Espada del Amanecer — Capítulo 174

Capítulo 174 – La Visita de Lilith Kant

 

EZ: 4/4


Como tenía previsto ser un invitado en el territorio de Kant durante unos días, después de un magnífico banquete de bienvenida, el vizconde Victor Kant organizó el alojamiento para Gawain y su personal acompañante.

 

La sensación que este viejo castillo trajo a Gawain no era particularmente buena.

 

Aunque su interior estaba lleno de luz y calor — las lámparas de cristal mágico que se veían por todas partes y las puertas, ventanas, mesas y sillas que se habían limpiado para que parecieran nuevas — todo disipaba la penumbra que traía la llegada de la noche, pero las sensaciones desagradables seguían surgiendo continuamente en el corazón de Gawain. Era como si pudiera ver la apariencia subyacente de este castillo a través de esas ventanas brillantes y paredes pintadas de blanco. —— Detrás de esas cubiertas pulidas había una piedra negra, helada y fría; estaba llena de musgo viscoso y de grietas en todas direcciones, así como de sombras y gérmenes que se reproducían sin cesar en esas húmedas grietas.

 

Después de una breve conversación con Victor Kant, Gawain regresó a su propia habitación con la excusa de necesitar descansar primero después de su viaje. Esta era una habitación especialmente preparada para huéspedes distinguidos. Había una cálida chimenea y un amueblado tan magnífico como el dormitorio del dueño del castillo. Las dos habitaciones a la izquierda y a la derecha de la suya eran la de Amber y la de Sir Philip, respectivamente. Enfrente de sus habitaciones, había también un salón donde los huéspedes podían jugar al ajedrez y disfrutar de algún entretenimiento, así como un lugar especialmente preparado para la degustación de té y la lectura.

 

La lluvia fuera de las ventanas seguía cayendo y mostraba signos de ser cada vez más violenta con los vientos. Gawain se acercó a la ventana, observando el viejo castillo de los Kant en la noche lluviosa a través de este costoso cristal hecho por el hombre. Torrentes de agua formaban rastros que cambiaban constantemente en el cristal de la ventana, lo que también hacía que el paisaje exterior fuera borroso y distorsionado. Y en este borroso y distorsionado campo visual, podía ver varias torres del castillo de Kant de pie en la noche.

 

Había unas pocas ventanas con luces iluminadas en el nivel de la base de esas torres, representando vagamente el contorno de la estructura, pero sus partes superiores eran un mar negro, casi mezclándose en esta noche oscura.

 

Gawain observó cuidadosamente esas torres mientras fruncía el ceño. Después de concentrarse, vio de repente una grieta evidente en la sección media de una de las torres.

 

Esa grieta parecía retorcerse y crecer en la oscuridad, extendiéndose rápidamente a toda la sección superior de la torre. Se ampliaban poco a poco, y un brillo como de sangre se filtraba por las grietas. —— La torre más alta parecía estar hecha un desastre en medio de estas sangrientas grietas y se derrumbaba poco a poco a cámara lenta; incluso había exclamaciones y gritos mezclados en todo eso.

 

Gawain se puso rápidamente sobrio. Los gemidos del viento y el golpeteo de la lluvia entraron de nuevo en la habitación por la ventana. Vio que la alta torre de enfrente volvía a estar intacta una vez más: el derrumbe y los gritos anteriores se desvanecieron como si hubieran sido un sueño.

 

Pero, Gawain no los tomaría como alucinaciones. Inmediatamente frunció el ceño, y la incertidumbre se reprodujo en su mente. “¿Hay una ilusión a gran escala en el castillo?”

 

Pasos ligeros vinieron de repente de afuera; parecían dirigirse hacia esta habitación. Gawain rápidamente arregló su expresión como si nada hubiera pasado. Sólo se acercó para abrir la puerta cuando sonaron los golpes.

 

La puerta fue abierta. Una dama, aparentemente de 30 años de edad, usando un vestido largo blanco con una linterna en la mano se paró afuera de la puerta. Esta lady tenía el cabello liso, mientras que su complexión parecía estar especialmente pálida por estar enferma y débil. Se quedó ahí de pie con cautela, aparentemente con una pizca de reserva y nerviosismo mientras miraba a Gawain.

 

Gawain la examinó fijamente con una mirada y luego reveló una mirada curiosa. “¿Madam?”

 

“Hola, ¿puedo preguntarle si usted es el duque Gawain Cecil?” La dama de la puerta preguntó en voz muy baja como si se quedara sin aliento si hablaba un poco más alto.

 

Gawain asintió. “Soy Gawain Cecil. ¿Quién es usted, Madam?”

 

“Víctor Kant es mi esposo”, respondió en voz baja esta enfermiza dama que parecía tener sólo unos treinta años. Aunque su voz era muy suave, todavía había la elegancia que una dama aristócrata debería poseer en su tono. “Soy la señora de este castillo. Mi nombre es Lilith Kant.”

 

“¿Vizcondesa?” Gawain miró a la otra parte con justa sorpresa. No esperaba que el vizconde Kant, que parecía ser ya más viejo que el polvo, tuviera una esposa tan joven y bonita, pero al pensar en las ‘costumbres’ de los aristócratas, su sorpresa no duró mucho. En cambio, sólo tenía curiosidad por saber por qué no la había visto antes en el banquete, ni había oído al viejo Vizconde mencionarla. “¿No asistió al banquete antes?”

 

“Mi cuerpo es débil. Mi enfermedad me ha dejado sin posibilidad de cenar con muchas personas. Tampoco puedo salir a recibir invitados en el día”, dijo Lilith Kant disculpándose. “Sabía que usted visitaría el castillo, pero mi esposo insistió en que descansara hasta la noche antes de salir. ——Ahora que mi espíritu está mejor, me dejó venir a saludar al huésped.”

 

A continuación, colgó la linterna que sostenía en el gancho junto a la puerta y se inclinó ligeramente para dar sus saludos. “Bienvenido, Duque Gawain Cecil, y también le pido que me perdone por no haber podido cumplir antes con mis deberes como la señora de este territorio.”

 

“Ah, está bien.” Toda clase de conjeturas y sospechas saltaban una tras otra en la mente de Gawain, pero la expresión de su rostro permanecía muy indiferente. “¿Sólo puede salir y moverse por la noche? Oh, sé un poco de medicina. Podría ser de ayuda para su salud.”

 

Lilith Kant reveló una pálida sonrisa. “Mi esposo me consiguió el mejor boticario. Sólo que mi fragilidad no se debe sólo a mi enfermedad sino también a mi constitución natural. Esto es algo que la medicación no puede curar. Pero sigo estando muy agradecida por su preocupación, Duque”.

 

Gawain no tenía intención de invitar a la Vizcondesa que estaba delante de él a su habitación. Como ella lo estaba visitando sola, tal invitación sería descortés… incluso si este fuera el castillo del Clan Kant. Sólo se quedó en la puerta y conversó un rato con ella; luego esta dama se despidió.

 

Y sólo después de que ella se fue, la mirada de Gawain se volvió feroz al instante.

 

¡Esa linterna en su mano!

 

Era la linterna mágica que Gawain vio servir como centro de un ritual en el sótano del castillo del Clan Kant en el reino de los sueños. ¡Era precisamente la linterna que Gawain Cecil había regalado a la entonces Obispo de los Sueños, Selena Gerfen, hace 700 años!

 

Pero Gawain no lo señaló en ese momento, ni tomó ninguna medida. Esto se debió a que no había sentido ninguna fluctuación de poder mágico de esa linterna. Esto significaba que la linterna era ‘falsa’: o bien era una falsificación o bien la linterna había sido reformada mediante magia, su verdadero núcleo de poder seguía hibernando en algún lugar de este castillo. Y actuar precipitadamente en tal situación probablemente sólo empeoraría las cosas.

 

En ese momento, una voz que venía de su lado interrumpió los pensamientos de Gawain. “¿Eh? Viej— Gawain, ¿por qué estás parado en la puerta?”

 

La puerta de al lado se abrió a empujones; la mitad de la cabeza de Amber salió del marco de la puerta. Ella lo miraba con curiosidad.

 

Y no esperó a la respuesta de Gawain. Enseguida sacó su brazo animadamente y lo agitó, con un juego de tarjetas de papel en la mano. “¡Encontré un juego de ‘Baraja del Rey’ en la habitación! ¡Trae al cara de póquer de al lado, y nosotros tres podemos jugar a las cartas!”

 

“Tenía la intención de traerlos a ustedes dos aquí, pero no es para jugar a las cartas.” Gawain miró resignadamente a esta mitad-elfo y luego llamó a la puerta de Philip.

 

Cuando reunió a todos en su habitación, Gawain habló de la dama que lo había visitado antes. “Acabo de encontrarme con la esposa de Victor Kant, Lilith Kant. Parecía haber algo muy sospechoso en ella…”

 

Después de escuchar la descripción de Gawain, los agudos oídos de Amber temblaron inmediatamente. “Un hombre tan viejo tomó a una persona que casi podría ser su nieta como su esposa… Eek—— Ustedes, montón de aristócratas, son realmente desvergonzados.” (EZ: Recuerden, [si no lo han mencionado lo digo acá también pero creo que lo mencionaron antes] aquí los humanos pueden vivir cerca de 150 años, los plebeyos por desnutrición y razones médicas entre otra cosa no viven tanto, pero los aristócratas pueden vivir todo eso por lo que lo que dijo Amber tiene sentido si el vizconde tiene más de 100 años no?)

 

Después de eso, sus pensamientos se desentrañaron. “Una persona con sangre de elfo como yo es aún mejor. Si yo no lo digo, otros no se atreverían a adivinar mi edad. Incluso si tú, este hombre de 700 años, te casaras conmigo, podrías ir y decir descaradamente a los demás que en realidad tenemos la misma edad…”

 

El siempre serio y solemne Sir Philip miró instantáneamente a Amber con horror. La desconsiderada y llena de mierda forma de hablar* de la chica mitad-elfo tenía a este lamentable caballero en un verdadero revuelo una vez más. (EZ: *nuestra querida Lady Bandido xD)

 

Y la respuesta de Gawain a Amber fue un golpe en su cabeza. “¡Es un negocio apropiado!”

 

“Nunca escuchamos de la existencia de tal ‘Vizcondesa'”, dijo Sir Philip solemnemente. “Ese Vizconde Victor Kant tampoco la mencionó. Esto es muy inusual… aunque la Vizcondesa no pueda recibir visitas por estar enferma, es poco probable que el Vizconde no la mencione en absoluto, ¿verdad? Además, hay tantos sirvientes y sirvientas en el castillo. Ninguno de ellos habló en privado sobre tener tal señora/maestra* aquí… Esto es demasiado extraño.” (EZ: *Mistress)

 

“Si lo expresáramos de otra manera, ya habría hablado antes con las personas del castillo”, Amber se frotó la cabeza que había sido golpeada por Gawain mientras también se unía a la discusión. “Aunque no hablaron de tener una maestra en el castillo, mencionaron que el viejo Vizconde tiene un hijo llamado Belm. Pero él dejó el castillo a una edad muy temprana. Se dice que se fue de viaje por la región central, y parece que no ha regresado en varias décadas…”

 

Gawain se acarició la barbilla. “Nunca regresó durante varias décadas… ¡¿Se fue de viaje, o fue vendido?!”

 

Amber puso los ojos en blanco. “¿Quizás se fue para ser rehén de algún gran clan aristocrático de la región central que tenía beneficios para ser intercambiado? ¿No es esa la moda para todos ustedes los aristócratas?”

 

“No digas tonterías. Esta no era la tendencia en nuestros días,” Gawain inmediatamente se defendió solemnemente. “En nuestra época, formar alianzas dependía de uno mismo. No dependíamos de pequeños juegos como el intercambio de rehenes.”

 

Sir Philip instantáneamente puso una mirada de admiración. “Eso es lo que un hombre íntegro debe hacer”.

 

“No, es principalmente porque las viejas palomas que fundaron el reino tenían mal genio. En ese momento, cualquiera que se retractara de sus palabras sería golpeado por los aristócratas de todo el reino. —— Ocasionalmente, cuando el Rey tenía tiempo, el personalmente iba a dar la paliza(EZ: LOL). Como el transporte no era conveniente, todos se turnaban. A veces, las viejas palomas fundadoras que se dejaban caer para dar una paliza llegaban una tras otra sucesivamente durante todo un año. En realidad, nadie se atrevía a romper ningún acuerdo…”

 

Philip: “…”

 

“Oh, maldición, ¿cómo es que los aristócratas que eran tan directos y honestos terminaron a como son ahora?” Amber realmente anhelaba la era que Gawain describió; asociándola a la actualidad, meneó la cabeza con mucha lamentación. “En resumen, el heredero del clan Kant, conocido como Belm, se fue de viaje porque a menudo respondía a las cartas. —— Si todo va bien, después de que el viejo vizconde Kant muera, Belm Kant terminaría sus viajes y volvería para heredar los bienes de la familia.” (EZ: que tipos más divertidos fueron los Fundadores de Anzu no? xD)


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
Ats
Ats
hace 1 año

grande gawain se le está insinuando la desgracia de los elfos u:

Anónimo
Anónimo
hace 1 año

En realidad no hace falta que Victor kant tenga mas de 100 años. Podria tener incluso 66 años y estar casado con una mujer de 30 que pudiese ser su nieta…. e incluso menos si tienen a hijos antes. Y mas en la edad media.

Blackcito
Blackcito
hace 1 año

Detesto a la gente que hace ships, pero no soy el unico que piensa que la desgracia de elfo y el satelite milenario van a terminar en una relación de pareja, ¿cierto?

6
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x