Sevens HD

Sevens: Volumen 18: Capítulo 02: Toca y usa la puerta principal



“¡Esto es completamente diferente de lo que dijiste!”
“¿Cuánto tiempo quieres decir que esta situación continuará?”
“Ya hay numerosos países que no están en condiciones para luchar. ¿Cómo exactamente planeas romper este punto muerto?”

En una gran carpa preparada cerca de la fortaleza móvil, los representantes de varios países se reunieron y me denunciaron con el pretexto de dar consejos.

Frente al Reino de Bahnseim que no mostraba los más mínimos signos de colapso, la coordinación de la alianza comenzaba gradualmente a declinar.

Para un grupo de mezcolanza, en realidad se habían mantenido bastante bien. También es en parte por subestimar a Celes, por lo que pude utilizar estas circunstancias en gran medida para mi ventaja.

Habían pasado diez días desde que comenzamos nuestro ataque a Centralle. Mientras nos peleábamos, era evidente que Celes, que tenía el poder de manipular a los muertos, tenía la ventaja aquí.

No había necesidad de entrar en pánico.

Todos los ojos se juntaron en mí. Entre ellos había algunos que señalaban descaradamente sus dedos y llovían burlas.

“¡Escuché que tu ejército no ha causado muchas bajas, líder! No podría ser que simplemente estás observando nuestras perdidas, ¿verdad? ¡Y planeas salir con todas las partes buenas! ¡Como pensé, la Casa Walt, es la raíz del mal después de todo! ¡Simplemente ramificándote hacia enemigos y aliados, plaga de demonios que tiñen de sangre este continente!”

Pensando que eso iba demasiado lejos, algunos trataron de intervenir, pero levanté una mano para detenerlos.

En verdad, si lo miraba con calma, era natural que mi recuento de víctimas fuera diferente al de otros países. Nos habíamos preparado tanto tiempo para este día. Nuestra preparación era diferente al de aquellos países que simplemente se sumaron en el camino.

Por supuesto, es cierto que estaba mirando mientras embotaban sus cuchillas.

“Fingiré que no escuché la última parte. Tenga en cuenta que no habrá una próxima vez. Pero frente a un enemigo que sigue creciendo no importa cuántos derrotemos, si luchamos más, enfrentaremos la derrota. La moral de nuestras tropas está en una espiral descendente.”

Para los soldados enemigos que sabían que morirían desde el principio, no había forma de que pensaran en lo que vendría. Simplemente cargaron y pisotearon a sus camaradas, y mataron al enemigo ante sus ojos. Ni siquiera parecía que sintieran algún dolor.

Desde el punto de vista de nuestros aliados, luchaban todos los días con un enemigo tan aterrador ante sus ojos. Su resistencia era una cosa, pero estaban bastante arrinconados psicológicamente.

Me levanté del asiento en el que me sentaba.

“… La herramienta para destruir el muro de Centralle está completa. Para superar este punto muerto, lanzaremos un ataque contra Centralle. Pero si dices que nos vamos a llevar todas las partes buenas, entonces tendré que llamarlo así. Cargaremos contra Centralle, por lo que aquellos que deseen unirse a nuestra ofensiva díganlo aquí”

En la ciudad de Centralle, donde no sabían cuántos enemigos más había, cuando mencioné cargar directamente, los que estaban alrededor comenzaron a moverse. Pero no había nadie que se ofreciera a ayudarnos.

El rey de Faunbeux levantó la mano.

“… Los Muros de Centralle son gruesos y cuentan con una alta resistencia a la magia. No puedo pensar que puedas atravesarlos tan fácilmente. Además, con los ataques que enfrentamos todos los días, todavía tenemos que instalar mobiliario decente. ¿Dices que es posible atravesarlo? He enviado algunas manos para recopilar información yo mismo, pero ninguna de ellas ha regresado. Y dudo que digas algo como explotarlas desde adentro.”

Parece que tenía algo para él como rey. Tal vez porque el Séptimo lo había hecho sufrir tanto, parece que pensó que debía derribar la puerta desde adentro.

Pero esta vez iba a usar un asalto frontal.

“No, vamos desde el frente. Porque para eso nos hemos estado preparando”

Miré hacia la parte de atrás de la tienda. Y el interior de la tienda se hizo ruidoso.

“¿No podría ser que planeas meter eso?”
“P-Pero aun así …”
“No, es posible. Incluso si no puedes atravesarlo, será un punto de apoyo”

Dentro de esa carpa ruidosa, levanté ligeramente la mano. Una vez que las cosas se callaron, hablé.

“Mañana por la mañana, mi ejército lanzará su ataque. ¿alguien se opone? Si tiene una objeción, tendrá que proporcionar una alternativa”

Si tienen algo que decir, elaboren un plan mejor; eso fue suficiente para callarlos. En realidad, todas las fuerzas participantes deberían haber enviado personas y usuarios de Habilidades para infiltrarse en el otro lado. Pero ya que no habían obtenido ningún resultado, parece que todos dudaban.

Para superar la situación actual, mi opinión fue aceptada y la reunión llegó a su fin.

… May corrió por el cielo en su forma de Kirin.

Ella voló a través del espacio aéreo alrededor de Centralle …

“Ah ~ ¡qué irritante!”

La que la perseguía a toda velocidad era una Kirin negro. Con un cuerno de color rojo oscuro, silenciosamente persiguió a May.

Pero ella no había tomado un solo respiro. Como si fuera la muñeca de un niño, ese tipo de Kirin.

“¿Podrías darme un descanso?”

Esquivando a un lado, una línea de luz corrió hacia donde ella había estado. Frente al relámpago, May sintió un ligero entumecimiento.

(No se cansa, y puede soltar tantos rayos …)

Ambos bandos cubiertos de descarga eléctrica, intentaron perforar sus cuernos en la otra, dejando volar chispas cuando los cuernos chocaron.

Al mirar a los ojos de la Kirin enemiga, descubrió que eran rojos como la sangre. Y no había signos de vida.

“… ¿Puedes entender mis palabras?”

Mientras ella gritaba, la Kirin enemiga no mostró reacción. Pero cuando abrió la boca, sus grandes y siniestros colmillos colocados por todas partes en lugares absurdos hicieron que incluso May sintiera lástima.

Cada vez que intentaba realizar un reconocimiento en el interior de Centralle, la Kirin negra se interponía en su camino. La había encontrado varias veces, y siempre la tomaba así.

Pero no importa cuántas veces atravesó a la Kirin negra, o cuántos rayos cayó sobre ella, su enemigo reviviría en muy poco tiempo. Si May perdiera una extremidad, volvería a crecer, pero eso llevaría algún tiempo.

“Cuando veo a una de mi raza en ese estado, quiero salvarla, pero … no tengo tiempo en este momento. Así que tendrás que esperar la próxima vez”

Parando el absurdo poder de su enemiga, May envió a la Kirin negra hacia el suelo antes de huir del espacio aéreo de Centralle.

La Kirin, quizás encargada de proteger Centralle de los ataques aéreos, no la persiguió.

“… Realmente no podía hacer mi trabajo. Mis camaradas tampoco se están reuniendo. Hah, ¿cómo debería explicarle esto a Lyle?”

May, decepcionada, se volvió para mirar un poco más atrás. Desde allí, pudo ver a la Kirin negra mirándola …

… Mónica miraba las paredes de Centralle desde el techo de la fortaleza móvil.

Cuando las lentes de zoom en sus ojos rojos se movieron, pudo ver a los soldados aliados tratando de trepar por las paredes.

Era de noche. Parece que habían apuntado al negro de las nubes que cubrían la luna, pero los soldados en guardia sobre las murallas no se movían en absoluto.

Si bien los soldados infiltrados lo encontraron extraño, inmediatamente saltaron a la acción solo para colapsar en el acto.

En la oscuridad de la noche, un hombre pelirrojo con un abrigo de cola entró para acabar con los soldados. (NTE: solo como aclaración (no recuerdo si lo expliqué antes) el abrigo de cola es quizás mas parte de un traje (un conjunto, tipo esmoquin) y no un abrigo (prenda opcional, mas no parte del conjunto original) pueden ser los dos, pero considerando que es un mayordomo; y considerando los gustos de los antiguos, es posible que se refieran al traje de un mayordomo de la época victoriana con su abrigo (esmoquin, chaqueta, casaca, como se llame) con cola de golondrina, es decir con un acabado similar a este)

“… Había oído que el enemigo también tenía un autómata, pero mirándolo así …”

Mientras Mónica observaba sus movimientos, el autómata con abrigo de cola balanceó su mano derecha. En un instante, Mónica puso su mano izquierda frente a su cara.

Cogió la hoja del cuchillo en el espacio entre sus dedos, y poniendo fuerza en la punta de sus dedos, la rompió.

Cuando su mirada regresó a la cima de las murallas, su enemigo había desaparecido hace mucho tiempo.

“Lo había escuchado, pero ¿es un modelo de mayordomo? Simplemente tenía que ser de una línea de productos diferente, ¿verdad? … esto es un poco problemático”

Mientras decía eso, Mónica miró al suelo. Vio los fragmentos rotos del cuchillo y sacó algunas herramientas de entre el delantal y la falda para comenzar a limpiar.

“Para que nos opongamos unos a otros en un lugar así … ¿podría ser este otro giro del destino?”

Ella habló de alguna forma de destino. Pero Mónica era Mónica. Una autómata tan retorcida que un tornillo faltante en su cabeza no era suficiente para explicarlo.

“Sirvientas y mayordomos … quien es más digno de servir a nuestros amos, ¿por qué no resolvemos esto aquí y ahora?” (NTE: duelo a muerte con cuchillos :v)

No parecía que tuviera ningún rencor o destino particular que se presentara ante ella …

Antes del amanecer.

Llamé al general Blois, Baldoir y Maksim-san a la fortaleza móvil, transmití la información que había escuchado de May.

Al asimilarlo, Baldoir hizo una expresión conflictiva.

“Invocar a las bestias divinas fue lo que nos permitió mantener nuestra ventaja”

Maksim sintió lo mismo.

“Nos ayudaron con ese ejército de monstruos, pero parece que esta vez es imposible. Y pensé que nos ayudarían”

El general Blois miró a Maksim y suspiró.

“Deberías pensar que es una bendición que incluso hayan prestado su ayuda una vez. Somos los que se supone que debemos ganar aquí. ¿Qué tipo de deuda estás tratando de contraer con las bestias divinas? … Pero para decir lo contrario, no tendremos que reflexionar sobre los otros problemas”

Asentí.

May había dado la vuelta para llamar a sus compañeras Kirins y otras bestias divinas. Pero para hablar de los resultados, no pudo obtener su cooperación. La razón es que con tantos soldados reunidos en Bahnseim, las bajas por monstruos en otros lugares habían aumentado.

Además de eso, los Laberintos que originalmente habrían sido subyugados habían sido dejados a su cuidado.

Existía la posibilidad de que los Laberintos se volvieran locos. Pero las bestias divinas nos estaban cuidando.

“Parece que sus números disminuyeron considerablemente hace trescientos años. Bueno, si se mueven para cuidar los Laberintos y los monstruos, es como si nos estuvieran ayudando indirectamente a pesar de todo. Solo seamos agradecidos.”

Pero el general Blois se llevó una mano a la barbilla.

“Aun así, un Kirin negro, ¿verdad? Definitivamente escuché los rumores, pero si incluso es difícil ir de Kirin a Kirin, eso realmente da miedo. No será una broma si nos arroja un rayo desde arriba.”

La Kirin negro podría caer sobre nosotros desde arriba. Quería evitar eso.

“May y Marina se encargarán de eso por nosotros. Y parece que también se ha confirmado un autómata en el interior. Parece que Mónica se ocupará de eso, así que creo que se lo dejaré a ella. Honestamente, las autómatas conectadas a mí por línea se regeneran con mi maná, así que es un verdadero problema para mí”

Las Valquirias no podían regenerarse, pero Mónica sí. Ya lo habíamos confirmado. Incluso si no podía derrotar al autómata, quería que ella ganara tiempo mientras peleábamos con Celes.

Baldoir se encogió de hombros.

“Un modelo de mayordomo, ¿verdad? Realmente me pregunto por qué su rivalidad arde tanto. Cuando se trata de mayordomos, ellos son los únicos que se ocupan de las mansiones, ¿no? Son algo así como el superior de una sirvienta.”

Maksim-san parecía harto.

“No podemos tratar de entender el sentido común de esos autómatas y antiguos. Se comportan como si todo fuera normal, así que ¿no deberíamos aceptarlo como tal? ¿Pero realmente vamos a embestir eso con esto?”

Maksim-san miró al suelo mientras lo decía.

La fortaleza móvil. Originalmente se había preparado para este momento. La funcionalidad de su fortaleza y su taller fueron solo los excesos que Damien y los demás le añadieron.

El general Blois parecía intrigado.

“Si podemos solucionar nuestros problemas financieros con esto, estoy seguro de que la guerra cambiará. Aunque creo que tomará unos cientos de años antes de que pueda ponerse en práctica”

Consumo de piedra mágica. Además de eso, lo que usaba la fortaleza móvil era un metal raro. Su mantenimiento también llevaba tiempo y esfuerzo. Incluso cuando no se movía, necesitaba mantenimiento.

“… Definitivamente es efectivo en la guerra, pero no creo que lo vuelva a usar. Más importante aún, general Blois”

“Lo sé. Si hay algún ejército que muestre algún movimiento extraño, me ocuparé de ello. Aunque espero que no llegue a eso”

Estaríamos enviando solo unas pocas élites al palacio real de Centralle. El resto tendría el deber de asegurarse de que los soldados enemigos esparcidos por la ciudad no pudieran llegar al palacio. Al mismo tiempo, vigilarían para asegurarse de que no hubiera otros ejércitos con el objetivo de aprovechar nuestro trabajo.

“La pregunta es qué tan lejos podrá avanzar la fortaleza móvil. Al menos querré romper las murallas por todos los medios.”

Cuando el general Blois dijo eso, Baldoir, Maksim-san y yo asentimos. Allí, Vera entró en la habitación.

“Es la hora. Tu equipo está listo, ¿verdad?”

Cuatro hombres asintieron y Vera habló.

“Eso es bueno. El profesor Damien y el viejo Letarta también están listos. Y como parece que les preocupa si atravesará o no las paredes, lo diré … definitivamente lo llevaremos hasta el palacio, ¡así que asegúrense de hacer su propio trabajo correctamente!”

Al ver a Vera llena de confianza, pensé en cómo debe haber escuchado mis preocupaciones y me sentí avergonzado. Así es, le había dejado todo sobre la fortaleza a Vera.

“Así es, solo tenemos que hacer nuestro trabajo. Ahora bien, supongo que iré y subiré a Porter también.”

Cuando dije eso, Baldoir me miró.

“Lyle-sama, si tus sentimientos no van a cambiar, entonces no tengo nada más que decir. Pero la victoria es solo algo que se logra al sobrevivir a través de ella. Sacarse unos a otros es lo mismo que la derrota”

Sus ojos eran serios. Además, el general Blois y Maksim-san parecían tan abatidos.

“Bueno, si mueres aquí, todos los planes saldrán mal. Personalmente, realmente me gustaría evitar estados en guerra”

“Igual que aquí. Igual que aquí. Cuando finalmente he conseguido un nuevo señor, me gustaría vivir tranquilamente debajo de él”

Miré a los tres y sonreí.

“No sé cuándo rendirme, así que no deben preocuparse. Son los chicos malos los que cambian el mundo que conoces”

Vera se rió un poco para sí misma.

“Ahora vámonos.”

… La sala de mando de la fortaleza móvil.

En una habitación donde las ventanas las revestían redes de hierro, todos llevaban ropa gruesa. Vera se volvió hacia sus subordinados, los marineros y el capitán.

“Ahora aquí está nuestro gran trabajo. Vamos a dirigir esta cosa directamente en Centralle. ¿Cómo está la condición del motor de movimiento?”

Un marinero lo confirmó y respondió en voz alta.

“Condición óptima. Si no comenzamos a movernos pronto, el calor lo va a derretir, o eso es lo que han comenzado a quejarse”

Vera asintió con la cabeza.

“Todos están usando sus cinturones de seguridad, ¿verdad?”

El capitán asintió.

“Milady, cuando estés dando órdenes, asegúrate de no morderte la lengua. Será un viaje lleno de baches”

Cinturones y pasamanos para el impacto fue algo que propusieron Mónica y las autómatas, mientras Damien y Letarta lo implementaron. La fortaleza móvil que se hizo con una premisa tan absurda como el asalto había sido redactada desde el primer día para cumplir su función.

Vera respiró hondo.

“… ¡Bien! ¡A la carga! ¡Vuelen esos muros de Centralle!”

“¡Ya la oyeron, hombres! ¡Bajen la guardia porque estamos en tierra, y no les irá bien! ¡Muéstrenles de que están hechos los hombres del mar!”

Las voces de los hombres resonaron a través de la habitación cuando la fortaleza móvil dio una gran sacudida. Las estacas que la sujetaban al suelo fueron retiradas y comenzó a moverse.

Damien, que estaba sentado en una silla con el cinturón de seguridad se quitó sus lentes y se los entregó a una autómata cercana.

“Según los cálculos, debería ser capaz de abrirse paso”

Sentados a su lado, los ojos del viejo Letarta brillaban.

“Lo usaremos para destruir las murallas y atravesarlas. Cuando lo escuché por primera vez, pensé que era idiota, pero cuando realmente me metí en esto, fue genial”

Tanto Damien como Letarta se estaban divirtiendo de verdad. El paisaje exterior gradualmente comenzó a ganar velocidad en su flujo, lo que indica la aceleración de la fortaleza.

La gran voz de Vera sonó.

“¡Dense prisa con los preparativos del pile búnker!” (NTE: no estoy seguro que pile bunker tenga traducción adecuada por lo que decidí dejarlo así. Para quien no lo sepa, el pile bunker es un arma que consiste en una gran masa de metal (generalmente de forma cilíndrica con terminación cónica) que es impulsada por un pistón u otro medio para causar daño, básicamente es un ariete mecánico)

Allí, la torre de la chimenea de la fortaleza móvil se cayó. El tubo grande que caía en horizontal y alineado hacia arriba y hacia abajo había cilindros más pequeños que el central.

“¡Fuego concentrado del enemigo!”

Por los movimientos de la fortaleza, el fuego mágico se concentró en ella. La fortaleza se sacudió. Si bien tenía el mínimo escudo mágico necesario, los impactos todavía debilitaron su impulso hacia adelante.

“¡Sabíamos que eso sucedería desde el principio! ¡Vuelvan a ello!”

El cañón de la fortaleza lanzó fuego directamente a las paredes. La distancia había disminuido, y tras romper los escudos enemigos, los proyectiles de cañón golpearon las murallas una tras otra. Pero, aunque pudieron extender las grietas, nunca pudieron romperla.

“¡Vamos a chocar!”

Ante la voz del marinero, todos se prepararon. Este impacto había sido la premisa, y había una serie de artilugios para prepararlos para el choque, pero no es como si todo el impacto fuera absorbido. Cuando se produjo un intenso temblor, Vera gritó.

“¡Enciende los cañones!”

El capitán gritó: “¡Dense prisa y enciéndanlos!” mientras uno de los marineros agarraba una palanca y retiraba el cierre de seguridad para evitar su uso. Luego, con todo su poder, bajó la palanca.

El stock de cañones cargados en la parte trasera de la fortaleza voló sus tapas y respiró fuego. Su impulso fue temible, y junto a una luz pálida, el paisaje circundante comenzó a deformarse con el calor. En la parte delantera de la fortaleza había una gran placa de acero en forma de cuña, que se comía la muralla de la ciudad. A partir de ahí, las grietas comenzaron a crecer gradualmente.

Vera agarró la barandilla, sonriendo mientras observaba la escena ante sus ojos.

“Hemos lanzado un ataque. ¡Todo lo que queda … es romper a través de ellos!”

A la orden de los marineros, los cilindros que alineaban la gran chimenea dispararon estacas. Una vez que se fijaron en las murallas, la fortaleza móvil tembló.

“¡Retiren las herramientas que lo aseguran en su lugar! ¡Prepárense para el impacto! ¡No bajen la guardia, aunque estemos dentro! ¡Cúbranse los oídos y abran la boca!”

Ante la voz del capitán, Vera se tapó los oídos y abrió la boca. En ese momento, una gran explosión sonó desde el cilindro grande, y desde allí se disparó una estaca.

Esa estaca especial atravesó la pared hacia la ciudad de Centralle, mientras que el cilindro mismo fue disparado hacia atrás.

(Mis oídos … nunca volveré a usar uno de esos)

Se hizo un gran agujero en la pared, y desde allí comenzó a desmoronarse. Y con la fortaleza que continuaba acelerando por las llamas que salían de su parte trasera …

“¡Mándalo a volar de inmediato!”

Cuando Vera gritó, la fortaleza móvil destruyó las murallas de Centralle y se infiltró.

Con las grietas hechas por los cañones, forzándose a través de ello, junto con una explosión instantánea de poder, la fortaleza había llegado a Centralle.

Los soldados de Centralle que habían presenciado tal espectáculo no mostraron signos de pánico. Tampoco estaban estupefactos. Pero en un intento de hacer algo, trataron de atacar el trozo de hierro, solo para ser pisoteados.

“¿Por dónde está el palacio?”

El capitán habló con Vera.

“Nos hemos desviado de nuestra dirección. Por ahora, tenemos que llevarlos a algún lugar cercano …”

“¡Haz lo que puedas para estrellar esta cosa en el palacio! ¡Si no lo hacemos, nuestra fuerza nos desanimará mucho!”

Los marineros que controlaban la acelerada fortaleza móvil giraron el timón para regular su dirección. Tomando una gran curva, su masa se abrió paso a través del paisaje de la ciudad de Centralle a medida que avanzaba.

La ventana de la sala de control fue golpeada por los escombros de construcción y telas e incluso animales de peluche abandonados, lo que dificultaba ver hacia adelante.

Pero arrasando el suelo debajo de él, la fortaleza continuó su carga directamente hacia el palacio real. Varios de sus neumáticos volaron, y su impulso disminuyó por segundos. Los cañones cayeron, y la armadura se despojó, irregular a medida que avanzaba, se dirigió al palacio.

Damien habló.

“¿Crees que aguantará hasta el final?”

El viejo Letarta se echó a reír.

“¡Aguantará! Quiero decir, yo fui quien lo hizo, ¡y estos tipos son los que lo están moviendo!”

Dentro de la fortaleza, sintiendo los temblores siniestros y el piso doblándose debajo de ella, Vera miró al frente. Mientras su base crujía, continuó su avance.

Detrás, los Porters a gran escala llevaban soldados y los seguían.

“Está justo en frente de nosotros! ¡Milady, lo hemos logrado!”

Cuando el capitán gritó, Vera ordenó a todos que se prepararan para el impacto. Y en su interior.

(¡Te traje correctamente, Lyle!)

La fortaleza golpeó el muro exterior del palacio y se detuvo …

Dentro de la bandeja de carga de Porter.

Con mi cuerpo abrochado, confirme que Vera había chocado la fortaleza móvil con el palacio como se había prometido. Agarrando la joya, hablé con Clara.

“Clara, ataque”

Clara respondió desde la cabina de Porter.

“Sí, volare la cubierta”

La cubierta de metal estaba cubierta de escombros y basura. Porter levantó su porción delantera y usó sus brazos para sacudirse todo.

Miré el paisaje exterior. Todo lo que Clara podía ver era compartido por todos los que viajaban en la bandeja de carga.

Ludmilla parecía consciente de sus labios.

“No parece que hayamos sobrevivido a eso. Pero los resultados son algo de lo que no me puedo quejar”

Cubriéndose la boca con ambas manos, Shannon estaba haciendo una cara pálida. Elza sentada a su lado envió una voz preocupada.

“Me siento enferma. Y ya estoy en mi límite. No puedo seguir”

“S-Shannon, todavía no hemos hecho nada”

Mirando la escena circundante, Clara manipuló a Porter. En el pecho de Porter, donde estaría su corazón, había un dispositivo que utilizaba una valiosa piedra preciosa imbuida de maná. Clara quien podía controlarlo era realmente nuestra gracia salvadora.

Cuando Porter aceleró violentamente, dio un gran salto desde la fortaleza hacia el interior del palacio.

“Lyle-san, los caballeros han salido. Parece que hay algunos monstruos entre ellos.”

Al observar el paisaje que Clara vio, emití órdenes.

“Mándalos a volar”

El veloz Porter extendió ambos brazos para apartar a los caballeros y los monstruos que antes fueron humanos. Visualicé el mapa del palacio y busqué la señal de Celes.

Miranda murmuró el lugar.

“… La cámara de audiencia. ¿Puede este niño incluso subir escaleras?”

Allí, Mónica habló con una sonrisa intrépida.

“Hmph, no hay nada imposible para Porter, la cristalización del amor de la gallina babosa y mío. ¡El poder del peridoto que tomé … recibí de él está rugiendo!”

Ciertamente fue como ella dijo. Esparciendo a los enemigos delante de nosotros, Porter subió con fuerza las escaleras en un camino recto hacia la sala del trono.

“Cuando no pude encontrarlos, no importa cuánto busqué … ¿para qué los usaste esta vez?”

Mónica entró en pánico.

“Detente justo ahí. No fui yo. Esos defectos degradados, las Unidades Numero Uno, Dos y Tres dijeron que las Piedras Mágicas no producirían suficiente energía, ¡así que era lo mejor!”

Parece que las Valquirias habían robado lo que quedaba de mi valioso mineral mágico. Mientras pensaba en cómo las regañaría más tarde, Mónica se desabrochó el cinturón de seguridad.

Con una cara seria.

“… Parece que mi oponente ha llegado”

Justo después, Clara cruzó los brazos de Porter para tomar una postura defensiva. Cuando un impacto atravesó el golem, un autómata con un abrigo apareció ante nuestros ojos.

“Prefiero que te abstengas de seguir adelante. Ir más allá en ese dispositivo de desechos raspados que no puedo discernir si es un vehículo blindado o arma móvil es una gran descortesía”

Con una cara seria, Mónica saltó de la bandeja de carga y se paró frente al autómata. Con hermosa postura, le hizo una reverencia a su enemigo.

“Es ridículo que un maldito pedazo de chatarra que no puede entender la amabilidad de este diseño burdo hable de descortesía. ¿Eres un autómata modelo mayordomo? Una vez es suficiente, siempre quise darle una paliza a uno de ustedes”

Mónica metió la mano entre la falda y el delantal, sacando un gran martillo y un dispositivo con un taladro desde dentro.

Su enemigo hizo una reverencia llena de etiqueta.

“Siempre odié las falsificaciones de ese país que nunca podrían hacer más que imitar. Muy bien. Te desecharé aquí y te mostraré nuestra diferencia en especificaciones y clase.”

Saqué la cabeza del techo de la bandeja de carga.

“¡Mónica!”

“… Sigan. Estoy segura de que mis hermanas se encontrarán conmigo más tarde, así que adelante y déjenme esto a mí … ¿Qué? ¡Quién hubiera pensado que podría decir una de las líneas que siempre quise decir aquí!”

Ah, entonces ella era la misma Mónica después de todo.

“… Será mejor que vengas más tarde”

Mirándose hacia mí, Mónica sonrió.

“Sí, definitivamente te seguiré más tarde. Pues mi posición predeterminada es al lado de una gallina babosa”

Diciendo eso, se giró para enfrentar al autómata enemigo.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

2 comentarios

  1. ……
    Buahhhh en serio han usado a Porter para estamparlo contra el muro de la ciudad. A que antepasado se le ha podido ocurrir eso? O puede que fuera Lyle. Pelea épica mas alla de la de Celes se viene.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s