Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 36

Anterior |Índice| Siguiente


Mano Gigante de la Ruptura

Todas las runas oscuras a cientos de metros de distancia fueron atraídas hacia Qin Feng como un dragón largo y veloz. En su mente, podía sentir una gran cantidad entrando en su conciencia y aterrizando en su núcleo de habilidad diamante. Sorprendentemente, todas estas runas solo habían ocupado un pequeño lugar.

“¡10.000 runas oscuras!”

No esperaba haber absorbido tantos de una vez. El poder de estas runas oscuras podría compararse con un arma de nivel D. Cuando Qin Feng miró hacia el cielo y descubrió que la Piedra del Infierno lo había coloreado de negro. Nubes oscuras y siniestras estaban en todas partes. Parecía que algo enorme estaba a punto de golpear el suelo.

“¡No puedo dejar que esto suceda!”

Pensando en todos los niños que habían perdido la vida durante la última catástrofe de runas oscuras, Qin Feng estaba decidido a detener los eventos que estaban por suceder. Inmediatamente corrió hacia el lugar donde el meteorito se había estrellado.

Un cráter de 50 metros de ancho se hundió en el lugar donde aterrizó la Piedra del Infierno. Qin Feng se quedó estupefacto cuando lo vio allí en silencio. Nadie sabía el origen de Piedras del Infierno. Dado que la primera ruptura espacial se había generado en la tierra, ya había demasiados misterios sin resolver.

Hace mucho tiempo, una Piedra del Infierno del tamaño de una uña aterrizó en una de las ciudades de un país del oeste.

¡Así comenzó el gran apocalipsis!

Toda la ciudad fue infectada por el virus y convirtió a todos sus residentes en zombis muertos vivientes, sin sentido y portadores de enfermedades. El lugar fue devastado más allá de lo creíble, convirtiéndose en un infierno viviente de la noche a la mañana, de ahí su nombre, la Piedra del Infierno. Hasta hoy, la ciudad había sido gobernada por un zombie de nivel rey bestia.

Todo ese caos había sido causado por una piedra no mayor de un cuarto. Ahora, aquí estaba Qin Feng, mirando una Piedra del Infierno del tamaño de un puño. Estaba increíblemente ansioso. Las Piedras del Infierno generalmente eran malas noticias para la mayoría de la gente, ya que era un hecho bien conocido que las runas oscuras que emanaban de ella casi siempre producían efectos devastadores.

Por otro lado, esta lógica no se aplicaba a Qin Feng. Para él, esto era algo que anhelaba.

Estaba a solo cinco metros de la Piedra del Infierno. A tan corta distancia, Qin Feng pudo ver bien la roca. Aparentemente, había un fuego ardiendo a su alrededor, su temperatura era tan alta que el suelo a su alrededor chisporroteaba y se licuaba. Parecía que la tierra circundante estaba a punto de convertirse en magma. Qin Feng no tuvo tiempo de dudar más.

“¡Absorber!”

La habilidad especial de Qin Feng se activó, permitiéndole devorar la Piedra del Infierno con facilidad. Segundos después, la Piedra del Infierno había desaparecido, y las runas oscuras también dejaron de aparecer. Poco después, sintió que algo inusual sucedía en su cuerpo. Sin entrar en mediación, pudo ver que un satélite gigante había rodeado su planeta diamante. Era como la tierra y su luna, ambas conectadas.

Las runas oscuras seguían saliendo de la Piedra del Infierno a su planeta diamante. Pronto, convirtió su planeta diamante en rojo oscuro. ¡También podía sentir que su habilidad oscura había aumentado al menos diez veces!

“Esto es una locura. ¡Diez pliegues de mejora! ¡Me pregunto cuántas runas oscuras absorbí!”

Justo cuando Qin Feng estaba a punto de disfrutar de su emoción, una ruptura espacial del tamaño de una palma apareció en el cielo y dentro de sus límites, salió una mano pálida adornada con uñas negras. Parecía la mano de un cadáver, donde no fluía sangre a través de él. Eso lo había hecho parecer extremadamente aterrador.

¡Ji!

¡Ji!

¡Ji!

De repente, Xiaobai gritó y activó la runa espacial sin el consentimiento de Qin Feng.

¡Bloop!

Qin Feng desapareció en el aire. Esta era la habilidad especial de Xiaobai después de su evolución. No solo podría teletransportarse a un lugar determinado, sino que también podría llevar a Qin Feng con él. Al mismo tiempo, la mano pálida que apareció en el cielo comenzó a balancearse. Segundos después, se convocaron innumerables huesos, y todos comenzaron a combinarse para formar una mano esquelética gigante.

Qin Feng logró presenciar todo el asunto. ¡Fue en ese momento cuando se dio cuenta de que no era una mano esquelética sino la garra de una bestia gigante! La garra gigante de repente aterrizó donde Qin Feng había estado antes con una fuerza comparable a la Piedra del Infierno cuando se estrelló. Si no fuera por Xiaobai, Qin Feng seguramente habría sido asesinado.

Después de eso, la garra esquelética agarró un puñado de tierra del suelo, formando así otro cráter gigante.

¡Esto era absolutamente aterrador!

¡A juzgar por su inmensa fuerza, esta criatura era más poderosa que una criatura de nivel S! La garra esquelética devolvió la tierra a la mano pálida, que comenzó a agitarse. Parecía que estaba tratando de convocar algo, pero era infructuoso.

Qin Feng sabía que algo malo estaba por sucederle. Claramente, el dueño de esta mano pálida estaba buscando la Piedra del Infierno. Afortunadamente, la ruptura espacial de la que salió la Piedra del Infierno era extremadamente pequeña; la razón por la cual la criatura no pudo atravesarla. Teniendo en cuenta la fuerza de la garra esquelética gigante, la criatura debería ser un rey bestia de nivel S.

Después de buscar frenéticamente por un momento, la criatura dejó escapar un rugido de frustración ya que no pudo localizar la Piedra del Infierno.

“¡¿Quién se atreve a meterse con mi Piedra Oscura Santa?!” una voz retumbante rugió desde los cielos.

“¡Mierda!”

La criatura trató de apretar su otra mano en la ruptura espacial. Parecía que la grieta seguramente se expandiría debido a la fuerza extrema ejercida por la poderosa criatura. Estaba decidido a buscar a quien había tomado tan descaradamente su Piedra del Infierno.

“¡No puedo dejarlo salir sin importar qué!”

Qin Feng sabía que era inútil escapar ahora. Mientras tanto, se le ocurrió una idea que podría resolver la situación.

Qin Feng encendió su comunicador y envió información que había recibido de su aerodeslizador.

“Informando a la estación espacial de la ciudad de Chengyang. Una ruptura espacial se ha generado 300 kilómetros al noroeste de la ciudad. Hay una gran cantidad de energía que se libera de ella. Una criatura desconocida está intentando escapar de la grieta. Hay una alta probabilidad de que sea una criatura de nivel S. ¡Por favor envíen ayuda para sellar la ruptura espacial!”

Después del primer engendro/desove de la ruptura espacial en la Tierra, los humanos comenzaron a trabajar incansablemente para encontrar una máquina llamada dispositivo de estabilizador espacial. Por lo general, las rupturas espaciales desaparecerían después de un tiempo. El dispositivo estabilizador espacial se utiliza para acelerar este proceso de cierre.

Qin Feng esperaba que el calvario lo alcanzara más temprano que tarde, por eso se había reportado a la ciudad de Chengyang en lugar de a la colonia de Chengbei. Sin embargo, aún necesitarían algo de tiempo para verificar la situación. Estaba nervioso, inseguro de si podrían cerrar la grieta a tiempo. Actualmente, la criatura todavía intentaba agrandar el agujero de gusano.

¡Chirp!

¡Chirp!

¡Chirp!

Xiaobai saltó y se teletransporto a 30 metros del suelo.

“Xiaobai! ¡¿Qué estás haciendo?!” gritó Qin Feng.


Anterior |Índice| Siguiente

5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x