Sevens HD

Sevens: Volumen 18: Capítulo 07: Una diosa revivida



… Celes se tragó la joya entera.

Había esperado cierta resistencia al pasar por su garganta, pero sin tal cosa, como si se derritiera, se instaló cómodamente en su estómago. Había levantado la vista para tragárselo, pero ahora lentamente volvió su mirada al grupo de Lyle.

Las llamas de Mana de alta densidad giraron para protegerla. Era una Habilidad que se había hecho para suicidarse, y esas llamas habían almacenado Mana de Celes, un ser con suficiente Mana que uno no podía pensar que fuera humano, en el transcurso de muchos años.

No había forma de que el grupo de Lyle pudiera ponerle las manos encima.

Con un poder lo suficientemente grande como para volar la capital imperial ahora se estaba utilizando para proteger su cuerpo.

Era una Habilidad que Agrissa le había otorgado a Celes, y desde el principio, eran llamas preparadas para eliminar cualquier obstáculo.

『Celes, ¿estás lista?』

La voz de Agrissa era amable. Celes asintió con la cabeza.

“Sí, estoy lista. Era una promesa, después de todo.”

Celes recordó. Los acontecimientos de ese día.

Fue cuando Celes tenía seis años. Continuando con los recuerdos de Septem, heredó fuertemente los recuerdos de su opresión bajo la humanidad, al igual que Agrissa antes que ella. Habiendo nacido llevando esos recuerdos desde el nacimiento, no pudo evitar pensar que todos, además de sus padres, eran basura.

No eran más que insectos ruidosos que ella podía desaparecer con un toque, y eso era todo lo que podía ver. Para Celes, si les gustaban o no, eso era todo lo que determinaba el valor de un insecto. Eso era lo que ella había pensado.

Pero…

(Esa cosa solo no lo perdonaré. Definitivamente no lo perdonaré)

Su hermano Lyle había logrado de alguna manera tener éxito con todos los recuerdos de Septem. E incluso mientras los llevaba, definitivamente tenía una existencia que podía llamarse “él” mismo.

Diciendo que no miraría hacia atrás en el pasado, incluso descubrió cómo sellar algunos de los recuerdos por su propia cuenta.

Él era talentoso. Había superado a Celes.

Y al igual que las Septems de la memoria de Celes que siempre habían sido empujadas y pisoteadas … Lyle era amable con los que estaban a su alrededor. Respondió a las expectativas de sus padres y fue amado por todos.

Incluso si no confiaba en el poder de Septem, Lyle era amado.

Como una sombra al sol, cuanto más fuerte brillaba Lyle, más oscura era su oscuridad.

Y generalmente escondiéndose detrás de una fachada alegre, Celes lo detestaría. Lo que solo sirvió para fortalecer su odio fue que Lyle lo había notado … y aun así fue amable con ella.

Más allá de la tempestad de llamas, podía ver a los demás mirando hacia ella, frustrados porque no podían levantar una mano.

Cuando vio a Lyle sin su sonrisa de antaño, los sentimientos de Celes se aclararon.

Bajo la continua amabilidad de Lyle, mientras su sensación de abrumadora inferioridad la atormentaba, en el momento en que la Joya que encontró después de la muerte de su abuela le susurró, sintió que su destino la llamaba.

Había entrado en la habitación de su abuela, mirando a su alrededor para ver si podía encontrar algo interesante. Le resultaba desagradable ver a todos a su alrededor tan afligidos. Para Celes, eso era todo lo que su abuela era para ella.

De todo lo demás, débiles como eran, sus abuelos también habían notado la naturaleza anormal de Celes.

Fue aburrido. Incluso se había escapado de los servicios funerarios. Pero el día que entró en esa habitación, encontró una cajita bastante especial.

Cuando la abrió …

『Hmm, no eres Zenoire. ¿Su nieta Celes? Seguro que has crecido un poco』

En el momento en que encontró la Joya Amarilla fue en el momento en que conoció a Agrissa. Y a partir de ahí, todo había comenzado a moverse.

Lo que Agrissa deseaba era el cuerpo de Celes. Y no es como si ella tuviera un deseo particularmente fuerte por ello. Para Agrissa, Celes era una linda descendiente. Una existencia con valor para Agrissa también.

Al otro lado de las llamas, las existencias que la atormentaban estaban en pánico.

Celes extendió sus brazos.

“… Ahora prueba la desesperación. Lo estaré viendo todo desde el infierno.”

A pesar de que se estaba desvaneciendo, Celes se rió hasta el final …

Después de la risa final de Celes, ella extendió los brazos. Su cuerpo se hinchó, escupió sangre y estalló.

Pensé que los trozos de carne se dispersarían, pero absorbiendo las llamas circundantes, la carne y la sangre se juntaron para formar una esfera. Cuando la esfera roja oscura latía, extendí mi arma y disparé.

Todas atacaron de inmediato con su magia, flechas y cañones, pero …

La masa roja oscura se abrió de golpe, y de ella surgió la forma de una mujer desnuda vestida de sangre.

Su largo cabello dorado estaba empapado en sangre, pero aun así brillaba. Los ojos violetas que podía ver por los huecos de su cabello brillaban como piedras preciosas.

Pálida y con un cuerpo hermoso. Su gran pecho y cintura estrecha … allí, sacudí la cabeza. Como todas estaban en shock, dije en voz alta.

“¡Contrólense!”

Ahí, la mujer empapada de sangre … ¿quizás a mediados y finales de sus veinte? La mujer de esa edad me miró y levantó las comisuras de sus labios.

La mujer que había estado al lado del trono, en el breve momento en que me volví para llamar a mi grupo, había encontrado el camino a mi lado.

“Al menos permíteme un poco de reverencia. Y debo decir que es un placer conocerte, Lyle.”

Ella no tenía la menor presencia. Incluso cuando estaba compartiendo el sentido de la vista de Shannon, no podía sentirla. Mientras saltaba hacia atrás, la mujer no me persiguió …

Ella me miró con una sonrisa amable.

“No tengas tanto miedo. Te tengo un poco de afecto. Realmente ha pasado un tiempo desde la última vez que me sentí así. Veamos … estoy tan emocionada como cuando tu antepasado ​​me dio el golpe final”

Por el flujo de la conversación, ella era la que terminó a mi antepasado … Agrissa.

“¡Miranda!”

Miranda, que se había recuperado más rápido que cualquiera de las otras, hirió a Agrissa en sus hilos. Mientras su forma desnuda estaba atada, incluso los hilos de Miranda no podían dañar su piel.

“¿Qué tan dura puede ser?”

Allí, Agrissa se echó a reír. Ella se rió mientras cortaba los hilos.

“Dices algunas cosas terribles. Incluso así, tengo la piel suave aquí. ¿Quieres comprobarlo? Como se esperaba de las que eligió Novem. El lugar está lleno de bellezas.”

A diferencia de Celes, ella continuó con una actitud cariñosa. Pero eso era contrariamente aterrador. Si hubiera hablado en serio allí, tal vez hubiera podido matarme. Y aun así no lo hizo.

Ella no podía, o tal ilusión era un tabú.

Novem salió delante de mí. Mientras sostenía su báculo, ese báculo había tomado la forma de una guadaña mientras ponía su más alto nivel de vigilancia.

“Agrissa … no, Septem!”

Allí, la expresión de Agrissa se nubló.

“No me llames así. Yo soy agrissa. Me gustaría que no me llames como a esa tonta de Septem. Bueno, estoy segura de que Septem no es la única tonta por ahí, ya sabes.”

En la segunda mitad, adoptó una actitud para provocar a Novem. Allí, Novem se acercó a ella con una velocidad que no había mostrado antes, balanceando su guadaña directo al cuello de la mujer.

Y Agrissa la agarró con la mano izquierda para detenerla.

“Oye, oye, no te enojes tanto. Finalmente he revivido por aquí. Aun así, ha pasado un tiempo desde que percibí este aroma de activación de Mana. El hedor del campo de batalla. Estoy segura de que también están peleando afuera. Qué bueno … cuando creo que los humanos morirán, es simplemente estimulante. Como pensé, hay algunas cosas que solo puedes sentir con un cuerpo propio”

Sentí algo de miedo cuando la cara de Agrssa se sonrojó, mientras yo daba órdenes alrededor.

Mis camaradas vinculadas con Connection comenzaron a actuar. Ludmilla y Gracia realizaron un ataque en pinza.

Fueron fortalecidas con Habilidades. Tanto su velocidad como su rendimiento estaban muy por encima de la norma, pero …

“Oh, ¿las descendientes de las diosas? Con un mejor aspecto, parece que también has reunido a otras. Lyle, eres asombroso. ¿Los reuniste sin darte cuenta de todo, o podría ser el destino? … bueno, eso no importa”

La sangre esparcida se hinchó y, formando un gran brazo, bloqueó el ataque de Ludmilla y Gracia.

“¡Maldita sea esta cosa!”

Cuando Gracia dejó escapar llamas, Agrissa la miró.

“Oh, qué calor, mucho calor. Parece que no eres parte de la diosa por nada. Pero eso es todo. Te agregaré a mi colección, así que cállate por ahora.”

Enviándolas a volar, Agrissa borró el brazo que la protegía. Mientras se estiraba, fue el turno de Mónica y Elza de atacar.

Clara se fue a recoger a las que fueron mandadas a volar, mientras que Miranda temblaba mientras se aferraba a Shannon.

“Autómata. Has traído de vuelta algo bastante nostálgico. Bueno, estoy segura de que me odia.”

Agrissa miró a Mónica con intriga. Mónica bajó su martillo gigante.

“Eres aún más peligrosa que esa maldita zorra, me dice mi núcleo. ¡Desaparece!”

Deteniendo ese golpe de martillo con la palma de su mano, Agrissa usó su otra mano para agarrar el bastón que Elza balanceó. Mientras lo había cubierto con una cuchilla de hielo, cuando tocó a Agrissa, el hielo se rompió fácilmente.

Agrissa parecía decepcionada.

“Es una pena. Ustedes fueron las mejores. Y ustedes son cosas valiosas que los humanos dejaron atrás. Me gustaría tenerte a mi lado, pero … bueno, si Lyle se convierte en mí propiedad, estoy segura de que consentirás.”

Cuando Agrissa me miró, envió a Mónica y Elza a volar. Aria salió delante de mí, pero Agrissa pasó por delante de ella y llegó frente a mí.

“Qué …”

Cuando tocó mi mejilla con una mano, me miró a la cara.

“Espléndido. Como llevas mi sangre, puedo sentir un verdadero afecto hacia ti. Además, a pesar de que nuestra conexión de sangre es cosa del pasado distante, eres fuerte. Incluso con todo lo robado por Celes, has llenado el recipiente con un poder diferente para tomar su lugar. Parece que Celes te odiaba, pero … me has gustado mucho.”

¿Podría ser que ella era una persona sorprendentemente mejor de lo que hablaban las leyendas? Había llegado a pensar eso. Cuando sacudí la cabeza para separarme de ese engaño, Novem bajó a su guadaña hacia Agrissa.

Allí, Agrissa dejó escapar un suspiro.

“Hah … Novem, no te interpongas”

La cara de Novem estaba teñida de ira más que nunca.

“¡Cuando has matado a Celes-sama, eres …!”

Cuando el mango de la guadaña se incendió, Agrissa la arrojó lejos. Pero Novem la atacó.

Sus movimientos fueron incluso más rápidos que la última vez. Como si … Novem comenzara a cambiar gradualmente.

“Es algo que Celes deseaba. En primer lugar, hiciste un buen uso de lo que estábamos tratando de hacer, ¿no? No querías que mi sangre entrara en Lyle, así que usaste a Celes para deshacerte de él.”

“¡¡Cállate!!”

Los ojos violetas de Novem parecían brillar. Mana brotó de ella, y su poder … Lo vi como el mismo tipo de cosas que las de Agrissa.

“Entonces superarás a la humanidad. Interesante. Mi base esta vez es más talentosa, no pienses que soy igual que antes”

Me di cuenta de que las provocaciones de Agrissa estaban enfureciendo a Novem. Desde la línea que nos conectaba, fluyeron tantas emociones de Novem que ni siquiera pude procesarlo.

“…¡!”

Sostuve mi pecho.

Novem había cortado con fuerza nuestra línea. Y Shannon gritó.

“¡Detén a Novem! Agrissa … ¡El objetivo de Agrissa es Novem!”

Nos acercamos a Novem y Agrissa de inmediato, pero mientras Agrissa parecía un poco decepcionada por un momento, al instante lo cambió a una sonrisa.

“Que desafortunado. Pensé que también sería capaz de encontrar el amor en tu figura de desesperación, pero tienen una niña perspicaz entre ustedes. Aunque llegas demasiado tarde.”

De Novem brotó Mana, su tormenta de magia barrió la cámara de audiencia desde dentro. Visto desde un lado, tal vez simplemente parecería que soplaba algo de viento en la habitación. Pero a nuestros ojos, también podíamos percibir el flujo de Mana gracias a Shannon.

Miré a Novem.

“Novem está … cambiando”

Parecía que ella se estaba transformando en algo inhumano. Mientras seguía conservando su forma humana, el mismo algo que Agrissa de la que se enfurecía y despreciaba tanto … alrededor de Agrissa, dos manos gigantes de color rojo oscuro se juntaron.

“¡Septem!”

En su ira, Novem solo podía ver a Agrissa.

“¡¿Entonces te enfureciste porque terminé con Celes?! Parecía que te dabas aires cuando estás en presencia de Lyle, pero como pensé, ¡así es como tienes que ser! ¡Lo mismo que esa vez! ¡La vez que me mataste! ¡No has cambiado ni un poco!”

Al ver la ira de Novem, Agrissa se echó a reír. El viento nos mandó a volar y chocamos con las paredes. Las Valquirias nos recibieron, mientras que las grandes manos envolvieron a Agrissa y Novem en sus palmas.

Aquellas manos se tragaron a las dos … y formando una esfera roja profunda una vez más, Agrissa mostró su forma desde adentro.

“Qué es esto. Que demonios es todo esto …”

Agrissa ante mis ojos se había vuelto más grande. Su forma femenina no mostró cambios, pero hablando en altura, excedió los cuatro metros. Y en su pecho estaba Novem, su cabeza colgaba lánguidamente.

En sus brazos y piernas se elevaron venas de sangre, transformándolos en extremidades de color rojo oscuro endurecido a medio camino. En su espalda, lo que no podía llamar alas, una serie de cosas parecidas a cuernos sobresalían.

“… No puedo acostumbrarme a esto. Tomará más tiempo, pero … como se esperaba de Novem. Entonces ella tenía su memoria transmitida en su totalidad. Con esto, puedo rellenar limpiamente las partes que me faltaban”

La agrandada Agrissa nos miró. Y su expresión se convirtió en una sonrisa.

“¿Qué pasa, Lyle? ¿Por qué me miras así?”

Saqué mi Katana y tomé una postura.

“¿Qué le hiciste a Novem?”

“No te enojes tanto. Simplemente la acogí. Haré que se convierta en mi carne y huesos. Aunque no hay salvación para ella, incluso si sufre tal destino. ¿Quieres escuchar? ¿De lo que hizo Novem? ¿Tú quieres saber? ¿De qué eran realmente las existencias llamadas diosas?”

Miré el pecho de Agrissa. Mis Habilidades me dijeron que Novem todavía estaba bien. Pero no podía pensar que estaría a salvo para siempre si seguía así.

Aria miró a Agrissa.

“¿Diosas? ¿Esta cosa es …?”

Allí, Agrissa la fulminó con la mirada.

“Sí, eso es correcto. Esta forma miserable es lo que el hombre una vez veneraba como una diosa. ¡Fueron los humanos los que adoraron lo que hicimos por la humanidad! Y así nos convertimos en su dios. Entonces … la matanza que está por venir es la retribución que Dios decidió”

Agrissa levantó los brazos tranquilamente y, en lugar de Shannon, Miranda gritó. Dirigió su voz a todos los conectados por la línea.

“¡Que todos evacuen! ¡Al menos haz que se refugien!”

Por el flujo del Mana que flotaba y el resultado de la lectura de Shannon, me sorprendió.

“Todos, evacúen a las …”

Todos no solo se referían a la gente de aquí. Se refería a todo nuestro ejército que había invadido Centralle.

Pero Agrissa se rio.

“Voy a ir fácil contigo. Pero ya es demasiado tarde para eso.”

La luz que se disparó desde las manos que levantó hacia adelante intentó volar todo. Su poder tenía a Centralle en su rango efectivo.

Porter inmediatamente se movió para cubrirnos, pero al determinar que eso era insuficiente, las Valquirias saltaron al frente y todas desplegaron sus alas.

En el momento en que todo estaba envuelto en luz, todo lo que podía escuchar era la voz de Agrissa.

“Teñiré este continente de sangre, y esta vez será mi turno de gobernar. ¡Novem, te daré un asiento en primera fila para ver el espectáculo! ¡Ahora observa desde allí cómo tus amados humanos caen en la ruina!”

Agarré la joya.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s