Arifureta — Capítulo 181


Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


After Story: Mañana en la Casa Nagumo Parte 2

Un año después de que toda una clase de cierta escuela secundaria desapareciera lo cual causo un revuelo en el mundo.

Al principio, la imposibilidad de un secuestro grupal en el medio del día dentro de una escuela, en un instante, sin que otras clases lo notaran, y la improbabilidad de que sea una desaparición grupal por los almuerzos a medio comer, las tareas inacabadas, las sillas derribadas, etc., todo ello calentó excesivamente a los medios de comunicación hacia este caso moderno de Mary Celeste que sucedió en una escuela. (Ex: Información del Mary Celeste aquí)

Sin embargo, lo que se llamó el flujo de la sociedad fue bastante insensible, incluso el interés por tal gran incidente de ocultismo no continuó por mucho tiempo. Después de transcurrir medio año, con las noticias de que no hubo progresos concretos en ese corto tiempo, solo quedaron comentaristas impertinentes o presuntos investigadores ocultistas que albergaban motivos ocultos que intentaban usar este caso como una oportunidad para hacerse grandes llamando la atención proponiendo otros puntos de vista, mientras que los medios de comunicación prestaban atención a nuevos temas unos tras otros, como una pareja de celebridades que se divorciaba y aventuras de famosos, o sobre los trapos sucios de algún político importante.

Así, los acalorados medios de comunicación se calmaron y el interés de la gente comenzó a pasar a otros temas. Aun así, en ese momento, la familia de los estudiantes, que seguían desaparecidos sin ninguna información, y la policía seguían buscando frenéticamente su paradero. Sin embargo, al no poder obtener ni una sola pista, cada uno de ellos comenzaba a verse invadido por la fatiga y la resignación.

Shuu y Sumire también eran iguales. Se cansaron de continuar buscando el paradero de su hijo desaparecido. Mientras creían desesperadamente que Hajime estaba a salvo y que definitivamente regresaría a casa, definitivamente podían sentir el flujo del tiempo que fluía despiadadamente y el sentimiento de la desesperación que se acercaba gradualmente a ellos.

Para que Hajime pudiera volver a casa en cualquier momento, nunca perdieron la oportunidad de limpiar la habitación de Hajime ni siquiera por un solo día. Y cada vez que limpiaban la habitación, la frialdad de la habitación que había perdido a su dueño congelaba sus cuerpos. Incluso cuando estaban en la sala de estar, o cuando estaban comiendo, lo que resonaba en sus oídos era la voz de su hijo. Mientras entendían que era solo su alucinación, muchas veces todavía miraban a su alrededor con sorpresa. Ya se habían perdido la cuenta de cuántas veces corrieron hacia la puerta principal cada vez que escuchaban pequeños sonidos desde allí.

Incluso la asociación familiar formada por las familias de todos los estudiantes desaparecidos solo parecía llenar a Shuu y Sumire con escalofríos a sus corazones al ver las caras de los padres que perdían la expresión día a día.

Y entonces, pronto pasaría un año desde que Hajime desapareció. Para ambos, eso significaba que la sombra de la desesperación solo se volvería más espesa.

El, “tick tock”, del reloj resonaba con demasiada claridad. Shuu, que estaba mirando la pantalla de su PC, de repente abrió la boca sin apartarse ni detener su mano que estaba haciendo clic en el ratón.

“¿Sumire, qué tal si vas a dormir pronto? Ayer ya te quedaste hasta tarde ¿cierto?”

“No es un problema. Si dices eso, entonces tú mismo, ¿no es mejor para ti dormir? Ayer en el trabajo tuviste muchos problemas, ¿verdad? Casi no tuviste tiempo para dormir en absoluto”.

A altas horas de la noche, Shuu y Sumire, que habían adelgazado debido a su ansiedad, estaban revisando el tablero de anuncios en la computadora y produciendo volantes que pedían información con un movimiento que era como el de máquinas programadas. Ambos intercambiaban palabras sin siquiera levantar la cara para mirarse.

“No hay problema con el trabajo. Después de todo, todos mis muchachos son confiables. Incluso cuando el presidente no está allí, realmente no les importa. Más bien, sería una molestia para ellos si voy a trabajar con una cara que parece la de un fantasma. Así, incluso me echarían. Además, ¿Sumire no lo tiene peor que yo? Pasaste tu fecha límite nuevamente ¿no?”

“… Si. Pero eso fue solo una vez. Mis asistentes también son excelentes después de todo”.

Tanto Shuu como Sumire, en este año a menudo se tomaban días libres en sus respectivos trabajos de administración de una compañía de juegos o de publicación de un manga. Todo fue por el bien de encontrar a su hijo. Normalmente, ese tipo de días libres consecutivos los haría perder la confianza social de las personas que los rodeaban, pero sus compañeros de trabajo y subordinados que sabían sobre las circunstancias de los dos mostraron su comprensión e incluso cooperaron proactivamente con ellos. Gracias a eso, no terminaron desempleados.

Eso fue una consideración realmente apreciada para que de esa forma cuando volviera Hajime no encontrara que sus dos padres estaban desempleados. También afecto el cómo sus lugares de trabajo eran algo especiales y el cómo Hajime solía pasarse por los trabajos de ambos así que todos tenían cariño por él. Por tanto, las personas en sus lugares de trabajo igualmente estaban realmente preocupados por la desaparición de Hajime el cual se vio envuelto en incidente de ocultismo.

Pero incluso las miradas de esas personas se estaban transformando gradualmente en ojos llenos de lástima, como si estuvieran viendo algo doloroso. Seguramente la resignación ya había echado raíces dentro de ellos. No había forma de que pudieran decir algo a los padres los cuales era desconocido el paradero de su hijo, pero todos habían comenzado a pensar: “Es posible, que Hajime ya esté…”

Tampoco había forma de que Shuu y Sumire no notaran esa atmósfera. Ello igualmente se convirtió en un factor que arrinconó sus mentes innecesariamente, pero el hecho de que pudieran tomarse el tiempo para buscar a Hajime, así como ahora, también fue gracias a esas personas, por lo que no había forma de que pudieran hacer algo como explotar de ira hacia ellos.

Incluso con sus corazones sombríos, mientras ambos entendían que no había manera de que pudieran descansar, intercambiaron palabras vacías como recomendarse mutuamente que descansaran.

Durante un rato, Shuu y Sumire continuaron intercambiando diálogos que estaban realmente vacíos, pero en poco tiempo, después de ver el panel de información en internet que no solo carecía de información plausible, sino que estaba lleno de información obviamente falsa o escritos desconsiderados, Shuu finalmente apartó su mirada de la pantalla del monitor.

Y luego, mientras suspiraba profundamente, puso ambos codos sobre la mesa y su cabeza colgó así abajo con ambas manos cubriendo sus ojos.

“… Hajime. Solo donde está ahora…”

“Querido…”

A pesar de que Shuu todavía estaba en la mitad de sus cuarenta años, en este momento parecía un viejo cansado. Sumire, que lo vio así, también detuvo su mano trabajando y levantó la cara.

“Como se esperaba, ¿qué tal si descansamos un poco?”

“… Sabes que eso es imposible, ¿no? De todos modos, no podré dormir profundamente”.

“Eso podría ser cierto, pero…”

Las palabras de Sumire quedaron atrapadas en su garganta. Lo que Shuu decía era completamente correcto, ella misma también era así. No importa cuán agotados se hayan vuelto sus cuerpos y mentes, pero día a día el fuego de la inquietud en sus corazones solo se hacía cada vez más fuerte. Tal cosa les robó la capacidad de tener un sueño tranquilo.

“Estará bien. Todavía es solo un año. Incluso si llevara varios años, lo encontraremos sin falta. De ninguna manera voy a colapsar hasta entonces”

“… Tienes razón. Es justo como dices”.

Su esposo levantó la cara con una sonrisa irónica, aun así, había una sombra oscura que no podía ocultarse allí. Sumire le sonrió mientras sentía preocupación, y luego se levantó de su silla para acurrucarse cerca de él.

Pero justo antes de que pudiera hacer eso, de repente sonó un, “pin poo~n”, el timbre estaba sonando desde la entrada.

Naturalmente, a esta hora del día cuando la fecha ya había cambiado, no había forma de que alguien los visitara. Si se tratara de un pariente, deberían haberlos contactado de antemano, por lo que los dos se enfrentaron sospechosamente. El hecho de que no pudieron imaginar “esa posibilidad” de inmediato, mostró cuán agotado estaba el estado de su corazón.

Shuu levantó lentamente su pesada cintura y uso el intercomunicador. Cuando hizo eso, naturalmente, la figura del visitante se proyectó en la pantalla…

“… Ah, esto, qué decir… soy yo, volví”.

El estado del visitante repentino que no pudo decidir sin problemas qué palabras usar mientras sus ojos vagaban incesantemente. Si las personas que conocieron a esta persona en este año vieron esta actitud, seguramente mirarían atontados de forma reflexiva.

Incluso desde el otro lado de la pantalla, lo sabían.

El aire, la apariencia e incluso la altura de esta persona eran diferentes de los de su memoria.

Aun así, lo sabían.

Shuu perfectamente y al instante lo supo. Esa persona, que se veía incómoda de alguna manera con una cara fruncida que parecía preocupada era… él que habían seguido buscando, él que creían que seguramente volvería a casa…

――Era su hijo amado.

Con un sonido fuerte, Shuu tiró el teléfono receptor y abrió la puerta de la sala con fuerza, como si la estuviera abriendo de golpe. Sin siquiera ocultar su impaciencia, abrió bruscamente la cerradura de la puerta principal y luego la jaló.

Y entonces:

“Ah… esto… Estoy en casa, Tou-san”.

““¡¡Hajime-!!””

La voz de Shuu se superpuso con la de Sumire que lo había perseguido sin que se diera cuenta. Llamaron el nombre de su hijo con un volumen que podría desgarrarles la garganta. Al mismo tiempo, taclearon a su hijo que se rascaba la mejilla torpemente frente a la puerta de la casa.

“¡Hajime-, tu, estúpido bastardo!, ¿¡Dónde diablos has estado deambulando hasta ahora!?”

“¡Este estúpido hijo-!, ¡Sabes cuánto nos hiciste preocuparnos!”

Padre y madre abrazaron a su hijo con fuerza, tan fuerte que dificultó el respirar. Justo ahora, en este instante, estaban confirmando que su hijo estaba realmente de pie ante sus ojos. Para que no desapareciera por segunda vez. Lo abrazaron fuertemente, con todas sus fuerzas.

La tenue luz de la calle, la luz que se filtraba desde el interior de la casa, y luego la luna perfectamente redonda en el cielo iluminaban suavemente a la familia que se convirtió en una otra vez. En medio de eso Hajime se estaba poniendo rígido en una postura banzai mientras ambos lo abrazaban fuertemente.

Hajime pensó que sus padres debían estar preocupados por él. Estaba convencido de que creían que volvería a casa.

Pero, aun así, la figura y la atmósfera del actual él, a pesar de que su color de cabello, su ojo y brazo artificial volvieron a su apariencia anterior tanto fue posible, el él de ahora debería ser realmente diferente de cómo una vez fue.

Por eso, pensó que seguramente se sentirían confundidos. Incluso se preparó a sí mismo en caso de que dijeran palabras de duda como, “¿Eres realmente Hajime?”, mientras sospechaba. Dependiendo de la situación, incluso podría ser necesario pasar un tiempo para llegar a un entendimiento, eso era lo que Hajime estaba pensando en un rincón de su corazón.

Fue justo como la falsificación de Hajime señaló en uno de los Siete Grandes Laberintos, en la 『Caverna Escarchada Schnee』 de antes de esto, que en el fondo del corazón de Hajime, tenía el miedo de que la persona que había sido reconocido por él mismo y por otras personas como un monstruo no fuera a ser aceptado por sus padres, esa fue la causa de esta emoción de Hajime que no podía ser ocultada, que era a la vez como él, pero también difería a él.

Pero, ahora que lo había intentado, así fue como resultó. Shuu y Sumire ni siquiera prestaron atención al cambio de Hajime, le dieron un fuerte abrazo rebosante de convicción e ira, y también de un irremediable gran alivio.

Dentro del cuerpo de Hajime, una emoción ardiente, pero silenciosamente fuerte, que era insondablemente profunda se estaba levantando. Cada gran experiencia que había experimentado en el otro mundo, pasaba por su cerebro como si estuviera viviendo una linterna giratoria.

Y entonces, solo había una cosa en la que estaba pensando.

――Ah, finalmente, llegué a casa.

Los dos brazos de Hajime apretaron silenciosamente la espalda de sus dos padres. Y luego, con voz temblorosa, habló una vez más con una voz pequeña pero clara.

“Tou-san, Kaa-san. Estoy en casa”.

Shuu y Sumire, con los ojos todavía llenos de lágrimas, se separaron un poco de Hajime, y con miradas firmes y directas, le dieron esas palabras junto con las sonrisas que se les escapaba, seguramente para Hajime, estas palabras fueron la señal que le informó del final de su largo y peligroso viaje en el verdadero significado.

““Bienvenido a casa, Hajime””.

Después de eso, Hajime y sus padres, que notaron que los vecinos estaban viendo la situación desde los espacios entre las cortinas, regresaron con entusiasmo dentro de la casa.

Era un hogar que dejó solo por un año. Aun así, Hajime entrecerró los ojos con nostalgia, no pudo evitar acariciar suavemente la barandilla y los adornos.

Al entrar en la sala de estar, Hajime vio una gran cantidad de panfletos esparcidos sobre la mesa. Tomó uno de ellos en su mano y lo miró atentamente. Después de eso, también descubrió la computadora que quedó abierta mostrando el sitio que solicitaba información sobre personas desaparecidas.

“… Este año después de que te fuiste, intentamos todo lo posible para encontrar alguna pista. Pero, al final, no pudimos obtener ni una sola… Hajime, tú, no, todos ustedes, ¿a dónde demonios fueron todos?”

“También, Hajime. Hace un año en ese día, ¿qué diablos paso?”

“… Sobre eso. Explicarlo es simple, pero también difícil. Hay muchas cosas que deben hablarse”.

La mirada profunda de su hijo, que ya no podía llamarse tan joven, hizo que Shuu y Sumire tragaran saliva. Y entonces adivinaron que Hajime había pasado por una experiencia tremenda que ni siquiera podían imaginar.

“Ya veo. Entonces, déjame ordenar la mesa rápidamente, vamos a hablar mucho después de eso. Espera un segundo. Voy a preparar un delicioso té con leche ahora mismo”.

“Si. Gracias Kaa-san”.

“Fufu, de alguna manera te sientes completamente como un adulto”.

Mientras tomaba el té con leche tibio y dulce que Sumire preparó, Hajime les contó la verdad sobre la desaparición del grupo. La experiencia de Hajime fue demasiado densa para que todo fuera dicho de una vez. Por lo tanto, solo habló sobre el resumen de cada punto importante, pero, aun así, la invocación a otro mundo, la supervivencia en el abismo, la separación con sus compañeros de clase, la conquista de los Grandes Laberintos, la Legendaria Gran Guerra… para el momento en que Hajime terminó de hablar de ello, el cielo ya comenzaba a iluminarse.

Hajime, que había terminado de hablar sobre los eventos generales, vació su taza que había sido rellenada varias veces, y luego suspiró. Shuu y Sumire también suspiraron con cansancio. Shuu se frotaba el ojo con el dedo mientras Sumire bajaba la mirada hacia la taza vacía. Estaban en silencio por sentirse perdidos en cuanto a cómo responder.

“Como pensé, ¿es difícil de creer?”

Hajime preguntó mientras sonreía irónicamente.

“Eso es, obvio. Tou-san y también Kaa-san, debido a nuestros trabajos, tenemos mucho conocimiento sobre algo así, pero… pensar, que sucedió de verdad…”

“Así es. Pero, pensando en la desaparición del grupo extremadamente antinatural, realmente no podemos rechazar que pueda ser cierto. Tampoco hay razón para que Hajime mienta en esta situación. Por eso, nuestra preocupación es, la posibilidad de que alguien esté haciendo que Hajime crea tal cosa”.

“Jaja, de hecho, esa forma de pensar es mucho más realista. Yo también, si estuviera en la posición de Tou-san y Kaa-san, seguramente también pensaría eso al principio”.

Ser secuestrado por personas desconocidas, y entonces al grupo se les fue lavado de cerebro y se insertaron tonterías fantásticas en sus mentes… de hecho, en lugar de creer que fueron a otro mundo y luchar contra monstruos y dioses allí, esa explicación sonó más plausible. En lugar de no creer las palabras de su hijo, era más que pensaban de manera realista con preocupación de que si tal cosa realmente se le hizo a su hijo, entonces necesitaría recibir tratamiento rápidamente.

La sonrisa irónica de Hajime se hizo más profunda por los dos que estaban preocupados por él, entonces abrió la boca porque había algo que tenía que confirmar sin importar qué.

“Tou-san, Kaa-san. Si lo que digo es verdad o no, hay un método para probarlo. Por eso, suponiendo por ahora que lo que digo es la verdad, quiero preguntar algo… En cuanto a las cosas que he hecho, ¿qué piensan ustedes ambos? No, ¿qué opinan sobre el yo actual?”

Esa era la pregunta que más temía Hajime desde lo más profundo de su corazón. Si sus padres sentían decepción, miedo, evasión y disgusto hacia él, entonces… como se esperaba, eso sería duro para él. Seguramente si eso sucediera, Hajime saldría de la casa y saltaría al pecho de su querida amante.

Pero, en contraste con la ansiedad y el nerviosismo dentro del corazón de Hajime, como si hubieran adivinado la preocupación en el interior de Hajime, Shuu y Sumire mostraron una sonrisa que parecía preocupada o posiblemente exasperada.

“Ahora bien, Hajime. Sumire, y también yo, no somos santos, ¿sabes?”

“¿Eh?”

Shuu y Sumire se levantaron de su asiento y se acercaron al lado de Hajime que estaba perplejo.

“En lugar de la muerte de otras personas, la seguridad de nuestro hijo es mucho más importante. Tal vez pienses en eso como ser de corazón frío, pero eso es lo que se llama ser padre. Dios mío, para que te sientas tan nervioso… Me pregunto si estás pensando en algo así como, ‘¿tal vez me echarán de casa?’ Realmente, qué gran idiota que eres”.

“Sin embargo… Kaa-san. De hecho, maté porque era necesario, pero ni siquiera dudé en asesinar. Eso fue lo mucho que cambié. Un tipo que ni siquiera siente disgusto o evita matar, ¿pueden aceptar a alguien así?”

Qué niño tan desesperado, Sumire que le acariciaba la cabeza como para decir eso fue respondida por Hajime con una expresión sin palabras. Al escuchar esa respuesta, Shuu abrió su boca de verdad exasperado esta vez.

“No se trata de aceptar o no, somos una familia, ¿sabes? Algo como dejar de ser familia no existe en la familia Nagumo. ¿No lo sabes? No hay nada que pueda hacer que dejes de ser mi hijo. El resultado final es: ‘¡No puedes huir de Otou-sama!’” (TI: Podría ser una referencia a algo)

“No, no hagas ninguna referencia en un momento como este…”

“Jajaja, bueno, dejando eso de lado. Hajime es mi hijo y yo soy un padre. Mientras eso sea cierto, entonces Sumire y yo seremos tus aliados en cualquier momento. No hay forma de que alguien pueda preocuparse por otras personas mientras la supervivencia de su hijo se ve en peligro. Además, si te sientes culpable, si dices que quieres expiarte con la familia del difunto, lo hare junto contigo, e incluso si te conviertes en un asesino psicópata, entonces arriesgaré mi cuerpo y mi vida para detenerte”.

Lo más probable es que si se pensara desde el punto de vista del sentido común, entonces la forma en que Shuu y Sumire estaban haciendo las cosas estaba mal. Como padres, sin importar qué tipo de circunstancias hubiera, tenían que cuestionar el bien y el mal del asesinar. Y si era algo imperdonable, tenían que amonestar a la persona. Como padres, tuvieron que reprender a sus hijos por sus malas acciones.

Y seguramente Shuu y Sumire también lo entendieron. Pero incluso con ese entendimiento, estaban indudablemente felices de que su hijo volviera a casa con vida incluso aunque matara a alguien más. Si Hajime hubiera llegado a un acuerdo con eso, entonces estaba bien, si, por ejemplo, quería expiar su pecado, entonces ellos, como sus padres, lo acompañarían, y si él terminaba convirtiéndose en un demonio, entonces arriesgarían sus vidas para traerlo de vuelta al camino correcto. Le declararon claramente eso a Hajime.

“Hajime, ¿te arrepientes de lo que has hecho hasta ahora?”

“No, ni siquiera me arrepiento un poco. Ni siquiera creo que estuviera mal. Decidí hacer lo que tenía que hacer con la resolución de enfrentar todo”.

“Sip. Así es como tiene que ser. Pero Hajime, esa forma de hacer las cosas no funcionará en 『Japón』, ¿sabes?”

“Lo sé. El viaje que comencé con la determinación de matar a todos los tipos que me antagonizaran ya ha terminado. Es por eso que yo también tengo que cambiar mi forma de vivir. Bueno, como mínimo podría hacer algo como sembrar un trauma en aquellos que se interponen en mi camino sin embargo”.

“Ya veo, entonces está bien. Incluso si el corazón de Hajime se ha vuelto indiferente a matar gente, el razonamiento y las emociones todavía existen apro~piadamente dentro de Hajime. Entonces está bien. Es justo como dijo Shuu, si Hajime realmente toma el camino equivocado, te traeremos de regreso, incluso si tenemos que azotarte, y asumir la responsabilidad junto contigo”.

“Kaa-san…”

Hajime pensó, incluso cuando había obtenido el poder de matar incluso a dios, pero como era de esperar, todavía no era rival contra su padre y madre. Entonces, recordó a su amada hija que había obtenido en el otro mundo, y sintió profundamente cómo aún le faltaba como padre.

Shuu y Sumire acariciaron suavemente a Hajime que estaba cerrando los ojos en silencio. Si realmente vieran a Hajime asesinando a alguien con sus propios ojos, no habría forma de que no se alteraran. Quizás se convertiría en un trauma para ellos. Quizás no podrían decirle palabras sin agitarse igual que ahora.

Aun así, una cosa que podían decir con certeza era que tener miedo de Hajime, su hijo, y distanciarse de él debido a eso, era lo único que nunca harían.

Ese sentimiento fue ciertamente transmitido a Hajime. Por lo tanto, Hajime solo podía decir una cosa.

“… Gracias. Tou-san, Kaa-san”.

Shuu y Sumire entrecerraron los ojos suavemente.

Mientras sentía el calor de estos padres, Hajime abrió los ojos y les mostró una sonrisa amplia y traviesa. Su corazón estaba perfectamente claro. Hajime recuperó su ser habitual debido a la aceptación de sus padres hacia su ser cambiado.

En ese caso, lo que quedaba era el informe que, en cierto sentido, era el reporte más importante que tenía que contarles. También se convertiría en una prueba sobre el otro mundo que les contó hace un momento, por lo que serían dos pájaros de un tiro.

“Tou-san, Kaa-san. ¿Recuerdan, en el pasado… sobre la estúpida charla de lo que voy a hacer si me invocan a otro mundo?”

“¿Hm? Ah, lo recuerdo. Si eres un hombre, entonces en un mundo de espada y magia seguramente querrías derrotar al rey demonio y construir un harén, eso fue lo que dije, mientras que Hajime, creo que dijiste ‘Si soy yo, no siento que puedo derrotar al rey demonio en absoluto. Lo que puedo hacer, en el mejor de los casos, es volver a casa. Y luego, si encuentro a alguien importante para mí allí, entonces volveré junto con ellos’, ¿cierto?”

“Tou-san recuerda eso bien eh. Bueno, así es como es. Creo que lo mencioné un poco en mi explicación anterior, pero… encontré personas importantes allí. Quiero presentárselas, así que ¿está bien ahora?”

“¿Ahora mismo? Ya está amaneciendo, ¿sabes? O más bien, ¿¡hiciste una novia allí!? Además, ¿de otro mundo? No, espera, todavía no sé si la historia de ser invocado a otro mundo es real o no…”

“E, Es cierto, ¿no? Por casualidad, esa persona podría ser la que plantó falsos recuerdos en Hajime… Y luego, ¡esa persona dirá algo como ‘Si quieren que su hijo vuelva a la normalidad, entonces compren este jarrón sagrado. No se preocupe, si lo compran ahora, les daré un descuento especial del cincuenta por ciento por este jarrón de un millón de yenes, ¿saben?’!” (TI: En Japón hubo casos de fraude donde un vendedor estaba vendiendo un jarrón, que afirmaban era sagrado, que poseía varios efectos, a un precio alocado)

Shuu, que escuchó la ilusión salvaje de Sumire, francamente cautelosa, dijo al instante, “¿¡Sumire, eres una genio!?” y se ponía de acuerdo con ella. Mientras sonreía irónicamente al ver a su amada ser considerada como una vendedora corrupta, la mirada de Hajime vagó por el aire vacío.

“… 「Yue, ¿puedes oírme? Soy yo」”.

“¡Oi, Sumire!, ¡Por alguna razón, Hajime está hablando con el aire vacío!, ¿Es esto?, ¿¡Lo qué se llama como novia de aire!?, ¿¡Qué debo hacer como padre en esta situación!?”

“Cálmate querido. Fuimos descuidados… ¡Seguramente habían instalado dispositivos de escucha en nuestra casa!, ¡Tras esto, la mujer que nos venderá el jarrón sagrado llegará después de que Hajime le llame sabes!”

“¿Qué, dem-? Bastardos, hacer que mi hijo sea el títere de su venta de jarrón… no piensen que esto va a terminar bien para ustedes. ¡Con mi maravillosa técnica de regateo, voy a bajar el precio hasta menos de cincuenta mil yenes!” (Ex: ¿¡Que cojones!? Intentaba aguantar por el ambiente, pero esto es muy raro como para que no pueda decir nada)

Shuu y Sumire, que no podían entender que Hajime, que de repente estaba hablando con el aire vacío, estaba usando [Telepatía], se sacudieron mucho. Sumire estaba hablando extrañamente de una suposición realista, mientras que Shuu se asustó un poco y fortaleció su algo rara determinación. Y, por tanto, antes de que Hajime lo supiera, Yue se había convertido en una vendedora de jarrones sagrados.

Hajime continuó su telepatía mientras miraba de reojo a tales padres.

“Sí, ya está bien… Sí, ya hablé sobre la esencia de los eventos. Quiero presentarlas a todas rápidamente… Así es. Conoces las coordenadas ¿verdad? Sí, entonces abre un portal y ven aquí directamente. Que sea… veamos, ábrelo a un metro de mi derecha”

En realidad, en este momento Yue estaba en el edificio de la escuela al que Hajime asistía antes. Cuando regresaron a la 『Tierra』 desde 『Tortus』, Hajime hizo la azotea del edificio de la escuela como el lugar donde se abriría la puerta. Desde ese lugar, le resultaba fácil imaginar la posición de su hogar, e incluso si llegaban por la tarde, normalmente esa azotea estaba cerrada y la gente tenía prohibido entrar allí, la ubicación también estaba fuera de la mirada del público. Ese lugar era conveniente de usar.

Y entonces, después de que los compañeros de clase regresaron a sus hogares uno tras otro, Yue y las demás propusieron quedarse en la escuela. Era para que no obstaculizaran la reunión de Hajime con sus padres.

Naturalmente, Shuu y Sumire, que no sabían sobre esas circunstancias, solo podían verse preocupados por su hijo que continuaba hablando hacia el aire vacío, justo después de eso, se pusieron rígidos.

Con una distorsión, el espacio justo al lado de Hajime repentinamente formó un vórtice, y luego tomó una forma de elipse justo después de eso, un momento después se pudo ver un escenario familiar, un lugar que parecía ser el aula de una escuela.

“¿L, la puerta A, Any**ere?” (TI: Referencia a cualquier puerta de Doraemon) (Ex: Se que antes ya había tratado con esa referencia, pero no me acuerdo lo que hice en aquella ocasión así que lo dejare tal cual)

“¿E, Eh?, ¡Esp-, esto es demasiado fantástico tan repentinamente!”.

Mientras Shuu y Sumire estaban muy nerviosos, la cara de Yue se asomó con un, “plop”, desde el interior de la puerta. Esos ojos carmesís deambulaban por la habitación con profundo interés, y luego esos mismos se entrecerraron alegremente cuando captaron a Shuu y Sumire, al final esos ojos se volvieron hacia Hajime y preguntaron sin palabras, “¿Está bien entrar?”.

“Bienvenida, a la casa Nagumo. Entra sin reservas”.

“… Nn”.

Con las palabras de bienvenida de Hajime, Yue entró lentamente en la casa Nagumo. El agujero en el espacio que de repente se abrió dentro de la habitación y la hermosa chica que era como una muñeca de porcelana viva que apareció desde allí causó que Shuu y Sumire abrieran y cerraran la boca sin hablar en evidente confusión.

Hajime se puso de pie junto a Yue, y mientras sonreía traviesamente como un niño que tuvo éxito en su broma, presentó a su querida amante.

“Tou-san, Kaa-san. Su nombre es Yue. Ella es mi persona especial. Por cierto, es una persona de otro mundo, una vampira y una ex princesa”.

““-, ¿¡Atributos de plantilla!?”” (TI: Creo que lo que quieren decir aquí es cómo Yue tiene tantos atributos cliché de personajes)

Shuu y Sumire devolvieron espléndidamente una respuesta que era imposible para personas corrientes. Dentro de su corazón, Yue se sentía cálida y esponjosa pensando, “Ah, en verdad son los padres de Hajime”, mientras que, al mismo tiempo, se sentía un poco nerviosa en este importante evento en el que saludaba a los padres de su amante, agarro los bordes de la falda mostrando un gesto de cortesía que rebosaba elegancia y belleza.

“… ¿Cómo estáis, Otou-sama y Okaa-sama de Hajime? Les pido me llamen Yue. Por favor cuídenme por los muchos años más por venir”.

“E, o, ou. No, necesito ser cortés aquí. ¿Por favor cuida de mí también desu?”

“¿Po, Por favor, cuídame, desuwa?” (TI: Ambos padres también usaron un lenguaje extremadamente cortés aquí)

La conmoción de presenciar a la hermosa chica de cabello rubio y ojos carmesí que parecía haber salido de un libro ilustrado, y también por la presentación de la amante de su hijo por primera vez en su vida, hizo que los finales de sus oraciones realmente se volviesen extraños. Las figuras de sus padres bajando la cabeza repetida e incoherentemente profundizaron la sonrisa de Hajime, sin embargo, como si dijera, “¡No terminará con solo este nivel!”, abrió la boca una vez más.

“¡Shia, está bien ahora!”

“¡Hai desuu!, ¡Tou-sama, Kaa-sama, me llamo Shia!, ¡Por favor, cuídenme desuu!” (TI: El Kaa-sama y Tou-sama utilizados por Shia son los kanji para suegros)

““¿¡Orejas de conejooo, aparecierooooon!?””

Shia saltó de la puerta con una amplia sonrisa mientras sus orejas de conejo se dejaban caer. Shuu y Sumire mostraron una espléndida reacción armoniosa a la aparición de esta segunda chica hermosa. Sin siquiera compostura alguna para responder, sus ojos se clavaron en las orejas de conejo que se movían.

“¡Tio, ven!”

“UH Huh. Este es nuestro primer encuentro, Chichiue-dono, Hahaue-dono. Soy Tio Clarce, de la raza ryuujin, soy una amante de Goshujin-sama, y ​​también su esclava sexual. Por favor, cuidadme por toda la eternidad de aquí en adelante”.

““¿¡Esclava sexual!?”

Con colinas gemelas que parecían se desbordarían en cualquier momento, y las alas de dragón extendidas y aleteando detrás suya para exponer su verdadera forma, Tio hizo ese saludo que era relativamente no bueno. Escuchar eso hizo que Shuu y Sumire se tambalearan espontáneamente. Parecía que los sucesos impactantes consecutivos hicieron que sus pies fueran inestables.

“¡Remia, Myu!”

“Si cariño. Encantada de conocerlos, me llamo Remia. Cuidadme, junto con mi hija”.

“E, Err, err… ¡S, Soy la hija de papá, Myu desu!, ¡Ojii-chan, Obaa-chan, por favor cuide de mí nano!” (TI: Ojii-chan = abuelo, obaa-chan = abuela)

“¿¡O, Ojii-chan!?”

“¿¡Hi, hija!?”

La belleza que bajó la cabeza cortésmente con una apariencia elegante, y la pequeña Myu que les saludó con su todo. Shuu y Sumire finalmente quedaron paralizados por las asombrosas palabras de Myu. Y entonces, con un, “gigigi” su mirada se dirigió hacia Hajime como máquinas que habían olvidadas de engrasadas.

Sus ojos expresaban sus sentimientos con más elocuencia que cualquier otra cosa. Es decir, “¡Explica cuál es el significado de esto!”.

Por lo tanto, Hajime respondió concisamente.

“Myu es mi hija, y todas las demás son mis esposas. Por tanto, por favor trátenlas bien”.

““¿¡Tan casual!?””

“Ah, por cierto, hay cuatro esposas más, así que hare que den sus saludos en otro momento”.

““¿¡Un tramposo harén reaaaaaal!?””

Como era de esperar, los dos se sincronizaron espléndidamente en una reacción suprema.

Y entonces, los corazones de los padres que estaban inquebrantable incluso cuando su hijo confesó haber asesinado dijeron: “¿¡E, Eres realmente mi hijo!? (Shuu)” y “¿¡E. Eres realmente ese hijo mío!? (Sumire)” con gran agitación y nerviosismo, y luego Shuu de repente se puso como 「¡Descubrí el truco!」 y gritó “¡No, espera, Sumire!, ¡No hay forma de que chicas tan lindas sean reales!, ¡Todo es CG!, ¡No te dejes engañar!”, al escuchar eso Sumire gritó “¡Querido, eres un genio!, ¡Hajime, abre los ojos!, ¡Incluso si las chicas 2D se convierten en 3D, al final, son solo imágenes falsas!, ¡Solo terminará en vano!” Con una expresión triste…

De todos modos, la habitación ya había descendido en un gran pandemonio.

Sin embargo, incluso ese pandemonio no continuó por mucho tiempo.

Fue porque Myu, que sintió que no eran bienvenidas por el estado de los dos padres, se deprimió y luego preguntó, “Ojii-chan, Obaa-chan… ¿Myu no está bien?”. El resultado de eso fue evidente.

“¿Cómo podría ser? Soy el Ojii-chan de Myu, ¿sabes?”

“¿Cómo podría ser? Soy la Obaa-chan de Myu-chan, ¿sabes?”

Se calmaron espléndidamente en un instante. Sus figuras que fueron irremediablemente cautivados por Myu eran exactamente iguales a lo que Hajime se esperaba.

Así, después de que lograron volver a sus sentidos, al ver el fenómeno de fantasía que sucedió frente a sus ojos y a las hermosas chicas que no eran humanas, las dos personas que desde el principio tuvieron una gran resistencia a este tipo de cosas debido a la naturaleza de su trabajo confirmaron de inmediato la verdad de las palabras de Hajime.

Después de eso, hubo una gran conmoción de, “hip hip hurra”. Lo demasiado real esto y aquello que su hijo experimentó, y el verdadero harén de chicas hermosas… sus almas otaku despertaron enérgicamente antes de lanzar un aluvión de preguntas a Hajime y a las chicas con ojos brillantes.

Cuando Tio usó [Magia de Restauración] para mostrar la grabación de las imágenes de las batallas de Hajime las cuales grabó, voces extrañas resonaron por la zona residencial en la mañana. “¡UoOOOOOO -, INCREIBLEEEEEE!, ¿¡Sabías, sabías eehhhh?, ¡Ese, ese es mi hijo!, ¡Muchas gracias!” o “¡KyaAAAA-!, ¿¡Escuchaste eso!?, ¡Justo ahora, dijo algo increíble, sabes!, ¡Esto es malo!, ¡Este niño es realmente un Rey Demonio-sama!, ¡Y entonces, el Rey Demonio-sama es mi hijo desu!, ¡Muchas gracias!” y así sucesivamente. Tal vez debido a que ambos también se quedaron despiertos toda la noche sin dormir, su tensión siguió subiendo y subiendo, al final, los dos continuaron haciendo una conmoción hasta que Hajime, que no pudo soportar la vergüenza, los hizo ir a “abababa” usando [Revestimiento Eléctrico].

“… Nn. Como se esperaba del Otou-sama y Okaa-sama de Hajime. Están completamente fuera de lo ordinario”.

“Ciertamente, se siente como si realmente fueran los padres de Hajime-san de esta forma desu”.

“Incluso se puede decir que esto es solo natural para el Chichiue-dono y Hahaue-dono de Goshujin-sama”.

“Ufufu, se parecen a Hajime-san, que personajes tan singulares”.

“¡Sip-, Papá, realmente se parece a Ojii-chan y Obaa-chan nano!”

Yue y las otras expresaron sus impresiones mientras miraban cariñosamente a Shuu y Sumire, quienes se desmayaron con grandes sonrisas.

A esas impresiones, Hajime dijo una oración.

“¿Qué demonios quieren decir con eso?”

La expresión de Hajime se quedó sin palabras.

Shuu y Sumire, quienes regresaron de su reminiscencia, llamaron con una gran sonrisa a la familia de su hijo, que en cierto modo coqueteaba y jugueteaba en la mesa del comedor por la mañana.

“Lo que me recuerda, Hajime. Te reunirás con Kaori-chan y las demás hoy, ¿verdad? ¿No vas a llegar tarde?”

“Aa~, será al mediodía, así que no hay problema”.

“Shizuku-chan también vendrá, ¿verdad?, ¿qué hay de Ai-chan?”

“Parece que Shizuku se reunirá con Kaori, pero Aiko, creo que puede venir, pero tal vez llegue tarde. Tiene su trabajo y también su puesto después de todo”.

Hajime se encogió de hombros, mientras Sumire bajó la ceja con simpatía pensando, 「Ai-chan también lo tiene difícil eh」.

Hoy Hajime tenía planeado de cenar con todas, incluidas Kaori y las demás también. Los compañeros de clase también participarían, por lo que sería algo así como la reunión de clase de las personas que fueron convocadas a otro mundo. Aunque actualmente todos ellos todavía eran estudiantes activos, el matiz era un poco diferente.

“Oi, Hajime. Dile a Kaori-chan y a las demás que muestren sus rostros aquí con más frecuencia. Sobre las hermosas nueras, cuantas más mejor”.

“Así es. O más bien, cuando la reconstrucción de la casa esté terminada, está bien que vivan aquí, ¿sabes?, ¿no es lo mejor cuando la casa está animada y alegre?”

“… A las chicas mismas no les importa eso… más bien, parecen querer venir con normalidad, pero sus familias no parecen aprobarlo. Bueno, esa es la decisión sensata”.

En el rincón de su mente, Hajime recordó el momento en que conoció a la familia de Kaori y Shizuku mientras se encogía de hombros.

“H~mm, está eso. Bueno, solo diles que Kaa-san las recibirá en cualquier momento. También… fufu. No me importará si se van a quedar esta noche, ¿sabes?”

“¡Fiesta de libertinaje eh! Qué niño tan aterrador incluso aunque es mi hijo”.

“Son ruidosos. Ya les dije que volveré a casa con normalidad. Realmente, Tou-san y Kaa-san son…”

La expresión de Hajime se volvió algo cansada desde la mañana. Las esposas de otro mundo vieron ese intercambio entre padres e hijo sonriendo.

Lo que se desarrollaba ante sus ojos, sin duda, era un día apacible y gentil, un día a día normal de una familia.


Autor: Muchas gracias por leer esto cada vez.

Muchas gracias también por los pensamientos, opiniones e informes sobre errores ortográficos y palabras omitidas.

Creo que, en el próximo capítulo, intentaré escribir sobre salir a la ciudad con las esposas.

Parece que la conmovedora historia sin mucho desarrollo continuará por un tiempo, pero también quiero escribir una historia extra larga pronto, así que estaré feliz si todos pueden leer mientras sienten la atmósfera enternecedora.

… Si Shirakome tuviera más tiempo… vida real, bastardo…

La próxima actualización está prevista para las 6 PM del sábado de la próxima semana también.

Ex: ¿Verdad que Shuu y Sumire son un desmadre? Me encantan, el saber que la razón por la que Hajime lucho tanto fue para volver a estar con ellos me alegra, verdaderamente no fue en vano todo eso.


Anterior |Índice| Siguiente

12 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s