Dragón Egg: Capítulo 329

Anterior |Índice| Siguiente


Alo

 

 

Cuando llegué ahí, vi a la Tribu Lithuvar haciendo mucho ruido alrededor de Alo. La carne de su cara, el vientre, los brazos, y muchas otras partes del cuerpo de Alo habían sido cortadas, y a simple vista se podía ver que se estaba muriendo. Aunque parecía que se estaba regenerando, el cambio era lento, probablemente debido a la falta de MP.

 

El suelo alrededor de la zona fue arrancado, los árboles cayeron, y se pudo ver que hubo una feroz batalla aquí. También hay cadáveres de miembros de los “Cazadores Hambrientos” y restos de los Trell Ratons, la rata explosiva, esparcidos por el lugar.

 

Y, había una lanza de la Tribu Lithuvar clavada en el hombro de Alo. La lanza está penetrando profundamente en el suelo, dejando su cuerpo clavado en el lugar.

 

— ¡¿Qué estás haciendo?! ¡Te dije que te detuvieras!

 

— ¿Por qué me detienes? ¡No importa como lo mires, eso es un monstruo! ¡Y mira ahí! ¡Esa cosa me ha agarrado la pierna, y la abuela ha estado quejándose desde hace un tiempo de los resfriados! ¡Estoy seguro de que fue ella!

 

— ¡Te volviste loco!

 

Una persona de la Tribu Lithuvar, que había clavado la lanza en el suelo, estaba peleándose contra otro Lithuvar. Ambos eran guerreros feroces que podían agarrarse el uno al otro en cualquier momento.

 

— ¡Por que se demoran tanto! ¡Los no muertos causaran un desastre terrible!

 

Una anciana Lithuvar con un bastón gritaba eso una y otra vez, con la cara roja. Luego se quedó sin aliento, sacudiendo sus hombros, pero cuando la anciana se dio cuenta de mí, se arrodillo en el lugar, derramando lágrimas.

 

— ¡Oh, Ryujin-sama! ¡Por favor, libérenos del malvado y protéjanos!

 

Yo tampoco sabía qué hacer, y estaba medio en pánico. No puedo entender lo que está sucediendo en frente de mí.

 

Fue entonces cuando me encontré con los ojos de Alo. La carne cerca de su barbilla había sido desgarrada, y su frente tenía una gran cicatriz, como si hubiera golpeado algo. Se rio con tristeza con su boca desgarrada, y movió la boca como si tratara de decirme algo.

 

[Estoy satisfecha], sabía que eso era lo que quería decir. Pero todavía había un poco de arrepentimiento en los ojos de alo.

Comprendí que estaba preocupada por mí, y que pensaba arreglarlo todo muriendo en ese lugar.

 

“¡Gruuuuuuuuuuoooooo!”

 

Antes de darme cuenta, estaba soltando un fuerte [Rugido]. Las personas Lithuvar a su alrededor se quedaron en silencio, y se congelaron en el lugar. Después de eso, finalmente fui capaz de pensar con calma y tranquilidad.

 

Lo que más temía, ha sucedido. Hasta ahora, Alo ha trabajado desesperadamente para recuperar su cuerpo humano, ha aparecido en frente de la Tribu Lithuvar toda lastimada.

 

Alo también es capaz de hablar con fluidez. Así que, tenía la ingenua idea de que podría mezclarse entre ellos, si todo salía bien al principio.

 

Eso fue, mi primer tropiezo.

 

Siento que todo lo que he hecho por Alo hasta ahora, solo le ha terminado causando daño. Eso me causa dolor.

 

De cualquier manera, tomé la lanza con mi boca y la saqué, después, suavemente acerqué mi cara. Alo dudo por un momento, pero luego me tocó la cara. La luz brilló en la mano de Alo, y puedo sentir como mi MP disminuye ligeramente. El cuerpo de Alo se regenera más rápido.

 

 

—Ryu-Ryujin-sama… ¿Por qué…?

 

Mientras la Tribu Lithuvar estaba aturdida, Alo se levantó y movió la cabeza dos veces. Entonces, Alo extendió lentamente sus manos.

 

—… [Vendaval] (Alo)

 

La tierra debajo de los pies de Alo y la tribu, explotó, causando una tormenta de arena. Tampoco esperaba esto. Pensé que Alo había atacado de repente, pero parece que solo quería esparcir la tierra bajo nuestros pies para cegarnos a todos.

 

Aprovechando el momento, Alo escapó del acoso de la Tribu Lithuvar, y corrió lejos.

 

— ¡¿Q-Qué demonios es eso?! —Alguien más de la Tribu Lithuvar gritó.

 

Había algunos objetos parecidos a conejos hechos de tierra endurecida que se movían. Esta es la habilidad de Alo [Muñeco de Tierra]. Al parecer, tenía miedo de que la siguieran por lo que los dispersó.

 

— ¡Es un no muerto! ¡Tenemos que romperlo en pedazos y sellarlo con un ritual! ¡Llamen a la sacerdotisa del Dios Dragón! ¡La doncella del santuario! ¡Dónde esta esa traidora de Bella cuando a la necesitamos!

 

En medio de toda la conmoción, una mujer Lithuvar que estaba siendo retenida, se sacudió al hombre que la sostenía, y corrió tras Alo. Fue entonces cuando finalmente me di cuenta de a quien estaba mirando Alo antes.

 

— ¡Lo siento!

 

— ¡Ugh!

 

De la misma manera, un hombre que estaba siendo apresado corrió hacia el montón de [Muñecas de Tierra], dándole un codazo al hombre que lo estaba sosteniendo, corriendo hacia Alo. Son los padres de Alo, Aino y Tatarc.

 

— ¡Idiota! ¡Eso ya no es tu hija! ¡Es un monstruo!

 

Uno de los hombres Lithuvar agarró por la espalda a Aino, y la sostuvo. En el siguiente instante, Tatarc le dio un puñetazo en la cara al hombre, agarra la mano de Aino y fueron tras Alo.

 

— ¡Oye, Aino! ¡Por aquí!

 

— ¡Oh, no! ¡Qué alguien detenga a esos dos! ¡Los mataran!

 

El hombre que estaba tirado en el piso después de recibir el codazo de Tatarc, señaló la espalda de Tatarc.

 

— ¡Por supuesto que no! ¡Debemos matar a los no muertos rápidamente! ¡Ryu-Ryujin-sama! ¡Ryujin-sama!

 

La anciana estaba rodeada por tres conejos de tierra en movimiento, mientras gritaba con su boca. Estos son los conejos de tierra de Alo. Es poco probable que le hagan daño a la Tribu Lithuvar.

 

Después de echarle un vistazo a los ruidosos Lithuvar, seguí a Aino, Tatarc y a Alo. En el último momento, hemos creado una brecha entre nosotros y la Tribu Lithuvar.

 

Alo estaba parada en frente del gran río. Frente a ella, Aino y Tatarc están parados uno al lado del otro, ambos están sin aliento. Alo todavía estaba destrozada por todas partes, pero se había recuperado considerablemente. Al menos no tiene huesos expuestos.

 

— ¡Alo! Realmente eres… Alo, ¿verdad? ¡Alo, di algo, cualquier cosa! (Aino)

 

Alo estaba mirando hacia abajo para ocultar sus ojos rojos, pero cuando Aino la llamó, abrió los ojos y lentamente levantó su cara.

 

—…Padre, madre. —Alo dijo mientras murmuraba.

 

Con esas palabras, Aino y Tatarc, que estaban llamando desesperadamente a Alo, cerraron sus bocas.

 

—…Desde el día que fui escogida para ser sacrificada… ambos han estado peleando por la sacerdotisa del Dios Dragón durante mucho tiempo. Siempre me ha preocupado que padre deje a mi madre atrás y se vayas a la otra aldea. Papá… no te gustó la forma en que actuó la sacerdotisa, por lo que después de todo, te fuiste por tu cuenta, ¿verdad? (Alo)

 

Tatarc mira hacia abajo, como si no supiera que decir. Después de todo, Tatarc comenzó a desconfiar de la aldea por la relación de los sacrificios con la doncella del santuario del Dios Dragón, por lo que se dirigió a la aldea anti-Ryujin.

 

—Pero… ese monstruo ha desaparecido, y el pueblo ha regresado a ser uno… Estoy tan contenta de que mi padre y madre hayan venido a buscarme juntos. Ya no… peleen más. (Alo)

 

— ¡Oh, no lo haremos! ¡Nunca haremos algo que ponga a Alo triste! (Tatarc)

 

—Así que, Alo, por aquí… (Aino)

 

Aino extendió su mano mientras decía el nombre de Alo. Alo tomó su mano suavemente, la apretó con pesar, sacudió su cabeza lentamente, y luego la retiró.

 

—Yo… no puedo quedarme aquí…… Adiós papá, mamá. Los amo mucho. (Alo)

 

Alo miró hacia abajo y dio un paso atrás. Entonces, una ráfaga de viento sopló.

 

El viento golpeó la superficie del suelo, levantando una nube de polvo. Para cuando el sonido y el polvo se despejaron, Alo ya se había ido. En cambio, algo parecido a un fragmento blanco había caído en frente de Aino y Tatarc. Parecía un fragmento de los huesos de Alo.

 

Tatarc lo recogió gentilmente y se lo entrego cuidadosamente a Aino. Luego, ambos se abrazaron con lágrimas en los ojos, como si se hubieran dado cuenta de algo al mismo tiempo.

 

Aparte de los dos llorando, no se escuchaba nada más que el sonido del río corriendo.

 

Miré una vez más el pequeño trozo de hueso que Aino estaba agarrando, y luego seguí la corriente del río hacia abajo y dejé este bosque.

 

El asunto pendiente de Alo, debe haber sido Aino y Tatarc. Como se habían separado, estaba preocupada de lo que había sido de ellos después de su muerte. Si ese es el caso, es natural que Alo regrese al otro mundo después de solucionar su problema.

 

Sentía un agujero en el pecho, pero me dije a mi mismo que era lo correcto, así que continúe río abajo. Escuché un crujido, por lo que me di la vuelta, ahí vi una araña negra con una máscara blanca adherida a su cabeza, la Pequeña Pesadilla, caminando hacia mí.

 

“Guooooo……”

 

Gruño con fuerza y la llamo.

 

Oh… Viniste por mí. Gracias. ¿Dónde están las demás arañas?

 

La araña enmascarada, la Pequeña Pesadilla, sacudió su cabeza hacia los lados. Al parecer, las otras arañas tienen la intención de permanecer en este bosque. Para los monstruos, su entorno afecta su vida y muerte. Debido a su instinto, no les resultara fácil moverse a otra parte. Eso es algo que se da por sentado.

 

De repente me di la vuelta, y el árbol en frente de mí se da la vuelta para mirarme.

 

¡Treant!… ¿Estabas aquí? Entonces…… ¿vendrás conmigo?

 

Me pregunto cómo voy a llevarlo. Después de todo, Treant es lento. Bueno, no hay ninguna razón para apresurarse, podemos ir despacio… mientras pensaba en eso, vi a una niña pequeña sentada sobre una de sus ramas.

 

La niña saltó suavemente de la rama, y se paró justo debajo de mi cabeza.

 

Esa niña… no era otra que Alo.

 

Bajé mi cabeza, y acerco mi rostro a Alo.

 

O-Oh… ¿Por qué? Pensé que te habías ido. ¿Está bien que estés aquí? Tengo que irme de este bosque, ¿entiendes?

 

—…Tampoco puedo quedarme aquí. (Alo)

 

Alo mira hacia atrás al bosque, se ve un poco triste.

 

Cuando permanezco en silencio por un rato, Alo se mueve como si estuviera impaciente.

 

—Pero es suficiente. Pude despedirme correctamente… por última vez. Me dijeron que ya no iban a pelear más. A decir verdad, pensé que realmente iba a desaparecer cuando finalmente vi a mi padre y madre llevarse bien. Pero todavía queda una cosa más que tengo que hacer. (Alo)

 

¿Todavía te quedan asuntos pendientes? Entonces… ¿Está bien que te vayas de aquí? No tienes que preocuparte por mí, ¿entiendes?

 

Alo pone una mano en frente de su boca, mientras que con su otra mano hace un gesto para que me acerque, al parecer quiere decirme algo. Preguntándome que quería decime, le acerque mi oído.

 

Alo me besó suavemente cerca de mi oreja.

 

 

—Secreto. (Alo)

 

Después de decir eso, Alo me dio la espalda, mostrando un color bermellón en su piel blanca, y una sonrisa apropiada para su edad, después se dio la vuelta hacia mí, y salió corriendo del bosque.

 

 

Miré hacia al lado, estupefacto, y vi que mi Compañera me estaba mirando, sonriéndome. Me sentí un poco avergonzado, por lo que me di la vuelta para seguir a Alo.

 

Después de correr un rato para seguirle el ritmo a Alo, recapacité y me di la vuelta, ahí vi a la Pequeña Pesadilla corriendo justo detrás de mí, y a Treant persiguiéndonos desesperadamente desde muy atrás.

 

[AuciferS: Pobre arañita y treant, se olvidaron de ellos x_x ]

Rachidor: Se acabo el volumen 6, y con eso se termino el arco de la Tribu Lithuvar, en un rato mas subiré todas las ilustraciones de este volumen justo como he hecho con los volúmenes anteriores, pero antes tengo que ver en que capítulos están cada una, por que se me olvida llevar un registro de donde subo cada una, hablando de eso, aquí hay una ilustración que ya había aparecido en un capitulo anterior, pero ese fue un error mio, de los tiempos donde tenia muchas imágenes sueltas, sin saber en que volumen eran cada una, pero creo que estoy divagando. Espero que hayan disfrutado este arco y gracias por estar siempre leyendo esta novela, en este momento no hay mas capítulos en ingles, por lo que tendré que traducir directamente desde el japones, aunque quien sabe, tal vez saquen nuevos capítulos, aunque bueno, no es como que traducir del japones sea algo nuevo. Bueno esto se esta haciendo demasiado largo así que terminare con lo siguiente, nos vemos en el capitulo 330, en una nueva tierra y nuevos personajes como en todos los arcos anteriores, solo que esta vez, Irushia no esta solo, después de 329 capítulos, finalmente obtuvo sus ansiados compañeros que permanecerán a su lado de ahora en adelante, es momento de que comience una nueva historia.

 

 

 

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

5 2 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
Naga-Toro San
Naga-Toro San
hace 7 meses

que hermoso!!! y ella hermosa!! uwu

tenochhazaelespinosaarias
hace 7 meses

aaaa no manches llore cuando dijeron que Alo habia desaparecido :,3

El que se vino
El que se vino
hace 2 meses

Que buen final de arco *Lagrimas masculinas*

Alejandro Rios
Alejandro Rios
hace 29 dias

Espera… Me están diciendo que si lo van a acompañar??? Siiiiiii, pensé que como siempre los iba a dejar atrás, está pequeña parte de mi vida se llama felicidad.jpg no enserio, me alegra bastante le he cogido bastante aprecio a Alo y compañía, ojalá estuvieran también el conejo y el lagarto negro pero bueno me doy por bien servido, me gustó bastante este arco y ver al prota más maduro y matando cuando es necesario aunque me frustró en algunas parte su blandura, gracias por la traducción 😁🍻

4
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x