Alaben‌‌ ‌‌al‌‌ ‌‌Rey:‌‌ ‌‌Capítulo‌‌ ‌‌141


-La brecha entre los dos es demasiado grande-

La formación del ejército de la Ciudad Chambord se parecía más a una celebración festiva que no tenía nada que ver con la guerra.

Después de que los 22 soldados fuertemente armados finalmente usaron todas sus fuerzas y se arrastraron a la formación en la costa norte, con una ola de crujientes pezuñas, seis carruajes magníficamente decorados se abrieron paso lentamente sobre el puente de piedra, cada uno de ellos llevado por cuatro grandes caballos, hermosas señoritas sentadas arriba. Su risa y belleza hicieron cosquillas en el corazón de los soldados del ejército de la Alianza. Al mirar sus caras de ángel, innumerables soldados del otro lado comenzaron a babear, y de repente se llenaron de coraje para luchar.

“Ese tonto rey, incluso sacó su harén. ¿Esto es pelear o hacer turismo?”

Los reyes del ejército de la Alianza se quedaron un poco atónitos. Han dicho que el rey Alexander de la Ciudad Chambord era un gran idiota, pero ¿no volvió a ser normal después? Al ver la situación ahora, si él no es un maldito, ¿quién más sería tan estúpido como para sacar a sus esposas? Esto era básicamente un tabú militar, y básicamente estaba pidiendo la muerte.

Todos los reyes del ejército de la Alianza se volvieron muy optimistas sobre la próxima batalla.

Pero lo que los hizo aún más estupefactos fue que lo que siguió fue aún más exagerado. Después de que esos 6 carruajes se unieron a la formación, inmediatamente detrás había en realidad un centenar de niños pequeños de alrededor de diez años. Se rieron y conversaron mientras seguían detrás del carruaje, trayendo a algunos guardias que los protegían a un lado. Se alinearon y se pararon en una pequeña colina detrás de la formación la Ciudad Chambord, y todos estiraron el cuello y miraron con curiosidad al ejército enemigo.

“¿En qué está pensando realmente ese rey retrasado?”

Casi todos los reyes se sintieron desmayados.

Justo cuando se sentían muy perplejos, finalmente apareció el protagonista principal que todos esperaban. Vieron la formación de la Ciudad Chambord abrir un camino de dos metros de ancho en el medio, y luego un joven de cabello negro con una túnica blanca, con una postura indescriptible, entrepierna montando un “caballo” negro fuerte y corpulento, lentamente apareciendo desde el puente de piedra. A lo largo del camino abierto por los soldados, llegó al frente.

La aparición de Fei atrajo con éxito la atención de los líderes aliados opuestos.

“¿Es este idiota el rey de la Ciudad Chambord?” Casi todos los reyes compararon instantáneamente su propia imagen heroica con esta joven frente a ellos, y después de un cuarto de segundo inmediatamente llegaron a una conclusión sorprendentemente consistente. “Aunque este tipo tiene buen aspecto y temperamento, pero desde la perspectiva de la formación de batalla de la Ciudad Chambord, este Rey Alexander es claramente un campesino… No, llamarlo campesino es demasiado ligero. ¡Deben usar el nombre que fue aceptado previamente por todo el imperio––  retrasado! Dado que ese es el caso, entonces, ¿cómo puede compararse un retrasado con el poderoso yo? Sí, es solo que esa gran negra va-*… quiero decir, el caballo se ve bastante poderoso. ¡Debería ser una especie mutada, su aspecto poderoso se adapta al poderoso yo!”

NT: En ingles decia co- y no se que se refiere, cow-vaca? 

¡Arf arf arf!

Como si sintiera la atención no deseada proyectada por los reyes del ejército de la Alianza, [Tornado Negro] ladró y emitió la advertencia más severa.

Puff ~

Al otro lado de Chambord, casi dos mil personas invariablemente se rocían agua en la boca. Algunos reyes que estaban “severamente” conmocionados incluso casi se cayeron de su caballo. Oh dios, eso… ¿es realmente un perro? ¿Cómo puede haber un perro tan grande? Los reyes montados en los caballos estaban ocupados secándose los ojos, y los dos mil soldados también comenzaron a charlar increíblemente. Ese gran rey idiota de la Ciudad Chambord está demasiado loco, en realidad montó un perro grande y salió… El gusto es realmente… único…

[Tornado Negro] se sintió bastante satisfecho con el pequeño caos que causó, por lo que “arf arf arf” ladró unas cuantas veces más.

Y después de eso, incluso las personas con el reflejo más lento finalmente pudieron confirmar: el Rey de la Ciudad Chambord estaba montando un perro.

Y al mismo tiempo, los ojos de Fei también estaban rojos mientras babeaba y miraba al ejército de la Alianza.

A sus ojos, ¡este grupo de tipos de aspecto maldoso vino a entregar armas y tesoros! Aunque la fuerza del soldado de la Ciudad Chambord mejoró recientemente, debido a su ubicación remota y a las pobres reservas minerales, no hay suficiente acero para forjar armas; las armaduras y las armas siempre habían sido escasas. Hasta ahora, además de los guardias del rey original, no había suficiente para formar un ejército de infantería totalmente armado de 100 hombres. Si no fuera por derrotar al Ejército de Armadura Negra y saquear algunas armas y armaduras de antes, entonces en este momento Fei realmente no tendría más remedio que llevar a un grupo de campesinos con herramientas agrícolas para ir y luchar contra el enemigo.

Justo cuando Fei estaba pensando en cómo saludar a estos “donantes de caridad”, entre el Ejército de la Alianza, el rey del Reino Chishui cabalgando sobre la Bestia de Flama Rugiente salió lentamente de la formación, miró despectivamente a la multitud de la Ciudad Chambord por un momento, y luego gritó: “¿Dónde está el Rey de la Ciudad Chambord?”

Obviamente vio a Fei y también reconoció su identidad, pero fingió deliberadamente no saberlo.

Fei tampoco estaba enojado, sonrió y dio unas palmaditas a [Tornado Negro] en el trasero, luego el gran perro negro gruñó y lentamente se acercó.

“Los nueve reinos aliados vinieron a visitarme, ¿podría ser para cumplir con el acuerdo de compensación de guerra firmado por el príncipe? ¿Trajeron suficientes monedas de oro?” Fei ignoró por completo el ejército agresivo de la alianza que se encontraba frente a la ciudad.

“¡Jajajaja, arrogante! Creo que te has vuelto loco. ¿Solo un pequeño reino subsidiario de nivel 6 se atreve a pedir una compensación de guerra? ¿Crees que puedes conspirar para capturar a los príncipes y chantajearnos? ¡Debes haberte vuelto loco por ser demasiado pobre!” El Rey de Chishui comenzó a reír a carcajadas como si escuchara la broma más divertida: “Te doy diez días para devolver a los príncipes capturados, y luego entregar todos los tesoros reales, y cien doncellas como compensación. De lo contrario…” Señaló al ejército de la alianza de los nueve reinos a sus espaldas y gritó triunfante: “¡De lo contrario, hoy quemaremos tu Ciudad Chambord en cenizas!”

“¿Cómo es que eso tiene sentido? Los príncipes de sus doce reinos destruyeron abiertamente el Altar del Rey durante la ceremonia de coronación, ya es ligero pedir una indemnización y ¿todavía se atreven a traer al ejército para invadir? ¿Todavía tienes el honor de un señor de la guerra?” Fei fingió ser tonto y respondió.

“¡La gloria del señor de la guerra solo pertenece al vencedor!” El Rey de Chishui se rió. “Tu pequeña Ciudad Chambord, no te hagas ilusiones.”

Fei mantuvo su expresión tranquila y deliberadamente trató de provocarlos. “Ya que no hay compensación, ¿por qué están aquí? ¿Para suicidarse? Ahora, yo el Rey, les doy a todos una última oportunidad, paguen la cantidad que se estableció en el acuerdo de compensación y les perdonaré la vida hoy, o ni siquiera les daré la oportunidad de llorar bajo los bordes afilados del Estatuto de la Ciudad Chambord ¡Oficiales de Cumplimiento!”

“¡Vete a la mierda! Pequeño retrasado cuyo cerebro está lleno de gusanos, parece que ya no hay necesidad de que la Ciudad Chambord exista…” El Rey de Chishui no esperaba que el rey de un pequeño reino de nivel 6 se atreviera a ir contra él, especialmente esa actitud de no tomarlo en serio, hizo que su rabia se disparara. “¿Qué demonios son los oficiales de cumplimiento de la ley? ¡Mi [Flota de Hierro del Dios del Fuego] solo necesita una oportunidad, y puedo hacer que tu Ciudad Chambord desaparezca en humo!”

Arf arf arf… ¡ROAR!

El gran perro negro se enfureció al ver a su amo ser humillado. Olas de luz feroz salieron de sus ojos, y un rugido bestial salió de su garganta. Una atmósfera feroz fue repentinamente liberada de su cuerpo, y todo sucedió en un instante. Luego, la Bestia de la Llama Rugiente debajo de la entrepierna del Rey Chishui, como asustada por una bestia mágica de alto nivel o algo así, de repente suavizó sus piernas y cayó al suelo mientras la espuma blanca comenzó a salir de su boca. ¡Todos los caballos debajo de los otros reyes de repente entraron en pánico y comenzaron a retroceder!

El rey del reino de Chishui que estaba allí arriba hace apenas un segundo se convirtió en un hombre de madera. Fue sorprendido por los rugidos y los gritos de los caballos, y cayó de cabeza de la Bestia de la Llama Rugiente, cubriéndose la cara con polvo, avergonzado frente a todo el ejército de la Alianza.

¿Quién hubiera pensado que un perro podría tener tanto poder? Un rugido fue suficiente para aterrorizar a una bestia mágica de nivel 4 para que se cagara encima. El ejército de la alianza solo sintió que no era un perro el que estaba parado frente a ellos, sino una poderosa bestia mágica de nivel 7. Esa atmósfera violenta y peligrosa les puso los pelos de punta.

“¡Jajajaja! ¡Miren, su estúpido rey casi muere al caer!”

Una ola de risas vino del campamento de la Ciudad Chambord. Incluso los niños que estaban parados en la colina más lejos también aplaudían y reían, y esos soldados que originalmente estaban un poco nerviosos también se vieron afectados por la atmósfera divertida. Cada uno de ellos comenzó a agarrar las armas con ambas manos y vitoreó el ridículo, con la moral del ejército subiendo locamente.

Fei también se sorprendió por un segundo.

¡¡Buen perro!!

Él acarició íntimamente la cabeza del perro. No creía que este bastardo realmente tuviera esta habilidad, un rugido podría retirar una fuerza poderosa, parece que todavía subestimó a este bastardo en el pasado. Entonces, de repente pensó, si usa la [Poción de Hulk] para alimentar a otros animales, ¿podría criar más especies mutadas como el gran perro negro? ¿O tal vez incluso criar un regimiento de caballería de perro negro?

“¡Peligro! ¡Protejan al rey!”

Al ver a su propio rey cayendo del ladrido del perro enemigo, los soldados del reino de Chishui sintieron de repente que sus caras ardían como si alguien les arrojara algo en la cara. Tenían miedo de que los enemigos aprovecharan esta oportunidad para lanzar un ataque, por lo que 20 guardias se apresuraron inmediatamente hacia el rey y formaron una formación defensiva y lo escoltaron de regreso a su campamento. Quién sabía, durante todo este proceso de escolta, la gente de la Ciudad Chambord miraba la escena como si fuera una comedia y no le importaba lo que fuera que estuviera haciendo el ejército de la Alianza, lo que hacía que la formación vigilante del ejército de la Alianza pareciera tan ridícula como un grupo de hombres desesperados tratando de mostrar su lado de putas hacia las personas ciegas.

“Ahhhhhhhh! ¡Mierda! ¡Ataquen! ¡Mátenlos a todos!”

El Rey Chishui alejó a los guardias tan furiosos como un león al que le robaron a su compañera durante las relaciones sexuales. Inmediatamente saltó sobre otra Bestia de Llama Rugiente, sacó su espada y la balanceó. Entonces, la [Flota de Hierro del Dios del Fuego] comenzó a avanzar en un arco hacia la Ciudad Chambord. Querían tirar de la distancia de carga para maximizar el impacto de la caballería. Al mismo tiempo, ¡un centenar de unidades de infantería con largas lanzas y escudos también rugieron y comenzaron su asalto!

La fuerza asesina se disparó directamente al cielo.

La batalla comenzó.

¡¡Boom boom boom boom boom––- !!

Los soldados de Chishui corrieron a un ritmo ordenado, desde el comienzo lento inicial hasta gradualmente volverse más rápido, y la tierra comenzó a temblar bajo sus pies. Eran dignos de ser las fuerzas armadas más fuertes entre el ejército de la Alianza, cada soldado con armadura ligera, sosteniendo un escudo de cometa en la mano izquierda, llevando una jabalina de dos metros de largo en un ángulo de 35 grados en su mano derecha. La punta afilada de la lanza brilló con una sensación escalofriante bajo el sol. Usando el impulso de correr, tal lanza, si se arroja, es suficiente para penetrar instantáneamente a cuatro o cinco enemigos.

En el prado amarillo, los soldados corriendo eran como un torrente rodante.

Cuando la brecha de ambos lados se cerró a cincuenta metros, las jabalinas podrían lanzarse y sería un beso de muerte.

O tal vez antes de que llegue la [Flota de Hierro del Dios del Fuego], solo con estos cien lanceros sería suficiente para acabar con los campesinos de la Ciudad Chambord… Mira a ese grupo de soldados de la basura, ¿realmente vinieron a luchar? ¡La brecha entre dos lados es demasiado grande!

Casi todos los reyes del ejército de la alianza pensaban de esta manera.

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n**


CAPÍTULO ANTERIOR  | ÍNDICECAPÍTULO SIGUIENTE

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s