La competitiva sociedad infinita de mazmorra: Capítulo 168


Traductor: Aoisorabluesky
Editor: Fixer-san


Anterior |Índice| Siguiente


Doble Crisis (4)

Después de completar el 4to piso de Más Allá, continué con el piso 55 de la Primera Mazmorra, porque quería aprovechar el tiempo que me quedaba de Talaria. Mientras estaba arrasando en mi avance por este piso, recibí un mensaje de un amigo del que escuchaba por primera vez en mucho tiempo.

[¿Príncipe Heredero, estás escuchando?]

—Ah, Ren. Ha pasado tiempo.

[Finalmente contestas ¿Pasó algo recientemente?]

Al parecer había intentado contactar conmigo varias veces mientras estuve ocupado limpiando las Mazmorras Eventuales. Debí haber estado realmente ocupado al no darme cuenta. Hablé con una sonrisa amarga.

—Sí, he estado ocupado con las cosas de mi mundo.

[Ya veo. Bueno, estoy seguro que todos los exploradores están ocupados de una u otra manera… Así que, ¿en qué piso estás?]

—Estoy a punto de desafiar el piso 55.

[… ¿55?]

Ren se alteró.

[¿Qué tan ocupado estás? Estoy grindeando los elixires del piso 55 ahora mismo.]

—Bueno, eso es una cosa, pero entré a la mazmorra que está por encima de la Primera Mazmorra.

[¿Quieres decir Más Allá!]

No pude esconder mi sorpresa que Ren supiera de Más Allá.

—¿Cómo supiste, Ren!

[Mi pad… E-el héroe de mi continente era un explorador de Más Allá. Ya veo. Cuando nos encontramos por primera vez me dijiste que derrotaste al Caballero Lagarto tu solo, sospechaba que esto podría pasar, pero pensar que realmente…]

—Ren…

¿Hm? Espera.

—Ren, ¿derrotaste a todos los jefes hasta ahora tú solo? No pensé que lo harías.

[Por supuesto. Fue esa la razón por la que me tomó tanto tiempo venciendo la mazmorra antes de encontrarme a Príncipe Heredero. Padr… El Héroe dijo que tenía que derrotar a los jefes solo, así que derroté al Señor Orco y a la Reina Wraith yo solo. Fue solo que no estaba grindeando los elixires.]

—Ya veo.

Cuando derrotó él solo al Caballero Lagarto estaba tan feliz que pensé que era la primera vez que derrotaba a un Jefe de Piso solo, pero parece que simplemente estaba feliz de haberlo lograrlo sin morir ni una vez.

[¿Nunca te lo mencioné? A pesar de todo, Príncipe Heredero aumentó varias veces la velocidad con la que avanzaba en la mazmorra. La verdad no puedo agradecértelo lo suficiente.]

Poniendo a un lado el hecho que nunca me dijo nada hasta ahora, pero ¿qué era Ren? El hijo de un Héroe y amo de un fuerte caballero… ¿Podría Ren ser el heredero o algo de su continente?

Espera, Más Allá actualmente tenía tres exploradores. Una mujer y yo ¿Entonces podría el otro ser el padre de Ren? Tenía curiosidad, pero no me sentía cómodo preguntándole eso a Ren.

Sorprendentemente, el denso Ren parecía haber leído mi mente.

[Es poco de ti dudar tanto. El Héroe de mi continente está muerto.]

Me sentí paralizado.

—Ya…veo.

[Tampoco hubo tiempo de transferir su posición de Héroe conmigo. Las malvadas manos de nuestros enemigos ya habían alcanzado la alta jerarquía de nuestras fuerzas y no hubo nada que pudiéramos hacer al respecto.]

La posición del Héroe era transferible. Loretta me lo había dicho. Sin embargo, no era algo que se pudiera hacer tan fácilmente. Ambos, el que lo recibía y el que lo abandonaba, tenían que cumplir ciertos requisitos y necesitaba mucho tiempo. En resumen, una vez uno recibía la posición de Héroe, era extremadamente difícil entregárselo a otra persona.

—Ren, entonces…

[Ya te lo dije. Soy el único explorador del continente Panan, incluyendo las Segunda, Tercera y Cuarta Mazmorras. Por supuesto, tampoco tenemos exploradores de Más Allá.]

—Ren…

No podía creer lo que estaba diciendo tan despreocupadamente. Él Héroe estaba muerto. No había guerreros que pudieran reclamar el poder del mundo. Podía entender por qué Lebuik había escapado de Panan. En ese caso… por qué…

—¿Por qué te quedas en ese mundo, Ren?

Ren estuvo en silencio un rato, entonces habló. Antes que decir que estaba escogiendo sus palabras, parecía más que estaba haciendo un juramento consigo mismo mientras me lo explicaba.

[Porque… todavía hay cosas tengo que proteger. Es por eso, Príncipe Heredero.]

Probablemente, recordaré sus palabras por el resto de mi vida.

Su corazón decidido, expresando que no dudará de sus decisiones ni de sus acciones, me hizo sentir respeto por él. Pensando en que nunca olvidaría este momento, dije respetuosamente.

—Si hay algo en lo que te pueda ayudar, dime.

[Gracias, Príncipe Heredero. Lo recordaré. Jajaja, el Príncipe Heredero no podría ser más fiable.]

Después de eso, hablamos más sobre cosas sin importancia y terminamos la conversación. Sentí que coraje nuevo llenaba mi corazón. Pensando que Ren y yo desarrollaríamos una relación especial que sería diferente de la actual, me detuve en frente de la puerta del Jefe del Piso 55.

El Jefe del piso 55 era un ogro. Era grande y musculoso, tenía piel de color de óxido, y se decía era el más fuerte entre todos los monstruos con dos piernas.

Extrañamente, tenía dos cabezas, lo cual se decía que doblaba su fuerza. Mi curiosidad era grande sobre si tener una cabeza de más doblaba la fuerza de alguien, pero no pensé que me fueran a responder eso.

De acuerdo con Ren, él logró vencerlo sobrepasándolo con su fuerza propia. Aunque dijo que murió dos veces antes de poder lograrlo. Por eso, abrí la puerta sintiéndome un poco tenso.

—¡Lucha conmigo!

[¡Kyajajajajajajaja!]

Como esperaba, en un espacioso páramo desierto lo único que había era un ogro gigante. Desde el momento en que me vio, gritó extrañamente y se lanzó hacia mí. Cada vez que pisaba el suelo, este temblaba. No pude evitar estar sorprendido al sentir su fuerza desde el suelo.

—¡Por Dios…!

¡Era más débil que 7 acumulaciones de Gritos de Guerra de los Señores Orcos! ¡Este tipo era un completo debilucho!

[¡Kyajajajajaja!]

—¡Peika, materialízate!

[He estado esperando, ¡amo!]

El momento en que Peika apareció en su forma de dragón, salté en su espalda y sostuve la Lanza Caótica con ambas manos y Sharana imbuida en ella. Con Sharana, el atributo de las llamas de caos no se abolía, ya que ella simplemente lo amplificaba.

Las llamas de caos ardieron ominosamente y se alzaron en un remolino junto con el vigor de Tifón Enloquecido. Respiré y apreté a Peika con mis piernas. Era la señal para decirle que cargara.

[Ujujuju.]

—Peika, ¡no hagas ruidos raros y avanza! ¡Hay solo una razón por la cual te materialicé!

[Peleas cortas, ¿cierto? Está bien, ¡ahora voy!]

[¡Kyajajajajaja!]

No me daba cuenta de qué era lo que le daba tanta gracia, pero el Ogro de Cabezas Gemelas siguió riéndose mientras se me acercaba. Como dice el dicho, “los tontos se lanzan por donde los ángeles temen”, esto era precisamente eso. Además, comparado con el Señor Orco, ¡ni siquiera era tan rápido!

—¡Comete esto!

[¡Kyajaja!]

Cuando Peika le lanzó un relámpago, levantó los brazos para bloquearlo. La piel de ogro era famosa por ser extremadamente resistente, y este tipo además era un Jefe de Piso. Me preguntaba si lograría bloquear fácilmente el relámpago de Peika, pero al parecer los relámpagos de una Peika sin sellos eran completamente diferentes a los normales. Instantáneamente perforó la resistencia de su piel y electrocutó al ogro.

[¡Kyaaaaak!]

—¡Eso es lo que quería escuchar! ¡Tempestad!

Cuando soltó un grito escalofriante y retrocedió, ¡disparé el remolino de llamas que envolvía mi lanza! Bloqueó con su brazo derecho mi Tempestad que había lanzado contra su cabeza izquierda, pero las llamas de caos se lo devoraron entero y pronto comenzó a quemarse.

[¡Kyaaaajak!]

—¡Peika!

[¡Déjamelo a mí!]

El ogro gritó y meció su brazo hacia nosotros. Aunque era imposible que nos golpeara, cuando sus amenazantes garras silbaron en el aire, dibujaron líneas de un aura negra, que voló hacia nosotros. Entonces, Peika maniobró con habilidad su cuerpo y evadió los ataques antes de escupir otro relámpago.

[¡Kyakakakal!]

—¡No es suficiente!

Todavía me quedaba mucho mana. Agarré con fuerza mi lanza e hice circular con tanta fuerza Circuito Peruta que incluso el sonido de sus vueltas era audible desde el exterior. En un instante, otro remolino de llamas se alzó en la punta de la lanza.

[¡Amo, viene otro ataque de su garra!]

—¡Qué, maldita sea!

[¡Kyaaaaaaaaa!]

Parecía ignorar las llamas que devoraban su brazo ya que lo usaba para atacar violentamente. Con cada ataque, cinco corrientes de aura se lanzaban hacia mí. Al final, docenas se me acercaban. Peika con prisa voló hacia arriba para esquivarlas, pero al momento chasqueó la lengua.

[¡Amo, las auras cambian de dirección y me siguen!]

—¡Da la vuelta y carga contra él!

¿No se suponía que su fuerza fuera física? ¿Cómo? ¡Solo está jugando con sus auras! Apreté los dientes y ajusté mis piernas sobre la espalda de Peika para sujetarme mejor.

[¡Eje, puedo morir feliz ahora!]

—¡No puedes morir, Peika!

El cuerpo de Peika brilló con una luz dorada y disparó un relámpago. Innumerables rayos parpadearon y le provocaron daño al ogro, y lo paralizaron.

[¡Kuooooooooo!]

—¡Kuk!

¡Aun así, logró levantar su brazo izquierdo contra mí! Me sorprendió y controlé a Peika para evadir su grueso brazo. Aunque era más débil que un Señor Orco, seguía siendo cierto que era más fuerte que yo en términos de fuerza bruta. Si enfrentaba su ataque con mi lanza, no podía garantizar la integridad de mi hombro. Por suerte, Tifón Enloquecido podía dañar a mis enemigos sin que tenga que tocarlos.

[¡Kyagagagak!]

Cuando se dio cuenta de que falló, giró su cabeza izquierda hacia mí y volvió a levantar su brazo. Sin embargo, su postura estaba arruinada. Salté hacia adelante con fuerza y empujé mi lanza con toda mi fuerza. Las llamas de caos que envolvían la lanza se abalanzaron hacia él para devorarlo entero.

—¡Voy a quemarte los brazos!

Después de con éxito dejar mis llamas de caos en su brazo izquierdo, pasamos cerca de su cuerpo. Entonces, las corrientes de aura que nos había lanzado golpearon su propio cuerpo y explotaron. Peika se dio la vuelta al momento y otra vez cargó hacia él.

[¡Amo, ataca!]

—¡Ya lo estoy haciendo!

Cuando llené mi lanza con aura, Sharana vitoreó y expandió con más fuerza las llamas de caos. Rodeada por el remolino de llamas de un color negro rojizo, la Lanza Caótica parecía un dragón.

Sin embargo, al Ogro de Cabezas Gemelas no le apetecía perder tan fácilmente. Aunque sus brazos estaban ardiendo por las llamas de caos y soltaban un olor extraño, los levantó sin ningún cuidado y gritó.

[¡El Ogro de Cabezas Gemelas usó “Poder de Ogro”! ¡Su fuerza se duplica por un periodo de tiempo!]

—¡Wow!

¡Apareció una habilidad que quería para mí! Mis ojos centellearon mientras retiraba mi lanza ¡Con esa habilidad podría controlar Gigantismo mucho mejor!

[Amo, ¡ese tipo se hizo súper fuerte!]

—¿Puedes bloquearlo, Peika?

[… ¡Por supuesto!]

Ajuntó sus manos y golpeó el suelo. El suelo se levantó. Fue casi como si hubiera usado la habilidad Estallido del Dullahan, excepto que a puño limpio. Sin embargo, los relámpagos que disparaba el cuerpo de Peika derriban sin dificultad los fragmentos de tierra.

[Amo, ¿vamos a esquivar?]

—No, no necesitamos malgastar nuestro tiempo en este tipo. ¡Carga!

Sin contestar, Peika aumentó su velocidad y cargó hacia el ogro. También levanté mi lanza. Por sobre el remolino de llamas de caos, comenzó a arder una llama blanca. El Ogro de Cabezas Gemelas abrió sus brazos y corrió hacia mí. Al parecer queriendo atraparme, ¡pero eso definitivamente no pasaría!

—Lo siento, pero… ¡no eres más que alguien insignificante!

[¡Kaooooooooo!]

¡BUUM!

Golpeó un brazo contra el otro ¡Parte de las llamas de caos a su alrededor cayeron al hacer esto! Sin embargo, inmediatamente antes de que lo hiciera, Peika desmaterializó su cuerpo y me dejó caer, permitiéndome evadir sus brazos a la perfección. Su ataque rozó mi cabeza y solo pudo tocar unas hebras de mi cabello.

Antes de tocar el suelo, vi un buen objetivo. Como era de esperar de un ogro salvaje, ¡había algo haciendo notar su presencia en su cuerpo al descubierto! ¡Maldición, donde están los mosaicos? ¡De lo contrario…!

—¡Toma esto! ¡Rompe….huevos!

El remolino de llamas aceleró al límite por medio de Tifón Enloquecido, no solo rompió, sino que destrozó todo cuanto tocó. Esquivé la sangre, piel y huesos que volaron por todas partes y cayeron al suelo. Entonces, liberé un profundo suspiro.

—Fiuu. La lanzo golpeó un área desafortunada. A partir de hoy, el Profesor Ogro nunca podrá tener hijos… En otras palabras, nunca podrá tener relaciones sexuales.

[¡Kya, Kyaaaaaak!]

Sacudí mi cabeza y sostuve en alto mi lanza. El Otro de Cabezas Gemelas ya no pudo seguir riendo.

Ya estaba muerto. Mental y físicamente.

Nota del autor:

Pronto volverá el continente Panan… ^^

PD – ¡El concurso de popularidad será pospuesto hasta el próximo Lunes![1] Junto con el capítulo de ese día, los comentarios de los capítulos serán usados para el concurso de popularidad! Así que presten atención! ^^

PD2 – Modifiqué un poco la historia. Se había dicho que derrotó al Jefe de Piso solo primera vez en el piso 20, pero esa parte ha sido cambiada. Fue un error ya que no había terminado los detalles sobre Ren en ese entonces… ¿Me perdonarán por esto verdad?

PD3 – No, Shin…. ¡Esa es una bandera que querrás levantar!

NOTAS:

[1] NT: Recuerden que esto es de cuando se publicaba la novela en corea….hace años…..siglos….milenios….antes de la pandemia…..xD


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s