Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 24

Anterior |Índice| Siguiente


Tsunami de Ratas III

“¡Están aquí! ¡El Calvario está aquí!”

“¡Rápido! ¡Las ratas gigantes están aquí en la plantación! ¡Extermínenlas! ¡No dejen que destruyan nuestra comida!”

“¡Bajen del autobús y prepárense para la batalla!”

Había alrededor de al menos diez grandes autobuses que paraban en la plantación. Inmediatamente, los usuarios de habilidad bajaron del autobús y corrieron hacia la cerca de madera. Tenían que llegar a los lugares donde las ratas gigantes se habían abierto paso, también tenían que encontrar y exterminar a los que se escondían en los silos de comida. Evidentemente, cualquier pequeño retraso podría causar un problema inimaginablemente grande.

Una vez que la plantación fuera destruida, toda la colonia de Chengbei quedaría en una hambruna, causando la muerte de innumerables personas inocentes.

Algunos de los que habían bajado del autobús todavía eran estudiantes. Eran de la prestigiosa universidad de Chengbei.

¡Klak!

¡Klak!

Lu Meng tenía su maquinaria de combate lista. Una vez que las ratas gigantes se acercaran a ella, les dispararía sin piedad.

“Meng Meng, ¡ten cuidado!”

En esta batalla en particular, Li Yao era parte del equipo médico y no se le permitió ir a la primera línea con el equipo de combate, por eso estaba tan preocupada por Lu Meng.

“¡No te preocupes! ¡No te preocupes! Hay mucha gente aquí. ¡No me pondré en situaciones que no pueda manejar! “dijo Lu Meng, asegurándole a la aterrorizada chica.

“¡Li Yao, ven conmigo! ¡Primero reportémonos al centro de comando!” dijo el mentor.

“¡Yaoyao, deberías irte ahora!”

“De acuerdo. ¡Por favor ten cuidado!”

Ella rápidamente alcanzó a su mentor. Al mismo tiempo, los monitores gigantes que se instalaron en la base transmitieron en vivo los acontecimientos en la primera línea. Una figura delgada y larguirucha logró captar la atención de Li Yao. No era otro que Qin Feng.

“¡Esa es la Predicción Suprema de un artillero de alto nivel! ¡Sin duda, es definitivamente uno de los mejores artilleros de por aquí!”

“¿Artillero? Creo que su cuerpo ahora ha despertado en un Guerrero Antiguo. ¡Su fuerza y velocidad han superado lo que un ser humano común puede lograr! ¡También puedo ver que está usando su fuerza interior para derrotar a sus enemigos!”

“¡Este muchacho tiene un gran potencial! ¡Tenemos que hacer que se una a las tropas de la guarnición!”

Parecía que todos estos oficiales de alto rango estaban felicitando a Qin Feng. En ese momento, Li Yao quedó completamente hipnotizada por Qin Feng. Él era quien la había salvado no hace mucho tiempo. Hasta este mismo momento, ella ni siquiera sabía su nombre.

“¿Tienes información?”

“Sí… Su nombre es Qin Feng. Esto…”

“¿Qué pasa? ¿Algo mal con la información?

“Es uno de los chicos que recibió el primer lote de pociones de despertar este año. ¡Solo ha estado despierto durante 14 días!”

“¡¿Qué?! ¡De ninguna manera! ¡Oh Dios, es un genio!”

Los ojos de Li Yao brillaron, iluminados por la emoción cuando se enteró de esas cosas.

“¿Se llama Qin Feng? ¡Eso suena muy poderoso!”

De lo único que no estaban seguros era si se uniría a las tropas de la guarnición o si asistiría a alguna universidad prestigiosa. Por supuesto, Li Yao esperaba que eligiera la universidad sobre la otra. Eso significaría que extraoficialmente se convertiría en su menor.

“Li Yao, ¿qué estás mirando?”

La voz del mentor despertó bruscamente a Li Yao de sus sueños.

“Nada … ¡nada!”

“Sé que es la primera vez que ves algo así. Es normal que te asustes ahora mismo. ¡Tarde o temprano te acostumbrarás!

“Sí, profesor”.

En ese mismo momento, las alarmas volvieron a sonar en la base.

Qin Feng estaba luchando en el frente de batalla, sin darse cuenta de que había logrado capturar mucha atención con sus habilidades excepcionales. Sin embargo, sabía que los militares tendrían que involucrarse en una batalla a gran escala como esta y no estaba dispuesto a mostrar todas sus habilidades. Al menos, no usó su habilidad oscura para exterminar a las ratas gigantes.

Sin duda, la habilidad, Shadow Cloaking (Camuflaje de sombras/sombrío), le permitiría derrotar a todos sus enemigos con facilidad. Aún así, se abstuvo de usarlo.

“¡Alerta! ¡Alerta! Acaba de aparecer una criatura de nivel Rey Bestia, ahora ubicada a 721 metros de nosotros. ¡Por favor tengan cuidado!”

Qin Feng echó un vistazo a su comunicador y vio el mensaje publicado en la red del área. Después de conocer a la criatura que se acercaba, todos los usuarios de habilidad quedaron en estado de shock. Inmediatamente, retrocedieron unos pasos y se pararon en las barandillas sobre la cerca para evitar que el rey rata se adelantara.

“¡Los misiles están listos!”

“¡El objetivo está fijado!”

“¡Fuego!”

Una lluvia de misiles lanzados con un estallido, cruzando el cielo con una gloriosa columna de humo y ruido. Luego aterrizaron en el suelo objetivo.

¡BOOM!

¡BOOM!

¡BOOM!

Tres misiles detonaron al mismo tiempo enviando una poderosa onda de choque, la espesa columna de humo perjudicó la visión de aquellos que esperan un impacto. Poco después, la máquina escaneó el área y les entregó las noticias. Fueron malas noticias.

“¡Alerta! ¡Alerta! ¡Acaba de aparecer una criatura de nivel Rey Bestia! Ahora se encuentra a 572 metros de nosotros. ¡Por favor tengan cuidado!”

La monstruosa criatura se estaba acercando cada vez más, levantando los pelos de todos los que escucharon el siniestro anuncio.

“¡Prepara el rayo láser!” Gritó Li Wen.

Se escuchó el distintivo ruido metálico de los engranajes haciendo eco en el aire, en la entrada. Se estaba montando apresuradamente un cañón láser de cinco metros de altura. Una vez que estuvo en funcionamiento, se fijó en el objetivo poco después de eso.

Aunque era un cañón poderoso por cualquier estándar, no todo era divino y también tenía sus debilidades. El rayo láser solo podía viajar en línea recta. En otras palabras, no podría esquivar ningún obstáculo que bloqueara su camino. Aunque la criatura de nivel Rey Bestia todavía estaba a unos 500 metros de ellos, ¿quién no vería una rata gigante plateada de cuatro a cinco metros de altura acercándose bajo la lluvia?

La rata tenía partes ennegrecidas en su piel, vasos sanguíneos visibles a través de su piel quemada por las explosiones de los misiles. Claramente, tres cohetes no fueron lo suficientemente potentes como para detener su camino hacia la plantación.

¡Fssssh!

¡Squeak!

Una luz blanca y cegadora junto con un chirrido que perforaba las orejas se desató contra el rey rata gigante cuando estaba a unos 300 metros de la base. Algunos usuarios de habilidad más débiles se vieron afectados por el ruido. Sus orejas comenzaron a sangrar justo después de disparar el cañón láser.

Ahora, el cañón necesitaría al menos medio minuto antes de que pudiera dispararse nuevamente. El rey rata gigante se acercaba a la base rápidamente. Después de diez segundos, todos podían ver claramente a la criatura. Cojeaba y parecía haber perdido su pata delantera. Por lo general, una bestia herida representaría una amenaza aún mayor para sus enemigos, en este caso, los humanos.

Qin Feng ahora estaba parado a solo 30 metros de la rata gigante.

¡Squeak!

¡Squeak!

¡Squeak!

Parecía como si el rey rata gigante supiera que el arma que lo lastimó estaba ubicada detrás de las barandillas de vigilancia e inmediatamente comenzó a atacar la puerta principal.

“¡Deténganlo!”

¡RAT! ¡TAT! ¡TAT! ¡TAT!

Todos los soldados disparaban al rey rata gigante con sus metralletas. Desafortunadamente, sin que sus enemigos lo supieran, poseía una piel tan gruesa capaz de repeler todas las balas. Para empeorar las cosas, los proyectiles que rebotaban comenzaron a golpear a los soldados a su alrededor, mutilándolos e hiriendo severamente a algunos.

“¡Dejen de disparar!” Gritó Li Wen.

Los disparos se extinguieron, llenando todo el lugar con un silencio misterioso.

Nadie se atrevió a acercarse al rey rata gigante después de que se les ordenó dejar de disparar.

¡BAM!

Luego, sorprendentemente, la rata se arrastró hacia adelante, logrando atravesar las puertas y la torre de guardia que estaba a su lado. Justo cuando todos casi habían perdido toda esperanza, se convocó un muro masivo en la entrada para evitar que el rey rata gigante avanzara. ¡No solo eso, una bola de fuego gigante salió de la nada y aterrizó justo en el lugar ennegrecido de su cuerpo!

¡Fue un golpe crítico!

¡¡¡¡Squeak!!!

Eso realmente enojó al rey rata gigante. Inmediatamente, se dio la vuelta y cargó en el lugar de donde vino la bola de fuego. Al mismo tiempo, todos se dieron la vuelta, buscando al que había convocado la enorme bola de fuego.


Anterior |Índice| Siguiente

4 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x