Dragón Egg: Capítulo 312


Anterior |Índice| Siguiente


La tiranía de un cierto noble [4] (Lado de Tallmann)

 

 

No mucho después de que Grodell y yo nos reagrupamos con la 4° división… un ensangrentado Azalea, y el hombre bestia más bajo que yo, Nell, regresaron. Las ropas de Azalea están rasgadas, y él está sangrando. Verlo en este estado me enfureció aún más.

 

—A-Azalea-sama fue herido por un monstruo… alguien, sánelo con magia… —Nell le pide a los demás mientras baja a Azalea.

 

Ese puro y sin malicia tono suyo, por alguna razón, me irrita. Podría sentir mis cejas arrugarse en ira.

 

— ¡Azalea! ¡Explícame lo que estoy viendo ahora mismo! ¡Te jactabas sobre subyugar al dragón, pero mírate ahora! ¡Estás todo golpeado por un miserable no muerto! ¿Qué les sucedió a los otros dos? ¿Están muertos? ¡No me digas que incluso dejaste escapar a ese no muerto! —Mientras gritaba, desenvaine mi espada y la empuje al suelo por impulso. Suena con un sonido vibrante y fragmentos de rocas se desmoronan. Recojo mi espada y camino enojado hacia Azalea.

 

Nell no está seguro de que hacer, pero cuando Azalea lo señala con los ojos, deja a Azalea solo y retrocede.

 

—Perdóneme, Su Excelencia. No tengo escusa por mi fracaso. En lugar de una excusa, le pido que continúe con el plan… (Azalea)

 

— ¡¿Estás diciendo que todavía quieres hacerte cargo de subyugar a ese dragón?! Incluso con todas las pérdidas que hemos sufrido, tienes los nervios para decir eso… con tu brazo en ese estado, ¡ni siquiera podrás balancear tu espada apropiadamente! ¡¿Qué puedes hacer exactamente ahora?! ¡Tenía altas expectativas en ti, pero cuando es más importante, ni siquiera pudiste manejar un mero monstruo inferior! ¡No lo entiendes! ¡Esta es mi única oportunidad de convertirme en el próximo rey! ¡El honor de mi familia Tallvenitz está en juego aquí! Dijiste que te dejara la subyugación del dragón a ti… pero, ¡mírate ahora! —Balance mi espada con ira.

 

Nell, que estaba mirando desde lejos, interrumpe e intenta ponerse entre nosotros. Pero entonces, Azalea toma la espada de un soldado cercano, apuntándola hacia Nell para detenerlo en seco, y recibe mi espada con la mano izquierda.

 

No hay forma de que bloquear un ataque directo de una espada con tus manos desnudas te deje ileso. Estaba cegado por la ira, por lo que la fuerza que usé para balancear la espada no debería ser muy fuerte, pero, aun así, la cuchilla penetro profundamente en la palma izquierda de Azalea y su dedo índice fue cortado. Su mano sangraba mucho.

 

—Que…… ¿En que estabas pensando? (Tallmann)

 

Si Azalea no hubiera detenido a Nell, él fácilmente se hubiera defendido o esquivado mi ataque. No, con sus habilidades de primer nivel, incluso podría esquivar el ataque mientras detenía a Nell. Azalea es surdo. Es de conocimiento común que un espadachín cuide su brazo dominante. Hay muchos maestros de la espada que ya no pudieron seguir con sus vidas después de que sus brazos dominantes se volvieron disfuncionales debido a demasiadas lesiones. Es cierto que balance mi espada porque estaba furioso, pero no era mi intención cortarle el dedo a Azalea.

 

—…Espadas, no son necesarias para someter a ese dragón. Ni siquiera alguien de mi calibre puede tomar la cabeza de ese dragón. Es por eso que… este nivel de lesión, no será un problema en absoluto si pretendemos derrotarlo. (Azalea)

 

—Y, para mostrar eso, deliberadamente tú… (Tallmann)

 

Azalea suelta la espada y se arrodilla en el lugar.

 

—Lo haré, seguiré trabajando duro para asegurarme de que Su Excelencia se convierta en el próximo rey. Por esta única razón, con mucho gusto dejare mi cuerpo y alma. Por favor, le ruego que me ordene someter a ese dragón por una última vez… Lord Tallmann, debería concentrarse en mantenerse con vida. (Azalea)

 

Me quede sin palabras por un tiempo ahí. No esperaba que Azalea me digiera tan buenas palabras como esas.

 

—…Mhm, entonces te dejare este asunto a ti. No lo arruines de nuevo. (Tallmann)

 

— ¡Ciertamente! Incluso si eso significa ofrecer mi vida, me asegurare de que traerle las dos cabezas de ese dragón a Su Excelencia. (Tallmann)

 

Mi ira finalmente ha desaparecido y puedo pensar con calma nuevamente.

 

—…Puede que me haya dejado llevar un poco ahí. ¡Qué les pasa a todos! ¡Apresúrense y atiendan el brazo de Azalea en este instante! (Tallmann)

 

Cuando llame a la 4° división, varios magos blancos pasaron nerviosamente junto a mí, y comenzaron el tratamiento de Azalea.

 

—Entonces, Azalea, ¿exactamente como planeas derrotar a ese dragón? (Tallmann)

 

Azalea, quien en este momento está rodeado por magos blancos de la 4° división, mira hacia arriba y me ve a los ojos.

 

—…Atrapando a los rehenes Lithuvar dentro de una cueva, y dirigiendo al dragón ahí. Si ese dragón realmente le importa la Tribu Lithuvar… entonces, lo más probable es que intente salvar a los rehenes para cumplir su papel como Deidad Guardiana. (Azalea)

 

— ¿Hay siquiera una cueva cerca que sea lo suficientemente grande para que quepa un dragón de ese tamaño? (Tallmann)

 

—No, no lo creo. Es por eso que… lo obligaremos a usarlo. Si es realmente un dragón de alto rango, entonces seguramente tendrá la habilidad [Transformación Humana]… usará esa habilidad para entrar a la cueva y salvar a los rehenes. Sin embargo, esa habilidad no es más que un conjunto de debilidades… con sus estadísticas reducidas a la mitad y su poder mágico lentamente disminuyendo, un golpe directo de un selecto espadachín debería causar un golpe decisivo. Esta es la única manera de derrotar al dragón, reduciendo sus estadísticas al promedio y reduciendo su magia. (Azalea)

 

—…A primera vista, no parece un mal plan. Sin embargo, esto depende en gran medida de las acciones de la otra parte. Y, además, no estamos realmente seguros de que vendrá a salvar a los rehenes… (Tallmann)

 

—De todos modos, es la única manera de cambiar el rumbo de la batalla. Después de todo… nuestro oponente es el legendario dragón malvado, Ouroboros. (Azalea)

 

— ¡¿D-Dijiste Ouroboros?! —Involuntariamente levanté la voz.

 

Todos me escucharon y también estaban en shock.

 

Un Ouroboros es un monstruo de rango A. Hablando de amenazas de rango A, se dice que ha habido varios casos en los cuales varios países unieron fuerzas para formar un grupo especial de caballeros, y que se utilizaron miles de soldados para someterlos.

 

No se casi nada sobre el Ouroboros que no sea por cuentos o leyendas. Aunque, he oído que son innegablemente duros.

 

—Precisamente. Y, si se esparce la palabra de que ha sido derrotado bajo su liderazgo… entonces, indudablemente se convertirá en el próximo rey. Los regalos de los otros nobles no serán nada comparados con su maravillo logro. (Azalea)

 

— ¡E-Eso suena como un sueño descabellado! ¡Cómo puedes decir eso con una cara seria! ¡Si lo que dices es cierto y ese dragón es un Ouroboros, ¿Realmente puedes matarlo?! ¡Se dice que es el símbolo de la inmortalidad…! (Tallmann)

 

—El único problema es la cantidad de poder mágico y vitalidad que tiene. Las leyendas a menudo son exageradas… si es una criatura viviente, es probable que la vida se extinga en algún punto. No existe la vida eterna. Si logramos usar [Transformación Humana]… tendremos muchas ventajas. Antes de que pueda salir de la cueva, debemos aprovechar la oportunidad y derrotarlo mientras tiene reducida su fuerza física y reservas de magia. (Azalea)

 

Es una cuerda floja… pero, si tenemos éxito, mi ruta para convertirme en rey estará asegurada.

Teniendo en cuenta que los países vecinos lo ven como una amenaza, definitivamente apreciaran mi triunfo. Y, como una ventaja adicional, podremos usar los ojos, carne y huesos del Ouroboros para avanzar aún más el desarrollo de herramientas mágicas. No tomará mucho tiempo para que mi nombre se esparza por todo el mundo. Sufrimos muchas pérdidas… pero, los beneficios que obtendremos serán mucho mayores.

 

—P-Pero, aun así… con tu brazo así, ¡no estarás en condiciones de balancear una espada! (Tallmann)

 

—Me ocultare con magia… Cuando el Ouroboros deje la cueva, antes de que pueda liberar su [Transformación Humana], disparare un grande número de [Llamarada] a todo poder. Si golpea su cuerpo mientras esta en su estado humano, desprotegido de sus escamas, incluso el Ourobors debería ser dañado significativamente después de múltiples disparos de [Llamarada]. (Azalea)

 

E-Eso puede ser cierto… con tanta potencia de fuego, debería ser suficiente para matar incluso al Ouroboros.

 

—Este plan dependerá en gran medida de ti… Nell. Lo que sea necesario, mantén la humanización del Ouroboros por un segundo más y has que cuente. Tu velocidad debería ser capaz de mantenerlo bajo control. (Azalea)

 

Azalea se voltea hacia Nell y le dice eso. Nell traga saliva y mira hacia abajo.

 

—Eso significa que… van a aprovecharse de su estado como Deidad Guardiana mientras intenta salvar la vida de un miembro de la Tribu Lithuvar… ¿verdad? (Nell)

 

La atmosfera se congeló. Estamos a punto de enfrentar a un monstruo legendario con una oportunidad de matarlo, pero ¿qué basura estas escupiendo ahora? Es por esto que desprecio a este mocoso. La única razón de por qué no lo he sacado de su posición todavía, es debido a que Azalea elogió mucho sus habilidades, pero, honestamente, no estoy interesado en lo más mínimo.

 

— ¡Y aquí yo preguntándome que ibas a decir! ¿Sabes lo mucho que Azalea tuvo que… —Azalea se acerca y me agarra?

 

—Mi Lord, Nell es más que capaz de enfrentar al Ourobors humanizado. Es un activo valioso. Incluso si la humanización disminuye sus estadísticas a la mitad, un soldado común no duraría ni 10 segundos contra él. Y, con mi brazo en este lamentable estado, dudo que incluso pueda durar mucho tiempo contra él… (Azalea)

 

— ¡Parece que tienes a Nell en altos estándares! ¡En caso de que lo olvides, él es el tipo de persona que se encoge de miedo cuando le da el golpe final al enemigo porque sigue compadeciéndolo! (Tallmann)

 

Azalea permanece en silencio por un rato, entonces abre su boca.

 

—Nell… no es que no entienda tu simpatía hacia la Tribu Lithuvar. Después de todo, tienen costumbres, culturas… niños, y padres también. Yo juzgué que eras demasiado amable para estar involucrado en su matanza, es por eso que sugerí que te trasfirieran a otro escuadrón y te mantuvieras en espera. (Azalea)

 

De que está hablando Azalea ahora. Sin saberlo, ya estaba mirando a Azalea con descontento. A pesar de mi mirada crítica hacia él, mantuvo sus ojos pegados a Nell y continúo hablando.

 

—Los dragones de alto rango son inteligentes. Y entre ellos, aquellos clasificados bajo ‘dragones malvados’ son los más crueles y astutos de todos. Pueden tener interés en los humanos, pero ellos nunca les mostraran afecto. Nunca. (Azalea)

 

— ¿Eh? S-Si eso es cierto, entonces ¿por qué crees que vendrá y salvará a los rehenes…? (Nell)

 

—No es raro que los demonios y dragones de alto rango usen a los humanos para reunir más seguidores. También deberías haberlo visto. Esa niña no muerta. El Ouroboros tiene la capacidad de crear poderosos no muertos. Y, la Tribu Lithuvar ha estado ofreciendo viajeros perdidos como sacrificios. La razón de esto… bueno, probablemente ya entiendes lo esencial. (Azalea)

 

—……Pero, eso es… (Nell)

 

—Si ese Ouroboros se vuelve aún más poderoso, pronto Ardezia, e incluso los países vecinos, perecerán sin nadie de sobra. Miles y miles morirán. Incluso tu vida que Lord Tallmann salvó, a pesar de ser un Ferris Huma, será desperdiciada. O, ¿tú quieres ver por ti mismo si ese Ouroboros realmente, incondicionalmente, salvará a los niños por la bondad de su corazón? (Azalea)

 

—……… (Nell)

 

— ¿No estás a favor de usar a un niño como rehén? Ese tipo de mentalidad solo aumentara las bajas. Debes saber que eliminar al Ouroboros también es algo bueno. Una vez que se haya ido, la Tribu Lithuvar ya no tendrá que continuar con sus sacrificios. (Azalea)

 

El usualmente tibio Nell se queda callado. Como esperaba de Azalea. Tengo un excelente subordinado.

 

—…Si eliges participar en este plan, entonces no solo serás recompensado, sino que también te liberare de tus deberes como un miembro de los “Cazadores Hambrientos” como siempre has querido. Serás libre de ir a donde tú desees. (Azalea)

 

Después de decir eso, Azalea me dio una señal visual. En primer lugar, fue Azalea quien recomendó a Nell en nuestras filas. Como de todos modos me voy a convertir en rey, tales asuntos triviales no deberían ser nada para mí. Puedo recompensar a Nell tanto como quiera, si eso significa expulsarlo de mi ejército de elites.

 

—Yo entien…do… tomare el papel crucial de llevar al Ouroboros a su fin. (Nell)

 

—Bien dicho. Lo estaré esperando, Nell. (Azalea)

 

Azalea dice mientras acaricia bruscamente la cabeza de Nell. Después de que Azalea saca su mano, Nell lo mira tímidamente.

 

—Si crees que ya no puedes soportarlo, retírate al bosque inmediata-… —Azalea de repente corta sus palabras.

 

Nell mira a Azalea preocupado.

 

—…No, no dejes la cueva. Si alcanzas tu límite, crea una distracción y retrocede. (Azalea)

 

—C-Cierto… (Nell)

 

Es bastante raro que Azalea reformule sus palabras. ¿Notó algo? Mientras pensaba eso, una voz se escucha a lo lejos.

 

— ¡Tallmann-sama~a! ¡Extrajimos un montón de información de los niños! ¡El Carbuncle es tan bueno como nuestro! Y, estaba pensando en atormentar lentamente a los niños para animar a todos, ¿qué hay de usted? (Grodell)

 

Es solo Grodell. Azalea comienza a moverse y se para frente a él.

 

—…Lamento decirte que los niños vendrán conmigo. Tomaras a lord Tallmann y se retiraran a un lugar seguro. (Azalea)

 

— ¡¿Qué fue eso?! ¡Finalmente conseguimos información sobre el Carbuncle! No me iré hasta que lo tengamos en nuestras manos. ¿Qué pasa contigo? ¿Ese dragón te convirtió en un asustadi-… (Grodell)

 

Azalea agarra el cuello de Grodell con su mano derecha y lo araña. Grodell cayó de rodillas.

 

—P-Por qué tu… (Grodell)

 

—No confió en ti… pero, desafortunadamente, no hay mejores comandantes que asuman la tarea. Escúchame ahora, no hagas nada innecesario. O, te mataré sin pensarlo dos veces, independiente del éxito o el fracaso. Si entendiste eso, prepárate para retirarte. (Azalea)

 

—Cómo te atreves… ¡No te metas conmigo! (Grodell)

 

Grodell dobla su espalda, saca un cuchillo debajo de su manga, y se mueve para apuñalar a Azalea. Azalea empuja sin esfuerzo el cuchillo con su brazo derecho y golpea el rostro de Grodell con el codo.

 

— ¡Buh! (Azalea)

 

Luego, Azalea prosigue con un puñetazo en la cara. Trozos de los dientes de Grodell vuelan en el aire y caen al suelo. Azalea lo agarra del cuello y lo levanta a la altura de los ojos.

 

—Lo diré de nuevo. No confió en ti. No hagas nada innecesario. ¿Entiendes? (Azalea)

 

Después de que Grodell asiente débilmente, Azalea lo baja, y llama más magos blancos para que lo sanen. Grodell es un luchador bastante bueno, pero Azalea es simplemente otra cosa. Incluso si no está usando su brazo dominante como una desventaja, nunca pensé que la diferencia en fuerza sería tan grande.

 

También es raro que Azalea sea tan severo sin que yo lo ordene. El buen humor de Grodell debe haberlo estresado.

 

Al final, Grodell terminó siguiendo lo que Azalea le dijo, y junto con la mayoría de los miembros de la 4° división, nos retiramos más allá del bosque.

 

— ¡Azalea, asegúrate de traerme la cabeza del Ouroboros! (Tallmann)

 

—Haré que suceda. Sera como caminar por una cuerda floja, pero me asegurare de cruzarla. (Azalea)


Rachidor: El plan ya fue hecho, en el próximo capitulo veremos su ejecución.

 

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .