Súper Gen Divino – Capítulo 641: Malentendido


Quinto Capítulo Semana 11

¡Disfrútenlo!

Han Sen entró en el amenazante refugio de metal. De repente, vio una figura oscura volar a través de la Isla Misteriosa. Frunció el ceño y habló en voz alta, “Ya he dado la orden de prohibir el acceso a la Isla Misteriosa. ¿Quién ha desobedecido mis órdenes y ha venido?”

Parado en la alta pared del refugio de metal, Han Sen notó que era la figura de un hombre que se acercaba. No tenía una mascota como el zorro plateado a su lado, y estaba siendo perseguido por una multitud de monstruos.

Se abría paso a través de las hordas de criaturas, huesos y sangre que le hacían la vida imposible. Ningún monstruo podía impedir su acercamiento, y venía directamente al refugio de metal.

Han Sen vio la cara del hombre, que no conocía. Tenía pelo negro y armadura negra, sus ojos eran bonitos, y una espada de cobre brillaba en su mano. Su delicadeza con la espada era notable y cada golpe de la espada era intimidante de ver.

“Extraño. ¿Cómo es que nunca antes he visto a este hombre en la Planicie Helada?” Han Sen estaba seguro de que nunca había visto a esa persona en la Planicie Helada antes. Con esas habilidades con la espada, lo habría reconocido con facilidad.

El hombre se acercó rápidamente, y cuando vio a Han Sen parado en la cima de la pared alta, su expresión era de desconcierto.

Han Sen estaba en la pared del refugio espiritual sin una sola criatura a su alrededor. Un zorro plateado descansaba con gracia sobre sus hombros. Los dos parecían un espíritu.

Y eso es lo que el hombre creía que era Han Sen. Sin previo aviso, el hombre comenzó a blandir su espada hacia Han Sen.

Han Sen frunció el ceño, sin saber qué le pasaba al desconocido. Sin decir una palabra, había lanzado una poderosa habilidad e intentaba asaltarlo.

Corrientes de viento se arrastraban detrás de la espada mientras se elevaba por el aire con una velocidad aterradora. Con tal poder, ese hombre probablemente había abierto su cerradura genética.

Mientras Han Sen lo veía venir, estaba seguro de que ese hombre había decidido robarle el refugio. No quiso cumplir con su brutal introducción, y por eso Han Sen decidió enfrentar al hombre en combate.

Wang Yuhang se sorprendió cuando comenzó la pelea. Había estado en la segunda zona de El Santuario de Dios por más de una década y había asediado muchos refugios de la realeza y luchado contra muchos Espíritus de la Realeza en ese tiempo.

Después de que logró abrir su cerradura genética, nunca había ido contra un oponente que rivalizara con su propio talento. En dos segundos, dos espadas largas cayeron salvajemente sobre él y no pudo obtener una ventaja.

Nunca antes había estado en tal situación, porque no creía que los Espíritus de la Realeza pudieran llegar a ser tan poderosos.

Han Sen creía que su oponente también era bastante poderoso. Estaba usando su habilidad Dual con la espada al máximo de sus posibilidades, y aunque puede que estuviera suprimiendo a su oponente por el momento, necesitaría hacer más si buscaba la victoria.

El oponente no sólo era hábil con la espada, sino también profundamente capaz en una variedad de formas. Parecía un genio, que provenía de una gran familia. Han Sen temía que pudiera ser incluso más fuerte que Xue Yi Kuang.

“No tengo ninguna disputa contigo. Incluso si la propiedad del refugio de la realeza es tu objetivo, matarme no es necesario.” Han Sen se preparaba para usar su ballesta Pavo Real para matar a su atacante. Lo último que quería ahora era enredarse con otro combatiente, así que decidió probar su resolución a través del diálogo primero.

“¿No eres un espíritu?” Cuando Wang Yuhang escuchó lo que dijo Han Sen, se sorprendió. Rápidamente, desconvoco su arma y miró la cara de Han Sen con incredulidad.

“¿Cómo pudiste confundirme con un Espíritu? ¿Alguna vez has visto un Espíritu como yo antes?” Han Sen dio un suspiro de alivio, pero nunca esperó que su oponente creyera que era un Espíritu.

Wang Yuhang observó a Han Sen por un rato más y luego se acercó para juntar sus puños e inclinarse. Dijo, “Me disculpo. No quise ofenderte, amigo mío. Te vi mientras estabas de pie en la cima del alto muro. Las criaturas te rodeaban, sin atreverse a acercarse con miedo. Con tu mirada amable, el hecho de que fueras el gobernante de este lugar era una suposición natural mía. O eso creía. ¡Las apariencias engañan! Pero de nuevo, debo disculparme por saltarme las formalidades, así que tal vez podamos empezar de nuevo. ¿Podría saber su nombre?”

Han Sen revisó su explicación y pensó que tenía sentido. Con una sonrisa irónica respondió, “Soy Han Sen. Aquí en la Planicie Helada, sólo puedo suponer que ha oído hablar de mí.”

“¿Eres Han Sen?” Wang Yuhang parecía aún más sorprendido. Con una mirada de mayor incredulidad, tuvo que preguntar, “¿Eres el Han Sen que se graduó en la Academia Militar Blackhawk?”

“Asumiendo que la Academia Militar Blackhawk no tuviera un segundo Han Sen, entonces sí, ese sería yo.” Respondió jovialmente Han Sen.

“¿Cómo es posible? Sólo has estado en la segunda zona de El Santuario de Dios por poco más de un año, y aún así, ya has abierto tu cerradura genética. Por favor, dígame cómo ha logrado una hazaña tan loable.” Al escuchar lo que Han Sen le dijo, Wang Yuhang ya no estaba confundido. En vez de eso, ahora sólo estaba sorprendido.

“Me gusta atribuirlo a un talento natural.” Han Sen se tocó la nariz, y empezó a sentir que todos los Tom, Dick y Harry sabían de su breve estancia de un año en la segunda zona de El Santuario de Dios.

Wang Yuhang se quedó paralizado por un momento, pero después de un tiempo, empezó a decir, “Para uno abrir su cerradura genética en un año no es algo de lo que los meros talentosos son capaces. No, una acción tan lograda está reservada para aquellos que provienen del reino de los súper talentosos.”

Después de otro breve silencio, Wang Yuhang procedió a decir burlonamente, “Mi nombre es Wang Yuhang. Soy el tío de Wang Mengmeng. Antes de embarcarme en la aventura que me trajo aquí, a la Planicie Helada, Wang Mengmeng me recomendó que te buscara y viera si había algo en lo que necesitaras ayuda. Ahora, claramente, veo que no la hay.”.

“¿Usted es el tío de Mengmeng?” Ahora era el turno de Han Sen de estar sorprendido.

“Soy su tío, sí, veinte años mayor que ella, de hecho.” Wang Yuhang sonrió y continuó diciendo, “Si lo prefieres, siéntete libre de referirte a mí como el Tiito1 como ella lo hace. Si tío no suena apropiado, entonces, ¿qué hay de Hermano Mayor Wang? Cualquiera de los dos servirá.”

“Me quedaré con Tiito, Tiito. Si no, no estoy seguro de cómo le hablaría a Mengmeng sobre nuestra reunión de hoy.” Han Sen tosió. Este hombre era veinte años mayor que ella pero aún así hablaba como si fuera joven. Qué hombre.

“Viendo que ya nos conocemos formalmente, no me andaré con rodeos, nos aventuraremos dentro de este lugar juntos. El que dé el golpe final a una criatura se quedará con el cuerpo, pero pase lo que pase, la propiedad de este refugio será tuya.” Dijo Wang Yuhang.

“Tiito, deberías entrar solo. Creo que sería inconveniente para nosotros entrar juntos.” Sugirió Han Sen.

“¿Perdón? Pequeño Han, ¿me estás señalando como una carga?” Wang Yuhang sonrió.

Han Sen señaló al zorro en su hombro, y mientras lo hacía, dijo, “Esta mascota que tengo tiene un poder especial. Mientras esté conmigo, incluso los monstruos que acechan bajo las olas más negras del mar se mantendrán alejados de mí. Si entramos juntos, me temo que no podremos obtener ninguna presa.”.

“¿Una mascota como esa realmente existe? ¡Dios mío, eso es extraordinario!” Wang Yuhang, con otra mirada de sorpresa, miró atentamente al zorro plateado. Pero al menos ahora entendía por qué todas las criaturas se mantenían alejadas de Han Sen.

“Qué criatura tan maravillosa, rebosa de un poder delicioso. Con ese zorro a remolque, ¿no te permite eso un paso fácil al interior del refugio de cualquier Espíritu? Podrías poseer cualquier refugio espiritual que desees, con esa pequeña cosa.” Se preguntó Wang Yuhang.

“Esa habilidad sólo funciona contra las criaturas, por desgracia. Los Espíritus tienen que ser tratados personalmente.” Le dijo Han Sen, sin sentir la necesidad de ocultar nada de esa información.

“Bueno, eso es suficiente para mí. Vamos, aventurémonos dentro. Tal vez puedas mostrarme de lo que eres capaz.” Wang Yuhang jaló las mangas de Han Sen, llevándolo dentro del refugio de metal.

Como siempre, ninguna criatura se atrevió a acercarse, y sin ningún obstáculo, encontraron el camino hacia la sala del Espíritu con poco o ningún problema. Esto asombro a Wang Yuhang.

“Una mascota muy poderosa, de hecho.” A Wang Yuhang no le interesaba el Espíritu, y sólo siguió mirando al zorro plateado. Parecía como si realmente quisiera uno para él.

Han Sen miró al Espíritu que tenía delante, y esto le trajo una gran alegría a su corazón.

 


Nota del Traductor:

1: “Little Uncle”: Tío Pequeño, Tío Menor, Tío Segundo o simplemente Tito pero me he decantado por un Tiito, ya que parece más cariñoso y gracioso ya que procede de MengMeng. Además le pega más…. bueno ya lo leeréis…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s