Arifureta — Capítulo 196


Autor: Esta vez también, como se volvió así…

Pe, Pero, bueno, pienso que está bien si hay al menos uno de este tipo de personas problemáticos, no es asiii.

Ex: Antes que nada, quiero que sepan que Kawakami es mi confidente favorita fuera de los ladrones fantasma y Isako Toriumi del Persona 3 es mi tercer personaje favorito del juego solo detrás de Elizabeth y Mitsuru, solo quiero dejarlo claro, los que entendieron, entendieron.

Traductor: Expectro
Supuesto Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


Preocupaciones de Aiko-sensei

Se extendían esporádicamente malezas, viejos muros de piedra y un cielo azul que parecía descolorido. Otras cosas aparte de esas que entraran en el campo de visión eran solo un puesto de lavandería, una lata oxidada de tambor con utilidad incierta, y también la bicicleta de abuela con un neumático pinchado apoyado desganadamente en el muro de piedra.

「Nada ha cambiado más que la bicicleta de Okaa-san huuh~」

En el porche, con el ruido de las cigarras y el sonido refrescante de la campanilla de viento como música de fondo, la que estaba pateando sus piernas de un lado a otro mientras veía aturdida, “Bohee~”, era la hija mayor de esta familia, Hatayama Aiko.

Desde ese día, Aiko, que había logrado regresar de otro mundo, recibió interrogatorios no solo de la policía y los medios de comunicación, sino también de funcionarios escolares y agentes del gobierno durante muchos días. Después de todo, ella era la única adulta entre el grupo desaparecido. Incluso si los estudiantes hablaban de historias fantásticas que habían experimentado, el ratio de simpatía hacia ellos era alta, pero para Aiko, que era una trabajadora adulta, la sociedad la veía con ojos más severos.

Habiendo dicho eso, todos habían hablado de eso de antemano y la conclusión a la que llegaron fue hablar sobre los eventos en el otro mundo, 『Tortus』, tal como eran sin cambiar nada; además, la propia Aiko no tenía la confianza de poder fabricar “una historia realmente convincente” que pudiera satisfacer a los alrededores. Así que al final, solo pudo dar una explicación con contenido que era igual a lo que los estudiantes decían, lo que la hizo sentir realmente avergonzada como una adulta trabajadora.

Naturalmente, con respecto a su incapacidad para traer de vuelta a algunos de sus estudiantes y cómo los estudiantes se obsesionaron con “delirios salvajes”, a pesar de que en realidad no era responsabilidad de Aiko, un flujo que presionaba la responsabilidad a Aiko empezaba a surgir.

Ese flujo fue poderoso. Aún más, incluso las opiniones idiotas que decían que tal vez la desaparición misma era en realidad responsabilidad total de Aiko también comenzaba a aparecer.

Fue un incidente con demasiados misterios. El culpable era desconocido. Algunos estudiantes no regresaron. Los delirios de los Retornados. Debido a que todos estos asuntos no se resolverían sin que alguien asumiera la responsabilidad, un chivo expiatorio, por así decirlo, fue Aiko quien fue elegida para desempeñar ese papel.

Aiko, que estaba completamente agotada con varias cosas todos los días, se dejó llevar por el flujo de los alrededores, e intentó responder a la demanda del entorno y portó el estigma como la persona responsable del incidente de desaparición grupal. Aceptó el duro golpe y el final de su trabajo como maestra, no, el final de su vida social. Al ver esto, los padres de Aiko, que no podían soportar presenciar la figura de su hija que salía todos los días en las noticias, también llegaron a persuadirla para que volviera a casa. Ese fue también uno de los principales factores que afectaron a Aiko.

Pero, justo cuando Aiko decidió distanciarse del lado de sus alumnos, de repente el tema llego a su fin de manera sorprendente y antinatural; sin embargo, extrañamente nadie pensó que nada era extraño con este desarrollo.

El culpable de eso fue, por supuesto, Hajime.

Utilizando Internet y los medios de comunicación, fabricó un artefacto de manipulación de conciencia a gran escala, y forzosa y poderosamente, sin dejar que nadie se quejara, interfirió con la cognición de las personas en todo el mundo.

Aiko, quien lo sabía, hizo una expresión enormemente convulsiva y dijo, “¿Qué has hecho…?”. Después de todo, lo que hizo Hajime fue un lavado de cerebro a escala mundial. Una acción maligna que haría que incluso una organización malvada de una historia se pusiera pálida.

Pero Hajime se encogió de hombros hacia Aiko, quien era demacrada en varios sentidos.

“El mundo que puso acusaciones falsas sobre ti e hizo su propia interpretación como quisieron es el malo. Devolverles el ojo por ojo es solo una cuestión de rutina, ¿no es así?”

En otras palabras, el flujo de la sociedad, que había puesto sus manos sobre Aiko, era el enemigo de Hajime. No los mató, por lo que al menos podrían dejarse lavar el cerebro obedientemente, fue su razonamiento. Atormentaron a sus queridos con su curiosidad, comentarios irresponsables, etc., por lo que era un castigo que merecían.

En cuanto a Aiko, ya no pudo decir nada después de que le dijeran esas cosas. Es imperdonable que te apartes de mí lado debido al flujo irresponsable de la sociedad. La persona de la que se enamoró le dijo eso. Por eso, hizo que la conciencia del mundo fuera suya.

Un Rey Demonio-sama hasta el extremo estaba aquí.

Sin importar lo que ella dijera, ya no detendría a Hajime.

Los hombros de Aiko cayeron sin fuerzas, aun así, dentro de su corazón se sintió halagada, se sintió ligera como si estuviera flotando, pero dentro de su pecho también se sintió tan apretada que se retorció.

Y así, al final, Aiko logró ser reincorporada a la escuela a la que Hajime y los demás asistían. Es más, también estaba el plan de la administración que quería que los Retornados fueran agrupados, lo que incluso la llevó a trabajar como maestra de la clase especial de Hajime y el resto, los Retornados. Pensando en cómo antes de la invocación era solo una maestra sin una clase a cargo, en cierto sentido, podría haberse dicho que había avanzado en la vida.

Ahora bien, a través de esto, Aiko logró reincorporarse de manera segura como maestra sin separarse de sus alumnos, que eran más importantes que cualquier otra cosa, ya que se habían confiado sus vidas en otro mundo, pero entonces, surgió un dilema.

Ese dilema era:

――「Soy una profesora. Hajime-kun es un estudiante… Ya es demasiado tarde, pero-」

Sí, ahora recordaba claramente la relación entre ella y Hajime. Por supuesto, después de la Legendaria Gran Guerra, ya había pasado muchas noches apasionadas junto con Hajime, por lo que pensar en eso ya era reaa~lmente algo demasiado tarde.

Aun así, sin embargo, ahora que estaban aquí en la 『Tierra』 y en 『Japón』, cuando ella realmente regresó a su trabajo de tutora y se paró en el podio para enseñar, desde allí vio la figura del estudiante Hajime en su asiento…

――「¡Yo, qué he hechooooooooo! ¡Pusiste tus manos sobre un estudianteeeeeeee-!」

Así, rodó por el suelo cuando estaba sola. Su personalidad, que era demasiado seria por naturaleza, y su extraordinaria sinceridad hacia la profesión de docente, cuando regresó a la vida cotidiana normal y se calmó, esos dos aspectos perforaron sin piedad la mente de Aiko por todas partes, “gussa gussa”, con púas y la marcaron, “chiku chiku”, con rotuladores.

Naturalmente, estaba empezando a evitar a Hajime, sin embargo, verlo coquetear con Yue y las demás exacerbó su desgarrado corazón, pero como era de esperar, su sentimiento de culpa y cualquier otra cosa, se convirtieron en un obstáculo que la hizo evitar a Hajime por completo… así una persona realmente problemática había llegado aquí.

En estos últimos meses, lejos de pasar tiempo con Hajime, ella ni siquiera habló adecuadamente con él. Hajime siendo Hajime, corría luchando contra los funcionarios gubernamentales del mundo, fabricaba artefactos para que sea más fácil abrir la puerta al otro mundo 『Tortus』, estableció un negocio para mantener a Yue y compañía con sus propias manos, y así. Pasando días ocupados como así, ni siquiera fue a encontrar a Aiko.

――「Solitario」

Ese era el verdadero sentimiento de Aiko sin ninguna falsedad.

――「Pero, una maestra y un estudiante, es solo… como se esperaba…」

Ese también era el verdadero sentimiento de una persona problemática.

――「Como era de esperar, Hajime-kun y yo somos… uu, también existe la diferencia de edad… igualmente esta mi posición social…」

Ese era el verdadero sentimiento de una persona muy problemática.

A la vez que se preocupaba sin cesar de esa manera, 「Hay chicas completamente encantadoras alrededor de Hajime, tal vez una mujer de mediana edad como yo debería retirarse…」, se estaba acercando a esta conclusión mientras usaba las vacaciones de verano para regresar a casa, y se convirtió en un humano no bueno como este en el porche.

“Hey, Aiko. Estás haciendo una cara muy estúpida allí. ¿No se te escapa el alma de la boca?”

“Incluso si se escapa, puede volver a su lugar, Okaa-san”.

De hecho, algo así no era ningún problema si se usaba la magia de la Era de los Dioses, aunque era una historia diferente si su madre podía comprender eso o no.

Mientras hacía una expresión exasperada ante la aturdida respuesta de su hija, la madre de Aiko, Akiko preguntó, “¿Quieres un poco de sandía?”. Aiko rodo perezosamente y sin detenerse siguió rodando hacia la mesa. Fue una respuesta sin palabras de 「Quiero」.

Aiko esperó un poco mientras se bañaba en el viento del ventilador. Akiko llegó con una sandía que había sido cortada en hermosas formas triangulares. Eran frías, jugosas y se veían deliciosas de un solo vistazo. Aiko jugaba con las semillas de sandía con el palillo proporcionado antes de morder su borde.

La dulce dulzura que se extendía dentro de su boca aflojó holgadamente la expresión de Aiko. Su apariencia era completamente la de una estudiante de primaria… un extremo de tener cara de niña. Realmente no podía ser vista como una mujer adulta de 26 años. Su despertar al poder mágico también, por alguna razón, puso el estado de su piel en una condición extremadamente excelente, seguramente eso también fue un factor que fortaleció el aspecto infantil de Aiko

“… Cuando eres así, no puedo ver en absoluto a esa chica cuya cara se mostró mucho en la televisión quien se involucraba a si misma con varias resoluciones trágicas”.

“Los medios de comunicación dan miedo. Los funcionarios del gobierno dan miedo. La Junta de Educación da miedo… luchar contra las apóstoles de dios fue aún mejor”.

“De hecho, quizás más que magia, el flujo de la sociedad que no puede ser visto por los ojos es más aterrador, ¿no? Pero, ¿no está bien así? Tienes el príncipe más fuerte, ¿no?”

“… No un príncipe Okaa-san. Él es el diablo. Más bien, él es el Rey Demonio-sama”.

“Cualquier cosa esta bien, pero deja de retrasarlo, deja que Okaa-san se reúna pronto con el benefactor de mi hija. Otou-san y Ojii-chan, y los demás también, están totalmente curiosos, ¿sabes?”

“U, uu~m… bueno, lo pensaré”.

La actitud poco entusiasta de Aiko hizo que Akiko suspirara exageradamente.

La composición de la familia de Aiko eran sus dos padres y los abuelos del lado materno. Su familia era granjeros de frutas, con su padre casándose con la familia. Incluso ahora, ese padre le decía a su hija que llegó a casa para las vacaciones de verano “si estas libre, entonces ayuda aquí~”, para que fuera a trabajar duro en la granja enérgicamente.

Actualmente, o más bien recientemente, esa familia Hatayama tenía un asunto que les preocupaba mucho.

Eso fue con respecto al ‘amante’ de Aiko.

Ese día, el día en que su hija que desapareció junto con estudiantes llegó inesperadamente a casa, naturalmente los miembros de la familia Hatayama que recibieron la explicación de la situación no le creyeron a Aiko al principio, pero cuando la magia de Aiko mejoró extremadamente las tierras de cultivo de la familia Hatayama, y sus cultivos también se convirtieron en productos de la clase más alta, creyeron en Aiko mientras decían “¡bueno, lo que sea!” a las cosas triviales.

En medio de su conversación, aunque Aiko no hizo ninguna declaración, entendieron que de alguna manera su hija parecía haber hecho un amante. El hecho de que ella pudiera regresar a 『Japón』 también fue gracias a ese ‘él’, y la impensable pacificación de los que intentaron denunciar a Aiko anteriormente también fue cosa ‘suya’.

Si esta persona era el benefactor de su hija y la persona que su corazón había decidido, entonces deseaban que se lo presentaran por todos los medios, pero, por alguna razón, Aiko lo evitaba evasivamente y no los escuchaba.

Sospechaban que esta persona podría ser una persona horrible, pero al ver la figura de su decepcionante hija sonriendo al ver el anillo que siempre colgaba de su cuello, sonriendo felizmente cuando veía su teléfono inteligente, hablando con alguien por teléfono con los pies pateando de un lado a otro y su rostro enamorado, sosteniendo su cara roja entre sus manos mientras sacudía la cabeza cuando de repente recordó algo sin estar haciendo nada, podían entender que pensaba en la otra parte desde el fondo de su corazón.

La familia de Aiko estaba preocupada a su manera por el futuro de su hija, cuyo crecimiento se detuvo por completo cuando estuvo en la escuela secundaria por alguna razón y no tenía ninguna historia romántica. Debido a eso, más aun, estaban ansiosos de ser presentados a la persona escogida por su hija.

Pero, como era de esperar, no importa cuánto tiempo, Aiko siguió actuando esquiva…

“Dios mío, si eres así, entonces ‘él’ se alejará de ti eventualmente, ¿sabes?”

“¿¡Uguh!?”

Al escuchar la advertencia aterradora que le dio su madre con respecto a su relación con él por la que estaba preocupada actualmente, Aiko presionó espontáneamente su mano sobre su pecho mientras un gemido salió de su boca.

“Aunque finalmente viniste a casa, estás aturdida todo el día sin siquiera ayudar en el hogar. Después de todo, te preocupas sin fin por ‘él’ y escapaste usando ir a casa como excusa, ¿verdad? Ah, o de lo contrario, tal vez ‘él’ en realidad ya se alejó de ti y regresaste aquí por un corazón roto…”

“¿Qué estás diciendo, Okaa-san? Eso, yo, realmente no tengo un, am, amante o algo…”

Aiko desvió la mirada, su volumen se hizo más pequeño y jugueteó con la semilla de sandía a gran velocidad.

Para Aiko, ella entendió los deseos de su familia para que les presentara a ‘él’, Hajime. Pero, como era de esperar, su relación de profesora y alumno dificultaba hablar incluso con su familia. No, fue extremadamente difícil exactamente porque eran familia…

Dentro de su corazón estaba susurrando, 「Él no es mi amante, ya soy tratada como su esposa, así que no estoy mintiendo…」, lo que sonó como una excusa, haciéndola tener un vivido parecido con alguien en alguna parte. (Ex: No sé a qué se refiere)

“… Bueno, está bien. Supongo que también tienes varias cosas en mente y ya no eres una niña. Pero, recuerda que no importa qué tipo de persona sea ‘él’, lo recibiremos calurosamente en cualquier momento”.

“… Si”.

Al final, Akiko retrocedió, y la mano de Aiko que jugaba con la semilla se aflojó un poco. Akiko sonreía irónicamente a su hija, que respiraba aliviada mientras cambiaba de tema.

“Hablando de eso, hay un festival este año también. Es un buen momento, ¿qué tal si tratas de cambiarte a un yukata? No has ido allí en estos últimos años, ¿cierto? Te encantaba el algodón de azúcar de Yamashiro-ojiisan, ¿no es así?”

“Sí, ahora que Okaa-san lo menciona, es esa época… espera, Yamashiro-ojiichan, él todavía está vivo…”

“Eres realmente grosera”.

“Porque, cuando estaba en la escuela secundaria, si no recuerdo mal, ya tenía más de 90 años, ¿correcto?”

“Sí, este año tendrá 102 años, ¿sabes?” (Ex: No jodas, el abuelo inmortal que vende algodón de azúcar, hasta da para leyenda urbana)

“A, a esa edad, ¿todavía está abre un puesto en un festival?, ¿está bien?, ¿no ascenderá al cielo mientras hace algodón de azúcar?”

“Eres realmente grosera. Incluso ahora sigue energético. Incluso la persona misma dijo que viviría treinta años más”.

“¿Planea desafiar incluso el récord Guinness?”

A pesar de la tonta charla, al final, Aiko decidió participar en el nostálgico festival local, también para relajar la oscuridad dentro de su pecho.

Por la noche, cuando la hermosa puesta de sol estaba a punto de desaparecer detrás de las montañas al otro lado del río, Aiko estaba en la puerta principal con su cuerpo envuelto en una yukata rosa. En su mano había una bolsa pequeña y linda, con sus pies usando sandalias japonesas refrescantes. Cuando llevaba una yukata, hasta cierto punto, se podía sentir un encanto único de su figura infantil habitual; quizás ello fue porque era japonesa.

“¿Realmente vas sola?”

Akiko preguntó mientras inclinaba la cabeza.

“Sip. Simplemente vagaré sin rumbo allí. Otou-san y los demás también están ayudando allá, así que mostraré mi rostro por su sitio un poco”.

“Ya veo… incluso si este lugar está en el campo, eso no significa que no haya idiotas, así que ten cuidado. Especialmente porque el día del festival también hay personas que se sueltan demasiado”.

“Entiendo. Más bien, después de todo lo sucedido, los tipos como los matones realmente no importan mucho”.

“No seas engreída. Si quieres, ¿debería llamar a Taichi-kun para que te acompañe?”

“Geez-, estoy realmente bien. Además, Taichi-kun se enojará si lo llaman por algo como esto, ¿sabes?”

El que se llamaba Furukawa Taichi era un joven que, por así decirlo, era el amigo de la infancia de Aiko. En el pasado, las casas de la familia Furukawa y la familia Hatayama estaban cerca la una de la otra. Como sus granjas estaban juntas, ambas familias estaban estrechamente asociadas. Taichi y Aiko también fueron a la misma escuela todo el tiempo desde el jardín de infantes hasta la secundaria, por lo que él era su amigo de confianza.

También hubo un tiempo en que se distanciaron temporalmente el uno del otro debido a esto y aquello en el período de la pubertad. Cuando se convirtieron en adultos, nunca se volvieron una pareja, pero su relación después de eso fue lo suficientemente amigable para encontrase cuando ambos regresaban aquí en unas vacaciones prolongadas en las que hablarían.

Taichi se graduó de una universidad en otra prefectura, e inmediatamente consiguió un trabajo en una empresa. Pero su padre fue hospitalizado por un tiempo, y renunció a su trabajo para luego suceder la granja familiar hace aproximadamente un año y medio. Y así, en el festival esta vez fue reclutado como parte del grupo de jóvenes ayudando…

“¿Es así? Creo que si es Taichi-kun, se apresuraría aquí felizmente. Bueno, pedirle que haga eso es demasiado duro, tal vez”.

“Así es. Taichi-kun es bueno, pero como era de esperar, se enojará si se aprovechan demasiado de él”.

“Eso no es lo que quise decir sin embargo… bueno, no es algo donde un padre debe meter la nariz”.

“¿¿??”

Aiko inclinó la cabeza ante las palabras sugestivas de su madre, pero Akiko no parecía que planeara hablar más que eso, por lo que Aiko se dio la vuelta y partió hacia el festival.

Caminó tranquilamente por el camino familiar. En comparación con la ciudad, este lugar estaba acompañado de colores como las estrellas del cielo nocturno, que eran excepcionalmente visibles, iluminando el camino por la noche, las ranas que permanecían en los campos y el coro de las cigarras pasando la vida en los árboles.

「Aunque, como era de esperar, la claridad del aire no puede compararse con 『Tortus』…」

Lo que giraba en el fondo de su mente mientras murmuraba para sí misma eran sus días en otro mundo. Incluso en medio de esos recuerdos, lo que recordaba vívidamente debido a lo dramático que fue, era… esa reunión, ese resultado no deseado, y luego el beso que le salvó la vida.

「Uu…」

También está el cuándo fue encarcelada por la apóstol de dios Nointo. Para ella el ser capturada en la cima de una torre alta, era como si fuera una princesa en un cuento. Y entonces, vino por ella, que estaba deprimida por la ansiedad y la impaciencia, y paso esa batalla a la altitud de 8 kilómetros.

Expuso su aspecto desagradable después del resultado que causó, y no solo fue vista esa vergonzosa figura de ella, sino que incluso fue cuidada por él.

「Hau…」

Después de eso, las palabras que le dijo junto al cenotafio fueron algo que Aiko seguramente no olvidaría durante toda su vida. Si el drama de rescate anterior fue una salvación para su cuerpo físico, entonces el evento frente al cenotafio esa noche fue sin lugar a dudas la salvación para su corazón. En retrospectiva, fue capturada por un ardor el cual ya no podía ignorar desde ese momento.

「Au…」

Y luego, con la batalla en el castillo del rey demonio, y pasando por la Legendaria Gran Guerra… el objeto dado. Como resultado de su ataque después de que soltó todas sus restricciones, él mostró una sonrisa que parecía como que se rindió, o posiblemente fue una sonrisa problemática; y entonces para demostrar que Aiko era suya, que ella pertenecía al Rey Demonio, le regaló un anillo.

Aiko arrastró sus dedos sobre la cosa detrás de su yukata, en el anillo que estaba conectado con una cadena colgando detrás de la parte del pecho del yukata.

Y entonces lo que recordó era, el esto y aquello de la noche, que pensaba que podría no estar relacionado consigo misma durante toda su vida, con lo pequeña que era. Solo recordándolo, todavía se ponía roja brillante. Eso fue, eso fue… hecho demasiado.

「Awawawa-」

En el camino nocturno, Aiko se movía nerviosamente mientras se ponía roja. Vista desde un lado, parecía una persona sospechosa.

A pesar de que se estaba poniendo así, con su cabeza de repente llena con Hajime incluso sin que ocurriera nada en particular, la persona misma todavía albergaba conflictos (lol) dentro de su corazón, preocupándose si estaba bien continuar esta relación. Es por eso que, si el grupo de esposas escuchara esto, sin duda se exasperarían. (Ex: Se entiende, pero opino que esta algo raro este párrafo, no estoy seguro si lo logre estructurar correctamente)

En el otro mundo, fue llamada una diosa e incitó espléndidamente a las personas, esta maestra, que se enfrentó incluso al reino y al papa de la religión más grande por el bien de sus alumnos, era, de hecho, una persona problemática que se ponía muy incómodo cuando se trataba de amor.

“¿Ai? ¿Qué estás haciendo?”

“¿¡Ohee!?”

De repente una voz la llamó, lo que causó que Aiko saltara, “Pyon”, de verdad. Completo con una voz extraña. Su rostro se puso rojo brillante esta vez en un sentido diferente mientras volvía su mirada hacia la dirección de la voz. Allí, encontró a un joven alto y robusto, el cual vestía una camiseta con mangas cortas en la cual las mangas estaban enrolladas aún más hasta sus hombros.

“Ta, Taichi-kun… no me sorprendas así”.

“No, Ai quien estaba haciendo cien caras cómicas sola en el camino por la noche fue quien me sorprendió…”

Este joven, que se rascaba la mejilla mientras llamaba a Aiko con el nombre de mascota “Ai”, era justo quien Aiko nombro, la persona llamada Furukawa Taichi.

“Olvida eso… en lugar de ello, ¿qué estás haciendo en este tipo de lugar, Taichi-kun?, ¿no estás ayudando con el festival?”

“Ah~, no, estaba, pero… porque Ai dijo que vendrías. Ve, grupos de estúpidos también aparecen en este tipo de día, sí”.

“Por casualidad, ¿viniste aquí intencionalmente a recogerme?”

“Bu, Bueno, sí”.

“Es así, fufu, gracias”.

Aiko se sintió algo cálida con el despreocupado “acto de buena persona” de Taichi que conocía desde el pasado, y sonrió mientras expresaba sus gracias. Al ver eso, por alguna razón, el joven Taichi rápidamente desvió su rostro mientras su mano cubría su boca. Cuando Aiko sintió curiosidad, “¿Oh? ¿Qué pasa?” y giro alrededor para verle la cara, Taichi se dio la vuelta apresuradamente y caminó hacia el festival mientras urgía a Aiko a avanzar.

“A, Ahora que lo pienso, yukata. Lo estás usando, ¿eh?”

Fue un cambio de tema algo repentino, pero Aiko respondió a la conversación sin que le molestara demasiado.

“Sip. El ambiente es importante en este tipo de eventos. Este también es el festival al que tras tanto tiempo voy y al que raramente asisto.

“Ya veo, tienes razón… Eso, qué decir, te queda bien”.

“¿Es así? Gracias”.

Aiko respondió al elogio de Taichi con franqueza, un poco demasiado francamente, diciendo un gracias normal. No estaba en la edad en que estaría muy preocupada con palabras como esa… Aunque eso también dependía de quién era al que se lo decía.

Taichi se sintió un poco deprimido, aun así, continuó teniendo charlas insignificantes con su amiga de confianza, incluso con reminiscencias. Esos dos finalmente entraron en el concurrido festival y la multitud de personas.

Allí, el tío y la tía del vecindario que los conocían a ambos desde que eran jóvenes bromearon con ellos. Aiko declaró claramente que ambos no estaban en ese tipo de relación, incluso mientras respondían con calma. El ver a tal Aiko causó sacudidas en las mejillas de Taichi. Viendo esa situación, sus camaradas de la asociación de jóvenes le enviaron miradas mezcladas con simpatía…

El viejo Yamashiro mostró su habilidad artística inútilmente pulida haciendo una estatua de Miguel Ángel con algodón de azúcar. Entonces los dos se encontraron con una compañera de clase de Aiko, quien trajo un niño. Ver eso causó que Aiko tuviera un sentimiento realmente complicado, y cuando esa compañera de clase le dijo a Aiko que si ella también estaba casada entonces~ medio en broma. El asunto de Hajime flotó dentro de su cabeza, lo que causó que Aiko se pusiera un poco roja, y no hizo ninguna negación, lo que a su vez causo que Taichi se encendiera sin sentido…

Y, con varias cosas como esa, Aiko disfrutó mucho del festival al que no había asistido por un tiempo.

Con el festival, que todavía estaba animado, de fondo, Aiko se sentó en el porche del santuario para descansar mientras estaba allí. A su lado estaba Taichi, quien, aunque se suponía que era miembro de la asociación de jóvenes, había estado siguiendo a Aiko todo el tiempo mientras ella caminaba por el festival; incluso ahora, no mostró signos de ayudar en el festival.

En el silencioso ambiente, Aiko balanceaba sus piernas de adelante a atrás mientras escuchaba el bullicio del festival y veía hacia el cielo nocturno. Era pleno verano, pero el suelo del santuario tenía un bonito espacio abierto para el viento, en el que la brisa nocturna se sentía agradable a su piel la cual estaba húmeda por el sudor.

Taichi miraba a Aiko, quien había entrecerrado los ojos debido a sentirse bien por el viento, con ojos aturdidos… un segundo después, regresó a sus sentidos repentinamente y se abofeteó la mejilla. “Pan”, ese claro sonido seco hizo que Aiko se sobresaltara, y giró la vista hacia allí.

Taichi abrió la boca, algo nervioso ante tal Aiko.

“Hey, Ai. Recientemente, ¿estás bien? Mira, solo un poco antes sucedieron varias cosas, ¿verdad?”

“Sip, estoy bien. Ya se acabó. En este momento, enseño con normalidad”.

“Ya veo. Pero, la clase de la que Ai está a cargo, es esa clase, ¿no? Entonces, ¿no habrá momentos en que Ai tenga que soportar la peor parte del problema?”

“… ¿Qué quieres decir?”

La mirada de Taichi se desvió de la dudosa Aiko; sin embargo, justo después de eso, vio a Aiko con ojos firmes y habló.

“¿No es, suficiente ya? Ya has trabajado lo suficiente por el bien de tus estudiantes, ¿no crees?”

“…”

“Por eso, tal como dijeron Obaa-san y los demás antes… vuelve a casa aquí ya”.

“…”

Aiko no habló, como si no quisiera responder a ese tema, entonces se levantó y comenzó a caminar hacia el festival. Hacia tal Aiko, Taichi añadió palabras que pareciendo impaciente.

“No es como si necesitaras estar en ese lugar si quieres ser maestra, ¿verdad? También puedes intentar encontrar un trabajo aquí”.

“No es por eso. También tengo una responsabilidad y, sobre todo, yo misma quiero estar al lado de esos niños”.

“Entonces, cuando esos niños se gradúen, ¿entonces qué?”

“Eso…. pero, a pesar de que ocurrió ese tipo de incidente, la escuela aún confió en mí lo suficiente como para hacerme cargo de la clase. Estoy en deuda con ellos”.

“Eso es solo porque quieren reunir a los Retornados en un solo lugar, ¿no? Más bien, si los niños actuales se gradúan, no sabrás si puede continuar allí, ¿no es así? Si es Ai, tu cara es ampliamente conocida aquí, es conveniente si vives aquí, y también tienes conexiones hasta cierto punto que pueden ayudarte”.

“Quizás es así, pero… eso, todavía en el futuro”.

La complicada actitud de Aiko finalmente hizo que Taichi se irritara y se levantó vigorosamente.

“… Lo que le preocupa a Ai, en realidad no es algo como tu deber con la escuela, o tu responsabilidad con tus estudiantes, ¿estoy en lo cierto?”

“¿Eh?”

“Lo que le preocupa a Ai… en realidad es el asunto de tu amante, ¿no es así?”

“Esp, ¿qué estás diciendo…? Yo, algo así como un amante es…”

“La que piensa que es un secreto es solo Ai. Obaa-san y los demás, yo, todos lo sabemos. Que en medio de tu desaparición Ai hizo un amante. Y también, cómo ese amante es… tu estudiante”.

“¿¡¡¡¡!!!!?”

Aiko se puso, 「¿¡Cómo lo!?」, una acción que fue realmente fácil de entender. Al ver ese comportamiento de Aiko, que era demasiado sincero en cierto sentido, Taichi continuó sus palabras mientras su expresión se volvía complicada.

“No hay forma de que no lo sepamos. Desde el pasado, Ai es demasiado mala para ocultar un secreto. Inmediatamente se rebela en tu comportamiento. Además, incluso después de que volviste, contactabas con frecuencia a alguien, hiciste un amante mientras desapareciste, pero no era una relación que pudieras presentar a tus padres, debe ser una relación que estimule tu culpa o moralidad de continuar… Cuando buscas una respuesta que satisface todos esos requisitos, no puede ser más que un estudiante”.

“… Taichi-kun. ¿Desde cuándo te convertiste en detective?”

Taichi dijo, “Te lo dije, no soy solo yo, Obaa-san y los demás también lo saben”, hacia Aiko que estaba atónita. Cuando Aiko se dio cuenta de que el secreto también estaba expuesto a su madre, finalmente llego al final de su ingenio con las manos sosteniéndose la cabeza.

Al ver a tal Aiko, Taichi se resolvió y habló.

“Una relación entre un alumno y una maestra… entiendes, ¿no es así, Ai?”

“Tsu”.

“Ai misma, te sientes torturada de esa manera. No sé qué sucedió en medio de tu desaparición, pero seguramente esa fue una situación anormal, ¿verdad? Entonces, eso fue solo tu pérdida momentánea de juicio. No me importa eso”.

“¿Taichi-kun?”

Taichi se acercó a Aiko, y la vio fijamente con una mirada seria. Aiko dio un paso atrás por sentirse abrumada, pero cuando Aiko se alejó, Taichi también cerró la distancia en consecuencia.

“Ai, deja de ese tipo de relación impura, regresa aquí y comienza desde cero. Al principio, puede sentirse solo, pero… estaré a tu lado de aquí en adelante”.

“¿Qué estás diciendo, Taichi-kun…?”

“Te dije que regresé aquí debido a la enfermedad de mi padre, pero en realidad no fue así. La enfermedad de mi padre se curó en una semana… la verdad es que, cuando Ai desapareció, me sentí preocupado, ni siquiera podía concentrarme en mi trabajo, por lo que renuncié a mi trabajo para buscarte a tiempo completo”.

“¿Fue, fue por eso?”

Los ojos de Aiko se abrieron de esta verdad que no sabía. Y entonces, ahora que Taichi había hablado tanto, incluso la lenta Aiko podía adivinar con qué tipo de sentimiento había estado hablando Taichi hasta ahora. Ese hecho sorprendió a Aiko precisamente porque nunca había pensado en esa posibilidad ni por un momento hasta ahora.

“Cuando escuché que Ai se había ido, pensé que mi corazón había sido aplastado. En ese momento, lo noté. Para mí, Ai es una existencia que es tan importante para mí”.

“Ta, Taichi-kun, po, por ahora, ¿vamos a calmarnos un poco?”

“Estoy calmado. Ai, ven a casa. Y entonces, cásate conmigo. ¡Te atesoraré, así que quédate conmigo para siempre!”

“¡No no, espera un poco! ¡Eso es muy repentino! No, pienso en Taichi-kun como…”

“Tu relación con tu amante, no va bien, ¿verdad?”

“Uguh”.

“No hay forma de que vaya bien. La otra parte es solo un estudiante. No hay forma de que pueda hacer feliz a Ai. Si soy yo, he sucedido mi casa y también tengo recursos, incluso mi edad coincide con la tuya. Absolutamente irá bien entre nosotros”.

La espalda de Aiko ya estaba pegada a un pilar del santuario. El Taichi que se acercaba de repente agarró con fuerza los hombros de Aiko. Los ojos de Taichi tenían una seriedad que Aiko nunca había visto en ellos hasta ahora; rebosaban de sinceridad, incluyendo pasión, tan ardiente que quemaba.

Si Aiko no tuviera un amante, sí, si esto fuera antes de que fuera invocada al otro mundo, dependiendo de la situación, su corazón podría ser robado incluso si no pensaba en él hasta ahora, excepto como un hermano. Eso era cuán “hombre” era su amigo de la infancia, a quien creía conocer, para ella. En cuanto a su discurso, no pudo evitar sentir que le dolía un poco, pero… o más bien, ahora que pensaba con calma, era un poco, pero se sentía como una línea de ligar algo peligrosa…

Pero, incluso ahora, cuando se le expresaba tal sentimiento, lo que flotaba en el fondo de la mente de Aiko era el asunto de él…

“Hajime-kun…”

“Ai-”

El nombre que involuntariamente se filtró en un pequeño murmullo hizo que Taichi frunciera el ceño, pero al momento siguiente trató de cerrar la distancia con Aiko de una vez. Tal vez tenía la intención de devolver a su amada mujer la cordura de la relación impura en la que estaba metida, incluso si tuviera que tomar un método un poco a la fuerza… o tal vez, podrían ser simples celos…

Las situaciones impactantes que sucedieron en sucesión, y su mente dividida entre sus sentimientos por él, hicieron que Aiko reaccionara tarde. Inmediatamente trató de torcer su cuerpo, pero… detrás de ella había un pilar, sus dos hombros estaban inmovilizados, no era que no pudiera liberarse, ¡pero no estaba claro si sería capaz de evitar herir a Taichi!

Por lo tanto, incluso mientras ponía fuerza en el nivel que era un poco peligroso para las personas normales, espontáneamente, dentro de su corazón, gritó pidiendo ayuda.

「¡Hajime-kun!」

“¿Qué es Aiko?”

“¿Eh?”

“¿Eh?”

Taichi y Aiko soltaron voces similares, y entonces, antes de que Taichi pudiera acercarse a Aiko, o mejor dicho, antes de que Aiko pudiera mandarlo a volar, se detuvo. No, fue detenido. Su cuello fue agarrado fuertemente por detrás.

“Meri-”, se escuchó un sonido desagradable.

“-, quien, quien eres-. Qué estás haciendo-”

“Oi oi, esa es mi línea ¿sabes?, ¿solo qué le estás haciendo a mi mujer?”

Justo después de eso, la figura de Taichi desapareció. No, fue enviado volando hacia atrás con una fuerza al grado en que parecía que desapareció. Parecía que su cuello no se dobló en una dirección extraña ni nada debido a la suprema moderación de fuerza. Pero fue bestialmente despedido al suelo donde rodó muchas veces, el impacto le hizo toser ferozmente.

Con una mirada de soslayo a Taichi, Aiko estaba nerviosa mientras veía a la persona ante sus ojos, sintiéndose estupefacta.

“¿Ha, Hajime-kun?”

“Sí, soy yo”.

“¿Po, Por qué estás aquí?”

“Porque, ¿Aiko está aquí?”

“No, incluso si dices algo así como un alpinista en algún lugar con un signo de interrogación así…”

Hajime sonrió irónicamente al ver a Aiko perdida.

“Recientemente, parecía que estabas pensando demasiado en varias cosas. Tampoco tuvimos tiempo de hablar, además de eso, viniste a casa aquí. Pensé que sería problemático si tus padres te persuadieran a tomar una decisión molesta, y por eso planeé visitar aquí. Y, cuando usé la brújula para moverme aquí, estabas en medio de algún tipo de festival, ¿cierto? Pensé que, por casualidad, ibas por el festival sintiéndote sola, así que volé aquí, pero… al final todo salió bien”.

Los ojos de Hajime se entrecerraron peligrosamente hacia Taichi que estaba de pie y viendo a Hajime pese a toser. Al ver eso, incluso mientras sentía la felicidad brotando por dentro al comprender que Hajime estaba preocupado por ella y se apresuró aquí para pasar tiempo festivo con ella, también sintió una intensa vergüenza y nerviosismo porque su figura a la que alguien más se había acercado de hace un momento fue vista por Hajime.

“¡U, um, eso no es lo que piensas! ¡No hay, nada como eso entre Taichi-kun y yo! ¡No tengo ninguna intención así en absoluto!”

“Ah~, sí, ya veo…”

Taichi, que caminaba hacia ellos, hizo “Gahah” con la mano presionando sobre su pecho. Al ver esa figura, Hajime hizo una expresión en la que no estaba seguro de qué decir. La mujer que le gustaba lo negaba con todas sus fuerzas, de hecho, escuchar eso haría que cualquiera presionara su pecho espontáneamente.

“Pero, recientemente estabas muy preocupada por tu relación conmigo, ¿verdad? Tal vez te preocupaste sin cesar cuando nos convertimos en estudiante y maestra una vez más… ya es demasiado tarde para pensar así”.

“¿¡Hau!?”

Esta vez, Aiko fue quien presionó su pecho. Su gesto realmente se parecía a su amigo de la infancia. Ese hecho hizo que la sonrisa irónica de Hajime se profundizara mientras repentinamente daba la vuelta detrás de Aiko y la abrazaba. “¿¡Ha, Hajime-kun!?” o “Tú-”, se podían escuchar, pero Hajime lo ignoró.

Hajime siguió abrazando a Aiko mientras hablaba con una voz que rezumaba un poco de exasperación en su oído.

“Incluso esta relación que preocupa a Aiko se resolverá por sí sola dos años después. Aun así, si te molestan esos dos años, entonces los dos solo debemos esperar hasta que llegue ese momento, ¿no? Si Aiko desea eso, entonces no me importa algo tan pequeño”.

“A, u, eso… pero, soy, mucho mayor que tú…”

“… Aiko, te digo esto por tu propio bien. Solo absolutamente no digas esas palabras delante de Yue. No quieres hacer un viaje en el aire a diez kilómetros de altura con tu cuerpo de carne, ¿verdad?”

“Ah…”

Pensando muy, muy cuidadosamente, algo así como una diferencia de edad… sobre el cielo todavía había cielo. Era algo de lo que no debía hablar pase lo que pase. (Ex: En realidad esa parte del problema era bastante estúpida porque no solo Yue, sino que Tio y Remia son mucho mayores que él, Remia inclusive es una viuda con una hija)

“Santo cielo. Los humanos son seres vivos que pensarán en varias cosas estúpidas en el momento en que se calmen, y Aiko es el modelo de ese tipo de humanos, ¿eh? Encima de ya ser demasiado tarde para eso, es un problema que se puede resolver fácilmente. Para que te vuelvas tan irresoluta debido a eso… si estás tan obsesionado con ‘ser una maestra’, entonces al menos tienes que ser como antes, donde incluso me regañabas”.

“Uu, no tengo nada que pueda decir…”

“O más bien… ¿quién crees que soy, eh? Cuando acepté a Aiko, ya debería haberlo declarado”.

Aiko recordó. Un mes después de la Legendaria Gran Guerra, cuando deseaba que ella también fuera amada por Hajime. Entonces, fue aceptada, encima de lo que se presentó, el término del Rey Demonio-sama.

――Cuando decida aceptarte, no habrá escapatoria.

No había concepto de “separación” para la mujer del Rey Demonio. Incluso si la propia Aiko lo odiara, Hajime no la dejaría escapar, sin importar qué tipo de situación hubiera. Era imposible para él aceptar a otra mujer que no fuera su amada mientras había alguna posibilidad de despedirse. Esa era la distinción mínima de Hajime, que era alguien absurdo y lo peor, de mantener relaciones con múltiples mujeres.

A las únicas que podía aceptar era solo a compañeros que podían ofrecerle toda su vida y viceversa.

Por tanto, no tenía sentido que Aiko se preocupara por la ética, el sentido común o lo que sea, porque Aiko ya le había ofrecido ese cuerpo y corazón al Rey Demonio.

Y la consecuencia fue que no podía alejarse del Rey Demonio-sama.

“¿Lo entiendes?”

“… Sí”.

Solo con una frase, cuando Hajime la cuestionó, Aiko se rindió fácilmente. Ella asintió hacia arriba y hacia abajo repetidamente con su rostro rojo brillante.

Entonces, Taichi dirigió una mirada severa a Hajime que todavía abrazaba a Aiko por detrás y abrió la boca.

“… Tú. Aléjate de Ai. Tu eres, si tengo razón, eres estudiante de Ai, ¿no? Supongo que no entiendes porque todavía eres un estudiante, pero tu existencia lastima a Ai. Este mundo no es tan dulce que puedes hacerlo de alguna manera con solo sentimientos――”

“Gracias por la advertencia. Pero, has confundido demasiado el proceso para ponerte aires de un adulto con buena moral. Tu persuasión es inexistente en el momento en que extendiste su mano hacia la mujer de otra persona. Si no fueras amigo de la infancia de Aiko, entonces te haría la de la familia Inugami, pero… bueno, esta vez lo pasaré por alto magnánimamente. Ríndete con Aiko y busca otra esposa adecuada”. (TI: Sobre la familia Inugami. Traté de buscarlo en Google, pero lo único que puedo encontrar es una novela de misterio sobre asesinatos en serie)

Tener a un hombre que era más joven, además, alguien que todavía era un estudiante, respondiéndole tan francamente hizo que la boca de Taichi se abriera y cerrara sin palabras. Y entonces, con una tez que se volvía intensamente azul y roja intermitentemente, estaba a punto de gritar enojado a Hajime:

“Yaahn”

“¿¡Tsu!?”

Sin embargo, se quedó sin palabras debido a la voz coqueta que Aiko levantó y el espectáculo frente a sus ojos. ¡De todas las cosas, Hajime estaba empujando su mano detrás de la parte del pecho del yukata de Aiko antes de que su mano comenzara a tantear dentro! ¡Qué acto! ¡Era realmente como un demonio!

Entonces, Hajime sacó casualmente un anillo que se había convertido en un collar del pecho de Aiko. Aiko, a quien se le hizo algo vergonzoso frente a su amigo de la infancia que ya era como su familia, vio a Hajime con ojos llorosos + mirada hacia arriba, pero Hajime desvió algo así como un sauce balanceándose en el viento.

“Comprende que ya estamos en una etapa en la que las palabras no harán nada. Tal como ves, en lugar de mi amante, Aiko ya es mi esposa. Su cuerpo, su corazón, los he recibido todos-”

“T, Tu-”

El discurso de Hajime fue completamente como el de un villano. No importaba cómo lo viera alguien, se trataba de un escenario de un joven amable y sincero el cual tuvo a su amiga de la infancia arrebatada por un mal hombre. El discurso que Aiko podría decir en este tipo de ocasión debería ser: “¡Deténganse, no peleen por mí!”, como se esperaba. Aunque, en el momento en que Aiko dijera tal cosa, seguramente recibiría la garra de hierro de amor de Hajime.

Taichi estaba a punto de condenar a Hajime junto con sus emociones que parecían estallar, pero antes de que eso pudiera suceder, Hajime le lanzó palabras con una expresión helada.

“Cosechas lo que siembras”.

“Qué-”

“Deberías tener un arma poderosa que yo no poseo. Tienes tiempo y el mismo ambiente de vida el cual pasaste junto con Aiko desde la infancia, e incluso después de que ustedes dos se volvieron adultos, debiste haberla encontrado muchas veces desde entonces, ¿no es así? Deberías haber tenido tantas oportunidades de expresar tus sentimientos a Aiko, pero dejaste pasar todas esas oportunidades. No pongas ninguna excusa ahora. Ni siquiera podrías convertirte en una ‘razón para ir a casa’ para que Aiko no le dé ningún lugar de su corazón a mí. No lo intentaste. El resultado de ello es esto. Eso es todo al respecto”.

Ese fue un argumento sólido. Quitada, tal cosa fue un caso grave de ladrar al árbol equivocado. Mientras Taichi estaba en una posición que era más cerca a Aiko que nadie, no luchó para poder caminar junto a ella. Por eso, antes de darse cuenta, Aiko había ido a un lugar tan lejano que su mano no podía alcanzarla. Eso era todo lo que había al respecto.

Hablar así de reprobadoramente era extraño considerando que era Hajime. Aplastaba a su enemigo sin piedad, y si era alguien a quien no podía soportar, ignoraría a esa persona sin hablar demasiado. Cuando esa persona no podía ser ignorada, entonces, como era de esperar, la aplastaría. Así fue Hajime. Era inusual para él hablar así con alguien que había tratado de poner su mano sobre Aiko.

Viendo cuidadosamente, a pesar de que Taichi fue despedido tan llamativamente hace un momento, no había ninguna herida en él que pareciera tan grave.

「Porque es mi amigo de la infancia…」

Esa debe ser la razón.

Aiko cambió su expresión avergonzada y levantó una cara ligeramente rígida. Y luego, suavemente se separó de la mano de Hajime que la abrazaba con fuerza. Hajime no se opuso a ella.

Aiko dio un paso adelante y con calma abrió la boca.

“Taichi-kun, gracias por preocuparte mucho por mí. Gracias, por pensar en mí tan fuertemente”.

“Ai…”

“Pero, no puedo responder a los sentimientos de Taichi-kun. No puedo ver a Taichi-kun así”.

“… Por eso, porque estás con ese tipo――”

“Sí. Porque por el que tengo sentimientos es Hajime-kun. Estaba preocupada por muchas cosas, pero… sí, ya es demasiado tarde para eso. Incluso pienso para mí misma qué demonios estoy haciendo preocupándome así”.

“… La sociedad no lo tolerará. Eso es algo que no debe hacerse”.

“Sí, lo sé. Pero no puedo evitarlo. Debido a que la persona de la que me enamoré es irremediablemente como un demonio, y mucho menos la sociedad, incluso el mundo o dios no son rivales para él. Yo también soy una mujer retorcida eh”.

“… Mujer retorcida. Esas palabras no le quedan bien a Ai”.

“Pero, creo que eso no está mal”.

“Haa, ¿es así? Entonces es como ese tipo dijo, desde el principio, ya es ‘demasiado tarde’ para mí”.

Aiko sonrió con ironía como para mostrar su acuerdo.

Taichi vio ferozmente a Hajime. Hajime lo aceptó con una cara tranquila. Entender que algo así como su mirada no sacudiría a este tipo ni siquiera un poco, y entonces, habiendo recibido el doloroso argumento de justo ahora, encima de cómo su cuerpo fue arrojado antes de esto, le mostró que ni siquiera podía competir con este chico en fuerza física. La fuerza abandonó abruptamente sus hombros después de ver a Hajime por un tiempo.

Y luego, sin decir nada, se dio la vuelta y abandonó el santuario.

“Mi error. Quizás tu relación con tu amigo de la infancia será mala después de esto…”

“No, está bien. Tal vez, tomará un poco de tiempo, pero podremos volver a nuestra relación como de hermanos nuevamente”.

“Entonces está bien… pero como era de esperar, si estira la mano a Aiko una vez más, entonces no tendré la confianza para no hacerle la familia Inugami”.

“… ¿Por qué, estás tan obsesionado con la familia Inugami?”

Aiko sonrió irónicamente ante la manera de hablar de Hajime, luego un segundo después, se enfrentó directamente a Hajime una vez más. Y entonces, inclinó la cabeza.

“Lamento haberte hecho preocuparte por estarme preocupando por cosas extrañas. Gracias por venir a encontrarme hoy”.

“Sí, definitivamente recibí tanto tu gratitud como tu disculpa. Pero no te preocupes demasiado. Lo dije antes también, pero realmente me gusta esa parte de Aiko”.

“¿Hee?, ¿E, Esa parte?”

La inesperada palabra de, “me gusta”, hizo que Aiko se volviera roja una vez más. Hacia tal Aiko, Hajime dijo que antes frente al cenotafio del 『Reino Heiligh』, pensó que Aiko preocupándose allí le parecía deslumbrante, y luego le preguntó si recordaba de qué hablaron allí. Eso era lo que Aiko recordó no hace mucho. Estaba claramente grabado en su memoria; seguramente fue un recuerdo importante de cuando su sentimiento hacia Hajime se volvió definitivo.

“Tú que corrías hacia adelante rápidamente con todas tus fuerzas, y tú que sostenías tu cabeza cuando fallabas o cuando notabas tu contradicción; pero aun así lo soportaste y encontraste una conclusión a tu manera que trataste de llevar a cabo. Encuentro esas partes de Aiko deslumbrantes; esas partes me parecen realmente encantadoras. Es por eso que Aiko, puedes quedarte tal como eres”.

“… Creo que es juego sucio por tu parte el decir algo así”.

Aiko se dio la vuelta con la espalda hacia él, con la cara hacia abajo para que Hajime no pudiera verla. Pero incluso sin mirar esa cara, era fácilmente imaginable que su rostro estaba mezclado con vergüenza y deleite.

Quizás porque entendió eso Hajime hizo una expresión que contenía delicadamente su risa. Realmente qué tipo malo.

“Ahora bien, vayamos a la casa de Aiko. Tengo que dar mis saludos a tus padres”.

“¿Eh?”

Esas repentinas palabras que se dijeron en voz alta tan repentinamente con un tono ligero como si le pidieran que fuera a alguna tienda de conveniencia por un momento causaron que Aiko soltara un, “Ah”, y se girara hacia Hajime.

“Parece que tu preocupación ya está resuelta, así que no hay más razones por la que no puedas presentarme, ¿verdad? Si tengo que saludarlos tarde o temprano, entonces al menos les mostraré mi cara mientras te envío a casa. Ya es tarde, así que haré el saludo formal mañana una vez más”.

“C, Como siempre, qué proactividad… n, no, ya sabes, el saludo se puede hacer la próxima vez… yo también necesito preparar mi corazón…”

“Hmm, la casa de Aiko está allá… ¿oh? Entonces tu padre y los demás están en el festival. Están muy cerca. Yosh, gastemos algo de dinero mientras los saludamos al mismo tiempo”.

“Ah, espera, ¡no uses algo como la brújula para esto!, ¡espera, por favor no me ignores y te vayas así! ¿¡Qué diablos planeas decirle a Otou-san y a los demás!?”

“Por supuesto, diré ‘Otou-san, he recibido a su hija. No aceptaré ninguna objeción o rechazo’. Ese es el discurso estándar, ¿no?”

“¿¡El estándar donde-!?”

“O más bien, Aiko. Me molesta, ¿por qué me hablas con un lenguaje cortés mientras hablas conmigo cuando hablaste casualmente a ese bastardo?, ¿No es cruel?” (TI: Aiko ha estado usando lenguaje cortés todo este tiempo con Hajime mientras usaba lenguaje de colegas cuando hablaba con Taichi)

“¿Eh? Eso, se trata de la atmósfera o algo así… ¡Espera, no cambies de tema! ¡Hay muchos de mis conocidos del pasado aquiii! Si le dices algo así a Otou-san en este tipo de lugar… ¡mañana todos los vecinos lo sabrán!”

“Si también hablas casualmente conmigo, entonces lo pensaré… Bueno, la extensión de tiempo ni siquiera será de un minuto para que decidas. Oh, ese es tu padre, ¿no? La primera impresión es importante. En primer lugar, vamos a comprar los productos del puesto”.

“¡Por favor espera! Espera, espera… ¡Lo entiendo! ¡Ya lo entiendo! ¡Hablaré correctamente contigo sin lenguaje cortés, así que no sigas caminando rápidamente!” (TI: Aquí finalmente Aiko no usó lenguaje cortés)

Aiko, que estaba haciendo alboroto, “gyaa gyaa”, y Hajime que la manejaba sin seriedad al mismo tiempo que cargaba hacia la dirección de su familia con una sonrisa intrépida en su rostro. Naturalmente, Aiko se aferraba al brazo de Hajime mientras Hajime avanzaba mientras llevaba a Aiko en su brazo, y junto con su ruido, ¡el grado de atención hacia ellos estaba en MAX!

Las señoras del vecindario, y las personas mayores que eran cariñosas con Aiko, todos dijeron “¡Oh, dios!”, al ver la situación de los dos.

Y entonces, finalmente, el padre de Aiko, que notó a Hajime caminando hacia él con su hija en brazos, abrió mucho los ojos y expresó su sorpresa, luego sonrió con ironía como si hubiera comprendido algo.

Después de eso, Hajime, quien proclamó en voz alta que era el novio de Aiko justo en el medio del festival que estaba repleto de conocidos de Aiko, recibió aplausos y vítores de hurra. Hajime siguió restringiendo a Aiko, que estaba tratando de huir de la vergüenza, con una cargada de princesa y provocaba vítores.

Es más, se suponía que solo era Hajime mostrando su rostro, pero con el padre y el abuelo de Aiko invitándolo a ir a su casa sin importar qué, Hajime visitó la casa Hatayama y también se reunió con Akiko y la abuela. Luego les habló acerca de sus esposas además de Aiko y su intención.

Con todo lo sucedido en la familia Shirasaki y la familia Yaegashi, Hajime se había preparado para ser abofeteado con rechazo y rabia sin duda, pero inesperadamente los padres de Aiko e incluso sus abuelos, todas las personas de la familia Hatayama aceptaron a Hajime. Por supuesto, no era como si no estuvieran frunciendo el ceño, pero con el sentimiento de querer respetar la voluntad de su hija que ya era adulta y, sobre todo, su deuda de gratitud con Hajime porque había salvado a su hija del peligro muchas veces, parece que pusieron su confianza en Hajime.

Al final, debido a la amabilidad de la familia Hatayama, se convirtió en un curso de eventos donde Hajime se quedó a pasar la noche, y al usar un portal el día siguiente, las personas de la familia Nagumo también visitaron a la familia Hatayama, donde las palabras de Yue y las demás que dijeron, “junto con Aiko”, causaron que la confianza creciera aún más.

Después de eso, fue como si la familia Hatayama y la familia Nagumo se convirtieran en un grupo familiar, pero…

Como resultado, la ciudad natal de Aiko se hizo conocida como la 『Tierra del Milagro』, donde cada tipo de cultivo podía dar frutos, independientemente de la calidad del suelo o la temporada. Seguramente eso se debió a la mezcla de la familia de la Diosa de la Cosecha y la familia del Rey Demonio de Otro Mundo…


Autor: Muchas gracias por leer esto cada vez.

Muchas gracias también por los pensamientos, opiniones e informes sobre errores ortográficos y palabras omitidas.

En realidad, también planeé escribir la razón por la cual Aiko está obsesionada con ser maestra, pero no hubo tiempo y no se me ocurrió ninguna idea. A pesar de eso, cuando comencé a escribir pensando 「De todos modos, si solo escribo, tal vez pensaré en algo…」, este tipo de Aiko fue creada…

Bueno, continuando desde antes, la condición de Shirakome es un poco mala, así que estoy pensando en cambiar de ritmo.

Aunque digo eso estoy escribiendo una historia extra un poco más larga.

Estoy pensando 「¿Debería promocionarlo a un personaje principal, me preguntooo~? 」.

Recuerden, es él saben, él. Vamos, su nombre es… ¿eh?

La próxima actualización está prevista para las 6 PM del sábado de la próxima semana también.

Ex: Pues no tengo mucho que decir la verdad, lo que quería decir ya lo hice al principio del capítulo, así que supongo está bastante claro que Aiko me gusta y este capítulo lo disfrute. Ya la próxima actualización comienza el primer arco largo/grande del After Story, supongo debería ir publicando la cronología hasta ahora antes de actualizarlo con la siguiente historia.


Anterior |Índice| Siguiente

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s