Arifureta — Capítulo 160


Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


Un Agitador Que Es Incluso Más Desagradable Que Dios

La sensación que era como estar hundido en el oscuro fondo del mar se fue iluminando gradualmente. Una tenue luz comenzó a volverse visible desde detrás de los párpados cerrados, las orejas abrumadas en puro silencio comenzaron a captar ruidos.

“――Pa―― no mu―― pa”.

“Haji―”

“Ábrete tus――, Hajime――”

Múltiples voces que parecían sentirse desesperadas naturalmente sacudieron la conciencia de Hajime. Una gigantesca sensación de cansancio hizo que Hajime quisiera dar un discurso cliché exagerado como “Cinco años más”, pero de alguna manera se tragó ese impulso y despertó.

Al mismo tiempo, el calor que envolvía su cuerpo penetraba suavemente a su núcleo, barría su cansancio mientras producía vitalidad como combustible vertido en un motor.

Debido a eso, mientras sentía su conciencia emerger rápidamente, Hajime silenciosamente abrió los ojos.

Inmediatamente en su vista, había varias caras reflejadas en un círculo rodeándolo. Si un hombre normal pasara por la misma experiencia, seguramente no podría evitar susurrar: “Ah, estoy muerto. Este lugar es el cielo…” debido a la hermosa mujer, las atractivas chicas y la preciosa niña que estaban allí.

“¡Papá!”

“¡Hajime-san!”

“¡Hajime-kun!”

“¡Goshujin-sama!”

“¡Nagumo-kun!”

Myu, Shia, Kaori, Tio y Shizuku, cada una de ellas llamó el nombre de Hajime con su respectiva forma de llamar junto con un suspiro de alivio. Sin excepción, en la esquina de los ojos de las chicas, algo brillante destellaba. Seguramente, estaban muy preocupadas.

“… Aah. Las hice preocuparse a todas. Mi daño… Kaori eh. Gracias”.

“Está bien. Algo así no importa. Me alegró. Tu corazón incluso se detuvo por un momento… hics, de verdad, estoy muy contenta…”

“E, Entonces mi corazón se detuvo… Eso me hace sentir aún más agradecido”.

“Santo cielo desu. Si no fuera Kaori-san, que habría pasado… realmente, Hajime-san fue demasiado imprudente desu”.

Por las palabras de Kaori, que estaba abrumada por la emoción y comenzó a llorar, Hajime supuso que justo ahora estuvo en un aprieto, con las mejillas apretadas, expresó su gratitud. A tal Hajime, Shia abrazó con fuerza su único brazo restante mientras resoplaba con ira.

“… Realmente, mala mía. Ya no voy a volverme loco”.

“¿Ya estás bien, Papá?”

“Si… Myu también, lo siento. Te mostré algo desagradable. Además, gracias. Por detener a papá. Myu, ya eres mucho más fuerte que papá, ¿eh?”

“Ehehe. Myu es la hija de papá nano~. Es por eso que es simplemente obvio nano”.

Myu mostró una sonrisa muy amplia mientras presionaba su rostro contra el pecho de Hajime y se acurrucaba allí. Parecía que, aparte de sentirse orgullosa, también se sentía avergonzada de ser elogiada. Hajime usó su mano derecha que fue liberada por Shia y acarició suavemente la cabeza de Myu.

“Bueno, en cualquier caso. Lo más importante es que Goshujin-sama está a salvo. Sin embargo, es irritante que no pudiera hacer el ‘mauth tu mauth’…”

“Tú, qué estabas tratando de hacer mientras deambulaba entre la frontera de la vida y la muerte…”

“…”

“Oi, Yaegashi. ¿Por qué estás mirando hacia otro lado con una cara incómoda?”

“N, No es nada, no es como si quisiera besar o a, l, lgo así, ¿sabes?”

Shizuku parecía bastante agitada. Alrededor del momento en que habló sobre besos, ya era imposible tratar de usar la respiración artificial como excusa, pero parecía que la persona misma no se dio cuenta. Hajime espontáneamente quería soltar un tsukkomi tal cual, “¿A dónde se ha ido la Yamato Nadeshiko?”.

Mirando cuidadosamente, Shia y Kaori también estaban desviando la mirada, sus rostros preocupados de ahora acababan de ir a otro lado.

Parecía que terminó solo con un intento, pero se ve que todas tenían el sentimiento de querer atacar a Hajime mientras dormía. Considerando cómo Hajime despertó justo después de la curación, y los demonios todavía estaban arrodillados con expresiones perplejas, parecía, afortunadamente, que no había pasado mucho tiempo desde que Hajime perdió el conocimiento.

Aunque, en general, Hajime notó cómo esta atmósfera bromista se creó apropósito. Después de todo, debería haber una persona más aquí, una importante compañera que generalmente emitía una presencia que nadie podía ignorar debería estar aquí.

Ella no estaba aquí―― el que fue herido por ese hecho no era solo Hajime. Aun así, Shia y las demás actuaron con toda su capacidad tratando de ser consideradas con Hajime, para que su corazón no se sintiera solo y roto, lo apoyaron con una atmósfera antinatural de payasadas.

(Realmente, esto es simplemente patético de mí. Este “yo” que estaba tan obsesionado con Yue mientras era apoyado por estas chicas, el rendirme y desechar todo por mi propia cuenta…)

No solo Hajime, incluso Yue, antes en la Caverna Escarchada, recupero el sentido por Shia. Seguramente no solo Shia, incluso Kaori y las otras también los apoyaron y salvaron.

Este viaje comenzó solo con ambos en lo profundo del abismo con la resolución de convertir al mundo en su enemigo. Pero antes de que se dieran cuenta, aquellos que tratarían de proteger a personas monstruosas como ellos se habían reunido en grandes cantidades.

Al venir aquí, Hajime sintió fuertemente esta cosa obvia una vez más. El recuerdo de la amarga derrota fue repintado por la sonrisa de sus confiables camaradas. Silenciosamente hizo un juramento. Miró hacia el cielo y pensó en su amada que lo estaba esperando.

Al mirar a un Hajime que estaba haciendo una expresión difícil de describir donde el dolor y la resolución estaban mezclados, Shia y las demás inmediatamente abrieron la boca para llamarlo…

Sin embargo, como era de esperar, la niña con un notable crecimiento superó fácilmente a las chicas alineadas y las hizo morder el polvo.

“Papá, está bien nano”.

“¿Hm?, ¿Myu?”

Las repentinas palabras hicieron que Hajime inclinara su cabeza, en contraste, Myu mostró una sonrisa que se parecía un poco a una “Onee-san”. Esa sonrisa de alguna manera le hizo sentir un déjà vu, sí…

(¿Por casualidad, está, imitando a Yue?)

Antes de esto, cuando dio un paso adelante en terreno peligroso para detener a Hajime, Myu imitó a Hajime y desbordo coraje. Dentro del corto pero denso tiempo que pasaron juntos, Myu obtuvo un tipo de fuerza. Pero lo que Myu obtuvo no fue solo de Hajime.

Si bien las personas mismas no se dieron cuenta, parecía que Myu estaba absorbiendo varias cosas de Yue, que siempre se acurrucaba al lado de Hajime con su corazón conectado a él. ¡Parecía que Myu pensó que, si era para animar a Hajime, entonces ella solo necesitaba ser como “Yue-oneechan”!

Realmente, hacia ese animó de su galante hija, la expresión de Hajime también se debilitó lentamente.

Pero, Hajime seguía subestimando a Myu. El léxico de Myu que había llegado tan lejos mirando a Hajime y las demás no parecía tener las palabras “compromiso a medias” registradas en ella. Si haces algo, ¡hazlo a fondo! Como para decir eso, Myu envió una mirada directa y con esa mano que era tan pequeña como una hoja de arce, apoyó la mejilla de Hajime.

Y entonces…

“¡En lugar de Yue-oneechan, Myu hará a papá energético nano!”

“No, ¿Myu, qué est-?”

Hajime todavía estaba acostado por lo que no podía retroceder, su mano estaba apoyada en la espalda de Myu por lo que tampoco podía alejarla, Hajime, que no pudo detenerla tuvo sus labios―― la esquina (apenas desvió la cara) conectada “¡Muchuuu!” con los labios de Myu. Fue un beso infantil con sus labios sacados como un pulpo, pero un beso era un beso.

“““¡¡Ah~~~!!”””

“Hmm, lejos de solo nosotras, para incluso tomar a Goshujin-sama por sorpresa… ¡Myu, qué niña tan aterradora!”

El chillido de Shia, Kaori y Shizuku, así como la admiración fuera de lugar de Tio resonó. Hajime no lo vio porque estaba rodeado de cerca por Shia y las otras, pero Aiko y compañía también parecían estar justo detrás de ellas haciendo una multitud, mientras sus gritos también se alzaban, es innecesario decir quién era la que estaba gritando.

Debido a la evasión inmediata que realizó de alguna manera, Hajime al menos evitó la situación anormal de convertirse en el compañero de una niña. Es más, fue el primer beso de su hija, aunque para las personas a su alrededor parecía que eso realmente no importaba.

Si se mira desde un lado, era una escena de Hajime siendo empujado por una niña y luego besado por ella con todas sus fuerzas. Fue entendible. Lo que era temible era cuanto logro de la imitar Myu a Yue. El erotismo de la princesa vampira que a menudo empujó a Hajime pudo ser copiado por Myu…

Pero, en ese momento, en el salón que mostraba la situación infernal, una voz indiferente resonó como si no leyera la atmosfera o el lugar.

“Ara ara, bueno bueno. Incluso para mi hija, eso es realmente audaz. Pero veras, Myu. Myu es la hija, por eso no debes apuntar a los labios. Los labios del esposo pertenecen a mamá, ¿sabes?”

“¡Quién es el ‘esposo’ y qué pasa con eso de ‘pertenecen a mamá’ desu-!, ¡Por favor, no entres en la confusión y actúes como si fueran una pareja casada!”

Inadvertida Remia había aparecido al lado de Shia y dijo tal cosa. Shia desató vigorosamente su tsukkomi por eso.

Myu, que fue alejada por una Kaori aterrorizada, frunció los labios con insatisfacción. “¡No~!, ¡Muy está haciendo ‘chuu’ con papa nano!, ¡Es a la boca nano!”. Hizo un berrinche encima de Hajime.

De los compañeros de clase que se reunían en un lugar ligeramente distante, algo así como “Sus colmillos venenosos incluso apuntaron a ese tipo de niña pequeña… Rey Demonio maníaco sexual” o “… Lolicon” o “Ese tipo de cosas, entre padre e hija… eso es demasiado anormal-” o “Nagumo-san, eso está muy jodido-”, tales cosas eran audibles, pero Hajime no escuchó nada en absoluto en verdad. Estaba haciendo una expresión que hizo que incluso los demonios se estremecieran, pero dijo que no estaba molesto así que no estaba molesto.

Hajime se recompuso e hizo una expresión seria mientras levantaba la parte superior de su cuerpo. Y luego, con su mirada, de alguna manera mentalmente le transmitió a Remia sobre encargarse de Myu.

Eventualmente, Myu seguramente necesitaría algo de educación. A este ritmo, se convertiría en una chica con altas especificaciones en varios sentidos imitándolos a todos, sonriendo sin miedo mientras luchaba (TI: Shia, creo), normalmente actuando inocente (TI: Shizuku), sin olvidar ser amable y gentil considerando a los demás (TI: Kaori), pero esparciendo encanto por todas partes por capricho (TI: Yue). Hajime quería que Myu no aprendiera de la persona restante que era una pervertida sin igual. (Ex:… (Desvía la mirada a otro lado))

Hajime sacudió la cabeza como para alejar una imaginación desagradable, y de repente realizó transmutación y creó una espada que parecía una katana del piso de piedra.

Era delgada y hecha de piedra, pero usando [Transmutación de Compresión] tenía una alta densidad y peso súper pesado. Además, estaba imbuida con [Garras de Aire], por lo que el borde de la cuchilla parecía moverse ligeramente, como una katana de piedra hecha improvisadamente poseía un anormal aire intimidante.

Los ojos de Shia y los demás se movieron por el repentino acto de Hajime, y luego, la mirada de Hajime se volvió hacia los demonios lo que les hizo ponerse rígidos de nerviosismo.

“Ha, Hajime-kun…”

Hacia Kaori que lo llamó con voz preocupada, Hajime se puso de pie mientras le daba un vistazo. Después de eso, volvió la mirada hacia Myu, que lo veía fijamente desde los brazos de Remia. Hajime se encogió de hombros mientras reía ligeramente, expresando implícitamente “Está bien”.

No había vacío en los ojos de Hajime, reconociendo que se estaba exudando su habitual aire de indiferencia, Kaori y el resto suspiraron aliviados. Myu también sonrió ampliamente.

Hajime confirmó eso y giró sobre sus talones, mientras todos lo veían atentamente, se puso de pie imponentemente frente a los demonios.

“Ahora bien, realmente no tengo ninguna expectativa, pero hay algo que debo preguntarles, muchachos. Si no lo saben, entonces no importa, pero no toleraré ninguna mentira o silencio. Por supuesto, están en su derecho el ser tercos… aunque sepan que la compensación será costosa. Si la persona a su lado es importante, sean honestos”.

Hajime golpeó la katana de piedra en su hombro mientras amenazaba naturalmente. Detrás de él, podía escuchar a alguien entre sus compañeros de clase susurrar “Es como un matón…” pero lo ignoró.

“S, ¿Si respondemos, nos dejarás vivir?”

“¿Ah?, ¿Crees que están en una posición donde pueden negociar? Algo así obviamente depende de mi estado de ánimo. Es mejor que se esfuercen al máximo frotándose las manos con una sonrisa mientras hablan. Hemos sido blancos de intenciones asesinas por parte de la raza demoniaca con ese tipo Freid apuntándonos por encima del resto. En este momento, deberían gritar y llorar de alegría mientras están agradecidos por estarlos dejando vivir de esta forma”.

Desde atrás un susurro de “Esto no es realmente diferente de antes, ¿verdad?” podía escucharse, pero Hajime lo ignoró.

Hajime abrió la boca mientras miraba a los demonios sobrevivientes que se quedaron callados.

“Escupan lo que sepan sobre los Precintos Sagrados. Además, recuerdo que dijeron algo como querer que Kaori… la apóstol abriera la Puerta Divina, pero ¿puede un apóstol abrir la Puerta Divina por su propia cuenta?”

Esa pregunta fue respondida con vacilación por un demonio que parecía ser el padre que cubrió a su hijo antes de esto.

“Con respecto a los Precintos Sagrados, solo escuchamos que era un paraíso para nosotros, la raza demoniaca. Si podíamos ser bienvenidos allí, escuchamos que podríamos convertirnos en una especie aún más excelente. También había algo como prosperar aún más en esa nueva tierra… No sé mucho sobre la Puerta Divina. Es solo que simplemente pensamos que tal vez si es la apóstol-sama, entonces ella podría hacer algo de alguna manera…”

“¿Ah?, ¿Eso es todo lo que tienes? No estás tratando de engañarme, ¿verdad? Tu fe o tu hijo, lo que puedes proteger es solo uno entre ambos para tu información, eh”.

Hajime golpeó suavemente la katana de piedra en la mejilla del hombre. El joven abrazado por el hombre gritó “Hii” mientras le enviaba a Hajime una mirada de terror.

De atrás un susurro de “No importa cómo lo veas, eso es como un yakuza…” fue escuchado, pero Hajime lo ignoró maravillosamente. Además, el susurro de “¡Papá, eso es genial!” de Myu y una voz sorprendida de “¿¡Eh!?, ¿Está bien así?” también se pudieron oír, pero igualmente fueron ignorados magistralmente.

“¡E, Es verdad!, ¡No es que esa pregunta ponga a prueba mi fe ni nada así que realmente no miento en esto!, ¡Aún más, esto concierne a la vida de mi hijo!, ¡Realmente, aparte de esto, no sé nada!”

“Chih, inútil. ¿Y el resto?”

“N, No, nada, más que eso…”

“Y, Yo tampoco…”

“Po, Por favor, al menos solo la vida de mi hijo-”

Hajime, una vez más se tocó el hombro con la katana de piedra “tap tap” mientras sus ojos se estrecharon con desagrado, lo cual hizo que los demonios tiemblen de miedo y rogaran por sus vidas. De atrás un susurro de “No importa cómo lo veas, el villano es Nagumo…” fue audible, pero fue divinamente ignorado.

“Haa, no se puede evitar eh. Sería diferente si fueran ayudantes de Freid o tal vez soldados, pero con civil es solo esto, sí”.

Incluso mientras suspiraba profundamente, Hajime no parecía tan desanimado. Sacudió la cabeza una vez y silenciosamente entrecerró los ojos. “De ninguna forma, ¿vamos a ser cortados, así como así?” los demonios pensaron eso y sus cuerpos temblaron de escalofríos.

Chispas rojas corrieron a su alrededor. Pero, justo después de imaginar lo peor, el piso de piedra a su alrededor se transformó y se convirtió en una jaula en unos segundos.

“Por el momento, quédense tranquilos allí. Si piensan en algo que no es bueno y me molestas… ¿lo entienden correcto?”

“S, Sí…”

[Magia Espacial] estaba imbuida en la jaula, fijándola en el espacio en sí, era imposible escapar de allí con una fuerza promedio. Hacer esa jaula para encarcelar a los demonios en otras palabras también significaba que no les quitarían las vidas. Entendiendo eso, los demonios suspiraron aliviados, aunque su nerviosismo todavía seguía estando.

Los compañeros de clase también, aunque era la raza demoniaca, estaban contentos de que esto terminara sin que tuvieran que ver la escena de niños asustados siendo asesinados ante sus ojos.

En cuanto a Hajime, aunque había recuperado su cordura, tuvo la idea de acabar con estos demonios que intentaron matarlo, así como a los demás, y simplemente continuar buscando una forma de llegar a los Precintos Sagrados, pero…

Como se esperaba, aunque el ochenta por ciento fue para que Hajime recuperara la razón, Myu también había puesto su cuerpo en riesgo para protegerlos. Simplemente matarlos se sintió mal. Por no hablar de cómo si en medio de esta atmósfera que decía “No debería haber más matanzas de personas que no se resistan… ¿no habrá más, correcto?”, si dijo algo como “¿Eh? Voy a simplemente masacrarlos, ¿hay algún problema?” y lo llevó a cabo… sin duda la atmósfera moriría. Seguramente se convertiría en un ambiente incomparablemente insoportable.

Y así, con la intención de cortar rápidamente sus cuellos si hacían algún movimiento estúpido, por el momento, Hajime puso el asunto sobre el tratamiento de los demonios en espera.

Hajime dio la espalda a los demonios encarcelados y regresó a Shia y compañía. Y entonces, realizó una transmutación que fue la más notable de todas hasta el momento y en un abrir y cerrar de ojos, creó una mesa y sillas de acuerdo con la cantidad de personas.

“Por el momento, todos siéntense. Hablemos del asunto de aquí en adelante”.

Shia y las chicas asintieron poderosamente ante esas palabras mientras los compañeros tomaban aliento con desconcierto.

Por cierto, había dos pares de mesas. El lado donde Hajime, Shia, Kaori, Tio, Shizuku, Suzu, Ryutaro, luego Aiko, Liliana, Remia y Myu se reunieron, y la otra era donde todos los compañeros de clase además de esas personas estaban. Aunque Myu estaba haciendo una pataleta diciendo que era mejor estar en el regazo de Hajime, Remia, que leyó la atmósfera, sostuvo a Myu en sus brazos.

Dejando a un lado a la insatisfecha Myu, Hajime miró a todos los presentes con una mirada seria y abrió la boca.

“Primero, ordenemos la información. El dios que se presentó como Ehit poseyó el cuerpo de Yue, pero, si las palabras de Ehit son ciertas, entonces controlar completamente su cuerpo por lo menos tomará tres días”.

Una vez que Hajime terminó sus palabras, todos hicieron una expresión de dolor. Todos entendieron bien cuánto Hajime atesoraba a Yue por su alboroto en este momento, por lo que no pudieron evitar simpatizar con él.

Aunque, Shia, Kaori, Tio e incluso Shizuku estaban devolviendo fuertes miradas que no temblaron ni un poco.

Dentro de la mente de las chicas, la recuperación de Yue ya era un hecho absoluto. Creían que la recuperarían sin duda. Por eso no había razón para ser sombrías o comportarse en serio. La conversación bromista y hasta algo frívola de antes también demostraban esa actitud.

Shia continuó después de las palabras de Hajime.

“Para recuperar a Yue-san, tenemos que ir a estos Precintos Sagrados que mencionaron, ¿cierto? Pero esa puerta dorada no dejó pasar a Hajime-san. Si las personas que pueden pasar están limitadas por Ehit, entonces se necesita un plan diferente desu”.

“Tienes razón… Necesitábamos obtener un método diferente para ir a los Precintos Sagrados, o posiblemente un método que pueda atravesar la Puerta Divina que se espera se manifieste en la gran invasión de dentro de tres días”.

“Hmm, en cuanto al método para ir directamente… Goshujin-sama. Como era de esperar, la {Llave de Cristal}…”

Tio le preguntó a Hajime. A eso, Hajime suspiró profundamente mientras sacudía la cabeza.

“No es bueno. Estaba en el {Almacén del Tesoro}. De hecho, si tuviéramos eso, seguramente sería posible viajar directamente a los Precintos Sagrados, pero… sin Yue, en el mejor de los casos, tal vez pueda hacer una versión degradada de ella”.

Aiko y los demás que no sabían sobre la {Llave de Cristal} inclinaron la cabeza, por lo que Shizuku, que estaba al lado de Aiko, explicó con una mirada dolorida. En realidad, Hajime ya había obtenido el método para regresar a la Tierra. Aiko y los compañeros de clase a quienes se les dijo eso se callaron, un momento después, el salón de audiencias se llenó de voces conmocionadas.

“Ustedes chicos son ruidosos. De cualquier manera, fue destruida por lo que no tiene sentido. No hagan un escándalo”.

“Per, Pero, aunque quizás finalmente podíamos ir a casa…”

“¡Así es!, ¿¡No puedes hacerla una vez más de alguna manera!?”

“¡Te lo ruego, Nagumo!, ¡Muéstranos tus agallas!”

Sonobe, Imura y Tamai expresaron palabras de súplica a Hajime. Los otros compañeros de clase también hicieron un gran alboroto mientras le enviaban miradas implorantes a Hajime. (Ex: Para recordar Sonobe es la chica salvada por Hajime durante la pelea contra el behemoth, en la web novel ha sido básicamente inexistente, pero en la novela ligera tiene más relevancia, en el anime igualmente se llega a destacar por basarse en la novela ligera que agrego un poco más de contenido, pero que en general es igual)

(Ex: Esta escena obviamente es algo diferente en la novela ligera por el como hay una ilustración de Yuuka y por el como parece algo avergonzada, sin embargo igual la pongo aquí)

La mirada de Hajime que frunció el ceño con irritación se dirigió hacia la mesa de los compañeros de clase en tensión. Aiko que tuvo una premonición realmente mala dejó escapar un regaño en pánico.

“¡Todos, callen!, ¡Por favor, no hagan un escándalo!, ¡Cálmese!”

“Pe, Pero Aiko-chan-sensei…”

Hacia Aiko, que saltaba hacia arriba y hacia abajo mientras los regañaba, los estudiantes se callaron por el momento. Aun así, los estudiantes que estaban en el estado mental como el de un caballo que tenía una zanahoria colgada frente a sus ojos refunfuñaban como queriendo decir algo.

Aiko habló hacia ellos que estaban así de una manera muy amable y delicada.

“Escuchen bien, todos. Sensei realmente entiende cómo se sienten, pero escuchen las palabras de Nagumo-kun con calma. El artefacto para ir a casa ya se ha perdido, para hacerlo una vez más, el poder de Yue-san es necesario. Incluso si todos ustedes hacen un escándalo aquí, esa verdad no cambiará”.

“Sin embargo, la posibilidad de que Nagumo mienta porque prioriza recuperar a la chica es…”

“¡Nagumo-kun no mentirá así!… No lo hará… No lo hará, ¿saben?… El no… no, ¿verdad?”

Por alguna razón, después de que Aiko se opuso fuertemente, estaba perdiendo su impulso gradualmente y dirigió una mirada preocupada a Hajime. Como era de esperar de alguien a quien se le había hecho experimentar varias cosas usando el nombre de la Diosa de la Cosecha, Aiko notó en el medio que no podía declarar que Hajime no mentiría y su confianza había desaparecido.

Hajime en su corazón gritó “¡Sigue empujando!” a Aiko, pero también estuvo cosechando lo que sembró, por lo que Hajime se detuvo con solo fruncir el ceño. Hajime dejó escapar palabras despiadadas a los compañeros de clase que no estaban en un estado tranquilo por las buenas noticias repentinas y la decepción que siguió inmediatamente después.

“No estoy mintiendo, supongo. De cualquier manera, no tengo ninguna intención de perder el tiempo solo para que ustedes puedan ir a casa. Inmediatamente tras esto, enfocaré todas mis fuerzas en recuperar a Yue después de todo. Regresar a casa es secundario”.

“¡De ninguna manera-!” los compañeros de clase comenzaron a clamar una vez más, pero la [Intimidación] que Hajime liberó los calló a la fuerza mientras pronunciaba las palabras que los hicieron reconfirmar la situación actual.

“Además, ustedes, si pueden irse a casa de inmediato, ¿qué van a hacer después, eh? Si el maldito dios no es asesinado, su próximo objetivo es la Tierra, ¿saben? Ello es simplemente inútil”.

“Uu, ahora que dices eso…”

“Ciertamente, dijo algo así…”

“Maldita sea… solo déjenos solos”.

Las palabras de Hajime hicieron que los compañeros se cubrieran la cara, cayendo postrados sobre la mesa o llorando. Echándoles un vistazo a ellos que estaban así, Hajime volvió a encaminar la conversación.

“Por tanto, volviendo al tema, si es con una versión degradada de la {Llave de Cristal}, tal vez sea posible atravesar esa Puerta Divina. Es irritante, pero… no hay nada que hacer sino esperar hasta la gran invasión dentro de tres días, cuando reaparezcan las apóstoles”.

“Sería más fácil si Ehit se preocupara por el que Alvheit no regrese y saliera él mismo del otro lado, aunque…”

Kaori murmuró eso, pero la posibilidad parecía baja. Lo más probable es que Ehit no saliera hasta que fuera capaz de controlar completamente el cuerpo, y el momento en que pueda lograrlo sería durante la gran invasión. En ese caso, no cambia el que el otro lado vendrá a ellos y ellos irán al otro lado.

“… Antes de hablar de eso, ¿podemos ganar?”

La que murmuró eso fue Suzu. Estaba mirando hacia abajo y una espesa sombra cubría su rostro. Seguramente, estaba recordando cuando no pudieron hacer nada mientras enfrentaban a Ehit.

Todos hicieron una expresión complicada. En medio de eso, fue Hajime quien respondió fácilmente.

“Ganaremos”.

Suzu se opuso a ese tono ligero con una expresión ligeramente hosca.

“… ¿A pesar que no pudiste hacer nada contra él?”

“Si. Aun así, ganaré la próxima vez”.

“¡Cómo, puedes decir eso-! Puede hacernos cualquier cosa con una sola palabra, su magia es poderosa sin igual. Para empeorar las cosas, las apóstoles, Freid, los monstruos… y Eri… incluso Kouki-kun están del otro lado… ese tipo es realmente un monstruo, ¿sabes?”

Parecía que el corazón de Suzu se rompió un poco. Eri, con quien deseaba reunirse, no la escuchó en lo absoluto. Lejos de eso, la confundieron fácilmente y no pudo hacer nada. En realidad, los monstruos que convocó usando el simple portal en medio de la batalla también fueron asesinados instantáneamente por las apóstoles.

Aunque no se puede negar que todavía no estaba acostumbrada a la [Magia de Metamorfosis], incluso la magia de la Era de los Dioses que finalmente obtuvo con gran esfuerzo terminó siendo inútil. Suzu estaba apretando los dientes por su impotencia.

Y luego, sobre todo, la ilusión en la que Ehit la sumergió―― en ese momento, Suzu y los demás saborearon la sensación de ser despedazados en un instante que se sintió tan real que lo confundieron con la realidad. Sus manos y piernas fueron cortadas rociando sangre por todas partes, y mientras se derrumbaban y caían, la parte superior de su cuerpo y la parte inferior fueron divididas, sus hombros se desprendieron, y por último su cuello salió volando.

La sensación de una espada invisible acariciando de afuera hacia adentro, incluso ahora Suzu podía recordarlo. Lo recordaba claramente. Ryutaro y Shizuku también eran iguales. Se palmearon el cuello y las extremidades con expresiones de incomodidad. Tampoco tuvieron ninguna sensación en sus propias extremidades por un tiempo. En medio de tal situación, la fuerza mental de Shizuku que llegó a deshacer su maldición restrictiva y recuperó su movilidad con el fin de luchar era digna de alabanza.

Pero, para Suzu, recordar el miedo que sentía de estar muerta mientras estaba viva era algo difícil de soportar. Solo de pensar que podría sentir eso una vez más hizo que su cuerpo perdiera fuerzas naturalmente.

Hajime dijo sin siquiera preocuparse por tal Suzu.

“¿Y qué?”

“¿Eh?”

Suzu reflexivamente levantó la vista. Hajime continuó.

“¿El oponente es un monstruo?, ¿Nos superan en número?, ¿Algo así se convertirá en algún tipo de obstáculo?”

“Pr, Preguntas si se convertirá en un obstáculo… por supuesto que lo hará…”

“¿Lo olvidas? Cuando me llamaban incompetente, caí al abismo y me arrastré hasta aquí, ¿sabes?”

“Ah…”

Suzu se aturdió espontáneamente. Los compañeros de clase que miraban hacia abajo con expresiones de desesperación pensando que no había forma de ganar contra dios también levantaron la cara.

“No había nadie para ayudarme, tampoco había comida. Los alrededores estaban llenos de monstruos. Lo que es más, tampoco tenía talento con la magia, incluso mi brazo izquierdo había desaparecido… Pero sobreviví”.

La sala de audiencias quedó tan quieta como un cementerio. Todos naturalmente escuchaban atentamente las palabras de Hajime.

“Esto es lo mismo. Si el oponente es un dios o su ejército, no importa… En este momento, estoy vivo. Ese tipo perdió su oportunidad de matarme. Además, también nos dio información él mismo”.

Los ojos de Hajime brillaban ferozmente, ardiendo con intención asesina. La esquina de su boca estaba levantada, sus caninos estaban expuestos como si fuera a morder a su enemigo. Esa apariencia salvaje hizo que todos alucinaran con un lobo salvaje apuntando a su presa. Un sonido de alguien tragando saliva resonó.

“Recuperare a Yue y mataré a ese tipo. Es hora de cambiar los lados atacantes y defensivos. Soy el cazador, ese tipo es la presa. Lo perseguiré hasta el fin del mundo y haré que suelte un gritó agónico de muerte. Le enseñaré a ese autoproclamado dios que creyó sin lugar a dudas que era especial, quién es el monstruo aquí”.

Hajime dirigió sus ojos que todavía veían ferozmente, a Suzu. Entonces, Hajime le preguntó a Suzu quien, por alguna razón, se sonrojó incluso mientras temblaba. (Ex: Oh boy)

“Taniguchi. Si dices que ya es imposible para ti, cierra los ojos y tapate los oídos. Haré que todo ello termine, todo”.

Esas palabras no fueron la consideración de Hajime por Suzu. Fue al revés. Esas palabras estaban probando a Suzu. Esas palabras le preguntaron si estaba bien si terminaba así. Cuando todavía no pudo decir satisfactoriamente lo que quería. Cuando la otra parte aún no la había mirado. Si Suzu dijo que estaba bien con eso, entonces, mientras cerraba los ojos y se tapaba los oídos, todo――incluido el asunto de Eri, sería terminado por Hajime.

Diciéndolo al revés, mientras Suzu aún se mantuviera de pie, Hajime la dejaría hacer lo que quisiera con el asunto de Eri.

La mirada de Hajime también se dirigió a Ryutaro y Shizuku.

Ambos notaron las palabras implícitas en esa mirada. Es decir, si dejarían el asunto de Kouki a Hajime, o si harían algo ellos mismos. Esas elecciones se les confiaron. Naturalmente, en caso de que se lo dejaran a Hajime, solo había una opción, la destrucción. Eso también se transmitió claramente a ambos.

Hubo silencio por un momento. Las palabras y atmósfera severas de Hajime hicieron que los compañeros de clase perdieran sus palabras. Si había personas que se encogían de miedo por eso, también había personas que tenían ojos chispeantes o personas que miraban con mejillas sonrojadas, o personas cuyas expresiones se convertían en unas conteniendo en su interior algún tipo de determinación. (Ex: El encanto de Hajime cada vez se está volviendo más potente)

Entre ellos, la primera que abrió la boca fue Suzu. Con la atmósfera sombría y débil de hasta ahora alejada a alguna parte, miró a Hajime directamente con unos ojos determinados.

“Eso es innecesario, Nagumo-kun. Deja el asunto de Eri y también el de Kouki a Suzu. ¡Porque caminaré hacia dónde están, ya sean los Precintos Sagrados o cualquier otro lugar!”

Mientras emitía el aire del ambiente habitual que tenía, Suzu sonrió sin miedo.

Como si fuera provocado por tal chica, el silencioso Ryutaro lanzó un rugido.

“¡DAAAAAAAAA-!, ¡Yosh-, ya he tenido suficientes de actuar todo asustado!, ¡No dejaré que solo Nagumo y Suzu sean los que sigan actuando genial!, ¡Voy a golpear al estúpido idiota de Kouki y hare que vuelva a sus sentidos, sí!”

Ryutaro golpeó su puño en su pecho e hizo una sonrisa similarmente intrépida. Parecía que este cerebro de musculo en realidad también se sentía deprimido. Su mejor amigo se unió al lado enemigo, y cuando incluso Suzu mostró una ligera resistencia, él mismo no pudo resistir la maldición de atadura y la ilusión. Perdió su confianza al sentir que no valía nada, pero ahora parecía que ya estaba bien.

Mirando eso, Shizuku se rio “Fufufu” entre dientes.

“Supongo. Ese idiota de Kouki necesita ser castigado con dureza, no solo duramente, sino realmente duro~o, también mis sentimientos no se calmarán hasta que le quite esa irritante sonrisa de la cara a Eri… Ad, Además, si es el lugar donde va Nagumo-kun, tengo la intención de seguirte sin importar a dónde sea… no solo ahora, sino también desde ahora en adelante, ok…”

Mirando a Shizuku que decía ese tipo de cosas mientras miraba a Hajime con las mejillas sonrojadas, los compañeros de clase le enviaron una mirada sospechosa. No sabían sobre los sentimientos de Shizuku, por lo que ni siquiera en sus imaginaciones más salvajes pensaron que incluso Shizuku, que era una de las dos grandes bellezas de su clase, caería.

No, parecía que el grupo de Nagayama y el grupo de Sonobe del escuadrón de protección de Ai-chan como los primeros en la lista, así como varios otros estudiantes, especialmente las chicas, lo habían sentido en cierta medida. Y entonces, después de mirar alternativamente a Shizuku y Hajime con ligera sorpresa, asintieron como si comprendieran algo.

Una parte de las chicas dijo: “Es Don Juan. Es el Don Juan de los tiempos modernos… Nagumo-kun es demasiado peligroso” con las mejillas sonrojadas mientras enviaba miradas a Hajime, pero este era un momento serio, así que Hajime las ignoró. (TI: El ignorar de Hajime se ha convertido en la octava magia de la Era de los Dioses) (Ex: No, no, la octava es su encanto demoniaco que puede derribar a cualquier mujer)

“Ya veo. Entonces los que entraremos en los Precintos Sagrados seremos nosotros y Taniguchi, así como Sakagami… bueno, supongo que solo son los recientes miembros habituales. Si Amanogawa sale al otro lado, entonces ustedes hagan lo que quieran. Sin embargo… no voy a permitir ningún esfuerzo a medias”.

“Sí, gracias Nagumo-kun”.

“Gracias, Nagumo”.

Suzu y Ryutaro le agradecieron alegremente. Hajime agitó su mano perezosamente para decirles que no le prestaran atención mientras pasaban al siguiente tema. Pero, allí Liliana pidió un alto.

“D, Di~, ¿Nagumo-san, puedo hablar un poco?”

“¿Hm?, ¿Qué pasa, princesa?”

“Veras. En el momento de la gran invasión, Hajime-san y los demás, el poder de batalla más fuerte se precipitará a los Precintos Sagrados, mientras todos ustedes estén allí, ¿Qué debería la capital que recibirá el ataque…? Si las palabras de Ehit-sama son correctas entonces vendrán de la Montaña de Dios como el origen, ¿verdad? Pensando en la fuerza de las apóstoles, es impensable que incluso la gran barrera pueda resistir por mucho tiempo… ¿hay algo, alguna forma de sellar temporalmente la Puerta Divina?”

Era una preocupación natural para la princesa del Reino Heiligh. Si la capacidad de desintegración de las apóstoles se usara por completo, incluso la gran barrera no resistiría por mucho tiempo. Por no hablar de luchar honestamente contra las apóstoles desde el frente, los únicos que podían hacer eso eran personas como Hajime. No se sabía cuánto tiempo tomaría hasta que Hajime y compañía pudieran vencer a Ehit, pero durante ese tiempo estaba claro como el día que al menos una gran cantidad de personas serían asesinadas.

Hajime, a quien se le miraba con tales ojos suplicantes, asintió una vez.

“Estaba pensando en hablar de eso ahora”.

“¿Y qué tienes que decir?”

“No puedo soportar a ese Ehit. Es por eso que, a partir de ahora, no dejaré que nada, ni una sola cosa, siga el plan de ese tipo. No me importa lo que le suceda a la gente de este mundo, pero… sin embargo, es extremadamente desagradable si dejo que ese tipo se ría a carcajadas en sus últimos momentos pensando en todas las personas que mató. Es por eso que, ya sean sus apóstoles o subordinados, Freid o todos esos monstruos, una matanza indiscriminada es lo que les espera a todos ellos. Todo lo que ese tipo tiene, incluso las expectativas que tiene, los destrozaré completamente hasta sus raíces y ramas”.

“Ku-ku-ku” al mirar a Hajime que en realidad se estaba riendo con una cara malvada, los compañeros de clase retrocedieron. Incluso Liliana, quien le preguntó, estaba haciendo una mueca. Aunque, como se esperaba, había algunas de las chicas que miraban a Hajime con mejillas rojas y expresiones acaloradas. (Ex: Lo ven, esa es la octava magia de la Era de los Dioses)

“E, err, en otras palabras, ¿estás diciendo que podrás hacer algo sobre el gran ejército de apóstoles invasores?”

“Veamos. Dejando de lado los detalles del método en concreto para más adelante. Por ahora, lo que estoy pensando es en compartir libremente mis artefactos. Súper fortaleceré a los soldados comunes, aventureros y mercenarios. Equiparé a todos con armas, también planeó instalar armas antiaéreas. Solo tenemos tres días, así que será severo, pero sobre eso, ustedes también cooperarán, ¿verdad?”

Cuando Hajime miró a su alrededor, le respondieron poderosos asentimientos transmitiendo que, naturalmente, cooperarían. Inesperadamente, incluso varios de los estudiantes cuyos corazones se habían roto y se habían retirado de la batalla también le dieron miradas poderosas. Quizás fueron provocados por el fuerte espíritu de lucha de Hajime.

Liliana cerró los ojos mientras reflexionaba. Después de un latido, abrió la boca.

“Creo que habrá un pandemonio por el ataque de las apóstoles, pero afortunadamente, cuando fuimos secuestrados, solo se concentraron en eso, por lo que no debería haber tanto daño a los soldados y caballeros. Sin embargo, aun así, creo que hay un límite de la fuerza de batalla que podemos movilizar en tres días. Si serán suficientes contra las poderosas apóstoles como oponentes o no es… además, incluso con el argumento de que podemos reunir los números, ¿puede Nagumo-san preparar poderosos artefactos que incluso pueden oponerse a las apóstoles en tan grandes cantidades?

“Sí puedo. Sobre el número de personas, usaremos las puertas y los reuniremos de varios lugares. Por el bien de ello, mientras estoy preparando los artefactos, ustedes tendrán que correr por todas partes un montón de veces”.

“Puerta, ¿dijo? Goshujin-sama. ¿No se han destruido todos los artefactos?”

Tio inclinó la cabeza mientras preguntaba. Ciertamente, el artefacto de tipo cerradura de llave, la {Sala del Portal} se instaló en muchas partes por lo que estaban intactos, pero el artefacto de tipo de llave esencial para abrir los portales, la {Llave del Portal}, se almacenó dentro del {Almacén del Tesoro}, por lo que se suponía estaba destruida junto con todo lo demás.

De hecho, si pudieran usar los portales, sería fácil reunir fuerzas de batalla de todo el mundo en tres días, pero…

“En realidad, cosas como objetos irremplazables o varias cosas importantes, antes de pasar por la puerta en el borde del Campo Nevado Schnee, los deje atrás, dentro del suelo”.

“¡Qué! Entonces, ¿la {Llave del Portal} también?”

“Si. En caso de que algo sucediera, para que Myu y el resto pudieran escapar, traje la {Llave de Cristal} que se puede usar de manera efectiva aquí, pero ello resultó contraproducente, aun así… artículos como la brújula, las pruebas de conquista de los Grandes Laberintos y el Agua Bendita restante… por supuesto, la {Llave del Portal} también está enterrada allí. Ah, igualmente, el antiguo cuerpo de Kaori también está allí. Está bajo tierra, así que debe estar relativamente frío, creo que estará bien, pero… si no lo desenterramos rápidamente, el hielo se derretirá y se convertirá en una tumba”.

“¡Re, Recuperémoslo!, ¡Si no nos damos prisa en recuperarlo! Mi cuerpo…”

Cuando Hajime habló sobre el antiguo cuerpo de Kaori, la expresión de todos se ilumino en realización. Si Hajime no se preparó para una situación inesperada, en este momento el cuerpo de Kaori sería polvo. Fue una buena jugada de Hajime.

Aunque, Kaori no pudo evitar ponerse nerviosa cuando se mencionó la tumba. Hajime acarició a la nerviosa Kaori para calmarla.

“Ya veo, lo entiendo bien… Sin embargo, hay un problema más. Como era de esperar, si hablamos de que el mundo terminara tres días después, cuántas personas creerán eso y se reunirán… sin mencionar el cómo lucharemos contra las apóstoles. En el peor de los casos, existe la posibilidad de que seamos los malos…”

Liliana estaba haciendo una expresión complicada mientras señalaba aún más problemas. Pero, parecía que con respecto a eso también, Hajime tenía la respuesta en la mano.

“Con respecto a eso, creo que podemos manejarlo de alguna manera. Tendremos a Kaori o Tio usando [Magia de Restauración]”.

“¿[Magia de… Restauración]?”

Liliana inclinó la cabeza. En contraste, Kaori adivinó lo que Hajime quería decir y aplaudió.

“Quieres decir ‘restaurar/reproducir’ la escena del pasado, ¿no? Al igual que lo que experimentamos en el Gran Laberinto de Melusine”.

“Así es. Restauren/reproduzcan lo que sucedió aquí y consérvenlo en un artefacto para reproducir imágenes. Luego muéstrenlo al escalón superior de cada lugar. Los tipos con los que nos hemos encontrado y con los que hemos hablado hasta ahora… Catherine de Brook, Ilwa de Fuhren, Roa de Horald, Randzi de Ancadi, Ulfrick de Faea Belgaen, Gahard del imperio, si son esos tipos, entonces no dudarán de nosotros. Será fácil reunir la fuerza de batalla”. (Ex: Para refrescarles la memoria: Catherine es la vieja del gremio en la primera ciudad en que se quedaron Hajime, Yue y Shia, Ilwa es el encargado del gremio en la ciudad en ciudad comercial el cual le dio una solicitud para salvar a un chico lo que le llevo a conocer a Tio, Roa es el encargado del gremio en la ciudad donde está la mazmorra de Orcus y fue con quien hablaba cuando Kousuke interrumpió y le pidió a Hajime salvar a todos, Ulfrick es el anciano más importante de Faea Belgaen y con él han interactuado varias veces, Gahard es el rey del imperio el cual fue derrotado y sometido por los Haulia)

Naturalmente, también se incluyeron a la princesa Liliana del reino y al maestro del gremio del gremio de aventureros. Incluso en este mundo, todos eran personas clave con poder.

A pesar de decir que no tenía interés en la gente de este mundo, tenía una línea extravagante de conexiones. Mientras se sentía mareada por los nombres de peces gordos que conocía, Liliana pensó que efectivamente si eran esos miembros entonces tratarían seriamente esto.

“Lo siguiente es… eso es correcto. Es mejor si también usamos a sensei para incitar”.

“¿¡Ee!?, ¿¡Y, Yo!?, No, espera, ¿¡incitación!?”

Aiko, que de repente tuvo la conversación dirigida a ella, tembló. Hacia tal Aiko, Hajime habló en voz alta.

“¡Ahora, levantaros todos!, ¡Vamos a aplastar la ambición del malvado falso Ehit el cual se atrevió a hacerse pasar como el virtuoso Ehit-sama y el cual manipula a falsos apóstoles, los cuales ahora tienen la intención de pisotear este mundo!, ¡Luchad junto con la enviada de dios, la Diosa de la Cosecha! Algo como eso. Haz tu mejor esfuerzo”.

“Haz tu mejor esfuerzo, ¡eso no sirve!, ¡qué pasa con ese discurso!, ¿Cómo puedes decir ese tipo de palabras tan naturalmente?… es Nagumo-kun quien es el gran agitador aquí”.

“No te preocupes por la pequeña cosa ahora sensei. La semilla que plantamos está apunto de florecer. Entonces, ¿no está bien si solo la regamos y hacemos crecer, y luego cosechamos todos los deliciosos cultivos? Como podría esperarse de una granjera”.

“¿Quién fue el que hizo todo eso…?”

Aiko miró fijamente a Hajime con una cara exasperada. También fue así en la ciudad de Ur, Aiko estaba convencida de que Hajime poseía absolutamente el talento de un agitador. (Ex: Hajime es un Trickster, ahora solo falta que se arranque su máscara y libere a su Persona)

Parecía que los compañeros de clase también tenían la misma opinión. De alguna manera tuvieron la visión de Hajime frente a las estrellas manipulando las cuerdas colgando hacia abajo mientras se reían con una pose genial, “¿Eh?, ¿No es lo mismo que Ehit?” estaban inclinando la cabeza meditando. Aunque varias de las chicas susurraban “Nagumo… no, Hajime-sama…” con mejillas rojas, pero entonces debieron recuperar su cordura de inmediato. (Ex: Está en constante aumento)

Hajime le sonrió con ironía a Aiko, quien, aunque se daba cuenta de que el método era efectivo y comprendía que tenía que hacerse, pero por alguna razón, no lo aceptaba por completo.

“Esta es una batalla que se convertirá en una guerra total de la humanidad. Incluso si se reúne la fuerza de batalla, una mera multitud desordenada no tendrá utilidad. Se necesita un líder poderoso. Y alguien como el rey de un país será insuficiente para eso. La única que puede hacer esto es solo Aiko-sensei. Realmente, por favor”. (Ex: Eso es trampa)

“…”

Las palabras de Hajime hicieron que Aiko saltara por un momento. Desde hace un tiempo ella seguía temblando. Era como si ella fuera un pequeño animal. Y luego, Aiko, que era como un animal pequeño, por alguna razón, comenzó a mirar a Hajime mientras se inquietaba. Entonces, tímidamente le preguntó al dudoso Hajime.

“Na, Nagumo-kun. Justo ahora, al final, ¿qué dijiste?”

“¿Hm? Realmente, por favor…

“N, No, no eso… sobre mí, me llamaste, A, Aiko-sensei, ¿no?”

“… ¿Hay algún problema?”

“N, No. Nagumo-kun, por lo general solo me llamas ‘sensei’ así que…”

“¿Es así?”

Hajime inclinó la cabeza. Aiko estaba nerviosa, o más bien estaba siendo tímida mientras abría la boca con los ojos hacia arriba.

“Lo hiciste… eso… ¿puedes decir eso de justo ahora, una vez más?”

“… Justo ahora, ¿sobre la última parte?”

“Si. Sin embargo, esta vez, dilo sin ‘sensei’…”

Las mejillas de Hajime estaban retorciéndose. Al mismo tiempo, el pequeño animal que seguía mirándolo con unos ojos hacia arriba mientras se sonrojaba en el asiento opuesto hizo que quisiera soltar un tsukkomi de si ella entendía su propio punto de vista y la situación circundante.

La “persuasión” de Aiko hizo que los compañeros de clase hicieran un escándalo. “Eh, ¿qué es esto?” o “Qué, esta atmósfera…” o “E, Es una mentira verdad…” o “Hajime-sama… como se esperaba”. Murmullos como esos se podían escuchar. Por cierto, el sonido de rechinar los dientes resonaba del grupo de protección de Ai-chan.

Quizás por nerviosismo, la voz de los alrededores no llegó a Aiko. Si ella hablaba así entendiendo todo… entonces qué aterrador era eso. Eso fue porque Ai-chan había lanzado al viento varias cosas que cargaba hasta este momento. Hacer algo como abandonar a su parte como maestra tenía el riesgo de hacer colapsar su identidad. Hajime solo podía rezar para que no estuviera actuando así sabiendo que no debería.

Sin embargo, también era un problema el perder fuerzas justo antes de la batalla final, habiendo dicho eso, no parecía que ningún engaño funcionara en la actual Aiko que estaba corriendo salvaje. Incluso cuando dirigió su mirada a Shia, Kaori y Shizuku, todos solo le sonreían irónicamente y no le enviaron ningún bote salvavidas. Deseó que no simpatizaran con el complicado corazón de una doncella en este tipo de ocasión.

Hajime suspiro profundamente, en medio de la gran atención, se resolvió y abrió la boca.

“… Aiko, por favor”.

“¡¡-!!, ¡Sí!, ¡Déjamelo a mí!, ¡Los voy a incitar como loca!, ¡Este es el momento para que una maestra de estudios sociales muestre su habilidad real!”

¿Era incitación era la capacidad real de un profesor de estudios sociales?… Quería que se disculpara con todos los profesores de estudios sociales del país. Hajime volvió a suspirar mientras desviaba la vista de Aiko, que estaba absurdamente de buen humor.

En sus oídos, “Pr, Profesora y alumno… es este un juego eroge-” o “A, Aiko-chan ha sido mordida por el colmillo venenoso del Rey Demonio…” o “Casanova… ¡El tipo de aquí es un Casanova!, ¡No debes mirarlo a los ojos!, ¡Quedarás embarazada!” esos murmullos se podían escuchar. La contracción de las mejillas de Hajime no pudo ser detenida. (Ex: Aprovecho el primer comentario para promocionar mi otra novela Explorador Mágico)

“¡Co, Cough-!, Na, Nagumo-san… ¡Y, Yo también trabajaré duro!”

Por alguna razón, Liliana levantó la voz. Sus mejillas estaban teñidas de rojo brillante, sus ojos brillaban con destellos con algún tipo de expectativa.

“… Sí, haz tu mejor esfuerzo, princesa”.

“… ¡Trabajaré duro!”

“Si”.

“¡Trabajaré duro!”

“…”

“¡Trabajaré duro!”

“…”

“Tr, Trabajaré duro, hics-”

“……………… Por favor, Liliana”.

“… Lily”.

“Guu… por favor, Lily”.

“¡Sí!, ¡Puedes confiar en mí!, ¡Mira la influencia y popularidad de una princesa!, ¡Seres como las masas son fáciles de controlar!”

Tuvo la sensación de que algo que una princesa absolutamente no debía decir se había dicho de alguna manera, pero seguramente era solo su imaginación. La princesa-sama que siempre fue amada por las masas no debería estar pensando en algo como “es tan fácil manipular a las masas eh”.

El clamor de los compañeros de clase no tenía fin. Los ojos que veían a Hajime ya se estaban convirtiendo en miradas llenas de asombro o miradas que contenía un calor extraño. Quizás podría decirse que estas miradas eran aún más emotivas que las dirigidas a Ehit o Alvheit.

“… Haa. Concluyamos esto”.

Hajime dejó escapar un suspiro y luego miró a todos a su alrededor, cambiando la atmósfera rígidamente de una sola vez. Hajime siguió las peticiones de Aiko y Liliana, y toleró el estado de ánimo de sus compañeros de clase, en gran parte con la intención de suavizar un poco el ambiente.

Con el peligro para el mundo acercándose, por no hablar del peligro que amenazaba incluso su lugar de nacimiento, la Tierra, no había nadie aquí que no sintiera la carga mental. Así que para que ninguno de sus compañeros de clase huyera o se hundieran en pesimismo, Hajime regulaba la atmósfera para que no fuera demasiado tensa.

La expresión seria de Hajime cambió la atmósfera suave en una con nerviosismo de una vez. Aiko y Liliana también cambiaron adecuadamente sus ambientes al grado que hizo que cualquiera se preguntara a dónde se había ido el aire vergonzoso o dulce de ahora. Esta actitud en este aspecto fue realmente como se esperaba de una maestra y una princesa.

Seguramente su “persuasión” fue algo de su corazón, pero si la atmósfera se tensó así desde el principio, sin duda no dirían esas cosas. Parecía que estaban leyendo el estado de ánimo con sensibilidad. Aunque no se sabía si lo estaban haciendo intencionalmente o no.

Los compañeros de clase también se sintieron guiados por eso, incluso aunque sus cuerpos estaban bastante relajados, también parecían sentir la tensión.

Hajime confirmó eso y abrió la boca.

“El objetivo que priorizo ​​más es recuperar a Yue. Para hacer eso en la gran invasión dentro de tres días, iré a través de la Puerta Divina que creemos que estará abierta en ese momento y entraré en los Precintos Sagrados. Con respecto a Nakamura y Amanogawa, se los dejo a Taniguchi y compañía. Lo que queda es la intercepción de los apóstoles invasores”.

Hajime dejó de hablar un momento y confirmó si entendían. Todos asintieron fuertemente, así que juzgó que no había ningún problema, Hajime continuó sus palabras.

“Les contare los planes desde ahora hasta los próximos tres días después. Primero, planeo ir a la parte más profunda de Orcus. Para producir artefactos en masa, el entorno de Orcus es el más óptimo, después de todo. Para esto, quiero que Kaori, Myu y Remia vengan como ayudantes”.

“Sí, lo tengo Hajime-kun”.

“¡Sí, nano!, ¡Myu ayudará a nano!”

“Por favor, di algo sobre lo que pueda ayudar”.

Kaori, Myu y Remia dieron una respuesta positiva. Hajime puso a Myu y Remia a su lado, ello era en preparación del improbable caso de que trataran de tomarlas como rehenes nuevamente, pero también tenía la intención de hacer que se ocuparan de sus necesidades (TI: Giggity) mientras se concentraba en minar y transmutar, por lo que su razón no era solo algo superficial. (Ex: La referencia del TI no la capte, aunque si me imagine el significado y según investigue acerté)

Hajime les devolvió el asentir Kaori, Myu y Remia, esta vez movió su mirada hacia Shia.

“Shia, iras al Gran Laberinto Reisen”.

“… Ya veo. Pediré la cooperación de Miledi, ¿cierto?”

“Correcto. Si tiene la información sobre Ehit o los Precintos Sagrados, aunque sea solo un poco, pues entonces ello ya vale la pena. Esa vez fuimos expulsados ​​a la fuerza, por lo que no sabemos si hay un atajo o no. Al menos tenemos la prueba de conquista, pero si no reacciona en el manantial a las afueras de Brook, entonces tendrás que atravesar el laberinto de nuevo”.

“Creo que tal vez, me dejará pasar, pero… incluso si no lo hace, esta vez juro que pasaré el laberinto en medio día. Si soy la yo actual, ese Gran Laberinto no es diferente a un patio de juegos”.

“Yo también pienso lo mismo. Lo dejo en tus manos”.

“¡Sí, desu!”

Hajime le sonrió a Shia quien asintió enérgicamente. Luego, Hajime llamó a Tio.

“Tio”.

“Si. Entiendo. Goshujin-sama me está pidiendo que regrese a casa, ¿correcto?”

“Como se esperaba. Si existe un peligro para el mundo, entonces las leyes de la raza ryuujin tampoco importa. Incluso si no son tan fuertes como Tio, si la fuerza de la raza ryuujin es juntada con mis artefactos, deberían ser capaces de luchar incluso contra las apóstoles”.

“También creo eso. Como se esperaba, no hay forma de que la raza ryuujin no se mueva en esta situación. Igualmente le garantizó su fuerza. Sin embargo, el pueblo escondido está… bastante lejos. Realmente lograrlo dentro de tres días no es posible…”

“Sobre eso, manejémoslo de alguna manera usando artefactos”.

Hajime estaba reorganizando el orden de prioridad en su cabeza mientras movía su mirada al horizonte.

“Yaegashi, iras al imperio. Al igual que con el Reino de Heiligh, es posible ir allí usando el portal, duplicaré la {Llave del Portal} para ir al reino antes de partir después de convencer a Gahard de que envíe la fuerza de batalla al reino”.

“Eso está… bien, pero ¿por qué voy yo?””

“Eso es porque Yaegashi es la favorita de Gahard. Solo para estar seguro, estoy teniendo en cuenta eso para que la conversación sea fluida. Después de todo, debe haber algunas personas allí que guarden rencor por el caso con el {Collar de Juramento}. Pensando en la capacidad de negociación y fuerza de batalla, no hay nadie más a quien pueda dejar esto”.

“Mu. Entiendo eso, más o menos, pero… conoces mis sentimientos, aun así, me envías al lugar de un hombre que me corteja, eso es un poco impactante. Bueno, entiendo que este no es el momento para decir ese tipo de cosas, así que está bien, pero…”

“… Culpa mía. Si Gahard intenta algo, solo da mi nombre. Di que, si intenta cortejar a Yaegashi Shizuku, entonces Nagumo Hajime no se quedará callado”.

“-… U, Un ataque sorpresa es cobarde”.

Shizuku se sonrojó ligeramente mientras transmitía su consentimiento.

“Los estudiantes y Liliana irán a la capital. Reúna la fuerza de batalla y eleve su moral con su discurso. Incítenlos hábilmente para que puedan luchar sin piedad incluso contra las apóstoles. Y entonces, el campo de batalla será la llanura frente a la capital. Después de todo no hay forma de que peleemos dentro de la capital, incluso tras saber que atacarán desde la Montaña de Dios en la parte posterior de la capital”.

“En ese caso, necesitamos evacuar a la gente de la capital entonces. Aunque se puede usar la puerta, evacuar a todas las personas en tres días es… parece que tenemos que darnos prisa”.

“Está bien si enviamos a los civiles a la capital del imperio en reemplazo de su fuerza de batalla que traeremos a nuestro lado. ¿Cierto?”

“Pero, Nagumo-kun. Pelear contra las apóstoles que pueden volar en el cielo en una llanura es una desventaja…”

“Planeo tomar medidas contra eso con armas antiaéreas y armas pesadas, y así sucesivamente. También, ¡Nomura-!”

Nomura Kentarou, del grupo de Nagayama, cuyo nombre se llamó repentinamente, respondió con un “¿¡oO!?” con una voz extraña. Ni siquiera en sus sueños más salvajes, se imaginó que su nombre sería nombrado en este momento.

“Eres un Geomancer, ¿verdad?”

“¿Eh? Ah, sí. Así es, pero…”

“Entonces, reúne a los trabajadores en la capital y a los muchachos con aptitud para la magia de tierra, está bien, incluso si es simple, pero crea una fortaleza en la llanura”.

“¿U, Una fortaleza?”

“Es mejor tener refugio, ¿verdad? Pregunta por los detalles a los especialistas en la capital. Más tarde te enviaré un artefacto exclusivamente para ti, así que crea un lugar en el que sea fácil combatir en la llanura”.

“L, Lo tengo. Lo intentaré”.

Tras Nomura, Hajime también les dio instrucciones a otros compañeros de clase aquí y allá. Asintieron por ser tragados en el flujo. Hajime les dio algún tipo de rol concreto con la intención de que pudieran terminar esto sin ser aplastados por la tensión que aumentaba momento a momento.

Además, tan pronto como se terminó la producción de las armas pesadas, Hajime planeó enviarlas a la capital, pero para la conferencia sobre cómo usar las armas, fue más efectivo tener a sus compañeros de clase haciéndolo. Incluso si no conocían los detalles del mecanismo, pero deberían poder manejar las armas en comparación con los residente de este mundo que en primer lugar no conocía el concepto de armas de fuego pesadas.

“Taniguchi, Sakagami, ustedes dos vayan al bosque de árboles. Hablen con el grupo de los Haulia y con los de Faea Belgaen y hagan que envíen las tropas que pueden luchar a la capital. Si terminaron con eso, contáctenme. Les recibiré en Orcus. Hasta el límite de tiempo, ustedes dos se centrarán en subyugar a los monstruos del abismo y fortalecerlos. Después de todo, ustedes dos finalmente logran obtener la [Magia de Metamorfosis]”.

“¡Recibido!”

“¡Ou!”

Después de eso, hablaron un poco más sobre los detalles, y luego, mientras lanzaban una sonrisa intrépida ante los tres días que seguramente serían el momento más denso de su vida, Hajime volvió a mirar a todos.

Y luego, un segundo después, su boca se abrió lentamente.

“El enemigo se presentó como un dios. Además, se jactaba de fuerza correspondiente a ello. Cada miembro de su ejército consiste en un ejército de un solo hombre. Incluso hay monstruos fuera del sentido común y soldados títeres fortalecidos que no temen a la muerte”.

Una voz tranquila. Sin embargo, resonó extremadamente claro.

“Pero, eso es todo. Esos tipos no son invencibles ni nada parecido. Al igual que como hice, dios y sus apóstoles pueden ser asesinados. Los humanos pueden derribar la existencia de lo paranormal”.

La figura del hablante Hajime tenía un brazo y un ojo, con un cabello blanco que parecía como si su vida se la hubiera absorbido. Esas cosas mostraron el camino que este hombre que fue llamado incompetente había recorrido hasta este punto. Ellas fueron la prueba de cómo masacró a una gran cantidad de monstruos, los convirtió en su alimento y se arrastró hasta aquí. Y, además, en realidad mostró la prueba frente a todos en este lugar. Ese humano podía ganar incluso contra un dios.

Es por eso que naturalmente podían entenderlo. Incluso si hubiera perdido una vez, incluso después de que le hubieran robado a su persona más importante, haría que incluso esas situaciones se volvieran su alimento. El joven ensangrentado y herido frente a sus ojos, convirtió cualquier tipo de imposible en posible.

Las palabras que sacudían el corazón, ya sea que uno quisiera o no, continuaron.

“No hay necesidad de pensar que esta pelea es por el bien de alguien cuya cara no conoces, y mucho menos por el mundo. No hay necesidad de asumir ese tipo de cosas. Al igual que cómo estoy luchando por recuperar a mi amada, está bien que todos aquí peleen por su propia razón. No hay nada grande o pequeño en esas razones. No hay peso ni nada. Porque quieres ir a casa. Porque quieres encontrarte con tu familia, por el bien de tu amigo, por tu amante, simplemente por sobrevivir, simplemente porque no puedes soportar esto… lo que sea está bien”.

Por un segundo, las palabras de Hajime pararon. Pero, todos en este lugar se hicieron conscientes de sus propios deseos. Los impulsos brotaron dentro de sus pechos.

Como si esperara eso, Hajime desató sus palabras. Ardientes como el fuego, sin embargo, tan fluidas como el agua, poderosas como la tierra, pero envolventes como el viento, fueron esa clase de palabras…

“Si hay un momento en el que deben darlo todo por una vez en su vida, entonces ahora es exactamente ese momento-. En este momento, en este instante, ¡quemen su alma!, ¡den el paso hacia adelante por el bien de su deseo!, ¡Y entonces, todos ustedes sobrevivan!, ¡Si logran hacer eso, entonces les daré como recompensa el boleto para ir a casa!”

El sonido de tragar reverberó. Se escuchó un sonido como el de una campana de alarma. Los puños apretados, los pies fuertemente pisando, los crujientes dientes apretados. Era como si su voluntad se elevara naturalmente como un rugido.

Entre las personas que estaban ardiendo de pasión, Hajime los hechizó con un resplandor y colmillos como los de un lobo salvaje.

Y luego, una sola palabra se pronunció.

“Ganen”.

Lo que le contesto fueron naturalmente innumerables rugidos.


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s