Shiki: Volumen 02: Capítulo ocho: parte 3


[Anterior] [Índice] [Siguiente]


“Dime, Tatsu-san, ¿has oído?” Ohtsuka Yaeko llegó corriendo a la tienda Takemura. “¡Iwao-san de los Maeda murió, eso dicen!”

¿Heh? El que levantó la voz fue Satou Oitarou. 

“¿Hablas del viejo Maeda? ¡No creía que hubiera alguien más saludable que él!”

Cuando Tatsu preguntó cuándo había ocurrido, Yaeko respondió que fue esa mañana

“En la mañana cuando Tomiko-san se despertó, había muerto a su lado. Qué sorpresa debe haber sido ¿verdad?”

“Me pregunto qué pudo haber sido” dijo Ohkawa Namie haciendo una mueca hosca. “¿Por qué muere tanta gente? Me pregunto, este año. La hija de la casa de Matsumura-san también murió, recientemente. Tomio supervisó el funeral.”

“Bueno, Dios mío” asintió Yaeko. “De nuestro lado también. El hijo del aserradero Ohtsuka también murió”

Fue Hirosawa Takeko quien dijo que era extraño. “De alguna manera u otra, ¿no es algo extraño? Tantos muriendo así. Ha sido desde este verano, ¿no? Quiero decir, en Yamairi, fueron cinco personas”

“Cinco personas” Oitarou parpadeó sorprendido. “¿Había tantos?”

“¡Había!” Takeko dijo indignado. “Había tres de Yamairi que no estaban allí, luego estaba el hijo de los Ohtsuka, ¿y no estaba la hija de Muramatsu? ¡Son cinco personas, no es así!”

Yaeko agitó su mano. “Te lo digo, Iwao-san murió como dije. Son seis personas, te lo digo” dijo Yaeko, inclinando la cabeza. “¿Eh? No, acabamos de hablar de esto recientemente, ¿no?”

Ah, Oitarou aplaudió. “¡El hijo de Nakano! Ahora que lo pienso, murió.”

“Oh, mi dios” Ohkawa Namie contó con los dedos. “Entonces, ¿siete personas?”

“Espera, aún hay más. Mira, la hija de Shimizu está muerta, ¿no? Y luego, Ohkawa. Namie-san, ¿no eran parientes tuyos? Shigeru-kun de los Ohkawa que murió”

“Así es” respondió Namie con una cara desconcertada. “¿Entonces qué? ¿Nueve personas?”

“Eso no puede ser correcto” dijo Takeko nombrándolos mientras contaba con sus dedos. “Siete, ocho, nueve … Bueno, ¡realmente son nueve personas!”

Tatsu tragó un aliento. Algo se heló en la boca del estómago. 

“Nos estamos olvidando del oficial residente”

Ah, se alzaron las voces de los viejos. Cada uno de ellos puso una expresión atónita. Tatsu observó eso, realizó un recuento en su mente de nuevo. Eso no era todo, había visto cuántos autos iban y venían para los funerales. Los contratistas Yasumori también tuvieron un funeral, y el aserradero Maruyasu también tuvo una muerte. No sabía quiénes eran los demás, pero había visto al menos dos o tres autos más al menos. — Ese número era anormal. 

“Es decir, no soy Ikumi-san pero es extraño. Definitivamente algo está sucediendo” Oitarou se limpió la cara como un gato.

“Extraño, ¿no es así? …” Takeko intentó echar un vistazo a las caras de los otros. “Quiero decir, no fue como si hubiera algún accidente. Todos murieron de una enfermedad, ¿verdad?”

“No puede ser que sea una epidemia, ¿verdad?” Oitarou dijo, Namie agitó su mano.

“Eso no puede ser. Si fuera una epidemia, el Departamento de Salud nos diría esto y aquello. Sabes, estaríamos aislados y todo. Si recuerdo bien, no puedes enterrarlos si es una epidemia. Hace mucho tiempo que escuché eso de mi padre”

“Pero si no es así, ¿cómo están muriendo tantas personas? Y en tres meses — no, realmente, es agosto y septiembre, eso es en dos meses”

“Pero no es una epidemia”

La que tímidamente levantó la voz vacilante fue Yaeko. “¿No creen que realmente podría ser una maldición o …?”

“Una maldición, ¿qué es esto?”

“No lo entiendo del todo, pero … Ah, mira, ¿ha habido Koushin-samas destrozados aquí y allá no? Recuerdo que el Koubou-sama en el Santuario también estaba roto. Una maldición de eso o …”

“Qué tonto” Takeko se rió con su nariz. “¿No estás siendo influenciada por Ikumi-san demasiado? Si no es ella, entonces es la influencia del aserradero Ohtsuka”

“¡No, no es así! Eso es, incluso creo que es tonto pero, aun así, es extraño, ¿no?”

“No lo menciones ahora” intervino Tatsu. Podía ver a Ikumi bajando por el camino del pueblo frente a la tienda. Siguiendo la mirada de Tatsu, los ancianos de repente cerraron la boca.

“Bueno, Ikumi-san, ha pasado un tiempo” gritó Yaeko con una voz extrañamente alegre. Ikumi se echó a reír, luego se movió para pasar por la tienda. “Oh, Ikumi-san, ¿no te detendrás?”

Los pies de Ikumi se detuvieron. “Tal vez en un momento. Estoy ocupada, ya sabes, personalmente”

“¿Qué ocurre?” preguntó Oitarou con una voz aparentemente sorprendida. “¿No oíste? Iwao-san de los Maeda murió, o eso dicen”

Sí, Ikumi se echó a reír. Ella dio un suspiro ostentoso. “Sabía que esto iba a suceder, pero aún es lamentable. Entonces, me pregunto si no debería detenerme un poco con ellos, tal vez. Qué molestia es, realmente estoy tan ocupada”

Las cejas de Tatsu se fruncieron. “¿Tú, iras a una casa a celebrar un funeral y hablaras de maldiciones?”

“Pobre de mí. Pero realmente debo decirles. Después de todo. Si continúa así, será un problema, ¿no? Cuando uno muere, dicen que llevan a la familia con ellos después de todo”

“Qué trabajadora tan diligente eres” dijo Tatsu, con un tono lleno de sarcasmo, pero Ikumi soltó una carcajada alegre.

“Están muy agradecidos conmigo. Bueno, por supuesto, hay personas que simplemente no entienden, pero este mundo no es para todos aquellos que no ven la verdad. Últimamente, la gente ha venido a mí por exorcismos”

Bueno, mi dios, Takeko dijo con los ojos muy abiertos. 

“Cómo es la dirección de su casa, cosas así, me están consultando. Esta también es una forma de ayudar a otros, así que, por supuesto, me siento bien dándoles una consulta”

Tatsu asintió brevemente. Eso es todo, pensó. Por eso Ikumi estaba de tan buen humor. 

“No somos extraños, ahora, si algo sucede, ¡todos ustedes pueden decírmelo! Especialmente Yaeko-san y Namie-san, ¿verdad? Tienen parientes muertos, ¿verdad? ¡Tengan cuidado ahora!”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s