Arifureta — Capítulo 187


Autor: A todos los Riajuus y aldeanos de la aldea soledad.

¡Feliz Navidad!

Ex: Quizás debería guardarlo para cuando realmente sea navidad, pero ello afectaría la numeración y es probable que cuando en verdad lo sea el propio Shirakome saque un nuevo especial, así que eso, lo público ahora y ya

Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


After Story: Conmemoración de Navidad Regalo de Santa

Gente vestida con trajes coloridos, criaturas misteriosas (mascotas), chillidos que contenían alegría y emoción, efectos de sonido y música que resonaban aquí y allá.

Ese lugar, que parecía irreal y extraordinario, era cierto famoso parque temático.

La temporada fue invierno. Aún más, hoy era el día en que pronto llegaría el fin de año, era Navidad.

Era natural que hubiera más amantes de lo habitual, pero también había personas que venían con sus familiares o amigos. Todos vinieron en masa para disfrutar al máximo de este parque temático que había sido remodelado por un tiempo limitado, teñido con el color de la Navidad.

El parque temático, que había acumulado tantos visitantes que hizo que la cara del gerente explotara en risa, fue visitado por un grupo que era un poco especial. Era un grupo compuesto por un hombre y ocho hermosas chicas y mujeres. En el hombro de ese hombre había una niña con ojos brillantemente resplandecientes. Huelga decir que este grupo era Hajime y sus esposas (Yue, Shia, Tio, Kaori, Shizuku, Remia, Aiko y Liliana). Shuu y Sumire tenían trabajo. De la misma forma era evidente que ambos estaban llorando porque no podían venir.

Por cierto, en el tiempo actual, Liliana todavía no podía separarse del reino, por lo que normalmente se quedaba en el otro mundo. Sin embargo, en esta tan esperada noche santa, sería demasiado cruel dejar sola a Liliana, por lo que Hajime abrió una puerta y secuestró a Liliana que estaba en medio del trabajo.

Por el momento, al usar el sistema para convertir la electricidad en energía mágica (Hajime había construido un generador de energía eléctrica geotérmica personal en el subsuelo para poder convertir energía mágica como quisiera), la cantidad de veces que podían entrar y salir libremente entre 『Tortus』 y la 『Tierra』 había aumentado, por lo que no había ningún problema particular al hacer esto.

“¡Papá, papá!, ¡Ahí, vamos allí nano!, ¡Ese con Tiburón-san haciendo haup!” (TI: Parece que Myu se refiere a un tiburón que abre su mandíbula y luego traga en un instante)

“Sí sí. Aunque hace frío aquí, aun así elegiste intencionalmente la atracción de agua, ¿eh?, ¿esto se debe al rasgo racial de Myu?”

Myu fue llevada en los hombros de Hajime, sus piernas se balanceaban de adelante a atrás mientras gritaba alegremente. Su cabeza estaba cubierta con un esponjoso gorro de Santa, y su apariencia era la de una minifalda de Santa. Sus piernas estaban envueltas con medias blancas, y sus botas eran blancas con un pompón adjunto, cada vez que sus piernas se movían, revoloteaban. (Ex: Para el que no sepa o recuerde lo que es un pompón (yo por ejemplo lo tuve que buscar) presione aquí)

Con el cabello rubio que caía del sombrero de Santa, sus bien ordenados rasgos gentiles que fueron heredados de su madre, su inocente alegría y su apego a su papá con todas sus fuerzas hicieron que esta pequeña niña se destacara a pesar de toda las onee-chans rodeando al papa. Los ojos de las personas de los alrededores fueron atraídos inconscientemente hacia ella, y cuando la vieron no pudieron evitar aflojar sus expresiones cálidamente.

Justo como Santa Myu deseaba, papá Hajime se dirigía hacia la atracción acuática donde tendrían una aventura en un río en el cual acechaba un tiburón gigante.

Mientras esperaban, los otros visitantes seguían robando miradas hacia las bellas apariencias de Yue y las demás… sin embargo, no sucedía tal cosa. Debido a un artefacto que obstruía el reconocimiento de las personas, los alrededores no estaban prestando atención a Yue y las chicas.

A cambio, eran Yue y las otras cuyos ojos deambulaban inquietos. Especialmente Liliana, cuya familiaridad con este mundo aún era poca. Parecía estar recibiendo choques culturales de varias cosas, y desde detrás de las lentes de obstrucción de reconocimiento, su mirada, que posiblemente brillaba aún más que la de Myu, corría por el área.

Habían entrado en el parque temático por la mañana, y ahora el sol se había puesto considerablemente, pero la emoción de Liliana aún no se había calmado.

“… Realmente, el mundo de Hajime-san es como una caja de sorpresas. Construyen instalaciones como esta solo por diversión. La escala de esto es como el de una pequeña ciudad, ¿sabes? El área de turismo en 『Fuhren』 también es impresionante, pero este lugar está en un nivel diferente. No, ¿tal vez debería llamar a esto como la diferencia en pasión y seriedad hacia el entretenimiento? Aunque esta es una instalación a gran escala, puedo ver su fijación incluso en los pequeños detalles. Ha superado la racionalidad como un mero negocio, y puedo sentir el fervor de las personas afectando la construcción. Me pregunto cuánto gastaron en construir esto. ¿Y los beneficios?, ¿El número de visitantes por año?, ¿Su desarrollo en el futuro? El propietario de esta instalación es un comerciante común… no, el propietario es una corporación, ¿no es así? Si esto puede ser gestionado por el país en su lugar… no, si el aspecto básico se es dejado a 『Fuhren』 mientras que el país se convierte en el compañero de contrato…”

Parecía que Liliana se estaba excitando por punto un poco diferente. A pesar de que había llegado aquí en esta rara oportunidad al mundo de los sueños, además, en esta noche santa, esta princesa de otro mundo parecía sentir curiosidad por el punto de venta de un parque temático. Y lo que era misterioso de esto era que los ojos brillantes de una doncella soñadora ahora parecían extrañamente los ojos ferozmente deslumbrantes de alguien en busca de dinero.

Después de que Hajime regresó a la 『Tierra』, se podía imaginar las dificultades que pasaba Liliana, quien se quedó atrás trabajando, así que si se preguntó si esto no podía evitarse, entonces tal vez realmente no podría evitarse… pero tal vez la habían descuidado demasiado. Hajime, Yue y las demás estaban enviando miradas tibias mezcladas con lástima hacia Liliana.

Mientras eso sucedía, había llegado el turno para Hajime y las chicas. Abordaron el bote que se había deslizado delante de sus ojos. El bote tenía un techo adjunto y podía ser abordado por unas veinte personas, con un banco vertical en el centro para que los ocupantes pudieran sentarse mientras veían hacia el exterior.

Myu se sentó en el regazo de Hajime como si fuera natural y vio la ruta con emoción.

En poco tiempo el bote avanzó lentamente. Al mismo tiempo, una onee-san, que parecía una aventurera con un rifle en una mano, hablaba con mucho realismo sobre cuán peligrosa sería esta aventura y cuán brutal era la existencia que acechaba en el fondo del agua.

Tal como podría esperarse de una trabajadora en un parque temático a gran escala, su habilidad para hablar era de primera clase. Los adultos disfrutaban de la atmósfera como adultos, y los niños veían el agua con miedo mientras sus manos agarraban con fuerza la mano de sus padres.

“Papá”.

“¿Hm?, ¿Qué es Myu?”

Hajime inclinó la cabeza ante el llamado de Myu sobre su regazo quien estaba viendo por encima de su hombro a Hajime mientras él le ajustaba la posición a su gorro de Santa que se había movido. Myu le preguntaba alegremente a su papá.

“Si el tiburón-san ataca, ¿esa onee-san será la que lo derrote nano?”

“Si, supongo. Le disparará con ese rifle para protegernos”.

“Hm~mm”.

Cuando Myu escuchó lo que dijo Hajime, comenzó a ver fijamente a la onee-san. La onee-san sonrió felizmente hacia la mirada de la linda Santa-san, y agitó su mano un poco. Como se esperaba de una onee-san de un parque temático. Su sonrisa de cero yenes también fue de súper primera clase.

Pero, si fuera niños normales, se avergonzarían un poco antes de esconderse en la sombra de sus padres, o sonreirían normalmente, pero en esta escena la reacción de Myu fue…

“Fuh”.

Por alguna razón, Myu suspiró un poco mientras se encogía de hombros como para decir, 「Yare yare daze」. ¡Una grieta surgió en la súper sonrisa de la onee-san!, ¡Un calambre surgió en la expresión de papá Hajime!

Usando la técnica indispensable para un trabajador de parque temático, el [Interruptor Instantáneo], la onee-san inmediatamente arreglo su rostro sonriente, pero la expresión de Hajime seguía sacudiéndose mientras tocaba la cabeza de Myu. Y luego, cuando le preguntó la razón de la actitud de Myu en este momento, ella respondió, “Porque, esa onee-san se ve débil”. Parecía que justo ahora esa era la forma de Myu para decir, 「No te fuerces, ¿vale?」.

Mientras eso sucedía, un evento comenzó en la atracción. En la superficie del agua, había una aleta que comenzaba a sobresalir. La onee-san entonces soltó un disparo de advertencia con su rifle. Era un rifle falso sin balas, pero se produjo una salpicadura de agua coincidiendo con ello. Desde el punto de vista de los niños, parecía que la onee-san disparó su rifle y le dio a algo. De hecho, los niños pequeños estaban levantando voces de alegría.

Sin embargo, el bote se sacudió repentinamente como si algo lo hubiera empujado hacia arriba, y comenzaron a aparecer restos de barcos seriamente dañados por los ataques de tiburones. Las expresiones de los niños comenzaron a mostrar nerviosismo y miedo una vez más. Y esos sentimientos llegaron a su punto máximo cuando un tiburón gigante con su gigantesca mandíbula abierta salió de un saltó de la superficie del agua.

“¡Waa!”, “¡Kyaa!”, en medio de esas resonantes voces excitadas, la onee-san alejó al tiburón gigante con su rifle. Sin embargo, el bote tembloroso la hizo resbalar y caerse. Parecía que su tobillo se torció (por supuesto, era parte del escenario), entonces dijo que no podía disparar el rifle así y grito a la multitud “¡Alguien trabaje conmigo!”. Naturalmente, quienes cooperarían serían los niños pequeños.

“Ve, Myu. Tú también ve allí”

“Sí nano”.

Un grupo de niños pequeños disparó el rifle que les dio la onee-san con aspectos nerviosos o posiblemente emocionados. Myu también se unió a ese grupo.

“… Uu~n, qué inesperado desu. Si es Myu-chan, ya debería saber más de lo real, ¿no?”

Shia inclinó la cabeza incluso mientras veía gratamente a Myu divirtiéndose con el tiburón falso. Myu era diferente de los niños normales porque sabía sobre verdaderos monstruos del mar y también sobre la lucha por la vida. Sin embargo, la figura de Myu, que se veía seriamente emocionada con esto independientemente de todo ello, era un poco extraña.

“Fufu. Por supuesto, Myu entiende lo que está pasando. Pero, la extraña diversión de una experiencia peligrosa con seguridad garantizada hizo que Myu sintiera que es algo inusual e interesante en su lugar”.

“… Nn. Recientemente ha estado absorta en juegos de combate, esto es un poco problemático”.

“También está nuestro entrenamiento, e igualmente esta lo de quedarse despierta hasta tarde en la noche”.

“La falta de sueño para los niños pequeños causará una mala influencia en su crecimiento. Hajime-kun, no es bueno a menos que le avises con firmeza, ¿sabes?”

Papá Hajime estaba sonriendo irónicamente hacia la advertencia de Aiko mientras asentía. Eso también era algo de lo que Hajime estaba preocupado recientemente.

“Ah, ahora es el turno de Myu-chan”.

“Déjame la cámara a mí. Myu-chan luchando contra un tiburón gigante, capturare perfectamente tal imagen”.

Al escuchar lo que Kaori señaló, Shizuku preparó una cámara réflex. El objetivo de esa lente era la figura de Myu a quien le estaban entregando un rifle en este momento.

Normalmente, la onee-san le enseñaría gentilmente al niño la forma de sostener el rifle y también ayudaría a sostenerlo. Luego, apuntando al momento en que el tiburón saltó, diría: “¡Ahora!, ¡Fuego!”, y entonces chispas se dispersarían del cuerpo y la boca del tiburón, dando un espectáculo como si el tiburón hubiera recibido un disparo.

Pero, la pequeña Santa que recibió el rifle era una súper niña que se había familiarizado completamente con el humo de la pólvora, las chispas y las armas de fuego en otro mundo. Además, en este momento era una niña entrenada que había sido forjada por sus tramposas onee-sans y su papa Rey Demonio.

Por lo tanto, en el momento en que Myu recibió el rifle, lo hizo girar con un movimiento familiar y lo cargó sobre su hombro antes de volver su mirada hacia la superficie del agua. Las manos de la onee-san que iban a apoyar a la pequeña niña deambulaban por el aire. Esa figura que llevaba un largo rifle lucía extrañamente apropiada en la minifalda de la niña Santa, lo que hizo que los ojos de los visitantes parpadearan. Shizuku disparó el obturador de la cámara. Consecutivamente

“Err, me pregunto, ¿cómo te llamas señorita~?”

Con un espíritu profesional, la onee-san le preguntó su nombre.

“Es Myu. Tengo seis años. Una mujer del mar”.

“… ¡E, Entonces es Myu-chan! Yoosh, Myu-chan, si avanzamos un poco más, deberíamos poder escapar, así que hagamos todo lo posible y alejemos al aterrador tiburón, ¿vale?”

¡Onee-san es una profesional!, ¡No importa qué tipo de cliente complicado enfrente, no vacilara!

No vacilara, pero Myu, quien escuchó las palabras de onee-san de “alejarlo”, le dio un vistazo a onee-san mientras una sonrisa intrépida flotaba en sus labios…

“¿Alejarlo nano? Eso tampoco está mal, pero… a nadie le importará incluso si termino al tiburón, ¿verdad?”

“No, eso sería problemático”.

¡Onee-san simplemente respondió!

Pero, en el siguiente momento, el tiburón gigante saltó de repente mientras levantaba mucha agua. Myu instantáneamente preparó su rifle. Apoyo la culata contra su hombro, su mano izquierda apoyó el cañón, y su vista se alineó con la mira trasera. Ella realmente parecía una profesional.

Los ojos de la onee-san estaban empezando a alejarse. Los niños hacían “Waa” levantando voces de admiración. Los adultos dirigían miradas complicadas a Hajime y las otras que eran los tutores de Myu.

En ese bote que gradualmente se estaba volviendo caótico, resonó el encantador discurso de la pequeña Santa.

“¡Te volaré la cabeza, nano!”

El efecto de sonido “¡Dopan!” resonó y las chispas se dispersaron dentro de la boca del tiburón gigante. El tiburón gigante desapareció en el agua. La luz también desaparecía de los ojos de la onee-san. La voz de los adultos animando a los niños ya estaba desapareciendo.

En medio de todo eso, Myu, quien giró el rifle con un gesto experimentado como se esperaba antes de apoyarlo en su hombro, un segundo más tarde hizo un firme pulgar hacia arriba con un “¡Myu!”. (TI: Aquí no está diciendo su propio nombre, es más como una voz peculiar que Myu hace en ocasiones)

En el bote, donde varias cosas habían desaparecido, resonaban los incesantes sonidos de los clics del obturador.


Parte 2

“¡Oh, está comenzando nano!”

El sol ya se había hundido por completo, sin embargo, la deslumbrante luz del parque temático extendiéndose, como para exterminar la oscuridad de la noche, iluminaba a la Myu que estaba de buen humor. En los hombros de Hajime, Myu estaba señalando al grupo principal del desfile.

Había un desfile nocturno en el parque temático. Esta noche también era Navidad, por lo que el desfile fue más llamativo y más extravagante de lo habitual. Las personas que se reunían en las calles también se amontonaban hasta que el lugar estaba abarrotado.

El grupo de Hajime estaba viendo el desfile que obtuvo una puntuación completa en lo que respecta a entretenimiento, pero después de un tiempo, de repente, Hajime bajó a Myu de sus hombros. Luego puso a la perpleja Myu en los hombros de Tio. Si fuera Tio, cuya altura era solo un poco más baja que Hajime, entonces Myu aún podría ver el desfile.

Hajime intercambió miradas con Yue y las demás. Por el bien de este día, había preparado esto y aquello e hizo arreglos con las chicas de antemano. Debido a eso, Hajime tenía la intención de alejarse de este lugar.

“Myu. Papá se irá un poco para hacer algunos recados. Volveré pronto, así que espera un momento aquí”.

“… Sí nano”.

Hajime sintió que algo lo estaba jalando hacia atrás viendo a Myu, quien hizo una expresión un poco solitaria, pero de alguna manera se lo quito. Hoy fue el primer gran evento de Navidad para Myu. No llegaron a tiempo para la Navidad anterior porque solo habían regresado a la 『Tierra』 y no había tiempo, por tanto, solo hicieron algo así como una pequeña fiesta para la familia. Por ello, sin importar que papá Hajime quería hacer eso por el bien de su amada hija.

Hajime se deslizó entre la multitud de personas y desapareció. Myu vio su figura mientras se iba, pero Yue y las otras la instaron para que su mirada regresara al desfile. Una sonrisa alegre regresó de inmediato a su rostro, pero como era de esperar, cuando su amado papá no estaba con ella, parecía incapaz de disfrutar del evento. (Ex: Esta clase de cosas me conmueven)

Pero, esa tristeza también fue limpiada de inmediato.

“shan shan shan shan”, se escucharon sonidos claros de campanas. Todos parecían pensar que era un sonido del desfile, pero se estaba haciendo más grande, lo que hizo que la gente dijera “¿Hm?” mientras inclinaban la cabeza. Sí, el sonido de las campanas que se volvían cada vez más audibles provenía de arriba.

Como si fueran guiados por una fuente desconocida, la gente comenzó a mirar hacia arriba, y allí estaba:

“Ah, es Santa-san”.

Un niño en algún lugar señaló mientras alzaba la voz. Después de que el niño señalara, la gente levantó la vista y alzaron las voces diciendo, “Eh, ¡mentira!, ¿¡está volando!?” o “¡¿Re, Renos!?, ¿¡Autenticos!?,” o “¡¡Incre~ible!!” y así sucesivamente.

Sí, hacia donde señalaba el niño, estaba un reno tirando de un trineo que Santa Claus montaba, deslizándose por el cielo.

El fenómeno sobrenatural normalmente imposible era algo que debería hacer gritar a cualquiera, pero este lugar era un país de las maravillas. Un mundo de fantasía decorado con lo irreal y extraordinario. Por lo tanto, todos pensaban que era obra del parque temático, su sorpresa se estaba convirtiendo gradualmente en vítores. El personal que estaba haciendo el desfile veía hacía arriba con la boca abierta, pero la gente que estaba mirándolo estaban muy ocupadas para darse cuenta de eso.

En poco tiempo, el Santa que cabalgaba por el cielo estrellado de la noche santa, giraba hacia abajo como si bajara por una escalera en espiral creada en el aire. Y entonces, el trineo se acercó lentamente a la multitud.

El trineo acercándose hizo que la multitud se separara naturalmente. El destino de ese trineo era una pequeña Santa-san.

“Feliz Navidad, mi pequeña joven compatriota”.

El Santa que bajó del trineo tenía una cara difícil de entender con su barba blanca y sus gafas redondas. Entonces se arrodilló frente a Myu, quien fue bajada de los hombros de Tio.

En respuesta, Myu parpadeó y respondió.

“¿Papá, qué haces nano?”

“………………… No es papá. Es Santa”.

“Eh, pero…”

“Es Santa”.

“Pa――”

“Es Saaan, taaa-”

“Ah, sí”.

Myu asintió repetidamente con la cabeza hacia el Santa que se sentía un poco desesperado. Ella era una buena y obediente niña.

Santa asintió con satisfacción a Myu mientras ignoraba al máximo Yue y las otras cuyos hombros temblaban. Entonces puso la gran bolsa blanca que estaba colocada en el trineo frente a Myu.

“Ahora bien, para ti, que has sido una niña realmente buena durante este año, aquí tienes este regalo de Santa”.

“¿Regalo?”

Para Myu, que inclinó la cabeza, Santa sacó una caja con incrustaciones de piedras brillantes que parecían gemas de un encantador color rosa de su bolso. Esa caja era una caja femenina que podría regalarse como una caja del tesoro por sí misma.

Las personas que los rodeaban y observaban el desarrollo, y comenzaron a pensar que este debía ser un evento del parque temático, también hacían, “Ooo”, con expresiones cálidas. Se escuchó la voz de una niña en algún lugar rogándole a su padre, “Quiero eso”.

En medio de todo eso, Myu quien estaba recibiendo la hermosa caja le preguntó a Pa―― Santa si estaba bien abrirla con sus ojos. Santa asintió con la cabeza.

Cuando se quitó la tapa…

“Ah”.

Myu involuntariamente levantó la voz, pero esa expresión que parecía perpleja se coloreó con el color de la alegría de inmediato. Esa sonrisa era como un capullo que floreció de una vez, era una sonrisa tan grande y hermosa como una flor floreciente.

El regalo colocado en esa caja seguramente era un regalo femenino, algo así como un accesorio para niñas o una buena mercancía de algún anime. Todos estaban pensando en esa línea.

Pero, lo que sacó Myu fue…

“¡¡¡¡Es {Donner & Schlag} nanooo-!!!!”

Un par de pistolas…

Se escuchaba gente cayendo aquí y allá, uno tras otro. No había duda de que eran personas de Osaka (TI: Parece que la costumbre de caer sobre el trasero por el shock vino de Osaka). Otras personas también soltaron tsukkomis de sus bocas. Sin embargo, Myu misma estaba balanceándo alrededor las dos pistolas y dijo, “¡Finalmente, Myu puede tenerlas nano!”, mientras expresaba una gran felicidad.

La figura de una niña Santa bailando bulliciosamente al recibir como regalo durante la noche santa, un par de pistolas que parecía haber estado pidiendo desde hace tiempo, se podía ver allí.

“Jovencita, esos no son {Donner & Schlag}. Son {Donneer & Schlaag}”.

“¿{Donneer & Schlaag}?”

“Sí, {Donneer & Schlaag}”.

Después de que Santa corrigió a Myu de esa forma, buscó más aun en su bolsa de regalos blanca con sonidos de hurgar.

“También esto, {Martillo Pikko Piko}”

“¡¡¡¡{Martillo Pikko Piko}!!!”

“{Esto es un Arma Desu}”.

“¡{Esta es Arma De~su}!”

“Tampoco podemos olvidarnos de estos, {Muuramasa} y ――”

“¡¡{Muuramasa}!!”

“{Kotetsuu}”

“¡¡{Kotetsuu}!!”

¡La tensión de Myu estaba atravesando los cielos (TI: Referencia a Gurren Lagann)!, ¡Saltó de un lado a otro y giró las armas que recibió de todo corazón!

A partir de ahí Myu recibió aún más regalos. Uno era un cinturón para armas y otro era un regalo que fue nombrado {Amor de Yue-oneechan}. Myu entonces dijo, “¡Pa―― Santa-san!, ¡Gracias nano!, ¡T, T, Te amo nano!” Y saltó al pecho de Santa.

Después de eso, al otro lado de la multitud de personas atónitas, aparecieron figuras que parecían ser personal de seguridad. Santa, quien confirmó la aparición de ese personal, inmediatamente abordó su trineo, uso las riendas y volvió al cielo una vez más. En el medio de eso, todo el mundo tenía la pregunta de, 「 ¿Cómo demonios está volando? 」, mientras que Santa hizo su siguiente movimiento para que Myu y las demás no fuera molestadas por la seguridad.

“Feliz Navidad”.

Diciendo eso, se lanzaron muchos paracaídas del trineo. La absurda cantidad de paracaídas que llovía desde el cielo estaban unidos con regalos de Navidad. Obviamente, había regalos que consistían en juguetes o peluches, e incluso algunos accesorios o video juegos. Todo tipo de regalos estaban lloviendo del cielo.

Cuando la gente desconcertada escuchó una voz terriblemente clara que decía: “Son escasos regalos del parque. Por favor aprovéchenlos”, levantaron una alegre voz, “¡Waa!”, y corrieron hacia los paracaídas. Debido a que la gente estaba chocándose y empujándose unos contra otros, Yue los apoyó despreocupadamente con magia para que no ocurriera ningún accidente.

Por cierto, la cantidad de regalos obviamente era demasiada para cargarla en el trineo, pero todos ignoraron eso en su entusiasmo. Eran regalos de Santa que viajaba en un trineo conducido por encantadores renos. La atmósfera del lugar podría haber causado que su mente sintiera, 「¿A quién le importan las cosas triviales?」.

Aunque, si supieran que esos renos eran en realidad {Grim Reapers} mecánicos que estaban completamente cargados con armamento en el interior… seguramente entrarían en pánico sin lugar a dudas. En este mundo, había algunas cosas que era mejor no saber.

Al día siguiente, huelga decir que el parque temático sin precedentes fue sacado en las noticias. También fue evidente que la producción sofisticada y el regalo trato de los regalos aumentaron los puntos de venta del parque, mientras que los superiores buscaban, “¡Quién era ese Santa!”, con ojos inyectados en sangre.

La expresión realmente feliz de la pequeña princesa de la familia Nagumo también naturalmente hizo que todos en la familia se retorcieran de su ternura. Sin embargo, su figura durmiendo junto con pistolas y un martillo de guerra, un látigo y kodachis, mientras frotaba sus mejillas contra ellos era…

Él fue quien le dio esos regalos, pero ahora papá Hajime tenía una complicada preocupación de 「¿Está realmente bien, para mi hija?」.


Autor: Muchas gracias por leer esto cada vez.

Muchas gracias también por los pensamientos, opiniones e informes sobre errores ortográficos y palabras omitidas.

Aunque hoy es Navidad, Shirakome, que es un aldeano de la aldea de la soledad, de repente tuvo una idea y escribió esto.

Si lo desea, léalo usted junto con un pastel de Navidad.

Shirakome tiene pastel de chocolate.

Mañana también, actualizaré como siempre, saben~

Ex: Para el que no lo sepa, la Navidad en Japón es mayormente tratada como una festividad para que las parejas hagan cosas románticas, como un San Valentín, aunque ello no impide que las familias la disfruten juntos, también es tradición comer un pastel y KFC en sustitución del típico pavo navideño


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s