Espada del Amanecer — Capítulo 160

Capítulo 160 – Asentamiento

 

EZ: 2/6


El asentamiento de los refugiados no estaba lejos del Río Blanco. Después de cruzar las tierras salvajes al norte del Río Blanco, serían las montañas y los bosques. Los refugiados se habían escondido en el bosque y utilizaban los escasos alimentos producidos por el bosque para sobrevivir.

 

El bosque era el conector entre la Mina de Tanzan y las colinas del este. Las ondulantes montañas reducían la fuerza del viento y permitían que las semillas que montaban el viento tuvieran la oportunidad de germinar en este lugar. Entonces se formaba el exuberante bosque que se extendía a lo largo de las colinas. Este parche de bosque tuvo un dueño hace mucho tiempo.

 

El efímero Clan Carlo fue el Lord Feudal temporal de estos bosques y también de las tierras salvajes de la ribera norte del Río Blanco. Pero una plaga acabó con el dominio del clan, y eso fue hace ya algunos siglos. En este momento, la Madre Naturaleza ya había borrado la mayor parte de las pruebas de la civilización humana, mientras que el castillo derrumbado del Clan Carlo permanecía en un sueño silencioso detrás de alguna colina desconocida. Como el bosque y las tierras salvajes estaban cerca de la Cordillera Oscura, el castillo era algo que nadie estaba dispuesto a buscar.

 

Cuando un clan de la Cordillera Oscura era destruido, todos determinaban unánimemente que se debía a la maldición y a la magia caótica del páramo de Gondor. Debido a estos casos, había muchas tierras sin reclamar en los extremos de la región sur. Aunque los bosques sólo estaban separados por la Mina de Tanzan del resto del territorio del Vizconde Andrew Leslie, el Vizconde obviamente no tenía ninguna intención de enviar a sus hombres a través de la enorme Montaña Tanzan para desarrollar este pedazo de tierra.

 

Los combatientes Cecil llevaban una armadura mágica ligera que era conveniente para moverse. Armados con la nueva pistola de rayos térmicos y el paquete de campo de batalla, usaron su entrenamiento de combate para atravesar el bosque con prudencia pero rápidamente. Ya habían salido del territorio por un día y una noche. Habían descansado y comido recientemente; por lo tanto, estaban en su mejor momento. El escondite de los refugiados ya estaba cerca.

 

Después de entrar en el bosque, era difícil montar en el caballo de guerra; por lo tanto, Gawain desmontó inmediatamente y tiró del caballo mientras caminaba junto con Sir Philip. Amber estaba enganchada a la silla de montar del ‘Caballo de guerra superior  Krieger’ de Gawain; se balanceaba a izquierda y derecha mientras dormía.

 

La razón por la que ‘enganchada’ se usó como descripción fue debido a la inferioridad de las habilidades para montar que tenía esta joven mitad-elfo. Para evitar que se cayera, se fijó en la silla con varias correas y hebillas. Si se encontraban en una situación de emergencia, ella podía rodar instantáneamente en la oscuridad y no tenía miedo de que al atarse le impidiera escapar.

 

Una persona con linaje de los elfos que no podía comunicarse con un caballo; era realmente la desgracia de los elfos.

 

“Ya casi llegamos”, dijo Sir Philip mientras miraba al frente. “De hecho, esta zona tiene muchos asentamientos de refugiados, pero todos están escondidos en lugares extremadamente difíciles de encontrar. Mientras encontremos uno de ellos, podremos contactar con los otros.”

 

Gawain asintió y frunció el ceño ligeramente. “Para ser honestos, siento que esta situación es bastante extraña.”

 

“¿Extraña?” Sir Philip no pudo entenderlo y preguntó: “¿Qué es extraño?”

 

“Fue raro que la gente llevara a cabo una captura de esclavos a gran escala después del mes de la Escarcha ya que la temperatura bajaría después de este y el trabajo de la granja se suspendera; por lo tanto, no es necesaria tanta mano de obra. En su lugar, la mayoría de las personas estarían en un estado de consumo de alimentos. Si capturaran esclavos en este momento, no podrían hacerlos trabajar, y necesitarían alimentarlos por nada.” Gawain meneó la cabeza y dijo: “A menos que sea para las minas, que no se ven afectadas por las estaciones, ya que ahí se necesitan trabajadores esclavos durante todo el año. No obstante, la mayor mina de esta zona está cerca de Ciudad Tanzan, y el vizconde Andrew no tiene intención de aumentar el número de trabajadores esclavos… Además, no parece del tipo que capturaría refugiados para usarlos así”.

 

“Sólo Dios sabe quién contrató a esos mercenarios”, dijo Sir Philip. “Tal vez van a ser vendidos a la región central ya que hay muchas minas y comerciantes ahí. Además, el precio de los esclavos en la región central es caro, y hay mucha gente ahí que está dispuesta a correr el riesgo de comprar ‘esclavos privados’.”

 

Gawain no expresó ninguna opinión, pero pronto, un ligero hedor a sangre llegó a su nariz.

 

“¡Alto!” Inmediatamente agitó su mano mientras cada uno de los líderes de escuadrón gritaba para que sus tropas se detuvieran y se pusieran en guardia.

 

Incluso Amber, que estaba atada a la silla de montar, sintió instantáneamente el cambio de atmósfera (sólo esta vigilancia la hizo apenas digna de su línea de sangre, aunque parecía que se debía a la cobardía). Abrió los ojos e inmediatamente se convirtió en una sombra antes de escabullirse al lado de Gawain y dijo: “¡Hay una estela de sangre adelante!”

 

“¡Oh, luz sagrada!” El clérigo Wright que los acompañaba dibujó inmediatamente un símbolo sagrado en su pecho y dijo: “Alguien está sangrando y muriendo”.

 

Bajo la dirección de Gawain, el ejército atravesó rápidamente los bosques y arbustos. La situación del asentamiento de refugiados les fue revelada.

 

Esos mercenarios habían hecho su movimiento.

 

El asentamiento estaba rodeado de vallas de madera desgastada y espinas, pero no pudieron resistir a los salvajes con cuchillas. Entre las dispersas y destartaladas tiendas, había una tierra espaciosa. Ochenta a noventa refugiados con ropas andrajosas y expresiones demacradas fueron conducidos a este gran espacio. Los más de veinte mercenarios completamente equipados fueron divididos en dos grupos. La mitad de ellos estaban haciendo guardia fuera del asentamiento, mientras que la otra mitad tenían sus espadas desenvainadas hacia los refugiados reunidos. Ahí, un individuo con media armadura negra caminaba de un lado a otro frente a estos lamentables refugiados, que pronto se convertirían en esclavos, mientras gritaban algo constantemente.

 

En sus alrededores, se podían ver siete u ocho cadáveres que habían muerto, y cada uno de ellos murió debido a las múltiples heridas de sus cuchillas. Era obvio que cuando los mercenarios atacaron al principio, los refugiados llevaron a cabo una corta resistencia pero fueron rápidamente derribados. Esos cadáveres cortados habían evitado que la resistencia se intensificara hasta llegar a una situación que se descontrolara.

 

“Su equipo es realmente exquisito”. Gawain los analizó mientras observaba. “Además, la mitad de ellos están mezclados con los refugiados. Una vez que la batalla comience, podrían usar a esos refugiados como rehenes…”

 

“¿Rehenes? ¿No lo estás pensando demasiado?” Amber miró a Gawain y dijo: “Esos son refugiados que son tratados como ganado por nobles y mercenarios. Los nobles y sus fuerzas militares nunca se preocuparían por sus vidas. Esos mercenarios también pensarán lo mismo de nosotros. Por lo tanto, no usarán a esos refugiados como rehenes. Pero, en momentos cruciales, podrían usar a los refugiados como escudos de carne… Mientras podamos hacer una gran conmoción para tomarlos desprevenidos, esos refugiados se dispersarán y escaparán inmediatamente. La situación estará entonces fuera del control de los mercenarios. Este es el mejor momento, antes de que esos refugiados sean atados”.

 

Después de escuchar el análisis lógico de la joven mitad-elfo, Gawain se sorprendió instantáneamente y rápidamente se dio cuenta de que aún estaba afectado por sus experiencias en la Tierra.

 

Rehenes… Sólo sería útil cuando uno tratara al rehén como un humano. En este lugar, nunca habría un escenario en el que un villano pusiera la espada en un ‘plebeyo de poca monta’ y amenazara a los nobles gritando: ‘¡Da un paso más y los mataré!’.

 

Porque un noble ‘normal’ no dudaría en matar a los ‘plebeyos’ junto con los bandidos.

 

Al pensar hasta este punto, Gawain suspiró antes de sacar dos granadas de cristal y dijo: “Entonces hagamos una gran conmoción”.

 

 

Cuando los mercenarios de origen desconocido atacaron el asentamiento, algunos de los refugiados eligieron subconscientemente resistir, y fueron desmembrados instantáneamente.

 

Los llantos/chillidos y miserables gritos habían engullido todo el asentamiento pero rápidamente recuperaron la paz en poco tiempo. Los refugiados fueron arreados como ganado por estos bandidos con espadas y expulsados de sus tiendas y hábitats. Los refugiados estaban todos reunidos en el centro de la espaciosa tierra.

 

Como refugiados, incluso el último manojo de paja de arroz en sus manos podía ser arrebatado por otros. Por lo tanto, los refugiados aquí no estaban poco familiarizados con ser saqueados. Pero cuando vieron el atuendo y la imponente presencia de estas personas, esos refugiados un poco más informados se dieron cuenta de que estas personas eran aún más horribles que los bandidos. Estas personas eran mercenarios, mercenarios contratados.

 

La hermana mayor de Tom nariz roja, la joven de Cabello negro y ojos negros, ‘Joan’, estaba mezclada entre los refugiados. Ella había desviado cuidadosamente su mirada para evitar que sus ojos hicieran contacto con estas personas viciosas. Usaba su mano izquierda para sostener su brazo derecho herido mientras soportaba el dolor en su cara y también el dolor de la suciedad que entraba en sus heridas. En el momento en que estos viciosos irrumpieron en el asentamiento, ella usó carbón y lo mezcló con barro para pintarse la cara. Pero mientras lo hacía, uno de los líderes de los mercenarios la vio rápidamente y se rió mientras alababa que era una joven inteligente. Inmediatamente después, usó un látigo para azotar y casi desfiguró la mitad de su cara.

 

Cuando estaba azotando, se rió y dijo que haciendo esto le permitiría tener un ‘maquillaje’ permanente.

 

La sangre mezclada con el barro goteaba sobre el suelo, pero Joan sentía alegría en su corazón ya que ese líder mercenario estaba siendo reprendido por una fuente de rabia.

 

“¡Pandilla de gente insignificante! ¡Sucia miserable! ¡Son unas putas y unos bastardos que sólo sirven para dormir en las alcantarillas! ¡¿Dónde está ese niño cojo?! Sé que uno de ustedes escapó. ¡Ya lo sé! Maldición… Ocho de ustedes murieron antes. ¡¿Sabes cuánto dinero he perdido?! ¡¿Dónde escondieron a ese niño cojo?!”

 

Tom ya había salido en una nueva dirección para buscar setas comestibles y musgo. Tuvo la suerte de evitar los ojos de los mercenarios durante el camino. Cuando regresara, seguramente podría notar la situación anormal en el asentamiento y escaparía.

 

Mientras pensaba esto, Joan echó un vistazo al líder mercenario armado con una longsword de plata en su cintura. Sabía que los refugiados pronto se liberarían de la presión, por lo que quería decir que era la hermana mayor de Tom, y ya estaba preparada para el peor de los casos de muerte, haciendo que estos salvajes de piernas largas sufrieran más pérdidas. Podía ver que este grupo de refugiados, incluida ella misma, iba a traer mucho dinero para estos mercenarios, y cada muerte sólo los enfurecería aún más.

 

En muchas ocasiones, esta era la mayor forma de protesta que esta ‘gente insignificante*’ podía usar contra los nobles. (EZ lowly people en ingles es como gente o personas inferiores pero suena mejor así con el contexto no?)

 

Justo cuando Joan tenía tales pensamientos, una extraña conmoción resonó repentinamente en los alrededores, y la escuchó con sus sensibles oídos que habían sido templados por muchos días de caza.

 

De repente, había, al parecer, dos rocas que cayeron a unas pocas docenas de metros de distancia.

 

Antes de que pudiera averiguar qué eran esas ‘rocas’, escuchó dos rugidos estruendosos desde la espalda de los mercenarios.

 

El sonido atronador era desconocido para todos. Aunque les apuntaban con cuchillas, los refugiados que fueron llevados en manada a la espaciosa tierra saltaron con miedo antes de correr desesperadamente hacia las tiendas, que también era la dirección opuesta a las explosiones. Los mercenarios que habían experimentado el combate estaban mucho más tranquilos. También podrían haber estado asustados, pero la primera reacción en sus mentes fue: ¡Ataque enemigo! ¡Prepárense para el ataque!

 

Esta fue la reacción correcta, ya sea para ellos o para Gawain.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x