Arifureta — Capítulo 168


Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


Las Respectivas Conclusiones

Después de que Suzu persiguió a Eri y desapareció al otro lado de los edificios en ruinas, Shizuku y Ryutaro mantuvieron una batalla uniforme contra los sesenta soldados atacantes a la vez que también se oponían a Kouki.

Si Ryutaro, que transformo su propia carne e invocó la [Magia de Metamorfosis] avanzada [Transformación de Demonio del Sexto Cielo] para mostrar la característica especial de un monstruo, se acercó a Kouki, entonces los soldados tratarían de obstaculizarlo o posiblemente tomarlo por sorpresa, pero Shizuku trataría con ellos.

El enjambre de katanas negras que recibió de Hajime, las {Espadas Vivientes} corrieron libremente por el campo de batalla, cooperaron como un solo ser vivo y se agruparon para cortar a los soldados.

“¡Grupo dos – [Destello Fulminante]!, ¡Grupo cinco – [Garra Destello]!”

La orden de Shizuku resonó en el campo de batalla. Siguiendo ese comando, dentro del enjambre de veinte katanas, cuatro katanas cortaron los grandes escudos de los cadáveres soldados bestia que poseían magia especial de tipo defensiva, incluso se cortó el espacio junto con ellos. Y luego, las filas de los soldados se desordenaron. Cuatro katanas negras más lanzaron cuchillas de viento hacia los soldados que perdieron sus escudos de acero.

Las hojas de viento se alzaron de manera invisible con una sincronización espectacular y cortan sin piedad las agarraderas de dos grandes escudos. Los soldados no fueron divididos en dos por su alto poder defensivo, pero ambos de sus brazos fueron separados del hombro y rotaron en el aire.

“¡Grupo tres – [Confluencia]!, ¡Grupo cuatro – [Destello Fulminante]!”

Aún más, los soldados ágiles usaban a los soldados que portaban escudos como peldaños, saltando en el aire para apuñalar a Ryutaro por la espalda, pero cuatro katanas negras que brillaban en azul oscuro los jalaron hacia atrás. Las grandes espadas y lanzas que tenían en sus manos fueron atraídas con un “Gakin” a las hojas de las katanas negras volando en el aire.

Los usuarios de gran espada y lanza que expusieron una apertura fatal fueron inmediatamente divididos verticalmente en dos por las grietas espaciales liberadas detrás de ellos. Como era de esperar, aunque eran cadáveres soldados bestia, sin duda no podrían pelear después de ser cortados ​​verticalmente de esa manera.

Incluso los soldados con magia especial del tipo curación necesitarían tiempo para sanar la pérdida de extremidades o bisecciones. Y entonces, no había forma de que Shizuku les diera esa clase de tiempo, así que esto era lo mismo que sacarlos del escenario.

Los soldados intentaron ataques simultáneos desde arriba, abajo, izquierda y derecha a tal Shizuku. Los destellos negros y rojizos de ojos apuñalaron a Shizuku, las intenciones asesinas recorrieron el viento y acariciaron su piel.

Sin embargo, una frágil voluntad que se contraería contra algo de ese nivel ya había sido desechado por Shizuku. Especialmente ahora que a su lado tenía el enjambre de katanas negras que le fueron dadas como protección por el hombre del que estaba enamorada.

“¡Primer grupo – [Destello Gravitacional]!, ¡Corten, [Garra Elevándose – Cuatro Reinos]!”

Cuatro katanas negras apuntaron sus puntas hacia el exterior en las cuatro direcciones alrededor de Shizuku y luego orbitaron alrededor de ella, las katanas incluso rotaron con giros que parecían elegantes. La habilidad que se invocó fue una habilidad que podría cortar temporalmente la gravedad, el [Destello Gravitacional].

El resultado, los soldados que se acercaban fueron liberados repentinamente de ley de la gravedad y su equilibrio se rompió en gran medida. Sin dejar escapar tal decisiva apertura, el desenvaine de Shizuku cortó. Con una velocidad al grado en que el brazo que sostenía su espada parecía borroso, se repitieron cuatro desenvaines en un instante. Cada vez hacía eso un tintineo como de campana sonaba “clink”, tajos invisibles hicieron volar las cabezas de los soldados.

Además, detrás de ellos, las katanas negras que se dispersaron a los alrededores regresaron con una velocidad feroz, cortando en pedazos a los soldados sin cabeza sin ninguna dificultad.

Las {Espadas Vivientes} de Shizuku se organizaron básicamente en cinco grupos con cuatro katanas en cada grupo. Al mencionar el número del grupo y el nombre de la habilidad, ella podría dar la misma orden a un grupo entero. Además, cada una de las veinte katanas tenía su propio nombre respectivo como {Corte Uno}, {Corte Dos} y así, Shizuku también podía dar órdenes a las espadas individual usando esos nombres. Cuando Shizuku cantaba el nombre de la técnica, cada una de las {Espadas Viviente} atacaba al enemigo a su propio juicio utilizando un arte de espada basado en el estilo Yaegashi que no era inferior a la habilidad de la propia Shizuku.

Exactamente como el nombre de {Espadas Vivientes} sugería, todas las katanas negras podía tener un entendimiento mutuo y compartir imágenes con Shizuku usando [Magia de Metamorfosis], por lo que todas las katanas negras podrían controlarse con la voluntad de Shizuku sin ningún retraso.

Y, en ese momento, un grito enojado llegó a Shizuku que estaba evadiendo el asalto feroz de los soldados.

“¡Shizuku!, ¡Esquiva!”

“――”

Una advertencia de Ryutaro. Sin confirmar el contenido de la advertencia, Shizuku activó [Aerodinámico] y [Ground Shrinker], y evacuó de ese lugar de una sola vez.

Justo después de eso, el lugar donde estaba Shizuku un momento antes fue atravesado por el destello de [Poder de los Cielos] junto con un estruendoso rugido. Un soldado que fue tragado por mala suerte fue borrado sin dejar siquiera polvo.

“Kouki. Bastardoo, superpusiste a propósito la línea de fuego. Ahora realmente lo has hecho”.

“Estoy completamente familiarizado con el patrón de movimiento de Ryutaro después de todo. Es realmente fácil guiar tus movimientos”.

“¡Cállate! Si se trata de eso, ¡incluso yo también sé cómo te moverás!”

Ryutaro se acercó rápidamente a Kouki con su carne de ogro. La escena del enorme cuerpo que fácilmente superaba los dos metros el cual además generaba ondas de choque mientras avanzaba tenía una intensidad que podía hacer que cualquiera sintiera que sudaba frío.

“Es inútil”.

Sin embargo, por otro lado, la expresión de Kouki ni siquiera se contrajo. Y luego, sin ningún canto o gesto, el dragón a su espalda, el avatar de [Poder de los Cielos] fue controlado y convertido en un escudo. Aunque, debido a que el escudo estaba hecho del [Poder de los Cielos] mismo, pese a que estaba tomando la forma de un escudo, seguía siendo la luz de la destrucción que contenía como propiedad el poder de ataque de aniquilación.

“¡Venga!, ¡[Vajra Plegado]!”

Ryutaro no titubeó. Cruzó ambos brazos y aplicó el rasgo especial del ogro en el que se transformó, el despliegue de múltiples [Vajra]. Era una técnica derivada que presumía de resistencia al mismo nivel que él [Refuerzo Concentrado], este [Vajra] se plegó en capas dobles y triples formando una protección como la de una pared de acero.

Ryutaro que se convirtió en una masa de acero cargó contra el escudo de [Poder de los Cielos] sin parar.

Y entonces, incluso mientras su [Vajra Plegado] fue eliminado, logró espléndidamente avanzar solo con unas pocas de heridas.

“Si. Pensé que si era Ryutaro seguramente lo harías”.

La voz que resonó fue la voz tranquila de Kouki.

En el momento en que Ryutaro cargó a través del escudo, con excelente sincronización, un ataque de aliento se le acercó. Ryutaro, que acababa de lanzar su [Vajra], fue asaltado por una luz destructiva con la que no terminaría bien para él si fuera golpeado incluso con su dura carne de ogro.

Pero, incluso mientras estaba iluminado por la luz de [Poder de los Cielos], Ryutaro mostró una sonrisa intrépida. Como si dijera “Pensé que ibas a hacer eso, ¿sabes?”.

“¡Ven, rey lobo del abismo, [Transformación de Demonio del Sexto Cielo]!”

Justo después de eso, el aliento de [Poder de los Cielos] devoro dónde estaba Ryutaro.

Al mismo tiempo, Kouki giró su espada sagrada hacia un lado y adoptó una postura defensiva, se escuchó un duro “gakin” y un poderoso impacto lo embistió.

La punta de una garra apenas se detuvo frente a los ojos de Kouki. El que desató esa garra tenía una forma extraña con cabeza de lobo, una parte superior del cuerpo peludo y cinco garras afiladas creciéndole de la mano. Se veía exactamente como un hombre lobo de un cuento de hadas.

Kouki comando sin palabras el dragón de luz para atacar. Pero, cuando la garra del dragón de luz barrió donde estaba Ryutaro, Ryutaro ya había dado vueltas hacia el lado opuesto y su patada giratoria embistió el hombro de Kouki. Esa velocidad anormal despidió a Kouki que solo podía mirar asombrado.

Y, al momento siguiente, Ryutaro alcanzó al Kouki volado, su malvada garra se balanceó.

“Kuh”.

La velocidad escandalosa y el poder ofensivo hicieron que Kouki levantara un gemido reflexivamente. Aun así, mientras repelía la garra con su espada, ordenó al dragón de luz y desató innumerables balas de luz. La luz de [Poder de los Cielos] que se dispersó como una ametralladora se convirtió en un contraataque que asaltó a Ryutaro, pero Ryutaro evadió todo eso mientras dejaba imágenes secundarias.

[Magia de Metamorfosis], [Transformación de Demonio del Sexto Cielo: Modo Hombre Lobo]. En comparación con el [Modo Ogro], el poder y la resistencia de esta forma se redujeron, pero la velocidad aumentó en un grado incomparable.

Ryutaro, que se deslizó a través de las balas de luz, se precipitó al seno de Kouki y desató un ataque con sus garras afiladas.

“Algo como esto-”

Instantáneamente, Kouki rompió la forma del dragón de luz y libero la luz del [Poder de los Cielos]. La luz se alzó de golpe con Kouki como centro. Kouki, que se convirtió en una estrella, hizo que Ryutaro no pudiera soportarlo y se retirara.

Pero, su cuerpo estaba bastante quemado por lo que no pudo evadir. Ryutaro había cruzado inmediatamente sus brazos y protegido sus puntos vitales, pero este modo no era adecuado para resistir. Su pelaje estaba muy chamuscado y humeaba mientras era obligado a tomar distancia.

“¡Ryutaro!, ¿¡Estás bien!?”

“Ou, solo recibí un poco de daño. Únicamente este poco no es nada grave”.

Shizuku, que cortó a varios soldados y corrió hacia Ryutaro, derramó líquido curativo especial que recibió de Hajime en la cabeza de Ryutaro. Esta vez, el cuerpo de Ryutaro humeó por una razón diferente, mientras que los ojos lobunos de Ryutaro fulminaron con la mirada a Kouki.

“En lugar de eso, como se esperaba, ese [Poder de los Cielos] es problemático. Cambia de forma demasiado. No puedo atacarlo cuando importa”.

“Entonces, intentemos con ambos juntos esta vez. Gracias a que Ryutaro frenó a Kouki, he terminado de lidiar con la mayoría de los soldados”.

“Vale. Suzu también está haciendo todo lo posible después de todo. De ninguna manera podemos decir que no podemos ganar incluso con dos personas aquí”.

“Cierto. ¡Vamos a golpear rápidamente a ese idiota!”

“¡Ou-!”

Confirmando que Kouki cambió la forma de [Poder de los Cielos] a un dragón de luz una vez más y les lanzó un ataque de aliento, Shizuku y Ryutaro se dispersaron con un solo momento.

Al mirar eso, Kouki sacudió la cabeza una vez y luego desplegó aún más poder mágico, su cara tenía una expresión de determinación.

“Me estoy preocupando por Eri. Me sorprendieron varias cosas de ustedes dos, sin embargo, ambos ya han usado sus cartas de triunfo, ¿verdad? Terminaré esto ahora mismo”.

Kouki invocó simultáneamente los mini dragones de luz, la versión espada voladora de [Poder de los Cielos] y la versión lluvia de meteoritos de [Poder de los Cielos] en el intento de abrumar a ambos junto con el campo de batalla.

El Kouki actual era como una fortaleza que disparaba cañones láser al azar. La luz de [Poder de los Cielos] que tomó varias formas alrededor de Kouki destruyó completamente los edificios en ruinas en el área mientras se acercaba a Ryutaro y Shizuku para abrumarlos.

Pero, dicho de otra manera, también se podría decir que fue un ataque brusco que carecía de refinamiento. Por esa razón, Ryutaro se echó a reír. Porque había adivinado que Kouki, que se impacientó después de presenciar su persistencia, seguramente se basaría en una gran técnica.

En este momento era el momento de mostrar su carta de triunfo que estaba preparada contra Kouki.

“¡Ven, gran árbol que atraviesa el cielo, [Transformación de Demonio del Sexto Cielo]!”

En medio de los muchos [Poder de los Cielos] que se acercaban, el pelaje de hombre lobo se cayó y ese cuerpo se transformó. En todas partes el cuerpo se volvió torcido, la piel se tiñó de un color marrón negruzco, el cabello también cambió a un color verde profundo. Entre todos esos cambios, solo sus ojos liberaban un deslumbrante destello de color negro rojizo.

Justo después de eso, Ryutaro fue atacado por pequeños dragones de luz y la lluvia de meteoritos de [Poder de los Cielos]. Ryutaro ni siquiera esquivó, cargó hacia Kouki mientras era tragado por la luz.

“Ryutaro, duerme un rato por mí”.

Kouki estaba convencido de que Ryutaro fue derrotado y murmuró eso. Dejando de lado el [Modo Ogro] que estaba especializado en la defensa, no había forma que Ryutaro en este momento que ni siquiera activo [Vajra] pudiera resistir todo eso.

Pero, ese pensamiento se demostró inmediatamente que estaba equivocado.

“No me jodas. De ninguna manera voy a dormir antes de golpearte hasta que despiertes”.

“¿¡Qu-!?”

Ryutaro saltó ileso desde el interior de la luz.

Y entonces, Kouki, que fue tomado completamente por sorpresa y se mostró abierto, y fue golpeado por el puño del Ryutaro que se acercaba rápidamente. El golpe recto que se lanzó directamente apuñaló hacia el estómago de Kouki a través de su armadura. El plexo solar que era el blanco fue golpeado con precisión y se produjo un gran impacto que se transmitió hacia el interior del cuerpo de Kouki sin que pudiera hacer nada, azotando sus órganos internos.

“¿¡Gohah!?”

Kouki sabía muy bien sobre el poder destructivo del puño de Ryutaro, pero, aun así, incluso con su armadura sagrada y su habilidad [Mitigación de Impacto], el tremendo poder que podría mandar a volar su conciencia hizo que su mente cayera en el caos por un momento. Su garganta estaba bloqueada por la sangre que vomitó por el dolor insoportable.

[Magia de Metamorfosis], [Transformación de Demonio del Sexto Cielo: Modo Trent]. Era un monstruo tipo planta que vivía en el piso noventa del abismo. Su rasgo especial era absorber la luz y convertir la energía luminosa que absorbía. La energía convertida podía transformarse en cualquier cosa, ya sea poder mágico, resistencia o puro poder muscular.

Sí, Ryutaro con este [Modo Trent] absorbió la luz de [Poder de los Cielos] que era magia de elemento luz, y luego lo convirtió en fuerza física.

Debido a que el impacto no se dispersó y se concentró en un punto cuando se liberó, Kouki no fue despedido, su cuerpo fue levantado y cayó sobre el puño. A esto Ryutaro se rio ferozmente de Kouki.

“Yoo, ¿te estás despertando un poco con esto, mejor amigo?”.

“Guh, Ryuta――”

“Este es un regalo de cortesía. ¡Cuánto tiempo vas a hablar dormido, eh!”

“――¿¡Gua!?”

La cara de Kouki que no pudo moverse inmediatamente por el impacto fue golpeada por el puño de Ryutaro que era como una roca. “¡Goba-!” un sonido incomprensible sonó desde el ataque a la cara, Kouki fue despedido mientras esparcía en los alrededores la sangre de su hemorragia nasal.

Aun así, su cuerpo que fue reforzado por Ehit apenas pudo mantener su conciencia. De alguna manera controló el dragón de luz que estaba conectado con él y trató de arreglar su postura.

En un momento, piel de gallina repentinamente atravesó la columna vertebral de Kouki. Al mismo tiempo, su [Percepción de Presencia] le notificó de la existencia de la espadachín al acecho en la dirección en la que estaba volando.

Naturalmente, la que soportó la tormenta de [Poder de los Cielos] y los cadáveres soldados bestia y dio la vuelta fue Shizuku. Estaba parada quieta en su postura de desenvaine de espada, mientras comprimía su poder mágico a una densidad increíble. Su vaina crujía ruidosamente como si no pudiera soportar tal poder, el poder mágico azul oscuro se desbordaba del hueco de su vaina.

Kouki intentó desesperadamente frenar mientras gritaba el nombre de Shizuku con una voz que sonaba similar a un gemido por la carga en su cuerpo.

“Shi, zuku-”

“Sé obediente y acéptalo, este ataque”.

Así, mientras su figura se desvaneció con [Sin Tempo], Shizuku dio un paso adelante mientras susurraba débilmente “――[Demolición Espiritual]”. El destello de la espada que se desencadenó junto con ese susurro trazó una espléndida línea recta en el aire y bisecó a Kouki.

“――”

La sensación definitiva de un tajo atravesando el interior de su cuerpo hizo que Kouki gritara sin palabras mientras sentía que estaba inconfundiblemente cortado.

Pero, finalmente escapó del impacto que Ryutaro le infligió mientras veía a Shizuku que lo atravesó y permaneció inmóvil en una postura de corte, y entonces logró dejar de moverse. Los ojos de Kouki se abrieron reflexivamente, y luego, sintiéndose atónito, su mano se arrastró sobre su cuerpo.

Debajo de sus manos no había ningún signo de algún corte o algo similar, su cuerpo todavía estaba conectado de manera segura.

“Simplemente, qué demonios… -, qué, mi poder mágico es-”

Por un momento, Kouki pensó algo conveniente como que la sensación de ser cortado era solo su imaginación y que, como se esperaba, Shizuku no pudo cortarlo, pero justo después de eso, se le hizo saber que el corte de Shizuku definitivamente lo había alcanzado.

El dragón de luz que Kouki tenía en la espalda se dividió en dos con la parte superior deslizándose en diagonal, pero se dispersó de una vez justo después. No solo eso, incluso el enjambre de meteoros de [Poder de los Cielos – Cambio Infinito: Lluvia de Estrellas Sagrada] que lanzó, así como los tajos voladores de [Poder de los Cielos – Cambio Infinito: Destello Celestial], y también los pequeños dragones de luz que volaban, todos estaban dispersos.

En esa situación, un sentimiento de letargo lo atacó como si fuera algo natural. El cuerpo de Kouki se tambaleó y cayó al suelo. Incluso su vuelo usando el dragón de luz, así como también el [Aerodinámico] de sus botas se volvieron incapaces de mantenerse.

Aun así, para evitar caer a su muerte, Kouki cayó de rodillas. Shizuku y Ryutaro aterrizaron frente a él.

“Shi, zuku, qué, hiciste…”

Preguntó Kouki con voz temblorosa.

“[Demolición Espiritual]: la base de esta habilidad es la capacidad de la [Magia Espiritual] que puede interferir con lo inmaterial de los seres vivos. Esta habilidad buscará la fuente de poder en el objetivo. El poder mágico del objetivo, su resistencia, su fuerza mental, esas cosas que el ojo no puede ver, incluso pueden cortarse con esto. Cortando solo lo que quieres cortar… el territorio más lejano que un espadachín debería alcanzar, hice trampa y progresé hasta allí”. (TI: Existe la implicación de que pidió la ayuda de Hajime para lograr esto)

Los ojos de Kouki se abrieron de par en par ante la explicación de Shizuku. Su expresión estaba estupefacta como si dijera “¿Qué demonios con eso?”

Era normal que estuviera así. Después de todo, Shizuku no afectó el cuerpo de Kouki y solo cortó el poder mágico que desbordaba dentro de su interior. De hecho, se podría decir que cortar solo lo que uno quería cortar independientemente de cualquier obstáculo era el territorio más lejano de un espadachín.

Shizuku estaba siendo humilde diciendo que estaba haciendo trampa como espadachín gracias a la ayuda de la katana negra, pero en realidad solo invocando [Demolición Espiritual] no permitiría tan fácilmente al usuario elegir el objetivo a cortar.

Después de todo, fue un acto de penetrar todos los factores del cuerpo humano y cortar solo lo objetivo. Se necesitaría una suplementación de imagen realmente clara y, sobre todo, una voluntad tenaz para lograrlo. Una voluntad clara, sin dudas, de cortar solo lo que uno quería cortar sin herir absolutamente nada fuera de ello.

Parecía fácil hacerlo simplemente escuchando la explicación, pero en realidad no era tan simple como parece, era algo imposible si el espadachín no era alguien al nivel de Shizuku. Como mínimo, incluso Kouki, que aprendió el mismo estilo Yaegashi, no podría usar la [Demolición Espiritual] a la perfección.

“… Pero, eso fue un pequeño error. Pensé que iba a cortar la maldición de [Atadura del Alma] con el ataque de este momento, pero no pude alcanzarlo porque estaba protegido por poder mágico… Todavía estás viendo un sueño conveniente en este momento, ¿cierto?”

Mientras el enjambre de katanas la seguía por la espalda, con un sonido “cling”, Shizuku preparó la katana negra en su mano una vez más, al ver eso la expresión de Kouki se distorsionó.

“Shizu, ku. No puedes, córtame, porque… todavía estás pensando en mí, en tu corazón… ese sentimiento, aún permanece, ¿verdad? El lavado de cerebro, de Nagumo, no es perfecto… El no poder, sentir tu intención asesina, es la prueba de eso”.

“Kouki…”

“Está, bien. Ryutaro también, no, intentó matarme. Los salvaré a ambos――”

Las palabras de Kouki se detuvieron. Porque Shizuku desató la [Demolición del Alma] con el desenvaine de su katana negra. Ryutaro, que cruzaba los brazos a un lado mientras arrugaba las cejas, le dio unas palmaditas en el hombro a Shizuku como diciendo “gracias por el duro trabajo”.

Shizuku también suspiró “fuuh” mientras envainaba su katana. Eso fue porque estaba convencida de que la [Atadura del Alma] de Eri fue cortada. Con esto, la mente que estaba llena de inconsistencias plantadas por Eri debería desmoronarse.

“Kouki. ¿Cómo te sientes? Con esto, el lavado de cerebro ya debería haberse liberado. ¿Qué has estado haciendo hasta ahora?, ¿Qué está sucediendo en este momento?… entiendes, ¿no?”

“…”

“Bueno, no importa. De todos modos, solo reflexiona sobre ti mismo. Más tarde tenemos que perseguir a Nagumo y las otras rápidamente, golpear a ese maldito dios y luego ayudar a los muchachos luchando en la superficie… volveremos, sí, Kouki”.

“…”

Shizuku y Ryutaro llamaron a Kouki, pero no hubo respuesta de Kouki. Seguía en el suelo a cuatro patas sin siquiera levantar la cara. Su expresión estaba oculta por su cabello y estaba completamente imperceptible.

Sin embargo, aunque no estaba respondiendo, parecía que no estaba en silencio. Los oídos de Ryutaro y Shizuku captaron un débil sonido. Una pequeña voz que ni siquiera formó palabras. Kouki estaba bajando la cabeza mientras susurraba inaudiblemente.

“¿Kouki?”

“―――― Mentiras, imposible. Esto es extraño. Absolutamente, mal. Porque estoy en lo correcto. Fui lavado el cerebro. Yo, por el enemigo… a Shizuku… a Ryutaro… qué he hecho… aunque no debería ser así… aunque solo quiero actuar con rectitud… solo quiero ser un héroe… al igual que Jii-chan… eso, es todo… por qué algo como esto es… todo es robado… porque Shizuku y Kaori también fueron robadas por ese tipo… Ryutaro también es aliado de ese tipo…”

“O, oi. ¡Kouki!”

“Así es… esto es una trampa. Un plan asqueroso… ese tipo tramó esto… solo fui atrapado… no estoy equivocado. No estoy equivocado. Esto se debe a que ese tipo robó todo lo importante para mí. El malo es ese tipo. Si solo ese tipo no estuviera aquí, entonces todo irá bien. Aun así, Kaori, Shizuku, Ryutaro y Suzu también, todos, a ese tipo… esto es una traición. Fui traicionado. ¡Fui traicionado!, ¡Por todos ustedes!”

Kouki ignoró el llamado de Shizuku y Ryutaro y siguió susurrando hasta que de repente levantó la cara en un parpadeo con unos ojos peligrosos, viéndolos a ambos con una mirada llena de odio.

No, tal vez esa expresión, debería llamarse dolor en su lugar. El sentimiento de culpa y remordimiento, la inquietud de no poder volver más, impaciencia, desesperación, etc., la saturación de emociones negativas se estaba atacando a sí mismo, incluso él mismo ya no entendía qué debía hacer, era ese tipo de expresión. Kouki estaba en estado de pánico.

Su apariencia, era como un niño perdido.

Pero, la fuerza que poseía no era la de un niño de ninguna manera. Un grito repletó con mucho odio y dolor de Kouki resonó, al mismo tiempo su poder mágico que debería haberse agotado surgió con una fuerza increíble. El poder mágico se torció atronadoramente en espiral y atravesó el cielo.

Ese resplandor, era como si…

“¡Kouki!, ¡Para!, ¡Tú poder mágico ya debería haberse agotado!, ¡Hacer más que esto afectará tu vida!”

“¡Maldición!, ¡Qué demonios!, ¡Por qué su poder mágico se desborda así!, ¿Ya no se había ido…?”

“¡Debería haberse ido! Fue cortado junto con la línea que suministraba poder mágico a Kouki. ¡Incluso ahora no está absorbiendo el elemento mágico en el área para recuperarse!”

“¿¡Entonces por qué-!?”

“Algo como esto, porque se ha ido, ¡entonces él solo tiene que tomarlo de otra cosa!, ¡Quizás, su fuerza vital o su alma, está sacando poder mágico de ese tipo de cosas ahora mismo!, ¡Tarde o temprano, esto no terminará bien para él!”

“¡Maldito desgraciado!, ¡Kouki!, ¡Vuelve a tus sentidos!”

Sí, como si fuera el resplandor de la vida de Kouki.

Shizuku ciertamente había usado [Demolición Espiritual] para cortar el poder mágico y la línea de suministro que le proporcionaba un poder mágico infinito en el interior de Kouki. No había duda sobre eso. Y entonces, incluso con la [Recuperación Mágica de Alta Velocidad] que se recuperaba absorbiendo el elemento mágico del exterior, fue imposible el recuperarse tan radicalmente. En realidad, incluso mirando el flujo de poder mágico que Kouki lanzó, no pudieron ver ningún elemento mágico del entorno fluyendo hacia Kouki.

Que existiera tal poder mágico que no debería estar allí, significaba que Kouki estaba pagando algún tipo de compensación para traerlo a la fuerza desde algún lugar, tal pensamiento era válido. Y entonces, este método que normalmente era imposible no podía esperarse que fuera seguro ni nada. Si Kouki se quedara solo como estaba, indudablemente habría una compensación de la que Kouki no podría apartar sus ojos.

Frente a la tormenta de poder mágico que liberó una luz y presión escandalosas, Shizuku y Ryutaro se prepararon, se colocaron los brazos frente a la cara mientras llamaban a Kouki. Pero, Kouki seguía estando en un estado frenético, sus oídos no los escuchaban. Con odio y dolor en su expresión, era como si estuviera tratando de destruir la realidad ante sus ojos, no, era como si estuviera tratando de destruirse a sí mismo, el resplandor de su luz se fortalecía.

“… Cualquier cosa y todo ha terminado. Me pregunto, ¿por qué se ha vuelto así? Kaori está aquí, Shizuku está aquí, Ryutaro está aquí, Eri y Suzu también están aquí, junto con todos, superamos las dificultades… así es como debe ser, y sin embargo”.

El monólogo de Kouki con una llorosa expresión sonriente, resonaba con extrema claridad.

“Algo como esto no es lo que deseaba. Si todo se pierde, entonces… si no se puede recuperar nada, entonces… ¡entonces preferiría que todo se vaya, con esta mano!”

El suelo y los edificios en el área que fueron golpeados por el torrente de poder mágico se convirtieron en polvo y fueron aniquilados. En este momento, la luminosidad de poder mágico se convirtió en el resplandor de [Poder de los Cielos]. Al mismo tiempo, esa furiosa luz se enfocaba gradualmente y tomaba forma.

“… Oi, Shizuku. Yo me encargaré del [Poder de los Cielos]. Te dejaré a Kouki a ti”.

“¿Estás cuerdo? Ese [Poder de los Cielos] es mucho más peligroso que antes, ¿sabes? No podrás absorberlo incluso en [Modo Trent]… Vas a morir”.

Las palabras que Ryutaro murmuró mientras soportaba la tiranía de la luz con una expresión sombría, hicieron que Shizuku frunciera aún más el ceño. Pero, en contraste, Ryutaro estaba haciendo una sonrisa intrépida con sus labios.

“Je, no voy a morir aquí. De ninguna manera moriré por la mano de ese tipo. ¡No puedo morir aquí sin importar qué, es por eso que absolutamente no voy a morir!”

“Tú cerebro de musculo. No hay lógica ni nada en lo que acabas de decir… Pero, bien entonces. En este momento no es cuando se necesita lógica. ¡Golpea a ese irremediablemente desesperante idiota hasta que llore y se disculpe, está bien!”

“¡Ou-!”

Ryutaro saltó hacia adelante. Con una sonrisa feroz, apretó el puño tan duro como una roca llenó de la resolución de traer a su mejor amigo sin falta.

Justo después de eso, junto con un grito, un torrente de luz: el bombardeo de [Poder de los Cielos] salió disparado de la espada sagrada empujada hacia adelante y asaltó violentamente a los dos.

Pero, Ryutaro no vaciló. Más bien “¡VENGAAA!” lanzó un grito de guerra y se enfrentó al ataque desde el frente. Se cruzó de brazos y dio un paso adelante mientras mostraba por completo el rasgo del gran monstruo árbol.

Junto con un tremendo sonido de impacto, el bombardeo de [Poder de los Cielos] golpeó directamente a Ryutaro. Pero, Ryutaro no fue aniquilado. No fue despedido. Como una roca que bloqueó una corriente furiosa y cambió el flujo del agua, como un árbol grande e imponente que ni siquiera se sacudió contra una tormenta furiosa, siguió bloqueando la luz de devastación desde el frente y avanzó un paso, y luego un paso más adelante.

Al mirar esa figura inquebrantable, los ojos de Kouki se abrieron de par en par. Estaba convencido de que el [Poder de los Cielos] que había desatado en este momento tenía un mayor poder en comparación con todo hasta ahora. Sin embargo, a pesar de eso, Ryutaro lo bloqueó desde el frente. Como para decir que no huiría de Kouki, como para decir que no apartaría la vista.

El brillo negro rojizo de los ojos de su mejor amigo transformado que lo atravesó directamente entre el torrente de luz, hizo que la pierna de Kouki retrocediera inconscientemente. Esos ojos le decían: “Absolutamente estoy yendo allí. ¡No te dejaré huir sin importar qué!” más elocuentemente que nada.

De esa manera, Kouki, que estaba medio aturdido por la intensa voluntad de su mejor amigo, volvió a sus sentidos con un “hah”. Cuando se dio cuenta, se le acercó hasta que no quedó tanta distancia entre ellos.

“¡N, No vengas!, ¡No vengas aquí!, ¡Si te acercas más que eso, te mataré de verdad!, ¡Incluso si es Ryutaro, realmente voy a matarte!”

Kouki gritó con una expresión que iba a romper en llanto en cualquier momento en desorden. Al ver la figura de Ryutaro que se había acercado a él hasta la distancia donde incluso podía ver su rostro, el corazón de Kouki se inquietó aún más.

Sí, Ryutaro ya estaba herido en todo su cuerpo. No importa cuán grande sea el rasgo de absorber la luz del [Modo Trent], existía esta cosa llamada límite, en realidad, la luz de destrucción que no podía ser lidiada por la característica del trent estaba haciendo que sus brazos se desgarraran por todas partes, todo su cuerpo estaba mancha de sangre.

Pero, sin embargo, Ryutaro seguía sonriendo sin miedo. Y entonces, avanzó, un paso más.

“¡A, a, aaAAAAAAAAAH!”

Kouki gritó. Incluso él mismo no entendía exactamente lo que estaba haciendo. Simplemente estaba repitiendo “no debería ser así” en su corazón mientras ejercía su fuerza para negar la realidad ante sus ojos.

La masa de [Poder de los Cielos] que se formó por completo era un gigante que incluso podría salir en leyendas. El gigante de luz sostuvo su gran brazo en alto y apretó el puño. Y entonces, la luz explotó con el grito de Kouki como señal, y así el puño se balanceó hacia Ryutaro como una estrella.

¡¡¡DOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO-!!!

Un sonido atronador resonó. El suelo se abría de golpe con el lugar donde estaba Ryutaro como centro, todo fue barrido de forma radial.

“A, aa…”

Kouki gimió. Mientras estaba aturdido, estaba convencido en un rincón de su mente. En este momento, había matado a su mejor amigo con su propia mano. El corazón de Kouki estaba crujiendo. Sus ojos perdieron el foco, pensamientos sin sentido estaban corriendo por su cabeza.

De esa manera, la mente de Kouki casi se derrumbaba, en ese momento:

“Yoo, mejor amigo. Qué, patética cara de mierda, estás haciendo”.

“¿Eh?”

El polvo fue arrastrado por el viento.

Allí Ryutaro estaba de pie. Él estaba vivo. No solo eso, mientras sonreía ferozmente, estaba deteniendo el golpe aplastante del gigante con ambos brazos levantados. Su cuerpo, que era como un retorcido árbol marrón negruzco, tenía grietas por todas partes, la sangre brotaba de todo su cuerpo andrajoso, pero la fuerza que residía en esos ojos no se debilitaba ni por un momento.

“¿Ryu, Ryutaro? Ta, tal cosa, por qué, esto debería ser imposible de bloquear…”

“Estúpido… idiota. Un puño como este… sin ningún espíritu… no va a funcionar en mí… Hey, Kouki. Tú… simplemente no puedes matarme. ¿Entiendes… por qué, eh?”

“¿U, e?”

“Veras. Eso es porque, el yo actual… es invencible. Desde el momento en que decidí, que traeré de vuelta a mi estúpido mejor amigo idiota… Soy invencible. Por eso, tú… no podrás matarme. Hasta que te traiga de vuelta… absolutamente… no moriré ni nada…”

“U, a… po, por qué estás, yendo tan lejos…”

Las heroicas palabras y figura de su mejor amigo causaron que la voz de Kouki quedara atrapada en su garganta.

Enfrentando a tal Kouki, Ryutaro sonrió ampliamente con heridas en todo el cuerpo y formó sus palabras.

“Algo así, es obvio, ¿no? Si tu amigo tomó el camino equivocado… golpearlo y detenerlo… es el papel de un mejor amigo… ¿no es así?”

“Porque, un mejor, amigo…”

“Ou… Pero, bueno, por esta vez, ese papel, se lo dejaré a ella. Es patético, pero, mi puño… no parece… llegará”.

“¿Eh?”

Al escuchar las palabras de Ryutaro, Kouki se sorprendió por un momento. Delante de su mirada, bajo el puño aplastante del gigante que Ryutaro bloqueó, una sombra negra se precipitaba a través. Con su característica cola de caballo revoloteando, y una mirada digna que lo veía directamente, era la chica quien era su amiga de la infancia.

“――[Demolición Espiritual!”

“¿¡――!?”

El corte invisible cortó el poder mágico dentro de Kouki una vez más.

El gigante de [Poder de los Cielos] se dividió en dos y su parte superior se deslizó en diagonal mientras se dispersaba. Por debajo, Ryutaro se derrumbó con toda su fuerza agotada. Ante los ojos de Kouki había una figura inmóvil en una postura de desenvaine que lo miraba con unos ojos que parecían piedra de obsidiana. Mientras todo eso se reflejó en su vista, Kouki cayó hacia atrás por el impacto del corte.

Y entonces, Kouki, que vio cómo la intención de atacar no desapareció de la mirada de Shizuku, incluso después de que oscilo su katana negra, “Ah, entonces esta es mi retribución…” con un sentimiento extrañamente tranquilo, se preparó para aceptar la espada de su amiga de la infancia.

Pero, entonces resonó una voz. Una digna voz familiar.

“¡Apreta los dientes-!, ¡Tú gran idiota!”

“¿¡!?, ¿¡Guah!?”

“¡Dogo-!” con un fuerte sonido, se transmitió un impacto severo a la mejilla de Kouki. La fuerza que resonó hasta el centro de su cabeza voló su conciencia por un momento. Su vista que regresó inmediatamente después de eso también parpadeaba en blanco y negro. La fuerza, naturalmente, dejó sus brazos y piernas por la conmoción cerebral.

El cielo era visible en su visión distorsionada. Kouki comprendía vagamente que se había caído.

Justo después de eso, el siguiente impacto vino de su mejilla opuesta. Su cabeza fue volteada por una fuerza que podría arrancarle el cuello. Justo cuando pensaba eso, al momento siguiente su cabeza se giró al otro lado nuevamente junto con un impacto. Y luego otro impacto más, impacto, impacto… La cabeza de Kouki se movía de izquierda a derecha a gran velocidad como si fueran un juguete roto.

“¡Este es por todos los problemas que me has causado!, ¡Este es por todas las cosas problemáticas que me empujaste!, ¡Este es por desperdiciar los seguimientos que hice por ti!, ¡Este es por no escuchar seriamente mis regaños!, ¡Este es por varias otras cosas, pero de todos modos esto es por mí!, ¡Este también es por esto y por aquello y por lo otro y también por mí!”

“¡Buh!, ¡Beh!, ¡Boh!, ¡Bah!, ¡Goh!, ¡Hih!, ¡Gih!, ¡Gee!, ¡Oboh!, ¡Abeshih!, ¿¡Buberah!?”

“¡¡ORA ORA ORA ORA ORA ORA ORA ORA ORA-!!”, con una fuerza que hizo que cualquiera que viera esta escena sintiera como si escuchara eso, Shizuku estaba hablando seriamente sobre su parte de retribución mientras no daba una doble bofetada, pero sí un doble golpe en la cara de Kouki. Los objetos blancos que brillaban en el aire seguramente era los dientes de Kouki.

“Shi, Shizu-, esp――”

“¡No esperaré, no dejaré de golpear hasta que estés llorando y disculpándote!, ¡Mi reserva de paciencia ya se ha agotado por completo, no más jugar alrededor!, ¡Cuánto tiempo más vas a hacer un berrinche!, ¡Porque todo no va como quieres, te pones de mal humor y quieres romperlo todo!, ¡Lanzaste ese berrinche a tus alrededores!, ¡Este maldito mocoso!, ¡Ya no voy a escuchar lo que digas!, ¡Le enseñaré a este idiota con el que no se puede hablar usando una paliza!, ¡Prepárate!”

El grito enojado de Shizuku resonó en el sitio de guerra de la ciudad en ruinas. Estaba sentada a horcajadas sobre Kouki, que estaba acostada boca arriba y golpeaba sin piedad repetidamente con sus puños izquierdo y derecho.

“Shi, Shizu-, gahah”.

“¿No debería ser así?, ¡Eso es obvio!, ¡No hay nadie que viva con todo yendo como quieren!, ¡Todos, apretaron los dientes, levantaron la cabeza, dirán ‘aun así’ y luego hicieron lo mejor que pudieron!, ¡Huyendo de la realidad frente a tus ojos, sin siquiera tratar de luchar, no hay forma de que puedas obtener el futuro que deseas de esa manera! Tú, hasta el final, solo eres un mocoso mimado. Alejas tus ojos de cualquier cosa inconveniente, solo te devanas la cabeza por excusas, y si eso todavía no es suficiente, pensarás que es por culpa de otras personas…”

Antes de que se diera cuenta, los puños de Shizuku perdieron su ímpetu, a cambio agarraron fuertemente el cuello de Kouki.

“¿Cualquier cosa y todo ha terminado, dijiste? No te metas conmigo. Si crees que puedes terminar todo por ti mismo, entonces es un gran error. Crees que voy a dejarte morir fácilmente así. Si no vas a entender, no importa cuántas veces lo haya dicho, entonces te haré entender a la fuerza. Incluso si tengo que atarte el cuello con una cuerda, te arrastraré de vuelta. ¡Después de eso, cada vez que hagas una estupidez te golpearé!”

“Shizu, ku…”

“Si todavía tienes ganas de hablar de manera impertinente, te golpearé hasta que no puedas hablar”, los ojos destellando justo frente a él le dijeron eso. La sangre ya estaba goteando de la boca y nariz de Kouki, su cara hinchada parecía la de un goblin, Kouki, que se volvió a un estado tan horrible, abrió la boca con una voz que sonó como un gemido.

“N, No, elegiste Nagumo…”

“Así es. El que me gusta es Hajime. No eres tú. ¿Y qué?”

“… ¿Por qué… no te estás rindiendo… con alguien como yo… aunque hice cosas horribles?… ¿por qué?…”

A pesar de que ella debería haber elegido a Hajime, a pesar de que él había molestado a muchas personas, a pesar de que le había hecho algo horrible a su importante mejor amigo y amiga de la infancia, ¿por qué no lo abandonaron?, a Kouki, que la miró incapaz de ocultar ese desconcierto, la expresión de ira finalmente desapareció de la cara de Shizuku y apareció una sonrisa preocupada.

“¿No es obvio? Porque eres mi amigo de la infancia. Hemos estado juntos todo este tiempo desde la infancia, para mí eres lo mismo que una importante familia, por eso. Familia, absolutamente no abandonará a la familia. Bueno, aunque quiero evitar tener un hermano pequeño molesto como este”.

Ella no podía abandonarlo porque era como una importante familia. No importa la estupidez que hiciera, no será abandonado, eso era porque son familia. Así, dentro de Kouki, a quien le dijeron eso junto con una sonrisa, algo cayó con fuerza.

Por el bien del mundo, por el bien de las personas cuyo rostro no conocía, porque era un héroe, porque tenía que ser justo, todas las cosas con las que estaba obsesionado hasta ahora parecían pequeñas.

Solo, porque eran familia, porque eran mejores amigos, dijeron eso y adquirieron una fuerza incomparable a la de antes, vinieron persiguiéndolo hasta un lugar peligroso como estos Precintos Sagrados a pesar de que él era el traidor, a pesar de que podrían morir, simplemente se rieron y le impidieron correr salvajemente.

… A pesar de que esas deberían ser razones insignificantes, solo por qué se sentían tan grandes para él. ¿Por qué se sentían tan poderosas?

Las lágrimas caían de los ojos de Kouki en grandes gotas. Su patético ser del que finalmente se dio cuenta desde el fondo de su corazón, y los amigos de la infancia que todavía extendieron su mano y arriesgaron su vida hasta el final, incluso por alguien así, causaron una emoción que era indescriptible y empalagosa, pero que de ninguna manera se sintió desagradable brotara dentro de sí mismo.

“Lo, siento… Realmente, lo siento… yo, algo así… aa, yo, ¿qué he…?”

“Estás llorando mientras te disculpas, ¿eh? Este gran idiota”.

Después de un sentimiento indescriptible hacia sus amigos de la infancia, una tremenda emoción de culpa y remordimiento surgió a continuación. Para Kouki, que estaba obsesionado con lo correcto hasta ahora, lo que había hecho era lo más bajo y lo peor. En la medida en que pensó que debería arrepentirse de eso con la muerte.

Pero, ese pensamiento era algo que haría que el acto de sus amigos de la infancia que arriesgaron su vida fuera algo sin valor, y entonces, al final, ese pensamiento fue:

“No corras, Kouki. Vive, lucha. No perdonaremos ningún camino que no sea ese”.

La muerte fue solo un escape. Incluso si fue difícil, incluso si perdió su lugar a pertenecer, incluso si fue maldecido y menospreciado por cualquiera, tuvo que seguir viviendo. Esa fue exactamente su expiación, una pelea que Kouki tuvo que hacer. En lugar de todo su miserable escape hasta ahora, tuvo que seguir viviendo y luchando a partir de ahora.

Kouki lloró mientras se mordía el labio ante la mirada directa de su amiga de la infancia. Como si el sentimiento de sus amigos de la infancia estuviera grabado en su alma. Como si estuviera decidido a separarse del él de antes de esto.

“… Shizu, ku. Yo… no debo morir. Viviré, esta vez por seguro, tengo que pelear. No contra nadie más, sino contra mí mismo”.

“Sí, eso es correcto. Es por eso que, llora ahora, después de eso párate y haz tu mejor esfuerzo. Si te equivocas, te golpearé hasta que llores una vez más”.

Al escuchar lo que dijo Shizuku, Kouki mostró una expresión complicada que parecía agitada y patética, pero también un poco feliz donde no podía decir nada. Y entonces, dirigió sus ojos rojos a Shizuku, que soltó su collar y se apartó de encima de él. Esos ojos tenían un color claro como si un espíritu maligno lo hubiera abandonado.

“… No hay, necesidad de eso. Porque, voy a cambiar. Juro que voy a cambiar. En la medida en que una amiga de la infancia de la misma edad que yo no pueda tratarme como un ‘hermano pequeño’”.

“¿Es así? Bueno, incluso si te vuelves así, no te trataré como a un hombre, ¿sabes?”

“Uu-, no levantes un perímetro defensivo así… ¿es tanto así lo que te gusta de Nagumo?”

“Sí, lo amo. Estoy profundamente enamorada de él. Es molesto que no pueda monopolizarlo, pero incluso así lo compartiré pacíficamente. Sobre las dificultades de ese lado, si se trata de él, lo soportará fácilmente”.

“No hables con cariño de otro hombre frente a tu herido hermano menor así…”

Kouki sonrió con ironía. Había mucha frustración en esa mirada, pero no parecía perturbado por los celos. Porque en su corazón tenía un entendimiento. Justo lo que atrajo a Shizuku de Hajime. Que ese algo era exactamente la diferencia entre él y Hajime, posiblemente incluso la diferencia entre él con Shizuku y Ryutaro, era la razón de su derrota, finalmente lo entendió.

“… Ustedes dos, ¿se están olvidando de mí?”

Mientras Kouki sentía frustración y se auto-reprochaba su infantilismo de hasta ahora y se resolvió a cambiar por su expiación, Ryutaro se arrastró y se acercó a su lugar antes de soltar una voz de disgusto.

“Ara, Ryutaro. Realmente puedes moverte incluso con ese estado andrajoso, ¿no?”

“Porque ya acabo de beber el Yunke— especial de Nagumo. Apenas me puedo mover”. (TI: Yunker Royal C, una bebida en Japón) (Ex: Si recuerdan había un comerciante con el cual viajaron a 『Fuhren』 desde el pueblo Brook el cual se llamaba Motto Yunker (Más Yunker), pues Hajime menciono que tenía nombre a esa bebida y esto de ahora igualmente es una parodia a eso)

Kouki dirigió su mirada a Ryutaro que estaba respondiendo mientras agitaba un tubo de ensayo. Miró directamente a su mejor amigo que estaba herido por su culpa, al hombre que seguía llamándolo “mejor amigo” de principio a fin.

“Ryutaro… lo siento”.

No debe bajar la cabeza. Si bajaba la cabeza, quitaría la mirada de Ryutaro. Porque había decidido que no apartaría sus ojos de ninguna verdad o realidad por segunda vez, no podía hacer eso.

Ryutaro que recibió esos ojos de Kouki le devolvió una mirada tranquila después de una pequeña pausa. Y luego, un segundo después, sonrió ampliamente y solo dijo una palabra:

“Ou”.

Como para decir que palabras excesivas no eran necesarias, respondió solo con eso. La respuesta que fue como Ryutaro hizo que Kouki sonriera un poco. Entre los dos, solo eso fue suficiente.

Pero, en ese momento, una voz resonó de repente.

“Que, es esto…”

Shizuku volvió a sus sentidos con un “hah” y rápidamente se volteó con la katana negra en la mano. Ryutaro también trató de prepararse de alguna manera, pero su daño fue demasiado severo, además de que su [Transformación de Demonio del Sexto Cielo] también ya había sido liberada, por lo que no podía ponerse de pie.

Y entonces, Kouki, que estaba en el mismo estado de no poder ponerse de pie, llamó el nombre de la dueña de esa voz.

“Eri…”

Con heridas en todo el cuerpo, Eri estaba flotando en el aire con sus parpadeantes alas grises aleteando. Estaba mirando a Kouki y a los otros aturdida.

Suzu también la persiguió por detrás. Shizuku desvió su mirada de Eri por un instante y se encontró con los ojos de Suzu. Estaban felices la una por la otra porque estaban a salvo, y luego, al momento siguiente, vieron a Eri con expresiones llenas de tensión.

Eri ni siquiera se dio cuenta de Suzu, estaba soltando una voz quebrada.

“Heey, ¿por qué, la atmósfera es así de cálida? Heey, Kouki-kun. Esos tipos son el enemigo, ¿sabes? Siguieron al detestable, al odioso enemigo que robó cada una de las cosas importantes de Kouki-kun, son traidores ¿sabes?, ¿por qué estás hablando con ellos pacíficamente, me pregunto?, ¿por qué, me pregunto? Heey, ¿por qué?”

Mientras inclinaba la cabeza como un juguete roto, Eri habló con una mirada vacía y ojos desenfocados. Sus cuatro extremidades se rompieron y torcieron en la dirección incorrecta, por lo que parecía una marioneta creada por una mala artesanía.

“Eri… lo siento. Ya no puedo luchar contra Shizuku, Ryutaro o Suzu. Todo este tiempo he estado confundiendo al enemigo con el que debería luchar”.

“… ¿Qué hay con eso?”

La cabeza de Eri se inclinó hacia un lado y permaneció inmóvil. El ángulo de su cabeza les hizo alucinar que el hueso de su cuello se había roto. Eri contempló el aire vacío y abrió la boca con locura llenando su voz.

“¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?, ¿Qué hay con eso?”

“E, Eri, escúchame-. S, Soy un estúpido idiota que no entiendo nada, pero en este momento hay una cosa que sí entiendo, que seguramente lastimé a Eri. Por eso, tal vez pienses que es demasiado tarde en este momento, pero-, solo una vez más, hablemos-”

Eri repitió las mismas palabras como un disco rayado. Kouki, quien la llamó por reflejo una vez más, hizo que los ojos de Eri vieran del aire vacío a Kouki en un instante. Y entonces, lo miró por un momento con una cara inexpresiva como una máscara noh.

El aire estaba muy tenso, lo quisieran o no. Kouki no desvió la mirada. Sus palabras eran torpes, dentro de su corazón no entendía nada, no comprendía lo que debía hacer y no todo salió bien incluso para él, pero aun así pensó que tenía que ver a Eri correctamente.

Pero, esa mirada directa viéndola desesperadamente parecía tener el efecto contrario haciendo que algo dentro de Eri no pudiera aceptarlo.

La fuerza de repente abandonó el cuerpo de Eri. Y entonces, hizo una dulce sonrisa que parecía la más humana de todo hasta ahora. Esa era una misteriosa cara sonriente, donde se mezclaban resignación y desprecio, cinismo y exasperación…”

Así, una sola palabra, su última palabra resonó en este mundo.

“Mentiroso”.

“¿Eh?”

Kouki trató de preguntar de vuelta.

Pero, antes de que pudiera dejar salir ninguna palabra, una luz intensa surgió del pecho de Eri.

“E, Eso es, Eri, tú…”

Shizuku, que vio a través de cuál era la fuente de luz, levantó la voz en estado de shock.

Esa cosa que emitía una luz intensa desde el pecho de Eri. Una vez, cuando Kouki y compañía fueron arrinconados en el 『Gran Laberinto Orcus』, para salvarlos, Meld Logins intentó usar esa herramienta mágica para una autodestrucción, {Última Lealtad}.

Pero, la luz que emitió Eri era incomparable con la de ese momento. Obviamente estaba dejando salir un poder fortalecido. Era obvio que estaba ocultando un poder de clase artefacto. Lo más probable es que fue una {Última Lealtad} que robó de entre los caballeros de la clase líder que convirtió en cadáveres soldados bestia, luego lo reforzó con algún tipo de método y lo convirtió en algo de clase artefacto.

Su poder destructivo era insondable. Y, además, su velocidad de activación también fue incomparable con la {Última Lealtad} original.

Las palabras de Shizuku fueron cortadas. Porque una explosión que borró incluso el sonido devastó el área junto con la luz.

El torrente de luz teñía todo de blanco. Un silencio que hizo que cualquiera alucinara si el mundo había desaparecido estaba envolviendo a todos.

Shizuku, Kouki, Ryutaro, todos inmediatamente se cubrieron la cara con las manos. Y luego, al levantar las manos así, notaron que podían reconocer que el mundo estaba teñido de blanco y silencio. Al mismo tiempo, vieron una sombra que se extendía hacia ellos.

Esa era la sombra de la protectora en la que podían confiar. La Maestra de Barreras que había protegido a sus camaradas muchas veces hasta ahora. La chica estaba parada en el camino del torrente de luz sin siquiera dar un paso atrás, dos abanicos de hierro se prepararon como un escudo. También estaba la sombra de Inaba aferrándose a esa espalda como si la apoyara.

Ninguna voz podía llegar. Pero, Shizuku, Kouki, y también Ryutaro oraron de todo corazón. Por que no podían hacer nada más que eso, rezaron para que al menos su oración llegara, convirtiéndose en su fuerza.

Suzu se sintió como si asintiera un poco.

En poco tiempo, incluso su figura fue enterrada en la luz y no era visible.

Suzu estaba en un espacio misterioso.

Justo después de que asintió sintiendo como si estuviera escuchando la voz de Shizuku y el resto, cuando lo notó ya estaba en este espacio en blanco. No había luz ni impacto en este espacio realmente profundo.

En tal lugar misterioso, solo había una persona además de Suzu.

“Eri…”

“… Suzu”.

Las dos se enfrentaron a cierta distancia entre sí. Se miraron la una a la otra por un momento sin decir palabras. La que abrió la boca primero fue Eri.

“Qué lugar tan extraño. ¿Es esta una linterna giratoria que se ve antes de la muerte?… es un poco diferente, supongo. O una experiencia cercana a la muerte… aunque ya morí, así que supongo que realmente no es eso”.

“Entonces, Suzu también murió tal vez. Aunque Suzu pensó que Suzu logró defenderse hasta el final”.

“¿Quién sabe? Aunque, si es posible, quiero llevarte conmigo”.

“Suzu quiere vivir. Suzu también quiere que Shizuku, y Kouki-kun también, igualmente que Ryutaro-kun vivan también… Suzu también quiere que Eri viva”.

Las palabras de Suzu hicieron que Eri resoplara como si se burlara de ella.

“Hmph. Después de enviarme a volar sin piedad así, todavía puedes decir tan descaradamente eso”.

“Jajaja. Si”.

Eri se disgustó al ver a Suzu, que sonreía con ironía. Y luego, sin ocultar ese disgusto, abrió aún más la boca.

“De alguna manera siento que no estaremos en este mundo por mucho tiempo, por eso diré esto ahora mismo. Suzu es realmente asquerosa”.

“… Hee. ¿Por ejemplo?”

“Veamos. Como cuando siempre te reías tontamente. O incluso cuando hablaban a tus espaldas, aún te reías como se esperaba. O el cómo tu interior es el de un viejo pervertido. Cómo dijiste cosas desagradables como querer convertirnos en amigas, incluso cuando estábamos en medio de matarnos. No continuará si sigo mostrando otros ejemplos, pero lo más asqueroso es que, incluso cuando ya estás en esta edad, todavía te llamas con tu propio nombre. No, de verdad, eres insoportable sabes”.

La frente de Suzu se retorcía con una vena visiblemente sobresaliendo en la superficie. Y entonces, aun sonriendo, contraatacó.

“Suzu entieeendee. Pero, Eri también es mayormente asquerosa, ¿no?”

“¿Haa?”

“Siempre tenías una sonrisa amistosa mientras estabas detrás. Incluso cuando hablaban a tus espaldas solo sonreías como se esperaba. Tu interior es solo el de alguien taciturno. Usas lentes y actúas reservada como un miembro del comité de la biblioteca, intentaste encajar demasiado con ese cliché. Además, Suzu no quiere que digas nada sobre cómo se llama a sí misma. Solo que pasa con tu ‘boku’. Ver a una chica con gafas ponerse demasiado nerviosa llamándose a sí misma ‘boku’ como un miembro del comité de la biblioteca es simplemente doloroso. Es más, [soy la heroína] dijiste. Pupu-, necesitas graduarte de ser una chuuni”.

La frente de Eri se retorcía con una vena visiblemente sobresaliendo en la superficie. Y entonces, aun sonriendo, contraatacó.

“¿Chuuni? No quiero que me llame así una dolorosa chica que dice algo como [Onee-samaa] en el mundo real sabeees. Geez Suzu, tienes inclinación por el yuri, ¿verdad? He sentido el peligro a mi cuerpo varias veces antes. Qué increíble pervertida. Realmente asqueroso”.

“Ajaja, algo así todavía está en el rango de bromas, ¿verdad? No quiero ser tratada como una pervertida por una mujer malentendida que se quedó colgaba de su primer amor y se apresuró a toda velocidad hacia la colina. Ver eso es realmente increíblemente doloroso, ¿sabes? Realmente asqueroso”.

“…”

“…”

““¿AAaa?””

Ambas se arrojaban violencia verbal entre sí con expresiones violentas que no se parecían a las de belleza chicas de secundaria. Después de eso, por un momento, un lenguaje abusivo que haría que cualquiera quisiera cubrirse los ojos voló de un lado a otro entre ambas.

De esa forma, tal vez incapaces de continuar respirando, los dos estaban “Haa haa” con los hombros agitándose, alrededor de ese momento el espacio en blanco de repente comenzó a agrietarse.

“Hmph, parece que este mundo finalmente está terminando”.

“…”

Suzu no pudo responderle a Eri que estaba haciendo una expresión renovada. Con las manos sobre las rodillas, estaba mirando abajo mientras ocultaba su cara. Pero, no podía ocultar las cosas que caían al suelo.

“… ¿Qué, estás llorando? Estúpida”:

“C, Cállate, ya. El que dice, idiota, es el idiota…”

Suzu contuvo sus sollozos mientras limpiaba bruscamente las gotas desbordantes. Adivinando que se acercaba la verdadera despedida, no pudo retener lo que estaba brotando en su corazón.

“… Dije algo así justo ahora, pero, tal vez, Suzu y los otros aún no han muerto. La que se va soy yo (boku)… solo yo (watashi)”. (TI: Eri de repente cambió la forma en que se llamaba)

“¿E, ri?”

La forma en que se llamó a sí misma que cambió repentinamente, no, que volvió a la normalidad, hizo que Suzu levantara su rostro aun llorando. Delante de su mirada, Eri, que todavía estaba desviando su rostro, estaba haciendo una expresión deliberadamente disgustada.

“Suzu también entiende de alguna manera ¿verdad? A pesar de eso, ¿por qué lloras así?”

“Eso, es”.

“… Realmente qué idiota. Solo porque te sientes arrepentida, por este tipo de traidor, está mala mujer basura”.

El mundo blanco se estaba dispersando notablemente desde el borde.

“A estas alturas estabas diciendo ‘querer estar juntas’ o ‘proteger’, pensé si realmente estabas apuntando a eso”.

“Eri, Suzu es…”

“Vamos, eso es asqueroso, así que cambia la forma en que te llamas a ti misma”.

“Uu, Eri…”

Un colapso separó a las dos. Casi todo se había dispersado en su mayoría, excepto el punto de apoyo de ambas. En medio de eso, las palabras de Eri que sonaron como un monólogo resonaron.

“… En ese momento, si a la que conocí en ese puente era Suzu… ¿qué hubiera pasado, me pregunto? Para mí peeensar en algo así, sip, soy la idiota más grande”.

“Eri, Suzu es――¡Me alegra ser la mejor amiga de Eri!, ¡Incluso si eso fue falso, incluso si estaba distorsionado!, ¡Fue divertido! YO-”

El punto de apoyo se dispersó. El cuerpo de ambas también se estaba convirtiendo en arena y desaparecían como arrastradas por el viento.

Eri, que estaba mirando a un lado, volvió la cara hacia la Suzu gritando. Su expresión se veía inexpresiva, pero en algún lugar también parecía estar llena de una atmósfera de alivio.

Y entonces, las verdaderas últimas palabras de la chica llamada Nakamura Eri solo llegaron a la chica llamada Taniguchi Suzu, que una vez fue su mejor amiga, quien, por casualidad, incluso podría ser su mejor amiga inclusive ahora.

“… Bye bye. El tiempo cuando estaba con Suzu, me sentí a gusto, solo por un poco”.

“――”

El grito de Suzu fue tragado por el mundo que se desvanecía y no se volvió sonido.

Aun así, por la expresión que Eri le mostró a Suzu en el último momento, creía que seguramente la había alcanzado.

“drip, drip”, tal sentimiento acarició sus mejillas.

Aparte de lo que estaba detrás de Suzu, todo se convirtió en polvo en esta ciudad en ruinas. Se oyó un sollozo.

Los {Abanicos Dobles de Hierro} que Suzu sostenía con ambas manos se desmoronaron en pedazos como para decir que habían terminado su papel y cayeron al suelo. La propia Suzu también se sentó en el suelo con un cuerpo lleno de heridas, pero Shizuku y los otros que estaban completamente protegidos detrás de ella no la llamaron preocupados.

Shizuku y los otros no sabían sobre el misterioso fenómeno que experimentó Suzu. Aun así, pudieron adivinar que las lágrimas que Suzu dejó escapar fueron sus sentimientos por su importante amiga. Así de dolorida y sagrada se veía su figura.

En poco tiempo, como para decir que ya había llorado lo suficiente, Suzu se limpió los ojos rápidamente, y luego, con esos brillantes ojos rojos y claros, endureció su cuerpo y se puso de pie. Y entonces, se volvió hacia Shizuku y los otros con un giro enérgico.

“Ahora, Shizuku, Kouki-kun, Ryutaro-kun. ¡Avancemos por delante!”

Una inocente sonrisa. Justo como solía ser. Esa sonrisa que protegía a sus camaradas en un significado diferente al de una barrera, en este momento parecía un poco adulta. En comparación con cuando estaban en Japón, en comparación con cuando animó a todos en el laberinto, parecía mucho más encantadora.

La fuente de vivacidad que fue abrumadoramente efectiva hizo que Shizuku y los otros aflojaran naturalmente sus mejillas. Aunque solo Kouki estaba haciendo una expresión complicada.

Sucedió algo, él no preguntó eso. Porque seguramente eso era algo que estaba almacenado dentro del corazón de Suzu, inclusive dentro de su caja del tesoro. Preguntarle a la fuerza sería un acto grosero.

“¡Yossha!, ¡Vamos a perseguir a esos tipos y ayudémosles con esto y aquello!”

“Incluso si dices eso, Ryutaro y yo no podemos movernos correctamente sin embargo…”

“Además, la torre del reloj también fue destruida, ¿sabes? No parece que haya otra entrada que pueda conectar los espacios”.

Shizuku volvió su mirada hacia el lugar donde estaba la torre del reloj. Allí, no pudo encontrar la onda que conectaba el espacio.

“Ah, ahora que lo mencionas, la ciudad en ruinas de este espacio no está sola en este lugar, escuché esa historia antes”.

“¡Entonces, busquemos otra ciudad! Las tablas voladoras están bastante dañadas, pero creo que, si usamos todos los trucos del libro, todavía se pueden usar por un tiempo. ¡Seguramente podemos encontrar otra ciudad si es por el cielo!”

“Supongo que esta eso. De todos modos, Kouki y Ryutaro, ustedes dos tienen que recuperarse rápidamente. Haré que ambos tomen medicinas curativas hasta que sus estómagos se hinchen como globos”.

Kouki y Ryutaro miraron las bebidas de recuperación alineadas frente a sus ojos con ojos renuentes, aun así, las vertieron por su garganta de alguna manera y sus cuerpos sanaron con la combinación de su propia fuerza de recuperación.

Así después de descansar un rato, sacaron sus tablas voladoras y volaron hacia el cielo. Kouki viajaba junto con Ryutaro en su tabla voladora.

Suzu, que se elevó hacia el cielo a la cabeza, volteó para dar la vuelta y vio hacia abajo a la ciudad en ruinas con una expresión un poco solitaria. Sin embargo, eso también fue solo por un instante. Inmediatamente hizo una fuerte sonrisa vivaz y levantó la voz.

“Ahora, todos, ¡sigan después de mí!”

“Geez, Suzu”.

“Jaja, esta es la Suzu que conocemos”.

“No somos rivales para Suzu eh”.

De esa forma, Suzu, Shizuku, Ryutaro y Kouki, los cuatro con el fin de perseguir a Hajime y las chicas, buscaron otra ciudad en ruinas y volaron por el de otro mundo.


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s