Arifureta — Capítulo 191


Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


After Story: Como la Hija del Rey Demonio Parte 4

Diez kilómetros sobre el cielo.

Había un avión jumbo. Con un mar de nubes debajo, mientras los potentes motores a reacción retumbaban ruidosamente, el avión se dirigía directamente a América. (Ex: Información de que es un avión jumbo aquí, diría que es algo conocido, pero cuando lo traducía en ese momento no lo recordaba así que lo pongo por si acaso)

Pero el vuelo de ese avión estaba en una situación que no era normal en absoluto. Ello era porque había varias aeronaves de combate detrás de ese aeroplano siguiéndolo desde una distancia cercana. No fue porque hubo una falla cercana entre aviones, o porque este avión era en realidad la aeronave exclusiva del presidente. Había una razón completamente diferente por la cual cazas de combate totalmente armados volaban detrás de un avión de pasajeros como si estuvieran vigilándolos.

Fue en pro de derribar la aeronave en el peor de los casos antes de que daño pudiera infligirse al país porque un aeroplano secuestrado por terroristas no era diferente de una bala de cañón de gran masa.

Sí, ese avión de pasajeros actualmente fue secuestrado por terroristas. Debido a los terroristas que de alguna manera deslizaron armas dentro de la aeronave, el interior del aeroplano ahora estaba gobernado por el nerviosismo y el miedo.

“Oi, tú…”

“¿?”

Todos estaban callados, y solo esperaban que este terrible momento terminara. Un pasajero empresario vio a un terrorista patrullando antes de llamar con voz baja al joven que estaba al otro lado del pasillo.

Para que no se destacara, el joven solo levantó un poco la cabeza colgando. Cuando dirigió una mirada al empresario que lo llamaba, inmediatamente se arrojó un pequeño trozo de papel sobre el regazo del joven.

El joven se sorprendió y dirigió su vista hacia el empresario, pero para ese momento el empresario ya estaba viendo hacia abajo y estaba sentado en silencio en su asiento como si nada hubiera pasado.

El joven sentía una sensación de sudor frío bajándole por la espalda mientras estaba atento del terrorista patrullando; abrió el trozo de papel doblado dentro de su palma.

――17: 35

Eso fue lo único escrito en el papel. Normalmente, tal cosa sería demasiado críptica, pero el joven sintió una conmoción como si electricidad corriera por su cuerpo. Lo adivinó. El tiempo escrito, el cual era diez minutos más que la hora actual, era el momento en que la situación dentro del avión podría cambiar mucho.

Con un vistazo, el joven vio al empresario a su lado. El hombre de negocios también movió los ojos sin mover la cara y asintió levemente. La voluntad de levantarse en un contraataque para resolver este incidente de secuestro existió en ese hombre.

Lo más probable es que este papel haya ido no solo a este joven sino también a otras personas. No se sabía quién fue el que comenzó a distribuir este papelito, pero la persona que lo envió debería esperar que incluso más personas respondan la llamada.

Seguramente fue porque esa persona había adivinado vagamente el objetivo de los terroristas que decidió hacer una apuesta de todo o nada. En las noticias recientes, hubo una gran cantidad de reportes relacionados con atentados suicidas. Los rasgos faciales de los terroristas obviamente se parecían a los semblantes característicos de la gente del país al que pertenecía la famosa organización terrorista que se informaba todos los días en las noticias. En ese caso, fue posible imaginar el peor escenario con respecto al objetivo de este secuestro de avión.

El joven, pensando que morirían de todos modos si esta situación continuaba, regañó a su corazón temblando de miedo y asintió enérgicamente al empresario. Y entonces, para aumentar el número de valientes camaradas, incluso por solo uno más, entregó secretamente el papel, donde se escribió el momento del contraataque, a otra persona.

En poco tiempo, dentro del avión donde reinaba el extraño silencio, los relojes de los pasajeros estaban a punto de llegar a la hora escrita. La tensión aumentaba repentinamente. Al lado del joven, el empresario se limpiaba el sudor de la frente. El joven también entendió muy bien ese sentimiento. Su destino podría decidirse en unos minutos. La tensión que sentía el hombre de negocios no era algo normal. El joven mismo estaba sintiendo el sudor goteándole por la espalda y el cuello, y la sensación de su cuerpo enfriándose.

Pero, en ese momento, la parte trasera del avión de repente se volvió ruidosa. Enojado gritos y chillidos, y luego, “¡Pan!”, el sonido de un disparo resonó. El joven perdió el color. Finalmente comenzó.

El joven y el empresario, y también varios hombres más, un padre con una familia, un hombre de mediana edad que parecía viajar en el vuelo con su esposa, y así sucesivamente, estaban buscando una oportunidad mientras sus caras se endurecían por la tensión.

Y luego, los terroristas que notaron la extrañeza en la parte trasera del avión corrieron de sus lugares mientras decían algo. Fue en ese momento:

“¡UOOOOOOOOH!”

“¡Restrínjanlos!”

“¡Roben las armas!”

Los pasajeros que habían conspirado de antemano se rebelaron simultáneamente. Uno de los terroristas que dio la espalda fue tacleado desde atrás; el tacleador sujetó desesperadamente la mano del terrorista que no había soltado su arma incluso cuando cayó. Otro terrorista, cuando vio a su compañero derribado, también fue inmediatamente atacado por el padre con familia que estaba al lado del terrorista y ambos cayeron al suelo.

Se hizo ruidoso dentro del avión. Al mismo tiempo, la esperanza de que quizás a este ritmo pudieran someter a los terroristas comenzaba a extenderse entre los pasajeros.

Pero:

¡Pan!

Un solo disparo resonó, al mismo tiempo, el empresario que sostenía a un terrorista se desplomó mientras gemía. Y luego uno más. “¡Pan!”, un disparo resonó, y el padre con una familia, que estaba reteniendo a otro terrorista, gritó y cayó.

Inmediatamente, los terroristas golpearon a los otros pasajeros, y luego dispararon con sus armas mientras maldecían y se paraban. El joven que similarmente recibió un disparo en la pierna estaba haciendo una voz dolorida a la vez que movía la vista, y allí vio la figura de una azafata con una pequeña pistola.

“De ninguna manera… por qué…”

El joven soltó una voz desconcertada. Ello fue natural. La azafata era una caucásica de cabello rubio, no importaba cómo se le viera, su nacionalidad era diferente de la de los terroristas.

Debido a las características de los terroristas y las noticias de todos los días, los pasajeros tenían la impresión de que la organización terrorista estaba compuesta únicamente por personas de ese país. Pero, de hecho, los terroristas habían usado métodos para secuestrar a personas de varios países, a los que les lavaron el cerebro, antes de devolverlos a sus países originales para cooperar con los terroristas, por lo que los terroristas no se limitaban necesariamente a la raza de ese país.

“Padre-, padre-”

“Querido, aguanta-”

Voces ansiosas mezcladas con gritos reverberaron. Viendo allí, una niña y una madre lloraban mientras se aferraban al disparado padre.

Los terroristas masculinos que maldiciendo mientras desahogaban su ira hacia los repugnantes pasajeros, en el momento en que vieron a esa familia llorando, su expresión cambió a algo feo como para decir que habían encontrado un buen objetivo para convertirse en una lección. Entonces caminaron hacia esa familia.

“El pecado de tratar con desdén nuestra amabilidad de hacer que todos nos acompañen en una muerte honorable es grave. Simplemente muere sin sentido, junto con toda tu familia”.

El terrorista apuntó su arma a la familia. El padre disparado, incluso mientras su expresión palidecía por sangrar demasiado, trató desesperadamente de cubrir a su esposa e hija.

Todos imaginaban el trágico final de la familia. El hecho de que su revuelta terminó en un completo fracaso se tallaría dentro de los pasajeros con esta ejecución pública.

Pero, cuando el terrorista estaba a punto de apretar el gatillo, de repente un disparo tronó desde la parte trasera del avión. La mano del terrorista dejó de moverse debido a ese sonido. Sin embargo, imaginando que lo mismo de aquí estaba sucediendo en la parte posterior, inmediatamente puso fuerza en su dedo sobre el gatillo.

Justo después de eso, se escucharon sonidos de disparos en sucesión una vez más. El movimiento del terrorista se detuvo otra vez más mientras pensaba que estaban realmente escandalosos allí. En este momento, los terroristas que estaban en esta área creían sin lugar a dudas que sus camaradas también estaban dando ejemplo allí.

Después de todo, también había un conspirador lavado de cerebro de otro país escondido allí, así que, sin importar lo que sucediera, podrían lanzar un ataque sorpresa. También hubo más terroristas estacionados en la parte posterior en comparación con el frente. Con respecto a los disparos consecutivos, había muchos tipos de sangre caliente entre los terroristas, por lo que los terroristas aquí pensaron que era por eso.

“Oi oi, ¿qué están haciendo esos tipos allí?”

“… Si. Como se esperaba, están disparando demasiado. ¿Qué van a hacer si una bala perdida golpea una ventana?”

Los terroristas se vieron dudosamente la cara del otro. La causa de eso fue por el intenso sonido de disparos que reverberaban incluso ahora.

El objetivo de los terroristas era un ataque suicida contra la capital de 『Estados Unidos』 utilizando el avión secuestrado. No podían dejar que la aeronave se estrellara hasta entonces, por lo que tuvieron que prestar atención meticulosa incluso cuando usaban armas. Sin embargo, independientemente de eso, en este momento los disparos audibles desde la parte posterior del aeroplano les hicieron pensar que el tirador no estaba considerando eso, y en cambio, sonaba como disparos realizados con desesperación en un intento de evitar la muerte.

“Oi, ¿Nadim, Karim, qué estáis haciendo? Reporten la situación”.

Debido a que las áreas delantera y trasera del avión estaban divididas entre sí no podían ver lo que estaba sucediendo, por lo que no pudieron comprender la situación viendo. Y por tanto usaron un dispositivo de comunicación para contactar a los otros, pero lo que podían escuchar era solo, “¡Imposible-! Que es eso-”, y una voz incomprensible la cual era una mezcla de terror, inquietud y confusión.

“¡Oi, Nadim!, ¡Qué está pasando!, ¡Reporta!”

“¡Una mujer e, es imposible! Las armas no funcionan. La mujer rub――”

La voz del hombre llamado Nadim se cortó. Al mismo tiempo, los feroces disparos también se detuvieron.

Un inquietante silencio envolvió el interior del avión.

El terrorista que estaba viendo el dispositivo de comunicación dio una señal usando su mirada al otro hombre y la azafata. Ambos asintieron y apuntaron con sus armas a la división hacia el área trasera.

“Este es Yosef. ¿Saeed, qué pasó con Nadim y los demás?, ¿Qué demonios está pasando allí?”

Llegó una comunicación del compañero terrorista ocupando la cabina. La puerta de la cabina estaba fuertemente cerrada, y se había ajustado previamente para que la puerta no se pudiera abrir sin importar lo que sucediera en el área de pasajeros. Y así, el terrorista que se presentó como Yosef no salió de la cabina del piloto, pero aún podía comunicarse y pidió un informe que los otros terroristas no podían ignorar.

Además, Yosef pudo ingresar sin problemas a la robusta cabina que normalmente no se podía abrir por ningún medio durante el vuelo porque de antemano los terroristas habían tomado como rehenes a la familia del piloto. Al piloto se le presionó con una opción mortificante, incluso cuando comprendió vagamente que lo matarían de todos modos al final, y entendió que esta opción solo empeoraría la situación, pero cuando se le mostró la imagen de la suave piel de su hijo pequeño presionada con un cuchillo, al final eligió obedecer a los terroristas. El que llevó las armas dentro del avión y abrió la puerta de la cabina también fue el piloto.

“No lo sé. Lo confirmaremos ahora”.

Saeed dijo eso, y entonces se acercó a la división hacia el área trasera mientras preparaba su arma.

Pero, antes de llegar a la división, la causa de la anormalidad finalmente llegó del otro lado. Un delgado dedo se asomó por el borde de la partición, y entonces tal cual, la separación se abrió de par en par.

“Oo”.

“…”

Por un momento, Saeed olvidó la situación actual y soltó una voz de admiración. El otro terrorista masculino también se quedó sin palabras, pero sus ojos se abrieron con evidente sorpresa.

La que mostró su figura desde el área posterior, con su cabello dorado suave y esponjoso revoloteando, y ojos carmesís entrecerrados con una mirada somnolienta, era una chica incomparablemente hermosa la cual era como una muñeca de porcelana. Huelga decir que era Yue en modo chica.

Con el fin de pisotear todos los esquemas de los terroristas y hacer que todas sus acciones pierdan sentido, abordó el avión secuestrado mediante teletransportación espacial.

Los ojos de Yue recorrieron a los terroristas en orden. Saeed, cuyos ojos se encontraron con los de Yue, sintió que la temperatura de su cuerpo aumentaba por una chica que solo podía ser vista como una chica en la primera mitad de su adolescencia. Aunque la apariencia de esta chica solo podía verse como la de una niña pequeña, sin importar cómo la observara, la atmósfera con la que estaba envuelta era la personificación de lo hechizante en sí. Se sentía como si fuera una polilla atraída por el fuego; si bajaba la guardia, entonces sentía que atacaría a la chica mientras se tambaleaba sobre sus pies.

Yue volvió su vista hacia la familia que temblaba a los pies de Saeed. La familia también estaba mirando atónita a la hermosa chica que apareció de repente.

“… Está bien”.

Yue le sonrió a la niña que se aferraba a su padre y le dio esas palabras. Y entonces, casualmente, sin ninguna cautela, caminó hacia la familia.

Esa figura extremadamente indefensa hizo que Saeed volviera a sus sentidos, y entonces su mirada se dirigió hacia el área posterior a través de la abierta división. Allá estaba…

“-, Qu, é. ¿Qué estás haciendo… Carlo-”

Allí, vio la escena de su compañero arrodillado, estrangulándose el cuello solo. Parecía que el hombre ya estaba inconsciente, el blanco de sus ojos estaba expuesto mientras la espuma salía de su boca. Realmente fue una escena anormal.

“… No soy rival para Kaori, pero solo esto no es un problema”.

Saeed volvió a sus sentidos una vez más debido a esa voz proveniente de debajo de él. Con un, “Ah”, bajó la mirada, allí vio la figura de Yue colocando su mano sobre el padre disparado, y se podía ver la figura del padre envuelto en una tenue luz dorada. Era como si el tiempo se estuviera rebobinando a la vez que la sangre volvía a la herida del padre antes de que la visible herida se cerrara. La bala que había entrado en el cuerpo también fue expulsada de la herida y cayó con un, “Plop”. La madre y la hija estaban aturdidas, viendo esa escena milagrosa.

Yue, quien se aseguró de que la herida había sido cerrada, se levantó en silencio. Estaba justo en frente de Saeed y tal vez porque había presenciado escenas inimaginables una tras otra, el interior de la cabeza de Saeed ya estaba en caos.

Aun así, sus largos años de entrenamiento y experiencia en terrorismo movieron su cuerpo por su propia cuenta, solo diciéndole que la chica demasiado hermosa frente a sus ojos era una amenaza para él y sus camaradas. El hocico de su arma apuntó a la cabeza de Yue y su mano empujó la pistola hacia adelante.

“T, Tú, quién dem――”

“… Todos ustedes también, ya está bien”.

Incluso con el cañón del arma empujado hacia ella, la chica no mostró ni un poco de agitación. Por el contrario, Yue, que parecía que ni siquiera reconocía su existencia, hizo que la expresión de Saeed se sacudiera.

Yue actuó como si no estuviera preocupada por Saeed, y agitó la punta de su dedo como una batuta y luz dorada se dispersó. Después de eso, el empresario que estaba al borde de la muerte por la grave herida, el joven y los otros pasajeros que participaron en la revuelta tuvieron sus heridas sanadas de manera similar al padre de este momento. No se detuvo allí, incluso las personas que ya habían perdido la vida recuperaron sus latidos y recobraron su conciencia.

Para los pasajeros, eso fue exactamente una escena de milagros.

Pero, para los terroristas, era una escena de pesadillas.

Por lo tanto:

“Kuh, este monstruo-”

“¡Pan!”, Saeed apretó el gatillo y la bala voló hacia Yue. Era un disparo el cual era imposible fallara a esta corta distancia. La mente de todos les mostró una escena de muerte en la que el cerebro de la chica que manifestó este milagro saldría salpicado de su cabeza.

Pero:

“Tal, cosa… imposible”.

La bala se detuvo en el espacio frente a Yue. En el aire donde no había nada, como si algo suave bloqueara su camino, sin ningún cambio la bala flotaba allí.

La mirada de Yue se volvió hacia Saeed una vez más. No había emoción en absoluto en esos ojos helados. En el momento en que Saeed vio eso fue forzado a entender quisiera o no. Que, para la chica ante sus ojos, era algo sin valor, como una piedra al costado del camino. No tenía sentido el que naciera; no traía nada más que mal al vivir, solo una molestia a ser eliminada, desaparecería sin que nadie siquiera prestara atención… ese era el tipo de existencia que era.

“Uh, aaAAAAAAAA-”

Su existencia misma fue rechazada. Ese terror y humillación hicieron explotar a Saeed. Desde muy cerca, continuó apretando el gatillo como si estuviera poseído. Siguiéndolo, el otro terrorista y la azafata también apuntaron a Yue y dispararon.

Los pasajeros gritaron. Sin embargo, eso también ocurrió solo por un momento. Cuando vieron que las pocas docenas de balas todavía flotaban en el aire alrededor de Yue, sus gritos se fueron reduciendo gradualmente.

Saeed y compañía cambiaron desesperadamente los cartuchos de las armas y continuaron disparando hasta que se agotaron todas las balas.

Así, “Kachink”, hizo eco tal sonido efímero. El arma con el seguro quitado, informo del final. Yue, que permaneció completamente inmóvil durante todo esto, pasó lentamente su mirada por Saeed y compañía. Las balas flotando alrededor de Yue cayeron al suelo de repente y se dispersaron. Y luego, una palabra.

“… ¿Entonces?”

“-”

“Ua…”

“Hii”.

Saeed y los demás retrocedieron tambaleándose. Sus armas cayeron al suelo con un golpe. Ya solo había miedo pudiéndose ver en sus ojos.

“T, Tú, que eres――”

“… No tienes necesidad de saber. Por ahora, ‘Cállate’”.

“-”

La boca de Saeed se abrió y cerró tratando de preguntar la verdadera identidad de Yue. Pero en el momento en que Yue le dijo ‘Cállate’, su voz no pudo salir. Mientras Saeed veía aturdido, las palabras de Yue continuaron aún más.

“… ‘Arrodíllate’”

Saeed y compañía se arrodillaron simultáneamente. Entonces, Yue dejó salir la, [Declaración Divina] final.

“… ‘Estrangula lentamente, tu propio cuello’”

Hasta el final, los ojos carmesís de Yue no poseían ni una pizca del color de emociones hacia ellos. Esa se convirtió en la última visión que vieron Saeed y compañía.

La mirada de Yue se dirigió hacia el último enemigo, hacia el terrorista ocupando la cabina. Y entonces, cuando caminó hacia la sólida puerta entre ella y la cabina, como si tal cosa fuera solo algo trivial.

¡¡DOGOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOON-!!

“-”

Una feroz conmoción y un sonido atronador asaltaron el interior del avión. Justo después de eso, la aeronave se inclinó hacia abajo con una sacudida, y por todo el lugar las máscaras de oxígeno cayeron desde el techo. Los pasajeros gritaron. Las personas que estaban sentados en el área trasera vieron humo negro saliendo grandemente de las dos alas del aeroplano, y sus rostros se pusieron pálidos al unísono.

Parecía que los cuatro motores instalados en el avión fueron destruidos. Quizás debería decirse que fue un milagro que las alas mismas aún estuvieran intactas. O bien, tal vez se había calculado para que terminara así.

La mirada de Yue se entrecerró en silencio hacia la cabina. La causa de esto era obvia. El último terrorista juzgó que a este ritmo había una alta probabilidad de que el ataque suicida a la capital de 『Estados Unidos』 fallara debido a la anormalidad ocurriendo dentro del avión, por lo que activó los explosivos.

De hecho, este fue el tercer avión secuestrado que Yue había abordado y suprimido. El juicio de Yosef, que se hizo con gran resolución, seguramente se debió a la idea de que incluso si el aeroplano que secuestró no podía cumplir el objetivo, todavía estaban las otras aeronaves secuestradas. En lugar de que fuera completamente reprimido y recuperado, preferiría estrellar este avión sacrificando a los muchos pasajeros y trayendo tanta tragedia como sea posible a Estados Unidos. El hecho de que no destruyó directamente el cuerpo del aeroplano y en su lugar solo daño los motores fue seguramente debido a su pensamiento de hacer un daño aún mayor al elegir el lugar donde caerían.

“… Nn, esto es mi culpa. Corregiré este error”.

Justo después de que Yue hablara así consigo misma, usó [Existencia Divina] para borrar su figura del interior del avión.

“¿Estoy, soñando?”

El que murmuró aturdido fue el piloto siguiendo el avión de pasajeros. Había una voz exigiendo un informe de situación resonando por la radio, pero el piloto no tenía la compostura para responder a eso.

Pero, seguramente sería cruel para cualquiera criticar al piloto por eso. La razón fue que al final de su vista, el humeante avión que acababa de caer debido a la repentina explosión, el cual fue envuelto por una luz dorada al momento siguiente, continuó volando en línea recta incluso ahora. Fue a causa de esta visión extremadamente absurda que el piloto estaba así.

Y lo que provocó que la mirada del piloto se clavara en su lugar, lo que le obligó a quedar estupefacto, fue la figura de una chica parada en la cima de ese avión. Una persona estaba parada en la cima de una aeronave que volaba a gran altitud, a pesar de que eso solo era suficiente para hacerle dudar de su propia cordura, también estaba el cómo esa chica estaba envuelta en la misma luz dorada del aeroplano, y es más, un par de alas brillantes se extendían de su espalda.

Quizás notando los ojos del piloto, la chica dorada, Yue, volvió la cara en su dirección. Y luego, de repente mostró una sonrisa. El avión de combate se sacudió violentamente. El piloto estaba presionando su pecho como si algo lo hubiera atravesado. Debería agarrar rápidamente la palanca de control en lugar de eso.

Yue regreso su mirada al frente, y entonces comenzó a caminar con normalidad en el avión, como si la resistencia del viento y la temperatura no tuvieran ningún efecto. Bajó frente a la cabina.

“¿U, Una niña? No, pero, ¿eh?”

“Qu-, qu-, qu-qu-qu-qu-”

El piloto que sangraba de su cabeza y Yosef estaban haciendo caras realmente graciosas. El copiloto estaba acostado por ser disparado. Parecía que apenas aun respiraba, pero tal vez solo podría mantener su vida por unos pocos minutos más. Yue, mientras estaba envuelta en una luz dorada, silenciosamente apuntó con la punta del dedo al copiloto.

Inmediatamente, una luz tenue envolvió al copiloto y curó su herida.

“T, Tu eres-. Este, monstruo-”

Yosef adivinó la razón por la cual no podía contactar a sus camaradas en las áreas de pasajeros y alzó una enojada voz temblorosa. Y entonces, apuntó con su arma a Yue, que estaba fuera de la cabina y estaba a punto de apretar el gatillo. Planeaba estrellar este avión de todos modos. Llegados a este punto, ni siquiera dudaría en algo como romper la ventana de la cabina.

Sin embargo:

“… ‘No te muevas’”

“-”

Naturalmente, su movimiento fácilmente se detuvo. El piloto estaba desconcertado ante Yosef, cuyo movimiento se petrifico en un instante como si fuera una piedra. Pero, en el momento siguiente, la figura de Yosef desapareció.

Yue lo teletransportó. Luego, Yosef apareció justo encima de la aeronave en el punto ciego de la cabina. Sí, manifestó fuera del avión jumbo volando a una altitud de ocho kilómetros con una velocidad de unos cientos de kilómetros por hora. Es más, estaba viendo hacia arriba con las manos separadas como si estuviera siendo crucificado; estaba completamente unido a la parte superior del avión.

“… Muere mientras te congelas”.

Yosef abrió mucho los ojos. Normalmente, un humano normal perdería inmediatamente la conciencia en estas condiciones, pero violentamente se le dio protección contra el frío y un suministro de oxígeno, por lo que no moriría tan fácilmente.

Yue voló suavemente hacia atrás. Agitó sus alas doradas y entonces voló mientras hacía coincidir su velocidad con la del avión. Viéndolo desde el punto de vista del piloto y el copiloto que había recuperado su conciencia, parecía que había una chica flotando casualmente frente a un avión volando.

Yue lanzó una sonrisa a las dos personas que la miraban asombradas y agregó:

“… Hagan su mejor esfuerzo”.

Después de decir eso, su figura desapareció con un, “puff”.

Incluso después de que Yue desapareció, el avión aún estaba envuelto en una luz dorada. Solo había un motor todavía funcionando, pero la aeronave aún podía mantener su altitud. La dificultad del pilotaje estaba aumentando, pero misteriosamente los dos pilotos no sintieron ninguna ansiedad de que el avión se estrellaría.

“… William. Soy un criminal”.

“Capitán…”

El piloto sostenía la palanca de control mientras expulsaba esas palabras de su garganta. Al escuchar eso, el copiloto William hizo una expresión complicada que no podía decir nada. De la conversación de los terroristas, había adivinado que la familia del piloto fue secuestrada y se le amenazó con que su familia fuera lastimada frente a sus ojos. Quizás fue porque pudo ver la expresión del piloto que estaba llena de amargura, que incluso ahora, después de que casi había muerto, William no podía decir ninguna palabra recriminadora.

El piloto le dijo a tal William.

“Pero, dios le ha dicho a un criminal como yo que viva. Haz tu mejor esfuerzo, entrega a los pasajeros de manera segura a casa. Si no puedes estar de acuerdo con esto, me quedaré callado y te cederé el control. Pero si――”

“Capitán. Yo también tengo una familia. Si mi hijo pasara por la misma experiencia que el tuyo, la confianza de que pueda decir que aun así voy a dar prioridad a los pasajeros… es algo que no tengo”.

Las palabras del piloto fueron cortadas en el medio por William. Y entonces, asintió con una expresión seria mientras regresaba al asiento del copiloto. Ese gesto indicó con más elocuencia que cualquier palabra que dejaría este avión al piloto una vez más.

“… Gracias. Este es mi último vuelo. Pase lo que pase, juro que aterrizaré este avión con seguridad”.

“Va a estar bien, capitán. Después de todo, la protección de la diosa está con nosotros”.

“Si, tienes razón”.

La cara del capitán se torció con dificultad. Esa fue una expresión complicada que era una mezcla de alivio y arrepentimiento, gratitud y disculpa, y varios otros sentimientos.

「Diosa. Por favor, te lo ruego, no importa lo desvergonzado que suene. Mi familia… por favor-」

El capitán no pudo evitar rezar así frente al milagro que presenció.

Medio día después, el avión destrozado que estaba envuelto en una luz dorada aterrizó con seguridad. En medio del aeropuerto que estaba en un alboroto debido a la situación sin precedentes, el capitán que estaba siendo interrogado escuchó cómo su familia fue salvada por una hermosa mujer con orejas de conejo. Y entonces, se convirtió en un ferviente creyente de la diosa dorada y la belleza con orejas de conejo.


Autor: Como pensé, necesito dividirlo.

Actualizaré a las 8 o 9 PM.


Anterior |Índice| Siguiente

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s