Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 08 – Capítulo 01


Capítulo 01 – Descanso

 

EZ: Volvemos con mas de Maomao y el Arco “Jinshi 2” disfruten del Cap


“Mmmm, que cansancio—” Yao se estiró mucho. Tenía un trapo para el polvo en su mano.

 

“¿Esto es todo?” En’en también lavó y escurrió la tela del polvo.

 

“¿No es lo suficientemente bueno?” Maomao cerró el cajón. Habían estado limpiando el consultorio médico durante los últimos dos días. Con la limpieza de primavera terminada, su trabajo llegó a su fin.

 

Al final del año, las damas de la corte tienen vacaciones. Los médicos de la corte harán turnos en la corte imperial, pero parece que el grupo de Maomao no era necesario.

 

De acuerdo con lo que ella escuchó, los padres armarán un escándalo si las damas de la corte no tienen un descanso apropiado.

 

(Ya que están aquí para el entrenamiento de limpieza en primer lugar.)

 

O para buscar pareja.

 

Pero, tanto Yao como En’en estaban aquí por trabajo, así que probablemente no pasarán las vacaciones en casa. Parece que el tío se hizo cargo de la casa con el fallecimiento del padre de Yao; el mismo tío que intentaba casar a Yao.

 

Para En’en, que vivía para su joven dama, el tío de Yao sólo podía ser un enemigo.

 

“Oye, Maomao, ¿qué haces en el descanso?” Yao preguntó eso mientras secaba el paño polvoriento y se lavaba las manos.

 

“Al contrario, será temporada alta para mí”, respondió Maomao.

 

“¿Temporada alta?”

 

“No todos los caballeros con carteras gordas terminan yendo a casa, saben.”

 

Yao ladeó la cabeza, pero En’en frunció el ceño a Maomao, aparentemente entendiéndolo. Esta mujer bien informada sabía sobre el negocio familiar de Maomao.

 

“Maomao, por favor, no hables de cosas vulgares delante de mi lady.”

 

(Dices que es vulgar, pero es la verdad.)

 

En pocas palabras, los hombres con salarios altos saldrán a comprar mariposas nocturnas. Los médicos también están en descanso durante ese tiempo, así que la madam le ordenó que mantuviera la farmacia abierta. Mientras papá no vuelva a casa, Maomao tenía que vigilarla. Además, estaba preocupada por si Sazen, que es aún más novato que un farmacéutico, podía hacer un buen trabajo.

 

(Quiero creer que todo está bien ya que se lo dejé a Kokuyou.)

 

Recordó al hombre alegre con cicatrices de viruela en su cara. Sus habilidades como médico estaban aseguradas, pero ella seguía intranquila, considerando su actitud descuidada.

 

“No hay descanso para los pobres, así que no tengo descanso”.

 

No sólo la farmacia, Maomao también tenía que cuidar los campos. También estaba la madam, que seguramente iba a ponerle algo de trabajo.

 

Después de empaquetar los utensilios de limpieza, Yao miró hacia arriba, murmurando. Parecía que tenía algo que decir.

 

“¿Qué es?” Preguntó Maomao.

 

“…Umm, la casa de Maomao es una farmacia, ¿verdad?”

 

“Supongo que sí”.

 

Yao estaba ahora inquieta.

 

Mientras Maomao ladeaba la cabeza, Yao abrió la boca por fin, como si finalmente encontrara su resolución.

 

“D-, durante el descanso, ¿puedo ir a casa de Maomao para estudiar?”

 

“M-, mi lady”. En’en se sorprendió. Parece que estaba disgustada con las palabras de Yao.

 

(Con el lugar siendo lo que es, huh.)

 

En’en miró a Maomao y le pidió que rechazara a Yao con una excusa.

 

“El orden público es malo, así que por favor no vengas. Además, hay una multitud de caballeros que son más apestosos que los oficiales militares. Es un lugar peligroso para Yao-san”, dijo Maomao.

 

“…Pero, ¿no vive Maomao en un lugar así?” Yao replicó en vez de acobardarse.

 

“He vivido ahí desde que nací. Es extraño que te pongas en el mismo barco que yo, ya que estoy acostumbrada a ello.”

 

Intencionalmente señaló lo obvio, pero pareció encender algo en el inquebrantable corazón de Yao.

 

“¡Entonces, sólo tengo que acostumbrarme a ello!”

 

“M-, mi lady. Es peligroso, por favor pase su tiempo en casa durante las vacaciones.”

 

“Si estoy en casa, ese hombre va a venir.”

 

Incluso sin mencionar quién es ‘ese hombre’, Maomao ya podía decirlo. Era el mencionado tío.

 

(Así que quiere usarlo como un lugar de refugio, huh.)

 

Sería insoportable que él trajera a su casa a un compañero de entrevista matrimonial.

 

“No me importa si vienes por la tarde, pero ¿qué piensas hacer por la noche?” Preguntó Maomao.

 

Los clientes entran y salen durante las noches, y lo más importante, la morada de Maomao es una choza en ruinas. Con Sazen y Chou’u viviendo ahí en este momento, no podía permitir que se quedaran a pasar la noche.

 

“Para ser franco, la casa de Maomao no es adecuada para vivir en ella, por lo que no creo que sea posible que Mi lady se quede ahí”, dijo En’en.

 

“¿Cómo sabe En’en eso?” Yao dijo.

 

(Pero yo vivo ahí.)

 

También investigó el estado de su casa. Qué sirviente tan prudente.

 

“¿No tienes otros conocidos? Como un amigo que te dejará quedarte a dormir o algo así.”

 

Parece que la pregunta de Maomao no tenía sentido.

 

Yao palideció. También parecía como si fuera a llorar un poco.

 

En’en se aferró a los hombros de Yao y le pidió a Maomao que se disculpara.

 

(Ah…)

 

Ella lo descubrió. Yao probablemente no tenía amigos.

 

Maomao fue el culpable de no darse cuenta. Tiene que ser astuta con su respuesta. “Muchos hogares estarán llenos de parientes, así que no hay nada que puedas hacer para evitar que te rechacen.”

 

“Eso es cierto. Pienso que la casa de Maomao estará bien. ¿Mi lady?”

 

En’en le mostró un pulgar hacia arriba. Pero, ¿está realmente bien? A este ritmo, no tendría más remedio que invitar a Yao al distrito del placer.

 

(¿Alquilamos una habitación en el Rokushoukan?)

 

No es posible. Hay muchos clientes que van y vienen, así que no hay vacantes. Incluso si los hubiera, la madam subiría el precio. Y aunque pagaran, era una habitación donde se oyen respiraciones pesadas en mitad de la noche, no tenía ni idea de si Yao podía permanecer tranquila. En’en podría verse tentada a atacar a los dueños de las voces a mitad de camino.

 

Las otras tiendas eran similares. Se preguntaba si había algún buen alojamiento en algún lugar de la capital.

 

“…¿No sería mejor una posada normal?” Preguntó Maomao.

 

“Supongo que sí”, respondió En’en en nombre de Yao. “La última vez hicimos un poco de ruido, así que cuando nos mudamos a otra casa, nos atraparon al día siguiente.”

 

(¿Quién es ese tío?)

 

¿Podría la habilidad de En’en en el espionaje haber sido entrenada por él?

 

“¿No te encontraría rápidamente en mi casa también?”

 

“No, probablemente está bien si es en las cercanías de Maomao.”

 

¿Qué podría significar eso?

 

(Ah…)

 

Ella lo entendió.

 

Por cierto, se le ocurrió el alojamiento ideal que Yao y En’en estaban buscando.

 

Un lugar con buen orden público, no puede ser encontrado por los parientes, e incluso si se encuentra, no se puede interferir con él.

 

Lo encontró, pero le resultaba difícil decirlo en voz alta.

 

“Maomao, ¿pareces tener una idea?” La cara de En’en se cerró. “Si la hay, ¿puede decírnosla?”

 

Había una distancia de un cun entre su nariz. A esta distancia, ni siquiera puede apartar los ojos.

 

“En’en, estás demasiado cerca.” Yao la detuvo. Maomao dio un suspiro de alivio.

“Entonces, ¿dónde?” Yao también la presionó.

 

Maomao levantó las manos en señal de renuncia. “Es la casa de alguien que conocen. Nunca seré el intermediario, así que si quieren, pueden pedirlo, por favor.”

 

Originalmente eran una familia distinguida, así que deberían tener habitaciones libres.

 

“¿Qué tal si le preguntas a ese peludo de las gafas?”

 

Era Rahan.

EZ: Tratare de en los próximos días de acabar [si no lo he hecho] el PDF de arco pasado/el 7


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s