Súper Gen Divino – Capítulo 607: Planta Mística


Sexto Capítulo Semana 6

¡Disfrútenlo!

Había una criatura gigante nadando a través del mar, que casi se parecía a una isla en movimiento.

Al verla, Han Sen y Queen ni siquiera se atrevieron a respirar, y dirigieron a la ballena en otra dirección para evitarla. Con el zorro plateado a bordo, las únicas criaturas que podrían encontrar serían las increiblemente poderosas.

Los dos habían estado perdidos en el mar durante medio mes, y esta era la segunda vez que veían una criatura como esa. Afortunadamente, las criaturas nunca les hicieron caso y en su lugar continuaron en la dirección en la que se dirigían.

Esperaron hasta que la criatura gigante estuvo fuera de la vista y soltaron largos suspiros. Después de otro medio día, Han Sen vio de repente algo verde en el horizonte. Podría ser una isla, pensó.

“¡Estamos salvados! Hay una isla en la distancia. Aunque no haya nadie allí, al menos podríamos encontrar algo de comida de verdad. Todo este tiempo a la deriva, todo lo que hemos estado bebiendo es sangre de pescado. ¡Me estoy cansando de eso!”

Queen también se veía feliz con esa noticia. Todo el tiempo que habían estado en el lomo de la ballena, habían estado comiendo carne de pescado y bebiendo sangre de pescado, y ella también estaba empezando a odiarlo.

A medida que la imagen del verde se acercaba más y más, se reveló como una especie de isla. Las colinas eran bastante empinadas, pero eran cortas, y estaba decorada con mucho follaje.

No había árboles altos en la isla, pero había muchos arbustos de bayas. Las bayas que contenían parecían pequeñas y deliciosas uvas.

Queen invocó sus alas y voló para echar un vistazo. La isla no era demasiado grande, y no parecía estar poblada de ninguna criatura.

Ambos, sintiéndose seguros de su nueva parcela de tierra, desembarcaron y subieron a la isla. Han Sen miró las bayas rojas y pensó para sí mismo, “Estas bayas no pueden ser como esos hongos rojos, ¿verdad?”

Queen ya se había aventurado en el interior. Después de una breve búsqueda, encontró un estanque escondido entre las colinas. La perspectiva de agua fresca la excitó mucho.

“¿Qué estás mirando?” Queen notó que Han Sen estaba en cuclillas cerca de los arbustos. Frunció las cejas.

“Me pregunto si puedo o no comer estas cosas. Me estoy cansando de comer carne de pescado, y estoy deseando comer algo fresco como esto.” Respondió Han Sen.

“No comas cosas al azar. Vamos a quedarnos con el pescado.” Le dijo Queen.

Aunque también estaba harta de la carne de pescado, no todas las plantas del mundo eran seguras para el consumo humano. Las bayas se veían deliciosas, pero ¿quién sabía si causarían problemas si se comían?.

“Creo que están bien. Diría que estaría bien que las comiéramos.” Han Sen continuó observando las bayas, y por el conocimiento que había recibido del Profesor Sun, estaba seguro de que estarían bien para comer.

Queen ignoró a Han Sen y simplemente regresó al mar para atrapar más peces. Estaba lo suficientemente feliz como para poder cocinar la carne del pescado, y hacer eso era ciertamente mejor que arriesgarse a consumir bayas curiosas y desconocidas.

Aunque Han Sen estaba seguro de que estarían bien para comer, no tomó ninguna.

Han Sen tenía una pregunta en su mente. ¿Por qué las bayas, aunque comestibles, crecían en tal abundancia en la isla? ¿Y por qué estaban totalmente intactas?.

Mientras estaban en el mar, vieron muchos pájaros volando por encima. Y sin embargo, no había nada en la remota vecindad de esta isla. Esto hizo que Han Sen creyera que algo estaba mal.

Han Sen luchó contra el deseo de probar las bayas, y decidió dar un paseo por la isla, averiguar lo que pudiera, y ver si podía ser testigo de algo extraño en el lugar donde habían terminado.

La isla no era demasiado grande, y un humano normal podría caminar por ella en medio día. Con Han Sen en la cima del Rugidor Dorado, combinado con sus habilidades, no tardó mucho en divisar el lugar.

Aunque la isla no era demasiado grande, las colinas del interior eran extrañas. Las colinas rocosas no eran demasiado altas, con una altura de unos veinte metros, y desde lejos, uno podía confundirlas con piñas crecidas en exceso. Lo más extraño era lo idéntico que era cada colina a la siguiente.

Han Sen subió a una colina y miró a su alrededor. En la colina más alta, vio una planta con aspecto de loto.

Parecía un loto ordinario, con siete hojas y un brote en el centro. También era de color blanco puro.

Han Sen frunció el ceño. Los lotos tendían a crecer en el agua, o al menos en un suelo muy húmedo. Nunca antes había visto uno crecer en una colina, lo que le hizo preguntarse si realmente era un loto.

Viendo que era sólo una planta, Han Sen no pensó que tendría nada que temer. Llevando el zorro plateado, decidió subir la colina. Al llegar a la cima, echó un vistazo a la flor de siete hojas.

Mirando más de cerca, Han Sen confirmó que era realmente un loto. Sus pétalos blancos como la nieve estaban doblados alrededor de la copa de loto del tamaño de un puño en su interior. Esto era diferente a los verdes habituales, ya que esta copa era blanca como la nieve en el interior, también.

Era semitransparente, y había muchas semillas rojas en el interior. Sin embargo, no era muy grande, lo que indicaba que aún no estaba completamente madura.

Mientras Han Sen continuaba observándolo, el zorro plateado saltó de sus brazos. Usó su propia nariz para oler el loto y parpadeó como lo haría un humano. Luego, curiosamente rodeó el loto como si estuviera inspeccionando la flor. Después de un rato, el zorro plateado decidió acostarse a su lado.

“Zorro plateado, ¿te importa decirme qué significa eso?” Preguntó Han Sen, mientras miraba al zorro plateado con una expresión desconcertada. Si el zorro plateado quería comer algo, normalmente lo engullía sin pensarlo dos veces. Nunca antes había esperado por su comida.

La cara del zorro plateado sugería que sí quería comer la planta, pero el zorro seguía tumbado a su lado. Han Sen no estaba seguro de lo que estaba pensando.

“¿Quieres esperar hasta que esté madura?” Han Sen pensó en esta posibilidad y le preguntó al zorro plateado.

Pero el zorro plateado no pudo responder. Todo lo que hizo fue entrecerrar los ojos y continuar acostado allí. Era casi como si estuviera cuidando la planta de loto, como un perro guardián.

Han Sen vio humo elevándose cerca de la orilla del océano, lo que le dijo que Queen ya había recogido algo de pescado y que probablemente lo estaba cocinando. Cuando bajó la mano para agarrar al zorro plateado, éste salió corriendo como si no quisiera irse. Luego se sentó, inmóvil.

“Incluso si quieres esperar hasta que esté maduro, puede tardar un rato. Nadie está luchando por él, así que vamos a comer algo y volvemos.” Han Sen consoló al zorro plateado y trató de agarrarlo de nuevo.

Pero de nuevo, el zorro plateado se negó a ceder. No tenía intención de dejar el loto y parecía decidido en su decisión de cuidar la planta.

Sin poder hacer nada al respecto, Han Sen decidió volver a la orilla del océano. Mientras regresaba, pensó para sí mismo, “Ese loto debe ser algo bueno. De lo contrario, ¿por qué sería tan terco y se quedaría allí? Es bastante quisquilloso en lo que se refiere a la comida.”

“¡No, no puedo dejar que el zorro plateado se lo lleve todo! Apuesto a que está esperando las semillas de loto. De lo contrario, lo habría masticado todo a primera vista. ¿Qué otra razón podría haber para que se quede allí y espere? Hmm, pero ¿cómo puedo quitárselas al zorro plateado? Si el zorro plateado decide pelear conmigo, ¿cómo puedo esperar cuidarlo en el futuro?” Muchos pensamientos y preguntas diferentes plagaban la mente de Han Sen, y no estaba del todo seguro de qué hacer.

El zorro plateado se negaba a dejar ese lugar, e iba a esperar hasta que las semillas estuvieran maduras. Robarle la comida sería algo difícil.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s