Arifureta — Capítulo 195


Autor: Estilo Yaegashi… ¿Cómo se convirtió en esto?

Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


After Story: Secreto del Estilo Yaegashi

Fue justo antes de que el sol se acercara a su cenit. Hajime caminaba inexpresivamente por la zona residencial en cierta orilla del río.

No era como si estuviera de mal humor, pero cuando pensó en el lugar que visitaría después de esto, lo hizo sentir algo melancólico. Además de todo eso, también le hizo devanar sus sesos por esto y aquello cuando viene el cómo lidiar con eso, por lo que su expresión era naturalmente rígida.

Aunque, no importa cuánto se haya preocupado Hajime, ya que no tenía intención de ceder el estatus quo o su voluntad, resolver esto era extremadamente difícil y encontrar una solución que pudiera funcionar de una vez era casi imposible. Comparado con este difícil problema, conquistar un Gran Laberinto fue algo realmente simple.

“Bueno, ello es obvio, no se puede evitar, ¿eh?”

Soltó un pequeño suspiro mientras veía a su destino el cual apareció en el camino por delante.

Era un terreno espacioso que estaba rodeado de setos espléndidos con una gran casa japonesa en su interior, o en lugar de una casa era más bien una finca. Historia se podía sentir solo por su apariencia.

Con un vistazo a tal seto y finca, Hajime finalmente llegó frente a la entrada. La puerta principal también era una estructura pesada y espléndida. La madera y el hierro transmitían claramente los meses y años que habían acumulado hasta ahora. Si una persona común visitara este lugar por primera vez, inconscientemente se enderezarían.

El apellido escrito al lado de la puerta principal era, Yaegashi.

Sí, este lugar era la casa de Shizuku, y adyacente a la casa estaba el antiguo dojo del estilo Yaegashi.

Por alguna razón, Hajime vio la placa de identificación donde estaba tallado el apellido Yaegashi, mientras presionaba el botón del interfono instalado al lado de la puerta; la única pieza que se acercó a la era moderna aquí.

「Sí, ¿quién podría ser?」

Una voz femenina respondió de inmediato. Parecía joven, con un tono agradable que sonaba tranquilo, una voz que daba una sensación de madurez. La dueña de esa voz, si su recuerdo de cuando la conoció la última vez estaba en lo correcto, entonces era la voz de la madre de Shizuku, Kirino. Ella fue quien respondió a Hajime.

“Recibí la invitación. Este es Nagumo Hajime”.

「Llegas justo a tiempo, Hajime-san. Bienvenido. La puerta no está cerrada, así que entra tal cual.」

“Disculpe por molesta”.

Hajime puso su mano en la puerta. Y entonces la abrió mientras suspiraba una vez más por “eso” que sintió cuando estaba caminando por el sendero.

Inmediatamente después de eso, “Hyu-”, ¡un sonido de cortar viento!

“Como se esperaba eh…”

Descuidadamente levantó la mano delante de su frente. Entre los huecos de sus dedos había varias esferas sostenidas en su lugar. Esas cosas volaron en el instante en que Hajime abrió la puerta hasta que las atrapó entre sus dedos. Cuando puso un poco de fuerza, esas bolas se partieron con un crujido, y de su interior salió polvo de colores.

Cuando acercó su nariz, el aroma de múltiples especias como pimienta o chile en polvo atravesó severamente su cavidad nasal. Si las esferas golpearan la frente y su contenido se dispersa, entonces una persona normal derramaría un montón de lágrimas mientras se retorcía en un ataque de estornudos imparable.

“Quiero replicar sobre qué tipo de período es este, pero… realmente esta casa. Además, si me dicen que esto es cosechar lo que sembré, entonces… no se puede evitar”.

Hajime cruzó el umbral de la residencia Yaegashi mientras sonreía con ironía.

Primero, el paisaje de un jardín considerablemente ancho, que se extendía hasta la entrada del edificio principal, entró en su vista. No era algo así como un jardín de estilo japonés donde se podía disfrutar de la vista, sino un jardín con malezas y grava normales distribuidas de manera equitativa en todo el lugar que se veía bien mantenido. El camino desde la puerta principal hasta la entrada del edificio principal se mostró con pavimento de piedra; También había un pequeño estanque a cierta distancia en el medio. Luego, también había linternas de jardín colgadas irregularmente y árboles relativamente grandes creciendo.

Había otra casa independiente de un piso a poca distancia, ese lugar se había convertido en el dojo del estilo Yaegashi. Pero en vacaciones, normalmente debería haber voces fervientes de muchos discípulos practicando viniendo de allí, sin embargo, en su lugar, extrañamente no había sonido.

Hajime, que espontáneamente quería suspirar después de adivinar la razón de ese silencio, avanzó sobre el pavimento de piedra, acercándose a un lugar donde un árbol cercano con densas hojas tenía una de sus ramas extendiéndose hasta llegar por encima del camino de piedra. Fue en ese momento:

¡Una intención asesina repentinamente surgió!

Cuando Hajime levantó la vista, había la figura de un anciano saltando desde la rama sobre su cabeza, ¡el hakama del anciano revoloteaba mientras sus manos sostenían una espada de madera en alto!, ¡el ki de espada con la que estaba revestido el viejo no era algo normal!, ¡una determinación de derrota con seguridad con un solo golpe residía en sus ojos!, ¡esa figura que descendió del cielo, lanzando un poderoso ataque, era como la técnica de un cierto espadachín errante!

Pero, hacia ese ataque repentino:

“Ha pasado mucho tiempo, Shuuzou-san”.

Hajime, quien detuvo con una mano el ataque que parecía que podía pulverizar al menos una roca, bajó la cabeza con normalidad y saludó. El oponente frente a sus ojos que parecía tener alrededor de 80 años con una cara profundamente arrugada y cabello blanco, era un instructor del estilo Yaegashi y el abuelo de Shizuku, por lo que Hajime debe mostrarle modales.

“Sí, mucho tiempo sin verte, Hajime-kun. Que amable de tu parte venir. Puedes relajarte aquí”.

“Muchas gracias”.

Shuuzou estaba diciendo palabras de bienvenida con normalidad como si nada especial sucediera mientras parecía completamente inexpresivo con sus manos empujando la espada de madera hasta el límite. En respuesta a eso, Hajime también le devolvió el saludo familiarmente.

Hajime y Shuuzou se vieron sin decir palabra por un momento, pero como era de esperar, Shuuzou retiró silenciosamente su espada de madera como si nada hubiera pasado y giró sobre sus talones.

“Creo que Shizuku está en su habitación. Pero, es un poco inaceptable para ustedes dos que todavía son estudiantes el que se recluyan dentro de la misma habitación. También hay deliciosos pasteles con té, así que ven a la sala de estar”.

“Ah~, sí, gracias-”

Shuuzou le dio la espalda a Hajime y regresó hacia el dojo mientras hablaba. Pero, en medio de esa conversación, en un momento incómodo, ¡una nueva intención asesina atacó a Hajime!

Hajime se agachó rápidamente y, por encima de su cabeza, pasó un fuerte y violento vendaval. Es más, la tela de un hakama se reflejó en el borde de visión del agazapado Hajime. Una patada baja apuntando a la cabeza de Hajime se acercaba rápidamente.

Al evadir eso saltando a un lado, Hajime usó una de sus manos en una postura parada de manos para rodar antes de aterrizar. Delante de su mirada, estaba la figura del atacante todavía alerta.

“Yaa, Hajime-kun. Que amable de tu parte venir. Puedes relajarte aquí”.

“… Gracias, Koichi-san. Disculpe por mi intrusión”.

Yaegashi Koichi. Era el padre de Shizuku y un instructor del estilo Yaegashi. Era un hombre guapo de mediana edad con un aspecto más bien duro, debido a la herida en la mejilla que recibió en algún lugar la cual era su sello de identidad. Mientras hacía un discurso que era igual al de su padre Shuuzou, e igualmente con la misma expresión inexpresiva como se esperaba, se puso la espada de madera en la cintura como si nada hubiera pasado.

¡En ese momento, una espada de madera fue desatada a gran velocidad desde un lado! Hajime, quien rápidamente giró la cabeza y la evadió, escuchó un chasquido de lengua detrás de la linterna cercana.

Aún más, desde detrás del evasivo Hajime, un sonido, “Zapaa-”, resonó. ¡En el momento en que escuchó eso uno de los discípulos que parecía estar al acecho dentro del estanque arrojó innumerables barras de hierro del tamaño de una palma con una pose que parecía un halcón salvaje!

Hajime evadió eso con un movimiento de pies fluido como un pez nadando en el aire, pero justo después de eso, notó algo y retrocedió mucho de ese lugar. Cuando hizo eso, al momento siguiente, un joven discípulo manchado de tierra saltó del suelo del jardín con una espada de madera. El pupilo susurraba, “Tsk, así que fallé en derribarlo-”, con una voz baja.

Hajime, quien aterrizó mientras sonreía levemente por esas palabras, rápidamente levantó la mano y agarró algo que voló hacia él. Una flecha fue atrapada por esa mano. Cuando siguió la trayectoria, sobre el techo del edificio principal había una figura de alguien que parecía ser un discípulo sosteniendo un arco.

“Pienso esto cada vez, pero… El estilo Yaegashi absolutamente no es un dojo kenjutsu, ¿verdad? Más bien creo que este lugar es un dojo ninjutsu en su lugar”. (TI: Kenjutsu = arte de espada, Ninjutsu = arte ninja)

“¿Qué estás diciendo, Hajime-kun? Algo como shinobis no pueden existir. ¿Estás leyendo demasiado manga? Es preocupante que alguien que intenta convertirse en el compañero de Shizuku esté haciendo algo así”.

Hajime susurró su conjetura mientras veía fijamente a los discípulos que regresaban al dojo rápidamente mientras también actuaban como si nada hubiera pasado. Al escuchar eso, Shuuzou dijo algo así con un tono que sonaba realmente perplejo.

El discípulo mojado y empapado, que estaba al acecho en el estanque, rápidamente se quitó el uniforme dougi y debajo de él, había ropa negra, pero… su cara parecía decir, 「¿Y qué?」. Seguramente, a pesar de que las barras de hierro lanzadas hacía él se veían similares a los shuriken que vio anteriormente en el museo, o incluso si el pupilo que bajó de la azotea del edificio principal utilizaba una herramienta descendente especial en la que la punta de la cuerda tenía algo parecido a un rastrillo para fijarse al borde del techo, o que uno de ellos no estaba haciendo ningún sonido al pisar mientras corría, seguramente, todo era solo el malentendido de Hajime.

Incluso si en este momento, frente a los ojos de Hajime, un discípulo estaba corriendo rápidamente con una postura inclinada hacia adelante, la llamada corrida ninja le paso, ¡seguramente eso era solo su malentendido! (Ex: Pues hasta donde se eso es real, como mínimo, si el del video es verdaderamente un ninja y no miente pues naruto es parcialmente cierto, video aquí)

“¡Hajime, bienvenido!”

Pero en ese momento, una voz ligeramente animada llamó a Hajime que estaba viendo la parte posterior de las figuras de las personas del dojo Yaegashi con una expresión complicada. Cuando se volvió hacia la voz, pudo ver la figura de Shizuku vestida con un hermoso kimono agitando su mano desde el porche del edificio principal.

Hajime levantó su mano con un saludo de, “Yo”, mientras se le acercaba. La expresión de Shizuku hacía más brillante cuanto más se acercaba. Mirando de cerca, parecía que estaba usando un cosmético, aunque fuera un poco. Parecía que se estaba arreglando un poco con Hajime viniendo por ser invitado.

Shizuku, que era adorable como siempre en las cosas pequeñas, rápidamente aclaró sus sombríos sentimientos que se habían acumulado por esto y aquello desde que pasó por la puerta de la casa Yaegashi, a los cuales no pudo replicar incluso pese a querer.

“Como se esperaba, Shizuku es más adecuado para la ropa japonesa. Aunque no parece un yukata puro…”

“S, Sí. Recibí este como una muestra de un prototipo que Tio diseñó. Parece que esta es una combinación de la ropa de la raza ryuujin con ropa japonesa”.

“Ya veo, es una pervertida, pero tiene buen gusto. Es como si fue hecho a medida para Shizuku. Además, el color sakura también te queda bien”.

“-… Gracias”.

Shizuku parecía tímida mientras se tocaba los labios tranquilamente. No podía ocultar su felicidad de que Hajime la notara y la alabara. La persona que estaba allí no era la habitual caballerosa Shizuku, sino una chica normal enamorada que se podía encontrar en cualquier lugar.

Instantáneamente, Hajime metió la mano en el bolsillo de su pecho e invoco una mini {Donner} que tenía un silenciador adherido. ¡Sin siquiera mostrar un movimiento de desenfundar, disparó rápidamente hacia el lado derecho con el cañón de la pistola escondido debajo de su brazo!, ¡Inmediatamente, innumerables chispas y sonidos metálicos se dispersaron en el aire!

Shizuku volvió a sus sentidos con un, “Hah”. Cuando volteó la vista hacia allí, encontró un bulto en el suelo tan minúsculo que nadie se daría cuenta de que estaba allí si no le prestaran atención; desde ahí se asomaban varias cosas pequeñas que parecían pipas de bambú…

Parecía que todavía había varios discípulos escondidos bajo tierra. Lo más probable es que haya una entrada a un túnel para que una persona pudiera entrar debajo del suelo, al levantar ligeramente la tapa que estaba camuflada como suelo, atacaron a Hajime con cerbatanas.

“¡H, Hey, todos!, ¡Todos están haciendo algo así otra vez!, ¡Vengan aquí!”

Shizuku lanzó un grito enojado con una cara roja brillante. Pero no respondieron a las palabras de Shizuku, el suelo hizo movimientos ligeramente bruscos y desaparecieron en alguna parte.

Shizuku temblaba por todas partes. Hajime le enviaba una mirada de simpatía mientras intentaba preguntarle sobre el asunto que, como era de esperar, le molestaba.

“Hey, Shizuku. Tu familia, tal como yo pensaba, son descendientes de ninjas o algo así, ¿verdad? Es verdad, ¿no es así?”

“… No hay forma de que sea cierto, creo. Antes de ser invocados, no había nada como esto. Solo ha sido así desde que Hajime vino a casa. Incluso yo no sabía que ese tipo de técnica existía en el estilo Yaegashi. En realidad, solo me enseñaron la katana, artes marciales y el arte de lanzar.

“No creo que esté en el nivel de ‘solo’ sin embargo… O, ¿cómo debería decirlo?, ¿no les preguntaste? Como, ‘¿Recibí entrenamiento kunoichi mientras no me di cuenta?’”

“Ya les cuestioné. Les pregunté, ¿qué es el estilo Yaegashi? Así”.

“¿Y la respuesta?”

“Es un kenjutsu común y con un poco de acrobacias. Eso fue lo que me dijeron”.

“Así que se lo ocultaron incluso a su hija…”

Shizuku susurraba, “Esta familia mía…”, con una mirada lejana, a la que Hajime le enviaba unos ojos cada vez más simpáticos mientras que por el misterio de la familia Yaegashi, el cual no solo no trataban de ocultar en lo mínimo aunque eran obviamente como ninjas, inclusos sus engaños eran tan evasivos que le hacían querer replicar 「¿siquiera tienen la motivación de ocultarlo eh?」, sonreía secamente.

Después de eso, Shizuku, que se enteró de los ataques de su abuelo y su padre, se disculpó con Hajime con ojos llorosos mientras se dirigía a su cuarto por el momento. Sin embargo, incluso durante su caminata allí, lanzas les apuñalaron desde el espacio entre las paredes, de repente apareció una trampa en el piso del corredor, la pared giró abruptamente, y un Koichi inexpresivo se acercó a Hajime con una kodachi balanceándose, y cuando pensaron escuchar a alguien decir, “Muh, mi mano se resbaló”, desde la esquina del corredor voló una guadaña con cadena haciendo de un pilar un punto de apoyo con el que alteró su trayectoria utilizando la fuerza centrífuga hacia Hajime…

“Shizuku… solo acéptalo. Tu casa es la residencia de ninjas. Tu familia son ninjas”.

“Yo, que no supiera hasta este año que mi propia casa tenía este tipo de artilugios, estoy… ¡Quiero decir, Ojii-chan!, ¡Una guadaña con cadena no es bueno!, ¡Mira, se quedó atascada en la pared!, ¿¡Eso es obviamente lo real, no!?, ¡Solo dónde guardas ese tipo de arma!”

Shizuku enojada fue a la esquina del corredor mientras agitaba el puño de su yukata, pero ya no había nadie allí. Shizuku se derrumbó a cuatro patas. Esta fue la primera vez que vio el otro lado de su familia desde que regresó del otro mundo. Parecía que Shizuku estaba cargada con el destino de pasar por dificultades incluso dentro de su familia.

“Hey, Shizuku. Como era de esperar, ¿deberíamos ir a la sala de estar en lugar de tu cuarto? Shuuzou-san también me dijo eso. Si seguimos así, no sé qué tipo de artilugio se activará en el momento en que entré en tu habitación. No será un problema para mí, pero tu atesorada colección (muñecos de peluche) podría estar en peligro, ¿sabes?”

“… Uu. No hay nada como esos extraños aparatos en mi habitación, supuestamente. Indudablemente hay algo en la sala de estar… o más bien, ¡ya estoy terriblemente enojada por el hecho de que Hajime fue atacado!, ¡tendré a Hajime conmigo en mi habitación hasta la hora de comer!, ¡si alguien se convierte en una molestia, absolutamente no los perdonaré!”

Seguramente, Shizuku estaba levantando la voz en hacia su familia que debía estar al acecho detrás del techo y al otro lado de la pared.

Finalmente llegaron a la habitación de Shizuku. En el interior, había muchos muñecos de peluche colocados alrededor que hacían que la habitación fuera estrecha. Había encantadores animales y un calendario de gato, cortinas rosas, un cojín con orejas de conejo esponjosas, toda la habitación estaba envuelta en una atmósfera suave con una fragancia ligeramente dulce flotando. Era una habitación realmente muy femenina.

Shizuku puso el cojín de un mapache caído frente a una pequeña mesa redonda de vidrio. Cuando Hajime se sentó en el cojín, emitió un sonido, “pukyu”. La figura del Rey Demonio de otro mundo sentado sobre un cojín de mascota que hizo ese tipo de ruido, si fuera visto por los compañeros de clase y los tipos del otro mundo (especialmente alguien como el emperador) seguramente sería una conclusión inevitable el que estallen en carcajadas.

“Espera ahí. Prepararé té y bocadillos ahora mismo”.

“No, realmente no necesitas hacer eso. Más bien, no quiero quedarme solo en esta casa…”

“Uu. E, Estará bien. Porque mi habitación es una zona segura”.

Incluso mientras vacilaba en sus palabras, Shizuku garantizó que, “¡Mi habitación es segura!”, inmediatamente después de eso, sin embargo:

“Hajime-san, bienvenido. Esta es una mermelada de frijol dulce de una tienda de larga historia. Por favor toma un poco”.

La madre de Shizuku, Kirino apareció llevando té y bocadillos.

――Desde el techo, “¡Sucha-!”, saltó hacia abajo.

“¿¡Okaa-san!?, ¿¡De dónde has venido!? Espera, ¿¡la placa del techo está fuera de lugar!? De ninguna manera… a pesar de que debería haber investigado adecuadamente mi habitación cuando supe que la casa era una residencia con artilugios…”

Kirino sonreía amigablemente como si nada hubiera pasado con una mirada de reojo a Shizuku, que estaba estupefacta mientras veía hacia el techo. Esa figura que era gentil y tranquila exactamente como una Yamato Nadeshiko, pero con una atmósfera en la que se podía sentir un núcleo recto de ella, hizo que Hajime comprendiera algo, 「Ya veo」, que ella era de hecho la madre de Shizuku. Era una mujer que lo hizo pensar o incluso le hizo anticipar que cuando Shizuku envejeciera bellamente, seguramente se convertiría en una mujer como esta.

Sin embargo, el hecho de que saltó del techo mientras vestía adecuadamente un kimono, con una bandeja en una mano la cual tenía té y bocadillos, no solo con su ropa completamente arreglada, sino que ni siquiera derramó una gota de té, demostraba que absolutamente no era alguien normal.

“H, Hey, Okaa-san. Permíteme preguntar esto, dejando de lado el asunto con respecto al techo de mi habitación para más tarde; es justo como pensaba, ¿que Okaa-san es una kunoichi? Hey, ¿es eso cierto?”

Desde que regresó a casa hasta hoy, diferente de su padre y abuelo, su madre no mostró ese tipo de señal en absoluto. Shizuku le preguntaba a su madre con un sentimiento realmente complicado que era mitad 「Di que esto no es cierto, mamá」 y mitad 「Okaa-san, así que tú también」.

Hacia tal Shizuku, Kirino:

“Ara, Shizuku. Estás demasiado animada solo porque Hajime-san está aquí… Perdónala vale, Hajime-san. Geez, esta niña, seguramente está haciendo todo lo posible para hacer una broma que este alineada con el hobby de Hajime-san, pero… por naturaleza, es una persona seria, así que su broma no es realmente divertida, ¿no es así? Una broma como ‘¿Eres una kunoichi?’ Hacia su madre de todas las cosas, ¿ves? Ella es una niña así, pero por favor no la abandones pase lo que pase”. (Ex: Hay que ser maldita)

“… Puede estar segura. No creo que sea divertido, ni nada, ni siquiera por un poco. Más bien, simpatizo mucho con ella. ¿Estás bien, Shizuku?”

“Ya no puedo hacer esto, Hajime. Quiero convertirme en hija de la familia de Hajime ya…”

Hajime hizo todo lo posible para consolar a Shizuku, que estaba bajando la cabeza con una expresión que era como la de un cansado anciano con un gesto de “ya, ya”. Al ver esa armoniosa (¿?) figura de su hija y Hajime, Kirino dijo: “Ara, geez Shizuku, actuando así frente a tu madre. Sí, sí, Okaa-san se irá de inmediato”, y abandonó la habitación.

Por supuesto, “¡Hyupa-!”, ella saltó al techo.

Al ver la placa del techo volver a la normalidad sin hacer ruido, Shizuku miró a Hajime con una expresión que podría llorar en cualquier momento.

“Bu, Bueno… de esta forma a Shizuku también se le es enseñado el secreto de tu familia poco a poco, ¿sí? No sé si es porque regresaste de otro mundo, o porque pudiste hacer un amante como yo, pero… bien por ti”.

“En este mundo, me pregunto si hay algo que es mejor que no se sepa… Siento que lo que están haciendo está escalando gradualmente…”

Shizuku fue consolada mientras Hajime la acariciaba.

Hajime pensó mientras veía a Shizuku estando así. Era normalmente difícil imaginar que no sabría acerca de su familia y los mecanismos de la casa incluso estando en la escuela media. Pero no había forma de que Shizuku estuviera mintiendo, en ese caso, eso significaba que Shuuzou y los demás lo ocultaban seriamente de Shizuku.

Es más, antes de la invocación, en otras palabras, incluso cuando se convirtió en estudiante de secundaria, este asunto no se le había contado. Eso podría significar que a Shizuku no se le diría nada de esto durante toda su vida; tal posibilidad no puede ser descartada.

Entonces, ¿por qué se ocultó un asunto sobre la propia familia de su única hija o nieta?

En el Gran Laberinto del otro mundo, los verdaderos sentimientos de Shizuku fueron expuestos. Después de eso, Hajime se dio cuenta de las cosas que Shizuku estaba ocultando de la historia que escuchó de la propia Shizuku. Sobre lo feliz que estuvo su severo abuelo cuando Shizuku mostró su talento para el kenjutsu. Sobre cuánto la gente a su alrededor ponía sus expectativas en ella.

Y también sobre cómo, resultado de ello, cuántos de los verdaderos sentimientos de Shizuku fueron reprimidos por eso.

Hajime recordó las palabras que le dijeron la primera vez que Hajime se enfrentó a Shuuzou y Koichi.

――Ya veo, así que Shizuku ya está bien.

――Mis gracias, por dejar que Shizuku sea una chica.

Parecía que, en lugar del regreso del otro mundo, los dos sentían gratitud desde el fondo de su corazón por el hecho de que Shizuku se enamoró con sus propios sentimientos verdaderos, por ese crecimiento de ella. El alivio también exudaba de ellos.

Hajime no preguntó mucho en ese momento, pero fue capaz de adivinar.

Por algún casual, Shuuzou y los demás podrían estar lamentando haber hecho que Shizuku estudie el estilo Yaegashi. Era imposible decirle a un abuelo que no fuera feliz cuando su nieta tenía mucho talento para el estilo familiar, y que un padre tuviera expectativas para sus hijos también era algo natural.

Por eso se apasionaron demasiado contra su mejor juicio, y así cuando se dieron cuenta, Shizuku ya ni siquiera podía quejarse a su familia, creando una Shizuku que mató muchas partes de sí misma.

Al ver a una Shizuku así, seguramente Shuuzou y los demás no le enseñaron nada más que kenjutsu para que no matara más partes de sí misma más que esto. Ocultaron completamente el secreto de la familia.

Esto era solo su suposición, pero Hajime estaba convencido de que era la verdad.

Hajime habló con un tono suave mientras acariciaba la cabeza de Shizuku.

“Tal vez son una familia problemática, pero… eres atesorada por ellos, ¿verdad?”

“… No lo niego”.

Parecía que Shizuku también lo había adivinado de alguna manera. Aunque no pudo evitar parecer involuntariamente amargada porque estaba oculta a ella, y lo extremadamente preocupante que era la absurdez de ese secreto.

“Ahora bien, dejando de lado por el momento cómo una de mis esposas se convirtió en una kunoichi”.

“No me convertí en una kunoichi, no dejes eso de lado”.

La mirada de Shizuku se volvió cada vez más agria con las palabras de Hajime, pero cuando notó la presencia de muchas personas extendiéndose poco a poco por los alrededores, sus mejillas se sacudieron.

“Bueno, creo que también está lo de que Shizuku aprenda sobre su familia, pero… más de la mitad de esto es una prueba para mí, supongo. Esto debe ser algo así como venganza contra un hombre harén que se atrevió a poner sus manos sobre su importante hija. Incluso Kirino-san fue despiadada, a pesar de que su rostro sonreía así”.

“¿Okaa-san? Hasta donde sé, Okaa-san no le hizo nada a Hajime…”

“No, está tomando medidas incluso ahora sabes… Este té y mermelada de frijol dulce, algo se puso dentro. El veneno no funciona en mí, pero por la sensación, es algo así como una droga paralizante, supongo. Quizás tengan la intención de atacar mientras no pueda moverme”.

“¡¡¡OKAAA-SAAA――――――N!!!, ¡¡¡QUÉ LE ESTÁS DANDO AL AMANTE DE TU HIJA!!!, ¡¡¡DEJEN DE JODER; LOS CORTARÉ A TODOS JUNTOS-!!!”

Dentro de la residencia Yaegashi durante el mediodía, el grito furioso de una enfurecida Shizuku resonó. Saltó de la habitación con una katana negra en una mano.

Hajime, que se quedó solo en la habitación, probó correctamente lo último de mermelada de frijol dulce antes de susurrar.

“Bueno, en comparación con el padre del lugar de Kaori, este enfoque de fuerza bruta me salvó del mismo problema”.

Desde el jardín, sonidos de, “¡Ojii-chan, Otou-chan, y Okaa-saaan!, ¡Arrodíllense en seiza aquí!”, el sonido de algo volando, o “¡Ojou, se está volviendo loca!, ¡Envíen refuerzos!”, o “Muu, ¡Shizuku, tu habilidad ha mejorado!”, o “¡No piensen que la Shizuku actual puede ser detenida con normalidad!, ¡Hagan la formación!, ¡Preparen la formación de las Mil Ejecuciones de los Cuatro Cardenales-!”, o “¡Con seguridad vamos a separar a Ojou de ese mocoso!, ¡Escuadrón Tigre Blanco, matad a ese tipo ahora!”; sonidos con ese tipo de impresión se podían escuchar viniendo de aquí y allá.

Hajime estaba sintiendo las múltiples presencias que se acercaban a él mientras escupía palabras, “Ya sea, en la 『Tierra』 o en otro mundo, realmente no hay mucho cambio eh…”, sintiéndose realmente vacío.

Después de eso, sea que Shizuku finalmente conoció todos los secretos de su familia, y sea que Hajime fue reconocido por la familia de Shizuku o no…

Por ahora, digamos que los discípulos del estilo Yaegashi (escuela oculta) se llevaban muy bien con los orejas de conejo de otro mundo.


Autor: Muchas gracias por leer esto cada vez.

Muchas gracias también por los pensamientos, opiniones e informes sobre errores ortográficos y palabras omitidas.

En serio no tengo tiempo para escribir.

Aun así, cuando escribí siguiendo mi capricho, el estilo Yaegashi se volvió así…

La próxima actualización está prevista para las 6 PM del sábado de la próxima semana también.

Ex: Pues estuvo entretenida la familia de Shizuku, espero salgan bastante que dan muchísimo material, me gustó todo el capítulo bastante, especialmente porque al ver que era de Shizuku leí un extra de ella de la novela ligera y ha sido todo muy bonito, yo con los capítulos de Shizuku soy bastante feliz, soy un hombre simple.


Anterior |Índice| Siguiente

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s