Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 4

Anterior |Índice| Siguiente


Comerciante especulador de la capital imperial

Un logotipo con las palabras ‘F’ a   pareció sobre la medalla en el pecho de esta persona, lo que significaba que la fuerza de esta persona era al menos diez niveles superior a la de Qin Feng y Zhou Hao.

 

Por supuesto, no habría contado mucho en comparación con el Qin Feng de la vida anterior.

 

Otra cosa era que, además de este logotipo de nivel F, esta persona también tenía una medalla de vice capitán del equipo de patrulla.

 

El equipo de patrulla tenía la máxima autoridad en una colonia. ¿Cómo podría alguien ignorar descaradamente a un oficial de alto rango?

 

“No, no. ¡Esto es todo obra de Qin Feng!” dijo Zhou Hao, no queriendo esperar a que las personas poderosas del equipo de patrulla comiencen a hacer preguntas. En cambio, inmediatamente trató de dejar las cosas claras, no queriendo tomar ningún crédito en absoluto.

 

El oficial, con toda su experiencia, sabía que todo era obra de Qin Feng. El video de vigilancia ya se lo había dicho.

 

“No está mal. ¿Te llamas Qin Feng? ¡Soy Xue Xingfu, capitán de la calle Duodécima/doceava de la colonia!”

 

Qin Feng alzó las cejas cuando escuchó el nombre.

 

¿Xue Xingfu?

 

Esta persona se convertiría en un empresario notablemente corrupto 10 años después. Quién diría que él era en realidad un vice capitán hace 10 años.

 

“¿Cómo estás?” Qin Feng asintió.

 

Xue Xingfu sonrió a Qin Feng, sus ojos brillantes y su voz gentil. “Gracias por tu ayuda.”

 

En una frase, ¡había reducido el combate de muerte y vida de Qin Feng para ayudar!

 

Cada vez que aparecía una ruptura que amenazaba la seguridad de la colonia, aquellos que extinguían la amenaza recibirían una recompensa especial. Como con cosas peligrosas como esta.

 

Qin Feng no tenía intención de exponer al tipo.

 

“Estábamos defendiéndonos. De lo contrario, ¡también habríamos muerto!”

 

Xue Xingfu mantuvo su sonrisa, pero en el fondo, se preguntó por qué Qin Feng estaba tan tranquilo. Demasiado tranquilo, de hecho.

 

“Es así-puedes recoger los colmillos y la sangre del corazón de los bebés dientes navaja y venderlos a un buen precio, pero dado que eres tan joven, si los vendes por tu cuenta, estoy bastante seguro de que no obtendrá ganancias”.

 

Qin Feng sonrió pensativamente ante eso.

 

Si fuese Zhou Hao quien estaba parado allí, podría haberse enamorado del truco de Xue Xingfu.

 

Los colmillos y la sangre del corazón pueden no venderse mucho, pero un cuerpo entero podría considerarse una contribución significativa. Si quisiera, Xue Xingfu podría haber afirmado que fue él quien los mató a todos.

 

Todo esto estaba detrás de escena, bajo la mesa. En este mundo, los fuertes empuñaban el cetro. Los que eran poderosos tenían algo que decir en todo.

 

Qin Feng tampoco se fue por las ramas y dijo: “¡Ocho cuerpos por ocho pociones de fortalecimiento de nivel G!”

 

La sonrisa de Xue Xingfu se congeló, su comportamiento reluciente y agradable fue reemplazado por uno serio.

 

Las pociones de fortalecimiento de clase G no eran valiosas. Un tubo solo cuesta alrededor de 10,000 yuanes, pero en la colonia, el salario promedio mensual rondaba los muy humildes 1000 yuanes.

 

¡Ocho tubos de esa poción costarían 80,000!

 

Como funcionario, sin embargo, Xue Xingfu podría comprarlos a un “precio interno”, ahorrándose la mitad del costo.

 

40,000 yuanes fue la cantidad exacta que Qin Feng obtendría como recompensa por matar a los bebés dientes navaja.

 

Si eso era cierto, ¿no era demasiada coincidencia?

 

“De cualquier manera, ¡no perderás!” Qin Feng agregó.

 

Xue Xingfu estaba a punto de sondearlo más, pero sus preguntas ya estaban respondidas.

 

¡Parecía que este niño realmente sabía cosas!

 

“Bien. ¡Lo tienes!”

 

“¡Entonces, gracias, Capitán Xue!” Qin Feng respondió en un tono feliz y de felicitación.

 

“Jajaja, no hay necesidad de agradecerme. No eres malo, del todo. Si encuentras algo bueno la próxima vez, ¡puedes venir a verme!” Xue Xingfu agregó a Qin Feng a su comunicador. Podría usarlo en el futuro.

 

Si este niño pudiera matar a los bebés dientes navaja ahora, podría ser lo suficientemente poderoso en el futuro. Él podría ser útil en el futuro por venir.

 

Puede que Xue Xingfu no sea un comerciante ahora, ¡pero ya tenía el potencial de un hombre de negocios!

 

 

Qin Feng le dio la mitad de las pociones que recibió a Zhou Hao. Este último simplemente miró lo que nunca se había atrevido a imaginar tener.

 

“¿Por qué pediste tantos? ¿No son estas cosas ridículamente costosas?” Zhou Hao preguntó.

 

“Los miembros del equipo de patrulla los obtienen a mitad de precio”.

 

“Wow. Ser parte del equipo de patrulla suena genial. Los gobernantes siempre serán gobernantes. ¡Sería genial si pudiéramos formar parte del equipo la próxima vez!”

 

“¡Puedes unirte si quieres, por supuesto!” Qin Feng asintió con entusiasmo. Zhou Hao había muerto por él antes. Ahora que Qin Feng renació, se aseguraría de tratar bien a este hermano.

 

En cuanto a ese Chen Ming…

 

Quizás los corazones humanos eran volubles. ¡Quizás después de perder a un hermano, Qin Feng quería tener una amistad tan fuerte que sus ojos estaban cegados ante el hecho de que era, para todos los efectos, un miserable!

 

“Espera, Qin Feng, toma estos dos. No necesito tantos. Además, solo maté a dos. ¡Si no me hubieras salvado, habría muerto justo ahora!”

 

Zhou Hao empujó calurosamente dos viales en las manos de Qin Feng.

 

“¡Puedes compensármelas una vez que tus habilidades o talentos de guerrero antiguo hayan despertado!” Qin Feng se los devolvió. Estas pociones no eran muy útiles para él ya que sus habilidades ya habían sido despertadas. No le dejó todo a su amigo sólo para evitar levantar las sospechas de Zhou Hao.

 

Qin Feng no planeaba contarle a nadie sobre su renacimiento.

 

“Muy bien, hermano. Una vez que me haya despertado, ¡incluso te compraré unos de nivel A si eso es lo que quieres!” Zhou Hao dijo, golpeando su propio pecho.

 

¡Por supuesto, solo era el irresponsable cacareo de un joven, lleno de aire caliente!

 

Solo se emitían unas pocas pociones de fortalecimiento de nivel A cada año.

 

Mientras la pareja hablaba, la ambulancia finalmente llegó al lugar para ayudar a los heridos. Debido a que Qin Feng ayudó a combatir a los bebés dientes navaja, recibió un tratamiento de héroe.

 

“Está bien. Puedo hacerlo yo mismo. Adelante y atiende a los heridos graves. ¡Estoy bien!” Qin Feng detuvo a la enfermera que lo atendía y recogió un poco de gasa para vendar sus heridas.

 

Cuando la enfermera vio lo hábil que era su movimiento, asintió y se fue para ayudar a los demás. No podían permitirse el lujo de distraerse en el campo de batalla. Cada minuto extra ahorrado era otro minuto que podría usarse para salvar la vida de alguien.

 

Además de eso, los usuarios de habilidades especiales en la colonia eran rudos y duros. Esta herida superficial no era nada.

 

Nadie sabía que la habilidad especial de Qin Feng le permitía curar sus heridas rápidamente.

 

Dado que la tienda establecida rápidamente por el equipo de ambulancia era pequeña y estrecha, Zhou Hao no entró. Esperó afuera a Qin Feng, y cuando vio el brazo y la pantorrilla de su amigo envueltos en vendajes gruesos y manchados de sangre, no pudo evitar sentir lástima por él.

 

“¡Qin Feng! ¡Sin duda, un día miserable para ti!” Zhou Hao murmuró. “Te caíste y te desmayaste esta mañana, luego fuiste mordido por los bebés dientes navaja. ¿Deberías ir a buscar un usuario de habilidad luz y pedir una bendición o algo así?”

 

“¿Son tan fáciles de encontrar?” Qin Feng se rio, escupiéndose un poco a sí mismo.

 

No creía que tuviera mala suerte hoy. De hecho, se sintió extremadamente afortunado.

 

¿Cuántas personas en la historia podrían comenzar de nuevo, reaparecer como en un videojuego después de haber muerto?

 

“Muy bien, solo digo, ¿sabes?” Zhou Hao sonrió.

 

“Mm. Oh, claro, tengo algo que tengo que hacer. Deberías volver a la escuela primero”. Qin Feng se detuvo de repente.

 

“Qin Feng… ¿todavía vas a trabajar? ¡No te vayas todavía! Este es el mejor momento para despertar. No quieres retrasarlo”.

 

La declaración de Zhou Hao sorprendió a Qin Feng. Reflexionó un poco antes de recordar que sí tenía un trabajo hace diez años.

 

Los padres de Zhou Hao seguían vivos y saludables. Incluso tenía un hermano. Si bien se los consideraba de estatus promedio en la colonia, tenían trabajos que les pagaban lo suficiente como para criar a Zhou Hao cómodamente, aunque sin algunas comodidades en la vida.

 

NT: el titulo parece avisar de una capital imperial ya que esto no se menciona en el capítulo


Anterior |Índice| Siguiente

4 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x