espada

Espada del Amanecer — Capítulo 216


Capítulo 216 – Planes de negocios

 

EZ: 2/2


El regordete Patrick Pom se sentaba incómodo e inquieto en el salón del ‘castillo’ del Lord Feudal Cecil. Se ajustó la corbata por tercera vez.

 

No era alguien verde e inexperto, pero sería difícil — incluso para aquellos que han tenido más experiencias en este mundo — tener la oportunidad de una charla privada con un héroe pionero. Sabía que la situación esta vez era completamente diferente a la de aquella charla en el territorio Kant anteriormente. La última vez, había aceptado el nombramiento del duque Cecil como representante del territorio  Kant, y esta vez, el duque Cecil había conseguido que viniera desde el territorio Kant para una conversación privada y cara a cara.

 

La presión resultante de estos dos tipos de conversaciones era completamente diferente.

 

Y al mismo tiempo, Patrick también estaba curiosamente inspeccionando este lugar que era incomparablemente novedoso a sus ojos.

 

Esta residencia era el ‘castillo’ del Duque Cecil, pero su estilo y perfil eran completamente diferentes de los fuertes aristocráticos en la impresión de las masas. En lugar de llamarlo castillo, se acercaba más al estilo de construcción de las ‘mansiones para vacaciones’ que recientemente han surgido entre algunos aristócratas de la región central. Probablemente no era tan robusto como un castillo, pero el ambiente en su interior era sorprendentemente cómodo: amplias ventanas con marcos, un salón luminoso, y cálidos pasillos y habitaciones. Además, el olor a humedad y putrefacción que a menudo se encuentra en los castillos no se podía detectar en el aire en absoluto. Esto era algo realmente asombroso.

 

La mayoría de las paredes aquí habían sido pintadas de un blanco inmaculado con brillantes lámparas de cristal mágicas que iluminaban cada rincón de este edificio como si fueran gratis —— de hecho, no era sólo dentro de este castillo; desde que entró en el territorio Cecil, el número de lámparas de cristal mágicas que Patrick había visto superaba incluso el número total de lámparas de cristal mágicas que había visto en la primera mitad de su vida.

 

Los cielos sabrían cómo este territorio pionero que acababa de ser construido logró esto —— en sólo unos pocos meses, se habían erigido ordenadas filas de casas de ladrillo; se construyeron calles anchas y rectas; se disponía de muelles, aserraderos y cobertizos madereros. Y entre todo esto, lo más sorprendente fueron las lámparas mágicas de cristal que se encendían una vez que ya era casi de noche. En realidad se habían instalado en filas a ambos lados de los caminos y frente a las puertas de las casas residenciales — no se usaban para iluminar la residencia del Lord Feudal, sino que iluminaban los lugares donde residía la gente común.

 

Originalmente, Patrick pensó que el territorio Kant, que permitía a la mitad de sus residentes encender lámparas de aceite al anochecer, era ya una hazaña notable y magnífica, pero después de ver el territorio Cecil que estaba brillantemente iluminado en la noche, sintió que el pueblo que le era familiar se volvía inmediatamente sombrío y tenue en comparación.

 

¿Qué tan rico era el territorio Cecil? ¿Habían empleado decenas o cientos de Magos oficiales para cargar especialmente las lámparas frente a las puertas de la gente común?

 

Además, ¿qué era esa increíble velocidad de construcción suya? ¿Qué pasaba con los proyectos de construcción que aún no se detenían en invierno? ¿Y qué pasaba con los residentes que se movían libremente por el territorio, charlaban en voz alta y no temblaban de miedo cuando veían a los soldados patrullando? ¿Qué eran esos enormes edificios llamados fábricas que emitían fuertes ruidos?

 

Era como si innumerables misterios cubrieran este territorio, pero Patrick no se atrevía a ir más allá. Conocía al dueño de esta tierra, conocía los antecedentes de ese Duque Gawain Cecil —— una leyenda que atravesó el período Gondor y el Segundo Asentamiento. Se decía que también había establecido un acuerdo con los cuatro señores elementales; tenía una estrecha relación con la realeza de los elfos y los enanos. Tal persona era casi ‘no humana’ a los ojos de Patrick. Incluso si había tomado prestados los poderes de los señores elementales para construir este territorio, Patrick lo encontró absolutamente no problemático ——pero si tuviera la lengua suelta en este aspecto como un do nadie, el problema sería grande.

 

Cuando Patrick se ajustó la corbata por cuarta vez. Esa pequeña sirvienta que parecía estar confundida caminó hacia adelante otra vez y llenó la taza de té de la mesa redonda por enésima vez. “Señor, por favor tome té”.

 

“Oh, oh. Gracias”. Patrick dejó salir un eructo con el sonido del agua. Pero esta vez había aprendido. Sólo tomó la taza de té y dio un pequeño sorbo. —— Ya se había dado cuenta de que esta joven ante él no le estaba haciendo las cosas difíciles intencionadamente, ni había sido instruida por el Duque para sondearlo. Al contrario, probablemente no había aprendido de las sirvientas de alto rango o de las sirvientas supervisores el cómo recibir a los invitados. Sólo llenó imprudentemente la taza de té del huésped una y otra vez y luego vio al huésped beber el té. Pero, si el huésped era demasiado honesto o pensaba demasiad —— por ejemplo, él mismo hace media hora —— había una probabilidad muy alta de que ella lo matara a tragos a través del té.

 

“¿Puedo preguntar…? ¿Sabe el Duque que estoy aquí?” Después de dejar la taza de té, Patrick miró con cautela a Betty y le preguntó eso.

 

Ella era sólo una simple sirvienta. En términos de estatus, ella no podía compararse con él, que era un consejero de un (ex) Lord Feudal. Pero sólo un tonto usaría una forma tan simple de comparación —— era cierto que esta joven era una sirvienta, pero era la sirvienta del Duque!

 

Entonces esta ‘sirvienta del duque’ cayó en un aturdimiento por unos segundos con su dedo apuntando a su barbilla. Después de pensarlo un rato, Betty sacudió la cabeza. “¡No lo sé!”

 

Patrick suspiró y dejó de intentar preguntarle nada a Betty.

 

Y justo en ese momento, las puertas del salón se abrieron de golpe. Una figura alta y grande se paró ahí e hizo que Patrick, que acababa de terminar de suspirar, se pusiera de pie por reflejo.

 

“Siento haberlo hecho esperar”, Gawain entró en el salón mientras hablaba con una sonrisa. “Estaba inspeccionando la fábrica de alquimia, y clasificar las muestras llevó algún tiempo. ——Betty, ¿has servido el té al invitado?”

 

Betty levantó la gran tetera en sus manos. “¡Ya lo he hecho!”

 

Patrick eructó instintivamente al oír el sonido del agua en esa gran tetera…

 

Gawain se quedó atónito. ¿Por qué hubo un eco con el eructo de este señor regordete?

 

Pero no profundizó en el asunto. En cambio, se sintió muy satisfecho por el crecimiento de su pequeña sirvienta. Después de darle a la joven una sonrisa de aprobación, miró hacia el Sr. Patrick que estaba un poco nervioso y eructó haciendo eco. “Sir Philip estaba lleno de alabanzas para usted. Cuando volvió la vez anterior para informar sobre la situación, mencionó que usted tenía las finanzas del territorio Kant bien organizadas. No sólo se garantizó el suministro de recursos para el invierno, sino que incluso estabilizó a los comerciantes que comerciaban con el territorio Kant en la situación en la que el Lord Feudal había fallecido y les hizo seguir haciendo negocios con el territorio Kant el año siguiente”

 

“Sólo cumplí con mi deber.” Patrick asintió con reservas. “Siempre estuve a cargo de comunicarme con la cámara de comercio del territorio y asesorar al Lord Feudal en este aspecto. Me avergüenza decir que, aunque soy experto en conocimientos de heráldica, gramática y etiqueta, invertí más esfuerzo en el dinero. Esto… es probablemente bastante vergonzoso.”

 

“Es verdaderamente vergonzoso sólo cuando eres hábil en el manejo del dinero pero no te atreves a admitirlo.” Gawain sonrió. “Te he traído aquí hoy para hablar de asuntos de dinero. Creo que ya lo sabes.

 

“Ah, sí. Vi su carta. Su territorio ha entrado en la etapa de tener un excedente de producción. Por lo tanto, ¿quiere llegar a las rutas de comercio a través de nosotros?” Patrick asintió. “Son pociones de alquimia, ¿tengo razón?”

 

“Así es, pociones de alquimia. Pero tengo que decir de antemano, que las pociones de alquimia producidas y vendidas por el territorio Cecil son probablemente muy diferentes de lo que se imagina que son. Tengo un nuevo modelo comercial, y necesito que me ayude a organizarlo y realizarlo.”

 

“¿Un nuevo modelo comercial?” Patrick frunció el ceño, no sabía lo que Gawain quería decir. “¿Se refiere a su comisión como Lord Feudal?”

 

“Es demasiado problemático hablar de ello. Sería mejor que lea los materiales directamente”, dijo Gawain mientras hacía un gesto para que Heidi, que le seguía a su lado, le entregara un folleto bastante grueso a Patrick. “Esto le dirá lo que es el ‘nuevo modelo comercial’.”

 

Patrick tomó el folleto. Sin embargo, aunque estaba bastante impresionado por Gawain, era bastante engreído cuando se trataba del campo en el que era experto. Reflexionó que habiendo tratado con comerciantes durante la mitad de su vida, estaba muy familiarizado con la habilidad de establecer rutas comerciales, transacciones, marketing y almacenamiento. Incluso el modelo comercial más novedoso no sería demasiado complicado a sus ojos; especialmente al usar un folleto para explicarlo estaba realmente haciendo una montaña de un grano de arena —— sin embargo, no se atrevió a proclamarlo y sólo pudo inclinarse respetuosamente.

 

“Muy bien, lo leeré ahora, Lord Duque. Puede estar completamente seguro. Todavía tengo bastante confianza en los aspectos comerciales”, dijo al ver algunas palabras clave del folleto: operaciones en cadena, agente regional, red de distribución, modelo de división y expansión del mercado…

 

Gawain no emitió ningún sonido; sólo observó en silencio cómo Patrick terminaba rápidamente de leer ese folleto que no era muy grueso.

 

Patrick usó unos minutos para hojear rápidamente la primera vez y luego usó tres más para leerlo la segunda vez.

 

Mientras se preparaba para leerlo una tercera vez, Gawain lo interrumpió. “Sr. Patrick, ¿qué pensamientos tiene?”

 

Patrick se frotó los ojos y miró en blanco a Gawain, como si hubiera olvidado por un momento que estaba en el salón de la residencia del Duque. Toda su mente estaba llena de esos términos inconcebibles y planes operativos específicos. Cuando se dio cuenta de que era el duque Gawain quien le llamaba, de repente estalló en un sudor frío. “¡Sí… sí, Duque! ¡He terminado de leer, he terminado de leer!”

 

“Sé que has terminado de leer. Quiero saber lo que piensas.”

 

“Um… Esto…” Patrick ladeo la cabeza y miró el folleto en sus manos, pero de repente se dio cuenta de que había perdido todo el vocabulario utilizable. “Estas ideas son, en efecto, cosas en las que nunca he pensado. Parecen extrañas y excéntricas… ¿además también parecen factibles? Pero…”

 

El Sr. Plump repitió su “pero” durante un largo rato antes de que finalmente inhalara una respiración profunda. “Muy bien, admito que no tiene ningún problema lógicamente. Si se logra, entonces crecería rápidamente para convertirse en el monstruo de los negocios de las fronteras del sur —— ningún comerciante ambulante independiente, ni comerciante, ni siquiera la cámara de comercio del distrito sería capaz de contrarrestar tal grupo de comerciantes que están estrechamente organizados, circulan eficazmente, se mueven juntos, e incluso tienen un gran aristócrata que los respalda. Pero también quiero hacer un comentario honesto. Estos conceptos son casi imposibles de realizar. Usted exige que todos los que están bajo este sistema de venta estén bajo una administración unificada. Las tiendas de los escalones más bajos serán dirigidas por los agentes regionales, y los agentes regionales serán dirigidos por el gerente general que usted designe. Pero, nunca ha habido ningún comerciante que haya aceptado tales restricciones. —— Por supuesto, podemos confiar en los intereses monetarios y los contratos para conseguirlo por poco, pero también pide que las tiendas de los escalones más bajos obtengan beneficios de los civiles, esto…”

 

Patrick abrió las manos. “Las pociones de alquimia no son ungüentos apestosos que algunos herbolarios de pueblo prepararon. Incluso los mercenarios que son ligeramente más pobres no pueden permitírselas. ¿Cómo podrían los civiles permitirse usarlas? Aunque se las vendiéramos a los civiles, ninguno de ellos las compraría”.

 

“No tienes que preocuparte por eso. Ya que he dicho que las nuevas pociones de alquimia pueden ser vendidas a los civiles, naturalmente he tomado el precio en consideración. Puedo garantizar que serán tan baratas que el civil promedio podrá comprarlas apretando los dientes. Los aristócratas locales también pueden conseguir tales pociones para sus ejércitos.”

 

Gawain no quiso exagerar. No prometió ‘pociones de alquimia que incluso los siervos pueden permitirse’ —— porque esto no era realista. No todos los territorios eran como el territorio Cecil. En la mayoría de los lugares de este mundo, los bienes personales de los siervos eran casi nulos. Sin importar cuán baratas fueran las pociones de alquimia hechas por Gawain, los siervos no podrían permitirse ni siquiera una tapa de botella. En este aspecto, Gawain seguía siendo impotente.

 

Que pudiera permitir que los civiles de ingresos medios (o residentes) en los otros territorios pudieran permitirse pociones de alquimia era ya su mayor objetivo en la actualidad.

 

Con respecto a las palabras de Gawain, la primera reacción de Patrick fue aún considerar este plan como imposible. Pero cuando vio la inquebrantable expresión en el rostro de la otra parte, sensatamente se guardó el pensamiento para sí mismo. En su lugar, evaluó puramente el modelo de comercio del folleto. “Muy bien, entonces quiero decir que el contenido de esto está lleno de inteligencia. —— Si lo que estuviera vendiendo no fueran pociones de alquimia, sino granos y telas, mi evaluación de ello habría sido mayor. Pero tengo una última pregunta… ¿Tienes tantas pociones de alquimia?”

 

Este ‘erudito de negocios’ extendió sus manos. “Para alimentar tal sistema de venta, la cantidad de pociones de alquimia necesarias no es un número pequeño.”

 

Gawain sonrió y movió la mano hacia los dos sirvientes que le seguían. “Muevan esas pocas cajas de muestras aquí.”

 

“Pocas… ¿pocas cajas?”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s