espada

Espada del Amanecer — Capítulo 199


Capítulo 199 – La Primera Lección

 

EZ: 3/4


El ‘Seguimiento del tiempo’ era originalmente una característica y un privilegio de los aristócratas porque sólo ellos poseían las herramientas y los métodos para calcular el tiempo con precisión. Ya fueran temporizadores mágicos o relojes mecánicos del Reino Enano, no todos eran objetos que los civiles pudieran poseer. Por lo tanto, los aristócratas veían el ‘seguimiento del tiempo” como parte de la sociedad de clase alta, tratándolo como una etiqueta y una regla, mientras que los civiles simplemente confiaban en el sol y la astrología para medir aproximadamente el tiempo y organizar su trabajo usando eso. Esto era una normalidad en cualquier territorio aristocrático que no fuera el territorio Cecil.

 

Pero, en el territorio Cecil, la vida de todos seguía estrictamente el ‘tiempo’ — qué hora y minuto para empezar a trabajar, qué hora y minuto para terminar el trabajo, a qué hora el comedor servía las comidas, a qué hora empezaban las clases nocturnas. Todo tenía un horario preciso, desde los funcionarios del territorio hasta las personas comunes; ese era el caso de todos.

 

Este fue el cambio que trajo Gawain. Fue un cambio realizado para invertir el modelo de producción caótico, primitivo e ineficiente; sólo un horario exacto podía asegurar que las fábricas funcionaran sin problemas, y sólo un horario exacto podía hacer que las personas fueran conscientes de la importancia de la eficiencia. Inicialmente, muchos civiles estaban bastante desconcertados por tal requerimiento; sólo debido al gran prestigio del Lord Feudal siguieron confusamente esta nueva regla establecida. Pero, en este punto, ‘puntual’ se había convertido en un término familiar en el territorio: incluso los niños pequeños comprendían la necesidad de la puntualidad.

 

Esto se debía a que tenían que venir a la escuela puntualmente para las lecciones — incluso antes que los adultos — y estudiar más tiempo que los adultos; los requisitos para ellos eran aún más estrictos.

 

Gawain todavía no había implementado la escolarización a tiempo completo por el momento, por lo que los niños del territorio Cecil tenían que pasar la mitad del día ayudando a sus padres con los trabajos manuales en casa. Después del almuerzo, tenían que reportarse a la ‘Academia General Cecil’ ubicada en el sur del territorio.

 

Esta era una escuela nueva construida con ladrillos y cemento. Su edificio principal era el edificio más elegante del territorio, con la mayor superficie aparte de las diversas fábricas. Y la bandera del territorio Cecil ondeaba sobre la plaza junto a la escuela, los enormes y prestigiosos emblemas de Cecil y Anzu estaban impresos en las paredes —— Gawain estaba firmemente convencido de que el sentido del honor y la pertenencia debía ser fomentado desde una edad temprana. En comparación con los adultos cuya visión del mundo ya se había solidificado, hacer que los niños desarrollaran el conocimiento de este aspecto a una edad temprana era aún más importante. Además, el distintivo y digno símbolo de la escuela también ayudó a aumentar el entusiasmo de los civiles por ‘matricularse en la escuela’: recibir una educación organizada por el Lord Feudal en una instalación tan elegante, se convertiría en algo muy honorable a los ojos de muchos.

 

Incluso si no podían sentir el honor, Gawain quería inculcarles el pensamiento de que hacerlo era muy honorable.

 

La escuela nocturna de los adultos comenzaba después de que el trabajo terminaba por la tarde, mientras que los niños asistían a clases en la escuela desde la tarde. Aprendían aquí hasta la puesta de sol, luego tenían una cena gratis con los profesores (esta cena era también una de las motivaciones para que los adultos estuvieran dispuestos a enviar a sus hijos a la escuela), y luego seguían aprendiendo después de la cena. Cuando las clases nocturnas de los adultos terminaban, los niños volvían a casa junto con sus padres.

 

La mentalidad de los adultos estaba típicamente solidificada: aceptar nuevos conocimientos se convertía en algo bastante difícil. Por lo tanto, las exigencias de Gawain para la mayoría de los trabajadores adultos del territorio eran simplemente poder leer y contar; al menos, serían capaces de entender las instrucciones de funcionamiento de las máquinas en las fábricas. Por otra parte, los niños eran preciosos ‘papeles en blanco’: todavía no habían sido pulidos y adormecidos por la vida y todavía podían aceptar nuevos pensamientos liberales y nuevos conocimientos. Por lo tanto, Gawain siempre dio gran importancia a la educación de los niños.

 

Al principio de la construcción del territorio, casi no había niños en toda la ciudad. Esto se debió a que los que huyeron del antiguo territorio Cecil eran básicamente todos adultos robustos. Aunque se dio prioridad a las mujeres y los niños durante la evacuación, bajo el ambiente corrosivo de la Ola Oscura, más de la mitad de los niños que tenían constituciones más débiles no pudieron sobrevivir. —— Sólo hasta varias expansiones de población más tarde, el territorio Cecil finalmente tuvo una generación juvenil una vez más. Algunos eran esclavos vendidos aquí junto con sus padres (si no fuera por el sistema de liberación de Gawain, estos niños y sus descendientes serían esclavos durante generaciones). También estaban los sin hogar rescatados por Joan y Tom. Aunque estos niños todavía tenían que vivir en el campo de amortiguación con sus padres, había arreglos para que vinieran a tomar lecciones en la academia todos los días.

 

Hoy, estaban agregando un nuevo curso especial.

 

Santis Seid nerviosamente ordenó su ropa en la sala de personal. La sala de personal era muy simple y sin adornos, pero había un espejo de cuerpo entero. Una consigna que el Lord Feudal concedió a los profesores de la academia estaba pegada en él: Sé un espejo.

 

Santis enderezó su ligeramente desgastada túnica mágica, alisando los pliegues de la túnica con un poco de torpeza. Vio la frase en la parte superior del espejo; había sabiduría en las palabras del Lord Feudal, pero aún no podía entender por qué esta frase aparecía aquí. Sólo que, en comparación con la comprensión de esta frase, estaba más preocupado por si sería capaz de afrontar sin problemas esta primera lección.

 

Iba a enseñar a un grupo de niños pobres, para que aprendieran conocimientos que ni siquiera los hijos de comerciantes y caballeros ricos podrían asimilar. ¿Podría esto realmente hacerse?

 

Una vez había trabajado como tutor familiar de algunos comerciantes o pequeños aristócratas; esos niños de los ricos podían ser considerados más o menos como ‘la futura clase alta de buena educación’, pero enseñarles a estudiar era todavía una tarea, y ahora, estaba a punto de enfrentarse a un grupo de hijos de siervos, trabajadores esclavos, esclavos contratados y hombres libres. Este joven arcanista de segundo grado literalmente no se atrevió a imaginar cómo comenzaría esta primera lección con ellos.

 

Pero la campana de las lecciones estaba a punto de sonar. A través de la ventana, vio al anciano encorvado responsable de hacer sonar la campana ya caminando hacia la campana de latón que colgaba en el patio con un pequeño martillo. Cualquier otra vacilación en este momento no tenía sentido.

 

Santis Seid arregló su cuello por última vez. Luego, con una expresión decidida, tomó el borrador y el plan de lecciones que había preparado a un lado, abrió la puerta de la sala de profesores y salió con pasos anchos hacia el aula de los niños.

 

Después de abrir la puerta, vio a dos aprendices que limpiaban el cuarto mirándolo fijamente —— se había equivocado de puerta.

 

“¡L-, lo siento!” La arrogancia y la manera imponente de un hechicero profesional estaban completamente ausente en el joven Arcanista. Se disculpó nerviosamente, con la cara sonrojada por la vergüenza. Sin esperar a que los dos aprendices respondieran, había vuelto al pasillo como si estuviera escapando.

 

El timbre de la lección ya había sonado, pero Santis abrió dos veces consecutivas la puerta equivocada en el pasillo antes de encontrar el aula donde debía dar la lección. Abrió la puerta casi frenéticamente. Al ver una habitación llena de niños sucios y desordenados de edades diferentes vestidos con ropas remendadas, finalmente dio un suspiro de alivio.

 

Los niños que se apresuraban a las lecciones estaban haciendo un alboroto. A pesar de que no era la primera vez que entraban en la escuela, la palabra ‘disciplina’ aún no había entrado en sus cabezas. Estos niños de diferentes edades que venían de diferentes lugares trataban el aula como un lugar de reunión, haciéndola ruidosa y caótica. Sus padres podían ser siervos, libres, esclavos o incluso refugiados, pero aún no habían captado el concepto en este aspecto, así que con todos los niños estaban mezclados, había un completo y total desorden.

 

Por lo general, los maestros que impartían las lecciones de estudios generales podían usar voces fuertes para intimidar a estos niños, pero Santis Seid no tenía una voz tan fuerte (o el coraje que correspondía con una voz fuerte). Cuando él abrió la puerta a empujones para entrar, el aula se quedó en silencio por un momento, pero eso fue sólo una pausa temporal de los niños por curiosidad. Pronto, el ruido volvió, y esta vez, el foco de discusión de los niños había cambiado de la cena a la bata mágica de Santis.

 

“¡Miren! ¡Un nuevo maestro!”

 

“Un nuevo maestro con una bata mágica. ¡Debe ser una bata mágica!”

 

“¡El nuevo maestro es un Lord Mago! Debe ser capaz de conjurar un dragón…”

 

“¡Shh, estarás muerto si se enfada!”

 

“Esa bata mágica es tan vieja…”

 

Los niños un poco mayores todavía sabían mirar con temor la túnica mágica de Santis y el corto báculo en su cintura, pero los más pequeños eran completamente intrépidos. Aún tenían que aprender a inclinarse humildemente inmediatamente al ver a los Lores Magos, como lo harían sus padres. —— De manera similar, Santis tampoco había logrado captar las ‘agallas’ de los Magos comunes que casualmente lanzaban una pequeña bola de fuego cuando se ofendían por los rudos plebeyos de poca monta y dejaban lisiados.

 

Sólo podía soltar unas pocas balas arcanas al día.

 

Por lo tanto, sólo podía abrir la boca inútilmente, su voz era tan suave que incluso la primera fila apenas podía oírlo bien. “Silencio… Todos, silencio. Es hora de la clase…”

 

Nadie le escuchó, como él esperaba: los hijos de civiles eran aún más difíciles de manejar.

 

Santis sintió que el sudor brotaba de su cara. Sintió que su primera lección podría haber fallado, pero un pañuelo le fue entregado de repente por el lado. —— Miró sorprendido y vio a una chica con grandes ojos que sostenía el pañuelo, mirándolo.

 

Esta chica era un poco enclenque pero estaba vestida con un vestido de algodón muy limpio y ordenado; también tenía una pequeña horquilla en la cabeza. Esto mostraba que probablemente venía de una familia bastante acomodada. Sostuvo el pañuelo hacia adelante de nuevo, abriendo la boca para hacer sonidos de “ah ah”.

 

“Gra-, gracias…” Santis no creía que hubiera una niña tan sensata. Inmediatamente le dio las gracias mientras tomaba el pañuelo, se limpiaba el sudor y sonrío. “No gritaste y vociferaste como los otros. Eres muy sensata…”

 

Sus palabras acababan de caer cuando un niño gritó de repente: “¡Porque Pea es muda!”

 

La chica con ojos muy grandes inmediatamente miró al chico. Este último encogió rápidamente su cuello. “Lo siento, hermana Pea…”

 

Esta chica se llamaba Pea, ¿y era muda?

 

Santis vaciló por un momento. Recordó que había visto el extraño nombre de ‘Pea’ anteriormente en el registro de estudiantes, pero no esperaba tener una muda entre sus estudiantes.

 

Y a los dos segundos de su aturdimiento, Santis repentinamente captó, a través de su visión periférica, una pequeña mano que salía de debajo de su escritorio. Esta mano sostenía una pizarra usada para escribir; varias palabras estaban escritas torcidamente en ella: “Use algo de magia, señor”.

 

Entonces, esta pizarra fue rápidamente retraída. Santis ni siquiera pudo ver claramente de quién era.

 

Se quedó atónito por un momento y finalmente respondió. Luego, levantó brevemente su mano derecha. —— Sólo tenía unas pocas oportunidades preciosas de hacer hechizos cada día, y estaba usando una en su primera lección.

 

Una pequeña bola de energía arcana salió volando de su mano, hasta el centro del aula, y luego explotó con un estallido. Las chispas mágicas que se esparcieron en todas las direcciones parecían como si un fuego artificial se hubiera encendido en la habitación.

 

Todos los niños se callaron en el acto.

 

Miraron a su nuevo maestro con asombro, como si se hubieran dado cuenta ahora, finalmente confirmaron que —— este era un verdadero Mago.

 

Al igual que Madam Heidi, era un Mago.

 

Los niños se miraron sin palabras, mientras Santis finalmente sabía lo que debía hacer.

 

“Niños”. El joven Arcanista de segundo grado sonrió. Tiró sus experiencias anteriores de dar clases a los jóvenes aristócratas y comerciantes a la parte de atrás de su cabeza, tirando a la basura esos comentarios ostentosos sin sentido, tirando a la basura esa ‘etiqueta del primer contacto’ y las reglas, y dijo lo que más quería decir en este momento. “Déjenme decirles cómo distinguir las runas, así como la teoría básica para que sean efectivas.”

 

Estos niños podrían no ser capaces de lanzar un hechizo usando sus propias manos en toda su vida.

 

Santis se dio la vuelta y usó tiza para escribir el título de la primera lección en el pizarrón.

 

Nadie en la historia había considerado impartir todos los secretos de la magia a cada persona sin reservas.

 

Las runas fundamentales para la tierra, el fuego, el viento y el agua se transfirieron de la punta de la tiza al pizarrón, seguidas de las runas derivadas de la escarcha, el rayo y otras varias.

 

No obstante, estos niños podían usar sus cerebros para recordar este conocimiento, usando papel y bolígrafo para calcularlo. La Srta. Jenni ya había demostrado el valor de tales ‘cálculos’; el Lord Feudal también creía en estos valores.

 

Santis se dio la vuelta. Lo que vio fueron docenas de ojos curiosos e interesados —— ellos eran capaces de prestar atención.

 

“Comencemos la primera lección”.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s