Shiki: Volumen 02: Capítulo ocho: parte 4


[Anterior] [Índice] [Siguiente]


Cuando Tamo Sadaichi asomó la cabeza por la oficina, Seishin se estaba tomando un descanso después del final de un servicio conmemorativo. El único en la oficina era Seishin. Mitsuo se estaba encargando varios recados mientras Tsurumi y los demás se apresuraban por los servicios conmemorativos. Los servicios para las muertes desde el verano habían comenzado a llevar al personal del templo al borde de sus propias muertes.

“Joven Monje, ¿has oído?”

¿Sobre qué? Seishin le preguntó a Sadaichi cuando Sadaichi hizo una expresión muy preocupada. “Se trata de Masaji-san de Naka-Sotoba”

La espalda de Seishin se tensó. Era el gerente de Naka-Sotoba, el viejo Koike. “¿Algo le pasó a Masaji-san —-?”

“Bueno, eso es todo. No es lo que le pasó a Masaji-san sino a la familia de su hijo, se han ido”

Seishin comenzó como si tocara un punto ciego. “¿Se han ido?”

“Correcto. Anoche, ya ves, hubo una reunión en la parroquia del Santuario para saludar. ¿Sabías que San’Yasu de Naka-Sotoba se había mudado?”

“Sí, lo había escuchado”

“Seiichirou-san de San’Yasu era el gerente de la Administración de la Aldea de Naka-Sotoba, y como esa persona de repente se mudó sin decirnos, no podemos seguir sin reemplazarlo. Pronto tendremos que estar pensando en el Kagura de noviembre. Y así, por el momento íbamos a tratar de consultar con el koike Masaharu-san. Bueno, incluso si lo llamamos una reunión, ya que era ese tipo de conversación, no era muy diferente de una charla ociosa. Como de costumbre, todos bebieron en la noche, refunfuñando con nuestras copas, pero luego, cuando Masaji-san se fue a su casa, la gente de su casa no estaba allí, esa es la historia” (NTE: Kagura es un festival sintoísta de danza espiritual, más información al final)

Eso no puede ser, Seishin parpadeó.

“Masaji-san se sorprendió, luego recibió una llamada. Estaba preocupado por lo que estaba pasando, pero luego vino esta mañana — hace un momento. Uno de los vecinos le informó que mientras Masaji-san estaba fuera, los habituales de mudanzas Takasago estaban allí, ¡habían venido!”

“¿Se habían mudado? ¿Dejando atrás a Masaji-san? ¿Sin consultar con él al respecto?”

Eso es exactamente correcto, dijo Sadaichi perplejo. “Joven Monje, ¿no has escuchado nada? Del Joven Doctor de los Ozaki”

Seishin vio la cara implorante de Sadaichi, confiando en él. “Hay un rumor sobre una enfermedad en expansión, eso dicen”

“Una propagación — de enfermedad”

“Desde el verano, claro, ha habido muchos de ellas, muchas muertes. Hay algún tipo de enfermedad grave que se propaga, no es así, todo el mundo dice, pero se dice medio en broma. De todos modos, solo dos días antes de ayer, murió Michiko-kun de Takemura, ¿no? No era extraño, no era realmente una epidemia, dijeron”

No podía ser, Seishin intentó responder pero no pudo. Él simplemente negó con la cabeza.

“Joven Monje, ¿qué es? ¿No he estado escuchando varias conversaciones sobre el Joven Monje saliendo entre la gente para hablar con ellos? ¿Es eso? —“

“Sadaichi-san” Seishin habló sobre él. “No puedo responder. Si desea saberlo, pregúntele a Toshio directamente”

Sadaichi guardó silencio y miró fijamente la cara de Seishin.

“…. Muy pronto, ¿me preguntaba si podía convocar una reunión de jefes de barrio?”

“Antes de eso, una reunión con los tres pilares del pueblo” dijo Seishin, a lo que Sadaichi asintió. Silencioso y muy preocupado, dejó escapar un profundo suspiro. 

Seishin vio salir a Sadaichi, dejó a Mitsuo a cargo mientras él estaba fuera y salió del templo. Fue directamente hacia Naka-Sotoba, visitando al viejo Koike. El viejo Koike estaba sentado solo en medio de una casa ancha, con la espalda encorvada por la desesperación. 

“Koike-san”

Al darse cuenta de Seishin cuando lo llamó desde la terraza, Koike hizo un pequeño gesto de saludo. Parecía que sabía para qué había venido Seishin.

“Uhm — lo escuché de Sadaichi-san”

“De todos modos, entra”

Seishin se inclinó formalmente y entró en la sala de estar. Koike estaba sentado, gesticulando solo con la mirada, como era de esperar, no muy propenso a moverse como si le hubieran quitado la energía. 

“¿Tu hijo y su familia han desaparecido?”

Koike asintió profundamente. “Honestamente … no puedo imaginar lo que están pensando”

“¿Realmente se han ido?”

“Parece que sí. Después de todo, uno de los vecinos los vio apilando equipaje en un camión”

“¿Yasuo-san no dijo nada al respecto?”

Koike sacudió la cabeza. “No dijo nada, no dejó nada escrito. Cuando contacté con su trabajo hace un momento, él fue y renunció hace tres días”

Renunció, repitió Seishin. El hijo de Koike, Yasuo, si recordaba, estaba empleado en NTT en Mizobe. (NTE: Quizas se refiera a Nippon Telegraph and Telephone Corporation, también conocida como NTT, es una empresa de telecomunicaciones líder en el mercado nipón. Compañía estatal hasta su privatización en 1985.)

“Parece que no dio una razón para su renuncia. Es un shock. Mi hijo, ya sabes, dejó su trabajo sin decirme una palabra y se fue con su familia. Soy patético, estoy herido …” Dijo Koike frotándose los ojos con la palma de la mano.

“Uhm … Antes de que hubiera sucedido, ¿no había dicho algo así? Disculpe por preguntar, pero ¿hubo alguna disputa de algún tipo?”

Nada, dijo Koike como si lo estuviera expulsándolo. “Cuando volví anoche, la casa estaba a oscuras. Nadie estaría dormido a esa hora, en estos días mi nieta es una verdadera lechuza nocturna, ya ves. Y luego, pensé que algo sucedió. Pensé que tal vez mi nieto se había enfermado, o algo” La boca de Koike se torció en auto burla. “Cuando se trata del niño, ya sabes, había estado enfermo desde anteayer. Estaba mareado cuando se ponía de pie, se sentó justo después de salir del baño. Lo estábamos dejando dormir”

Seishin observó la temblorosa boca de Koike en estado de shock. 

“Yasuo también estaba aturdido, y su esposa también parecía estar perdiendo energía. Con mi nieto así, el nieto mayor parecía pálido, pensé que toda la familia se había resfriado … Y pensé que cuando no era nada de eso, estaban escondiendo algo en sus corazones, simplemente guardando algo en silencio. No puedo decir si se sintieron culpables o me guardaron rencor”

“…. Koike-san”

Koike sacudió la cabeza sin querer. “No pensé en nada de eso, cuando vi que las luces de la casa estaban apagadas, pensé que tal vez el niño más pequeño estaba enfermo y lo llevaron al hospital, ya sabes. Cuando se asustan, suelen llevarlo al …”

“Por favor espere un momento. Koike-san”

Seishin se inclinó hacia Koike. “¿Estaba enfermo? El niño más pequeño, era Ikuo-kun, ¿no? Si recuerdo”

“Si.”

“Ikuo-kun, ¿en qué condición estaba? ¿Tenía fiebre?”

No, Koike parpadeó con los ojos hundidos en la depresión. “No parecía que tuviera fiebre, ¿verdad? Anemia cerebral, dijeron que probablemente eso era. Para empezar, era un niño delgado, era propenso a la anemia, la presión arterial baja, y cosas así. Su rostro era blanco puro como el papel, pero no había fiebre” (NTE: La anemia cerebral es una deficiencia funcional de la vascularización, que puede depender, sea de copiosas hemorragias en otros órganos, de anemia de diverso origen o de anoxemia de distinta causa, provocando una deficiente irrigación del tejido cerebral.)

“¿Tenía dolor de cabeza, náuseas o …?”

“No. No dijo especialmente nada sobre eso”

“¿Esto fue anteayer?”

“Haa”

“¿Qué tal Yasuo-san? ¿Las otras personas? ¿Tenía el mismo aspecto?”

“La hija mayor tenía el mismo aspecto. Como si estuviera aturdida. — No, la que estaba aturdida era Yasuo, ¿verdad? Era lo que podríamos llamar lenta o lo que podríamos llamar somnolienta. La expresión era extraña… Pensé que tal vez alguien estaba borracha o algo así”

“Por favor espera un momento. ¿De quién está hablando? ¿La mayor — Touko-chan? ¿O quizás Yasuo-san?”

Bueno, uhm, se quejó Koike. “Yo … no lo recuerdo ahora”

“¿Es posible que todos estuvieran en un estado similar?” 

Cuando Seishin lo dijo, Koike le devolvió la mirada atónita, murmurando que suponía que sí. “Eran — así es. De hecho, todos estaban de la misma manera. Todos ellos estaban aturdidos, ¿cómo debería decirlo? Como si tuvieran los ojos nublados, algo así. Estaban extrañamente quietos, me refiero a sus ojos. Sin embargo parecía que no estaban mirando nada”

“¿Como si estuvieran poseídos …?”

“Así es, así”

“¿Eso fue antes de ayer?”

“Anteayer — ¿no? ¿O fue un día antes de anteayer? De cualquier manera, así eran las cosas”

“Eso fue casi al mismo tiempo que Yasuo-san había renunciado, ¿no?”

“Sí, es cierto. Coincidiría con eso, ¿no?”

No puede ser, pensó Seishin. Si ese fuera el caso, toda una familia tendría un brote, ¿no? Era demasiado similar a los síntomas preliminares de la enfermedad. Y de repente, renunciar a su trabajo y luego mudarse. La parte de dejar su trabajo incluso era como Shimizu Ryuuji y los demás. Fue solo lo que vino después de eso fue diferente —-.

“¿Yasuo-san y su familia salieron a algún lugar recientemente? Incluso si no está fuera de la aldea, dentro de la aldea servirá. Por ejemplo, fueron a las montañas, o fueron a Yamairi, o. … “

“No, no en particular …”

“Entonces, ¿visitaron a alguien, alguien vino a visitarlos, algo así?”

“No creo que hayan visto a nadie en particular tampoco” dijo Koike y luego continuó como si recordara. “Ahora que lo pienso, su esposa dijo que había conocido al dueño de Kanemasa”

Las cejas de Seishin se fruncieron. “Kirishiki-san —- ¿verdad?”

“Haa. Por la noche estaba dando vueltas repartiendo los avisos, y en el camino de regreso dijo que había conocido al buen señor de los Kirishiki. Dijo que había estado hablando por un rato con él. Cuando dijo que podría venir de visita, la esposa dijo que traería a su hija. Su hija parece tener la misma edad que mi nieto más joven. Parece que dijeron eso, pero desde entonces no he oído hablar de ellos, ¿eh?”

“Está bien….”

¿Hubo algún tipo de incidente, o fueron picados por algún insecto? incluso algo tan pequeño como eso, le había preguntado Seishin, pero Koike no parecía ser capaz de recordar nada especialmente digno de mención. Por el momento lo consoló, luego Seishin se despidió de la casa de Koike. En el camino de regreso, pasó por el frente de la clínica Ozaki y detuvo su auto. 

Si esto debería transmitirse a Toshio o no — Seishin estaba dudando, un poco. Toshio estaba cansado. Impaciente por el grave estado de las cosas, estaba bajo mucha presión emocional. En verdad, Toshio no vería el tiempo libre que Seishin dedicó a las mudanzas como algo más que una pérdida de tiempo. Él entendió sus sentimientos. Su irritación y su impotencia también. Por eso dudaba, dudaba al pensar que podría causarle molestias al contarle la historia de Koike. 

Pero, había una posibilidad de un brote familiar completo. Seishin no pudo determinar si fue así, pero si Toshio escuchaba la historia directamente de Koike, es posible que pudiera averiguarlo. Dudando sobre qué hacer, al final, Seishin salió del auto y fue hacia el patio trasero de la clínica. 

Era domingo, pero la entrada estaba abierta. Seishin le había dicho a Toshio por teléfono que lo mantuviera abierto. Así que se asomó a la sala de reuniones, pero no vio a Toshio. Debe haber estado en medio de un examen. Le preocupaba si tratar de llamarlo o no. 

Por el momento, entró en la sala de espera y escribió una nota para dejar atrás. ¿Qué hacer con ella? Era la decisión de Toshio, ¿no?

Toshio vio la nota cuando regresó a la sala de espera durante su pausa para el almuerzo. Decía que la familia del viejo Koike se mudó, que Yasuo renunció a su trabajo sin previo aviso, y luego toda la familia había estado enferma. Que al menos por lo que había escuchado, se parecía a los síntomas preliminares —.

Si lo deseas, escucha la historia de Koike, Seishin terminó con eso, pero Toshio tiró la nota. El hecho de que estuvieran enfermos tenía su interés, pero no tenía tiempo suficiente para gastar en mudanzas. Desde esa mañana cuando lo despertaron de la cama, todo su cuerpo se sentía como el barro por el agotamiento.

No era que no le importara. Pero, él lo vio como la excusa de Seishin. Estaba tratando de forzar una conexión entre la enfermedad y las mudanzas, como si estuviera tratando de justificar sus acciones.

No tiene que ser ahora. — Toshio pensó eso, arrojándose sobre el sofá y cerrando los ojos.


  • Kagura

Un festival sintoísta de danza espiritual. La diosa Ame-no-Uzume bailaba desnuda para alborotar con los otros dioses para atraer a la diosa del sol Ameterasu de una cueva en la que se había enclaustrado después de una pelea con su hermano. Danzas rituales específicas fueron realizadas por las miko, o sacerdotisas del santuario, que se dice que son descendientes de Ame-no-Uzume. Muchas variaciones populares se formaron en diferentes regiones. En algunos, la gente cree o finge que están poseídos por los dioses que vienen a unirse a las festividades y al baile. Con frecuencia adquiere muchos elementos de actuaciones callejeras, como contar historias, disfraces, acrobacias, etc. El kagura daría origen a sofisticados artes como el nō, el kabuki y el bunraku.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s