Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 07 – Capítulo 26(Fin del volumen)


Capítulo 26 – Ladrón del Kanzashi, Parte Final (Fin del volumen)

 

 

Puede que no sea del todo correcto decir que el misterio se ha resuelto, pero Maomao descubrió cómo se perdió el kanzashi.

 

Sin embargo-

 

(Esto es problemático en sí mismo.)

 

Comparando la información obtenida de Infa con su propia suposición, sólo podría dirigirse en una dirección sospechosa.

 

Quería darle a la Emperatriz Gyokuyou paz mental, pero ¿debía decir la verdad?

 

Mientras estaba perdida en sus pensamientos, la mañana llegó.

 

Frotándose los ojos, Maomao miró el kanzashi.

 

Dado que había preguntado a Infa sobre esto y aquello, Maomao no tuvo más remedio que decirlo.

 

“¡Maomao, vamos a desayunar!”

 

Infa apareció rápidamente.

 

Maomao aceptó su oferta. Gui’en y Airan también estaban en la zona de desayuno. Gui’en tuvo el mismo comportamiento amable, y ganó un poco de peso. ¿Airan creció un poco más alto?—Su mirada era más alta que antes. Maomao, que era baja, envidiaba la altura de Airan.

 

Maomao también sonrió un poco ante la reunión nostálgica.

 

“¡Hice el desayuno elegante y añadí abulón seco!”

 

“¡Ooooh!”

 

Maomao se encontró aplaudiendo. ¿Podría haber sido robado de los ingredientes de la cena de la Emperatriz Gyokuyou?

 

Era una comida sencilla que consistía en un buen caldo con un poco de sal, pero era deliciosa, con los ingredientes como son. El arroz también era de primera clase, como se esperaba de ser parte del séquito de la emperatriz, las comidas de las sirvientas también subieron de rango.

 

Mientras las cuatro personas charlaban, Maomao miró a su alrededor.

 

“¿Qué es?” Gui’en preguntó a Maomao, que parecía inquieto.

 

“No, ¿las demás están desayunando bien?”

 

Junto con Haku’u y otros dos, el número de sirvientas debería haber aumentado cuando Gyokuyou se convirtió en Emperatriz.

 

“Sí, Haku’u-san y los otros están comiendo en otro lugar. Las otras sirvientas no comen aquí.”

 

“Sí, quiero acercarme a ellas pero esas tres son tan diligentes”.

 

(Creo que sólo ustedes tres son tan relajadas.)

 

Por eso es fácil llevarse bien con ellas.

 

El grupo de Infa llevaba más tiempo con la emperatriz Gyokuyou en el palacio interior como sirvientas. Pero, probablemente le pusieron un título honorífico a Haku’u y a las otras ya que estas últimas conocían a la emperatriz Gyokuyou desde el principio.

 

Como la sirvienta principal, Honnyan estaba en la cima, pero por alguna razón, en términos de posición, Maomao no pudo evitar sentir que Haku’u estaba más arriba que el grupo de Infa.

 

“Oye, Maomao, ¿todavía no has descubierto quién es el culpable?” le preguntó Infa.

 

“-Hay una parte difícil”, respondió vagamente Maomao.

 

Las expresiones de las tres chicas decayeron.

 

“Si no te has dado cuenta, Maomao, puedes volver aquí otra vez. Puede ser difícil para ti componer medicinas y cosas así, pero si te damos una razón, podemos obtener permiso.”

 

“Así es. Hay muchas más habitaciones aquí que en el Palacio de Jade. También hay muchas estufas para cocinar.”

 

“Creo que también podemos conseguir medicinas importadas.”

 

(¡Importadas!)

 

Se encontró a sí misma cayendo en la trampa. No es bueno, no es bueno.

 

Maomao bebió un poco de té, para calmarse. “Actualmente, mi padre adoptivo y los otros médicos de la corte me están enseñando el trabajo. También incomodará a mis otras colegas. No hay manera de que pueda cambiar fácilmente mi trabajo.”

 

Entendió que trabajar en casa de la emperatriz Gyokuyou también tiene sus encantos. Pero, al dirigirse al lado de la emperatriz, en un sentido diferente, no funcionaría con varios ajustes.

 

(Como ese bicho raro.)

 

El Estratega del monóculo podría aparecer en la casa de la emperatriz. Ese hombre podría verlo sólo como que está visitando Maomao, pero otras personas lo tomarán de manera diferente.

 

La emperatriz Gyokuyou probablemente no es ajena a la relación que tiene Maomao con el estratega raro ahora.

 

(Sólo lo veo como un completo extraño.)

 

Maomao se preguntaba honestamente si era realmente la hija de un cliente masculino diferente. Eso es lo que quería creer. Pero las posibilidades eran bajas.

 

Sería menos problemático si la Emperatriz Gyokuyou viera a Maomao como un peón, pero la mujer valoraba las habilidades de Maomao.

 

(No puedo rechazarla de plano.)

 

Además, las miradas de Infa y de las demás eran dolorosas.

 

Mientras se preguntaba cómo podría luchar contra ello, apareció una mujer con un cordón pelirrojo. Se parecía mucho a Haku’u, pero un poco más joven.

 

“¿Qué pasa, Seki’u?”

 

Si Maomao lo recuerda correctamente, Seki’u tenía la misma edad que ella. La hermana menor de Haku’u, la más joven de las tres hermanas; a diferencia de Haku’u, Seki’u parecía hablar de manera informal.

 

“La Emperatriz Gyokuyou está llamando a Maomao.”

 

Maomao recogió su tazón terminado ante la franca respuesta.

 

“Ahhh, lo limpiaremos más tarde, así que déjalo.”

 

Siguiendo las palabras de Gui’en, Maomao lo dejó como está.

 

“Estamos esperando una buena respuesta—”

 

Haciendo una reverencia a las tres personas que agitaban sus manos, Maomao se dirigió a donde estaba la emperatriz Gyokuyou.

 

.

 

.

 

.

 

En la habitación de la emperatriz estaban Honnyan, Haku’u, la princesa imperial, y el príncipe heredero.

 

La princesa imperial estaba mostrando juguetes al príncipe heredero que estaba gateando. ¿Quería tranquilizarlo?

 

Al notar la llegada de Maomao, Haku’u recogió al príncipe heredero. “Seki’u, la Princesa Imperial”.

 

“Entendido”. Seki’u, que había guiado a Maomao, tomó la mano de la Princesa Imperial Rinrii.

 

“Jugar más”.

 

¿Tenía dos años? Parece que la princesa imperial puede decir palabras. Pero, miraba a Maomao como si viera una cara desconocida, aparentemente sin recordarla.

 

Sintiéndose un poco solitaria, Maomao agitó su mano ligeramente. No se puede evitar.

 

Haku’u también le hizo salir de la habitación con el bebé en sus brazos. Maomao sin darse cuenta agarró sus mangas.

 

“¿Qué pasa?”

 

Aunque se conocieron antes, no tuvieron mucho contacto. Haku’u parecía un poco rígida ante el gesto grosero.

 

“¿Puedes quedarte aquí?” Preguntó Maomao.

 

“¿Por qué?”

 

“Creo que quiero que escuchen la discusión juntos.”

 

La expresión de Haku’u no cambió.

 

Honnyan salió al pasillo y llamó a Airan, que había aparecido cerca, a una parada. “Cuida de él”.

 

El príncipe heredero fue transferido de Haku’u a Airan. El príncipe heredero se rió mientras tiraba del cabello de Airan. Airan sonrió irónicamente mientras se lo llevaba.

 

“Maomao, ¿de qué se trata esta discusión?”

 

La emperatriz Gyokuyou y Honnyan no comentaron el hecho de que Haku’u se había quedado. Aparentemente, querían que la discusión procediera rápidamente.

 

“Se trata de esto”. Maomao sacó el kanzashi que le había sido confiado.

 

“¿Descubriste quién es el culpable?” Gyokuyou preguntó.

 

“No sé la respuesta a eso. En cuanto a por qué el kanzashi se volvió negro, y la piedra que había en su interior, creo que tengo una explicación para esas dos cosas.”

 

“¿En serio?”

 

“Sí”. Maomao sacó el boceto que Infa había dibujado para ella anoche. “Emperatriz Gyokuyou, se dirigió al palacio para cambiarse de vestido, ¿verdad? Y mientras lo hacía, notó que faltaba el kanzashi.”

 

“Así es. Teníamos poco tiempo, así que el cambio de ropa tuvo prioridad sobre la búsqueda.”

 

(Lo sabía.)

 

No hicieron ningún alboroto cuando el kanzashi desapareció.

 

“Penso que se le había caído, ¿verdad?”

 

“Sí. Ya que teníamos prisa. pensé que se me había caído en el camino cuando mi cabeza chocó con las ramas de los árboles.”

 

“…¿Podría ser, por aquí?” Maomao señaló el boceto.

 

“Sí, así es. Había una plataforma a mi lado. Para evitarla, entré en contacto con la rama de un árbol.”

 

Plataforma, en otras palabras, ¿dónde estaba la Olla?

 

Maomao echó un vistazo a Haku’u. Su expresión no cambió.

 

(¿Estaba equivocada?)

 

Pero, sería más rápido explicarlo con ella aquí.

 

“Francamente hablando, me pregunto si este kanzashi fue abandonado en lugar de haber sido robado.” dijo Maomao.

 

“…¿Qué quieres decir?”

 

“Exactamente lo que dije. La emperatriz Gyokyou está preocupada porque el kanzashi fue robado sin su conocimiento y luego devuelto como una amenaza, ¿correcto?”

 

El kanzashi estaba ennegrecido y le faltaba la piedra en su interior, como si amenazaran al dueño con el mismo destino. La plata oscurecida sugería un envenenamiento.

 

“En cuanto a por qué el kanzashi estaba ennegrecido y por qué falta la piedra, si no hubo intención maliciosa, ¿la emperatriz Gyokuyou ganará tranquilidad?”

 

“…oh vaya.”

 

“También, Emperatriz Gyokyou, ¿tiene alguna idea de por qué desapareció la piedra?”

 

La emperatriz Gyokuyou retorcía las puntas de su cabello. Sus ojos se desviaron.

 

“Por favor, explíquelo ya. ¿Por qué falta la piedra del kanzashi?” dijo Honnyan.

 

“Emperatriz Gyokuyou. ¿Todavía tiene la roca?”

 

“…Así que no podemos evitar explicarlo, huh.” La emperatriz se puso de pie en resignación. Se adentró en la habitación, trayendo una pequeña caja de la que sacó un cristal claro de seis caras.

 

“¿Puedo usarla?” Preguntó Maomao.

 

“Fue Maomao quien me las dio en primer lugar.”

 

Maomao toma la piedra y una jarra de agua. “¿Pueden prestarme un recipiente?”

 

Haku’u trajo un tazón. Maomao colocó la piedra dentro de él y vertió agua sobre esta.

 

“…Se está disolviendo?”

 

“Es sal”.

 

“¿¡SAL!?”

 

Así que Honnyan no lo sabía. De lo contrario, no habría permitido que se usara el kanzashi que se usó en la fiesta del jardín.

 

“G-, Gyokuyou-sama. ¿Qué significa esto?”

 

“Fu-fufufu. Quiero decir, es bonita. Nadie lo notó, ¿verdad?” La expresión traviesa de la emperatriz Gyokuyou era ciertamente igual a como es ella.

 

“No pensé que la sal de roca pudiera tomar una forma tan bonita, sin embargo.” Haku’u observó la sal que se disolvía.

 

“Sí, la cristalicé muy bien y elegí una muy bonita”, dijo Maomao.

 

“…Maomao, no me digas, ¿hiciste algo así en el Palacio de Jade?” Honnyan dijo.

 

“…”

 

Ya ha pasado la época de que me digan esto ahora.

 

“Entonces, la roca se ha disuelto en el agua. ¿Qué hay de este ennegrecimiento entonces?” preguntó Gyokuyou.

 

“Hay muchas razones por la que la plata se nubla. Por ejemplo… Maomao dibujó un óvalo en el borde del boceto. “Huevos”.

 

“¿Huevos?” Las tres personas parecían desconcertadas.

 

“Sí, huevos. ¿Sabes a qué huele el huevo podrido?”

 

Las tres personas sacudieron sus cabezas. Es fundamentalmente el trabajo de las sirvientas limpiar los residuos de la cocina, por lo que no podrían haber encontrado el hedor de la putrefacción antes.

 

Es difícil de explicar, eh, pensó mientras buscaba un ejemplo diferente.

 

“Usted saben a qué huele el huevo cocido, ¿verdad?”

 

“En ese caso…”

 

“Tiene un olor característico, pero de hecho, las aguas termales también tienen el mismo olor.”

 

“Aguas termales. Ahhh, ahora que lo mencionas.”

 

Parece que la emperatriz Gyokuyou se había bañado en aguas termales antes. Podría haber una o dos fuentes termales en el viaje desde las tierras del Oeste a la capital.

 

“Las aguas termales contienen azufre. En realidad, también lo contienen los huevos cocidos. La plata se empaña cuando se comen huevos con ella.”

 

“Ya veo”.

 

Honnyan puso una cara que decía: “¿Por qué no me di cuenta de esto?”

 

Sabía lo de los platos en la fiesta del jardín, así que probablemente tendría una idea de por qué el kanzashi se ennegreció.

 

“La razón por la que algo le pasó al kanzashi fue que cayó en una olla que contenía huevos hervidos. El cristal de sal que había dentro se disolvió y la plata se ennegreció por culpa de los huevos.”

 

La ‘sopa extremadamente salada’ que mencionó Rihaku, fue probablemente por el cristal de sal.

 

“Entonces, ¿cómo acabó el kanzashi en la olla?”

 

“No lo sé. Podría haber caído por casualidad cuando se le cayó a la emperatriz Gyokuyou, o alguien lo puso ahí.”

 

“Alguien lo puso, dijiste. ¿Cuál era su intención?” Los ojos de Haku’u se entrecerraron.

 

“Pretender que eres alguien que está preparando la comida. Encontrar un kanzashi. Entonces aparece una sirvienta, buscando un kanzashi caído. ¿Qué haces entonces?”

 

Presentarlo de inmediato, preguntando: “¿Es esto?”

 

¿Jugar a hacerse el tonto?

 

O—

 

“¿Intenta esconderlo en algún lugar con sorpresa y pánico?”

 

“¿Estás diciendo que sin querer lo pusieron en la olla que tenían en frente?”

 

“Sí”. Maomao continuó con un ligero sentimiento de culpa por los detalles ambiguos. “Al final, una vez dentro de la olla, no se puede recuperar de inmediato. Incluso si se dejó caer por accidente y se escondió temporalmente dentro de esta, se ennegreció con la roca del interior faltante cuando se sacó.”

 

Probablemente guardaron silencio y no pudieron devolverlo.

 

“Un momento. Si un servidor encontrara el kanzashi, ¿no sería difícil para ellos devolverlo?”

 

“Sí. Así es.”

 

Yendo por ahí, ¿cómo fue devuelto a la Emperatriz Gyokuyou?

 

“Es difícil para un servidor devolver el kanzashi escondiéndolo entre los regalos de la emperatriz. Sólo puedo asumir que pidieron ayuda a alguien más.”

 

Y así, cómo el kanzashi desaparecido se convirtió en una amenaza debido a la forma en que fue devuelto.

 

Maomao no estaba segura, pero tenía algunas teorías.

 

La razón por la que hizo que Haku’u se quedara atrás fue por eso.

 

No obstante, hasta donde Maomao podía ver, Haku’u no se comportaba de forma extraña. Podría tener la piel gruesa, o podría no ser consciente de ello.

 

¿Qué pasaría si alguien cercano al palacio viera a una sirvienta del séquito de la Emperatriz Gyokuyou? Probablemente sería fácil para esa sirvienta deslizar el kanzashi entre los regalos.

 

Cuando lo devolvieron en tal estado, deberían haber sabido cuál sería la reacción.

 

Honnyan seguramente lo reportaría. Conociendo el carácter de la Emperatriz Gyokuyou, no había manera de que ella diera un castigo.

 

¿Qué hay de Infa y las otras, esas tres chicas?

 

Los tres individuos también sabían que el cristal estaba hecho de sal. Podían explicarlo correctamente, y tampoco tenían motivos para esconderlo.

 

Entonces, ¿qué hay del grupo de Haku’u?

 

En términos de personalidad, Maomao se inclina a pensar que lo reportarían honestamente. Si excluye un cierto punto…

 

“Hay algunos individuos incompetentes también. No importa el hecho de que habría terminado sin problemas si se hubiera devuelto correctamente. Con esto, uno pensaría que alguien está amenazando con un envenenamiento”.

 

Y, para la emperatriz Gyokuyou, ¿quién encajaría en el papel de un rival político? ¿La consorte Rifa que dio a luz a un príncipe imperial en el mismo año? O-

 

¿Jinshi, el antiguo príncipe heredero y hermano menor de su majestad?

 

Maomao no estaba diciendo que el grupo de Haku’u no fuera leal a la Emperatriz Gyokuyou. Pero, había algo en ellas que las diferenciaba claramente de las sirvientas veteranas.

 

“Tengo una pregunta para Haku’u-sama. ¿Cree que la persona que robó y devolvió el kanzashi es Jinshi-sama?” Preguntó Maomao.

 

“…¿No sería el caso si lo piensas normalmente?” respondió Haku’u.

 

“Haku’u, ¿no te dije que eso no sucederá?” La emperatriz Gyokuyou sonrió con amargura. La emperatriz Gyokuyou era consciente del hecho de que Jinshi no quería el derecho a la sucesión imperial.

 

El grupo de Honnyan e Infa también estaba en estrecho contacto con Jinshi. No pensarían que él se metería con ellas.

 

Incluso Maomao sabía muy bien que Jinshi encontró su propia posición como un dolor por encima de todo.

 

Por eso decidió asumir la responsabilidad de decir palabras que se encontraban a medio camino con Haku’u. “Por lo que se ve, Gyokuyou-sama, parece que personas extrañas entrarán en su círculo antes de que se de cuenta.”

 

“Mis más sinceras disculpas, pero es el caso.” Por alguna razón, Haku’u miró a Maomao.

 

Honnyan parecía tener una epifanía.

 

(¿A qué se debe esta reacción?)

 

Maomao se sentía un poco incómoda.

 

“Gyokuyou-sama necesita entender que hay muchos enemigos a su alrededor”, dijo Haku’u.

 

“Ya lo sé. Pero, no necesitamos mostrar nuestros colmillos contra personas que no son nuestros enemigos. …oye, Haku’u. ¿Podría ser un mensaje de Padre?” Gyokuyou preguntó.

 

“…No, es mi propia opinión.”

 

“Entonces, esto no es algo que hayas hecho, ¿verdad?”

 

“¡De qué estás hablando!” Haku’u levantó la voz.

 

Honnyan miró a Haku’u. “¿Podría ser Gyoku’ou-sama, entonces?”

 

(T/N: 玉鶯, Yu Ying)

 

(¿Gyoku’ou?)

 

Fue la primera vez que Maomao escuchó ese nombre.

 

“No es algo que se haya hecho por sugerencia de mi hermano mayor, ¿verdad?” La emperatriz Gyokuyou dijo eso, comprobándolo.

 

(Hermano mayor, huh.)

 

Maomao escuchó que la emperatriz Gyokuyou tiene un hermano mayor, que actualmente gobierna las tierras del Oeste en nombre de su padre. Ella estaba segura de que Rikuson, que había sido el ayudante del estratega raro, estaba ahí como su consejero.

 

“No”. La expresión de Haku’u cambió. “Yo—”

 

Por sus palabras, Maomao podía imaginar claramente quién lo había hecho.

 

Las otras dos sirvientas, Koku’u y Seki’u. Las hermanas menores de Haku.

 

La emperatriz Gyokuyou y Honnyan tenían expresiones complicadas.

 

La facción de la emperatriz Gyokuyou tampoco era un monolito. Aunque sus objetivos eran los mismos, sus métodos variaban.

 

(Tuvieron éxito en cuando a darle a la emperatriz Gyokuyou una sensación de peligro.)

 

Sin embargo, Maomao estaba colgada del nombre, Gyoku’ou.

 

La emperatriz Gyokuyou, por su pigmentación, tiene sangre extranjera. Su padre Gyoku’en es viejo, por lo que es muy probable que su hermano haya nacido de una madre diferente.

 

Específicamente enviando a Rikuson a las tierras del Oeste también, ¿podría haber alguna idea detrás de esto?

 

(No tengo ni idea.)

 

Haku’u fue a convocar a sus hermanas menores. Maomao, sintiéndose incómoda, nerviosa con el kanzashi.

 

Podría volver a los dormitorios ahora mismo, pero ¿qué podría pasar de aquí en adelante?

 

Aparte de eso, se sintió un poco triste cuando se dio cuenta de que era casi la hora de trabajar.

 

Jinshi 1 FIN

 

– mis pensamientos:

Y ese es el final de lo que parece ser el montaje para el siguiente arco, viendo como el siguiente arco se llama Jinshi 2.

 

EZ: Bueno final del Arco que decir… hasta el próximo arco xD, lo siento de este no tengo mucho que decir de este, como dijo la traductora jap-ingles este arco es solo la base para el siguiente esperemos más de Jinshi en el.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s