Súper Gen Divino – Capítulo 649: Un Impactante Descubrimiento en la Alianza


Sexto Capítulo Semana 12

¡Disfrútenlo!

Desafortunadamente para Han Sen, era común que lo que más temía era exactamente lo que terminaría sufriendo. Han Sen comenzó a escalar la montaña, y su mayor temor se hizo realidad, Wang Yuhang también estaba allí, matando monstruos.

Cuando Wang Yuhang vio a Han Sen, se sorprendió deliciosamente. Acabó con la criatura con la que estaba en combate y corrió con entusiasmo hacia Han Sen. Preguntó en voz alta, “Hermano Han, ¿has venido a buscarme?”

“Sí, claro.” Han Sen no supo realmente cómo responder, pensando en la mala suerte, y lo poco probable, que se encontraría con Wang Yuhang allí, entre todos los lugares.

“Hermano Han, ¿has oído hablar de lo que hay en marcha en la Alianza? Es importante, por lo que he oído.” La voz de Wang Yuhang había bajado, como si estuviera susurrando un secreto.

“¿Qué gran cosa, Tiito?” Han Sen nunca se preocupaba mucho por los acontecimientos en la Alianza, pero preguntó de todos modos.

“Sólo unos pocos de los miembros de la Alianza de clase alta saben de esto, en este momento. Actualmente es secreto, pero me temo que es sólo cuestión de tiempo antes de que se anuncie.” Wang Yuhang se detuvo un momento, se acercó al oído de Han Sen y dijo, “Alguien ha logrado matar a esa criatura en la primera zona de El Santuario de Dios.”

“¿Qué criatura?” El cuerpo de Han Sen se estremeció.

“Esa criatura que está por encima de las criaturas de clase divinas. Resulta que en realidad se llaman ‘súper criaturas’ y ¡ha sacudido a los miembros de clase alta de la Alianza hasta los huesos!” Wang Yuhang habló en voz alta, con envidia.

Después de que Han Sen escuchó lo que tenía que decir, sintió un poco de alivio. Ya que había más y más élites en la primera zona de El Santuario de Dios, era sólo cuestión de tiempo hasta que pudieran matar a las súper criaturas. Que la existencia de súper criaturas se volvieran conocidas por los humanos sería un alivio para Han Sen.

“¿Quién mató a la súper criatura y cómo?” Han Sen le preguntó a Wang Yuhang.

“Fue una mujer llamada Ji Qing de la familia Ji. En cierto modo, tú eres su cuñado, pero ella no es hija de Ji Ruozhen. Es sólo una prima de tu familia, pero tiene mucho más talento que la hija de Ji Ruozhen. Ya ha sido nombrada el primer genio de la Alianza y una estrella de esperanza para el futuro.” Wang Yuhang se alejó por un segundo con una sonrisa. Luego, sacudió la cabeza y continuó diciendo, “Pero no lograron matar a una súper criatura sólo porque Ji Ruozhen sea tan fuerte, sino que los miembros de las familias Wang, Lin y Xue también ayudaron. Además contrataron a muchos élites, ¡trescientos, de hecho!. Eran élites que aún no habían evolucionado pero que han maximizado sus genes. Ayudaron a herir a la súper criatura por ella, y se informa que mucha gente ha muerto.”

“Es una pena que tal hazaña sea aún más difícil de lograr en la segunda zona de El Santuario de Dios. La segunda zona de El Santuario de Dios excluye a los trascendentes, así que una vez que lleguemos a ese nivel, tenemos que dejar este lugar inmediatamente. De lo contrario, nuestros cuerpos sufrirán daños irreversibles. Es una lástima que ninguno de estos eventos tenga lugar en la segunda zona de El Santuario de Dios, ¡sé que me uniría, si tal cosa ocurriera!” Wang Yuhang suspiró y comento.

Han Sen parecía confundido y preguntó, “Toda esa gente dio lo mejor de sí para matar a esa súper criatura y mucha gente dio su vida. ¿Había algo bueno? ¿Por qué esa Ji Ruozhen acapara toda la gloria?.”

“Ella fue la que encontró a una súper criatura herida y fue la que dio el golpe final. Los demás sólo fueron ayudantes contratados, mercenarios y similares, a quienes se les pagó por adelantado. Consiguieron lo que se les prometió.” Después de decir eso, Wang Yuhang bajó la voz para decirle a Han Sen, “Además, Ji Ruozhen básicamente confirmó que va a ser el líder de la Alianza. Nadie ofenderá a la familia Ji por la caza de una súper criatura. Y si pueden matar una vez, seguro que podrán hacerlo de nuevo. Con nuestra asociación con la familia Ji, donde la ayudamos y ella nos ayuda, pelear por tal caza no tendría sentido.”

Han Sen asintió. Sabía que era difícil poner en marcha algo en este mundo. Después de matar al primero, era increíblemente probable que cada vez más gente empezara a morir. Era sólo cuestión de tiempo antes de que alguien llegara al máximo de sus súper puntos genéticos. A medida que pasaba el tiempo, el efecto bola de nieve era inevitable.

“¿Consiguió Ji Qing un súper espíritu de la bestia?” Preguntó Han Sen.

“Sí, una armadura. Si no lo hubiera hecho, no la llamarían la estrella de la esperanza para el futuro de la Alianza. Con esa clase de armadura, la primera zona de El Santuario de Dios se convertirá en un paseo para Ji Qing.” Wang Yuhang miró entonces a los ojos de Han Sen y continuó diciendo, “Oh, sí. De todos modos, volvamos a los negocios. ¿Por qué has venido a buscarme?”

“Me voy a las montañas a cazar a una criatura divina berserker. Si no estás ocupado, puedes acompañarme.” Eso era lo único que Han Sen podía decir, en realidad.

“¡Brillante! Matar criaturas divinas berserker es mi pasatiempo favorito!” Wang Yuhang estaba entusiasmado como un niño y parecía genuinamente extasiado por poder ir.

Ambos siguieron la cresta de la montaña. Han Sen ascendió el lugar con cuidado, por temor a cualquier amenaza que pudiera estar acechando bajo la nieve que pisaba. Lo hizo porque no se había olvidado de las súper criaturas tortugas que había visto una vez, cuando salieron de una pequeña cueva para un festín de setas rojas. Si todavía estaban por allí, y de alguna manera las alertaba, Han Sen no pensó que sería capaz de enfrentarse a nueve súper criaturas a la vez.

En poco tiempo, Han Sen llegó a salvo al último lugar donde había visto al Dragón de Escamas Rojas. Sorprendentemente, había sido un viaje sin problemas.

El Dragón de Escamas Rojas no había abandonado el área, y lo vio descansando en el valle.

El Dragón de Escamas Rojas se veía ligeramente diferente a la primera vez que lo vio. Sus escamas rojas ya estaban cristalizadas. Al mirarlo desde lejos, parecía una estatua gigante incrustada con rubíes. Era hermoso.

“Ese es un gran tipo.” Wang Yuhang también vio al Dragón de Escamas Rojas y respiró hondo.

Han Sen se rió. Miró a Wang Yuhang y le dijo, “Tiito, me temo que voy a tener que pedirte ayuda una vez más. Si eres tan amable, me gustaría que atrajeras al demonio mientras lo mato. Como pago, te dejaré quedarte con la mitad de su carne.”

“¡Aceptado!” Wang Yuhang asintió, invocó un espíritu de la bestia y corrió gritando hacia el dragón rojo.

Sin embargo, no corrió demasiado lejos. Se detuvo a una buena distancia de él, buscó unas rocas bajo la nieve y se las lanzó a la criatura. El Dragón de escamas rojas vio a su acosador y rápidamente salió tras él, hirviendo de rabia.

Wang Yuhang guió al Dragón de Escamas Rojas arriba y abajo de las laderas de la montaña. Han Sen convocó a su ballesta Pavo Real y preparó las siete saetas que le quedaban.

El Dragón de escamas rojas estaba ciertamente en modo berserker y, como resultado, sus escamas eran actualmente mucho más duras que las escamas de una criatura divina promedio. Si usaba las saetas pluma de cuervo para perforar las escamas, Han Sen temía que no le hicieran mucho daño a la criatura. Era de un tamaño monstruoso, después de todo.

Así que Han Sen se preparó para repetir la táctica que le había permitido derribar el T-Rex. Apuntó al ojo del Dragón rojo. Como el Dragón rojo no era una súper criatura, a diferencia de su anterior enemigo, Han Sen creía que disparar su ballesta al ojo del Dragón rojo le haría atravesar el cerebro con un rayo.

Encontrando un lugar seguro en la cima de la montaña para disparar, Han Sen esperó a que Wang Yuhang acercara un poco más al Dragón rojo antes de atacar.

Mientras el Dragón rojo era conducido en un círculo alrededor del pico, Wang Yuhang reapareció gritando.

“¡Corre!” Wang Yuhang gritaba, agitando sus brazos como un loco hacia Han Sen mientras corría. Algo estaba muy mal.

El corazón de Han Sen comenzó a acelerarse mientras pensaba en lo que podría haber ido mal. Pensó para sí mismo, “¿Qué está pasando? Seguramente nada terrible ha sucedido una vez más, ¿verdad?”

 

 


Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s