Espada del Amanecer — Capítulo 165

Capítulo 165 – ¿Qué pasó en el territorio Kant?

 

EZ: Bueno un anuncio importante para los seguidores arrecimos de esta novela [que estén al día en esta fecha con la misma] ya no puedo seguir preparando mas tantos cap cada 2 días [6 cap en cada subida es demasiado hasta yo lo sabia pero…] así que el ritmo de subida sera reducido a 2~3 cap por subida de vez en cuando 4 y “1 VEZ AL MES” [no siempre eso sí] para no quedar tan atrás con la traducción en ingles sacare un pack de unos cuantos cap de mas [tal vez 10 o por ahí] pero es inaceptable para mi mismo el seguir sacando así cap la traducción no era ilegible si me aseguraba de ello pero me dejaba muchos errores menores [a veces hasta mayores y vergonzosos por ello agradezco a los demás traductores de Blue Phoenix por decirme los mismos para poder ir a corregirlos(sobre todo Ulric gracias)] y mas que todo no tenia en absoluto tiempo para hacer mas proyectos ni tiempo para mi en mis pasatiempos [juegos, leer novelas visuales y demás] deben haberlo notado que la calidad de los cap no era la suficiente por ello y puede que sea algo malo para algunos pero prometo darle mas tiempo a los cap subidos para darles mas calidad y también dar tiempo para que mas personas lean la novela porque, seamos honestos este ritmo de subida era demasiado anormal [y yo mismo estoy diciéndolo] era algo aceptable por ser una novela china pero también [por ser lo buena que es] quiero dedicarle tiempo para corregir sus errores de ahora en adelante y que mas personas se den el tiempo de digerir su historia, mundo, personajes y demás disculpen por ello y disfruten de los cap de hoy.

1/3


Esta era una daga de excelente artesanía. Aunque no era un arma encantada, se había usado una cantidad considerable de adamantita y acero púrpura para hacerla —— esto hizo que reflejara un distintivo brillo púrpura débil bajo la luz. Las armas de tales materiales no podían aprovechar el poder de los Extraordinarios, pero si se usaban contra armaduras encantadas, el efecto era a menudo bastante bueno.

 

Y en el mango de la daga, Gawain encontró un símbolo que parecía la cabeza de un oso marrón. También había un adorno de un blasón alrededor del símbolo.

 

En esta era, muchos emblemas no podían ser usados libremente. ——un número considerable de bestias y flores y plantas eran vistas como símbolos de propiedad privada de los aristócratas. La combinación de la escultura de la cabeza de una bestia y las flores y plantas significaba la marca de un cierto clan en muchas circunstancias, y los civiles podían sin saberlo infringir los derechos de los aristócratas al usar libremente estos símbolos. Según las leyes heráldicas y aristocráticas de Anzu que Gawain había captado, el símbolo de esta daga era claramente la marca de un cierto clan como se veía en su diseño.

 

Durante 700 años, estos símbolos de clan de los aristócratas todavía se adherían a la antigua tradición.

 

Esta daga posiblemente vino de la ‘concesión’ de cierto aristócrata. Según lo que Gawain sabía, los aristócratas tenían prácticas extremadamente estrictas cuando se trataba de otorgar a otra persona un arma: sólo el Rey tenía derecho a regalar hachas de batalla, martillos de guerra, alabardas y armas similares, y sólo se las darían a aristócratas con servicios militares meritorios. Por otro lado, las espadas de todo tipo (principalmente longswords) eran regalos más comunes. Cualquier aristócrata podía regalar una espada a otra persona por cualquier motivo, pero la persona que la recibiera debía ser también un aristócrata, y al menos de la clase Caballero; mientras que dagas, navajas de bolsillo, arcos cortos y similares eran armas consideradas como ‘impresentables’. Los aristócratas regalaban tales artículos a los ‘civiles’ que les favorecían, y los objetivos eran a menudo guardias, asistentes con excelente desempeño, o… lacayos.

 

“Parece que es tal como lo había juzgado. Esos mercenarios fueron ‘domados’ por un clan aristócrata.” Gawain tomó esa daga y se ocupó de todos los detalles. “Sólo que no sabemos si han jurado lealtad a una o varias familias al mismo tiempo…”

 

“¿Reconoces el símbolo en ella?” Amber se inclinó con curiosidad. “Ah, inicialmente, sólo pensé que esta cosa se veía bien…”

 

“No lo sé”. Gawain lo estudió cuidadosamente y finalmente meneó la cabeza. “Este clan probablemente aún no había surgido cuando yo estaba vivo. Ve a buscar a Heidi aquí. Ella debería conocer mejor a los aristócratas de las fronteras del sur.”

 

Muy pronto, Heidi llegó a la tienda de Gawain.

 

Después de escrutar cuidadosamente el símbolo de la daga, afirmó, “Este es el emblema del Clan Kant.”

 

“¿Clan Kant?” Gawain recordó con el ceño fruncido y finalmente encontró la fuente de este nombre en el conocimiento general de la era actual que había estado atestando recientemente. “¿El Vizconde al norte del Clan Leslie?”

 

“Sí, más allá del bosque salvaje montañoso al norte del Río Blanco, más al norte de donde trajiste a los refugiados anteriormente, está el territorio del Clan Kant.” Heidi comenzó a dar una simple introducción del Clan Kant. “Es un clan que se levantó hace trescientos años, se le concedió el territorio ahí por servicio militar. Cuando el Clan Cecil se metió en problemas, resultó que estaban sirviendo a la actual familia real, así que escaparon de la gran purga de las fronteras del sur. Actualmente, son considerados como uno de los pocos clanes en las tierras del sur con cientos de años de historia”.

 

Gawain preguntó casualmente, “¿Cómo es su relación con el Clan Cecil?”

 

“No se considera lejana, pero tampoco cercana”, respondió Heidi. “Durante la gran purga de las fronteras del sur hace cien años, no ayudaron ni agregaron insultos a las heridas. Mantuvieron una postura neutral en todo momento. Son un clan que es relativamente más misterioso. No interactúan mucho con el mundo exterior, y sus miembros raramente aparecen en el círculo social de la clase alta.  ——Aunque el círculo social de la clase alta aquí en las fronteras del sur es muy flojo en primer lugar, los miembros de la familia Kant siguen siendo los que menos aparecen.”

 

“¿Cuál es su principal patrimonio? ¿Tierras de cultivo? ¿Minas? ¿O ranchos?”

 

“El territorio Kant produce principalmente grano y todo tipo de hierbas medicinales de calidad, incluyendo medicina mágica, pero no tienen minas.”

 

“Eso es un problema entonces, un gran problema…” Gawain tocó la mesa. “Un territorio aristocrático sin minas y que depende principalmente de las tierras de cultivo, ¿qué planean hacer, capturando un gran grupo de esclavos antes de que llegue el invierno? Y a juzgar por esta daga, este grupo de mercenarios trabaja especialmente para el Clan Kant. Definitivamente no es la primera vez que capturan esclavos en las zonas salvajes. ——¿Por qué se envían tantos esclavos al territorio Kant?”

 

“Esto…” Heidi también se había dado cuenta de lo extraño del problema y de repente recordó otro asunto. “Hablando de esto, hay otro asunto que es muy extraño. La principal producción del territorio Kant siempre ha sido el grano, y las hierbas medicinales y la medicina mágica eran ambas producciones secundarias. Pero en los últimos años, la cantidad de hierbas medicinales y medicina mágica que venden ha ido aumentando año tras año. Especialmente la medicina mágica, no sólo se ha duplicado la producción, sino que la calidad es cada vez mejor, mostrando signos de superar su producción de granos para convertirse en el pilar principal del Clan Kant. Sin embargo, a partir de las reglas de dispersión del poder mágico, tal situación es muy difícil de explicar…”

 

Debido a la existencia de varios poderes Extraordinarios, las ‘plantas medicinales’ de este mundo se dividían en dos tipos. Aparte de las hierbas medicinales con resultados promedio, también había ‘Medicina Mágica’ que podía ser usada en varios ritos mágicos o directamente como materiales de hechicería/Magia. En circunstancias normales, el crecimiento de la medicina mágica estaría muy restringido por el entorno mágico local. Su producción tendría naturalmente un límite superior. Si el entorno mágico es pobre, entonces, independientemente de la intensidad del cultivo o de la mejora de las semillas, sería imposible aumentar el rendimiento de la medicina mágica —— ya que el aumento de la cantidad por sí solo podría hacer que el poder mágico de las hierbas disminuyera.

 

Aun así, la producción de medicina mágica del territorio Kant había ido aumentando año tras año.

 

En esta época en la que todo carecía de estadísticas, aparte de los comerciantes especializados en hacer negocios, los aristócratas rara vez se daban cuenta de las fluctuaciones en el rendimiento de las cosechas de los territorios de los alrededores (de hecho, puede que ni siquiera tengan muy claro el rendimiento de las cosechas de su propio territorio. Todas estas eran cuestiones a las que los asesores y supervisores debían prestar atención). Pero, como maga, y como maga cuya familia estaba en decadencia, Heidi naturalmente prestaba gran atención a los cambios en el mercado de la medicina mágica que les rodeaban en los tiempos habituales, por lo que observaba con atención este fenómeno anormal.

 

Amber sólo había estado escuchando distraídamente a un lado, pero en este punto, sus agudos oídos temblaron abruptamente. Tenía una mirada de completo horror. “¡Mierda! El territorio Kant no podría haber estado usando humanos vivos como fertilizantes para cultivar esas hierbas, ¿verdad?”

 

“…Aunque creo que realmente podrían llegar a tal cosa dada la perspectiva moral de esos aristócratas, hacerlo no es del todo posible.” Gawain agitó su mano mientras la esquina de su párpado se movía. “Las tierras de cultivo usadas para plantar medicina mágica normalmente no pueden ser ocultadas. Los forasteros pueden verlas de un vistazo. Además, el uso de humanos vivos como fertilizante tampoco puede aumentar la concentración del entorno mágico. —¿Qué tipo de magia negra sería?”

 

Gawain estaba hablando cuando la voz de Betty vino de repente de fuera de la tienda. “¡Lord! ¡Mi Lord! Pittman está aquí para usted!”

 

Gawain vaciló. Recordando la tarea que le había encomendado al Druida antes, una sonrisa no pudo evitar aparecer en su rostro. “Parece que su ‘ungüento especial’ ha funcionado.”

 

Como esperaba que el interrogatorio medio no hiciera nada a esos mercenarios, Gawain pidió a Pittman que encontrara una forma de enfrentarse a esos dos ‘cautivos’ desde el principio.

 

Los druidas no eran una ocupación hábil en ‘interrogatorios’. Sus hechizos en este aspecto no podían compararse con los creyentes del Dios de la Sangre o los Magos no-muertos cuya experiencia eran la tortura y las formas de angustia. No obstante, si uno podía cambiar su forma de pensar, el ‘interrogatorio’ no era la única forma de obtener información.

 

Al menos en los recuerdos de Gawain Cecil, había muchos métodos para extraer información del enemigo con la ayuda de pociones y ritos druidas. A pesar de que habían pasado 700 años, estos métodos todavía funcionaban muy bien.

 

En una pequeña cabaña que se usaba como prisión temporal, Gawain se encontró con los dos cautivos a los que se les obligaba a tomar pociones, se les untaba la frente con un ungüento y también inhalaban incienso ritual durante una buena hora.

 

Estas dos personas ya estaban en un estado de delirio en ese momento.

 

Pittman todavía estaba de pie a un lado con una mirada presumida. “Se lo dije, mis pociones y ritos son todos muy efectivos, especialmente este incienso. Incluso la persona más fuerte se perdería en su poder mágico…”

 

Como dijo el pequeño anciano, toda la habitación estaba impregnada con la fragancia de un incienso tan espeso que era casi nauseabundo. Aunque el rito de Pittman había terminado y este incienso ya no poseía el poder de interferir con la mente, este olor todavía tenía a Gawain frunciendo el ceño con fuerza. Incluso Amber hizo un gran alboroto a su lado. “Wah—— viejo, ¿estás a punto de hacer carne ahumada?”

 

“Con la forma en que estás ahumando, la mayoría de las personas se habrían quedado limpias sin necesidad de tomar la poción.” Gawain tuvo que añadir un efecto de protección de aura para sí mismo antes de atreverse a quedarse quieto en la habitación. “Incluso sospecho que este rito tuyo es simplemente ahumar a las personas hasta que queden inconscientes. ¿Qué tiene que ver con la magia…?”

 

Pittman asintió mientras se reía. “Realmente dio en el clavo. ——De hecho, consideré mejorar este hechizo hace muchos años. Creía que incluso sin usar la medicina mágica, también era útil sólo ahumar los objetivos con excrementos. —— Lamentablemente, mi mentor me dio una paliza cuando se me ocurrió esta idea en aquellos años. Al final, tuve que dejarlo. Pero esta vez me dio un recordatorio. Tal vez—

 

“¡¿Te reto a que intentes ponerlo en práctica?!” Gawain instantáneamente dirigió su mirada al pequeño anciano al escucharlo. “¡Si realmente los ahúmas con excrementos durante una hora, incluso si se limpiaran, no querría interrogarlos!”

 

Pittman inmediatamente encogió su cuello. Examinó los tendones de Gawain y llegó a la conclusión preliminar de que esta leyenda excavada podía vencer al menos a unos 20 de su mentor; por lo tanto, decidió renunciar a su audaz plan de ‘rito reformado’.

 

Mientras tanto, Gawain miraba con el ceño fruncido a los desorientados mercenarios cautivos ante él. Veían al suelo delante de ellos con una mirada sin vida. El poder de la poción mágica, el ungüento y el incienso los había arrastrado a un estado entre la realidad y la tierra de los sueños. En este estado, ya no podían distinguir si estaban respondiendo a preguntas en la realidad o revisando sus recuerdos en sus sueños. Antes de que el poder de la magia se desvaneciera de sus cuerpos, respondían a casi todas las preguntas.

 

“¿Era el del Clan Kant…?” Gawain preguntó pero de repente olvidó el nombre del actual patriarca del Clan Kant una vez que empezó. Así, giró la cabeza, ligeramente avergonzado. “Heidi, ¿quién es el actual jefe del Clan Kant?”

 

Heidi giró ligeramente la cabeza. “El Vizconde Victor Kant. Es un viejo vizconde.”

 

“Sí, Victor Kant.” Gawain se volteó hacia los dos mercenarios. “¿Fue él quien te envió a capturar a los esclavos?”

 

El mago de los dos mercenarios parecía todavía un poco resistente, pero el jefe de los mercenarios habló primero, “Sí… el vizconde Victor Kant nos envió a capturar refugiados en las tierras salvajes para él… Pero no es para hacerlos esclavos.”

 

“¿No como esclavos?” Las cejas de Gawain se arquearon. “Entonces, ¿para qué es?”

 

“Para ayudarlo…” El jefe de los mercenarios respondió inicialmente con una mirada apagada, pero de repente levantó la cabeza; sus ojos se fijaron en Gawain, y reveló una extraña sonrisa. “Entrar a sus sueños, Lord Gawain Cecil.”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x