Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 07 – Capítulo 16

Capítulo 16 – El Dueño de los Dedos

 

El hombre que irrumpió repentinamente fue el padre de los trillizos mencionados. Aparentemente, su nombre es Buo’en. A diferencia de su nombre, su temperamento estaba lejos de ser compuesto—en el caos de su entrada forzada, el encuentro se interrumpió inevitablemente.

 

(T/N: 博文, Bo Wen en chino, que significa: erudito, o bien culto en las artes académicas)

 

Parecía haber registrado la presencia de Jinshi y el bicho raro, pero tenía una razón para estar atrapado en sus propios asuntos.

 

“Afirma que estos dedos pertenecen a su hijo…” dijo Papá.

 

Los espectadores habían abandonado el teatro debido a la conmoción, dejando atrás sólo a los involucrados en el asunto.

 

Con el encuentro interrumpido, el extraño estratega parecía tener algo que decir, pero cuando alguien se dio cuenta, ya estaba profundamente dormido, con la cara plantada contra el tablero de Go. (EZ: callo muerto papi monóculo xD)

 

Parece que se había cansado. Su oficial ayudante le estaba atendiendo en la esquina y parecía querer pedirle a Maomao que tomara el relevo de papá. Rápidamente cerró la boca después de que ella frunciera el ceño.

 

En’en y Yao, que se había quedado atrás por curiosidad, terminaron cuidando al bicho raro en lugar de ella.

 

06

 

Yao se mareó al ver los dedos en la mesa. Puede que esté acostumbrada a ello en su mayor parte, pero probablemente se resistió a verlos cortados.

 

Con el bicho raro en ese estado debido a los intrusos, el encuentro se reanudará probablemente en el futuro.

 

“Todo ha sido registrado correctamente, así que no hay problema”, dijo Rahan a Jinshi. “Una vez que esto se resuelva, pueden continuar.”

 

Aunque Jinshi parecía algo aplacado por esto, tenía una expresión de disgusto en su rostro.

 

A pesar de que se había esforzado en hacer uso de cada maniobra sucia y astuta para asegurarse una victoria impecable.

 

(Por supuesto, con una diferencia tan grande en el nivel de habilidad, la victoria del bicho raro está casi garantizada.)

 

No obstante, por la forma en que resultaron las cosas, parece que Jinshi se había confabulado con Rahan después de todo.

 

Siendo un hombre que vendió incluso a su padre biológico y a su abuelo, si hay algo que ganar, se deduce que llegaría a vender a su padre adoptivo.

 

(¿Debo seguir con este asunto?)

 

No, incluso si ella lo preguntara, sólo alargaría toda esta farsa.

 

Maomao estaba más preocupado por cómo Buo’en se había abalanzado sobre papá.

 

“¿Puede explicar lo que quieres decir?” Papá preguntó.

 

Buo’en estaba siendo retenido por sus dos hijos.

 

Habiendo hecho una entrada abrupta, los tres parecían fuera de lugar. Si luego trataban de usar la violencia con papá, era inevitable que fueran retenidos.

 

Jinshi se había quedado atrás con una expresión inexplicable. Con el encuentro interrumpido, tenía una mirada desesperadamente complicada. “Hablen más alto, ¿de acuerdo? Debes tener una buena razón para poner un freno a nuestro encuentro, ¿verdad?”

 

Parecía que Buo’en aún conservaba suficiente sentido común para no refutar a Jinshi. No podía pronunciarlo correctamente, así que uno de los trillizos detrás de él se hizo cargo. “No puedo encontrar— al segundo hermano mayor.”

 

El segundo hermano, el segundo hermano mayor, ¿eso lo convertiría en el medio de los trillizos? Ella escuchó que había sido estrujado por lo que hizo el otro día durante la tormenta, entre otras cosas.

 

“Ha estado desaparecido durante tres días. Esta mañana, esta bolsa de tela fue entregada en nuestra casa.”

 

Los dedos eran de un hombre adulto. Dijo que eran del segundo hijo, el que no estaba aquí.

 

“Por favor, déjeme echar un vistazo más de cerca”, dijo papá.

 

“¡¿QUÉ PASA CONTIGO?!” Buo’en gritó, pero se quedó en silencio cuando Jinshi lo miró fijamente.

 

Aunque no está relacionado con el incidente, al menos era consciente de las circunstancias. Lo mismo ocurrió con Yao y En’en.

 

Sin embargo—

 

(Incluso esa persona se quedó atrás. ¿Qué pasa con eso?)

 

Era el Gran Maestro de Go quien había estado observando el encuentro de Jinshi.

 

El Gran Maestro estaba sentado en una silla con una mirada inocente. Era realmente imponente, así que Buo’en y sus hijos no podían decir nada.

 

Parecía que tenían mucho que decir, pero mientras los ojos de Jinshi estuvieran sobre ellos, tenían que explicarlo con calma. Buo’en respiró profundamente y continuó. “Por tu culpa, mi hijo fue llevado a la corte y detenido. Y no sólo eso, los juicios por faltas pasadas siguieron en sucesión.”

 

Cosechó lo que sembró. El más joven de los trillizos apartó la vista. El segundo hermano también debe haber asumido la culpa de sus crímenes.

 

El padre estaba preocupado por su hijo, pero era demasiado tarde. Había encubierto a sus hijos pródigos, pero ¿no se dio cuenta de que su estilo de disciplina era defectuoso?

 

“¿Se pregunta quién de nosotros secuestró a su hijo?” preguntó Papá.

 

“¿NO ES OBVIO?” Buo’en dio una fuerte bofetada a la mesa como respuesta.

 

“¿Alguien lo ha investigado?”

 

“No hay forma de que lo sepa, ¿verdad? ¡¿Esperas que observe los movimientos de mis hijos individualmente?!”

 

(Habría sido mejor si lo hubieras hecho.)

 

Maomao estudió los dedos. La sección cortada ya se había oscurecido.

 

(Si estuvieran frescos, podría haber sido reimplantados pero…)

 

¿Podrían haber sido cortados después de la muerte, o antes de ella?

 

Escuchó que hay diferencias entre cortar el cuerpo humano mientras está vivo y cuando está muerto. Papá sabría de ello, y sobre todo, su expresión sombría cuando vio que los dedos decían algo.

 

Y, una cosa más.

 

(Las uñas están descoloridas.)

 

El color justo en el centro se había convertido en un verde negruzco.

 

“….” Maomao tiró de las mangas de Yao y En’en.

 

“¿Qué es?” preguntó Yao.

 

“Estaba pensando que deberíamos pasar un poco de té. Por favor, échame una mano”, dijo Maomao.

 

“Ahh, eso es verdad.”

 

No necesitaban tres personas, pero si se lo pedía a Yao, En’en vendría. Y si sólo se lo pedía a En’en, Yao no estaría contenta, así que no se puede evitar.

 

“¿Pero tenemos té?” Yao preguntó.

 

“Tenemos, pero sería bueno proporcionar algo que sea un poco superior”. En’en miró a Jinshi. Mientras ella sea consciente de quién es él, no sacaría algo extraño. Aunque no tenía ningún sentimiento cálido hacia él, es una dama de la corte capaz que puede mostrar consideración por lo menos sobre eso.

 

“¿El no va a regresar?”

 

“Le gusta meter la cabeza en asuntos extraños, así que no creo que se pueda evitar”, dijo En’en.

 

Como era de esperarse, En’en no era suave con él. Aunque es duro de escuchar, Maomao recordó que ella misma a menudo hacía comentarios similares en muchas ocasiones.

 

“Si es jugo de fruta, tenemos mucho. Como los refrescos de Rakan-sama”, dijo Yao. (EZ: Recuerden, época antigua=Frutas frescas son caras y mas los jugos)

 

“Jugo de frutas, huh”. Maomao se acarició la barbilla. “¿Tenemos de uva?”

 

“Creo que sí. Se almacena en botellas de vidrio, así que la calidad también debería ser buena”.

 

“Entonces, ¿vamos con eso?” Maomao se dirigió a la sala de espera en la parte de atrás del escenario.

 

“Umm, ¿se te permite tomar sólo un poco como te plazca?” Yao parecía preocupado.

 

“Recibió mucho, huh. Está dormido, así que no sabrá si tomamos un frasco”, dijo Maomao.

 

“…Si Maomao dice que está bien, ¿no debería estar bien?” En’en también estaba a favor, así que decidió buscar una recompensa.

 

.

 

.

 

.

 

Volvieron después de preparar copas para varias personas, pero las discusiones parecían estar en un punto muerto.

 

Buo’en estaba gritando. Papá escuchaba en silencio.

 

Jinshi estaba sentado y no hacía nada pero sus dedos parecían como si se agarraran a una piedra de Go. ¿Estaba pensando en su próximo movimiento?

 

La cara del Gran Maestro de Go era ilegible. No sabía por qué estaba aquí.

 

Rahan se había quedado atrás, pero el arreglo de los asuntos posteriores al torneo parecía duro. La limpieza manual también, pero parecía haber recibido un pago por adelantado, así que estaba escribiendo una carta sobre lo que sucedería con respecto a la enseñanza de bicho raro.

 

“Aquí tienen”. Yao y En’en repartieron el jugo de fruta.

 

“¿Vino?” Rahan pareció sentirse intimidado por un instante, pero pareció darse cuenta de que era jugo de fruta después de olerlo. Como el bicho raro, su tolerancia al alcohol era baja. Probablemente no era irrazonable cometer un error ya que estaba guardado en un contenedor normalmente reservado para el vino.

 

Fue cuando En’en entregó una copa al presunto mayor de los trillizos.

 

La copa fue arrojada.

 

El líquido rojo navegó por el aire. La copa de metal se estrelló en el suelo.

 

“Herman…” El hijo menor hizo una mirada de asco.

 

En’en estaba goteando en un líquido rojo, pero su expresión no cambió.

 

(Afortunadamente, no fue Yao.)

 

Si lo fuera, En’en se volvería aterradora. En’en no temblaría si el jugo de fruta se le echara encima, pero cambia cuando se trata de su joven dama. Por supuesto, En’en no actuaba como si estuviera ante un hombre que sabía que era lujurioso.

 

“Mis disculpas. No estaba al tanto de su preferencia.” En’en se fue a limpiar, sus movimientos fueron indiferentes.

 

Maomao se encargó de entregársela a las dos personas restantes.

 

(Lo sabía.)

 

Las arrugas de la cara de papá se profundizaron. Sus cejas bajaron de tristeza.

 

Maomao lo había notado, así que no había manera de que papá no lo hubiera hecho.

 

Papá soltó un pequeño suspiro y se levantó de su silla. “¿Odia el vino de uva?” le preguntó al hijo mayor.

 

“…no.”

 

Su pronunciación fue algo pobre.

 

“¿No es el vino de uva tu favorito?” Buo’en ladeó la cabeza. “No, eso no importa ahora. Lo más importante es que busques a mi hijo. De otra manera…”

 

“Ya sé dónde está su hijo”. Papá meneó la cabeza con tristeza mientras levantaba la vista.

 

“¡D-, donde!”

 

“Tu hijo. Es tu segundo hijo, ¿verdad?”

 

“¡Así es!”

 

Aunque no era papá, Maomao también se sentía triste.

 

(No lo sabe, ¿verdad?)

 

Este molesto hombre llamado Buo’en pensaba que su hijo se había ido de verdad.

 

Sin embargo.

 

(Pensar que tampoco podía distinguir a sus hijos.)

 

Papá señaló al hijo mayor, el que tiró la copa. No, el segundo hijo que está fingiendo ser el hijo mayor.

 

“…¿Qué quieres decir?” Buo’en preguntó.

 

“El que desapareció es el hijo mayor. Respecto a eso, creo que es mejor que preguntemos a los dos hijos tuyos que están presentes”, dijo papá.

 

Buo’en se puso de pie e intentó agarrar a papá. Pero el oficial militar que quedaba se interpuso entre ellos.

 

“¿Qué estás diciendo? ¡No digas tonterías!”

 

“Qué tontería. Es la verdad.” Maomao se encontró a sí misma dando un paso adelante también. Habló sin querer, y luego retrocedió medio paso. “Fui y lo hice”.

 

“¿Debo explicar lo que pasó de la manera en que lo entendí?”

 

Jinshi finalmente abrió la boca. El Gran Maestro de Go a su lado también asintió.

 

“Buo’en, entiendo lo que intentas decir, pero cállate un poco, de lo contrario la discusión no continuará. Además, los dos que están detrás de él, no piensen en intentar huir.”

 

Dio una severa advertencia.

 

“Ruomen. Si te resulta difícil decirlo, ¿puede tu discípula hablar por ti? Parece que tu hábil discípula ha llegado a la respuesta.”

 

Jinshi estaba diciendo algo innecesario.

 

“Si ella se equivoca, puedes verificar sus respuestas como un maestro.”

 

“…Maomao.” Papá la miró.

 

Todos los ojos se posaron en ella, así que se acercó de mala gana.

 

Contemplando por dónde debería empezar, primero revisó los dedos.

 

El dueño de los dedos probablemente ya estaba muerto. Si empezó explicando por qué murió o cómo lo mataron…

 

“Por favor, concéntrese en estas uñas”, dijo.

 

Las uñas descoloridas.

 

“El color de esta uña es indicativo de la absorción de veneno. Lo más probable es que sea arsénico o plomo”.

 

“Plomo”, dijo Jinshi.

 

Probablemente estaba fresco en su memoria.

 

Maomao miró a Buo’en. “A tu hijo mayor le gustaba el vino de uva, ¿verdad?”

 

“…sí. Si recuerdo correctamente.”

 

“¿Podría gustarle el vino de uva barato?”

 

Maomao lo recordó. Cuando papá le dijo que tomara notas antes, el hijo mayor había testificado que fue a beber vino barato.

 

El incidente del vino envenenado fue algo que se expuso no hace mucho tiempo.

 

Puede que todavía haya vino de uva que no ha sido retirado del mercado.

 

Si lo siguió bebiendo, el veneno aparecerá en sus uñas.

 

No había nada extraño en el hijo mayor en el momento de su toma de notas. Si sus síntomas de envenenamiento aparecieron después de eso…

 

Y—

 

“¿El no murió por envenenamiento por plomo? Delante de ustedes dos.” Maomao miró a los dos trillizos restantes.

 

“¿D-, de qué estás hablando?”

 

“Así es. No te entiendo.”

 

¿Por qué fingen ignorancia?

 

“Tengo una pregunta, sin embargo.” El Gran Maestro de Go levantó su mano.

 

“Sí”, dijo Maomao.

 

“Hace un momento dijiste que el segundo hijo fingía con el hijo mayor, pero la forma en que lo dijiste sonaba como si el tercer hijo también lo supiera.”

 

“Sí. No importa cuán parecidos sean los trillizos, dudo que puedan engañarse a sí mismos. Incluso si su padre no se ha dado cuenta,” dijo ella, dándole un toque a Buo’en.

 

“…¿Entonces esos dos cortaron los dedos y montaron esta farsa/charada?”

 

“Sí”.

 

“Otra vez, ¿por qué?” Buo’en preguntó.

 

(¿Realmente no se ha dado cuenta?)

 

Como se podría esperar de alguien llamado el Gran Maestro de Go, tenía un buen cerebro. La respuesta a su pregunta era fácil de explicar a los demás.

 

El podría haber asumido la responsabilidad de hacerlo.

 

“Si el segundo hijo desaparece, el puede ser absuelto de sus crímenes. ¿Es ese el caso?” Maomao miró al mayor, no, al segundo hijo.

 

Él la miraba, pero sus puños estaban apretados, incapaz de tomar represalias.

 

“…¿E-, eso es verdad?” Buo’en miró a sus dos hijos.

 

“¿No puedes saberlo sólo con mirar? ¿Realmente no puedes distinguir entre sus caras?”

 

“….” Buo’en forzó sus ojos.

 

“…Maomao.” Papá la llamó.

 

“Discúlpeme”. Maomao retrocedió en silencio.

 

“Entonces, los dos restantes deberían saber dónde está el hijo mayor, ¿verdad?”

 

Cuando Jinshi les preguntó, no tuvieron más remedio que responder. La cara de una belleza tiene intensidad.

 

“…Está enterrado en el jardín. No lo matamos. Estaba bebiendo vino y de repente empezó a comportarse de forma extraña. Su complexión también era mala, y se veía extraño. Y entonces…”

 

El segundo hijo dijo que cuando de repente se puso violento, se desplomó y se golpeó la cabeza.

 

“Pensamos en llamar a alguien inmediatamente. Pero, el hermano mayor dijo—” El tercer hijo miró al segundo hijo.

 

‘Déjame ser el que muera. Y me convertiré en el hermano mayor.’

 

Por eso, es mejor mantener ambiguo el hecho de si estaba vivo o muerto.

 

Que él cortó los dedos del cadáver y entregó una carta amenazadora junto a él a su casa.

 

“¿QUÉ ESTÁS DICIENDO?” El tono de Buo’en se volvió áspero.

 

“¡ES CULPA DE PAPÁ!” El segundo hijo dio una bofetada a la mesa. “Si no cubres a todos, me harás cargar todas las responsabilidades a mí solo. ¡El más pegajoso de dedos era el hermano mayor*! ¡Es lo mismo contigo! ¿Quién crees que te cubrió cuando le pusiste las manos encima a la concubina de papá?” (EZ: *Mujeriego)

 

“¡Oye, vas en serio con lo que dices!” Buo’en se enfadó con el tercer hijo, su aliento estaba demacrado.

 

“Sí, nuestra hermana pequeña de tres años a la que actualmente adoras, ¿no es la hija de este tipo? Y la adorabas ya que es tu primera hija, ¿no?”

 

“¡Hermano mayor! ¡Prometiste que no hablarías de ello!”

 

“¡¿En serio?! ¿¡Es en SERIO!?”

 

(Que Absurrdooo.)

 

No sólo Maomao, todos los demás probablemente compartían los mismos sentimientos.

 

(Cortarse los dedos porque está muerto es…)

 

Maomao pensó que no tenía ni idea de lo que le pasó al cadáver de la persona muerta.

 

Sin embargo, sólo podía estar sorprendida por lo que vio del argumento verdaderamente antiestético.

 

Cuando miró afuera, la luna brillaba en el cielo nocturno. Quiero volver a las habitaciones rápidamente, pensó.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
saiyukichan
saiyukichan
hace 1 año

Quiero ver la pelea de papa rakan y futuro yerno!!!!😩😩😩

A esperar….😩😩😩

Cifer
Cifer
hace 1 año

👍😽 gracias por el cap….

2
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x