Espada del Amanecer — Capítulo 172

Capítulo 172 – Invitados del Territorio Kant

 

EZ: 2/4


Esta historia narrada por Pittman despertó un gran interés en Gawain; al mismo tiempo, hizo que surgieran en él muchas asociaciones que no podían ser suprimidas.

 

Muchas personas trataban la historia no oficial y los cuentos extraños como historias absurdas que no valían la pena mencionar. Pero al mismo tiempo, también había muchos dispuestos a reconocerlas. Incluso los cuentos más absurdos e irracionales siempre contenían algunos reflejos de la realidad.

 

Y para aquellos elfos con sus largas vidas y que tenían registros históricos con mucho más detalle y consistencia que la humanidad, Gawain creía aún más que los hechos estaban presentes en sus leyendas e historias —— especialmente aquellos aspectos relacionados con el arca flotante y veloz sobre la superficie del mar, el área del mar en la Noche Eterna, y la enorme torre que conectaba con los cielos. Estos asuntos que excedían el conocimiento de las personas comunes sobre el continente Loren fueron en realidad descritos tan detalladamente, tan irrefutables en las leyendas de los elfos plateados. Esto obligó a Gawain a hacer asociaciones hasta cierto punto.

 

Aparte del continente Loren, otros continentes existían en realidad…

 

Antes de que se desarrollara la civilización en este continente, la civilización ya había surgido en otro continente?

 

Los ‘elfos primordiales’ escaparon de su tierra natal en un arca que podía flotar y avanzar a toda velocidad por la superficie del mar. ¿Qué era el arca en sí misma? A juzgar por las descripciones… ¿Podría ser un cierto objeto que se asemejaba a un vehículo de ground-effect[1]? ¿O un gran aerodeslizador?

 

¿Qué hay de la zona del mar que estaba eternamente envuelta en la noche? ¿Podría estar ubicada dentro de la región de la noche polar? ¿Existía el fenómeno del sol de medianoche y la noche polar de manera similar en los polos norte y sur en este planeta?

 

¿Y qué era esa enorme torre en la leyenda? Claramente no era una especie de estructura natural, sino que parecía más probable que hubiera sido hecha por algún ser o seres. Había incluso proyecciones del cielo estrellado y materiales de vídeo de animales, plantas y minerales… ¡¿Podría tener algo que ver con esa antigua civilización avanzada que dejó atrás el satélite de vigilancia?!

 

Si Gawain Cecil realmente hubiera encontrado el Mar de la Oscuridad Eterna y esa enorme torre en el viaje secreto que hizo en aquel entonces, esos cristales serían lo que sacó de la enorme torre?

 

Incontables piezas de información parecían unirse en este caso. Era como si algún progreso sobre la secuencia de eventos estuviera a punto de ser revelado, pero cuando Gawain buscó y analizó cuidadosamente, se dio cuenta de que aún no podía llegar a ningún resultado.

 

La información estaba demasiado desordenada y rota; también había muchas leyendas vagamente mencionadas, cuentos extraños y especulaciones mezcladas en ellas. Había demasiada incertidumbre; ¡era completamente insuficiente para reconstruir la verdad de esos años!

 

En ese momento, Gawain incluso desarrolló un impulso incontrolable, el impulso de construir un gran barco y dirigirse directamente al norte del reino, salir al mar para una exploración. Quería ir a la zona del mar siempre envuelto en la noche (también podría ser en un largo período de estado de sol de medianoche durante horas específicas) y echar un vistazo a lo que era exactamente esa legendaria torre enorme!

 

Tal impulso palpitó en su pecho. Tuvo que inhalar profundamente mientras reflexionaba tranquilamente sobre las reservas de recursos del territorio, la base tecnológica, la capacidad de producción industrial, así como el oro y la plata que quedaban en la bóveda de las montañas. Después de pasar por cada una de ellas, su impulso se desvaneció por completo, y se sintió bastante desanimado y decepcionado…

 

“Ancestro, ¿estás bien?” Heidi miró con preocupación a Gawain. El cambio de expresión en el rostro de este último la tenía muy preocupada por la posibilidad de que su ancestro falleciera de nuevo (y mirando la situación, su fallecimiento esta vez sería incluso muy poco pacífico).

 

Pero afortunadamente, Gawain se recuperó a tiempo y le hizo un gesto con la mano. “No te preocupes, estoy bien”.

 

“¿Le interesa el Mar de la Oscuridad Eterna?” Pittman que estaba al lado preguntó y luego frunció el ceño. “Pero con todo respeto, incluso en el poderoso y próspero Imperio Plateado, el Mar de la Oscuridad Eterna es también sólo una historia. Como es sabido por los elfos, la tormenta, la densa niebla y el desordenado campo de poder mágico sellaron todo el océano. Incluso con la habilidad técnica de los elfos, no hay forma de navegar en una zona marítima alejada de la costa, más aún para los respectivos reinos humanos que experimentaron un declive en la tecnología. En aquellos años antes de que la Iglesia del Dios de las Tormentas degenerara, los eclesiásticos de las tormentas todavía podían guiar a los capitanes a navegar en algunas rutas específicas alrededor del continente, pero ahora que la Iglesia del Dios de las Tormentas cayó para convertirse en los Hijos de la Tormenta, ya no hay nadie que pueda navegar en el océano…”

 

Fue un raro caso en que este pequeño anciano lo persuadiera con una actitud tan seria y consciente. Gawain estaba bastante conmovido, pero aun así no pudo evitar preguntar: “Ya han pasado setecientos años. ¿Siguen las naciones atrapadas en tierra firme y sin poder dirigirse a mar abierto?”

 

“De vez en cuando, hay aventureros audaces que desafían al océano, pero los que regresan con vida son menos de un tercio de ellos. Además, aunque regresen, la mayoría están mentalmente trastornados, sus mentes están dañadas por el caótico ambiente mágico en el mar abierto.” Heidi meneó la cabeza. “Además, ¿de qué sirve desafiar al mar? Todas las riquezas se originan en la tierra. Ya sean minerales o cultivos, sólo se pueden encontrar en la tierra. Realmente no puedo percibir una necesidad de desafiar al océano. El único pueblo con algún desarrollo en los océanos es el Imperio Typhon, pero sólo han encontrado algunos materiales mágicos en lugares cercanos al mar…”

 

Al oírla, Gawain no pudo evitar fruncir el ceño mientras miraba a Heidi. “¿De verdad crees que no hay riquezas en el océano?”

 

“¿Riquezas en el océano?” Heidi vaciló. “Los humanos son criaturas que viven en la tierra. ¿Qué riquezas que nos sean útiles podría haber en los océanos?”

 

Gawain observó a Heidi, estaba realmente tentado a darle una visión y educación realmente ferviente y conmovedora, pero pronto se dio cuenta de que esta predicación no haría casi nada por Heidi, cuyos conocimientos y perspectivas eran limitados. Por lo tanto, sólo podía suspirar al final. “Un día lo entenderás. Este continente es realmente demasiado estrecho para los humanos que han tenido la iluminación de sus mentes. ——Olvida todo lo demás. Ni siquiera tenemos un lugar donde escondernos cuando llegue la Ola Oscura”.

 

Una Ola Oscura viniendo… No hay lugar para esconderse…

 

Este comentario impresionó un poco a Heidi, pero justo cuando quería preguntar, Gawain ya había mencionado otro asunto. “Dejemos esto de lado por ahora. Heidi, quiero que me ayudes a reunir algunos materiales de libros.”

 

“¿Sigue siendo información sobre los hechizos básicos y teorías de hechicería de cada facción?” Heidi preguntó instintivamente. Materiales de este aspecto fueron los que Gawain le pidió que reuniera más a menudo.

 

Pero, la respuesta de Gawain la sorprendió mucho. “No, se trata de la biografía de mi vida.”

 

“¿Sobre la… Biografía de tu vida?” Heidi parpadeó confundida. Esta petición era realmente extraña. En todo el mundo, probablemente sólo este ancestro suyo, que una vez estuvo muerto y luego repentinamente cobró vida, podría haberlo inventado. “¿A qué forma te refieres? ¿La biografía de los héroes publicada oficialmente por el reino?”

 

“No sólo eso, también quiero las distintas ediciones que circulen entre las personas. Quiero cualquier tipo que describa mi vida.” No era conveniente que Gawain le explicara que quería buscar pistas sobre el viaje secreto que ocurrió pero que había desaparecido de los recuerdos de Gawain Cecil. Por lo tanto, sólo podía hacer una petición tan amplia. “Incluso si es una historia no oficial, las divagaciones de alguien, o incluso historias absurdas que los aldeanos usan para asustar a los niños, las quiero todas.”

 

La expresión de Heidi se tornó extraña. “¿Para qué quieres esas cosas?”

 

Gawain sólo quería inventar una razón — como estar interesado en los cambios en los pensamientos de las personas a lo largo de 700 años y demás — cuando Amber de repente apareció de entre las sombras a su lado. Y esta Amber se puso a parlotear: “Probablemente es demasiado ocioso y quiere ver qué crítico quiere cagarse en él… O eso, o quiere ver cómo todo el mundo le alaba y luego secretamente sentirse feliz por ello…”

 

En el instante en que Amber saltó de las sombras, Heidi levantó su báculo con facilidad y se colocó en la posición inicial de Gansos Salvajes Descendiendo sobre la Arena[2]. No obstante, la señorita Mitad-Elfo también había aprendido la lección después de ser golpeada la vez anterior. Después de terminar con sus tonterías, saltó inmediatamente detrás de Gawain, usando este último como escudo delante de ella. Incluso sacó la mitad de su cabeza y se burló: “Rua——no creo que golpees a tu ancestro… ¡¡Maldición, duele, duele!!”

 

Antes de que pudiera terminar el resto de su frase, fue arrastrada por Gawain sujetándole la oreja. Gawain tenía incluso una curiosidad especial mientras tiraba. “¿En qué estabas pensando? Esconderse detrás de la persona por seguridad después de inventar cosas para despreciarla. ¿No crees que te golpearía?”

 

“¡Oh, maldición, me equivoqué, me equivoqué, me equivoqué!” Amber casi corría y saltaba. “¡Mi oreja se va a acalambrar, va a acalambrarse!”

 

Como resultado, la carpa se llenó de una atmósfera alegre…

 

Unos días después de que el mensajero fuera enviado, una carta de respuesta del vizconde Victor Kant fue enviada al territorio del Clan Cecil.

 

El viejo vizconde expresó su deseo de llamar a Gawain e invitó a Gawain a visitar el viejo castillo y casa rural de la que el clan Kant se enorgullecía. Así, el segundo día después de que el mensajero regresara, Gawain, que había estado preparado durante mucho tiempo, emprendió su viaje al territorio Kant.

 

Partió en un carruaje e intencionadamente no trajo más acompañantes. Aparte del mozo que conducía el carruaje, sólo trajo a Amber, que ocupaba el puesto de su guardaespaldas personal, así como a Sir Philip, que acababa de escoltar a los refugiados de vuelta al territorio hace poco.

 

Cuando las siluetas de la pequeña ciudad y de las aldeas al borde del territorio Kant aparecieron al final del camino, el cielo se volvió gradualmente nublado. Vientos fríos y húmedos y el olor de la tierra barrieron el suelo, los vientos llevando la señal de que la lluvia estaba por venir. Parecía que al final de este mes de las Heladas, antes de que llegara el mes de la Niebla, esta tierra estaba a punto de recibir una generosa lluvia.

 

Después de esta lluvia, el breve otoño del Reino Anzu habría terminado. Lo siguiente sería el interminable invierno de este reino del norte. Primero, era el Mes de la Niebla, húmedo y frío de 60 días, luego, el Mes Frío de 60 días. La nieve del reino perduraría intermitentemente hasta que llegara el Mes del Renacimiento. Incluso las ‘fronteras del sur’ donde se encontraba el territorio Cecil estarían cubiertas de escarcha y nieve. (EZ: Hasta ahora [por lo que escribí creía que el Mes de la ‘escarcha’ era el invierno pero era otoño que error el mío, lo pondré como el mes de las ‘Heladas’ de ahora en adelante ya que está más que claro con esto])

 

Después de todo, todo el Reino Anzu estaba en el norte del continente.

 

Se desconocía si los refugiados en las zonas salvajes podrían llegar al territorio Cecil para refugiarse a tiempo antes de que llegaran los días más fríos; se desconocía si el Plan de Desarrollo de Invierno del territorio se llevaría a cabo de acuerdo con las expectativas; se desconocía si Anzu y el Imperio Typhon entrarían en guerra este invierno.

 

Gawain abrió el panel del lado del carruaje. En el cielo gradualmente nublado y oscurecido, ya podía ver el viejo castillo de los Kant en una colina en el frente lateral. Esa antigua arquitectura de piedra se elevaba en lo alto; varias oscuras agujas apuntaban directamente al cielo lleno de nubes de tormenta. Y en el vasto terreno debajo del castillo había hileras de edificios de la ciudad.

 

En la actualidad, la noche y las nubes oscuras llegaron al mismo tiempo. El oscurecimiento de los cielos por adelantado hizo que las luces dispersas iluminaran gradualmente la ciudad. Gawain contó cuidadosamente el número de esas luces, así como su distribución, estimando los ricos y pobres y el orden de esta tierra.

 

Había más luces de las esperadas, y se podían ver por toda la ciudad.

 

Una gota de lluvia pasó oblicuamente por el panel abierto del carruaje y aterrizó en el rostro de Gawain. Al mismo tiempo, también hubo un frío y sombrío viento que se interpuso. En una esquina del carruaje, Amber tiró de la manta que la rodeaba con fuerza y murmuró somnolienta: “Gawain, cierra la ventana…”

 

Gawain sonrió y bajó el panel. Los sonidos de las gotas de lluvia que gradualmente se volvían más densas ya sonaban desde la parte superior del cobertizo del carruaje hecho de madera impermeable.

 

El carruaje atravesó a toda velocidad las fértiles y ya cosechadas tierras de cultivo del territorio Kant. En la dirección de donde venía el carruaje, el camino que conducía al exterior del territorio estaba lentamente sombreado por la cortina de lluvia, convirtiéndose en una escena borrosa, imposible de distinguir…

 

Notas

[1] Vehículo de efecto suelo (GEV) – un vehículo diseñado para alcanzar el vuelo sobre una superficie plana, generalmente el mar, haciendo uso del efecto suelo, el aumento de la elevación y la resistencia aerodinámica que las alas generan cuando están cerca de una superficie fija

[2] Gansos salvajes descendiendo sobre la arena – una famosa obra de cítara china


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x