espada

Espada del Amanecer — Capítulo 107


Capítulo 107 – Jenni Perot

 

EZ: 2/5


Jenni Perot, la Maestra de Runas de cuarto grado que vino de la capital real estaba en su habitación y arreglando su muy escaso equipaje.

 

La mayoría de las cosas eran herramientas para el dibujo de runas o para tallar círculos mágicos: herramientas como varillas para pintar a prueba de corrosión, hojas de tallar recubiertas de polvo de adamantita, raspadores en forma de cuña y pinceles de varios tamaños. Aparte de eso, serían esos libros y notas los que se guardaban cuidadosamente durante muchos años.

 

Cuando dejó la torre de mago, sólo se le permitió traer estas cosas. En cuanto a lo demás, sólo tenía dos juegos de ropa.

 

Pero Jenni Perot las arregló seriamente antes de poner sus lamentables objetos personales en la mesa de estudio, el armario y el estante junto a la cama. Cuando terminó de desempacar, se sentó en la silla del centro de la habitación y observó en silencio esta cabaña de madera que sólo podía describirse como simple y burda.

 

Como la profesional de más alto nivel en el equipo de 100 personas, se le prestó una atención extra: Una casa individual. Aunque era una simple y burda cabaña de madera y no podía ser comparada con la torre de mago, Jenni sabía que esta era una de las pocas buenas casas de este campamento. Entre el equipo, sólo los artesanos oficiales y el otro mago estaban calificados para tener una casa individual. Además, ella tenía la casa más grande de todas, así que ya estaba muy satisfecha.

 

Después de todo, incluso en la torre de mago de su mentor, sólo dormiría en la cama del piso de la chatarrería. Aparte de las paredes construidas con piedras, esa vivienda no era realmente mejor que este lugar.

 

No, este lugar era mejor ya que esta cabaña de madera le pertenecía a ella, y no tendría que preocuparse constantemente de que su mentor le pidiera que probara drogas mágicas o círculos mágicos.

 

Jenni observó todo en silencio antes de bajar la cabeza para mirar sus manos mientras contemplaba sus días futuros.

 

Estaba muy clara de su posición complicada(inapropiada). Era la profesional de nivel intermedio más alto del equipo, pero en realidad, sólo era una aprendiz de maga. Maestra de Runas era un trabajo ‘artesanal’, y si se eliminaba la habilidad de castear y de detectar la magia, no era muy diferente de aquellos carpinteros y canteros. En realidad, según la costumbre de los magos, el arcanista de segundo grado del equipo debería ser el de mayor estatus. Por lo tanto, era muy obvio que… ella era sólo una profesional intermedia para llenar los números.

 

Al mismo tiempo, tenía muy claro que el legendario duque de hace 700 años podía ver esto de un solo vistazo.

 

Ella era una persona tan inapropiada, pero él todavía tenía que tratarla seriamente de acuerdo a las reglas. Incluso se le proporcionó una vivienda individual. ¿Cuánto tiempo podría durar una situación así?

 

Probablemente duraría hasta el momento en que el duque creyera que ha dado suficiente cara al rey. O hasta que alguien en el territorio planteara una objeción.

 

Pero entonces, lo único que le garantizaría la calificación para estar en esta tierra sería su artesanía.

 

Después de todo, el campamento estaba en su fase de construcción, y había muchas cosas que se requerían para construirlo — ya sea la producción de herramientas mágicas o el procesamiento de runas. Madam Heidi no podía hacer todo personalmente; por lo tanto, un maestro de runas como ella sería útil. Si pudiera completar sus tareas bien, podría recibir la aprobación de la madam. Jenni no se atrevió a tener expectativas muy altas y estaría perfectamente satisfecha si pudiera tener un espacio en este lugar.

 

En ese momento, el ruido de los golpes interrumpió los pensamientos de Jenni.

 

Miró hacia la puerta con sorpresa y ansiedad mientras adivinaba quién la buscaría en este momento. Pero no dejó de moverse sólo por esto mientras se levanto y se dirigía a la puerta pensando: ‘No importa quién está fuera de la puerta. No debo ofender a esa persona’.

 

Después de abrir la puerta, la persona que estaba de pie fuera de esta hizo que su respiración se ralentizara a medio ritmo.

 

Era una figura alta con cabello corto marrón y ojos abstrusos. Era el Lord de esta tierra, el Duque Gawain Cecil de hace 700 años, que revivió. Junto a la alta figura estaba la elegante y hermosa Madam Heidi que llevaba un vestido largo rojo.

 

El Lord feudal y la supervisora en jefe vinieron a visitarla personalmente, lo que hizo que Jenni se sintiera perdida. No pudo contener su salvaje imaginación de antes y empezó a preocuparse. ¿Podría este Lord feudal sentir ya que me estaba dando un trato excesivamente preferencial?

 

Mientras Jenni estaba en estado de asombro, Gawain estaba evaluando a la joven frente a él y no pudo evitar echar dos miradas más. Esta Maestra de Runas que vino de la capital real no debería tener más de veinte años todavía. Es alta pero delgada, y se siente como si estuviera débil debido a una enfermedad. Tiene cabello largo plateado, pero debido a la falta de atención a su cebello, parece seco y está hecho un desastre. Su cabello cuelga a ambos lados de sus mejillas, y en su mejilla izquierda, hay un lugar donde su cabello no alcanza a cubrir, donde hay una gran y fea cicatriz.

 

Esa cicatriz fue la razón por la que Gawain le dio dos miradas más.

 

La cicatriz afectó completamente la apariencia de esta joven que originalmente se habría considerado delicada y bonita. La cicatriz no sólo cubría un tercio del lado izquierdo de su rostro, sino que se extendía a lo largo de su cuello. Debido a la obstrucción de la ropa, Gawain no sabía cuánta superficie cubría esta cicatriz, que parecía una herida de quemadura. Pero adivinó que la cicatriz debía ser debida a algún tipo de horrible accidente.

 

Pronto se dio cuenta de que no era apropiado mirar fijamente a una joven e inmediatamente retiró su mirada antes de preguntar: “¿Por qué? ¿No nos va a invitar a entrar?”

 

Jenni finalmente volvió a sus sentidos y se hizo a un lado sin ayuda antes de preguntar cautelosamente con una suave voz, “Duque… Duque, ¿qué instrucciones tienes para visitarme per—personalmente?”

 

“Sólo estoy aquí para echar un vistazo”. Gawain entró en la cabaña de madera junto con Heidi y miró casualmente a su alrededor. ‘La casa no es grande. El dormitorio y la sala de estar están completamente conectados. Todo el amueblado de este lugar puede ser visto de un solo vistazo.’ Gawain pudo ver esos simples muebles que fueron hechos por los carpinteros del territorio pero no pudo ver ningún rastro de artículos personales. Inmediatamente fue capaz de determinar que Jenni Perot estaba en una situación desesperada en la capital real, tal como lo adivinó.

 

“¿Cómo estás? Te has estado adaptando a este campamento durante dos días. ¿Está satisfecha con la vida aquí?”

 

Jenni no podía saber por qué el Lord feudal y la supervisora en jefe visitaron su simple y burda casa. No podía preguntar por sí misma y no tenía más remedio que prepararse y responder a la pregunta de Gawain, “Muy satisfecha. Para ser honesta, es mucho mejor de lo que imaginaba.”

 

Mientras siguió hablando, movio dos sillas para que el Lord feudal y la supervisora en jefe pudieran sentarse mientras ella permanecía de pie a un lado. Sólo había dos sillas en este lugar.

 

“¿Imaginabas?” Gawain miró a Jenni con curiosidad y le preguntó: “¿Qué es lo que imaginaste?”

 

Jenni escuchó esta pregunta y pensó que había dicho algo malo, pero tuvo que responder: “Al principio… pensé que este lugar sería más duro. Escuché que este campamento sólo empezó a construirse hace más de un mes y no tiene suficiente mano de obra. No pensé que habría tantas casas ya construidas. También está el muelle para recibir los suministros de Ciudad Tanzan…”

 

“Esto es el trabajo duro de todos.” Gawain sonrió y dijo: “Para ser honestos, esto todavía no se considera rápido. He sido testigo de la construcción de una ciudad entera en un solo mes.”

 

‘Eso es en la Tierra donde hay cemento disponible…’ Gawain pensó en silencio eso en su corazón.

 

Jenni se sorprendió por el comentario casual de Gawain, pero inmediatamente usó su propio método de comprensión y dije: “Ahh, está hablando del Imperio Gondor de hace setecientos años, ¿verdad?”

 

“Casi el mismo significado”. Gawain contestó a medias antes de mirar esta simple y burda casa. “Mm, el campamento sólo puede proporcionar tales condiciones de vida ahora. Pero no te preocupes, la construcción de un patio de hornos* de ladrillos ya ha comenzado. Cuando haya suficientes ladrillos y tejas, haré que los habitantes del territorio se muden a casas de ladrillo.” (EZ: acá una algo así como un término para ‘fabricas’ o algo parecido de hornos de ladrillos, en inglés es; ‘brick-kiln yard’)

 

Jenni: “…¿Ha?”

 

Desde el principio, ella esperaba que Gawain mencionara el problema del ‘trato excesivamente preferencial’, pero después de esperar mucho tiempo, el tema se desvió hasta que fue todo lo contrario. No pudo evitar sospechar que esta antigua figura planeaba las operaciones de este campamento usando los estándares del Imperio Gondor. Pero inmediatamente recordó que… En ese entonces, Gawain Cecil también desarrolló un territorio desde cero y construyó el Reino Anzu junto con el difunto (primer) rey. Era un veterano con experiencia en este aspecto y no haría análisis imprudentes…

 

La confundida Maestra de Runas comenzó a analizar con su salvaje imaginación.

 

Pero Gawain no sabía lo que esta maestra de runas llamada Jenni estaba pensando en su mente. Sólo quería usar algunas afirmaciones casuales para establecer el estado de ánimo, pero viendo que no tuvo éxito, simplemente cambió el tema. “Estamos aquí hoy principalmente para entender los arreglos de tu vivienda y para entender qué tipo de requerimientos necesitarían nuestros huéspedes de lejos. Y también para entender un poco sobre ti.”

 

“¿Entender sobre… mi?” Jenni se señaló a sí misma mientras se sentía atónita y preguntó: “¿A qué aspecto se refiere?”

 

Heidi sacó un trozo de papel y lo empujó frente a ella. “Preguntaré sin rodeos. Hemos visto su información. Eres una Maestra de Runas de cuarto grado pero tu grado de maga… ¿es el de una aprendiz?”

 

El corazón de Jenni palpitaba.

 

Como era de esperarse, lo que se suponía que iba a llegar, finalmente llego.

 

El estatus de una Maestra de Runas de cuarto grado no le iba a traer ninguna gloria. Era su grado de aprendiz de mago lo que era lo verdadero. Esta drástica diferencia en las calificaciones no indicaba talento; era sólo para que la gente la asociara con ‘fenómenos’.

 

¿Qué es peor? Una aprendiz de maga que llenaba números de profesionales intermedios en el equipo. ¿Qué iba a pensar este duque fundador de hace 700 años? De acuerdo con el pensamiento de los nobles normales, él definitivamente vería esto como una especie de engaño y humillación. Era posible que él también se enfureciera, pero no descargaría su ira en el rey; por lo tanto, sólo podía descargar su ira en ella, que era una ‘falsa’.

 

La Maestra de Runas de la capital real se inclinó profundamente y usó el tono más humilde y aterrado para buscar perdón. “Lo siento, Duque y Madam Heidi. No tenía la intención de engañarlos. Estoy dispuesta a aceptar el castig—”

 

Pero Gawain la interrumpió de pronto: “¿Cómo lo hiciste?”

 

Mientras Jenni hizo todo lo posible por ordenar sus palabras para apagar la ‘ira de este noble’ en su imaginación, no esperaba que Gawain estuviera tranquilo y hubiera hecho una pregunta de repente. Como resultado, estaba aturdida.

 

Gawain pensó que Jenni no oyó su pregunta con claridad; por lo tanto, el repitió la pregunta. “¿Cómo terminaste la práctica fundamental de una maestra de runas como aprendiz de maga? ¿Eres capaz de sentir la magia de las runas complejas? ¿Eres capaz de llevar a cabo ‘afinaciones mágicas’ en las runas?”

 

Los Maestros de Runas eran de hecho ‘artesanos’. A los ojos de los magos profesionales, su trabajo no era diferente al de los albañiles, pero Gawain sabía claramente que existía una diferencia y que era muy grande.

 

Los Maestros de Runas no sólo dibujaban círculos mágicos según los planos. Era necesario que hicieran alteraciones y ajustes en la posición de las runas. También tenían que ser capaces de llevar a cabo pruebas de afinación en esas runas inciertas, y para hacer esas cosas, tenían que ser capaces de sentir las runas complejas y llevar a cabo ‘afinaciones mágicas’ después de ajustar las runas.

 

¡Esto era algo que sólo los magos de primer grado podían hacer!


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s