Súper Gen Divino – Capítulo 633: Absorbiendo la Fragancia


Cuarto Capítulo Semana 10

¡Disfrútenlo!

“Viejo Chen, me sorprende que hayas encontrado el tiempo para venir a visitarme.” Han Sen abrió la puerta para ver a Chen Ran parado afuera, solo.

“Zhu Ting dijo que eres un buen amigo suyo. Escuché de él que estabas aquí, y por eso he venido a verte. ¿Por qué no lo dijiste antes? Si lo hubieras hecho, quizás nuestro conocimiento y viaje juntos habría sido mucho más cordial.” Chen Ran sonrió.

Han Sen pensó para sí mismo en su corazón, “Sería una gran desgracia ser considerado como tu familia.”

La relación de Han Sen con la familia Chen estaba bien. No era particularmente amigable, pero tampoco había habido conflictos entre ellos. Si Chen Ran hubiera sabido de su conexión con Zhu Ting, no habría hecho ninguna diferencia. Las acciones de Chen Ran ese día no estaban estimuladas por nada más que su deseo egoísta de vivir, poniéndose a sí mismo antes que a nadie.

“Por favor, entra.” Han Sen permitió que Chen Ran entrara. Estaba ansioso por saber para qué estaba allí. Estaba seguro de que Chen Ran no había venido a desearle una cálida recuperación y convertirse en amigo del bastardo de su familia.

Chen Ran entró en la habitación, miró a su alrededor, sonrió y dijo, “Hermano Han, este lugar no es bueno para ti. ¿Qué tal si te mudas a mi refugio? Te prepararé la mejor habitación, te serviré la mejor comida y haré que las chicas más guapas te atiendan. Tendrás todo allí.”

“Viejo Chen, gracias pero no gracias. Volveré a la Planicie Helada en dos días. Si hay algo que quieras decirme o confesar, estoy aquí mismo.” Dijo Han Sen.

“Bien. Tú y Zhu Ting son los mejores amigos. No sois desconocidos, así que simplemente lo diré.” Chen Ran miró a Han Sen y se detuvo brevemente. Luego le dijo, “Ya que regresas a la Planicie Helada, ¿me ayudarías entregando algunos espíritus de la bestia a Zhu Ting?”

“¿Cuántos espíritus de la bestia?” Preguntó Han Sen.

“Unos pocos miles.” Antes de que se pudiera preguntar nada, Chen Ran continuó, “Por supuesto, esto no será gratis. Esta tarjeta que tengo aquí tiene cincuenta millones. Este es el precio que puedo pagarte por su entrega.”

Han Sen observó la tarjeta que Chen Ran sacó pero no la tomó. Se rió por dentro, y se dijo a sí mismo, “Este viejo es inteligente. Hay una falta de espíritus de la bestia en la Planicie Helada, y ahora este hombre me hace transportar un gran número de ellas. Me dice que me dará cincuenta millones, pero quién sabe cuántos miles de millones ganará con su venta.”

“Viejo Chen, usted es muy consciente de la situación en el Planicie Helada. Soy un líder autoproclamado, nada más. Los verdaderos gerentes de la Planicie Helada son Li Xinglun y Qi Xiuwen. Aunque los transportara allí, no creo que permitieran que Zhu Ting los vendiera.” Dijo Han Sen, sonriendo.

La Planicie Helada pertenecía en efecto a Han Sen. Los mercados eran suyos. La única manera en que habría ayudado a Chen Ran a ganar ese dinero era si se hubiera vuelto loco.

“Somos una familia. ¡Tú eres el rey del Planicie Helada! Estoy seguro que puedes pensar en algo.” Chen Ran sacó otra tarjeta y se la presentó a Han Sen. Luego dijo, “Aquí hay quinientos millones. Tienes que tomar este dinero para ayudar a Zhu Ting, ese pobre chico. Nació pobre, solo en el Planicie Helada sin familia. Mi único deseo es ayudarlo.”

Han Sen no creía que Chen Ran era el tipo de persona que estaba dispuesto a ayudar a un hijo bastardo. Miró a Chen Ran de arriba a abajo y sonrió, “Viejo Chen, no hay necesidad de que acepte este dinero. La Planicie Helada no me pertenece solo a mí. Si quieres hacer negocios, aceptaré el veinte por ciento de los ingresos generados por cualquier venta de esos espíritus de la bestia que deseas que transporte.”

La cara de Chen Ran estaba inesperadamente feliz. Él dijo jovialmente, “¡Claro, como tú digas!”

Han Sen entonces procedió a decir, “Pero como dije, la Planicie Helada no me pertenece sólo a mí. Aparte de mi Ejército de la Diosa, está la facción Rueda Estelar, la facción Blackgod y la facción Philip. Este trato no funcionará si no se les proporciona un beneficio. Si realmente quieres que te ayude, entonces tendrás que proporcionarles el veinte por ciento de cada venta, también. Si estás dispuesto a aceptar estos términos, ¡entonces estaré encantado de ayudarte!”

La cara de Chen Ran estaba rígida. No se movió ni una pulgada. Miró a Han Sen y dijo, “Hermano Han, eres demasiado cruel. Pensé que eras amigo de Zhu Ting. ¿No crees un poco inapropiado al hacer tal sugerencia?”

Han Sen sonrió y respondió, “Viejo Chen, te estoy ayudando a inundar mi mercado con un gran número de espíritus de la bestia. A través de una simple exportación de espíritus de la bestia, ¡puedes ganar un veinte por ciento para ti! No está mal, ¿eh? Y además, sólo estoy siendo así de amable porque es como dijiste, somos familia. Te daré el veinte por ciento en la cuenta de Zhu Ting. De lo contrario, tendrás suerte de recibir el diez por ciento.”

“Joven, no puedo llevar a cabo un negocio así. A veces, un simple favor es mejor que cualquier ganancia monetaria. Si aceptas el cincuenta por ciento, entonces quizás tenga más negocios para tí en el futuro.”

“Entonces me disculpo. Debo informarle una vez más que la Planicie Helada no me pertenece sólo a mí. Si sólo acepto el 50%, no puedo informar de esto a los demás.” Dijo Han Sen.

Han Sen pensó que era mejor no contar con el favor de alguien como Chen Ran. Estuvo feliz de permitir que Xu Dongjin y sus hermanos, que lo siguieron con una fe inquebrantable, fueran sacrificados sin ceremonias para que él pudiera escapar. Sus favores eran el tipo de cosas que podían hacer que te mataran.

“Bueno, si las cosas son así, lamento haberte molestado este día.” Cuando Chen Ran comenzó a caminar, parecía estar echando humo.

Después de que Chen Ran dejó la habitación de Han Sen, hizo una señal para que otros se acercaran a su lado. Entonces, Chen Ran dijo fríamente, “Vigilad a este. Tan pronto como deje el refugio, avisadme.”

Aceptando sus tareas asignadas, la gente alrededor de Chen Ran se preparó para espiar a Han Sen.

“¿Eh, este es el hijo de Han Jingzhi? No hay forma de que ese viejo tuviera un hijo.” Los ojos de Chen Ran brillaban con una siniestra neblina.

Han Sen acarició la piel del zorro plateado y entrecerró los ojos. Con sus sentidos, ni siquiera necesitó echar una mirada apropiada para saber que su casa estaba siendo vigilada.

“Parece que el nombre de Han Jingzhi no puede mantener a todos a raya.” Pensó Han Sen para sí mismo, pero no le importaba. Si Chen Ran no atacaba, entonces estaría bien. Si atacaba, al menos Han Sen podía probar su ballesta Pavo Real y sus plumas de cuervo.

Han Sen sacó una píldora genocreación de su bolsillo del pecho. Dong Lin las entregó hacía dos días, y como el zorro plateado las amaba tanto, comía una cada día.

El zorro plateado no comería más de una, sin embargo. Tal vez como resultado de las píldoras, su pelo se estaba volviendo más y más suave. Pero aparte de eso, no podía notar mucha diferencia.

“La gente de Dong Lin dice que los evolucionados ordinarios sólo tienen que consumir una para que sus genes muten. Pero si el zorro plateado ya ha comido algunas, ¿por qué no ha habido cambios?” Han Sen miró al zorro plateado con asombro, mientras engullía su píldora diaria.

Han Sen no sabía si era porque los genes del zorro plateado eran demasiado fuertes, lo que dificultaba su mutación, o si era porque las píldoras sólo afectarían a los humanos.

Han Sen puso al zorro plateado a un lado. Puso la calabaza en la mesa y comenzó a practicar Sutra Dongxuan.

Antes, estaba demasiado herido para practicar Sutra Dongxuan. En cambio, había estado usando Músculo de Hielo y Hueso de Jade para recuperar las heridas de su cuerpo. Ahora que estaba completamente curado, podía volver a entrenar Sutra Dongxuan.

Después de que Han Sen lo activó, su cuerpo comenzó a oler bien. La agradable fragancia inundo toda la habitación.

El zorro plateado estaba acostado cerca de Han Sen, tratando de respirar el agradable aroma que venía de su maestro. Incluso la calabaza temblaba ligeramente, como si estuviera absorbiendo el olor.

 

 


Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s