Shiki: Volumen 02: Capítulo cinco: parte 1


[Anterior] [Índice] [Siguiente]


“Jefe, ha pasado un tiempo”

Llamado por Seishin, Shimizu Masaji, que trabajaba en la plantación que se extendía detrás de su casa, se volvió para mirar. “¡Ah, joven monje!”

“Ya estás poniendo tu energía en el trabajo”

El viejo se puso de pie, tomando su sombrero en la mano e inclinando su cabeza llena de pelo que ya tenía varias canas. A los pies de Masaji había una línea de semillas verdes para algún tipo de planta. 

La jardinería Shimizu también hacia paisajismo y participaba en ventas al por mayor de árboles jóvenes. Si los aldeanos lo pidieran, también los vendería directamente. La propia madre de Seishin, Miwako, a veces venía a comprar plántulas para el jardín. 

“Todavía hace calor en estos días, ¿no? ¿Qué puedo hacer por ti hoy?”

“En realidad, el otro día, había escuchado tardíamente que Ryuuji-san había muerto”

Ah, la expresión de Masaji se nubló. “Eso, bueno, muchas gracias” Dejó su arado en el cubo y señaló hacia la casa. “Bueno, primero, por favor, entra”

Seishin inclinó levemente la cabeza y siguió a Masaji después de que se puso de pie. 

“Me sorprendió. La última vez que lo vi parecía saludable …”

Tú lo dijiste, dijo Masaji mientras subía al porche con un suspiro. Como guía, Seishin entró en la sala de tatami y continuó frente al altar de la familia. El altar estaba decorado con una nueva foto y tableta mortuoria. Su hijo Ryuuji tenía, de acuerdo con los registros 41, y creía que trabajaba en una oficina de contabilidad. Mientras ofrecía el incienso y cruzaba las manos, Masaji trajo el té de cebada.

“No es mucho, pero, por favor. Tendrás que perdonarme, hoy mi nuera está fuera. Pensé que teníamos bocadillos en algún lado”

“Por favor, no te preocupes. — Debes estar deprimido también, Jefe. ¿Se han calmado tus sentimientos?”

Masaji le dio una sonrisa forzada. “Todavía no lo he digerido. Después de todo, él era realmente un tipo sano. Salí a trabajar como siempre, luego llamaron diciendo que colapsó en la oficina. Cuando corrí al hospital, él ya había perdido el conocimiento. Y desde entonces nunca más abrió los ojos”

“¿Había escuchado que padecía problemas cardíacos?”

Masaji sacudió la cabeza y dijo que no. “Durante su chequeo de primavera, estaba en forma como un violín. La insuficiencia cardíaca fue muy repentina. — No, tenía signos de que no estaba bien, ahora que lo pienso. Es solo que, solo parecía estar fuera de combate en ese momento. Me preguntaba si se había quedado despierto hasta tarde o si había bebido demasiado y tenía resaca. Honestamente …” Masaji se detuvo. “Es solo algo que recuerdo porque llegó a esto. Es algo que solo recuerdo ahora que lo mencionas, mirando hacia atrás. No pensé nada de eso el día que lo vi, simplemente saliendo como siempre al campo, sin siquiera mirarlo bien”

“Entonces, ¿no estaba especialmente postrado en cama o algo así?”

“Realmente no estaba postrado en cama … No, todo este año, la salud de mi hijo no ha sido algo que realmente pudiera resumir. Podría haber estado enfermo, pero no fue suficiente ni siquiera para que mi nuera lo notara, así que no pensé nada en particular sobre eso”

Es así, murmuró Seishin. Si Shimizu Ryuuji lo tenía o no, no estaba claro. Morir a los pocos días de que su familia se diera cuenta era habitual, pero Ryuuji fue unos días más rápido que eso. Podría haber sido que su caso progresó excepcionalmente rápido, o podría no haber tenido ninguna relación con el asunto relevante. Seishin no pudo determinar cuál era.

“Pero … Como esto fue realmente algo repentino, debe haber sido difícil”

“Más que sobre mí, es su esposa. No debería decir esto, pero estas cosas suceden. Es solo que lo siento por mi nuera y mi nieto. Todo dicho, he perdido a mi esposa, así que, sin mi nuera y mi nieto, estaría solo. Ese nieto que vendrá la próxima primavera se graduará de la escuela preparatoria e irá a la universidad y conseguirá un trabajo, así que una vez que salga de la casa, serán solo dos personas mayores que no tienen parientes consanguíneos. Le dije que podía volver con su propia familia. Shuuji ya no está aquí, pero todavía tenerla allí para llorarme en mi lecho de muerte me da pena por ella” Mientras Masaji hablaba, una sonrisa no afectada pero forzada apareció en su rostro. “En el pasado, hubiera dicho ‘bueno, ella se casó con esta familia’ pero los tiempos han cambiado”

Es así, pensó Seishin. En la aldea, los padres y los niños vivían en hogares multigeneracionales como algo normal. Pero, el concepto de familia realmente estaba cambiando. Una transformación aún incompleta. Fue … discordante. (NTE: un hogar multigeneracional es aquel; que como su nombre lo indica, donde conviven varias generaciones de la familia. En Sotoba se ha visto mucho este tipo de familia pues se puede ver como los padres viven con sus hijos; las esposas o esposos de sus hijos y sus nietos.)

“… Sin embargo, ella dijo que no podía abandonarme de ninguna manera por mi cuenta, pero estoy seguro de que está pesando sobre ella. A pesar de que tener a su cónyuge muriendo es una calamidad suficiente, es un dolor de cabeza tener que pasar por estos problemas y me hace sentir pena por ella. Le están pagando la suma de su retiro, ella al menos conseguirá eso,”

Seishin inclinó la cabeza. La sonrisa de Masaji se volvió aún más irónica. “El día que mi hijo se derrumbó, ¿sabes? Ese día, ese Ryuuji, no sé lo que estaba pensando, pero parece que de repente dio su notificación de retiro. Mi nuera y yo no lo sabíamos, no sé qué había en su corazón en ese momento. Su oficina no lo procesó, pero Ryuuji dijo que tenía que parar ese día, gritando de forma caustica que no necesitaba indemnización ni su cheque de pago. Estaba peleando con el contador, luego de repente se derrumbó, al parecer. Cuando escuchamos eso en el hospital, su esposa se puso fantasmalmente pálida. Todavía necesitamos ese dinero para criar a nuestro nieto, y todo”

“Eso es…”

“Aun así, el contador fue compasivo, hizo como si nunca hubiera pasado. Murió en la oficina, pero se está manejando como si se retirara, lo cual es de gran ayuda. Realmente — Ese hijo mío, ¿en qué estaba pensando?”

El viejo levantó la vista hacia la foto del difunto. 

“Cuando llegas a esa edad, somos tan buenos como extraños. Incluso si vivimos juntos, eso es porque esta es la aldea; si fuera la ciudad, se mudaría y tendría su propia casa a su edad. Es una cuestión de apariencias. No puede seguir pidiéndole a su padre consejos sobre todo. Así que, aunque sea obvio …”

Es cierto, murmuró Seishin. “Entonces, ¿Ryuuji-san ya no te ofrecía su ayuda como Jefe? En el pasado, los había visto trabajando juntos muchas veces, ¿no lo había hecho?”

“No, no últimamente, supongo. En el pasado no lo hacía a menos que realmente necesitáramos la ayuda. Hacemos jardinería, pero eso no es en lo que nos enfocamos, así que no tenemos muchas manos en la cubierta para ese tipo de trabajo”

“Entonces, no tenía ninguna intención de heredar el negocio para convertirse en el próximo Jefe, supongo”

“No creo que lo haya hecho. No creo que lo pensara. No tenía la intención de que él lo hiciera, después de todo”

Y entonces parecía que Masaji no iba y venía a muchos lugares en todo el pueblo. Mientras lo pensaba, preguntó por los arreglos de trabajo de Masaji. Preguntó si había ido y venido de alguna casa, si había ido a Yamairi, o talvez al aserradero Maruyasu, si Ryuuji había ido alguna vez a esos lugares con él. Tenía la intención de preguntar indirectamente, pero el propio Masaji aparentemente no había ido a Yamairi ni a Maruyasu, por lo que parecía que Ryuuji tampoco tenía conexiones con ellos. Tampoco fue a las montañas. La casa de Masaji no poseía tierras montañosas. Masaji y Ryuuji vivían en Sotoba, pero vivían casi por completo en Mizobe, por lo que, en lo que respecta a la interacción con sus vecinos, parecía que no tenían ningún vínculo. 

“Sin embargo, tenemos parientes en Monzen” dijo Masaji con una sonrisa forzada. “En el pasado, cada vez que pasaba algo, íbamos y veníamos de los lugares del otro a menudo, pero desde que murió mi primo, nuestros lazos se habían cortado. Esta no es una edad en la que vas a visitar al primo de tu padre muerto como un pariente más, ¿verdad?”

Eso es cierto, fue todo lo que respondió Seishin. 

Al salir de la casa de Masaji, Seishin fue hacia Naka-Sotoba. Visitó al anciano Koike, el gerente del funeral. Hirosawa Takatoshi, quien murió el 11 de agosto, era residente de Naka-Sotoba. Como Seishin no tenía conexiones con esa familia Hirosawa, por el momento intentaría visitar a Koike, a quien se podría llamar un hombre influyente en Naka-Sotoba, pero parecía que Koike tampoco los conocía muy bien. 

Seishin había sentido que las relaciones humanas estaban entrelazadas como una red complicada. Tenía la impresión de que la gente del pueblo tenía un vínculo regional que se expandió por todo el pueblo. Pero, ese vínculo regional se había cortado en algún momento en ciertos puntos. Sin que la gente se diera cuenta de ello, el pueblo siguió la tendencia de la era, desmantelándose poco a poco. 

Así es como es, pensó Seishin. Seishin mismo estaba en el centro de las familias de la parroquia. Siendo el punto focal de tantas relaciones interpersonales complicadas, no había sentido los cambios que habían tenido lugar. Pero, poco a poco, el pueblo fue cambiando. —- Seishin no fue el único que pensó eso. El viejo Koike también sacudió la cabeza con un suspiro.

“En el pasado, si me preguntaban acerca de alguien de algún lugar, sabría qué tipo de persona eran y cómo se ganaban la vida como si fueran mis propios parientes o familiares”

“¿Es eso así?”

“Tenía la intención de conocer al menos a sus padres. Su padre estaba afligido por eso. Parece que de repente colapsó en Mizobe. Y dicen que colapsó en un salón Pachinko. Estaba seguro de que iba a trabajar, pero él renunció a su trabajo”

¿Eh? Seishin preguntó ante eso. “Su trabajo, ¿renunció?”

“Parece que sí. Sin decir una palabra a sus padres. Durante dos o tres días había estado enfermo, así es, inestable, pero aun así salía con su traje de negocios, por lo que pensaron que debía ir a la empresa como de costumbre, pero la compañía dijo que renunció hace tres días. Pero estaba perdiendo el tiempo en el salón Pachinko. Y ahí fue donde colapsó”

Seishin parpadeó. ¿Qué demonios era esto? Era similar a Shimizu Ryuuji —-.

Quizás sin darse cuenta del desconcierto de Seishin, el anciano Koike forzó una sonrisa. “Es un camino solitario, pero no hay forma de evitarlo, ¿verdad? Es triste que no estemos a la altura de este mundo”. Dicho esto, Koike inclinó la cabeza. “Pero, ¿qué pasa con estas muertes continuas, me pregunto, ¿eh?”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s