Alaben‌‌ ‌‌al‌‌ ‌‌Rey:‌‌ ‌‌Capítulo‌‌ ‌‌143


-Los Poderosos Oficiales del Cumplimiento de la Ley-

Flechas como lluvia….

Pero la ubicación de los cadáveres estaba demasiado lejos del campamento del ejército de la Alianza de los nueve reinos, y ya había excedido el alcance efectivo de los arcos. Las flechas dispersas que se dispararon aterrizaron en el suelo de manera torcida, como si hubiera una llovizna ligera y simplemente no pudieran representar ninguna amenaza para el ejército de Fei.

El Gran Perro Negro ladró con entusiasmo mientras transportaba a Fei, volando de un lado a otro como humo negro. ¡Este viaje de ida y vuelta podría transportar de regreso 6 cuerpos, y los otros Oficiales de Cumplimiento de la Ley también estaban trabajando duro! Cada uno de ellos levanta dos cuerpos y el equipo del suelo, y luego comienzan a correr de inmediato…

En menos de 10 minutos, los cuerpos de los 100 soldados de lanza y escudo del Reino de Chishui fueron devueltos al campamento de la ciudad de Chambord.

Estas personas eran realmente otra cosa, ni siquiera dejaron un casco para el Rey Chishui.

Después de que todos se retiraron, Su Majestad el Rey cabalgó a lomos del gran perro negro y gritó: “Jejejeje, Su Alteza Real el Dios de la Guerra nos enseñó que el desperdicio es imperdonable. ¡Date prisa, todavía hay una lanza por allí, que alguien la agarre!”

Dos flacos Oficiales de Cumplimiento de la Ley lo escucharon e inmediatamente corrieron de regreso, recuperando la última lanza larga que estaba en el suelo, saludando a los reyes del Ejército de la Alianza como si estuvieran presumiendo, y luego se dieron la vuelta, se quitaron los pantalones y se dieron palmaditas en el trasero hacia eso “grandes” Reyes…

Al ver la hierba flotando en el campo vacío, el Rey Chishui estaba a punto de llorar.

¡Los Oficiales de Cumplimiento de la ciudad de Chambord eran casi como un grupo de bandidos, un grupo de ratas hambrientas! Dondequiera que hayan estado, ni siquiera te dejarán un solo cabello. En este momento, el campo de batalla donde murieron las unidades de infantería había sido despejado, con solo manchas de hierba y sangre en el suelo.

¡Demasiado descarado!

Todos los reyes del Ejército de la Alianza quedaron atónitos.

Por supuesto, no fue como si el Ejército de la Alianza no tomara ninguna medida durante el proceso para detenerlos.

Pero esos 50 maestros de arco celestiales eran estúpidamente fuertes. Esos 50 arcos largos eran como las 50 guadañas de la parca, reprimieron firmemente a más de 2000 personas. Quien se atreviera a avanzar un poco se llenaría de inmediato con flechas como un erizo. Incluso aquellos que portaban escudos gigantes se volvieron inútiles. Estas flechas, como si tuvieran ojos o algo, podrían alcanzarlos desde todo tipo de ángulos inesperados a través de huecos, agujeros de observación y hasta sus pies.

La amenazante fuerza de 2000 solo podía ver cómo los Oficiales de Cumplimiento de la ciudad de Chambord robaban todo.

Después de que la Ciudad Chambord transportó todos los cadáveres a su territorio, las 100 unidades de la 【Flota de Hierro del Dios del Fuego】 estaban a mil metros del campo de batalla. Estaban en el proceso de agruparse y prepararse para lanzar el impacto del martillo de hierro. Estas unidades fuertemente armadas que no tenían miedo a las flechas fueron demasiado lejos, por lo que no pudieron proporcionar ninguna ayuda desde el principio hasta el final.

¡La moral del ejército de la Alianza era como un gráfico de valores durante una recesión, cayendo en picado!

Mientras que la atmósfera en la Ciudad Chambord era exactamente lo contrario.

Los 50 Oficiales de Cumplimiento despojaron de sus equipos a los soldados muertos del Reino de Chishui en risas, y luego comenzaron a usarlos frente a la cara del Ejército de la Alianza. Luego levantaron los escudos de lágrima, agarraron con fuerza las largas lanzas y gritaron en sincronía, se transformaron instantáneamente de un grupo de campesinos dispersos en un escuadrón de infantería de élite totalmente armado.

Fei se rio.

Pensó que nombrarlos Oficiales de Cumplimiento era realmente una movida genial. Al menos en términos de robo, estos chicos malos realmente hicieron honor a su nombre, ¡100% dignos de su nombre! (NTI: en China, los encargados de hacer cumplir la ley tienen la reputación de ser unos imbéciles y tomar las cosas de los ciudadanos en nombre de la “ley”.)

“¡Jaja, agradezcan al rey del Reino de Chishui por su generosidad!” Fei ordenó mientras trataba de molestar deliberadamente al ya enojado Rey Chishui.

“¡Gracias al rey de Chishui por regalarnos armaduras, armas y escudos!”

“¡Hombre, estos se ven muy bien en mí!”

“Heyyyyyy, todavía necesito una espada aquí, el generoso rey Chishui, ¿puedes enviar una espada?”

Todas estas palabras salieron de la boca de estos Ejecutores de la Ley. ¡Después de una serie de gritos, muchas personas del Ejército de la Alianza ya les estaba saliendo humo de sus frentes por la ira!

“¡¡¡Ahhhhhhh!!!” El Rey de Chishui se había vuelto completamente loco. Se volvió incoherente como si tuviera una convulsión. Ya no podía esperar a que la 【Flota de Hierro del Dios del Fuego】 detrás de él cargara. De repente, tembló mientras agarraba el cuello del Rey del Reino Shuani y gritaba: “Date prisa y ataca, ordena a tus unidades de infantería pesada que ataquen, ataquen…”

De hecho, había un escuadrón de infantería pesada de 200 hombres bajo el mando del Rey de Shuani.

Aunque el escuadrón de infantería pesada se movía muy lentamente, su cuerpo estaba cubierto con una armadura. Si se bajaban los cascos enmascarados para protegerse la cara, además de las muñecas o los tobillos, la armadura de su cuerpo podría detener la mayoría de las flechas. Si ellos iban con todo contra la lluvia de flechas y avanzaban, entonces no debería ser un problema para más de la mitad de ellos llegar vivos a los arqueros de la ciudad de Chambord y luego matarlos… Pero, el problema era que el rey del Reino Shuani tampoco quería perder estas tropas… Este regimiento de 200 tropas de infantería de armadura pesada también era su tesoro.

Es solo que frente al enojado Rey Chishui que ya perdió la razón, no tuvo más remedio que ceder.

Ante la autoridad violenta, incluso el tesoro debe ser abandonado. De lo contrario, el Reino Shuani era simplemente un reino subsidiario de nivel 5. La consecuencia de cabrear un gran reino de nivel 3 no era algo que Shuani pudiera soportar.

Justo cuando el corazón del Rey del Reino Shuani comenzó a gotear sangre cuando estaba a punto de ordenar a sus tropas que avanzaran, se produjo un cambio inesperado en el campamento frente a ellos: esos 50 arqueros celestiales de repente guardaron sus arcos, se dieron la vuelta, se dividieron en dos grupos y luego corrieron. En realidad, acaban de abandonar la formación del ejército de la ciudad de Chambord.

“Ah, no puedo hacerlo más… Mis dedos están casi sangrando, me duele, ¡ya no puedo disparar!”

“¡Lo sé! ¡Vamos a largarnos!”

Los reyes del ejército de la Alianza escucharon vagamente algunas de las conversaciones que los arqueros de la ciudad de Chambord estaban teniendo mientras huían agitando sus dedos doloridos. Estos arqueros llevaron sus traseros a casa como conejos asustados, se sumergieron en las colinas distantes y desaparecieron de inmediato, ni siquiera saben a dónde fueron…

El Rey de Chishui y el Rey de Shuani intercambiaron una mirada atontada el uno al otro.

Todos ya estaban estupefactos por lo que acaba de suceder.

De hecho, todo lo que sucedió hoy en la ciudad de Chambord ya hizo que los comandantes del ejército de la Alianza se volvieran locos.

¡Casi se volvieron locos al ser jugados por su oponente!

“¡Carguen! ¡Dense prisa y carguen!” El rey de Shuani fue el primero en reaccionar. No importa si era una trampa del idiota rey Chambord, ahora que esas 50 parcas ya no estaban aquí, todos en el Ejército de la Alianza sintieron que el cielo de repente se iluminó y el aire también se volvió más fresco. Finalmente pueden respirar cómodamente.

“¡A quién le importa lo que tiene bajo la manga, aprovecha esta oportunidad y derrota a la Ciudad Chambord primero! ¡Incluso si esos 50 arqueros regresan más tarde, no habrá nada que puedan hacer!”

Esa era casi la idea uniforme de todos los reyes del Ejército de la Alianza.

Después de recibir la orden, esos 200 soldados de infantería de armadura pesada ​​del Reino Shuani llevaban una espada ancha en cada mano y avanzaban a un ritmo constante. Esto era como un horrible tsunami de acero, e incluso la Tierra comenzó a temblar bajo sus pies. El que caminaba al frente de la formación era un general de 2 metros de altura. La luz de energía amarilla y sucia brillaba debajo de su armadura. Este era en realidad un usuario de 2 Estrellas de tipo Tierra.

“¡Ataquen!” El guerrero tipo Tierra sonrió.

Como no había más presión por parte de esos arqueros, todas las unidades de infantería de armadura pesada caminaban con arrogancia como generales, completamente intrépidos e incluso levantando sus máscaras protectoras. Caminaron en pasos organizados mientras golpeaban sus espadones contra sus petos. El uniforme sonido metálico golpeó el cielo, creando una atmósfera escalofriante y aterradora.

Este era realmente un buen ejército que no podía ser subestimado.

A pesar de que la formación es un poco floja y la moral es demasiado arrogante, pero en términos de opresión e impacto, estuvo casi a la par con las tropas de armadura negra de antes. Parece que este Reino Shuani también tenía una base bastante sólida. Comparándolos con la ciudad de Chambord, el ejército de Fei parecía ser más pobre que nunca.

“¡Carguen!”

El príncipe mayor del Reino Lunar vio esta oportunidad, también agitó su espada con entusiasmo y ordenó a las cien tropas de espada ancha que siguieran al ejército del Reino Shuani y asaltaran. Esas docenas de hermosas chicas jóvenes en los seis carruajes frente a ellas ya hacían que su sangre se volviera loca, solo querían correr de inmediato y capturarlas a todas y luego arrasarlas ferozmente.

Al ver esta escena, los otros reyes también se emocionaron.

Cuando se enfrentaron a los 50 arqueros celestiales, ninguno de ellos se atrevió a ser el primero en levantar la cabeza, pero ahora se les presentaba una oportunidad tan grande de aprovechar, ninguno de ellos quería estar detrás de los demás, temiendo que todo el buen botín fuera robado por otros reinos. Todos querían ser los primeros en cargar a la ciudad de Chambord y robar espléndidamente todo, y también capturar a esas hermosas chicas en esos carruajes.

“¡Carguen! ¡Capturen vivo al rey de Chambord!”

“¡Maten! ¡Tendrán todo lo que puedan agarrar!”

“Jajajaja, muchachos, ¿vieron esos pequeños idiotas en esos carruajes? ¡Todos tienen una participación!”

En este momento, todos los hombres del ejército de la Alianza quedaron hervidos de sangre. La victoria estaba al alcance de la mano, y aquellos reyes aristocráticos que generalmente eran elegantes y altos allí también expusieron su vulgaridad y brutalidad. Hicieron declaraciones vulgares para elevar la moral del ejército, con la cara cubierta de sonrisas, cada uno como demonios codiciosos que salieron del infierno.

“Capturen a ese pequeño rey! ¡Quiero convertir su cabeza en una copa de vino! ¡Dejen que el palacio real de la ciudad de Chambord desaparezca en llamas!” El Rey de Chishui que perdió más de 100 lanceros lanzó una maldición cruel.

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n**


CAPÍTULO ANTERIOR  | ÍNDICECAPÍTULO SIGUIENTE

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s