Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 21

Anterior |Índice| Siguiente


Emboscada

El poder que corría por las venas de Qin Feng había alcanzado un nivel G3. Sin embargo, la Asimilación de Asteroides le permitió idear un ataque que era diez veces más poderoso que cualquiera que fuera su fuerza actual. ¿Las serpientes? Esas no eran dignas de ser sus oponentes.

Cuando Xiao Jing despertó, el poder en su cuerpo comenzó a aumentar. Cuando se trataba de velocidad, reflejo y experiencia de combate, Xiao Jing todavía era relativamente más débil que Qin Feng. Sin embargo, ella era más que lo suficientemente poderosa como para cazar bestias antiguas por su cuenta.

Escuchando a Qin Feng, Xiao Jing se sorprendió un poco. Pero, de nuevo, ella no era para nada codiciosa. Después de ver alrededor de 30 cuerpos de serpientes de hilo en el suelo, simplemente asintió con la cabeza y dijo: “¡Bien!”

Xiao Jing sacó algunas cuerdas y ató a los reptiles, arrastrándolos junto con ella. Qin Feng hizo lo mismo también. Con el camión del ejército que tomaron prestados de las fuerzas armadas, era innecesario que los dos diseccionaran los cadáveres aquí y ahora. Todo lo que tenían que hacer era traerlos de vuelta a la base.

¡¡¡Chiiiiip!!!

De repente, justo cuando estaban a unos 100 metros del camión, Qin Feng se preparó para entrar en modo de combate.

Xiaobai chilló, su voz claramente llena de ira y rabia asesina. Inmediatamente, Qin Feng dejó las serpientes de hilo y la mochila de combate.

“¿Qué está pasando?” preguntó Xiao Jing.

“¡Solo espera aquí¡ ¡No me sigas!” respondió Qin Feng con dureza antes de desaparecer en el bosque.

Para decirlo mejor, Qin Feng se había transformado en una figura borrosa y grisácea, escondida entre las sombras de árboles y piedras. Ahora era invisible para los demás. ¡Incluso Xiao Jing no tenía la menor idea de que Qin Feng pudiera volverse completamente invisible para ella en cuestión de segundos!

Esta hazaña endiabladamente sorprendente fue la segunda habilidad de las runas de elementos grises que Qin Feng absorbió antes. Con la velocidad del rayo, Qin Feng se lanzó cientos de metros y volvió a emerger casi instantáneamente en un lugar cerca de la parte trasera del camión. Justo como se esperaba, había personas acechándolos en los arbustos. Incluso vio a un asesino con un rifle de francotirador apuntando.

Bajo el manto de la invisibilidad, Qin Feng logró acercarse a uno de los hombres. Claramente aburrido de toda la espera y la falta de acción, sacó su dispositivo de comunicación tratando de contactar a sus aliados.

“Jefe! ¿Cuánto tiempo tenemos que esperar? ¿Por qué no han aparecido los dos objetivos todavía?”

¡Parecería que alguien más alto rango estaba esperando para emboscarlos! Mirando alrededor sospechosamente y asegurándose de que no hubiera espías, el hombre acostado en el arbusto subió el volumen de su dispositivo en lugar de cambiarlo al modo de lectura.

“¡Hoy va a llover. Estoy bastante seguro de que nuestros dos objetivos volverán pronto. ¡Considero que nuestra suerte es bastante buena hasta ahora! ¡Jeje! ¡No puedo creer que los objetivos vayan a venir a nosotros!”

La voz llena de codicia confirmó las sospechas de Qin Feng de que todas esas personas que escondida entre los arbustos estaban realmente aquí para atacarlo.

¿Estaban aquí para robar o matar? Esta fue la única pregunta que permaneció en su mente. Enderezando los hombros, llegó a una resolución. No importa qué, él nunca permitiría que lo capturaran. Nunca.

“Jefe, no creo que todo esto sea una buena idea. ¡Recientemente, los dos se han hecho un nombre en el lugar de reunión! ¡Especialmente la mujer! ¡Es cercana de Li Wen!”

Li Wen era el capitán militar de la plantación.

“¡Nuestros dos objetivos son solo punks sin habilidades especiales en absoluto! ¡No tenemos que asumir ninguna responsabilidad! ¡Podemos arrojarlos al bosque después de matarlos! ¡Nadie lo descubriría!”

“Sí. ¡Así es! ¡No estoy muy contento de que obtengan tanto botín de batalla cada maldito día! ¡Y aquí, tenemos que arriesgar nuestras vidas para tener en nuestras manos solo unas pocas armas de calidad! ¡Injusto, eso es lo que es!”

“¡Voy a ahogarlos hasta la muerte y conseguirme un Neigong de nivel F!”

Algunos de ellos ya habían comenzado a pensar en formas de usar la recompensa de matar a Qin Feng y Xiao Jing. Y eso había puesto a Qin Feng mucho más furioso. Sin embargo, sin dejar que su ira se apoderara de él, se contuvo y lo ayudó a permanecer invisible.

En cambio, se dirigió sigilosamente hacia el francotirador que estaba más lejos de él. Teniendo en cuenta las cualidades protectoras de su habilidad especial, un arma de bajo nivel como esa no le causaría demasiado daño. Sin embargo, estos poderes no se aplicaron a Xiao Jing. Una bala de un francotirador bien dirigido definitivamente podría mutilar y causar lesiones fatales.

Con una pistola de calidad, un artillero podría funcionar extremadamente bien a pesar de que la persona podría ser débil en términos de poder. Qin Feng podría adivinar que este francotirador era la persona misteriosa y desbordante de avaricia que habló antes por el dispositivo de comunicación.

¡Swoosh!

¡Qin Feng saltó a un árbol cercano, saltó sobre el francotirador desde su espalda e instantáneamente amordazó su boca!

¡¡¡Mmrhmh!!!

En defensa y puro shock, el francotirador comenzó a luchar salvajemente. No había esperado una emboscada, algo que le había costado muy caro.

¡Crack!

Qin Feng usó su otra opción y le rompió el cuello. Y así, el francotirador fue eliminado. La mejor parte fue que los chicos que yacían en el arbusto no tenían idea de que su carta de triunfo estaba muerta. Qin Feng colocó cautelosamente el cuerpo inmóvil a su lado, recogió el arma y utilizó su visor para escanear sus alrededores. Cuando sacudió la cabeza, una sonrisa astuta apareció en su rostro.

Qin Feng estaba de pie en el punto de vista perfecto. El francotirador fallecido no solo pudo ver el lugar donde estaban Qin Feng y Xiao Jing, sino que también vigilaba a sus aliados. Podía brindarles apoyo cuando quisiera.

En este momento, estas cuatro personas se habían convertido en práctica de tiro para Qin Feng. Pronto, encontró al primero. Entre los cuatro, dos de ellos eran artilleros. No teniendo dudas, sabía que estos tenían que morir primero.

¡BAM!

¡Headshot!

La parte posterior de la cabeza del artillero se abrió de golpe en el impacto con la bala, lloviendo a su alrededor una neblina de cerebros y hueso.

El anillo ensordecedor del disparo alertó instantáneamente a todos.

“¡¿Qué demonios está pasando? ¡Lai Zi! ¡¿Por qué demonios abriste fuego?!”

“¡Mierda! ¡Lao Si está muerto! ¡Lai Zi mató a Lao Si!”

¡BAM!

¡Otro disparo y otro fue espolvoreado!

Solo le quedaban dos enemigos ahora.

“¡Algo no está bien! ¡Ese no es Lai Zi!”

“¡Ten cuidado! ¡Es el enemigo!”

Siendo antiguos guerreros, los dos corrieron instintivamente hacia donde estaba Lai Zi. Teniendo el credo de un soldado, creían que al enemigo le resultaría imposible alcanzar un objetivo constantemente en movimiento. Por otro lado, Qin Feng no tenía intención de eliminarlos.

El estallido ominoso de disparos desde lejos puso a Xiao Jing extremadamente ansiosa. En medio del pánico, había olvidado la orden de Qin Feng. Incapaz de pensar, comenzó a correr con el arma en sus manos. Su cara recatada ahora estaba deformada con furia.

Había crecido mucho en estos días, ya no era la niña inocente que solía ser. Ella sabía exactamente lo que había sucedido. ¡Había gente que quería robarles! Independientemente de si fuera por dinero o cualquier otra cosa, Xiao Jing se mantendría firme. Incluso si eso significaba poner en riesgo su vida, decidió no dejar que nadie la maltratara de esa manera.

Por otro lado, Qin Feng todavía estaba parado debajo del arbusto – esperando que los guerreros antiguos se le acercaran. La mayoría de las personas que se reunieron en los terrenos de caza eran usuarios de habilidades de nivel G. Los dos enemigos que caminaban hacia él también eran los mismos. Uno de ellos tenía una medalla G3 sobre él, y el otro tenía una medalla G5 sobre él.

A los ojos de Qin Feng, solo eran un montón de debiluchos. Después de unos días de cazar y absorber la fuerza de su presa, Qin Feng ahora era una élite G3.

“¡¡Hey bastardo! ¡¿Tú hiciste esto?!”

Ambos miraron hacia el árbol y vieron a su aliado colgado sin vida, muerto. Se habían dado cuenta de que Qin Feng debe haber sido el que abrió fuego contra ellos antes.

“¡Vas a morir!”

“¿Voy a morir? Pues nah. ¡Desafortunadamente, esta vez voy a vivir!” dijo Qin Feng con una sonrisa fría.

Sus ojos ardían con furia asesina mientras los miraba sin remordimiento.

“¡Muere, hijo de puta! ¡Muere!”

La élite G3 rugió y lanzó su puño hacia Qin Feng, lo que provocó que Qin Feng también levantara el suyo al instante.

¡BAM!

¡Ambos puños chocaron entre sí con fuerza colosal! Los resultados, sin embargo, fueron muy diferentes de lo que esperaban los enemigos. Qin Feng, de hecho, no había sido enviado lejos por el fabuloso golpe de su enemigo. En cambio, la muñeca del enemigo se había doblado en un ángulo inductor de horror después de recibir todo la fuerza del golpe de Qin Feng. ¡La abrumadora fuerza interna generada por la Asimilación de Asteroides le había dado dominio sobre todas las habilidades de nivel principiante!


Anterior |Índice| Siguiente

4 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x