Súper Gen Divino – Capítulo 650: Firmando un Contrato


Séptimo Capítulo Semana 12

¡Disfrútenlo!

Han Sen miró detrás de Wang Yuhang y vio al Dragón de Escamas Rojas doblando la esquina del pico, aparentemente persiguiéndolo. Corría tan rápido como un conejo, pero no era una persecución ordinaria. Algo no estaba del todo bien.

Fue entonces cuando Han Sen se congeló. Detrás del Dragón de Escamas Rojas había otra criatura, un enorme elefante compuesto de huesos blancos.

El ya gigante Dragón de Escamas Rojas parecía un juguete masticable delante del Elefante de Huesos Blancos. La trompa del elefante atrapó al Dragón de Escamas Rojas que huía, lo levantó y lo engulló de un solo bocado. La nieve virgen ahora estaba salpicada de sangre.

“¡Santo cielo!” Han Sen juró en su corazón, se dio la vuelta, y rápidamente comenzó a correr.

Wang Yuhang realmente nació sin suerte. Incluso aquí, en medio de una pelea, se las arregló para atraer la atención de una monstruosa súper criatura. Han Sen lamentó el hecho de que no había decidido venir solo, ya que enfrentarse a un Dragón de Escamas Rojas divino berserker en solitario era mucho mejor que cualquier otra alternativa de súper criatura.

Afortunadamente, la súper criatura se vio detenida comiendo su draconiano bocadillo, lo que le dio a Han Sen y a Wang Yuhang el tiempo suficiente para escapar.

“Tiito, tengo una pregunta que me gustaría hacerte.” Dijo Han Sen, después de llegar a un lugar seguro, lejos de los peligros de la super criatura.

“¿Qué sería eso?” Wang Yuhang también estaba jadeando.

“¿Cómo te las arreglaste para cazar criaturas por ti mismo?” Preguntó Han Sen. Wang Yuhang parecía ser un imán para la más miserables de las criaturas. Empezar a cazar una criatura pequeña, sólo para terminar siendo expulsado por una criatura más grande parecía ser algo habitual, por lo que era extraño para Han Sen que Wang Yuhang se las arreglara para sobrevivir durante tanto tiempo.

“Hermano Han, debo confesarle que rara vez soy capaz de matar monstruos por mí mismo. Aunque logre matar a una criatura, casi nunca recibo su botín. Para llegar a donde estoy hoy, casi siempre me han llevado.” La cara de Wang Yuhang estaba roja cuando admitió su embarazosa verdad.

Han Sen no estaba seguro de cómo responder. Afortunadamente, Yuhang provenía de la familia Wang. Si no lo hubiera hecho, habría tenido grandes dificultades para labrarse una identidad y un poco de prominencia para sí mismo. Habría sido peor que la forma en que Han Sen comenzó, y las posibilidades de supervivencia serían bajas.

Para un gran élite como Wang Yuhang, necesitar que otros le ayudaran a llevarlo era una desgracia.

Sin embargo, era extraño. Wang Yuhang era un guerrero talentoso, y en términos de poder, la ballesta Pavo Real era lo único que le daría una ventaja a Han Sen si alguna vez se enfrentaban en duelo. Wang Yuhang era casi tan bueno como Queen, y era una pena que no tuviera la confianza en sí mismo que necesitaba para avanzar.

“¿Qué te parece esto entonces, Tiito? He formado un equipo compuesto por élites dedicados a la caza de súper criaturas. Si estás interesado, te aceptaré entre sus filas. Sin embargo, si te vas a unir, tendrás que firmar un contrato. Este contrato establece que debes adherirte a todas mis órdenes.” Dijo Han Sen a Wang Yuhang, mirándolo.

Aunque Wang Yuhang era una persona desafortunada, Han Sen pensó que su extraña habilidad para atraer a las súper criaturas sería un rasgo valioso para un equipo así. Han Sen sólo necesitaría una armadura muy resistente para mantener vivo a Wang Yuhang, para poder atraer y aguantar a súper criaturas de manera efectiva en la batalla.

“¡Hermano Han!” Wang Yuhang saltó repentinamente frente a la cara de Han Sen. Agarró la mano de Han Sen, la colocó sobre su propio pecho, y comenzó a llorar. Estaba tan conmovido que no podía hablar.

“Tiito, si tienes algo que decir, dilo.” Han Sen rápidamente le arrebató la mano, temiendo que la siguiente pregunta de Wang Yuhang fuera una propuesta para dormir con él.

Pero de nuevo, Wang Yuhang agarró la mano de Han Sen, sin querer soltarla. Dijo entusiasmado, “Hermano Han, eres un verdadero hermano mío. Eres una de las pocas personas que son capaces de ver el bien que reside en mi interior. Eres el sol en mi cielo, dispersando las nubes del desprecio. ¡Iluminas mi mundo, Han Sen!”

Wang Yuhang estaba genuinamente conmovido. Aunque no luchó mucho, debido a su mala suerte, su habilidad para atraer super criaturas era una gran ayuda para Han Sen. Como resultado, para Wang Yuhang, esta sería la primera vez que su rasgo fuera un beneficio.

La familia Wang, a pesar de que le proporcionó muchas cosas buenas de sus varias cacerías, nunca lo llevó con ellos debido a la mala suerte que lo acompañaba.

Cuando Wang Yuhang se alejaba por su cuenta, una desgracia estaba a punto de ocurrir. Después de matar unas pocas criaturas, un enemigo mucho más temible le esperaba cada vez. Esta había sido la primera vez que le ofrecieron un lugar en un equipo.

Ahora que Han Sen lo quería, Wang Yuhang sólo deseaba haberlo conocido antes. Estaba eternamente agradecido de que le ofrecieran esta oportunidad.

“¡Oh, mira! Tengo un contrato aquí mismo en mi bolsillo. Deberías echarle un vistazo. Las condiciones en él pueden ser un poco duras, pero es lo que es. Cazar súper criaturas nunca es un paseo por el parque, después de todo.” Han Sen sacó el contrato de su bolsillo y se lo entregó a Wang Yuhang.

Han Sen formuló ese contrato hacía tiempo, mientras componía un equipo. Este contrato fue originalmente diseñado para Queen, pero debido a que había estado tan ocupada en los últimos tiempos, no había podido regresar al refugio y firmarlo. Ahora que Han Sen había considerado a Wang Yuhang como un candidato adecuado para el equipo, pensó que podría dárselo por el momento.

Wang Yuhang lo leyó y lo firmó sin dudarlo. Las condiciones eran, como Han Sen había dicho, duras. Sin embargo, eso no inhibió su entusiasmo por firmar, ya que los términos eran justos.

Han Sen se veía feliz después de esto. Tomó el contrato, lo firmó él mismo, y le dio la copia a Wang Yuhang.

“Tiito, por la presente eres parte de mi equipo.” Han Sen le sonrió.

Wang Yuhang, muy emocionado, preguntó, “Jefe, ¿cuántos otros élites tenemos entre nuestras filas?”

“Oh, déjame ver… ¡dos! Sólo dos. Tú y yo.” Han Sen pensó que era mejor no ocultar la verdad. Encontrar a otras personas poderosas que no fueran ya parte de una facción o gremio era difícil. Era afortunado de tener a alguien que no tuviera obligaciones, y particularmente de tener a alguien que ya había abierto su cerradura genética.

A pesar de que había muchos élites que estaban solos, normalmente eran invitados a grandes gremios y facciones de manera casual, independientemente de su estatus. Allí podían cosechar beneficios y seguir formándose. Las posibilidades de que cualquier élite al azar se uniera a Han Sen, una persona sin una formación particularmente destacada, eran bastante escasas.

A Wang Yuhang no le importaba esto en absoluto. De hecho, ya estaba pensando en una forma en la que podría ayudar a la causa de Han Sen. Entonces le dijo a Han Sen, “Jefe, conozco a alguien que es realmente poderoso. Es un amigo mío, tal vez podamos invitarlo a unirse al equipo.”

“¿A quién?” Han Sen siempre estaba intrigado por alguien que era descrito como ‘realmente poderoso’. Era demasiado difícil cazar súper criaturas en la segunda zona de El Santuario de Dios en solitario, pero ahora, la gente en el mundo era consciente de la existencia de las súper criaturas. Aunque nadie en la segunda zona de El Santuario de Dios era capaz de matarlas todavía, contratar a otros para la causa ya no sería tan difícil.

“Su nombre es Lei Heng Wu. Puede que no provenga de una familia de particular notoriedad o fama, pero su familia posee una especie de habilidad especial. Se llama Lanza Sagrada del Rayo Gigante. La he visto en acción, y es muy poderosa. Es un élite y no ha jurado lealtad a ningún gremio o causa todavía. También soy un buen amigo suyo, lo cual puede ser la conexión que necesitamos para que se una a vosotros.” Comento Wang Yuhang.

Han Sen preguntó sobre Lei Heng Wu. Sonaba como el tipo de persona que necesitaría en su equipo, así que decidió seguir a Wang Yuhang y hacerle una visita.

Han Sen no pudo matar al Dragón de Escamas Rojas como había planeado, debido a que había sido comido por el Elefante de Hueso Blanco. Aún necesitaba un espíritu T-rex, así que estaba decidido a encontrar uno, de una forma u otra.

Afortunadamente, Lei Heng Wu estaba en un refugio humano bastante grande. Han Sen quiso aprovechar la oportunidad de explorar los mercados y ver si podía conseguir un alma de sangre sagrada de la bestia T-rex.

 

 


6 comentarios

  1. Gracias por los cap.
    No sé si fue buena idea lo del nuevo miembro en el grupo, pero espero que le salga bien, porque la empezó cagando por lo del dragón jajajaja

    Me gusta

  2. (Han Sen miró detrás de Wang Yuhang y vio al Dragón de Escamas Rojas doblando la esquina del pico, aparentemente persiguiéndolo. Corría tan rápido como un conejo, pero no era una persecución ordinaria. Algo no estaba del todo bien.

    Fue entonces cuando Han Sen se congeló. Detrás del Dragón de Escamas Rojas había otra criatura, un enorme elefante compuesto de huesos blancos.

    El ya gigante Dragón de Escamas Rojas parecía un juguete masticable delante del Elefante de Huesos Blancos. La trompa del elefante atrapó al Dragón de Escamas Rojas que huía, lo levantó y lo engulló de un solo bocado. La nieve virgen ahora estaba salpicada de sangre.)

    *facepalm level asian*

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s