Arifureta — Capítulo 145


Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


Memoria Completamente Olvidada

“VUELA LEJOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS!”

{¡¡GUUUUUH!!}

En un enorme espacio donde se encontraba un pilar de hielo, el estruendoso grito de batalla de Shia fue seguido por un estruendoso rugido producido por {Doryukken}. Mezclados entre esos sonidos, un Shia con orejas de conejo negras, una cola negra y cabello negro se estrelló contra el pilar central de hielo con un gran impacto.

El impacto pulverizó una parte del pilar de hielo dispersando fragmentos de hielo magníficamente por todas partes. Dentro de los brillantes fragmentos de hielo que reflejaban la luz, la Shia de negro, la falsificación de Shia, sostenía su hombro izquierdo, agachándose en el suelo mientras alzaba la cara. Había una sonrisa amarga que parecía decir “Me tienes” flotando en su rostro.

{Ajaja, no estas perturbada en lo absoluto, ¿eh? De hecho, debería ser una oscuridad que estás albergando, pero…}

“Eso es eso y esto es esto. Cómo mi familia fue expulsada, cómo muchos de ellos perdieron la vida, no importa cuánto haya pasado por alto, no importa cuán atormentada esté por la culpa, no importa cuánto trate de obtener el perdón, eso no cambia que soy la causa de todo ello, esas son cosas que tengo que asumir durante toda mi vida. Esa preocupación, esa resolución, la tengo desde hace mucho tiempo”.

{… Lo que es llamado oscuridad del corazón, es algo que hundirá a las personas al fondo de un pantano, incluso con todo eso, ¿sabes?}

La parte oscura que anida dentro de tu corazón no era algo de lo que alguien pudiera liberarse tan fácilmente. Por lo tanto, la falsificación de Shia solo podía reírse al ver cómo Shia era completamente inalterable, sin importar cuántas palabras negativas le hubiera susurrado desde el comienzo de la batalla.

“Tú eres yo, pero como era de esperar, no eres todo de mí. Entiendo que la voluntad del Gran Laberinto está incluida en ti. Si ese no fuera el caso, desde el principio ya deberías haber entendido que la yo actual no se verá sacudido por palabras de ese nivel”.

Shia tocó su hombro con {Doryukken} mientras enviaba una poderosa mirada a su falsificación que intentaba pararse con piernas temblorosas. En esos ojos, tal como la persona misma dijo, no hubo ni pizca de vacilación. Para la Shia actual, un ataque mental promedio ni siquiera le causaría picazón.

Ciertamente, fue a causa de ella que su familia fue expulsada del Mar de Árboles, y debido a eso, perdió a varios miembros de su familia. Para Shia, esa fue una pesadilla que no podía ser olvidada, una herida eterna del corazón. Pero ya no dejaría de moverse por ese tormento.

La razón fue simple. Debido a que el clan Haulia ya era fuerte, eligieron el camino que caminaran solos. Y porque a su lado, estaba sus queridos, su amante y su amiga.

Su familia, incluido su padre Carm, que se volvieron fuertes la despidieron. Hajime, a quien los Haulia le habían confiado a Shia, había aceptado a Shia desde el fondo de su corazón. Yue, que a veces era como su hermana mayor y a veces era como su mejor amiga, siempre permitía a Shia acurrucarse cerca de ella.

A ella, que había sido tan bendecida, el “caer” a su conveniencia era algo imperdonable, especialmente para Shia misma por sobre todos los demás. Había sido completamente ayudada. Todo este tiempo había sido protegida. Era imposible para ella doblar la rodilla solo por escuchar sus propios sentimientos. La Shia actual sentía que no iba a perder sin importar qué tipo de enemigo enfrentara.

{De hecho, no importa lo que diga, solo soy yo quien se debilita. Ya veo, esta prueba para “superarse a sí mismo”, ya la has completado desde hace mucho tiempo.}

“Así es como es. Mis personas importantes están esperando, así que… ¡Me abriré paso!”

{Fufuh, bien. El último ataque, ¡hazlo a tu gusto!}

Los Shia blanca y negra avanzaron con una fuerza que pulverizó el suelo, al mismo tiempo que atacaron mientras su compañero, el martillo de guerra, explotaba. Resonó el eco de las explosiones y el impacto entre ambas el cual era como si la atmosfera gritara. Los ataques que se desataron respectivamente con una gran oscilación mientras giraban una vez superaron la barrera del sonido.

Dos martillos de guerra chocaron directamente desde el frente, produciendo un rugido atronador, así como un impacto que pulverizó los alrededores. Se creó un cráter con Shia y su falsificación en el centro como si hubiera ocurrido una explosión.

Y entonces, la que salió volando fue… la Shia de negro.

El {Doryukken} negro que dejó su mano giraba en el aire. La Shia de negro salió volando haciendo un arco parabólico antes de empezar a parpadear y desaparecer sin esperar a golpear el suelo. Se estaba derritiendo en el aire comenzando desde sus piernas. Al final, cuando su cabeza desapareció, sus labios se aflojaron un poco.

En la zona cero, Shia, que todavía estaba en la postura tras balancear a {Doryukken}, soltó un “Fuu~” mientras exhalaba lentamente y relajó su cuerpo. Cerca, “Karan, koron” resonó el sonido de un cartucho cayendo al suelo.

“Me pregunto si todos los que ya se fueron pensarían orgullosamente de la actual yo…”

A la vez que mostraba una sonrisa irónica ante sus propias palabras que naturalmente se escapaban mientras miraba el techo, Shia retiro su {Doryukken}. Delante de la mirada de Shia, apareció un nuevo pasaje.

“Seguramente para Hajime-san y las demás, esta prueba no será un problema, pero… estoy preocupada por Shizuku-san y sus amigos”.

Mientras entraba en el nuevo pasaje a toda prisa, Shia pensó en Shizuku y sus amigos, cuyas condiciones fueron considerablemente desgastadas debido al laberinto, lo cual causo una expresión de preocupación en su rostro.

En realidad, ella nunca hubiera imaginado que Shizuku superaría el juicio y aumentaría su poder femenino.

Las orejas de conejo de Shia temblaban mientras trotaba por el pasillo cuando finalmente llegó a un callejón sin salida. Por un momento, Shia consideró si confundió el camino, pero su excelente capacidad de detección captó una presencia familiar al otro lado del muro, lo que la hizo reflexivamente hacer una cara alegre.

Manteniendo su trote, levantó a {Doryukken} para destruir la pared de hielo. Sin embargo, se creó una salida para ella. No había forma de que el pasaje por delante fuera un callejón sin salida. Allí se crearía automáticamente una entrada, lo cual era algo que podía imaginarse fácilmente, pero… su tendencia mental era pensar “¡Destruyamos el obstáculo de todos modos!” Quien fue el que la influyo a ser así queda a la imaginación de cada quien.

“¡RYAAAAAhuaa-to-to!”

{Doryukken} se balanceó para romper la pared de hielo y, como se esperaba, perdió su objetivo porque la pared de hielo desapareció automáticamente cuando Shia se acercó. Esto la hizo golpear el aire vacío. Shia tropezó por la fuerza centrífuga y voló a la nueva habitación, así como así.

“A, jajaja, supongo que así es como funciona si lo piensas. Entonces, se abrió… Yue-san no me vio, ¿verdad?”

Las mejillas de Shia se enrojecieron de vergüenza mientras su mirada deambulaba tímidamente preguntándose si Yue vio su fracaso. Sí, la presencia que Shia sintió era de Yue. Su tensión se elevó de la felicidad de poder reunirse con Yue rápidamente.

Al final, de hecho, había una Yue delante de su mirada. Al igual que con Shia, en el centro del enorme espacio había un gigantesco pilar de hielo cilíndrico, Yue estaba parada en silencio junto a él. Su espalda estaba frente a Shia, por lo que Shia no sabía qué expresión estaba haciendo Yue.

No había otra presencia además de la de Yue en los alrededores, Shia también podía ver otros dos pasajes distintos del que ella había salido, por lo que supuso que Yue ya había derrotado a su copia.

Shia sonrió con orgullo por el logro de Yue e iba a llamarla. Pero, entonces, Shia de repente notó cuán extrañamente harapiento estaba el estado de Yue.

Por supuesto, Yue tenía [Regeneración Automática], por lo que no tendría heridas físicas externas. Pero su ropa no estaba incluida como el objetivo de esa habilidad, por lo que era necesario usar [Magia de Restauración] para restaurarlas, pero… su ropa, aquí y allá, estaba rota, quemada o congelada.

Es decir que Yue recibió el ataque de su falsificación una y otra vez…

Shia abrió mucho los ojos. Incluso si fue Yue cuya forma de pelear fue abrumar al oponente con una presión aún mayor mientras era atacada, según la naturaleza de esta prueba, Shia pensó que Yue sería capaz de completarla ilesa.

Es más, aunque había derrotado a su falsificación, Yue no avanzó. Lejos de eso, ni siquiera reparó su ropa y se quedó de pie mientras pensaba profundamente en algo. Por cómo Yue miraba ligeramente hacia arriba sin la menor contracción, era posible que ni siquiera se hubiera dado cuenta de la entrada de Shia.

Hacia Yue, que estaba lejos con una atmósfera difícil de abordar, Shia dudó un poco. Respiró hondo y levantó una voz determinada.

“¡Yue-san!”

“… ¿Shia?”

Hacia esa brillante voz que reverberó en la habitación, por un instante, Yue salto de sorpresa antes de mirar por encima del hombro. Y luego, mirando la figura de la sonriente Shia allí, sus ojos miraron hacia abajo.

“Shia… ¿Las habitaciones están conectadas?”

“Si. Así es como parece. Despejé la prueba, pasé por el pasaje recién creado y llegué aquí. Yue-san, tú también has completado la tuya, ¿no?”

“… Nn. No hay problema”.

Shia solo confirmó su resultado sin mencionar el terrible estado de la ropa de Yue. Quizás finalmente notando su propio estado debido a eso, Yue usó [Magia de Restauración] mientras miraba un poco avergonzada a la ilesa Shia. En un instante, su ropa fue reparada.

Shia se sintió perdida dentro de su corazón. ¿Debería preguntarle si algo sucedió o no?

Obviamente, Yue estaba sacudida por las palabras de su falsificación. En la medida en que recibió daño excesivo, en la medida en que incluso olvidó arreglar su estado, en la medida en que no notó la llegada de Shia.

¿Solo que en el mundo le dijo? La apariencia de Yue era impensable por cómo era normalmente. Así de severas debieron ser las palabras que la falsificación le había dicho a Yue. Por esa razón, ¿qué tipo de palabras debería decirle Shia a la sacudida Yue?, ¿o debería acurrucarse cerca de Yue hasta que se calmara? Shia dudaba entre las dos opciones.

(Solo qué demonios… Yue-san no parecía particularmente afectada en el laberinto. No pensé que Yue-san pudiera ser sacudida al ser confrontada con respecto a la relación entre Hajime-san y nosotros. Supongo que la oscuridad del corazón de Yue-san podría ser la traición de trescientos años atrás… hmm, incluso eso parece que ya es demasiado viejo para el presente…)

Exactamente porque Yue era importante para ella, Shia seguía murmurando así en el interior de su corazón.

“… Shia, estoy bien. En lugar de eso, avancemos”.

“Yue-san… tienes razón. ¡Reunámonos rápidamente con Hajime-san y el resto!”

“… Nn. Quiero encontrar rápidamente a Hajime”.

“Fufu, ¡es correcto!”

Yue adivinó lo que Shia estaba pensando e hizo una sonrisa irónica mientras la urgía hacia el nuevo camino.

Obviamente, Yue no estaba “bien”. A pesar de eso, Shia no podía decir hábilmente ningunas palabras por el bien de Yue. Esto la deprimió hasta el punto de que sus orejas de conejo cayeron y parecían marchitas. Pero se animó pensando “cuando nos reunamos con Hajime-san seguramente lo lograremos de alguna manera”, y con un tono deliberadamente brillante estuvo de acuerdo con Yue.

Así, las dos caminaron por el nuevo pasaje una al lado de la otra.

“Me pregunto si todos podrán superar la prueba de forma segura. Creo que el nivel de dificultad es más bajo que el laberinto del bosque de árboles, pero… la condena aquí es única, ¿no?”

“… Nn, de hecho. Quizás sea imposible para alguien como el héroe (lol)”.

“¿No es así? Porque esta prueba es algo así como su enemigo natural…”

En el camino, las dos se animaron con conversaciones triviales. Yue estaba soltando despreocupadamente una evaluación aguda de Kouki, pero en general lo que estaba diciendo no estaba equivocado, por lo que Shia no podía decirle nada. Ciertamente, para Kouki, a quien le encantaba hacer una interpretación conveniente de las cosas, esta prueba que les obligaba a reconocer y aceptar lo que no les gusta era una prueba considerablemente difícil para él.

Aunque a pesar de que estaban hablando de Kouki como tema, dentro de sus corazones la preocupación por el héroe era inexistente. Era simplemente el flujo de su conversación, así como el apoyo de Shia a Yue, quien tendía a sumergirse en su propio corazón. De todos modos, en comparación con una de ellas estando callada, hablar así era la consideración de Shia para distraer el estado de ánimo.

Quizás Yue también notó la intención de Shia, ya que respondió a la charla con un aire sarcástico. Sin embargo, como era de esperar, después de un momento parecía que su mente se iba lejos a algún lugar. Sus ojos extrañamente perdían el foco, vagando como si estuvieran mirando a algo muy lejano.

En el fondo de la mente de Yue, las palabras de la falsificación con la que luchó hace poco fluían una vez más.

¿Quién fue el verdadero traidor?

¿Todavía no te acuerdas?

¿Sobre tus padres?

¿Qué, acaso lo olvidaste?

¿Estás tratando de no pensar en ello?

¿Estás huyendo?

¿Realmente estás pensando que puedes estar a su lado para siempre?

“…”

La falsificación se burlaba de ella. Seguía usando palabras que insinuaban algo sobre la tragedia de hace trescientos años.

Hace trescientos años… Yue era la heredera al trono del país del clan de los vampiros. Era un país pequeño, pero era un país tan poderoso que fue exaltado como un dios feroz.

La razón de eso fue la característica de la raza del clan de los vampiros. Por medio de la sangre, fortalecieron su cuerpo, magnificaron su poder mágico y alargaron su vida. No había otra raza con tal poder. El acto de chupar sangre también hizo que otros alberguen pensamientos de asombro.

La nacida del linaje real directo de tal país fue Yue. Se destacó con una belleza y poder mágico desbordante que hizo tuvieran expectativas de ella desde que era una bebé. Tenía el talento natural para absorber toda magia y conocimiento que le enseñaran. Desafortunadamente, no tenía talento en las artes marciales, pero la existencia de Yue estaba tan claramente por encima del resto que tal cosa podría decidirse como innecesaria.

Y luego, lo que garantizaba su estado eran las tramposas habilidades que se manifestaron a la edad de doce años. La manipulación directa de poder mágico y la capacidad de configurar los círculos mágicos por imaginación, y su característica [Regeneración Automática], esas eran habilidades terroríficas como las de los personajes que se registraron en la Era de los Dioses.

En ese momento, el número de países era tantos que no se podría comparar con la era actual, la guerra solo seguía intensificándose, pero Yue, que fue enviada al campo de batalla como potencial de guerra para su país, exhibió ampliamente su fuerza, pisoteando todo enemigo en el campo de batalla como si fuera un dios de la guerra

Como resultado, la fama y temor por Yue aumentaron, y a los diecisiete años ascendió al trono.

A los doce años, experimento el peligro y odio del campo de batalla, y solo cinco años después se convirtió en el pilar que apoyaba al país. Si se tratara de una chica normal, seguramente la aplastaría la presión y su mente colapsaría. Pero Yue era demasiado fuerte y sabia para ser aplastada por eso.

También contó con el apoyo de sus vasallos de confianza y su tío, que era el primer ministro. Después de eso, Yue dio su máximo y lo ofreció todo por el bien del país, protegió a su país durante toda la guerra. Creía que seguiría protegiéndolos así por siempre.

Hasta ese día, cuando su persona más confiable, su tío, junto con sus subordinados vinieron a matarla.

Dos años después de que Yue sucedió el trono, notó que se creó una extraña distancia entre ella y su tío. No, sinceramente hablando, su tío comenzó a evitar a Yue. Y sus subordinados también eran iguales.

Yue en ese momento estaba muy perpleja por la repentina distancia con su tío, con quien en cierto sentido incluso paso más tiempo que sus padres. Mientras se preocupaba si había cometido un error que disgustó a su tío, varias veces intentó crear una oportunidad para que los dos hablaran.

Sin embargo, en última instancia, la oportunidad de que ambos hablaran francamente entre sí no llego y para cuando se dio cuenta de la gran brecha formada entre los dos varios años más pasaron.

Además, sin ser notado por ella, el respeto de la gente hacia Yue se convirtió en simple terror hacia un monstruo. Malos rumores sobre Yue fluían sin pausa. Su gran servicio en el campo de batalla para proteger a su país irónicamente estimuló aún más esos rumores.

Las personas en las que más confiaba ya se habían alejado de Yue sin que quedara nadie. A cambio, el poder político de su tío aumentaba y la gente se reunía a su alrededor. Tal cosa sucedió en un grado antinatural.

Y entonces, llegó ese último día. El día del destino.

En el momento en que estaba dando la bienvenida a un enviado de otro país en la sala del trono, su tío, junto con sus subordinados completamente armados se apresuraron a entrar. Y entonces la mataron sin hablar. Esos ayudantes cercanos que eran de la facción del rey y la reina anteriores, sus espadas asesinas, sus intenciones asesinas, todas fueron dirigidas a Yue.

Mientras Yue estaba estupefacta, su cuerpo fue golpeado con ataques letales muchas veces. Su [Regeneración Automática] sanó instantáneamente sus heridas, pero aun así Yue estaba en la cúspide de la confusión, no, Yue estaba negando la realidad y ni siquiera intentó contraatacar. Entonces notó que había sido sellada con su cuerpo incapaz de moverse, y estaba en medio del transporte para ser encarcelada en ese abismo.

Mirándolo objetivamente, lo que sucedió solo pudo verse como su tío apuntando al trono del rey debido a su ambición lo que causó un golpe de estado. En realidad, la propia Yue se sometió a la realidad y llegó a pensar que su tío la traicionó durante sus trescientos años de encarcelamiento.

Pero, pero…

(… ¿Por qué… ese hombre no me mató?)

Es verdad. Esa extrañeza que Yue solo notó ahora mientras era burlada por su falsificación.

Ese día del destino. Yue no resistió la traición de su tío. Todo este tiempo, Yue estaba convencida de que su tío la selló impotente porque no podía matarla debido a la [Regeneración Automática]. Los trescientos años de absoluta oscuridad, y el abrumador aislamiento habían robado todo pensamiento de cualquier otra posibilidad.

Pero, [Regeneración Automática] no era absoluta. Dependía del poder mágico. Si su poder mágico se agotara, entonces no se regeneraría. Era posible matarla si era atacada continuamente hasta que se agotara su poder mágico. En realidad, Yue no resistió debido al shock extremo y al final, su poder mágico disminuyó considerablemente porque se regeneró demasiado.

Su tío debería haber matado a Yue.

(… Era fuerte. Estaba en un nivel superior al resto tanto en política como en capacidades de lucha. Para que un hombre así no poder matarme en ese lugar… era imposible).

En el fondo de la mente de Yue, el recuerdo de hace trescientos años resucitó vagamente. La verdad que fue empujada al más profundo recoveco de su mente dentro de la oscuridad volvía poco a poco en una imagen más clara.

(… Ese hombre no me mató, pero en su lugar me sello… ¿Por qué fue eso?)

Yue se sumergió en sus pensamientos y recorrió el camino de los recuerdos. Una voz nostálgica resonó en el fondo de su mente. Un tono de voz que era suave, pero pintado de tristeza y frustración, y también de la mayor culpa.

(Lo sie- aparte de esto, no hay otra fo- Algún día, segur-, aparecerá una persona en la que pu- conf-. Si es esa persona, seguramente te prot- sin falta d-… Hag- algo como esto, pe-… amo)

Pelo rubio exactamente igual al de ella. Ojos rojos. Cara con sobresalientes arrugas talladas por las adversidades. Para Yue, que tenía la mente difusa por el sello, así como el shock y el agotamiento mágico, no podía escuchar todo. Pero, una cosa que recordaba era la sensación de la mano acariciando amorosamente la mejilla de Yue que sobresalía del cubo que la sellaba.

Yue silenciosamente llevó su mano a su mejilla. De alguna manera creía que podía sentir el calor de esa época. Ese era un calor diferente al de Hajime. Si tuviera que expresarlo de alguna forma, era como lo que un padre dirigiría hacia su hija…

(… ¿Pensaba en ese hombre como un padre? Pero, eso es, mi verdadero Otou-sama y Okaa-sama eran…)

Para alguien que debería ser un traidor, que debería ser un odiado enemigo, un fragmento de su memoria contradecía sus expectativas. Buscó a sus verdaderos padres en lo profundo de sus vagos recuerdos.

Sin embargo, no importaba cuánto rebuscara en los estantes de su memoria, no salió ningún recuerdo apropiado. Pero en lugar de olvidarlos, era más como si no hubiera eventos duraderos con ellos que pudiera recordar incluso después de que pasaron trescientos años… así era como se sentía.

Por el contrario, tenía la sensación en sus recuerdos fragmentarios de sus padres, que de alguna manera se parecían mucho a la atmósfera de la gente del país que vio en el juicio de las Ruinas del Fondo del Mar Meljeene.

Se sintió como si un bloque de hielo se deslizara por la espalda de Yue. Aterradores escalofriantes asaltaron todo su cuerpo.

(… No me digas, Otou-sama y el resto fueron…)

Después de que comenzó a dudar, los recuerdos antinaturales siguieron brotando entre más rebuscaba

Basado en la memoria de Yue, las guerras en ese momento también fueron fuertemente influenciadas por la religión, sin excepción. Pero ella pensó que su país estaba relacionado de manera antinaturalmente delgada con tales cosas.

Incluso después de que Yue tomo el trono, cuando entró en contacto con los enviados religiosos, su tío la asistiría sin falta. En primer lugar, mientras la situación no fuera algo realmente importante, sería su tío el que se ocuparía de todo eso.

Su tío sabía mucho y era más sabio que nadie. Si se trataba de asuntos domésticos, si estaba en el campo de batalla, era un poderoso usuario de familiares que hacía uso de varios monstruos. Pero, ahora que lo pensaba, parecía que él estaba desviado del camino correcto como un vampiro.

Los dos padres de Yue la atesoraron y criaron como a una princesa, le darían todo lo que quisiera y le permitieran cualquier cosa que deseara hacer, pero ahora cuando miraba hacia atrás, en lugar de verlo como el amor de unos padres hacia su hija, sentía más como respeto en lugar de afecto por ella.

Más bien, fue su tío el que le dio amor como el de un padre.

Yue recordó de repente.

(… Ese hombre cuando comenzó a poner distancia conmigo… parecía realmente dolorido).

Su tío, un año después de que tomara el trono, fruncía constantemente el ceño por la angustia, era como si estuviera envejeciendo rápidamente. Ese cambio seguramente pasó desapercibido, excepto solo por las personas que eran extremadamente cercanas a él. Yue en ese momento también se sentía muy preocupada a la vez que sentía ansiedad y tristeza por su distanciamiento.

Su tío la traicionó por el bien de su ambición y la encarceló durante mucho tiempo dentro de la prisión de oscuridad. Yue creía eso, pero las palabras de su falsificación la sacudieron, un fragmento de su memoria resucitada le mostraba lentamente a Yue otra posibilidad.

Seguramente, mirándolo objetivamente, ser encarcelada en una oscuridad infinita se había fijado por completo en la memoria de Yue. Si no odiara a alguien, no arrojara su esperanza y se empapara de desesperación mientras pasaba su tiempo con apatía, su corazón no duraría. Por eso tomó firmemente el razonamiento que parecía más correcto como la verdad.

Pero…

(… ¿Confundí mi memoria?)

Por casualidad, puede haber algo diferente a la verdad. Yue quien comenzó a pensar eso, una vez más hizo una pregunta.

Esa fue… ¿por qué su tío tuvo que sellarla?

Al mismo tiempo, las palabras de su falsificación regresaron.

¿De verdad crees que puedes estar a su lado para siempre?

“…”

El terror corrió por el cuerpo de Yue. Reflexivamente, se abrazó con fuerza para reprimir su cuerpo que empezó a temblar.

Hajime fue la luz para Yue. Apareció destrozando la oscuridad, iluminándola, calentándola, una luz que le daba paz y felicidad. Perder eso, fue lo mismo que la muerte para Yue.

Pero, si, si resultaba que ella no podía quedarse a su lado…

“¡Yue-san!”

“¿¡!?, ¿Ah, Shia?”

Cuando se dio cuenta, Shia había agarrado los hombros de Yue y la miraba desde el frente con una mirada seria. ¿Cuánto se había sumergido en sus pensamientos? Cuando se dio cuenta, el final del camino era visible detrás de Shia que la estaba mirando, parecía que habían recorrido todo el pasaje.

Shia liberó su mano de los hombros distraídos de Yue. Esta vez, agarró las dos manos de Yue con fuerza. Juntó esas manos contra su pecho para transmitirle su existencia y calidez a Yue incluso por un poco más.

“Por favor habla, Yue-san. ¿Qué te dijeron?”

“Eso es…”

Shia tiró su vacilación mirando la condición anormal de Yue y preguntó directamente. Pensó que no debía esperar más para tratar con Yue porque no había más tiempo para una cuidadosa consideración.

Shia la observaba desde muy cerca como para mirar dentro de Yue, que hablaba de manera ambigua. Al mirar el rostro decidido de Shia, Yue sintió que no podía evitar esta conversación y suspiró profundamente.

“… Lo siento Shia. Yo misma todavía no he resuelto esto”.

“¿No puedes hablar de eso?”

“… Nn. Me contaron varias cosas sobre el pasado… mis sentimientos hacia Hajime y Shia no se sacudieron en absoluto, por lo que no hubo ningún problema con el juicio, pero… a partir de eso, podría haber un error en lo que recuerda mi memoria. Quiero resolverlo, así que espera un poco”.

“Es así…”

Shia no parecía que pudiera aceptarlo. Sus manos estaban agarrando las manos de Yue con fuerza y ​​no se soltaron en lo absoluto.

Pensando en el pasado, Shia realmente había llegado lejos y se había vuelto fuerte, Yue secretamente sonrió al respecto. Y entonces consideró mientras miraba sus manos agarradas.

Aunque era solo una coneja lamentable que únicamente podía huir y aferrarse a otro, trabajó desesperadamente duro, los siguió con todo y, antes de que se dieran cuenta, se había vuelto así, en alguien que podía protegerlos. Incluso hizo que el obstinado Hajime se rindiera. Quizás ya ni siquiera podía llamarla su hermana menor. Ahora era una mujer espléndida.

Quizás por eso… las palabras que brotaron de sus malas premoniciones se filtraron de la boca de Yue.

“… Shia”.

“¿Si?, ¿Qué pasa, Yue-san?”

“… Sí, sí, me pasa algo, por favor cuida a Hajime”.

“…”

Esas palabras fueron confiadas a una persona amada, con una mirada seria. Para Yue, esas palabras fueron las mejores y más altas palabras de confianza.

Pero, Shia a quien se le confiaron esas palabras…

¡¡PAN-!!

“¿¡!?”

Le devolvió una cachetada.

No se hizo con reforzamiento corporal, pero, aun así, fue una bofetada seria sin piedad o contenerse nada. Los ojos de Yue, cuya cabeza se giró de la bofetada, se abrieron. Le devolvió la mirada a Shia, allí, encontró unos ojos ardientes de rabia que nunca había presenciado hasta ahora.

“… ¿Estás bromeando?”

Su voz también contenía ira que nunca había escuchado hasta ahora. El cuerpo de Shia estaba temblando, seguramente por los desbordantes sentimientos que actualmente reprimía. Incluso su atmósfera, era como el magma abrasador que experimentó en la Montaña Volcánica Guryuuen.

Era la seria furia de Shia. Esa gran presión y rabia hizo que Yue se pusiera rígida por un momento.

Inmediatamente abrió la boca para dar una excusa.

“T, Te equivocas… yo, si es Shia…”

“¿Entonces no es una broma?”

Shia confirmó con un tono abrasador mientras retrocedía un paso de Yue. Luego abruptamente levanto a {Doryukken}. Miró a la atónita Yue con ojos peligrosamente entrecerrados. Y entonces, Shia abrió la boca con una voz baja aún más abrasadora.

“No sé qué te dijeron, pero realmente te convertiste en una patética cobarde, ¿no? Esa patética cara, la pondré en forma junto con tus agallas.

“… ¿Sh, Shia?, ¿Qu-?”

Hacia Shia, que estaba liberando una ira tremenda, Yue intentó decirle que se calmara. En ese momento, un ataque de {Doryukken} sin una sola pizca de piedad fue lanzado hacia ella.

Yue apenas retrocedió para esquivar el barrido horizontal. {Doryukken} pasó y golpeó la pared de hielo a un lado sin detenerse, pulverizándola con un rugido atronador. Aunque la pared de hielo comenzó a regenerarse de inmediato, el cráter que se creó instantáneamente mostró la seriedad de Shia.

“… Shia. Esta broma ha ido demasiado lejos”.

“¿Broma?, ¿Sigues diciendo algo así de cobarde después de que haya llegado a este punto? Si no entiendes, entonces lo diré claramente, estoy hablando en serio. Si no retiras tu declaración de broma anterior… sí, yo, destrozaré seriamente a Yue-san”.

“… Shia, estoy hablando en ser-”

“¡VUELA LEJOS!, ¡SHAORAAAAAA!”

“¿¡!?”

El {Doryukken} de Shia se balanceó ferozmente una vez más. La velocidad de la oscilación superó la barrera del sonido y generó una membrana de aire blanca, justo después de eso, “PAN”, un sonido explosivo resonó. Y entonces, la pared de hielo del pasaje que fue golpeada se pulverizó en fragmentos muy pequeños con un solo ataque.

Yue evadió desesperadamente ese ataque en el estrecho pasaje con pocos lugares para esquivar. Pero, en primer lugar, el combate a corta distancia no era su especialidad. Shia ya la había superado y se especializó en ese aspecto. Estaba claro que sería acorralada de inmediato.

Yue pensó que primero tenía que contener y calmar a Shia. Se resolvió y se mantuvo firme en la tormenta. En un momento, el martillo de guerra cayó hacia abajo con un tremendo impulso desde arriba. Eso rozó el hombro derecho de Yue y pulverizó su hueso del hombro solo con eso.

Incluso mientras se tambaleaba por el dolor y el impacto, Yue dejó ese tipo de herida en su [Regeneración Automática], invocó [Cielos Agitados] y pego el {Doryukken} al suelo. Al mismo tiempo, invocó [Ataúd de Hielo] y saltó sobre la Shia inclinada hacia adelante.

Mientras se daba la vuelta, el hielo subía visiblemente rápido por debajo del pie de Shia. Como de costumbre, el [Ataúd de Hielo] de Yue estaba tratando de encerrarla dentro del hielo.

Pero, para la Shia actual, no había forma de que una magia de ese nivel pudiera detenerla.

“¡Eso es ingenuo, Yue-san!”

{Doryukken} debería ser difícil de mover con la compresión de [Cielos Agitados], incluso si se pudiera mover, el hielo se aferraba demasiado a su cuerpo como para que pudiera romperlo con {Doryukken}… Yue pensó eso, pero Shia repentinamente levantó una de sus manos y golpeó el suelo.

Al instante un “¡¡DON- !!” de ondas de choque se generó mientras el hielo circundante voló con Shia como el centro. Esparció el hielo aferrado a su cuerpo al generar un impacto con su puño.

Además, sin detenerse, levantó a {Doryukken} con todas sus fuerzas, cambiándolo al modo disparo y apretando el gatillo sin demora.

Una bala salió volando junto con un estallido. ¿Una bala explosiva en un pasaje estrecho y recto? Naturalmente, era inútil tratar de esquivarlo y Yue desató un muro protector. Apuntando a eso, esta vez Shia disparó las balas rápidamente. Dentro del pasaje, el poder mágico se agitó a medida que el tenue color azul se extendía en muchas capas y el gran impacto seguía rampante.

“… ¡Shia! Deja de jugar”.

“Esa es mi línea, Yue-san. ¿¡Has venido a reflexionar un poco sobre ti misma para retirar tu declaración!?

“… ¿Por qué?”

“¿Por qué?, ¿Realmente no lo entiendes?”

“…”

La pared protectora estaba agrietada debido al impacto de las balas explosivas. Naturalmente, Yue la reparaba de inmediato, pero no pudo moverse debido al fuego extremadamente rápido.

Yue miró a Shia a través de la pared protectora. Estaba mirándola mientras fruncía el ceño tristemente, preguntándose por qué Shia estaba tan enojada con la prueba de confianza que le dio.

Pero, ¿delante de su mirada? La expresión de Shia, que estaba apretando el gatillo del modo disparo de {Doryukken}, era aún más triste que la de Yue, incluso ahora parecía que iba a llorar. Todavía había furia desbordándose, pero obviamente estaba herida por las palabras de Yue.

“Dijiste que me lo confiaste, eso significa que el futuro por delante será sin Yue-san, ¿no es así?”

“… Shia”.

“Algo así, un futuro así… ¿crees que lo aceptaré?, ¿¡Crees que lo voy a permitir felizmente!?, ¿¡Crees que honestamente diré [sí] al escuchar eso!?”

La razón por la que Shia estaba enojada era, en otras palabras, algo así. Sonaba bien si se llamaba confianza, ciertamente era la mayor confianza que Yue podía mostrar, pero para el lado receptor era algo intolerable.

Eso fue natural. Shia amaba a Yue. Una confianza con el supuesto de que Yue, a quien amaba, no estaría allí, no era algo que pudiera aceptar con una sonrisa mientras decía “Sí, está bien”.

Después de que Shia disparó la última bala de {Doryukken}, dio un paso adelante con una fuerza que pulverizó el suelo. Yue, cuyos ojos se abrieron al darse cuenta de las palabras de Shia, por un momento, desvió su conciencia de controlar su magia.

Esa fue una apertura fatal frente a la actual Shia. El peso de {Doryukken} se incrementó hasta dos toneladas en un golpe sin piedad.

“¡Guh!”

La pared protectora fue pulverizada, una onda de choque junto con un fuerte viento atacó a Yue. Salió magníficamente volando.

En ese intervalo, Shia recargó instantáneamente las balas de {Doryukken}. Y entonces Yue voló hasta el final del callejón sin salida. En el momento en que se abrió la entrada a la habitación detrás de ella, las balas explosivas estallaron una vez más.

“¡[Tierra Sagrada]!”

Una vez más, Yue desplegó una pared protectora esta vez con forma esférica mientras volaba a la habitación y recibía el impacto.

Desde el interior de la explosión de llamas que envolvió la entrada del pasillo, Shia saltó a la habitación con sus orejas de conejo aleteando.

Por delante de ellas estaba…

“¿¡Fue!?”

{¿¡Qu, Qué!?}

Las figuras de Kaori y una falsificación gris con la apariencia de Nointo se pusieron rígidas en su postura mientras sus espadas gemelas chocaban entre sí.

“¡Ahora, Yue-san!, ¡¡Si no quieres que te destroce, por favor, discúlpate ahora mismo!!”

Shia señaló con un chasquido a Yue con su {Doryukken}.

… Parecía que planeaba ignorar a Kaori por completo.


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s