han Sen eran demasiado grandes para él.

“Escolta a Lu Hui fuera de las instalaciones.” Han Sen ordenó a Yang Manli. “Además, averigua dónde luchará contra el Rey Lobo del que habla.”

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s