Dragón Egg: Capítulo 306


Anterior |Índice| Siguiente


La tiranía de un cierto noble [3] (Lado de Tallmann)

 

 

— ¡Gu, gu~uh… ese, ese maldito dragón…! Se atreve a lastimar mi glorioso hombro… guuh. (Tallmann)

 

En este momento, estoy montando un wyvern que Azalea invocó y volando lejos del campo de batalla.

 

Que cobardía de esa monstruosidad atacarme desde lejos… ¡Qué manera tan cobarde de atacar siendo tan grande! Si los bárbaros son solo unos monos incultos, entonces su deidad guardiana es solo un monstruo que afirma que los protege.

 

[AuciferS: Hay tantas palabras que te describirían a ti, que no sabría por cuál empezar… ¬_¬]

 

— ¡Azalea! ¡Apúrate y usa [Gran Descanso] en mi hombro ya!

 

—Entiendo su impaciencia, su honor, pero será difícil concentrarse cuando estamos en constante movimiento. Por favor, espere hasta que nos reagrupemos con la 4° división. Me disculpo que tanga que retrasar su recuperación debido a mi inutilidad.

 

—Qu-… ¡¿N-Nos estamos retirando tan atrás?! ¡Si solo sanaras mi hombro, todavía puedo pelear! Así que, por que…

 

Me preocupé.

 

¿Por qué Azalea invocó su wyvern y forzó a retirarnos? Para mí, Azalea es alguien que siempre piensa uno o dos pasos por delante, entonces, que hizo que él quiera retirarse…

 

Esto significa que tendremos que dejar la exterminación de los bárbaros a Alan. Estuve seleccionando el arma perfecta para usar para este día, pero ahora, todo se desperdició. Mis sentimientos de emoción también han desaparecido.

 

— ¡Tienes que darte la vuelta ahora, Azalea! ¡Ese dragón será asesinado por mí! ¡Si no regresamos pronto, Alan lo aplastara! ¡Es un buen hombre, pero es un gran idiota! No creo que vaya a dejar una presa para mi…

 

Alan es un descendiente de una raza en peligro de extinción, el clan gigante, y tiene el sobrenombre de “Alan el Titán”. Es lo suficientemente fuerte como para luchar contra un dragón de clase media con las manos desnudas, y siempre sale vencedor cada vez que los hombres de los “Cazadores Hambrientos” toman un descanso, y pierden su tiempo en la lucha de brazos.

 

—…Su Excelencia, por favor discúlpeme por las cosas groseras que estoy a punto de decir.

 

— ¿Qué pasa?

 

—No hay nada que podamos hacer por Alan ahora. Él simplemente no tiene valor para usted, mi lord. Deberíamos verlo como un simple guijarro en el camino. Es por eso que continúo volando de esta manera y aún no hemos aterrizado. La 1°, la 2° y la 3° división que vinieron con nosotros a atacar la aldea… debemos asumir lo peor y creer que ya han sido eliminadas. Tampoco sabemos cuántas divisiones todavía están a salvo…

 

— ¿Hah…?

 

No puedo entender lo que está diciendo por un momento. La 3° división carece de habilidades de aplicación, pero de todos nosotros, aún son los mejores en términos de pasar a través de los obstáculos. Mientras que la 1° división, cada miembro es habilidoso en todos los dominios con Azalea en la cima. Para que ellos sean eliminados… ¿Qué es lo que está diciendo?

 

—Esa velocidad, rango y fuerza… me temo decir que es aún más poderoso que cualquier monstruo con el que me haya encontrado. Cuando solía servir bajo el Barón Govia, él me envió a exterminar varios Montículos Vivientes antes, pero ese dragón es muy superior en comparación a ellos. Me enorgullezco de mi vasto conocimiento de monstruos, pero… ni siquiera puedo decir que monstruo era ese dragón. Hay demasiadas incertidumbres…

 

Montículos Vivientes… monstruos que a menudo son llamados “pequeñas montañas vivientes”, están hechos de tierra y se cubren de enredaderas y arbustos. A menudo son temidos por ser de rango B, pero… como se aíslan en las montañas, no son particularmente altos en términos de prioridad de subyugación.

 

La familia del Barón Govia es dueña de una mina por varias generaciones, pero no pudo explotarla apropiadamente debido a los varios Montículos Vivientes moviéndose en sus dominios.

 

Fue Azalea a quien le encargó la subyugación de esos monstruos. Sé esto porque esa fue la razón por la que me di cuenta de Azalea. ¿Ese dragón es mucho más fuerte que ellos…?

 

— ¡N-no digas esos estúpidos pensamientos! Un monstruo que es más alto que un Montículo Viviente rango B es, es… ¡¿P-por qué tal cosa siquiera ayuda a los bárbaros de la Tribu Lithuvar?!

 

—Su eminencia, solo por esta vez… retirémonos. Este es un serio problema que debe ser reportado al país.

 

— ¡Esa es… una ridícula sugerencia! Si se corre la voz de este fracaso, entonces la reputación de los “Cazadores Hambrientos” como la fuerza militar más fuerte del país, estará en riesgo… y, ¡seré eliminado como candidato para convertirme en rey! ¡¿Estás diciendo que debería desperdiciar esta oportunidad?!

 

— ¡Por supuesto que no! ¡Pero mientras siga con vida, todavía tendrá muchas más! Seguiré ayudándole con todo lo que tengo, así que, por favor, tome una sabia decisión. ¡Este no es un lugar para que alguien tan grandioso como usted perezca!

 

—Gu, guh… gu, guh…

 

Incluso después de haber dicho todo eso, una oportunidad como esta nunca vendrá otra vez.

E, incluso si ese dragón es superior que aun Montículo Viviente, con Azalea, todos mis hombres, y yo, especialmente, todavía debería ser inferior a nosotros.

 

El Barón Govia solía tratar a Azalea con cadenas, torturándolo para que no fuese contra él, todo debido a que le tenía miedo al verdadero poder de Azalea.

 

Azalea era originalmente un sobreviviente de la iglesia del Barón Govia, cuando un sacerdote de una malvada religión realizó dudosas artes en un huérfano. Eventualmente, los soldados reales capturaron al sacerdote, encontraron a Azalea y a los huérfanos que se suponía fueron criados en el sótano de la iglesia. Tal trasfondo puede estar relacionado a la alta capacidad física de Azalea y su característica magia de llamarada que ningún otro humano puede manejar.

 

Es por eso que el Barón Govia le tenía miedo. Las espadas de primer nivel no pueden ser manejas por espadachines de tercera. Las habilidades de alto grado de Azalea solo se adaptan a alguien tan digno como yo.

 

Si Azalea se pone serio, ¿no podría enfrentarse a ese dragón…? ¿Podría ser que Azalea tiene miedo de morir y la única razón por la que me está amenazando con ese dragón es para que podamos retirarnos a un lugar seguro? ¡Por que él… está dando mi amable trato por sentado…!

 

Mirando debajo de nosotros, veo a varios de mis caballeros corriendo juntos. Ese cabello teñido de rojo… ¿Es ese el comandante de escuadrón de la 2° división, Grodell? Está acompañado de otros diez hombres de diferentes escuadrones.

 

¿Qué le sucedió a su escuadrón?

 

Cómo se atreve… que un comandante de escuadrón escape solo, es miserable. Con cómo va todo… tendré que estar de acuerdo con Azalea, que los que dejamos en la aldea han sido eliminados. Pero, tal vez si nos unimos con Grondell, podamos pensar en algo que le dé la vuelta a esta situación.

 

— ¡Azalea, llévanos hacia Grondell allá abajo! ¡Apresúrate! ¡Debemos discutir con él!

 

—Pero… casi hemos llegado a donde la 4° división está, por favor espere hasta entonces…

 

Por lo general, respondo con una mente abierta, pero ahora no estoy de humor para eso. ¡Aunque ya estoy furioso!

Pensé que solo sería un obediente cachorro que haría lo que yo dijese, pero ahora que mi vida está en juego, ¡¿así es como me trata?!

 

— ¡Escúchame aquí! ¡Mi herida es muy profunda! ¡Si no fuera por tu mal trabajo al empujarme a un lado, no habría recibido una herida tan profunda! ¡A este ritmo, me sentiré entumecido cada vez que balanceé una espada y ya no seré considerado un espadachín! ¡Ahora bájanos! ¡Esto es una orden!

 

—…Sí, como usted diga.

 

El wyvern baja su altitud y se dirige al grupo de Grodell. Mientras nos acercábamos, noté que algunos de sus hombres estaban llevando a unos mocosos Lithuvar con ellos.

 

—Heh heh… ¡Lord Tallmann! ¡Capturamos a muchos niños! ¡Y tengo maravillosas noticias! ¡Estos niños saben sobre el Carbuncle! (Grodell)

 

Grodell me grita alegremente con una sonrisa en su rostro. Esa buena noticia no te disculpa por escapar, pero esas son buenas noticias.

 

Gracias a este idiota que se retiró sin mi permiso, mi perdida en la batalla contra la aldea Lithuvar está en piedra.

 

…Pero, dejemos eso de lado por ahora. La información sobre el Carbuncle es muy importante. El solo traérmela de regreso ya es considerado una hazaña. Aunque apenas… pero, si logro presentar el Carbuncle a la princesa, entonces todavía hay una oportunidad de que me convierta en rey.

 

— ¡Tch… pensar que tendría que conformarme con ser el segundo mejor! Tal vez voy a sacar mi frustración con esos pequeños bribones.

 

— ¡Eso suena brillante, Lord Tallmann! ¡Si les quita los globos oculares, y retuerce sus extremidades, puedo mostrárselos a su tribu, y bajar su moral, sin mencionar que liberara algo de estrés también! (Grodell)

 

Hmph… como siempre, tiene una personalidad retorcida. Pero, aun así… realmente no me disgusta atormentar a un indefenso niño de una tribu de bárbaros que me forzaron a retirarme.

 

—…… —Azalea permanece en silencio y estaba mirando a Grodell como si estuviera perdido en sus pensamientos.

 

— ¿Tienes algo en mente, Azalea? (Tallmann)

 

—…Esto puede funcionar. (Azalea)

 

— ¿Qué? (Tallmann)

 

—Después de extraer la información… ¿Puede entregarme uno de los niños bárbaros? Con el… podemos tenderle una trampa al dragón y dejarlo inmóvil. Pero, eso es solo si el dragón realmente es la deidad guardiana de la Tribu Lithuvar. (Azalea)

 

—Hoh, ¡¿es eso cierto?! ¡Bien dicho! ¡Nunca dude de ti ni por un segundo, Azalea! (Tallmann)

 

Finalmente regresó a su estado habitual.

 

—Necesito pedir más hombres de la 4° división, o de cualquier otra división funcionara… Tendremos a Nell peleando contra ese monstruo. Sé que lo desprecia, su Excelencia, pero si se pone serio, él incluso puede derrotar a nuestro poderoso, Alan, por su cuenta. (Azalea)

 

—Te lo dejo a ti. Puedes tomar cuantos encuentres necesarios. (Tallmann)

 

—Pero ahora, con tan poca información, es una apuesta peligrosa. Su Excelencia una vez… abandoné este bosque. Es mucho más peligroso de lo esperado. En el improbable caso de la muerte de su Excelencia, será una pérdida para toda la nación de Ardezia. (Azalea)

 

—…Bueno, está bien. Te lo dejare todo a ti, Azalea. (Tallmann)

 

Estoy un poco insatisfecho… pero, es raro que Azalea sugiera tales cosas. Ese dragón debe ser más peligroso de lo que pensaba. Tendré que confiar en Azalea por ahora y esperar los resultados mientras mis heridas son tratadas en la retaguardia.

 

— ¡Waah! ¡A-Alto! (Grodell)

 

Grodell grita de repente mientras tira las riendas de su caballo. El caballo desacelera y luego deja de moverse como si hubiera golpeado algo. Y no es solo Grodell, sino también los demás. Después de detenerse, el caballo se sacudió, y se estremeció como si estuviera atado por una cuerda invisible.

 

—Qu-… ¡¿Qué está pasando?! (Tallmann)

 

—Parece ser un monstruo. Considerando que más tarde tendremos que luchar contra ese dragón, debemos evitar desperdiciar poder mágico…

 

Azalea dice eso mientras salta del wyvern antes de que este aterrice. Aterriza cerca de Grodell, desenvaina su espada y la balancea en el aire. Inmediatamente después, el caballo de Grodell comienza a enloquecer y Grodell es expulsado con fuerza de su montura.

 

El wyvern que me lleva finalmente aterriza en el suelo. Parece que lo que Azalea golpeo antes con su espada fue un delgado hilo, pero resistente… Claramente, la obra de una araña monstruo.

 

Deben haber tropezado con un nido de arañas cerca… ocurren errores, pero los monstruos de bajo nivel no deberían ser una gran amenaza para nosotros. Sin embargo, cuando me bajé del wyvern, nos rodea una niebla extremadamente densa.

 

— ¿Q-Qué pasa ahora…? (Tallmann)

 

No mucho después de decir eso, escuché un grito no tan lejos de mí.

 

— ¡Un monstruo! ¡Es un monstruo! ¡Alguien ayúdeme, ayudemeee~e!

 

Por qué estás haciendo tanto escándalo por un monstruo de bajo nivel… o eso pensaba, pero entonces, escuché el sonido de presión como si algo estuviera siendo aplastado. Al girar hacia el sonido, vi la silueta de una pequeña niña en medio de la niebla. Pero… esa mano suya es anormalmente grande. Es una silueta de aspecto muy siniestro.

 

—Qu-qué en el… que… (Tallmann)

 

Sin querer, dejo caer la espada en mi mano. La expresión de Azalea se vuelve inhumanamente pálido y grita.

 

— ¡Es un no muerto! Me disculpo por no haberlo notado antes. ¡Grodell! ¡Toma a Lord Tallmann y monta el Wyvern de regreso a la 4° división! ¡El resto abandonen sus caballos, tomen a los niños, salgan de esta niebla, y sigan a Lord Tallmann! ¡No dejen a esos niños fuera de su alcance! ¡Tengan en cuenta lo que sucederá si regresan con las manos vacías! ¡Hans y Jade, ambos se quedan conmigo, derrotaremos al no muerto y a la araña! ¡Cómo dije antes, no puden usar magia hasta más tarde! ¡Lucharemos bajo esas condiciones, así que prepárense y pónganse en posición! ¡Si nuestra batalla termina tomando demasiado tiempo, entonces una vez que se reagrupen con la 4° división, díganles que nos traigan refuerzos! (Azalea)

 

Un problema tras otro… en serio, ¿¡qué está pasando en este bosque?!

 

 

[AuciferS: No los dejes ir con los niños, Alo, dales con todo >-<]


Rachidor: El jefe es un incompetente, pero tiene buenos subordinados, o un técnicamente, un buen subordinado, aunque es un enemigo, hay que admitir que Azalea puede pensar racionalmente. El próximo capitulo, sera el duelo de Alo vs azalea, desde la perspectiva de Azalea.

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .