Arifureta — Capítulo 147


Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


Gracias a Dios, Como se Esperaba, Es una Pervertida

A pesar de que realmente te diste cuenta.

Esas palabras habían sido susurradas al oído de Suzu desde que entró por primera vez al Gran Laberinto. Y en este momento, esas palabras le fueron lanzadas por su yo de ojos color negro y rojo, y cuyo de cuerpo entero era blanco.

Cada vez que escuchaba esas palabras, el corazón de Suzu crujía como si fuera aplastado por una máquina de presión. Eso era natural. Porque reconocer esos hechos para Suzu era lo mismo que reconocer su pecado.

La falsificación de Suzu que se creó a partir de sus emociones negativas le atacaba con la verdad.

La voz se refirió a cómo Suzu había notado débilmente la verdadera naturaleza de Eri.

Si se les preguntara a otros su impresión sobre Nakamura Eri, diez de diez seguramente responderían así:

Es mansa y reservada, una chica que puede dar un paso atrás y observar todo de manera objetiva. Por lo general, se abstiene de entrometerse, pero es una persona prudente que puede expresar su opinión con hábil consideración cuando importa y la cual puede ayudar con indiferencia. Su figura que sigue detrás a las personas con una sonrisa es como la de una Yamato Nadeshiko. (Ex: Básicamente la imagen de mujer ideal japonesa)

También hubo varias otras opiniones, pero en general, la gente tenía la impresión de que poseía una personalidad amable y buena. Kouki y compañía también pensaban igual. Incluso Shizuku con sus agudas observaciones tuvo casi la misma impresión. Por esa razón, ese día, cuando Eri expuso su verdadera naturaleza, Shizuku también se sorprendió mucho.

Entre esas personas, solo Suzu albergaba una impresión ligeramente diferente.

Suzu pensó que Eri podría ser una chica un poco calculadora. Ella entendía mejor que nadie la personalidad de su mejor amiga, porque siempre la estaba mirando de lado, y también porque la chica llamada Taniguchi Suzu era especial. Era sensible a las sutilezas de las emociones humanas.

Suzu notó que dentro de los ojos sonrientes de Eri, a veces, había frialdad y agudeza residiendo en ellos. Y luego se dio cuenta de que Eri solía estar un paso atrás. En lugar de llamarlo algo natural de su personalidad, era algo que venía de la lógica. Era más conveniente recopilar información asertivamente desde esa posición, Suzu de alguna manera también entendía ese tipo de cosas.

Pero ella nunca se lo había señalado a Eri. Suzu no creía que tal comportamiento fuera desagradable. Si le preguntaban por qué, era porque cuando Eri reunía información así mientras cambiaba sus gestos o palabras, en general, lo hacía por el bien de otra persona.

Y entonces, incluso si su comportamiento no podía considerarse ordinario, Suzu supuso que la forma en que Eri hacía las cosas, su discurso y su conducta, eran para proteger su propia mente y cuerpo.

Suzu no rechazó la idea de actuar como un personaje para proteger el corazón y cuerpo de uno mismo. Si se le pregunta por qué, fue porque sería como rechazarse a sí misma.

¿Cuál fue el significado de eso? Para entenderlo, es necesario saber sobre los primeros años de vida de Suzu.

Los dos padres de Suzu eran adictos al trabajo desde su núcleo. Desde la mañana hasta la tarde, fue solo trabajo, trabajo, trabajo… Desde su infancia, fue como si Suzu hubiera sido criada por la niñera. Sus padres ni siquiera asistieron a los eventos escolares, como el día de las visitas o el día de padres y niños. (Ex: El primero creo es un día en que van a oír lo que les tengan que decir los profesores de su hijo y en el segundo vienen a ver como sus hijos reciben clases)

Su familia era bastante próspera, pero después de que su niñera se fuera a su hogar, Suzu siempre se quedó sola dentro de la espaciosa casa. Si un niño pequeño se quedaba solo durante mucho tiempo, era inevitable que se volviera sombrío. Cuando Suzu estaba en el jardín de infantes y en sus primeros años de la escuela primaria, era una niña taciturna sin amigos.

No era como si sus padres no la amaran ni nada. Consideraban cuidadosamente todo lo que le regalaban a Suzu. Suzu también sabía que cuando volvían a casa a altas horas de la noche, en secreto venían a ver a Suzu y le acariciaban la cabeza.

Pero, para la joven Suzu, todo eso no fue suficiente… por eso, con la frialdad que sentía hacía sus padres cuando se encontraban ocasionalmente, adoptó una actitud que no era nada linda; ella fingía dormir cuando en realidad estaba despierta…

Para que tal Suzu se volviera la simple chica alegre que es hoy fue únicamente gracias a la influencia de su niñera. Habían pasado algunos años desde que fue contratada y la niñera no podía soportar mirar a la deprimida Suzu, por lo que la nana de cuerpo grande le dio consejos a Suzu.

Ese consejo fue: “De todos modos, solo ríe”, un consejo verdaderamente rebosante de vaguedad. “Con eso tu entorno cambiará”, dijo. Esas fueron las palabras de la niñera que incluso ahora todavía estaba trabajando en la casa de Suzu, quien para Suzu ya era como otra madre. La Suzu de esa época no entendía lo que quería decir la niñera, pero si al hacerlo no se sentiría sola, entonces pensó que no había nada malo en hacerlo.

Primero, trató de iniciar mostrándose alegre frente a sus padres. Sonrió ampliamente, saltó hacia ellos, le acariciaron la cabeza, y, cuando recibió regalos, expresó felicidad con su todo. En realidad, todavía había sentimientos sombríos hacía ellos al acecho en su corazón, pero trató de entrar en contacto con sus padres mientras los reprimía. Entonces las caras de los padres de Suzu se volvieron “dere”, eran unas caras tan amorosas que Suzu nunca las había visto hasta ese momento.

Todavía estaban constantemente ocupados con su trabajo sin ningún cambio, pero, aun así, cada vez que sus padres la miraban, podía verlos sonriendo felizmente. Esas caras sonrientes también se volvieron en algo que hizo feliz a Suzu.

Luego, también sonrió alegremente en la escuela. En realidad, no había nada que fuera realmente divertido ni nada allí, aun así, constantemente mostraba una gran sonrisa.

Entonces, antes de que ella se diera cuenta, siempre había alguien en los alrededores de Suzu. Alguien siempre le hablaba alegremente con una sonrisa a Suzu. Cuando vio eso, su vida escolar hasta ahora se convirtió en una mentira y se transformó en algo divertido.

Con eso, Suzu entendió. Incluso si estaba triste o dolorida, si hacía una sonrisa, atraería otras sonrisas. Con eso, ya no estaría sola.

Por eso, para que no volviera a estar sola, Suzu sonreiría sin fin, sin importar la hora. Sí, sin importar qué momento fuera.

Las caras sonrientes de Suzu no eran algo que siempre salieran de su corazón. Más bien, aproximadamente la mitad de sus sonrisas eran falsas. Lo estuvo haciendo durante tanto tiempo que su verdadera sonrisa y la sonrisa falsa se volvieron iguales y no podían diferenciarse entre sí.

Es por eso que, aunque Suzu notó la personalidad calculadora de Eri que se ponía la máscara de Yamato Nadeshiko para proteger su cuerpo y corazón al igual que Suzu, no pensó que eso fuera desagradable. Más bien, sintió un compañerismo con Eri. Después de que se dio cuenta de eso, se asoció con ella aún más profundamente.

Pensó que lo que Eri hacía era lo mismo que ella. También pensó que Eri sentía un compañerismo con Suzu, que vivía actuando. Pensó que, aunque era cierto que Eri calculaba por su propio bien, realmente eran amigas, incluso mejores amigos. Y entonces, ella también pensó que hacia alguien que no tenía la intención de hacerle daño, Eri les dirigiría buena voluntad.

No, tal vez debería decirse que ella quería creer que era así.

Dejó sola la inquietud que crecía en ella desde que llegaron a este mundo. Trató de no darse cuenta de lo que debería notarse. Renunció a esforzarse en ello porque le asustaba encontrase con el corazón calculador de Eri, que se había quitado la máscara sonriente. Temía que la relación placentera que tenían hasta ahora terminaría y que la malicia de Eri que Suzu quizás había percibido débilmente le sería mostrada de frente.

Por eso creyó. Creyó ciegamente. Guardó la inquietud que tenía, la ansiedad que sentía, en lo profundo de su pecho. Se convenció a sí misma de que no había malicia ni nada en Eri, que incluso su lado calculador era siempre por el bien de su mejor amiga Suzu, así como por Kouki y el resto, que eran sus camaradas.

Y el resultado…

{La tragedia de ese día ocurrió. Dos de los compañeros de clase de Suzu se perdieron. Muchos caballeros, incluido Meld-san, murieron. Si Nagumo-kun y las chicas no estuvieran allí, entonces Kaori también habría muerto. Aunque fue solo Suzu quien desde que llegó a este mundo había notado débilmente el carácter de Eri y pudo haber detenido la tragedia de ese día, Suzu apartó sus ojos de la realidad porque Suzu prefirió protegerse. Suzu selló todo tan profundamente en el fondo de su corazón que ni siquiera se dio cuenta. Solo puso una sonrisa en su cara, como siempre…}

“…”

La oscuridad en el corazón de Suzu. Esa fue una culpa feroz. Aunque solo ella podía haber detenido el crimen de Eri, lo dejo de lado al negar la realidad de que Eri haría algo malo. Como resultado, muchas personas murieron, y sus compañeros de clase también fueron casi aniquilados.

Si lo hubiera consultado despreocupadamente con Shizuku, tal vez algo hubiera cambiado. El arrepentimiento de no haber hecho eso había estado girando ferozmente en el corazón de Suzu desde ese día.

{Mientras declaraba que Suzu era su mejor amiga, Suzu no notó la distorsión de su corazón. Si era Suzu, si era Suzu quien había estado junto a Eri más tiempo que nadie. Debería haberlo notado, sin embargo… al entrar en su corazón, tal vez también expondría la falsedad de la sonrisa de Suzu… Suzu temía eso así que no hizo nada… Al escuchar las palabras “mejor amiga” de ti se siente realmente asombroso.}

“…”

{¿Crees que todo estaría bien si solo sonreías? A pesar de que era una relación muy delgada en la que sus corazones no se conectaban entre sí, ¿creías que en realidad no estabas sola? Justo como dijo Eri, qué estupidez tan abierta, ¿no?}

Suzu barrió sin palabras su abanico de hierro. Docenas de barreras que desplegó cortaron el viento y se precipitaron había la falsificación rodeándola. Al instante, el poder mágico explotó dentro del cerco de barreras, la explosión que fue como una granada de fragmentación improvisada golpeó a la Suzu de blanco.

El suelo circundante fue volado, los fragmentos de hielo bailaban por el aire deslumbrantemente, y, tal vez solo era de esperar que la falsificación apareció ilesa envuelta en una brillante barrera mientras desplegaba su abanico de hierro blanco, ocultando la mitad de su rostro.

Desde que comenzó la batalla, este desarrollo se había repetido todo el tiempo. Los ataques de Suzu no podían romper la protección de la Suzu de blanco sin importar qué. Y entonces, la falsificación que endureció su defensa desgarró sin piedad a Suzu con cuchillas de palabras de forma unilateral.

{¿Qué vas a hacer después de encontrarte a Eri una vez más? Aunque en realidad no sabes lo que quieres decir cuando la encuentres, a pesar de que estás pensando que solo recibirás hostilidad y desprecio dirigidos a ti sin ninguna pregunta.}

No solo el pasado, la Suzu de blanco también convirtió el asunto del futuro en una espada para cortar a Suzu.

El no hacer lo que debería haber hecho… apartar los ojos de la realidad, engañarse a sí misma, la culpa de dejar morir a muchas personas, el arrepentimiento de no tratar de enfrentar esa distorsión incluso mientras se llamaba a sí misma su mejor amiga, aunque su sentimiento de querer encontrarse con ella es verdadero, en realidad, todavía no sabía lo que quería hacer cuando la encontrara. Sintió ansiedad y nerviosismo como si estuviera vagando dentro de espesa niebla.

El corazón de Suzu estaba crujiendo, estaba destrozado, sangrando por el tormento, llegando a su límite… al menos así debería ser…

{Incluso después de decir todo esto, Suzu realmente no se está volviendo más fuerte, ¿eh? Aunque al principio te volviste débil por lo que Suzu estaba diciendo. Si solo lo negaras, si solo desviaras la vista, Suzu podría volverse más fuerte…} (Ex: Honestamente es algo molesto el que Suzu hable en tercera persona porque su copia también lo hace así que en ocasiones puede llegar a confundir cual es la Suzu a la que se refieren, espero este quedando claro)

“Como Suzu pensaba, realmente existe ese tipo de regla. Si ese es el caso, no importa lo que digas, no podrás fortalecerte”.

{Parece que es así. En el medio, tu corazón comenzó a ganar determinación poco a poco. Las palabras de Suzu, por el contrario, se convirtieron en fuerza para mirarte a ti misma.}

Mientras miraba a la Suzu de blanco que sacudía la cabeza como para decir “santos cielos”, Suzu respiraba con dificultad, sus manos agarrando sus abanicos de hierro temblaban, pero, aun así, abrió la boca para hablar con un tono digno.

“… Si. Aunque se trata de la propia Suzu, cuanto más se le mostró a Suzu, más doloroso y agonizante se sintió realmente. Pero, lo que estás diciendo es verdad. Por eso ya está bien. Ya es suficiente de quedarse quieta por el bien de Suzu. En primer lugar, desde que Suzu vio el sueño en el Gran Laberinto Haltina, Suzu ha llegado a comprender cuánto Suzu apartó la vista de lo que es importante”.

{… Qué sueño tan conveniente fue ese.}

La Suzu de blanco se echó a reír. Pero, Suzu también se rio. Esa no era una risa falsa, era una risa llena de amargura y dolor que vino de su corazón.

“Suzu debería poder haberlo pasado. Ese mundo de sueños. Si tan solo Suzu aceptaba adecuadamente la realidad”.

Suzu hablaba consigo misma con ojos tranquilos.

“En ese momento, lo que Taeko-san dijo de ‘solo ríe’, no quiso decir que está bien si Suzu solo sonríe. Eso no era todo, lo que Taeko-san quiso decir es el abrir primero tu propio corazón si quieres conectarte con los corazones de otras personas. En este momento, Suzu lo entiende”.

Si querías hacer felices a los demás, primero tú mismo tenías que ser feliz. Seguramente, había muchas personas que habían escuchado esas palabras. Esto fue lo mismo que eso.

“Es justo como dijiste, honestamente, Suzu tampoco entiende lo que quiere hacer al encontrarse a Eri. ¿Suzu quiere maldecirla, culparla, disculparse por desviar sus ojos, o persuadirla para que regrese?… Suzu no lo sabe”.

El corazón de Suzu desde ese día, el día en que recibió esa dolorosa traición, estuvo en completo caos. Varias emociones se desbordaban como un río después de un diluvió. Simplemente aguantó para que no se desbordara. Seguramente, la presa en el corazón de Suzu se rompería en el momento en que se encuentre a Eri y empezaría a gritar.

Por eso…

“Suzu no lo entiende, pero Suzu sabe que Suzu tiene que encontrarla, así que…”

No expondría nada antiestético como en el Gran Laberinto Haltina. Eso es lo que le estaba transmitido implícitamente a su otro yo.

{… La fuerza de Suzu está disminuyendo un poco de nuevo. Parece que tu resolución verdadera.}

“Así es. Esto ya no son solo palabras. Esto no es solo ver un dulce sueño. ¡Suzu te superará y avanzará por este camino!, ¡Reúnanse y reconstrúyanse, [Tierra Sagrada – Inversión]”

Suzu proclamó con resolución en sus palabras. Y entonces, balanceó ampliamente su par de abanicos de hierro.

Justo después, los alrededores la Suzu de blanco brillaron intensamente, una barrera fue creada como en regeneración inversa.

[Tierra Sagrada – Inversión]: al usar [Magia de Restauración], esta magia hizo uso del poder mágico de una barrera que se había roto y dispersado una vez para crear una nueva barrera otra vez más.

Las barreras de Suzu que se habían roto hasta ahora llegaban a varios cientos. Las barreras de la Suzu de blanco también habían sido destruidas en gran número. Todas esas fueron restauradas y manifestadas en aras de una explosión de barrera. El número total de barreras creadas formaron ciento cincuenta capas. Esas barreras rodearon a la Suzu de blanco como las paredes de un castillo.

{Es así… si es insuficiente solo con las tuyas, incluso regeneras las barreras rotas de Suzu (Esta).}

“Sí. Eres la propia Suzu, así que no es difícil regenerarlas. A cambio, todo el poder mágico de Suzu ha sido drenado, pero… ¡estás derrotada!”

{Entonces pruébalo. ¡Usa ese poder que tiene la resolución para superarlo todo!}

La barrera de la Suzu de blanco brilló. Era un desafío para que intentara romperla si podía.

Suzu barrió sus abanicos de hierro con fuerza. Hizo que todas las barreras tuvieran direccionalidad, y el hechizo les ordenó estallar y dispersarse.

Justo después de eso, la espaciosa habitación se sacudió ferozmente junto con un estruendoso rugido. Fragmentos de hielo llovían como un diluvio del techo.

Incluso la lanzadora Suzu salió volando por la gran explosión y se deslizó hasta la pared. Su conciencia casi voló cuando su espalda golpeó ferozmente la pared de hielo. La razón fue porque vertió todo en la explosión, incluso el poco poder mágico que debería ser para su defensa.

No podía escuchar nada excepto zumbidos en sus oídos. Quizás sus tímpanos estaban rotos. De alguna manera logró contener su brumosa conciencia. Dirigió su mirada a la zona cero mientras de alguna manera fijaba su temblorosa vista. Los restos del denso poder mágico y el humo de los fragmentos de hielo se estaban despejando, en el gran cráter creado allí… no había nada.

Al mismo tiempo, una parte de la pared de hielo en el lado derecho de Suzu se derritió de repente y apareció un nuevo pasaje.

Mirando eso, Suzu concluyo que finalmente pasó el juicio. Inmediatamente su conciencia comenzó a sucumbir al daño de la onda de choque y el consumo de poder mágico.

(… Está bien descansar, ¿no?… solo por un momento). (Ex: Noooo, no cierres los ojos, no vayas a la luz)

Suzu susurró dentro de su corazón, entonces su conciencia fue arrastrada a la oscuridad.

Se sentía a la deriva en el fondo del agua sombría, dentro de tal sensación, la conciencia de Suzu se despertó ligeramente.

Se sentía como si su cuerpo estuviera temblando a cierto ritmo, en su nebulosa mente, Suzu pensó que era como si estuviera en una cuna. Sin embargo, los sonidos pesados ​​y el calor transmitido a su mejilla la hicieron comprender que eran los pasos de una persona grande y el calor de su cuerpo. En el instante en que comprendió eso la conciencia de Suzu volvió rápidamente a la superficie.

“¿E, Eh?, ¿Qué?, ¿Cómo…?”

“Yoo, Suzu. ¿Despertaste?”

“¿Hee?, ¿Ryutaro-kun?”

“Sí, soy yo”.

Por un momento estuvo “Uwaa, ¿¡un secuestro!?”. Tal pensamiento de Suzu la agito y su cuerpo se puso rígido, pero de alguna manera entendió que estaba cargada sobre la espalda de Ryutaro y su cuerpo se relajó.

“Err, ¿por qué Ryutaro-kun lleva a Suzu en su espalda?”

“Veras. Después de enviar a ese irritante bastardo volando y atravesar el camino que apareció, vi a Suzu durmiendo como un tronco en la esquina de una habitación similar, así que, por el momento, pensé ‘vamos a solo a llevarle’. No te despertaste incluso cuando te sacudí, y, sí, como era de esperarse, tampoco había forma de que pudiera despertarte con movimientos de lucha”.

“Sí, si trataras de despertar a Suzu así, entonces sería una [Tierra Sagrada – Explosión] para ti”.

Por un momento, Suzu hizo una expresión desagradable pensando que, si fuera Ryutaro, entonces realmente podría hacer eso. Aunque al final, fue capaz de ser considerado con una mujer, así que quizás esto también fue un crecimiento… Suzu pensó eso con un suspiro de alivio. Anteriormente era un tipo que golpeaba la espalda o el hombro de otro con fuerza mientras se reía a carcajadas sin preocuparse por el sexo de la otra parte. (Ex: Wow… desarrollo un poco de tacto… como se nota que está cerca el final que incluso Ryutaro crece. Comentario no irónico por cierto.)

“Entonces así es como es. Las salas de prueba están conectadas con todas las demás”.

“Así parece. Creo que por delante de este camino estará la habitación de otra persona”.

“Sería genial si es Kaori o Tio-san. Suzu todavía no está sanada… espera, Ryutaro-kun también está agotado, ¿verdad? Gracias por llevar a Suzu”.

Suzu expresó su gratitud brillantemente mientras se acomodaba en la gran espalda de Ryutaro. Ahora que miraba, la ropa de Ryutaro también se veía bastante harapienta después de ganar una pelea realmente dura. No hubo tambaleo en sus pasos que avanzaban con fuerza, pero parecía que recibió bastante daño.

“Aah, esto no es gran cosa. Son solo cinco de mis costillas, y también se dislocó mi hombro, así como mi brazo el cual se rompió, eso es todo”. (Ex: Ah, bueno, si es solo eso no hay que preocuparse, por un momento me habías preocupado pensando que era grave)

“¡Eso no es algo en el nivel que puedas descartarlo como ‘eso es todo’!”

“No, no, ya me acomodé el hombro. También reforcé mi brazo con [Vajra], así que esta bi- ¿¡Gebohaa!?”

“¡¡Hiiiii!!, ¿¡Ryutaro-kun está vomitando una cantidad imposible de sangre!?” (Ex: lol)

Frente a la Suzu en pánico que escuchó la afirmación sin fundamento de Ryutaro, Ryutaro, que estaba a punto de decir que estaba bien, se convirtió en un brillante sapo tomate. Parecía que sus órganos internos también estaban considerablemente lastimados. (Ex: Bendita naturaleza aquí)

Suzu bajó apresuradamente de la espalda de Ryutaro mientras gritaba y uso una magia de curación de mala calidad. No tenía aptitud para magia curativa, por lo que era solo una magia básica que aprendió para un momento crítico, pero era mejor que nada.

Una tenue luz envolvió a Ryutaro que se limpiaba suavemente la sangre de la boca con indiferencia, como si no hubiera vomitado una gran cantidad de sangre. El efecto no fue tan alto porque Suzu usó un círculo mágico simplificado que podía llevarse consigo, pero era posible detener el sangrado y el dolor, así como curar las heridas pequeñas con eso.

“¿Ah?, ¿Se siente un poco más cómodo de alguna manera? Gracias, Suzu”.

“… Escucha, Ryutaro-kun. ¿Por qué estás tan tranquilo después de vomitar una piscina de sangre así? En realidad, no eres humano, ¿verdad? Eres un idiota, ¿no?”

“Eso es cruel, eh. Qué, si es solo esto, entonces puedes aguantarlo de alguna manera con tu espíritu”.

“… Espíritu … qué palabra tan conveniente”. (Ex: Oh dios, esa palabra… ah, esa palabra… algún día entenderán mi reacción)

Suzu terminó el tratamiento con una mirada cansada. Mientras lo hacía, también trató el daño restante en el núcleo de su cuerpo debido al impacto de la explosión. Aunque esto era solo algo para tranquilizarse, quería encontrar a Kaori o Tio rápidamente.

“Bueno, también acabo de pasar el juicio, así que me tensé un poco”.

“Aa, ciertamente esta eso. No es como el tiempo en el Mar de Árboles, estamos luchando adecuadamente aquí… de hecho, se siente bien”.

“¿Verdad?”

“Ahora que lo mencionaste, ¿cómo le fue a Ryutaro-kun? No parece que tengas preocupaciones ni nada, pero… ah, está bien si es algo difícil de decir, ¿sabes?”

Suzu dijo con indiferencia algo cruel como “Eres un cerebro de musculo, así que no tiene sentido incluso si eres abusado verbalmente, ¿verdad?”. En cierto sentido, parecía que se había quitado su máscara.

Por otro lado, Ryutaro, que fue naturalmente menospreciado, no parecía importarle demasiado, más bien, ni siquiera lo notó y respondió con indiferencia.

“No, no es nada grande, así que no me importa. Solo recibí insultos de que soy un maldito perdedor”. 

Suzu quedó estupefacta al escuchar esas palabras. Ryutaro era un hombre que cargaba incluso cuando había peligro frente a él. Nunca lo había visto vacilar. ¿Cuál era el significado de llamarlo perdedor? Suzu inclinó la cabeza incapaz de imaginarlo.

Mirando a Suzu que estaba confundida, Ryutaro se rascó la mejilla un poco avergonzado mientras apartaba los ojos, antes de lanzar una bomba.

“Oh hombre, veras, desde hace algún tiempo, no sé qué hacer para acercarme a la mujer de la que me enamoré, sí. Ni siquiera me le confesé, además de eso, fue tomada completamente por otro hombre desde el principio… algo así”.

“… Eso… qué decir…”

En cierto sentido, se podría decir que es una preocupación leve. Era justo como Suzu esperaba, quizás incluso el Gran Laberinto sentía algo así como “¿Las emociones negativas de este tipo no son muy pequeñas?, ¿Qué puedes hacer para atormentarlo? No lo entiendo”.

“Y luego, me dijeron algo como que robara a la mujer con fuerza bruta sin reservas, varios tipos de emociones desagradables estaban surgiendo en mí, pero…”

En el caso de Ryutaro, el método de restregar la oscuridad de su corazón a su cara para que se autodestruyera no tenía sentido. Parecía que el Gran Laberinto intentó atacar a Ryutaro fortaleciendo la tentación a su consciente para hacerle perder el razonamiento, posiblemente intentando ahogar su corazón en el deseo y borrar sus emociones positivas que eran su virtud.

De esa manera, esto podría ser una prueba problemática con el peligro de volverse loco. Pero, Ryutaro no perdió el sentido y evitó convertirse en una encarnación de su deseo. La razón principal de eso, más que la fuerza mental de Ryutaro, fue por…

“Robarla de manera realista es imposible, de todos modos. Simplemente no hay manera. Más bien es suicidio. Sería asesinado por Nagumo, también por Yue-san”. (Ex: Tiene sentido, cuando la otra parte tiene misiles, metralletas, láseres satelitales, etc, pues como que se le baja la sangre de la cabeza a uno, más si incluso la que intentas robar es igual de peligrosa y tiene fama de destruir el tesoro de un hombre)

“¿Eh?…………………………… ¿¿¡¡EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEH!!??”

Suzu sabía lo que había dentro del corazón de Ryutaro por el flujo de la historia, pero debido a lo inesperado que era, Suzu levantó una magnifica voz de sorpresa después de unos segundos.

Y entonces Suzu, cuya boca se estaba cerrando y abriendo mientras sus ojos se abrían en gran medida, comenzó a confirmarlo tímidamente. Ryutaro miró hacia otro lado con una expresión hosca, pero sus orejas se pusieron rojas, por lo que era obvio que estaba ocultando su vergüenza.

“Ryu, Ryutaro-kun, ¿eh?, ¿mentira?, ¿de verdad?, ¿Te gusta Onee-sama?”

“Aa, qué pasa contigo, es realmente tan extraño para mí estar enamorado de esa persona, ¿eh?”

“N, No, eso no es cierto en absoluto. Pero, no mostraste nada que apuntara a eso, así que…”

“… Tú, frente a esos dos, ¿crees que puedo mostrar algún tipo de actitud como esa?”

“… Ryutaro-kun… qué lamentable…” (Ex: Si, la verdad sea dicha)

“¡No me compadezcas!, ¡Tú, tu personalidad ha cambiado de alguna manera!”

Ryutaro le gritó a Suzu que le estaba enviando una mirada como si estuviera mirando algo lamentable. Su discurso y conducta extrañamente se volvieron directos, así que lo que señaló fue correcto. Ella ya no era solo una chica que únicamente sonreía.

Pero en este momento, lo que importaba no era el cambio de Suzu, sino la herida del corazón de Ryutaro (lol) al que se le seguía mostrando el espectáculo de la mujer de la que se enamoró coqueteando con otro hombre sin importar quién estuviera mirando. De hecho, frente a Hajime y Yue, no había forma de que pudiera actuar como alguien que se enamoró de Yue. También lo hicieron dudar en hacerlo por la atmósfera en que esos dos se sumergían. Su orgullo como hombre y la obstinación en su corazón fueron dañados.

Si se le preguntaba qué podía hacer, era el reconocerlo como un amor no correspondido y romper limpiamente con ello. En realidad, eso fue lo que realmente hizo Ryutaro. Y el Gran Laberinto lo arrastró con fuerza, pero…

La parte que necesitaba robar era demasiado mala. Sea el lado masculino o femenino. Frente a su deseo o lo que sea, solo le esperaba un futuro definitivo de impotencia. No importa cuánto le estimulará sus emociones oscuras diciéndole que la robara, lo que era imposible era imposible. Más bien, incluso lo hizo querer explotar y regañar a su otro yo que lo instigaba diciendo “¡No digas algo absurdo!, ¡Mira la realidad, idiota!”.

“Hm, pero eso fue realmente inesperado. ¿Quién hubiera pensado alguna vez que Ryutaro-kun estaba enamorado de Onee-sama…?”

“No es realmente tan extraño, ¿verdad? Incluso tu la llamas ‘Onee-sama’ desde ese día, ¿verdad?”

“Aah, entonces es así. Sí, tal vez no sea tan extraño”.

Suzu se aplaudió las manos “Pon” como si estuviera convencido de las palabras de Ryutaro.

“Ese día” que Ryutaro mencionó fue el momento en que estuvieron en el enorme predicamento en el Gran Mazmorra Orcus. La belleza y fuerza abrumadora de Yue pisotearon al enemigo acompañado de un dragón azul que hizo que cualquier observador incluso sintiera divinidad. Su porte imperturbable, su atmósfera hechizante que contrastaba con su apariencia joven, y la leve amabilidad que le mostró a Suzu… todo eso era demasiado encantador para un estudiante de secundaria, ya sea hombre o mujer.

De manera similar a cómo Suzu llegó a añorar a Yue como una Onee-sama, ese mismo día les robaron el corazón a varios estudiantes varones (y también a una parte de las chicas). Ryutaro era solo una persona entre ese grupo.

“No les digas esto a los demás, ¿de acuerdo?”

“Eso es, bueno, Suzu no hablará. Decir eso solo dañará a Ryutaro-kun. Más bien, ¿no sería mejor si no le hubieras dicho a Suzu?”

“… Ciertamente, es verdad, pero…”

“Aaa, ¿es algo así como… querer decirle a alguien más, solo por una vez?”

“¿No eres muy aguda? Bueno, algo por el estilo. Es algo así como quejarse, mala mía”.

Mirando al irónicamente sonriente Ryutaro, Suzu también le devolvió una sonrisa irónica.

“Pero, desafiar al oponente desde el frente con ira y terminar así de harapiento es inaceptable, ¿no?”

“… Esa sonrisa de mierda fue muy irritante. Cuando lo recuerdo, me dan ganas de enviarlo a volar a golpeas otra vez”.

“Creo que puedes usar un espejo para eso”.

Suzu le dio una mirada complicada a Ryutaro, quien confirmó había pasado por un juicio realmente extraño, pero en poco tiempo el final del camino se hizo visible más adelante. Parecía que mientras hablaban habían llegado al final del pasillo.

“¿Oh? Es la siguiente habitación.

“Por favor, que Kaori o Tio-san estén allí…”

Suzu, que quería pedir curación, juntó las manos en oración mientras se acercaba a la pared de hielo. La pared de hielo reaccionó ante ellos y se derritió, abriendo la entrada hacia el interior de la habitación.

Al final… parecía que las oraciones de Suzu se cumplieron.

“¿¡Kyah!?”

“¿¡Uoh!?”

En el momento en que Suzu y Ryutaro entraron a la habitación, una onda de choque y un torrente de poder mágico les hicieron gritar reflexivamente mientras se cubrían la cara con las manos. Suzu de alguna manera logro desplegar una barrera, delante de su mirada estaba la figura de dos Tios (Ex: Lo sé, suena raro), ambas levantaban una de sus manos mientras se disparaban destellos negros y blancos puros.

Los dos destellos de colores opuestos chocaban directamente desde el frente en el medio de Tio y la falsificación de Tio con kimono blanco y cabello blanco como la nieve. Los dos resplandores se tragaban el uno al otro. La onda de choque que llenaba la habitación de hielo fue creada por la colisión de los dos alientos.

{Fufufu, lo siento. Vuestro odio y rabia. El miedo y la resignación. No importa cuántos cientos de años hayan pasado, esa tragedia no se puede olvidar, la traición de las personas que habéis protegido ocurrida tan fácil como voltear la mano, las miradas de desprecio y miedo, el asesinato de vuestros camaradas, amigos y padres, la humillación tallada en sus cadáveres.}

“…”

En el medio del espacio que estaba teñido con destellos blancos y negros, la falsificación de Tio tenía una repugnante sonrisa mientras hablaba con una voz que resonaba con excesiva claridad. Ese fue el recuerdo de la gran persecución que erradico al clan ryuujin de la historia hace quinientos años. Eran la raza más fuerte del país más fuerte, sin embargo, de ninguna manera mostraron arrogancia. Eran el país más grande que no estaba relacionado con un gobierno violento, y también fue el último.

Debido a que los miembros del clan ryuujin eran pocos, el país que manejaban no diferenciaba a ningún humano o demi-humano, tenían una próspera convivencia entre varias razas. Protegieron a los impotentes, apoyaron a los débiles, se opusieron cuando el mal apareció independientemente del país, alzando la moral y virtud desde el frente. Tal forma de vida era una broma, pero indudablemente persistían en ese ideal. Además de la gente de su propio país, los países circundantes incluso elogiaron al clan ryuujin como exactamente la “verdadera realeza”.

Todos fueron salvados y protegidos por el clan ryuujin en algún momento, en algún lugar, por algún tipo de razón. Todos les respetaron e idolatraron.

Pero, esos días de repente llegaron a su fin.

El clan ryuujin eran monstruos.

Tal pensamiento tonto se estaba extendiendo entre la gente tan rápidamente como una pesadilla. En todo el continente, sin importar a qué clan miraras, no había una raza que pudiera transformarse por completo en otra raza. Esa abrumadora fuerza y la apariencia bestial de la dragonificación completa fueron ciertamente algo que borró el límite entre humanos y monstruos.

Aun así, sus logros hasta ahora y su noble forma de vida no podían negarse. Pero independientemente de ello, en el momento en que se extendió tal pensamiento, los ojos de la gente cambiaron de reverencia a miedo, de confianza a duda, y luego de aspiración a desdén.

{Oh, usted. En ese momento, fue una sensación bastante estimulante, ¿no? Recuerde, aquella vez cuando destrozasteis la iglesia. Incluso en aquel momento de gran persecución, los que nos arrinconaron y unieron a todos los países juntos en nuestra contra fue la iglesia. El pisotear al detestable enemigo, fue un goce indescriptible, ¿no?}

La falsificación hablaba. En el frente, Tio dijo que estaba ayudando a Hajime, pero en realidad lo que realmente la hizo feliz fue el lograr su propia venganza. Al final del día, para Tio Claus, en lugar de la vida y muerte de Nagumo Hajime, lo más importante para ella era obtener la causa justa para su venganza, es lo que decía la falsificación.

Al escuchar esas palabras, Suzu y Ryutaro, que generalmente solo conocían la figura de Tio, que siempre le mostraba francamente su afecto a Hajime, abrieron los ojos con sorpresa y miraron a Tio.

Sin embargo, Tio ni siquiera trató de protestar, solo se quedó callada y siguió disparando su aliento. Era como si estuviera afirmando las palabras de su falsificación.

Tal vez poniéndose de buen humor por eso, la lengua de la falsificación de Tio se estaba volviendo cada vez más fluida.

{Al principio, incluso cuando habéis pensado el ir con Nagumo Hajime, en realidad lo que realmente pensasteis era en “usarlo”, ¿correcto? El poder de ese hombre es anormal. Por tanto, no hay forma de que tal poderío pase inadvertido. Y, en tal caso, el autor intelectual de aquella gran persecución que inicio repentinamente de forma antinatural, dios, indudablemente también dirigiría su atención hacia él. En cuyo caso, al igual que hizo con el clan ryuujin que una vez poseyó gran poderío, dios de la misma forma mostraría sus colmillos nuevamente. Cuando ello suceda, los colmillos de Nagumo Hajime igualmente se dirigirían a dios, podría ser de ayuda para matar a dios, eso fue lo que cavilasteis.}

Ese fue realmente un pensamiento calculador. Era una forma de pensar que estaba cada vez más distanciada de la Tio habitual. Suzu y Ryutaro que escucharon desde un lado pensaron que era increíble.

Sin embargo, las palabras que habladas por la falsificación de uno mismo no eran en absoluto una mentira. Incluso si era solo algo leve, incluso si la persona misma no lo sabía, sin duda era una emoción que la persona poseía, aunque fuera un solo fragmento en su corazón. Por esa razón, mirar el lado desconocido de Tio, que era una pervertida masoquista, pero que a veces mostraba un aspecto amable e intelectual de si misma, hizo que Suzu y Ryutaro no pudieran ocultar su sorpresa.

Quizás notando el estado de esos dos, Tio les envió una mirada. En su cara, no había emoción visible en absoluto. Ni alegría, o su sonrisa bromista, o amabilidad, o su brillo intelectual, nada de ello se podía percibir. La expresión de Tio que vieron por primera vez les hizo tragar el aliento.

{Humano, demi-humano, demonio y entonces dios. En aquel momento, odiabais todo lo que os arrebato a vuestros queridos. Pero, ese odio, esa rabia, ello son algo natural para que poseáis. ¡Sí, venganza, es vuestro legítimo derecho!}

El resplandor blanco estaba empezando a tragarse el destello negro. El equilibrio de poder comenzó a desmoronarse. Quizás eso fue porque las palabras de la falsificación estaban sacudiendo el corazón de Tio.

Tio recordó. Sus dos padres siempre hablaban con orgullo y nobleza. De hecho, ambos lucharon para dejar escapar a su clan, hasta el final persistieron con la dignidad del clan ryuujin. Por lo tanto, estos sentimientos dentro de Tio que justificaban el odio y la ira hacia otras personas, el sentimiento que clamaba por venganza, eran una traición hacia sus padres.

La boca de la falsificación de Tio se distorsionó en una sonrisa mirando la debilitada fuerza de Tio mientras, lentamente, presentaba su mano que no cesando el aliento.

{Toma mi mano. Si hacéis eso, os permitiré lograr esa venganza. Ya está bien no reprimir a la fuerza el fuego infernal que arde dentro de vuestro corazón. Sus colmillos de venganza no se mellarán por el tormento de vuestra conciencia. Dirigiré hábilmente a Nagumo Hajime. No te preocupéis, ese hombre tampoco piensa desfavorablemente de mí. Es un hombre dulce con cualquiera que haya entrado en su corazón. Hay muchas maneras de hacer esto.}

Eso fue una tentación. Un combustible para cambiar la llama de la venganza sellada en lo profundo del corazón de Tio en un fuego infernal. No fue algo que lastimaba el corazón de Tio y lo rompía para que pudiera matarla, fue similar al juicio de Ryutaro, era un ataque que apuntaba a un cambio de mentalidad usando la tentación. También era una trampa para estimular a Hajime y sus compañeras para matar a dios usando a Tio.

El impulso del aliento blanco se hacía cada vez más fuerte, el aliento negro se debilitaba como si expresara el corazón de Tio. Tal vez sintiendo una sensación de peligro por esa situación, Suzu y Ryutaro comenzaron a gritar “¡Tio-san, no escuches eso!” “¡Vuelve a tus sentidos, Tio-san!” con expresión teñida de inquietud.

El destello blanco estaba a punto de golpearla. ¿Tio sería borrada tal cual, o tal vez tomaría la mano de la falsificación y se convertiría en una Tio cambiada que haría uso de sus camaradas? En ese caso, era impensable que Suzu y Ryutaro que presenciaron esto se mantuvieran a salvo.

Pero, en este momento, más que el peligro a ellos mismos, el sentimiento de Suzu y Ryutaro que no querían ver la figura de Tio cuya existencia era una pervertida, pero también era una hermana mayor confiable para ellos, caer en la oscuridad era mucho más fuerte. Sus sentimientos eran tan fuertes que pensaban que incluso si Tio no les miraba, simplemente desharían la barrera y lucharía directamente contra la falsificación.

Pero, en ese momento cuando parecía que Tio caería, de repente una voz resonó. Esa era la voz de Tio, que hasta ahora no había dicho ni una sola palabra.

“Nosotros, no sabemos el significado de nuestra propia existencia”.

Era una voz tranquila. En lugar de llamar a eso hablar, era más como si verificara algo dentro de uno mismo.

“¿Es este cuerpo una bestia o un hombre? Si todo en este mundo tiene significado, entonces, ¿dónde podría estar esa respuesta?”

{Esas palabras…}

La falsificación notó algo y filtró un murmullo. Al mismo tiempo, apreció cómo el progreso del aliento que disparaba se detuvo.

“Muchos meses y años sin respuesta. En ese caso, sea hombre o bestia, mantendremos nuestra alma con determinación”.

{Mi fuerza… imposible, ¿qué demonios, ocasiona esto?}

El destello negro avanzaba. Sin mucho esfuerzo, lo blanco se tiñó de negro y la distancia conquistada se recuperó. La falsificación sintió cómo la fuerza dentro de ella se debilitaba junto con su abrumado aliento. Tio debería haber estado escuchando todas sus palabras todo este tiempo mientras permanecía callada. Fue incapaz de refutar siquiera una sola cosa, se creó una grita en ese corazón, y estaba a punto de someterse a su yo negativo, así es como debería ser.

A pesar de eso, sin ningún signo previo, Tio hizo un repentino regreso. Mientras la falsificación estaba confundida, sonoras palabras resonaron tan claramente que gradualmente incluso pintó el estruendoso rugido que emitía el choque entre alientos.

“Los ojos de ryuujin ven a través de la verdad, destruyendo las mentiras y sospechas”.

Aunque eran los ojos de una bestia, no eran algo solo para hacer que otros cayeran en terror. Al poseer también intelecto, verían la verdad y se convertirían en algo para salvar a los demás.

“Las garras de ryuujin desgarran las murallas de acero, aplastando el nido de malicia”.

Si hubiera personas a proteger allí, entonces aplastaría a cualquier tipo de enemigo sin importar qué. Las garras de los ryuujin se blanden solo para derrocar al mal.

“Los colmillos de ryuujin aplastan la debilidad propia, eliminando el odio y la ira”.

Era una figura gigantesca, muy separada del hombre, y exactamente por eso, tenían que disciplinarse estrictamente. Si fue por ese propósito, entonces clava ese colmillo incluso en ti mismo. Dejar que el cuerpo ardiera de odio y rabia, y perdiera la cordura, era algo imperdonable para uno mismo.

“Benevolencia, en el momento en que se pierde, somos simplemente una bestia”.

Si uno mismo se redujo a ejercer poder simplemente siguiendo sus emociones, hiriendo a los inocentes, entonces reconozcámosla. Ellos mismos eran simplemente una bestia.

Pero:

“Sea como fuere, ¡mientras sigamos empuñando la espada del razonamiento somos los Ryuujin!”

Tio abrió mucho los ojos junto con su proclamación. Su pupila se dividió verticalmente y mostró su bestialidad, brillando en un color dorado. Al mismo tiempo, una presión invisible se desbordaba de Tio. Era igual a la presión del agua de una gran cascada, pero diferente con la brutal tormenta de Hajime, esta presión era como cuando alguien miraba a una muy alta montaña sagrada, haciendo que uno quisiera bajar la cabeza por naturaleza. Tal coerción, si se expresa de forma simple, entonces esto era lo que se llamaba voluntad suprema. (TI: O Haki, como en One Piece)

{… No me digas, vosotros. ¿Vosotros os habéis estado reteniendo?}

La expresión de la falsificación se convirtió en una mirada incrédula. Ello no se podría evitar. No había nada que pudiera desencadenar esto, aunque la mente de Tio debería debilitarse y otorgarle poder a la falsificación, pero repentina se recuperó como si no fuera nada. Solo hubo una explicación.

Tio estaba controlando el debilitamiento y el fortalecimiento de su propia mente.

No era algo ordinario controlar la mente de uno, incluso al punto de poder engañar el juicio de un Gran Laberinto. Si todos los miembros del grupo de Hajime era luchadores tramposos, entonces Tio podría ser una tramposa en lo que ha fortaleza mental se refiere.

“Oh voluntad del Gran Laberinto. Os lo agradezco. La oportunidad de escuchar objetivamente el verdadero corazón de uno mismo no se puede encontrar tan fácilmente. Debido a que el corazón, es como un vasto mar, tal vez haya una brecha creada la cual yo misma no logro notar, así que hice uso de usted, pero… inesperadamente, recolecte una cosecha bastante grande aquí”.

Esas palabras hicieron que la falsificación comprendiera que su suposición era correcta y su expresión se estaba volviendo cada vez más incrédula.

{… Pero, ¡no hay falsedad en lo que dije!, ¡no hay forma de que vuestras emociones se hayan ido!, ¿por qué soy tan fácilmente debilitada?}

Las palabras de la falsificación hicieron que Tio estrechara los ojos con calma. Y luego fortaleció su mente en la medida en que le quitó la fuerza a la falsificación hasta su núcleo.

Las mangas de su kimono negro, así como su largo y liso cabello negro, que llegaban hasta su cintura se agitaban debido al torrente de poder mágico, mientras Tio estaba de pie majestuosamente, su figura con su mano estirada hacia adelante era tan hermosa que seguramente si Hajime estuviera aquí, su mirada sería robada por reflejo incluso si Yue estaba justo a su lado. (Ex: Oh f*ck, Tio, esas cosas las tienes que hacer cuando Hajime esté presente, no cuando no lo este, que son oportunidades para robar su corazón perdidas)

Ni siquiera se veía un fragmento de su perversión, con su figura de pie que podría confundirse con la de un rey, Tio puso su alma en sus palabras y resonaron.

“No me menosprecies. Sepa quién soy yo”.

Mientras uno fuera humano, era imposible no tener emociones negativas. Lo que decía la falsificación sobre su lado calculador, así como su corazón vengativo ciertamente existían dentro del corazón de Tio. Pero, si la duda de la falsificación fuera a ser respondida, la respuesta podría verse en la proclamación del alma del clan ryuujin de justo antes. El juramento que se transmitió entre el clan ryuujin era exactamente el pilar que sostenía la mente de Tio. Mientras Tio fuera del clan ryuujin, sería su núcleo absoluto el cual nunca se rompería.

Si ella todavía no entendía de eso, entonces, Tio proclamó con el orgullo y la nobleza del clan ryuujin.

“¡El orgullo de los ryuujin, la descendiente del clan Claus, Tio Claus está aquí!”

Esa fue la respuesta. Porque ella era el ryuujin Tio Claus es que no se rompería. Eso era todo lo que había al respecto.

La falsificación de Tio no tenía palabras. En su expresión, parecía que había algún tipo de comprensión, como si expresara que fue vencida, tenía una vaga sonrisa que parecía decir eso.

Hacia tal falsificación de sí misma, Tio majestuosamente le regaló unas últimas palabras.

“Cosas como los colmillos de la venganza… no se comparan con el poder de los verdaderos colmillos de un ryuujin. Podéis saborearlo usted misma con aquel cuerpo suyo.

Justo después de eso, el aliento de Tio titiló, se volvió más grueso, como si hubiera duplicado su tamaño, sin tolerar ni la más mínima resistencia, se tragó todo el blanco. Y entonces, sin detenerse, abrió un gran agujero en la pared de la habitación y se dispersó.

Inmediatamente después no quedó nada. Tras echar un vistazo al espacio de hielo que fue reparado de inmediato, y el pasaje de hielo recién aparecido, Tio giró sobre sus talones sin parecer especialmente feliz o conmovida.

Viendo el resultado, resultó ilesa. Agitó la manga de su kimono negro con gracia y elegancia mientras sacudía el cabello que colgaba frente a ella con una mano. Esa atmosfera tranquila y hermoso gesto, complementado con la abrumadora fuerza de hace un momento, hizo que las palabras “belleza incomparable” flotaran naturalmente en la mente de uno.

“Esto es malo… es como si Suzu hubiera encontrado a su segunda Onee-sama”.

“No estoy pensando en nada en absoluto. Sip, no estoy pensando en nada y me apego a eso. Maldita sea”. (Ex: La verdad es que si me apena Ryutaro)

Quizás la conversación entre Suzu y Ryutaro llegó a su oído, Tio volvió la mirada hacia los dos y sonrió suavemente. Incluso esa sonrisa hizo que los dos se agitaran por completo.

“Ambos están a salvo. ¿Que ambos llegaran aquí significa que ya habéis pasado vuestra prueba?”

“S, Sí. D, De alguna manera…

“O, Ou, desu. Pasamos, desu. (TI: Ryutaro aquí de repente empezó a usar un lenguaje cortés).

Tio inclinó la cabeza hacia Suzu y Ryutaro que se comportaba de manera extraña. Incluso ese gesto no era algo bueno actualmente para el corazón de los dos. ¡Aunque normalmente era solo una excesiva pervertida, esta brecha era simplemente torcida! Los dos querían hacer tal tsukkomi con una voz fuerte. Especialmente Ryutaro.

Incluso mientras se sentía confundida sobre el estado de los dos, Tio miró el pasaje del que Suzu y Ryutaro vinieron.

“¿Solo os encontrasteis los dos de ustedes?”

“S, Sí. No vimos, a nadie más”.

Asintiendo con la cabeza con una “Es así” ante las palabras de Suzu, Tio hizo una pequeña cara de decepción. Luego, con su expresión de dolor que hizo que la temperatura corporal de Suzu y Ryutaro aumentara aún más, filtró una voz baja.

“Si el Maestro estuviera aquí y escuchara acerca de mis pensamientos cuando conocí al Maestro que mi falsificación expuso, sería castigada al momento sin demora. Es más, sería un castigo extraordinario sin duda. Que desafortunado”. (Ex: Hm, honestamente, considerando que estaría encantado con su raramente vista digna figura, no creo que la castigaría, si veo que le mostraría afecto, pero no estoy seguro sobre el castigo inmediato)

“Que desafortunado para ti”.

Inconscientemente, Suzu y Ryutaro hicieron tsukkomis armoniosamente. Fue realmente, realmente, desafortunado… en varios sentidos.

Sin embargo, solo por un poco, fue un alivio ver que Tio era realmente una pervertida tal como se esperaba, pero se sintió como si de alguna manera perderían al decir eso, por lo que absolutamente no lo dirían en voz alta.

Ex: Un capitulo bastante bueno la verdad, me gustó mucho traducirlo, especialmente destaco la parte de Suzu que cada vez más se está volviendo un súper personaje, su desarrollo me gusta mucho. Obviamente también está la parte de Tio que fue un placer por poder traducir su lado completamente digno, pero bueno, es Tio, es simplemente natural el que sus partes sean buenas, más si es cuando esta modo digna, así que quería destacar más lo de Suzu. Por cierto, por si no se han dado cuenta, no suelo poner comentarios en las partes serias por sentir que rompen la tensión y arruinan la inmersión, sin embargo, cuando en su lugar es comedia si me desato, como con muchas partes de este capítulo, espero lo hayan disfrutado.


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .