Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 25

Anterior |Índice| Siguiente


Matando al Rey Rata

“¡Este clima es tan molesto!” un hombre misterioso gritó.

¡Estaba envuelto en llamas ardientes! Al darse cuenta de que el rey rata gigante cargaba contra él, se lanzó como una bala a toda velocidad y logró esquivar su ataque. Debido a los lametazos de fuego en su cuerpo y la borrosidad de la lluvia, ninguno de ellos miró bien a la persona. Todo lo que pudieron descubrir fue la letra ‘F’ sobre el pecho del hombre. Claramente, él era un usuario de habilidad que era más fuerte que todos ellos.

¡BAM!

El suelo se sacudió violentamente cuando el rey rata gigante avanzó. De la nada, miles de espigas largas surgieron de la tierra y penetraron en su vientre. Naturalmente, el rey rata gigante intentó evitarlos. Sin embargo, a pesar de sus mejores esfuerzos, quedó gravemente herido después de la terrible experiencia.

¡Squeak!

¡Squeak!

¡Squeak!

El rey rata gigante aulló en agonía y rabia, sus chillidos se intensificaron mientras cojeaba.

Todas las otras ratas gigantes a su alrededor también se estaban enojando. Luego comenzaron a trabajar juntos para romper la línea defensiva. Al ver eso, Qin Feng aumentó su fuerza interior al máximo e intentó detenerlos.

Por otro lado, los usuarios de la habilidad de llama y tierra de nivel F estaban trabajando juntos para derrotar al rey rata gigante. Dicho esto, algunos habrían asumido descuidadamente que al tener tal poder de fuego, el rey rata eventualmente sería derrotado sin mucho esfuerzo. Solo Qin Feng entendió la gravedad de la situación, que incluso los usuarios de habilidad de nivel F no podían permitirse cometer un solo error durante la pelea. Un pequeño error podría costarles la vida a todos.

Afortunadamente, los dos tenían un trabajo en equipo impecable. Cuando estaban muy cerca de derrotar al rey rata gigante, ¡cavó el suelo a la velocidad del rayo e intentó huir del lugar!

“¡Mierda! ¡Está tratando de escapar!

Inmediatamente, el usuario de habilidad de tierra colocó ambas palmas en el suelo.

“¡Deténgase!”

Inmediatamente, el suelo se volvió tan duro como una roca. Desafortunadamente, el rey rata gigante ya había cavado en el suelo. El suelo a su alrededor se volvió más firme y firme, pero el proceso de endurecimiento fue más lento que la persistente velocidad del roedor gigante.

Pronto, el rey rata gigante desapareció por completo bajo tierra. Ahora era imposible para los usuarios de habilidad ir tras él. Habiendo perdido su flautista, todas las otras ratas gigantes comenzaron a huir de la colonia.

“¡Nos las arreglamos para proteger el lugar!”

“¡La alarma ahora está cancelada!”

“¡Desafortunadamente, no pudimos matar al rey rata gigante!”

Todos alrededor hicieron todo lo posible para limpiar el desorden. Sin embargo, había otras ideas en la cabeza de Qin Feng. Se había presentado una oportunidad de oro.

“Xiaobai, ¿crees que puedes localizar al rey rata gigante?”

¡En!

¡En!

¡En!

Xiaobai vocalizó, indicando a Qin Feng que podía localizar al rey bestia.

“¡Vamos entonces!”

Qin Feng no tenía intención de dejar que el rey rata gigante se mantuviera vivo. Con su fuerza actual, definitivamente se habría retirado a su nido, tramando su próximo ataque para vengar a sus aliados. Si no se equivocaba, este tsunami de rata gigante no debería haber sucedido este año. Sospechaba que este fenómeno se debía en parte a que él estaba cazando a las serpientes de hilo.

En los días de su creación, las serpientes de hilo eran una de las criaturas que habían amenazado la seguridad de la primera plantación de Chengbei. La razón por la que era tan peligroso era su capacidad de acercarse a los usuarios de habilidad sin que se dieran cuenta. Por otro lado, la rata herbívora gigante solo estaba interesada en la comida que se almacenaba en la plantación.

Al igual que sus homólogos habituales, las serpientes de hilo se deleitaban principalmente con las ratas bebé. Si una gran cantidad de serpientes de hilo desaparecieran en la naturaleza, el saldo se inclinaría, lo que significa que la mayoría de las ratas verían otro día. En otras palabras, les sería difícil tener suficiente comida con su repentina afluencia de números.

La tentación de la comida almacenada era mucha y muy abrumadora para ellos. Tenían las mejores intenciones de hacerse cargo de este lugar desde el principio. Bajo el manto de lluvia, Qin Feng fue rápido y abandonó la plantación a toda velocidad. Necesitaba correr. Corre hacia donde la base no pueda rastrearlo.

Después de todos los asesinatos y absorciones que acaban de ocurrir, el cuerpo de Qin Feng ahora estaba en el nivel G4. A diferencia de los demás, Qin Feng no estaba cansado en absoluto. Seguía en un estado óptimo. Pronto, la lluvia disminuyó. Qin Feng corrió durante al menos media hora. Ahora estaba en la zona salvaje. Los humanos comunes generalmente evitaban este lugar, habiendo escuchado historias de horrores y amenazas ocultas.

¡Squeak!

¡Squeak!

¡Squeak!

¡Los sonidos inconfundibles de ratas aparecieron repentinamente, haciendo que Xiaobai gritara!

Qin Feng canalizó su mente para activar una runa oscura y se transformó en una sombra.

¡Swoosh!

El suelo en la tierra comenzó a moverse. El suelo se derrumbó, revelando lo que debe haber sido un gran agujero, obviamente ocupado por alguna criatura. Entonces, un rey rata gigante herido emergió lentamente de él. Una de sus piernas se había roto, la mitad de su pelaje había sido chamuscado y su piel tenía lesiones grandes y sangrientas. La habilidad que el usuario de habilidad de llama le aplicó había quemado severamente su carne; pero la herida más grave se encontraba en su estomago debido al ataque por las púas.

El rey rata gigante estaba tratando de escalar la montaña. Cuando la lluvia se calmó, Qin Feng pudo ver que había vides largas y exuberantes que se arrastraban por la pared de la montaña. Incluso había pequeñas frutas creciendo en ellas.

“¡Frutas de Talento!” Gritó Qin Feng con entusiasmo.

Las frutas de talento se consideraron frutas espirituales de bajo nivel. Solo podría ser consumidas por usuarios de habilidad inferiores al nivel F. Sin embargo, el consumo de la fruta tenía efectos asombrosos. Podría usarse para activar la habilidad y la constitución del Guerrero Antiguo. Solo se producía una cantidad limitada de frutas de talento cada año. La gente literalmente renunciaría a todo lo que tenían solo por la posibilidad de comprar uno.

¡Las frutas de talento eran costosas, por decir lo menos, y podían costar hasta cinco millones de yuanes en el mercado negro! Incluso el sin talento podría convertirse en un usuario de habilidad después de consumir la fruta. Por ejemplo, uno podría adquirir la disposición de un artillero a voluntad. Esta se convirtió en la razón por la que a los ricos les encantaba tener el fruto del talento. Lo comprarían y se los darían a sus hijos, con la esperanza de que adquieran una mayor disposición en el futuro—una especie de trampa.

Qin Feng no esperaba que encontrara tres Frutas de Talento aquí. Al ver al rey rata gigante tratando de acercarse a los Frutos de Talento, descubrió que estaba tratando de consumirlos con la esperanza de curar sus heridas.

No había forma de que Qin Feng dejara pasar esta rara oportunidad. Lenta y silenciosamente, se acercó sigilosamente a la rata por detrás.

“¡Abre!” grito.

Con la fuerza interior llenando sus dos manos, Qin Feng agarró al rey rata gigante por la cola con cada onza de su fuerza. El ataque repentino causó que perdiera el equilibrio, lo que permitió a Qin Feng balancear al rey rata gigante y darle la vuelta.

“¡Asimilación de Asteroides”

La poderosa fuerza de tracción de la habilidad logró restringir sus movimientos. Sin embargo, el rey rata gigante siguió luchando con su cuerpo gigantesco, evitando acercarse más a Qin Feng.

¡De repente, Qin Feng dirigió su fuerza interior hacia afuera!

¡Blarggh!

Con un estremecimiento paralizante, la sangre brotó de las heridas abiertas en el pecho del rey rata gigante.

“¡Destrózate!”

Poniendo su vida en juego, Qin Feng cargó hacia el rey rata gigante para darle un puñetazo masivo en la herida.

¡Klak!

¡Klak!

Su caja torácica se hizo añicos por el impacto, revelando un corazón que latía. Al apartar su brazo, se puso de pie y salió disparado y lo más lejos posible. El rey rata gigante reunió todas sus fuerzas para ponerse de pie. De alguna manera logró recuperar el equilibrio. Con la boca abierta y los ojos inyectados en sangre mirando a Qin Feng, se detuvo por un segundo. luego, con un olfateo, comenzó a atacarlo

Luego, incluso antes de que cruzara 10 metros, se derrumbó en el suelo, un charco cada vez mayor de sangre que brotaba de sus entrañas.

El rey rata gigante estaba oficialmente muerto. Posteriormente, Qin Feng absorbió toda la energía del rey rata. Hizo que sus músculos se abultaran un poco más. Sus huesos se volvieron más robustos y sus latidos, más vibrantes. ¡Apenas podía contener el exceso de energía que brotaba de las limitaciones de sus extremidades!

¡Nivel G5!

Qin Feng respiró profundamente con los ojos cerrados, saboreando su fortaleza sobre humana recién adquirida. Sabía que ahora era lo suficientemente poderoso como para romper una roca con su puño.

Su velocidad y fuerza habían aumentado enormemente.

“¡No está mal!”

¿Al final? Valió la pena la persecución.


Anterior |Índice| Siguiente

4 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x