Sevens HD

Sevens: Volumen 17: Capítulo 04: La verdad



“E-Eso fue pesado. Realmente fueron cosas muy pesadas.”

『Whoah ~, eso fue más allá de mis expectativas. Incluso me sorprendió』

Una vez más, me encontré acunando mis rodillas sobre la cama de mi habitación, reflexionando sobre la verdad que Novem me informó. Para ser honesto, no tenía idea de qué decir.

“¿A qué crees que se refería cuando dijo que dejó a Celes sola porque así resultaría mejor? Honestamente, solo puedo escucharlo como si ella quisiera que mi poder y memoria de Septem desaparecieran …”

『No, estoy seguro de que es así. Su fraseo estaba considerablemente recubierto de azúcar, pero para ser franco, eso demuestra que Novem-chan estaba al tanto de Celes y Agrissa. Además, incluso llevaron a cabo un acuerdo detrás de escena para que no te mataran. A pesar de eso, ella dio su consentimiento tácito para que tu memoria y tu poder fueran robados. No importa cómo lo pienses, esto es pesado. Más bien, la generación anterior también era pesada, pero el amor de las diosas y los dioses malvados y lo que sea seguro es pesado.』

Le grité al risueño Jefe de la Tercera Generación.

“¡Hablo en serio aquí!”

Pero el tercero todavía parecía estar disfrutando. Esta persona, hablando solo de mentalidad, ¿podría ser el más fuerte entre los antepasados?

『… Hey, Lyle. La verdad de la que habló Novem-chan es definitivamente imperdonable. Pero al escucharlo, ¿has llegado a odiarla?』

“No lo sé. ¿Cómo debería decirlo? Mi sentido de los valores es muy diferente al de ella”

『Eso lo entiendo』

Había suficiente espacio entre Novem y yo para que el Tercero lo aceptara fácilmente. Para Novem, mi existencia era una para salvaguardar. No era alguien para amar románticamente.

Pero es un hecho que ella me ama desde su corazón. Según el tercero …

『No como amante, sino como familia. Eso es realmente el amor de una madre. Bueno, ahora que lo pienso, así es como siempre se sintió. Ella es amable contigo, y después de aceptar amantes, no parecía tener ningún interés en el puesto de esposa legal.』

Por supuesto, me sentí traicionado.

“Podría ser, um … la razón por la que LYLE no me entregó los recuerdos fue …”

『No puedo negar la posibilidad de que desconfíes de Novem. Bueno, LYLE-kun era realmente talentoso. Casualmente te enseñó la base detrás de la espada de Maizel-kun. Estoy seguro de que también tenía otras razones, pero desapareció sin decir nada.』

Novem desconfiaba de mis recuerdos pasados. Mis recuerdos antes de los diez reviviendo. Eso fue porque ella me había conseguido y había sido librado de la influencia de Septem.

Era demasiado pesado, y mientras reflexionaba, el Tercero habló.

『Lyle, ¿te gusta Novem-chan?』

“… Incluso si ella tiene un vínculo con Celes, es cierto que ella me protegió. Así que, en este momento, lo único que puedo decir es que es complicado”

Érase una vez, Celes robó recuerdos y poderes de mi existencia. Al enterarse de eso, parece que Novem no trató de evitarlo, sino que prometió que no levantaría la mano mientras no me mataran.

Celes y Agrissa desconfiaban de Novem … es cierto que hasta ahora, había muchas partes en ella que estaban fuera de la norma.

“El hecho de que ella me recomendara un harem fue porque nunca pensó en mí como un amante, ¿verdad? Esa es la parte más triste de esto”

El tercero se echó a reír.

『Llegado hasta aquí, es ridículo que la más cercana a ti sea la que no haya caído. Tengo un poco de curiosidad sobre lo que el Señor Lyle tendría que decir sobre esto』

“… ¿Por qué te ha gustado tanto mi yo post-crecimiento?”

『Porque es interesante. Y hay esa brecha con tu yo habitual. Personalmente, ese ‘Entonces puedes enamorarte de mí ahora. Enamórate de mí en este instante’, que le dijiste a Eva todavía es lo mejor para mí. Tiempos divertidos, momentos divertidos』

Si bien parecía divertirse, pude sentir un sentimiento solitario brotando. Hasta ese momento, incluso si me hubiera quedado callado, alguien habría ofrecido una refutación a esa opinión. Pero ahora no había ninguno. Y el tono del Tercero también era un poco solitario.

Quizás el tercero estaba pensando en varias cosas mientras me hablaba.

『Estoy seguro de que hay esto y lo otro, pero ¿qué es lo que quieres hacer, Lyle? ¿Quieres echarla? ¿O mantenerla a tu lado?』

Pensé por un rato. Allí, el tercero continuó.

『Es importante pensar mucho sobre algunas cosas. Pero en la vida, hay momentos en los que debes mantenerlo simple. El problema práctico: si sientes que Novem-chan es una carga demasiado pesada … Creo que estaría bien si la echases』

Al escuchar las palabras del tercero, me reí un poco.

“Después de que me has dicho tantas veces que la atesore, ¿lo dices ahora?”

El tercero declaró descaradamente, “sí, lo digo ahora”.

『Bueno, eres a quien valoro más, ahora mismo. No es que quiera que la eches. Pero hay un orden de precedencia para la mayoría de las cosas. Desde mi punto de vista, puedo entender por qué te puedes sentir traicionado.』

Lo que sentí …

“… ¿Crees que Novem me mirará? ¿No como un hombre de la Casa Walt, sino la existencia que soy yo?”

El tercero, con una voz amable.

『Eso depende de ti, Lyle. Haz tu mejor esfuerzo.』

… En el puerto de Beim del Sur, llegaron barcos de varios países.

Las autoridades de Faunbeux estaban participando, llegando en un barco de Cartaffs.

Había una razón por la que Ludmilla había llegado personalmente allí como representante de Cartaffs.

Además de Cartaffs, había barcos de Djanpear, Galleria, Rusworth y más anclados a su alrededor.

“Así que somos los últimos en venir”

Cuando Ludmilla dijo eso en cubierta, la Valquiria que la acompañó desinteresadamente habló.

“Dada la distancia, no había forma de evitarlo”

Ludmilla sonrió.

“Ahora bien, ¿realmente me ayudarás, estas segura?”

La Valquiria asintió y le otorgó la información a la reina.

“Desde nuestro punto de vista, tenerte cargado con el hijo de nuestro maestro tiene un mérito bastante grande. Nos dejarás cuidarlo, ¿no?”

Ludmilla se echó a reír.

“Haz lo que quieras. Si eso es lo que se necesita para ganar su cooperación, es una compra barata. Pero cuando se trata de educación, usaremos el currículum de Cartaffs. Quiero que mi primogénito apunte decididamente al próximo asiento en el trono imperial. El segundo lugar es la corona de Cartaffs … pero estoy seguro de que mi segundo hijo puede hacerse cargo de eso”

Ludmilla miró a la Valquiria que ofreció asistencia voluntaria mientras apoyaba su larga espada sobre su hombro. Si bien se sorprendió cuando de repente le ofreció su cooperación, según las especificaciones de la Valquiria, no pudo evitar querer tenerla a la mano.

Solo cuando se trataba de Lyle habían jurado lealtad absoluta, pero para mirarlo de otra manera, mientras no traicionaras a Lyle, había una alta probabilidad de que no actuaran de manera hostil.

Pero había un problema.

“Entonces, ¿cuántas Valquirias me ayudarán?”

La Valquiria … Unidad Numero Diecinueve levantó una mano y mantuvo solo su pulgar hacia abajo.

“Incluyéndome, cuatro Unidades Valquirias te apoyarán”

Al mirar los cuatro dedos levantados de la Valquiria, Ludmilla se tocó la barbilla con la mano izquierda.

“¿Eso es un poco? ¿Mucho? ¿Cuál es?”

“No eres la candidata más popular. Las otras tres unidades conmigo están apostando por un caballo oscuro. Por supuesto, somos irrelevantes para el trono imperial o la sucesión. Es decir … mientras podamos cuidar al polluelo, cualquiera hubiera estado bien. La razón por la que elegí estar a tu lado es porque pensé que habría menos rivales” (NTE: menos autómatas con quien compartir el privilegio de cuidar a los polluelos por si no entendieron)

Cuando la Unidad Diecinueve lo dijo sin rodeos, la cara de Ludmilla se puso rígida. En ese momento, se completaron los preparativos para dirigirse a tierra, por lo que Ludmilla desembarcó del barco.

La Valquiria bajó detrás de ella, llevando consigo su equipaje. En la parte inferior de la pasarela, un hombre de piel bronceada y cabello rosado llevaba ropa ligeramente pesada mientras esperaba.

Era Jules de Djanpear.

“Saludos, poderosa reina de Cartaffs. Soy el rey de Djanpear, Jules Parsewall. Me alegro de poder conocerte.”

Mientras Jules la saludaba con una sonrisa, los ojos de Ludmilla lo juzgaron como un hombre frívolo mientras estrechaba sus ojos un poco.

“Un placer conocerte, soy Ludmilla Cartaffs. Pero, aun así, cuando hace tanto calor afuera, llevas un atuendo bastante pesado”

Al escuchar eso, Jules esbozó una sonrisa amarga.

“En esta época del año, mi patria es aún más calurosa. Se sintió como si el Ártico estuviera repentinamente sobre mí. Y no creo que seas la más adecuada para hablar.”

Jules miró las prendas negras uniformes que cubrían todo el cuerpo de Ludmilla debajo del cuello, sin mostrar nada de su carne.

“Tengo demasiadas heridas del campo de batalla que no es una vista bonita debajo de estas. Así que es mi consideración para los que están cerca. Si ese no fuera el caso, ya lo habría desechado.”

Jules dio la impresión de ser alguien despreocupado y bebedor.

“Agradable. ¡Me encantaría verte quitártelo todo! Pero no soy tonto. No voy a poner una mano sobre la mujer del líder.”

Cuando Ludmilla se alejó, Jules comenzó a ir en la misma dirección.

“… ¿Entonces qué quieres?”

Después de un momento de silencio, Ludmilla fue quien intervino. Jules habló con una expresión seria.

“La verdad es que tengo una hermana pequeña, mira. Nacida de una madre diferente, y ella me odia bastante. Pero dadas las posibilidades, quiero enviar una mujer al líder. Es obstinada, pero trabajará si es por el bien del país. No hay problema con la edad tampoco” (NTE: Lyle viendo como le quieren mandar otra mujer: ¿es eso una declaración de guerra? :v)

Dejando de lado su historia, Ludmilla se echó a reír.

“Hmm, y al traerme esa charla, ¿tienes la intención de molestarme, o tal vez …”

Jules sonrió.

“Por supuesto, quiero tu cooperación. Nuestros países no comparten fronteras, y ni siquiera estamos conectados por el mismo mar. Parece que nuestro líder planea formar un país o estacionar un señor feudal en Beim. Por aquí, no queremos que nuestros intereses se pongan en peligro. ¿Y eso no va para ti también, Reina Ludmilla? Pero Cartaffs ha enviado a la reina a nuestro líder. Djanpear envió su cooperación mucho más tarde”

Ludmilla entendió lo que estaba tratando de decir.

“Entonces, a cambio de insertarla como amante, esa hermana entrará en mi facción, ¿dices?”

“Así es. Desde nuestra perspectiva, sería problemático si el hijo de esa hermana realmente terminara en el trono imperial. Queremos que se coloque debajo de alguien. Con todo lo que sucedió en la familia, tenemos su resentimiento”

Djanpear quería preparar una amante para Lyle. Pero no podían dejarla tomar el puesto de emperatriz. No había garantía de que la hermana que lo odiaba no trataría de hacerle nada.

“… Haré avanzar la charla”

Cuando Ludmilla dijo eso, Jules se regocijó.

“Eso es genial. Con esto, parece que no será demasiado peligroso cuando intente promocionar a mi hermana por encima mientras tomamos la bebida prometida con nuestro líder. Estoy poniendo mis esperanzas en ti, Reina de Cartaffs.”

Ludmilla y Jules se dieron la mano con una sonrisa …

… Una habitación en Beim del Sur.

“… ¡Che!”

En la habitación de Lianne, la Unidad Valquiria Numero Treinta y Cuatro chasqueó la lengua.

La maestra de la sala, Lianne, se sorprendió por el repentino estallido de la Valquiria. Después de decir que la apoyaría, moviendo varias cosas, la Unidad Valquiria Numero Treinta y Cuatro a menudo la hizo encogerse.

“… ¿Qué es esta vez?”

“Mis disculpas” dijo la Unidad Numero Treinta y Cuatro.

“Un barco de Cartaffs llegó al puerto. Parece que ese bastardo de cabeza rosa de Djanpear se ha acercado a Ludmilla-san.”

Lianne dejó escapar un suspiro.

“Esto realmente es conveniente. La frescura de la información parece casi imposible”

La razón de esta reunión en Beim del Sur fue celebrar una reunión sobre la invasión a gran escala de Bahnseim. Por ese motivo, en lugar de la media reconstruida ciudad de Beim del Norte, se habían reunido en Beim del Sur.

“El problema es que Djanpear tiene la intención de empujar a una mujer hacia el maestro también. Entrarán en la facción de Ludmilla. Con esto, ¿no te pondrá en desventaja?”

“… No parece que te refieres en el sentido de facción”

La base de la Valquiria era Lyle, con los hijos de Lyle seguidos por turno. Parece que había Valquirias gritando que, si se transferían a la facción de Ludmilla, la probabilidad de que pudieran cuidar de ellos se duplicaría.

“Algunas de nuestro lado ya han ido con ella. ¡Sin importar el costo, debes hacer lo mejor para dar a luz a un polluelo!”

Parecía que estaba bromeando, pero la Valquiria hablaba en serio. Era precisamente esa seriedad la que lo hizo tan irritante.

Lianne sonaba harta.

“No importa cómo lo mires, pensando en nuestro potencial de guerra, será imposible para las mujeres que salgan al campo de batalla. En ese caso, eso nos convierte a mí y a Shannon-san en las candidatas más probables, pero … la princesa de Djanpear, ¿eh? No creo que Lyle acepte más, pero será problemático si lo presionan demasiado”

La Unidad Numero Treinta y Cuatro habló con indiferencia.

“Como siempre, haz algo para aplastarla con tus artificios”

Lianne miró a la Valquiria.

“… ¿Cómo me has estado mirando hasta ahora? Solo lo diré, no las estoy aplastando. ¿Qué pasa con esa mirada?”

La Unidad Numero Treinta y Cuatro se encogió de hombros y sacudió la cabeza.

“Parece que he perdido mis expectativas. Si fueras tú, pensé que apartarías a todas las otras mujeres y tomarías tu asiento como esposa legal.”

Lianne gritó.

“¡No voy a pelear en un momento como este! No me menosprecies. Y si voy a hacer algo, será una vez que todo termine. Ya estoy sentando las bases para eso”

La Unidad Numero Treinta y Cuatro aplaudió inexpresivamente sus manos.

“Como se esperaba de Lianne-san. ¡Con ese ímpetu, da a luz al polluelo primogénito con la debida prisa!”

“… Ustedes las autómatas realmente son fieles a sus deseos”

Alrededor de cuando Lyle dudaba, los alrededores habían comenzado a moverse …


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

2 comentarios

  1. Pobre Lyle
    El esta intentando superar la triste verdad de que la persona que mas amaba y confiaba en el mundo,solo lo veia como alguien a quien cuidar como a un niño,peor aun ni siquiera lo ve como el mismo
    Mientras los demas intentan ganar beneficios para sus paises a costa de el pobre
    Que mundo mas cruel

    Me gusta

  2. Lylee tio… Lo siento, la guerra de las facciones transcurrirá justo despues de matar a Celes, espero que Agrissa tenga un buen plan malvado que liquide la mayor parte del harem sino… Lyle morirá joven. Por cierto, aun no sabemos la historia de Novem no? Aparte de algunos hechos importantes

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s