Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 22

Anterior |Índice| Siguiente


Tsunami de Ratas

La otra élite G5 se sorprendió al ver a su aliado gravemente herido. Sin embargo, no tenía intención de retirarse. Para él, aunque Qin Feng podría derrotar a la élite G3, estaba seguro de que no había forma de vencerlo. Después de todo, el enemigo tenía ahora unos veinte años. Después de soportar un entrenamiento duro durante algunos años, su Neigong era al menos cuatro veces más fuerte que antes. Por eso iba a ser muy difícil para Qin Feng usar su Neigong para derrotarlo.

Justo después de eso, la élite G5 atacó a Qin Feng y le dio una patada para evitar que golpeara a la élite G3.

“¡Otra vez!”

Qin Feng no tenía intención de dejar de pelear pronto. El hecho de que ahora se enfrentaba solo a dos enemigos no le impidió atacar a la élite G5. A ambos se fueron con toda su fuerza para luchar entre ellos. La fuerza interna que cubría sus cuerpos chocaba cada vez que sus cuerpos físicos entraban en contacto.

¡BAM!

¡BAM!

Después de intercambiar golpe tras golpe, los dos comenzaron a sentir al dolor invadir sus cuerpos. Qin Feng había pasado solo diez días para cultivar su fuerza interior, que era menos de medio mes. Una lucha prolongada con el enemigo solo le causaría más daño. La fuerza interna que tenía en su cuerpo todavía era débil, solo le permitía luchar por no más de cinco minutos. En cuanto a la élite G5, claramente podría durar más que Qin Feng en lo que respecta al sustento en bruto.

“Jaja … Bastardo, ya no puedes pelear conmigo, ¿verdad? ¡Parece que te has quedado sin aliento!”

La élite G5 estaba parada allí, burlándose y riéndose de Qin Feng. Al mismo tiempo, la élite G3 recuperó su fuerza y sostuvo una daga en su mano ilesa.

“¡Veremos quién puede durar más tiempo aquí!”

Qin Feng abrió su puño y mostró su palma a sus enemigos. De repente, los enemigos podían sentir algún tipo de energía siendo absorbida a través de su palma.

“¡Asimilación de Asteroides!”

El campo de Qi alrededor de Qin Feng ahora estaba completamente elevado. Bajo tales circunstancias, la fuerza interna de ambos guerreros antiguos fue extraída de los cuerpos convirtiéndose en un vórtice, corriendo implacablemente hacia Qin Feng. En cuestión de segundos, Qin Feng podía sentir la fuerza interna en su Dantian llenándose a un ritmo veloz. Toda esa fuerza interior que había absorbido había ampliado su Dantian – permitiéndole automáticamente almacenar más.

“¡No!”

La élite G3 comenzó a luchar en una protesta de histeria. Pronto, perdió toda su fuerza y se derrumbó en el suelo sin que le quedara ni una onza de fuerza. Todo su cultivo dejó de existir en segundos. En cuanto a la élite G5, aunque logró librarse de la Asimilación de Asteroides, la mitad de la fuerza interna en su cuerpo ya no estaba. La única persona que se benefició de todo este dramático evento fue Qin Feng.

Con su Dantian ahora lleno de fuerza interior, Qin Feng intentó atacar a la élite G5 nuevamente.

“Dime, ¿quién va a perder la batalla ahora?”

“¡Tú! ¡Detente! No te hemos hecho nada. Y también has matado a tres de nosotros. ¡Sólo váyanse! ¡Podemos mirar más allá de esto!”

“Si ese es el caso…”

Qin Feng dudó por un momento.

Inmediatamente, la élite G5 vio otro rayo de esperanza. Una de sus manos agarraba a su Dantian con fuerza.

“¡Desafortunadamente, no soy un novato!”

La asimilación de asteroides de Qin Feng se activó una vez más. Estando muy cerca, Qin Feng logró drenar toda la fuerza interior de la élite G5 en su cuerpo casi al instante. Con solo dos barras de incremento, la habilidad se detuvo.

Ahora, la élite G5 que estaba frente a Qin Feng parecía haber perdido toda su fuerza y su rostro estaba extremadamente pálido. No se preocupaba por la fatiga, ya que recuperarían su fuerza después de un buen descanso. En cuanto a su fuerza interior, tendrían que cultivarse nuevamente para recuperarla. Xiao Jing fue testigo de como Qin Feng había derrotado a dos élites experimentadas que habían estado fuera de control. Fue en ese momento en el que supo que el respeto que sentía por él había aumentado mucho.

“Qin Feng, ¿qué debemos hacer con los dos?”

Xiao Jing no se atrevía matarlos. El arma en su mano temblaba sin parar en respuesta a su miedo de terminar con la vida de alguien.

“¡Tienes que acostumbrarte a este tipo de vida tarde o temprano!”

Después de eso, Qin Feng partió los cuellos de sus enemigos por la mitad con su mano.

¡Klak!

El sonido de huesos rompiéndose envió un escalofrío por la columna vertebral de Xiao Jing. Qin Feng estaba listo para abandonar el lugar, pero Xiao Jing todavía estaba parada allí, temblando de miedo. Dentro de su núcleo, una batalla se preparaba en su corazón. Los humanos generalmente eran los más crueles entre todas las criaturas en áreas sin ley como esta.

Si Qin Feng no hubiera matado a todos esos enemigos, definitivamente se retirarían y pedirían refuerzos para ayudar a vengar a sus aliados muertos, tal vez incluso denunciarlos a las autoridades o terminar en un tribunal de justicia. Después de todo, los enemigos que mató Qin Feng eran élites de nivel G que provenían de la base.

¡BAM!

El sonido de un disparo sonó en el aire estoico. Ante el sonido, Xiao Jing rápidamente alcanzó a Qin Feng. Su cara estaba tensa y concentrada. Parecía que había crecido mucho en solo una noche. Incluso parecía tener un aura despiadada sobre ella, emanando con intenciones asesinas.

Qin Feng regresó de donde vino antes. Xiaobai se estaba preparando. Luego recogió sus cosas y miró hacia el cielo, de repente se dio cuenta de que había oscurecido. Después de cargar todo en el automóvil, manipularon el vehículo, logrando arrancar el camión militar.

Comenzaron a conducir por el camino cubierto de maleza; uno obviamente abandonado por mucho tiempo. De repente, Qin Feng sintió una sensación de rigidez y sofocación a medida que la atmósfera comenzó a volverse cada vez más intensa.

En un ambiente oscuro como este, los sentidos de Qin Feng de su entorno habían mejorado. Dejado en la oscuridad por largos períodos de tiempo, los sentidos de Qin Feng se habían agudizado considerablemente, ganando mucha sensibilidad y astucia. Después de conducir durante unos cinco minutos, ¡de repente pisó el acelerador!

“¡Estamos volviendo de nuevo a la plantación! ¡Un tsunami de ratas está a punto de golpearnos!”

Xiao Jing comenzó a sentir miedo, y el temor la consumió lentamente en el momento en que escuchó eso. La hierba alta que la rodeaba se sacudía violentamente por una fuerza invisible. Se preguntó si era el viento o algo más siniestro, algo se hinchaba en el suelo. Entonces, aparecieron a la vista. ¡Allí, vio a un grupo de criaturas del tamaño de un brazo humano!

¡Ratas gigantes!

¿Realmente podría ser un tsunami de ratas?

Xiao Jing contactó a Li Wen de inmediato. Después de estos pocos días, Xiao Jing ya no guarda rencor hacia Li Wen. Ahora estaba realmente impresionada por lo que él hizo. Pronto, la noticia se extendió como un incendio forestal.

“¿Estás segura de esto? ¡Un tsunami de ratas no es un asunto menor!” interrogó un aterrorizado Li Wen.

“Yo… ¡no estoy segura de eso!”

Evidentemente, Xiao Jing nunca había experimentado algo así antes.

“¡Pásamelo!” gritó Qin Feng.

Inmediatamente, Xiao Jing le entregó el dispositivo de comunicación a Qin Feng.

“¡Capitán Li, ¡el tsunami de ratas atacará durante la tormenta! ¡Podemos esperar entre 10,000 y 30,000 de ellas! Es un tsunami de rata a pequeña escala. Sería mejor pedirle a la base que ponga defensas. ¡Incluso si no hay nada al final, es mejor que nos mantengamos en guardia ya que la tormenta está a punto de golpearnos de todos modos!”

Al escuchar la confianza y determinación de Qin Feng, Li Wen eligió confiar en todo lo que acaba de escuchar.

“¡Bien!”

En el desierto, un grupo de usuarios de habilidad perseguían a alguna criatura.

¡Phishh!

¡Una rata gigante fue cortada posteriormente, incapaz de escapar de la furia de una espada!

“Jaja. ¡Estas ratas gigantes están tan activas hoy! ¡Se les consideraba una rara captura en el día! ”

Los otros dos levantaron a la rata agarrando su cola. Estaba acribillada con plomo, cubierta por agujeros de balas.

“¡Un gran rendimiento!”

“Jefe. Siento que algo no esta bien. ¡Las ratas gigantes están demasiado activas hoy!

“¡No te preocupes! Va a llover pronto. Por eso son más activas que antes”.

“¡Espera, jefe. ¡¿Que es eso de allá?!”

Bajo las luces tenues, una ola gigante de criaturas fluyó hacia ellos como el agua de un río en explosión. ¡Era el enjambre de ratas gigantes!

Todos los usuarios de habilidad estaban tan asustados; Inmediatamente activaron su modo de huir.

“¡¡¡Corran!!!”

Todos gritaron horrorizados.


Anterior |Índice| Siguiente

4 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x