Arifureta — Capítulo 203


Ex:… ¿Por que son así? ¿Por que si ven que los dos capítulos anteriores fueron claramente algo raro y que no iba ahí no dijeron nada? ¿Por que? Me confundí y sin darme cuenta puse los de diez capítulos por delante, por suerte al subir este sentí algo raro y revise, ya están corregidos así que lean los dos últimos otra vez para entender que esta pasando… Hah, esas cosas díganmelas que como humano me puedo equivocar.

Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


After Story: Compilación de Lord Abyssgate del Mundo

El Comienzo de la Tragedia 1

Parte 1

Ese día, una investigadora de la sección de contramedidas de drogas peligrosas de la agencia de seguridad, Vanessa Paradis, estaba de mal humor. Por lo general, era alguien con expresiones limitadas, pero en este momento cualquiera que la viera caminando por los pasillos entendería de inmediato que su expresión era hosca.

“Parece que estás de muy mal humor eh, Paradis”.

Cuando Vanessa volteó su mirada hacia la voz que repentinamente se dirigió a ella, vio a un hombre con una perilla de unos cuarenta años, cubierto de una atmósfera aguda.

“Hughes-san. No, no realmente, no estoy de mal humor…”

“No mientas. Llevaste a cabo una investigación secreta durante medio año, y justo cuando llegaba el momento, te sacaron del equipo. No se puede evitar si incluso te pones de mal humor. Si fuera yo, entonces no hay duda de que estaría de mal humor”.

“Eso… es”.

Vanessa tartamudeó, sintiéndose perdida por lo que debía decir, sus ojos vagaron.

Davy Hughes. Era un investigador sénior en la sección de contramedidas de drogas peligrosas de la misma agencia de seguridad que Vanessa, un sénior veterano que pronto alcanzaría su vigésimo año en esta carrera. También era un excéntrico que estaba obsesionado con su puesto actual en la medida en que rechazó los asensos, independientemente de sus numerosos logros.

“Bueno, el que te sacó fui yo sin embargo”.

“…”

Al escuchar a Hughes exponer su propio acto sin verse lo más mínimo arrepentido, Vanessa se quedó verdaderamente sin palabras esta vez. Ella también lo veía fijamente al mismo tiempo.

Hughes hizo una sonrisa irónica a la Vanessa en tal estado. Instó a Vanessa a continuar su camino hacia la oficina de la jefa de la agencia que era su destino antes de comenzar su explicación mientras caminaba a su lado.

“No me veas así. Mi equipo te necesita ahora mismo. Conseguí que el líder del escuadrón Ahmed te reasignara a mí mientras soportaba una tormenta de sarcasmo de él solo para que sepas”.

“… Si no recuerdo mal, Hughes-san se convirtió en el líder del equipo de investigación del Caso Berserk, ¿verdad? No deberían haber pasado ni dos días desde la formación del equipo… pero, ¿hay algún avance ya?”

“Si. La situación es confusa en varios aspectos. Desde el principio, este caso fue algo poco realista, por lo que también se puede decir que no se puede evitar. Hubo un informe desde el origen mismo. Es probable que usen el programa de protección, pero… el objetivo de protección es una chica que todavía tiene 16 años”.

“Ya veo. Entonces, es necesario un agente del mismo género”.

“Correcto. Dejaré que la jefa te cuente los detalles. También voy allí ahora. Lamento haberte pedido algo irracionales, pero no hay una agente más fuerte que Paradis para protección. Cuento contigo”.

“Si Hughes-san me está evaluando tan alto; entonces tampoco voy a hacer un berrinche. Por favor cuídame”.

Hughes se rio entre dientes de las palabras de Vanessa mientras respondía, “Cuídame también”. Independientemente de lo veterano que fuera, no estaba poniendo aires contra Vanessa, que aún no se había graduado del puesto de novata. Quizás esta también fue una de las razones por las que pudo dejar atrás sus numerosos logros. Para un investigador sénior liderando un equipo, era importante cómo trataba a sus subordinados.

El estado de ánimo de Vanessa que caía al fondo unos momentos antes subió repentinamente con un sonido, “¡Gyuin!”, al escuchar las palabras que la evaluaban altamente de un respetado investigador veterano. Inesperadamente, esta Vanessa fue fácil de manejar.


Aunque la expresión de Vanessa no cambió en absoluto al recibir el destello afilado de los ojos de la jefa de la agencia de seguridad nacional, Sharon Magdanese, dentro de su corazón estaba saboreando un nerviosismo como si la obligaran a caminar por la cuerda floja.

La Jefa Magdanese era una mujer con una edad que parecía tener unos sesenta años, pero le habían confiado el puesto de jefa de la agencia de seguridad nacional mucho antes de que Vanessa entrara a esta. Su presión y aura dominante que llevaba a quienes la enfrentaron a una prueba de nerviosismo no pareció debilitarse a lo largo de su edad, sino que se pulió aún más.

“Agente Paradis ese es el estado actual del Caso Berserk. ¿Entiendes, no?”

“Sí”.

No fue un, “¿Entiendes?”, era como si le estuviera diciendo, “Entiendes, ¿no es así?, ¿no es así? No te dejaré decir que no lo haces”, Vanessa respondió, “Sí”, mientras pensaba que, si respondía de otra manera, entonces podría ser despedida.

Al escuchar su respuesta, la Jefa Magdanese asintió con una sola palabra, “Bien”, de forma natural; entonces su vista se dirigió a Hughes.

“Agente Sénior Hughes”.

“Señora”.

“Reconoceré la aplicación del programa de protección para Emily Grant y sus familiares, así como a las personas relacionadas con el desarrollo del {H3-α4} encabezado por el profesor Reginald Down. Sin embargo, haga de Emily Grant el objetivo de protección prioritario. Entiende, ¿no es así?”

“Recibido. ¿Vamos a ir allí de inmediato? Si es posible, quiero tener una sesión informativa de antemano con mi equipo primero”.

“… No me importa. Sería llamativo si varios agentes de la agencia de seguridad fueran mientras el sol aún está arriba. Hágalo tarde en la noche. Le avisaré más tarde sobre la hora. Si Kimberly se encuentra entre los guardaespaldas actuales, entonces no creo que haya ningún problema, pero por si acaso, coloque a algunos de nuestros hombres entre la seguridad y los conserjes de la universidad”.

“Entendido”.

No había preocupación de ninguna complicación con la respuesta atenta de Hughes. Mientras Vanessa permanecía callada, la Jefa Magdanese y Hughes hicieron dos, tres intercambios más, y al final, la Jefa Magdanese dijo, “¿Hay alguna pregunta?”.

Vanessa, que notó que la mirada estaba dirigida a ella, asintió.

“Jefa, en el caso de que nos encontremos con alguien que tomase ese {H3-α4} y se convirtiera en el alias, Berserk, ¿cuál sería el método para tratarlo y el orden de prioridad?”

“Silenciar al objetivo. No cuestionaré el método”.

Fue una respuesta inmediata. Vanessa, quien hizo la pregunta, estuvo perdida espontáneamente por las palabras. El que la jefa le dijera que silenciara al objetivo sin cuestionar el método significaba que “estaba bien matar”.

“… ¿Hay algún método para salvar a las personas afectadas por la droga――?”

“Agente Paradis”.

“-, Si”.

“De acuerdo a la Doctora Emily Grant, actualmente no existe un medicamento que pueda devolver a las personas convertidas por {Berserk} a la normalidad. No es que no entienda sus sentimientos de querer detener a las víctimas con la esperanza de que algún día se desarrolle una cura. Sin embargo, ese es el papel de la sección de ejecución, al menos, ese no es su trabajo. No te dejaré decir que no entiendes, ¿sabes?”

“Por supuesto, Jefa. Mis disculpas”.

Vanessa bajó ligeramente la cabeza mientras sentía que Hughes sonreía irónicamente a su lado antes de hacer una pregunta más.

“Justo ahora, hubo una explicación de que el culpable de filtrar los datos del medicamento no está claro, pero ¿cuánto del progreso del análisis sobre eso está disponible actualmente?”

“Veamos. Analista Parker, explique”.

“Sí, Jefa”.

En respuesta a la pregunta de Vanessa, la Jefa Magdanese se dirigió al hombre que estaba a su lado y que parecía que todavía tenía veintitantos años. El joven delgado usaba anteojos y parecía tímido, también por alguna razón, sus cejas formaban constantemente ‘八’ pareciendo preocupado, lo que aumento aún más su tímida impresión.

El analista Allen Parker, quien se convirtió en el subordinado directo de la jefa después de que su excelencia fuera altamente evaluada hace unos tres años, operó la laptop en su mano mientras comenzaba a explicar.

“Para informar, primero que nada, actualmente todavía no hemos obtenido información en la medida en que podamos analizar. Después de todo, solo han pasado dos días desde el Caso Berserk, y la notificación de la universidad solo llegó hace varias horas, así que… En la actualidad, en lugar de un análisis, piense en ello como una conjetura”.

Allen confirmó que Vanessa y Hughes asintieron con la cabeza y proyectó el contenido de la laptop en una gran pantalla. Allí, se proyectaron los perfiles de Emily, el Profesor Down, Hendricks y los demás que se obtuvieron de quién sabe dónde, junto con sus fotos.

A partir de ahí, hubo una breve explicación de los antecedentes de Emily y compañía, y se informó entonces que el {H3-α4}, apodado {Berserk} (fue llamado así por los nombres de los medios tras el el incidente del Caso Berserk), se mantuvo en secreto hasta el incidente.

“Basado la situación actual, parece que la mayor posibilidad es que alguien del equipo del Laboratorio Down haya filtrado los datos. El motivo es desconocido. Rencor, ansias de fama, deseos destructivos, desahogo de estrés, o posiblemente… ¿jugar, tal vez?”

Allen dijo algo así mientras guiñaba, tal vez con una intención bromista. La mirada intensamente fría de Vanessa lo atravesó. Desde atrás, la mirada de tundra de la Jefa Magdanese lo apuñaló. Fue solo Hughes quien dirigió a Allen una cara de alabanza que decía, 「Tú, eres un héroe」, como si hubiera cambiado su evaluación de Allen.

“Hn, hn, cough-. E, ee, la próxima posibilidad, es el caso donde personas externas, o tal vez una organización estuvo involucrada en esto. Aquellos con la alta posibilidad de poder saber acerca de la existencia de {Berserk}, aunque solo sea un fragmento, los incluimos a ellos y a las personas relacionadas con ellos, por ejemplo, amigos, familiares, personal del laboratorio, la tienda a la que van, la sociedad científica, lugares de trabajo a tiempo parcial, etc~, a la lista. Y luego eliminamos las posibilidades poco probables mediante investigación. Después agregamos varias condiciones, como quién no podría obtener los datos sin que nadie lo supiera, y produjimos una lista aproximada como esta de los sospechosos.

Los datos mostrándose cambiaron entre aproximadamente diez empresas, personas, organizaciones, etc. La muestra de cada sospechoso también fue acompañada con sus respectivos posibles motivos y también la conjetura del método de robo.

Vanessa llegó a una realización. Ciertamente, esta persona estaba al nivel que era digno de trabajar directamente al lado de la Jefa Magdanese. La persona misma dijo cosas como, “No está en el nivel de un análisis” o “Hay muy poco tiempo”, pero un analista promedio seguramente no podría formar una conjetura lógica en este grado.

“… Ya veo. Muchas gracias por la explicación fácil de entender, Analista Parker”.

“Jajaja. Lo dije antes, que no está en el nivel de un análisis ni nada. Por favor, no tengan ideas extrañas preconcebidas, ¿de acuerdo? Pero, si me das las gracias, entonces por cualquier medio, no sean tan formales y llámenme Allen――”

“Hughes-san. Viendo esto, incluso si se les aplica el programa de protección, no hay forma de que podamos dejarlos juntos, ¿no es así?”

“… Sí, tiene razón. Existe suficientes posibilidades de que sea un trabajo interno y es impensable que el culpable esté cuerdo al ver que libero {Berserk} en el medio de la ciudad. Por lo menos, la Doctora Grant debe ponerse separada de los demás. Pero en ese caso, me preocupa que el estado mental de la chica se vea cada vez más cargado. Paradis, realmente cuento contigo aquí”.

“Déjemelo a mí”.

La cara del analista Allen temblaba por ser ignorado como si nada hubiera pasado. Hughes lo vio de soslayo pensando, 「Qué tipo…」, y como era de esperar con unos ojos como si estuviera viendo a un héroe. La Jefa de Magdanese se cubría los ojos.

La Jefa Magdanese vio a Allen a un lado; luego preguntó si Hughes o Vanessa tenían alguna otra pregunta, a lo que ambos sacudieron la cabeza, y les ordenó que se fueran. Después de inclinar ligeramente sus cabezas, los dos salieron de la oficina; la Jefa Magdanese les miro antes de volver sus ojos hacia Allen, que claramente se sentía deprimido.

Allen”.

“Haa, ¿por qué no tengo suerte con las mujeres de esta forma?, ¿solo que no es bueno de mí? Creo que mi cara no es tan mala, y siempre estoy prestando atención a ser humorística y amigable, aun así, jefa, ¿está bien que me concentre en analizar el método para ser un poco más popular entre las mujeres?”

“… Está bien. Ni siquiera necesitas venir más mañana”.

“¿¡Eh!? ¿¡Por qué de repente está hablando de despedirme!?”

Como pensé, tal vez estoy equivocada con la selección de personal, la Jefa Magdanese recordó lo que había estado pensando todo este tiempo desde hace tres años, al tiempo que restringía su sentimiento de querer llenar a Allen, que estaba objetando con vehemencia, “De ninguna manera… Jefa. Si me quita mi trabajo, ¿cómo voy a ser popular?”, con balas. Luego dio su orden.

“Deja de bromear. Lo entiendes, ¿no?”

“No, no estoy bromeando… no, nada en absoluto. Lo entiendo totalmente”.

Cuando Allen estaba a punto de objetar, fue atravesado por el serio destello de la Jefa Magdanese que lo hizo saludar tensamente en pánico. La Jefa Magdanese suspiró al ver a Allen ser así.

Ex: Allen me cae bien.

Parte 2

Una atmósfera pesada flotaba dentro de una habitación del edificio de investigación de la Universidad Percival. Emily veía hacia abajo con una cara pálida mientras le temblaban los ojos, el Profesor Down sostenía la mano de la niña con fuerza y ​​amable consideración, y en el lado opuesto estaba Lizzie, que acariciaba la cabeza de Emily.

En este lugar, en este momento, además de Hendricks, Dennis y Rod, también estaban los miembros restantes del Laboratorio Down cuyos nombres eran Jessica Cubit, Sam Redman y Milo Yenny.

Jessica era una estudiante con una actitud relativamente despreocupada que recientemente vertió su energía en la moda en lugar de la investigación, pero su atmósfera normalmente ligera ahora se calmó, y su expresión parecía sombría.

Incluso Sam, a quien Dennis y Rod le decían a menudo, “Eres absolutamente más apto para ser un artista marcial que investigador”, con su cuerpo musculoso que media más de 190 cm, y también Milo, que era negro y vino de 『Estados Unidos』 como estudiante transferido, normalmente eran jóvenes con atmósferas brillantes, pero ahora sus expresiones estaban graves. (Ex: No es por decir nada, pero mi hermano dice que los primeros en morir en películas de zombis o de terror son los negros, solo quiero mencionar el dato)

Dentro de ese aire pesado que los atrapaba en un pantano, una voz ligera que no podía leer el estado de ánimo, o tal vez se atrevió a ignorarlo por completo, resonaba.

“Bueno, así es como es. Señorita, solo concéntrate en la investigación del antídoto sola sin preocuparte por nada. Puedes esperar una instalación perfecta y segura allí”.

El dueño de la voz era un investigador de la sección de contramedidas de drogas peligrosas de la agencia de seguridad nacional, Kimberly Warren.

Por la tarde, Hughes y él llegaron después de recibir el informe del Profesor Down e interrogaron a todos sobre la situación. Después de eso, Kimberly permaneció aquí para proteger a Emily y compañía mientras Hughes terminó su informe y preparación para liderar un equipo aquí.

Y luego, mientras Kimberly hizo arreglos con los agentes encubiertos enviados y esperó la decisión del plan concreto de aquí en adelante, finalmente llegó una comunicación de Hughes en este momento.

Según la comunicación, se aprobó la toma del programa de protección, y el equipo esperaría hasta altas horas de la noche antes de venir a recogerlos. Con respecto al programa de protección, en consideración de la posibilidad de que hubiera alguien en el Laboratorio Down que buscara la investigación de Emily, Emily estaría protegida en otro lugar que tuviera un entorno que pudiese usarse para la investigación, donde se le pediría que se esforzara por investigar un antídoto. La comunicación también mencionó que hasta que se complete el antídoto, por no mencionar a los miembros del Laboratorio Down; incluso sus padres no podrían encontrarla.

“Agente Warren. ¿Es posible que solo una persona, ya sea alguien entre los estudiantes o yo, acompañe a Emily?”

El Profesor Down argumento con vehemencia con Kimberly, quien parecía no tener en cuenta el estado de Emily. Sin embargo, Kimberly hacía una expresión como si se enfrentara a un niño irracional mientras soltaba un, “¿Haa?”, y rechazó la solicitud.

“Estoy preocupado si dices una pregunta estúpida como esa, profesor. En esta situación donde el culpable no está claro, en la que inclusive todos ustedes están incluidos entre los sospechosos, debería entenderlo, ¿verdad? No hay forma de que la señorita, la doctora pueda quedarse junto a usted”.

“Entonces, al menos, sus padres pueden――”

“Por favor, ahórreme sus suplicas. Esta es la decisión de arriba; no es algo sobre lo que pueda hacer nada”.

Kimberly frunció el ceño al sentir que era realmente problemático y vio hacia otro lado mientras cortaba las palabras del Profesor Down.

“Por qué-. ¡Los padres de Emily no están relacionados con esto! Entonces――”

“Maestro, está bien. ¡Estaré bien! ¡Terminaré de inmediato si solo se trata de hacer algo como el antídoto!”

Emily detuvo al Profesor Down, que se puso de pie con una cara amenazante que parecía agarraría el cuello de Kimberly. Emily hinchó el pecho mientras se reía, “Fufufu”, para mostrar que estaba bien tal como dijo, pero viéndola desde el punto de vista de los miembros del Laboratorio Down que la habían acompañado como familia hasta ahora, era obvio que se estaba forzando a sí misma.

El tiempo solitario de cuando Emily se inscribió por primera vez a la universidad se convirtió en un pequeño trauma para ella. Esa pequeña chica en un ambiente donde no solo no tenía ningún conocido, por el contrario, todos a su alrededor eran mucho mayores que ella, solo la acorralaría.

Por eso, si le dijeran en este tipo de situación urgente que, se separaría no solo de su padre sustituto y sus hermanos mayores sustitutos, sino que tampoco sería capaz de contactar a sus padres, incluso si entendiera que fue solo por un tiempo limitado hasta que logró hacer el antídoto, no pudo evitar sentir gran tensión en su corazón.

“Bueno, no importa cuánto protestes, la decisión se mantendrá. Simplemente resígnate y haz el antídoto de inmediato. Eres una genio, ¿verdad? Entonces podrás volver a verlos en poco tiempo”.

“Alguien como tú es… La persona que estaba contigo antes, Hughes-san, ¿no?, ¿no crees que deberías aprender un poco de tu superior?”

El Profesor Down sacudió la cabeza mientras suspiraba al escuchar el comentario descuidado de Kimberly que irresponsablemente se burló del valiente faroleo de Emily. Kimberly sonrió ampliamente con diversión ante eso y solo se encogió de hombros ante la feroz mirada del profesor.

Sin embargo, como era de esperar, cuando no solo lo veía el Profesor Down, sino también Hendricks y el resto, pareció sentirse incómodo y levantó ambas manos como si se estuviera rindiéndose antes de salir de la habitación de inmediato.

“Quizás la calidad de los investigadores de las organizaciones gubernamentales realmente ha estado disminuyendo estos días”.

El Profesor Down susurró mientras suspiraba.

“Pero maestro. ¿No Hughes-san que vino con esa persona no parecía alguien sincero? Dijo que también me asignaría una agente femenina”.

“Pero, aun así, Emily. El agente Warren lo dijo, ¿no? Es ‘la decisión de arriba’. El que decidió que Emily este sola es ese agente Hughes. O tal vez, una persona aún más por encima, ¿sabes?”

“Eso…”

La expresión de Emily, que antes faroleó diciendo, “¡Está bien!”, se nubló ligeramente de ansiedad por las palabras del Profesor Down.

Incluso Hendricks, Lizzie y los demás también hacían expresiones oscuras. En medio de ellos, el Profesor Down cerró los ojos preocupado antes de mover su mirada hacia Emily con una expresión determinada.

“Emily. Tengo una realmente mala premonición. No importa cómo lo piense, es extraño que estén tratando de separarte incluso de tus padres. Por casualidad, tal vez la agencia de seguridad tenga algún otro objetivo, algo más que simplemente proteger a Emily para que cree el antídoto”.

“Maestro… Pero, ya les hemos informado…”

Finalmente, la expresión jactanciosa de Emily desapareció y mostró un rostro en el que la ansiedad se mezclaba con el desconcierto. El Profesor Down habló más.

“No podemos simplemente negar eso. Aun así, si todavía intentan llevarse a Emily sola incluso tras eso, ello será prueba suficiente de que no tienen buenos pensamientos en su mente.

El Profesor Down entonces detuvo sus palabras, se cruzó de brazos y cerró los ojos. Después de quedarse en silencio por un momento, abrió la boca lentamente.

“… Emily, tengo un conocido que tiene un centro de investigación”.

“¿Centro de investigación?”

“Si. También tiene una alta posición social e igualmente es confiable. Debería poder darnos refugio mientras nos presta su centro de investigación hasta que terminemos de fabricar el antídoto. ¿Qué piensas? Aunque como era de esperar, es imposible que todos vayan, pero si es allí, es posible que tus padres y yo vayamos. Además, también podrás contactar a Hendricks y los demás. Es por eso que, antes de que nos separemos el uno del otro y termines siendo aislada, ¿no vas a evacuar allí por el momento?”

Emily vio al Profesor Down sin moverse después de que hizo una propuesta inesperada con una expresión seria. Hendricks y compañía también dirigían miradas sorprendidas al Profesor Down.

“Sé que es extraño que venga de mi quien sugirió informar a la agencia de seguridad. Pero parece que no se puede confiar en el gobierno en absoluto. De ninguna manera puedo confiar a Emily, que ya es como mi importante hija, a ese tipo de lugar. Por no hablar de cómo estarás solo allí…”

“Maestro…”

La mirada de Emily vagó por la duda. Podría estar junto con todos, ese plan sonó muy bien en sus oídos, era una propuesta tentadora para ella… sin embargo, era impensable que la agencia de seguridad los pasara por alto en esta situación anormal en la que una droga podría cambiar a un humano en un Berserker, y era urgente desarrollar su antídoto. Es más, fueron ellos mismos quienes lo reportaron.

Naturalmente, existía la posibilidad de que causara muchos problemas al Profesor Down, quien dijo que la protegería, y también a su conocido, que sería el que realmente la protegería. Quizás los estatus sociales y prestigio de ambos podrían ser destruidos por ello.

Sin embargo, el Profesor Down, que parecía adivinar lo que Emily estaba pensando, agarró con fuerza la temblorosa mano de Emily, y luego le dirigió una mirada gentil como cuando se acercó a ella por primera vez.

“Emily, no necesitas preocuparte innecesariamente. Eres una investigadora de primer nivel, pero al mismo tiempo, también eres una niña de dieciséis años. Es un error para una buena niña como tú el cargar con todo en este tipo de emergencia. Por eso está bien que dependas de los demás. No, más bien, te ruego como alguien que es como una familia para ti. Por favor, quiero que dependas de mí”.

Emily miró hacia abajo para ocultar su expresión. No fue porque dudara, sino porque si no veía hacia abajo, entonces su creciente emoción se convertiría en lágrimas.

“Emily, dependamos de la amabilidad del maestro aquí. Incluso nosotros tampoco somos capaces de dejar que Emily esté sola en esta situación actual”.

“Así es… Si es Emily, entonces seguramente podrás hacer el antídoto de inmediato. Por eso, estemos de acuerdo con la propuesta del profesor, ¿vale?”

Comenzando con Hendricks y Lizzie, los otros miembros también levantaron voces de acuerdo a la propuesta del Profesor Down.

Casa uno de ellos estaba preocupado por Emily sin excepción; se estaban devanando los sesos para buscar el mejor futuro posible para Emily.

Ella fue realmente bendecida. Emily pensaba eso desde el fondo de su corazón mientras respiraba profundamente, luego asintió mientras veía con firmeza al Profesor Down.

“Bien, está decidido entonces. Todos, por favor cooperen conmigo. Incluso si hablamos con el agente Warren sobre esto, solo nos detendría. Entonces, solicitemos su aprobación solo después de que haya terminado. Emily y yo nos dirigiremos al lugar de mi conocido por adelante, así que ¿pueden distraer la atención del Agente Warren por nosotros?”

“Entendido. Esto es por Emily. Lo haremos de alguna manera”.

Después de que Hendricks asintió con fuerza, los otros miembros también asintieron con resolución en sus rostros.

“Jaja, quien alguna vez pensó que llegaría un momento en el que pensaremos en cosas escandalosas como burlar a los agentes de la agencia de seguridad en servicio activo así. ¿No es esto como en una película?”

“Rod. No te pongas demasiado optimista. Después de todo, eres el que tiene la mayor posibilidad de cometer un error aquí”.

“¡Qué dijiste-, Dennis! ¿No eres tú quien siempre tiene los pies fríos en momentos críticos y causa errores?”

“Es el cliché de que normalmente el tipo que habla en grande es en realidad el que tiene pies fríos. Rod, eso se refiere a ti”.

“Okay, rea~lmente entiendo que estás buscando pelear conmigo. Salgamos Dennis. Haré que esos lentes se pongan pegajosos con el sudor de mis dedos”.

“Inténtalo. Coseré perfectamente tu descuidado pecho para que no puedas enseñarlo una segunda vez”. (Ex: No mentiré, no entiendo del todo lo que tratan de decir, lo traduciré tal cual, pero si no entienden o suena raro pueden culparme a mí por no saber adaptarlo, y si no tienen problemas pues bien)

Una pequeña risita resonó dentro de la habitación y su ambiente se aligero con la pelea habitual de Dennis y Rod. Cuando Dennis y Rod voltearon sus miradas hacia allí, incluso mientras sus manos todavía se agarraban de los cuellos, encontraron la figura de Emily la cual soltó esa risa por no poder aguantar la escena.

Incentivados por eso, Hendricks, Lizzie, Jessica, Sam, Milo y el Profesor Down comenzaron a reír.

Emily hizo una sonrisa increíble mientras las lágrimas se acumulaban en los rabillos de sus ojos. Con una sonrisa realmente encantadora que era como una flor floreciendo, dijo…

“Gracias, Dennis-oniichan, Rod-oniichan”.

““…””

Dennis y Rod, a quienes se les dio el mejor regalo con la designación que rara vez se usaba en ellos, arreglaron en silencio sus ropas e hicieron una tos falsa. Luego se sentaron en silencio con las caras teñidas de rojo hasta las orejas.

“Ahora, con el regreso de las caras sonrientes de Dennis, Rod y Emily, concentrémonos en los detalles de cómo burlaremos a la agencia de seguridad”.

El comando del Profesor Down, como de costumbre, instantáneamente hizo que los estudiantes renovaran su enfoque. Por el bien del futuro de su linda hermanita, hablaron sobre sus opiniones entre ellos con expresiones que era aún más serias de lo habitual cuando estaban en una investigación o conferencia.


Autor: Muchas gracias por leer esto cada vez.

Muchas gracias también por los pensamientos, opiniones e informes sobre errores ortográficos y palabras omitidas.

El capítulo es corto, y encima no progresa, lo siento.

El tiempo de escritura, ya es…

Perdónenme por mantenerlos a todos en suspenso, pero una cosa, será un poco más hasta que ese tipo salga del abismo, así que deseo que todos los lectores puedan esperarlo.

La próxima actualización será para las 6 PM del sábado también. ¡No habrá parada a mitad de camino la próxima vez!


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s