Arifureta — Capítulo 144


Bonus salvaje ha aparecido, ¿que hacer?

■ Sorprenderse

■ Disfrutar y leer

■ Disfrutar, leer y dar like

■ Disfrutar, leer, dar like y comentar 🡸

Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


Los Verdaderos Sentimientos de Shizuku

El feroz sonido de hojas chocando resonó en el gran espacio donde un enorme pilar de hielo circular se alzaba en el centro.

“¡HAAAAAAH!”

{Oh, tu esgrima está caótica de nuevo, ¿sabes?}

Junto con el grito de guerra lleno de espíritu, desenvaino su espada con una velocidad divina. Varias líneas negras atravesaron el aire en un instante, pero ninguno de esos agudos destellos de espada alcanzó al oponente.

En cambio, el oponente que se burló de su esgrima casi la golpeó en la frente con una estocada zigzagueante. De alguna manera lo evitó torciendo la cabeza, pero recibió un corte superficial en la sien.

“¡[Perforador de Niebla]!”

La estocada que casi la golpeó antes era una de las técnicas propias de los Yaegashi. Por lo tanto, Shizuku entendió mejor que nadie que la estocada consistía en tres etapas. Su sien estaba cortada, y era difícil evadir con su postura ligeramente caótica.

Antes de que el cercano destello de la segunda estocada pudiera desgarrarla, Shizuku empujó su vaina al suelo y dispersó la onda expansiva. Los fragmentos de hielo del destrozado suelo se convirtieron en perdigones improvisados ​​y de alguna manera escapó de su alcance.

{Es genial que tengas el regalo de él, ¿no? Si no tuvieras eso, habrías muerto contra mí desde hace tiempo, ¿no?}

“Haa haa…”

Contra la Shizuku de blanco que estaba enfundando su katana blanca mientras la molestaba, la Shizuku con cola de caballo negra permaneció en silencio mientras sus hombros se agitaban.

Actualmente, Shizuku estaba luchando contra su falsificación al igual que Hajime.

La falsificación que enfrentó era diferente a la de Hajime en que era realmente blanca. Cabello blanco en una cola de caballo y piel que era blanca como porcelana. Su espada y su ropa también eran todas blancas. Sus penetrantes ojos negros rojizos eran muy llamativos.

Esa Shizuku de blanco abrió la boca mientras mostraba una expresión sarcástica y mostraba una amplia sonrisa que era inimaginable proviniera de la Shizuku habitual. Había sido así desde hace un tiempo. El contenido de su discurso fue, naturalmente, la exposición de las emociones negativas de Shizuku.

{¿Te duele?, ¿Es doloroso?, ¿Da miedo?, ¿Quieres llorar? No necesitas esconderlo, ¿sabes? Soy tú, así que entiendo todo. Sí, todo.}

Habían pasado quince minutos desde que comenzó la batalla. Durante ese tiempo, la espada de Shizuku no golpeó ni una vez. La Shizuku de blanco todavía se veía igual de limpia.

Por el contrario, aunque apenas evadió una herida mortal en este momento, Shizuku tenía cortes superficiales por todo su cuerpo. Estaba empapada de sudor y sangre. Incluso ahora, la sangre que fluía de su sien y mejilla goteaba gota a gota desde su esbelta barbilla.

{En realidad, no quería hacer algo como aprender esgrima. En lugar de usar ropa japonesa o un uniforme de dojo, quería usar ropa occidental linda y con volantes. En lugar de llevar una espada de bambú, las muñecas y accesorios brillantes son mucho mejores.}

“… Cállate”.

La primera vez que Shizuku fue guiada por su abuelo para que blandiera una espada de bambú fue cuando tenía cuatro años. Su abuelo era el jefe de la familia Yaegashi y heredero del antiguo estilo de espada, el estilo Yaegashi. Seguramente, hizo que Shizuku balanceara la espada de bambú solo por diversión. Pero, de todas las cosas que podrían suceder, Shizuku, de cuatro años, mostró un atisbo de su talento.

El abuelo que se dio cuenta de que su linda nieta heredó un talento para la esgrima perdió su amargado aspecto habitual. Incluso ahora, Shizuku recordaba claramente lo feliz que era la sonrisa de su abuelo.

Desde ese día, el arte de la espada y la práctica de kendo se convirtieron en parte de la vida de Shizuku. Su abuelo, su padre y todos en el dojo también, todos elogiaron lo increíble que era…

Pero en realidad…

{Esa vez cuando Kouki entró al dojo, pensé que finalmente había llegado un príncipe. “Yo protegeré a Shizuku-chan”, creo. Soñé con un chico genial que me diría eso como en una historia de un manga o algún cuento de hadas. Si es él, entonces él puede hacerme una niña. El me protegerá. El me consentirá. Estaba pensando eso. Pero, ¿ya ves el resultado?}

“Cállate”.

Mientras apretaba los dientes con fuerza, la figura de Shizuku se volvió borrosa con [Sin Tempo], avanzo con una velocidad divina y desenvainó su espada. Un destello rompió el espacio, [Destello Fulminante] atravesó el espacio mismo para bisecar a la Shizuku de blanco, pero una mancha blanca trazó exactamente la misma trayectoria y neutralizó perfectamente su ataque.

Sin darse por vencida, Shizuku desató aún más tajos, pero todo fue evadido o bloqueado, y su oponente no perdió las oportunidades para aumentar las heridas de Shizuku.

{Lo que provocó Kouki fueron solo celos hacia ti. ¿No es así? Kouki rebosaba de un sentido de justicia y amabilidad desde la escuela primaria. Hizo todo hábilmente y se convirtió en el objetivo de todas las chicas. Tú que balanceabas una espada de bambú a pesar de que ser mujer, con tu cabello corto, tu ropa simple, e incapacidad para hablar sobre temas femeninos, al estar al lado de tal Kouki, las chicas no pudieron tolerarlo. Sí, sí, incluso ahora recuerdo esas palabras. Las palabras que me dijo una de las chicas a las que les gustaba Kouki. “¿Eres una chica?” dijo. Eso fue impactante, ¿verdad?}

“¡Solo cierra la boca!”

El amargo recuerdo de la escuela primaria revivió del fondo del cerebro de Shizuku. En ese período, su cabello fue cortado para practicar la espada. Mucha de su ropa también era simple. Ciertamente se resaltó su belleza sobre la ternura femenina de una niña.

Con tal Shizuku, no había forma de que las chicas se quedaran calladas si estaba junto con Kouki, que era popular desde que era estudiante de primaria. Shizuku recibió los celos de otras niñas que no conocían la misericordia y moderación debido a su corta edad. Incluso entre eso, esas palabras eran algo que no podía olvidar incluso ahora. Dejando de lado su apariencia externa y su habilidad con la espada, el interior de Shizuku era exactamente el de una niña. Para tal Shizuku, esas palabras fueron una gran conmoción.

Una vez, ella había pedido ayuda a Kouki. Pero, en ese momento, ya estaba decidido lo que Kouki diría. Él decía: “Seguramente, no querían decirlo con mala voluntad”, “Todas son buenas niñas, ¿sabes?”, “Entenderán si les hablas”, etc, etc. Exactamente con esas palabras, Kouki habló con las chicas sobre su actitud hacia Shizuku. No hace falta decir que el duro trato hacia Shizuku se hizo más fuerte. Es más, lo ocultaban para que Kouki no se diera cuenta de que tales cosas sucedieron cada vez más.

Incluso cuando Shizuku consultó a Kouki, la respuesta de este fue solo una sonrisa preocupada. Antes de que se diera cuenta, Shizuku dejó de depender de Kouki.

Tal vida continuó durante su período de escuela primaria. Si no conociera a Kaori, quien se quedó a su lado cuando ingresó a la escuela secundaria, tal vez su corazón se hubiera roto y hubiera abandonado todo.

{Aunque en realidad lo odiaba, daba miedo traicionar las expectativas de mi familia y no podía dejar de aprender esgrima. A pesar de que Kouki fue la causa, no pude distanciarme de mi amigo de la infancia quien no tenía ni una pizca de mala voluntad debido a mi culpa… en verdad, eres una chica indecisa.}

“¿¡Tal cosa-!?”

La espada de la Shizuku de blanco cortó su gravedad usando [Destello Gravitacional] y le causo que momentáneamente Shizuku estuviera suspendida en el aire por su ingravidez. En ese momento, la vaina que sostenía la Shizuku de blanco se balanceo horizontalmente. Junto con eso, [Golpe de Choque] también fue invocado. Ondas blancas de poder mágico se esparcieron. Un impacto con el dolor suficiente para casi volar la conciencia de Shizuku atacó su expuesto lado indefenso. Su cuerpo fue mandado a volar muy lejos.

Shizuku rebotó varias veces en el suelo antes de detenerse de alguna manera mientras se deslizaba.

“Gohoh, gehoh”.

La sangre se escupía en salpicaduras cuando tosía. Sintió un intenso dolor en las costillas. Obviamente, dos o tres huesos se habían roto. Parecía que el impacto hirió sus órganos internos. De una forma u otra, mantuvo su conciencia que se iba al más allá.

Unos pasos ligeros resonaron hacia Shizuku, quien no pudo ponerse de pie de inmediato. Era como una cuenta regresiva que le notificaba que se acercaba la muerte. La impaciencia se mostraba en la expresión de Shizuku mientras luchaba por ponerse de pie desesperadamente.

La Shizuku de blanco le susurró dulcemente a esa angustiada Shizuku con un tono amable, con la boca abierta como la luna creciente. Era como un demonio.

{Está bien incluso si ya no te pones de pie, ¿sabes? Alguien más despejara este laberinto incluso sin que sufras así. Si haces eso, puedes irte a casa. Está bien. Incluso si te rindes aquí, no te quitaré la vida. Si duermes así, para cuando te despiertes, todo habrá terminado.}

“Que, estas…”

{Solo estoy dándote una opción… Por supuesto, si no te rindes, te mataré. Te partiré sin piedad.}

La amplia sonrisa de la Shizuku de blanco podría hacer que alguien temblara de miedo. La hoja blanca desenfundada en su mano estaba pegajosa con la prueba de cómo había cortado a Shizuku. La sangre que goteaba a través de ella parecía fluir a través de la blanca nieve. Desde la punta que apuntaba a Shizuku para mostrárselo, gota tras gota de su propia sangre goteaba. Al mirar esa escena, la expresión de la Shizuku agazapada se puso pálida.

Pero, al momento siguiente “¡KI-!” Shizuku le devolvió la mirada a su falsificación sin prestar atención a la sangre que brotaba de sus heridas. Comenzó a llenar sus extremidades con fuerza.

“Guh, ¡¡UAAAAAH!!”

{… Ya veo. Es correcto, ¿no es así? Si eres tú, entonces te pondrás de pie, ¿no?}

La Shizuku de blanco asintió una vez, sus ojos se entrecerraron en silencio y bajó la delgada hoja blanca. Fue bloqueado por la espada negra de Shizuku mientras estaba de rodillas levantando un grito de guerra.

Simultáneamente:

“¡Vuela, [Repulsión]!”

Al usar su habilidad para repeler las cosas, Shizuku de alguna manera empujo a la Shizuku de blanco y compró algo de distancia. La Shizuku de blanco giró en el aire y aterrizó con gracia en el suelo con un salto como un gato. Shizuku se levantó mientras la miraba.

“Eres molesta, ladrando así. Sigues diciendo cosas incomprensibles. No te acompañaré en una tal batalla psicológica”.

{Batalla psicológica, ¿eh? Entonces no reconocerás tus propios sentimientos hasta el final. Hasta este año, seguías siendo así de terca. Hiciste que tu entorno se quedara callado por tu fuerza, constantemente prestando atención a los demás… por lo que ni siquiera eres consciente de que realmente deseas apoyarte en alguien…}

“¿¡No escuchaste que dije que eres ruidosa!?”

Shizuku cargó sin siquiera un poco de su calma habitual. No hubo táctica ni nada. Simplemente estaba balanceando su espada desagradablemente por el aire con una esgrima descuidada. Su deseo de querer callar al oponente estaba a la vista.

La falsificación se creó leyendo las emociones negativas del objetivo y usándolas como base. Y entonces, si el objetivo no aceptaba las emociones expuestas, la fuerza de la falsificación aumentaría sin fin. A la inversa, si el objetivo aceptaba su propia fealdad, entonces la falsificación se debilitaría… pero la Shizuku actual estaba en el primer estado.

Por lo tanto, con su caótico corazón, el ataque con la espada de Shizuku era como un juego de niños contra la Shizuku de blanco, cuya fuerza aumentaba.

La Shizuku de blanco se encargó ligeramente de todo el poder de la técnica de Shizuku y la golpeó de vuelta con una pulida técnica de espada. La lesión en el flanco de Shizuku, el daño a sus órganos internos y la pérdida de sangre entorpecieron el movimiento de Shizuku, lo que hizo que sus lesiones aumentaran aún más. Eso se convirtió en impaciencia, lo que la hizo ponerse violenta y causo que sus movimientos fueran aún más entorpecidos. Era un círculo vicioso.

Para agregar insultos a las lesiones contra tal Shizuku, la Shizuku de blanco abrió la boca con una sonrisa. {Esa vez cuando llegaste a este mundo también eras así, ¿verdad? En realidad, estabas llena de ansiedad. Estabas asustado desde el fondo de tu corazón cuando ese Ishtar (Ex: El papa de la iglesia) te contó sobre la subyugación de la raza demonio. La noche en que mataste a un monstruo por primera vez, lloraste en un lugar donde nadie podría saberlo. La sensación de cortar carne no desaparecía. Sentías que la sangre que se adhería a tu piel no se iría. Te escondiste muchas veces tratando de lavarlo, ¿no?}

“¡AAAHHHH!”

Shizuku trató de ahogar las palabras de la falsificación con su enérgico grito. Pero, ese acto en sí expresó la negación de Shizuku, porque no podía aceptarlo, la diferencia de fuerza entre ellas se amplió aún más.

{Esa vez, cuando Nagumo-kun cayó al abismo, si no hubieras concentrado todas tus fuerzas en consolar a la desconsolada Kaori, seguramente serías tú quien sería aplastada por el terror. Desde ese día, todo el tiempo sentías miedo, ya fuera por morir o matar… te aterraba la muerte}

“¿¡Aguh!?”

La [Flor de Trueno] de la Shizuku de blanco, paralizó el cuerpo de Shizuku. Aprovechando esa abertura, un destello blanco rozo el cuello de Shizuku. ¡Pushu-!” Con ese sonido, sangre fresca fue salpicada.

Gracias a Shizuku usando en si misma [Repulsión] y separando sus cuerpos para abrir distancia, apenas logró esquivar una herida mortal. Pero la sangre fluía como un río entre los dedos de Shizuku presionados contra su cuello. Su carótida no estaba cortada, pero, aun así, era una herida en el cuello. El sangrado fue bastante.

Una visión clara de la muerte flotaba en su mente. Un terror y desesperación abrumadores comenzaron a asaltar el corazón de Shizuku. La emoción que reprimió desesperadamente se filtró y su mano que sostenía la katana negra empezó a temblar.

Los labios de la Shizuku de blanco que parecían excesivamente rojos se abrieron ampliamente. Las pegajosas palabras fluyeron como una corriente fangosa.

{Eh, tú. Eras feliz en ese momento, ¿no?}

“¿Eh?”

Esa repentina pregunta hizo que Shizuku dejara escapar una voz estupefacta mientras seguía presionando su cuello.

{Estoy hablando de esa vez en que Nagumo-kun vino a salvar tu clase. Lo entiendes, ¿verdad? No hay forma de que puedas olvidar el momento más dramático de tu vida.}

“Qué estás diciendo…”

{Una situación amenazadora y desesperante… ¿no? En ese momento, te habías dado por vencida. Ibas a aceptar la irracional muerte y renunciaste a todo. No creías que alguien vendría a salvarte galantemente en este mundo… Debido a eso, ese resplandor rojo, esa gran espalda, ese poder abrumador sin comparación, te robó el corazón.}

“E, Estas equ-”.

Sentía como que algo que no quería reconocer de ninguna manera, que no debía reconocer sin importar que, se estaba diciendo. Shizuku inmediatamente trató de gritar palabras de rechazo. Pero, como para decirle que tal resistencia no tenía sentido, la Shizuku de blanco declaró sin piedad.

{Esa vez cuando mataron a Kaori también fue igual. Si tú no te das cuenta, entonces yo lo diré. En ese momento, por primera vez desde que viniste a este mundo, te “aferraste”. Te aferraste a Nagumo-kun. A tal tú, él le dijo “créeme y espera”. Y entonces él realmente respondió a tus expectativas. Tal como creíste, salvó a tu mejor amiga junto con tu corazón. Desde ese día, seguiste desviando los ojos desesperadamente, pero… ahora, ya no podrás mentirte a ti misma.}

“Detente, estás equivocado. Yo…”

Hacia Shizuku, que sacudía la cabeza como una niña que rechaza algo, la falsificación arrojó la verdad de la que no podía escapar.

{Tú amas a Nagumo-kun.}

“…”

La garganta de Shizuku estaba obstruida. Su cabeza todavía estaba sacudiéndose de izquierda a derecha en negación. Ni siquiera tenía la compostura para ser molestada por la sangre que fluía de su cuello cortado.

La razón era porque esa era una emoción que ella no debía reconocer. Porque ese era un sentimiento imperdonable, una prueba de la peor traición.

Hacia Shizuku, cuya mente había sido acorralada tanto que ni siquiera tenía el margen de maniobra para decir palabras de negación, la falsificación le dio suavemente el golpe final.

{Caray, ¿enamorarte de la persona amada por tu mejor amiga? Esta traidora.}

“…”

Las rodillas de Shizuku perdieron fuerza. Solo se sostuvo lo suficiente con la katana negra como para no caer de rodillas, pero la luz de la determinación desaparecía de sus ojos.

Las palabras empujadas a su corazón… eran así de severas.

Fue realmente difícil controlar esta cosa llamada corazón. No era una exageración llamar a una persona que podía controlar perfectamente su propio corazón como anormal. Era lo mismo con el sentimiento de querer a otra persona, algo que no podía explicarse con lógica. Por eso, incluso si Shizuku se enamoró de Hajime al igual que Kaori, era una exageración llamarla traidora solo por tener tal sentimiento.

Pero, las emociones negativas de Shizuku, la Shizuku de blanco quien encarnaba las profundidades de su corazón, su propio ser declaró que ella era una “traidora”.

Tal vez, eso se originó por la honestidad que Shizuku tenía por naturaleza, y su inquebrantable agradecimiento y buena voluntad hacia su más importante mejor amiga con quien se acurrucó en los tiempos más amargos.

Sus sentimientos por su atesorada Kaori eran demasiado fuertes, al punto que no podía perdonarse a sí misma solo por gustar de Hajime. Sin mencionar las diversas caras que le mostró a Hajime por su incontrolable emoción. La cara sonriente proveniente del fondo de su corazón, su cara pegajosa y miserable, su encantadora cara mirando aturdida, su cara malhumorada, e incluso su aliviada cara dormida… todo eso sucedía en un lugar donde Kaori no sabía. Tal cosa también fue una razón que estimuló su sentimiento de culpa.

{Es más, atacaste a Shia, ¿no?, ¿Por qué fue eso, me pregunto?, ¿Por qué no fueron Yue o Kaori sino Shia?, ¿Por qué crees que fue?}

“Y, o…”

{La respuesta es simple. Envidias a Shia, ¿no? Desde el principio entendiste que no puedes ganar contra Yue, por lo que ni siquiera te sientes celosa de ella. No hay forma de que puedas atacar a Kaori, no importa cuán celosa estés de ella. Es por eso que, seleccionaste a esa chica como objetivo de tu ataque. La que fue reconocida por él como su amante y la más fácil de envidiar… Realmente eres una cobarde, ¿no?}

“…”

Ya no podía esperar apartar la vista. El enemigo ante sus ojos no lo permitiría. Cada palabra cronometrada la atravesó como una flecha. También disparó a través de sus palabras de rechazó y las rompió en pedazos. La fuerza se escapaba de debajo de sus pies. Por el contrario, la Shizuku de blanco rebosaba de abundante fuerza.

Como prueba de eso, la Shizuku de blanco se movió con [No Beat] y desató una patada que levantó a Shizuku desde abajo, sin permitirle reaccionar en absoluto.

“¿¡Gahah!?”

Contra Shizuku, cuyo aliento fue expulsado y su cuerpo flotando en el aire, innumerables cortes la asaltaron como una lluvia torrencial. A un nivel inconsciente, Shizuku levantó su katana negra como reemplazo de un escudo, pero no había forma de que tal cosa pudiera bloquear todo…

“¿¡AAAAAAAAH!?”

Su cuerpo entero era cortado hasta la satisfacción del corazón de la Shizuku de blanco. La Shizuku de blanco golpeó la vaina a la chillante Shizuku. Shizuku fue mandada a volar ferozmente como si fuera chocada por un camión y su espalda golpeó la pared de hielo. La pared de hielo a su espalda se pulverizó de forma radial.

Todo el aire en sus pulmones fue escupido con fuerza debido al impacto que hizo que todo su cuerpo fuera crucificado. El dolor provenía de tantas heridas de corte que ya no comprendía de dónde provenía el dolor. El cuerpo de Shizuku le informó que estaba al límite. Justo así, el cuerpo de Shizuku se deslizó por la pared de hielo y ahora estaba sentada en una postura con la espalda reclinada sobre el hielo mientras sus cuatro extremidades se extendían.

La sangre se adhirió a la pared de hielo, incluso el suelo comenzó a tener un charco de sangre. Con ojos nublados, Shizuku miraba fijamente a su otro yo mientras se le acercaba. Su cuerpo no podía moverse, la carga acumulada en su mente elimino cualquier voluntad de moverse.

{Incluso tu vida absurda que siguió sacando el palo corto tendrá su cortina cerrada aquí. La razón de esto viene como resultado de tu propia mano, eres realmente tonta.}

Shizuku no respondió. Estaba callada mientras miraba a la Shizuku de blanco. Por su apariencia con heridas en todo su cuerpo sin siquiera contraerse, incluso parecía que ya había muerto.

{¿Hay algo que quieras decir en tus últimos momentos? Lo tallaré en la pared de hielo por ti. Cada uno de los espacios está conectado entre sí en este lugar, así que, si tu suerte es buena, alguien que pase su prueba podría llegar aquí y encontrar tu última voluntad, ¿sabes?}

“…”

Shizuku no respondió. En cambio, en su mejilla, caían gotas de lágrimas. Granos de luz recorrían silenciosamente sus mejillas, creando una mancha en su regazo gota a gota.

Shizuku misma no tenía claro por qué las lágrimas se desbordaban así. ¿Estaba aterrorizada porque sintió su propia muerte?, ¿Estaba desesperada porque perdería su futuro?, ¿Fue por la mortificación causada por todas las cosas que le dijeron?, ¿Fue por la tristeza de no poder encontrase otra vez a sus seres queridos nunca más…?, ¿O posiblemente, por todo lo anterior?

Mientras miraba sin palabras, la Shizuku de blanco desenvaino su espada con fuerza. Tomó una postura agachada, su mano que sostenía la vaina sobresalía. Su objetivo era la cabeza de Shizuku.

La agudeza de la katana blanca era la misma que la katana negra. Era posible que su vida terminara sin sentir ningún dolor perforando su frente.

La repentina erupción de intención asesina y el golpe final estaban justo en frente de sus ojos.

Frente a la punta que apuntaba hacia ella, algo dentro de Shizuku estaba brotando. Su boca se abrió y cerró tratando de expresar esa emoción sin preocuparse por su propia reputación o apariencia.

“… To, davía… no, qu, iero… morir”.

{…}

No había forma de que alguien escuchara esas palabras aquí. Fueron simples palabras sinceras expresando que deseaban vivir. Que ella todavía no quería morir. Quería volver a encontrase… a su mejor amiga, sus camaradas, y entonces, a la persona de la que se enamoró en esta tierra de otro mundo. Una vez más.

Pero, ya no podía pararse sola. Porque tanto su cuerpo como su corazón estaban completamente cansados.

Por eso…

“A, yu, da… alg, uien… ay, ude, me… p, or, fa, vor”.

Deseaba ayuda mientras lloraba como una niña. Shizuku siempre fue alguien en el que se confiaba, a quien se aferraban, y entonces siempre ayudaba a esas personas. Nunca había hecho algo como quejarse, pedir ayuda a alguien mientras lloraba, decir que ya no podía hacerlo, o que no podía soportarlo más.

En realidad, soñaba con ser “una chica protegida como una princesa”, pero mientras seguía esperando por ello, se vio obligada por la necesidad a pulirse, y entonces su papel se convirtió en el de caballero. Antes de darse cuenta, incluso toleró esta versión de sí misma sin ninguna insatisfacción, sin embargo… como era de esperar…

{Que desafortunado. Usar esas palabras ya es demasiado tarde.}

Sus verdaderos sentimientos que se filtraron al final fueron despiadadamente silenciados por su otro yo.

Y entonces, la sublime intención asesina fue disparada por la Shizuku de blanco. Shizuku cerró los ojos reflexivamente con fuerza. La brutal espada blanca avanzó directamente hacia adelante, para cesar su vida.

“¿?”

{… Esto es imposible.}

No importa cuánto tiempo pasó su muerte no llegó. En el momento en que cerró los ojos, sintió que su espalda se iluminaba de repente, pero en lugar de algo así, en este momento su atención se vio atraída por la voz atónita de la Shizuku de blanco.

Shizuku tímidamente abrió los ojos.

Allá estaba…

“¿E, Eh?”

“Caray, ¿qué pasa con esta sincronización? No me digas que este es el objetivo del Gran Laberinto mismo.

Había una punta blanca que se detuvo justo antes de tocar su piel y un brazo metálico que la mantenía allí. Con crujidos, un brazo artificial metálico que había visto antes se extendía por detrás de ella y agarraba firmemente la hoja blanca, deteniéndola a un pelo de Shizuku.

La queja que podía escuchar hizo que Shizuku abriera mucho los ojos y volviera a mirar por encima del hombro. Allí había un pasaje donde la pared de hielo había desaparecido antes de que alguien se diera cuenta, Hajime que parecía haber salido de allí apareció, agachándose para sostener a la sentada Shizuku con un abrazo.

“¿Na, Nagumo-kun?”

“… Chih, estás demasiado golpeada”.

Hajime miró a Shizuku de mal humor, luego miró a la Shizuku de blanco con un brillo bestial. Y entonces chispas rojas corrieron por la mano artificial que agarraba la katana blanca. Inmediatamente después de eso, la mano artificial comenzó a vibrar con una súper alta velocidad al punto que se volvió borrosa.

¡¡KIIIIIIIIIII!!

{Esto-}

Se escuchó un sonido peculiar. Al mismo tiempo, la hoja blanca crujió y se agrietó. La atónita Shizuku de blanco volvió a sus sentidos con un “Hah” y se echó hacia atrás tratando de recuperar su katana, pero… al momento siguiente, la katana blanca fue pulverizada hasta la mitad como si fuera aplastada.

Sin detenerse, Hajime apuntó su mano artificial directamente a la Shizuku de blanco y desde su palma disparó una bala explosiva. Un feroz impacto asaltó a la Shizuku de blanco junto con una onda roja, haciéndola volar muy lejos.

Es más, Hajime sacó {Cross Bits} y los dejó volar a la Shizuku de blanco para asaltarla. No tenía ninguna intención de matarla porque esta no era su batalla. Hasta el final, solo estaba ganando tiempo.

Para separar a ambas partes, siete {Cross Bits} dispararon perdigones mientras tenían una experta cooperación. Mientras sentía que el estruendoso rugido estaba lejos, Shizuku miró fijamente a Hajime, que la sostenía por detrás.

Era como si estuviera viendo un sueño, que en realidad había sido asesinada y que el Hajime frente a sus ojos era solo un fantasma que su cerebro le mostró antes de morir o algo así. Temía que, en el siguiente momento, desaparecería.

Hajime sacó un tubo de su {Almacén del Tesoro} mientras Shizuku estaba así. Abrió la tapa y, sin reservas, la metió en la boca de Shizuku que tenía la boca abierta distraídamente.

“¿¡Nmuh!?”

“No lo escupas. Bebe como si tu vida dependiera de ello”.

Los ojos de Shizuku se ensancharon y casi escupió reflexivamente el objeto extraño que de repente entró en su boca. Para que eso no suceda, Hajime abrazó a Shizuku aún más fuerte para que no pudiera resistirse mientras la obligaba a beber el agua de dios.

Shizuku entró en pánico por un momento, pero ser abrazada fuertemente por Hajime le transmitió su calor lo que esta vez la hizo ponerse rígida. Mientras sostenía el tubo en la boca, miró fijamente la cara de Hajime que estaba a una distancia muy cercana. Finalmente, pudo comprender que era la realidad, y que había sido salvada por un pelo. Se volvió incapaz de desviar su mirada como si estuviera atrapada por los ojos de Hajime.

En poco tiempo, el cuerpo de Shizuku que se había tragado toda el agua de dios fue curado por completo de todas las heridas que cubrían su cuerpo como si todo hubiera sido solo una mentira. Sin embargo, la sangre que perdió no se pudo recuperar sin usar [Magia de Restauración], por lo que no cambió lo debilitado de su cuerpo.

“Realmente eres… ¿Nagumo-kun?”

“¿Me veo como algo más?”

“Pe, Pero, por qué, por qué estás, aquí, yo…”

“Cálmate. Terminé mi propia prueba y cuando atravesé el pasaje que apareció, vine aquí. Lo más probable es que cada espacio esté conectado entre sí. Bueno, pensé que era demasiado bueno para ser verdad que salí detrás de Yaegashi”.

“Ent, Entonces, Nagumo-kun realmente esta, yo…”

Tal vez porque el dolor de su cuerpo se había desvanecido, y sintió de verdad que había escapado de la muerte, esta vez las lágrimas de alivio se desbordaron de sus ojos. Y entonces, con su cuerpo todavía abrazado, como para confirmar su existencia, era como si no pudiera ver nada más que a Hajime. La mano de Shizuku lentamente de extendió hacia la mejilla de Hajime. Sin embargo, justo antes de que su mano le tocara, su expresión se torció dolorosamente y su mano se echó hacia atrás.

Es más, como si dijera que ser abrazada por Hajime no debía suceder, empujó débilmente el pecho de Hajime e intentó tomar distancia. Se secó las desbordantes lágrimas con su manga y apartó por completo la cara de él.

Mirando el estado de Shizuku que era obviamente extraño, Hajime supuso que fue bastante humillada por su falsificación, echó un vistazo a la Shizuku de blanco peleando contra los {Cross Bits} usando su katana blanca que debería haberse roto, pero que ahora se había recuperado, y abrió la boca.

“Vamos, todas tus heridas se han recuperado por completo. Ahora es el momento de la revancha. Golpéala rápido”.

“Uhh. Pe, Pero, yo… no puedo ganar contra eso, así que…”

Shizuku miró a Hajime con una mirada fija mientras se excusaba. Esa apariencia de Shizuku que nunca había visto antes hizo que Hajime mirara al cielo pensando “¡Esto no solo es ser humillado, incluso su corazón está roto!” Pensó que entre los cuatro miembros del grupo de Kouki ella era la más fuerte mentalmente, así que, sinceramente, esto fue inesperado.

La Shizuku de blanco aprovechó la apertura de los {Cross Bits} y gradualmente cerró la distancia. No tenía sentido si Hajime la vencía, por lo que los {Cross Bits} se movían con un patrón restringido, parecía que la Shizuku de blanco lo estaba prediciendo.

Shizuku mostró una mirada asustada al verla acercarse a ella.

No era como ella. Esa apariencia realmente no era como ella en lo absoluto. Posiblemente, esta era su verdadera… Hajime frunció el ceño ante la asustada Shizuku que no podía ponerse de pie y nivelo su mirada doblándose. Y entonces comenzó a mirarla con una cara extremadamente seria.

“¿Na, Nagumo-kun? Err, esa tipa es…”

“Yaegashi. No te preocupes”.

“¿Eh?”

Shizuku estaba nerviosa por el enemigo que se acercaba, pero al serle dicho eso mientras le miraba con una cara seria, causo que la sangre se acumulara inconscientemente en su rostro.

Frente a tal Shizuku, Hajime sacó abruptamente cierta cosa de su {Almacén del Tesoro}.

Eso fue…

“Ahora, toma esto. Este es la {Mascara Rosa: Mark II} que hice para ti”.

“… ¿Nagumo-kun?”

Mientras daba una mirada de regaño y se sentía enojada por la razón por la que esa cosa salió aquí, involuntariamente olvidó su mente débil. La elaboradamente diseñada máscara rosa fue empujada con fuerza sobre ella. Al ver esa máscara llamativa aparecer repentinamente y siendo empujada hacia la verdadera, incluso la Shizuku de blanco se detuvo reflexivamente en vigilancia.

Dando una mirada a la Shizuku de blanco, Hajime siguió empujando la {Mascara Rosa: Mark II} persistentemente en Shizuku.

“¡Nagumo-kun!, ¡Este no es el momento para estar jodiendo!, ¡Esa tipa viene aquí!”

“Disculpa. No estoy jodiendo en lo absoluto. Escuche bien, si usas esta {Mascara Rosa: Mark II} serás potenciada, tu capacidad perceptiva aumentará en tres veces. Con esto, puedes ganar incluso contra eso”.

“Qu, Qué inútilmente altas especificaciones como de costumbre…”

“Ahora lo quieres ¿verdad? Si estás diciendo que no puedes ganar sin esto, tómalo sin reservas”.

“¡No la necesito!, ¡Puedo ganar incluso sin usar ese tipo de cosas! Más bien, si uso ese tipo de cosas, ¡pelearé como una loca!, ¡Quién puede soportar ser tratada como una degenerada por segunda vez debido a eso!”

Con una expresión rígida, Shizuku se opuso ferozmente a Hajime, quien enfatizaba su preciado objeto con una cara seria. Shizuku se frotó la sien como si estuviera sufriendo un dolor de cabeza.

Ese gesto y tono eran exactamente como solía ser. Hajime le sonrió ampliamente a Shizuku, que lo estaba mirando incluso ahora y fácilmente almacenó la {Mascara Rosa: Mark II} en su {Almacén del Tesoro}. Y entonces, le dijo a la atónita Shizuku.

“Así es. Puedes ganar, incluso sin este tipo de cosas”.

“Y, Yo…”

Incluso haciendo una mueca como si estuviera masticando un insecto amargo por la facilidad con la que fue provocada por la incitación de Hajime, Shizuku no pudo decir nada. Haciendo caso omiso de eso, Hajime agregó más a sus palabras.

“Yaegashi. No lo olvides. Esa cosa es ciertamente otra de tus caras, pero no es todo lo que hay de ti. No es más que una parte de tus emociones negativas. Los sentimientos importantes deberían ser poseídos por la Shizuku Yaegashi frente a mis ojos en este momento. ¿No es así?”

“La cosa… poseída por mí…”

Recuerdos se desbordaron en el cerebro de Shizuku. Ello era la sonrisa de su familia desde el fondo de su corazón cada vez que crecía. El momento en que ayudó a alguien junto con Kouki y el grupo. El momento en que la persona a la que ayudaron les agradeció desde el fondo de su corazón, el cómo pudo conocer a Kaori exactamente por ese doloroso tiempo. Y todas las otras cosas que eran difíciles de tirar que no podía olvidar, llenas de calidez y gentileza.

Por qué no podía recordar ni siquiera un poco de esas cosas hasta ahora… la respuesta era obvia. Eso se debió a la voz susurrante que escuchaba desde que entraron en este Gran Laberinto la cual poco a poco guiaba su conciencia.

La luz de determinación regresó a los ojos de Shizuku. De repente, fuerza comenzó a fluir hacia sus cuatro extremidades.

“Ceder ante las palabras de ese tipo de persona es también la prueba de que la estas enfrentando adecuadamente. Después de todo, un verdadero bueno para nada solo se volverá desafiante al escuchar eso. Lo que queda es, ¿qué quieres hacer? Eso es todo. Eres solo demasiado seria. Simplemente acéptalo más irresponsablemente, irresponsablemente. Después de todo, por el momento, si solo sobrevives, más tarde puedes lidiar con eso sin importar cuántas veces sea, del modo que te guste”.

“Nagumo-kun…”

“Por cierto, estoy en el lado de un bueno para nada”, dijo Hajime mientras se encogía de hombros, al mismo tiempo que comenzó a recoger sus {Cross Bits}. La compra de tiempo ya fue suficiente.

Mientras sentía la mirada de Shizuku mirándolo, Hajime se apoyó en la pared de hielo y se cruzó de brazos. Y entonces le envió sus palabras mientras la miraba fijamente. Hajime mismo no lo hizo intencionalmente, pero seguramente esas palabras fueron las que Shizuku más quería.

“Voy a estar mirando aquí”.

“…”

“Puedes seguir desafiándola hasta que ganes. Mientras esté aquí, no morirás. No te dejaré morir. Está bien”.

“… Y es por eso… por lo que me enamore de ti…”

Esas últimas palabras fueron palabras que apenas escaparon de su boca, tan bajas que Hajime no las escucho. Naturalmente, no deberían llegar a Hajime, pero ¿qué tipo de expresión haría si escuchara eso? Shizuku lo imaginó, y entonces soltó una risita pensando que seguramente él haría una expresión problemática.

Entonces, pensó que seguramente Aiko-sensei y Liliana también eran como ella sin lugar a dudas, al enamorarse de este tipo de hombre desagradable, la hacía sentir extrañamente divertida por lo que le pasaba.

Era como si la ella hasta ahora fuera una mentira. Se puso de pie con un salto ligero como si su cuerpo fuera una pluma. Luego, abrazó la katana negra que era un regalo de Hajime con fuerza en su pecho antes de enfrentar su falsificación inmóvil con una expresión determinada.

De espaldas a Hajime, Shizuku preguntó calmadamente, pero con dulzura en algún lugar de su tono.

“… Estarás viéndome, ¿verdad? A mi”.

“Si”.

“Me protegerás cuando lo necesite, ¿verdad?”

“Si”.

“Ya veo. Entonces… iré”.

“Ou. Ve por ello. Estaré esperando”.

Su sangre perdida no se recuperó. En verdad, incluso ahora tenía ganas de desmayarse por la pérdida de sangre. Pero, sus pasos eran mucho más seguros incluso en comparación con cuando entró por primera vez a este espacio.

Enfrentó a su falsificación. La Shizuku de blanco esperaba silenciosamente con su hoja enfundada.

{¿En serio, coqueteando frente al enemigo? Esa es una muy buena cara la que tienes allí.}

“¿Es así? Esto es gracias a Nagumo-kun. No estamos coqueteando. Aunque creo que sería genial si pudiéramos hacer eso”.

{Ara, ara, como pensaba estas traicionando a tu mejor amiga. Y entonces, a tu rival del amor tu…}

“Detengamos esta charla improductiva. No hay significado en este monologo. Sobreviviré, luego me encontrare a Kaori y el resto una vez más. Todo lo demás comenzará desde allí”.

{…}

Esa firme Shizuku hizo callar a la Shizuku de blanco. Entonces, notó cómo su fuerza se debilitaba poco a poco. En otras palabras, Shizuku era consciente de sus propios sentimientos y comenzó a aceptar que…

“Quizás tenga una disputa con ella, puede que la haga sentir un shock horrible. Incluso podría despreciarme. Pero no me rendiré. Te mostraré que puedo obtener el mejor resultado para mí. Lo intentare sin importar cuántas veces sea necesario. Absolutamente no me rendiré”.

{¿Al final, vas a ser una mujer luchadora entonces?}

“Supongo. Pero, durante diecisiete años, he estado viviendo así hasta ahora, así que ya es demasiado tarde. Ciertamente, he vivido hasta ahora suprimiendo varias cosas, pero lo que obtuve como resultado de ello, también es algo importante que ya no puedo abandonar. Y entonces, creo que seguramente a partir de ahora también obtendré las cosas bonitas… Porque parece que incluso una mujer luchadora como yo puede ser protegida por alguien que es mucho más fuerte que yo”.

{Hasta el final, sigue protegiéndote por una razón indirecta como “porque es una persona importante para Kaori”, ¿sabes? No hay duda de eso.}

“Aun así, ahora mismo, no me importa”.

Shizuku bajó suavemente su cintura, ligeramente echó hacia atrás uno de sus pies mientras el otro pie se inclinaba hacia adelante, adoptando una postura de rápido desenvaine.

“No me queda ninguna fuerza extra. Un ataque. Pondré todo en este ataque. Aguanta esto si puedes.”

{Fufu, ya veo. Qué magnífico espíritu. Realmente, que sincronización para aparecer. Alguien que está allí en el momento esencial, en el lugar necesario… Pensé que algo así solo existía dentro de las historias.}

La presencia emitida por Shizuku se agudizó al máximo. Con su cuerpo que había alcanzado la fatiga máxima debido a la carga mental y el sangrado, ciertamente, solo podía poner todo en un único ataque. Fue exactamente un ataque en el que lo apostó todo.

Por un instante, la Shizuku de blanco dirigió una sonrisa irónica al hombre apoyado en la pared que revivió a Shizuku como un fénix al momento decisivo. Seguramente ese susurro también fue algo que ella sintió.

La Shizuku de blanco también dejó caer su cintura de manera similar y adoptó una postura de rápido desenvaine.

La presión aumentó rápidamente. La determinación de vencer al oponente que se emitió como si fuera a cortar al otro por sí mismo vino de ambos lados, respectivamente. Diferente del aire helado, un intenso frío llenó el espacio circundante.

El corazón de Shizuku estaba tranquilo como un manantial dentro de lo profundo del bosque. Porque en su espalda, sintió una gran presencia. Porque entendió que él la estaba mirando directamente. Porque creía que, si llegase a ocurrir el improbable evento, él la protegería.

“Fuh~”.

{¡¡Haah!!}

Avanzaron simultáneamente.

Sus colas de caballo ondeaban como estrellas fugaces, Shizuku y Shizuku de blanco se cruzaron.

Y entonces se quedaron inmóviles a pocos metros la una de la otra con la espalda frente a la otra.

Y, en ese momento, se escuchó un crujido, la cola de caballo de Shizuku se deshizo. La cuerda que le sujetaba el pelo fue cortada. ¿Fue por el corte de la espada?, ¿O tal vez se había deteriorando debido a varias batallas…?

En medio de la tensión que se convirtió en silencio llenando el aire, la que envainaba su katana… era Shizuku.

“Chin” En el momento en que resonaba el agradable sonido de enfundar, la Shizuku de blanco se deslizó suavemente. Su cuerpo estaba dividido en dos. Así, la figura se balanceó volviéndose borrosa antes de derretirse y desaparecer en el aire. Su cara que se veía desde un lado parecía sonreír ampliamente de satisfacción.

Justo después de eso, el cuerpo de Shizuku se balanceo a un lado, y se derrumbó. Se volvió incapaz de ponerse de pie después de que su tensión disminuyó debido a la liberación de la fatiga extrema y el nerviosismo.

Pero, Shizuku no golpeó el suelo duro.

“Espléndido. Como siempre, esa es una esgrima admirable”. (TI: El kanji usado en la palabra admirable también se puede usar para enamorarse)

“Nagumo-kun… fufu, está bien si te enamoras de mí, ¿sabes?”

“En tus sueños”.

“Que desafortunado”.

Hajime bajó suavemente a Shizuku al suelo.

Después de que Shizuku contara esa broma, un tercer camino diferente del que vino Hajime apareció y el anterior se derritió de la pared.

“¿Tienes dificultad para caminar, Yaegashi?”

“Así parece. Necesito un poco de descanso. Aunque no se puede hacer nada con respecto a la pérdida de sangre, por lo que necesito que [Magia de Restauración] sea utilizada en mí. En cualquier caso, no puedo moverme correctamente en este momento… y por tanto Nagumo-kun, cuídame, ¿de acuerdo?”

“¿Ah?”

“Llévame en tus brazos, ¿de acuerdo?”

“… Yaegashi, ¿cambiaste un poco? Como si ya no tuvieras reservas, o te hubieras vuelto desvergonzada…”

Hacia Shizuku, quien abrió los brazos y exigió que la llevara en sus brazos, Hajime solo le devolvió una mirada ligeramente desconcertada. Shizuku soltó una risita mientras balanceaba su cabello negro y liso.

“Solo estoy pensando que seré un poco más honesta. En lugar de eso, encontremos rápidamente a todos los demás. Es cierto. Nagumo-kun, ¿puedes crear un artefacto encantado con la [Magia de Restauración]? También incluiste esa función en la katana negra, pero el efecto es insignificante”.

Hajime inclinó su cabeza hacia el cambio de Shizuku mientras pensaba que, de hecho, no estaba garantizado que algo no sucedería hasta que se encontrarán con Yue y el resto, por lo que respondió a su solicitud debido a que sería mejor si ella se recupera rápidamente. Shizuku hizo una nueva solicitud mientras sacaba materiales del {Almacén del Tesoro}.

“Mientras lo haces, ¿puedes convertirlo en un adorno para el cabello? Mira, me cortaron mi trenza. Es mejor si es lindo. Algo así como ese cristal de nieve que le regalaste a Yue y las chicas”.

“… Qué tipa tan exigente. Parece que realmente estás soltando varias cosas, ¿eh?”

Incluso mientras se quejaba, Hajime pensó: “Bueno, hagámoslo también como celebración de su éxito”. Utilizó un cristal perlado con un tenue resplandor que tenía una gran afinidad con el poder mágico, e hizo un broche para el cabello a partir de eso. Era como innumerables frutas una al lado de la otra, o tal vez como gotas de rocío de la mañana en una hoja, una hilera de hermosas joyas.

“Es bonito…”

“Aquí, está bien así, ¿verdad? Vámonos rápido después de que te lo pongas”.

Por un tiempo, Shizuku miró extáticamente la pinza regenerativa creada en menos de un minuto, pero entonces se ató el cabello en una cola de caballo en pánico después de que Hajime la llamó.

“… ¿Cómo me veo?”

Con sus mejillas enrojecidas, Shizuku lo miró y le hizo esa pregunta. Al ver eso la perplejidad de Hajime se profundizó al pensar que, como creía, algo era extraño.

“… Es bastante lejos de la verdadera [Magia de Restauración], pero no hubo ningún problema cuando adjunté la [Magia de Restauración] para funcionar en la carne”.

“… Eso no es lo que estaba preguntando, sin embargo”.

Por supuesto, Hajime entendió lo que Shizuku realmente le estaba preguntando. Sin embargo, por alguna razón, este intercambio le dio a Hajime un déjà vu. Era como, sí, era exactamente igual a la atmósfera que Aiko le mostró en la Montaña de Dios… sí.

Incluso mientras suspiraba profundamente ante Hajime que estaba haciéndose el tonto, “Bueno, supongo que no se puede evitar” Shizuku se encogió de hombros antes de extender lentamente ambos brazos. Sin palabras, hizo su segundo pedido para ser llevada.

De todos modos, estaba claro que Shizuku no podía moverse correctamente, así que de mala gana Hajime iba a sacar piedras de gravedad del {Almacén del Tesoro}, pero Shizuku lo golpeó con fuerza.

“Si planeas crucificarme como antes, entonces estoy en firme oposición a eso. Cuando salgamos de este Gran Laberinto, circularé el rumor de Nagumo-kun como un paciente gravemente enfermo”.

“…”

Por supuesto, era evidentemente obvio a qué tipo de enfermedad se refería Shizuku en función de dónde miraban sus ojos. Su cabello, parche en el ojo y brazo artificial, la mirada de Shizuku se movía alternativamente sobre esas cosas.

Hajime devolvió sin palabras las piedras de gravedad. En este caso, Hajime supuso que obviamente también se negaría a ser transportada como en una camilla. Parecía que persistentemente quería ser llevada de brazos.

Este egoísmo inusual de Shizuku estaba estimulando cada vez más la mala premonición en su pecho. Sin embargo, tampoco podían quedarse aquí por mucho más tiempo. También quería evitar una herida letal de Shizuku, por lo que Hajime se agachó de mala gana mientras mostraba su espalda frente a los ojos de Shizuku.

“Muu, sería mejor si fuera una carga de princesa, pero… no se puede evitar”.

“¿Qué es lo que no puede evitarse?”, sellando tal réplica en el fondo de su corazón, Hajime se levantó ignorando al máximo el peso y la suave sensación transmitida a su espalda. Sin perder el tiempo, Shizuku se agarró fuertemente a Hajime con sus brazos. Su cuerpo también lo estaba presionando lo más fuerte posible.

Hajime se puso de pie, entró sin palabras en el pasillo recién aparecido y comenzó a caminar en silencio. Supuso que seguramente este pasaje también estaba conectado con el espacio de otra persona.

Entonces, una voz susurrante lo alcanzó. No era la voz susurrante del laberinto. Era la voz de Shizuku que contenía extrema dulzura. Le estaba hablando al oído en una postura en la que apoyó la cabeza sobre el hombro de Hajime.

“Hey, Nagumo-kun”.

“¿Hm?, ¿Qué?”

“¿Escuchaste la conversación con mi otra yo?”

“No, estaba demasiado lejos, sus voces también eran pequeñas”.

Hajime sacudió la cabeza hacia la pregunta de Shizuku. Shizuku murmuró “Ya veo…”, entonces mostró un gesto como de pensar un poco en algo. Tras eso, puso su palma frente a los ojos de Hajime mientras abría su boca una vez más.

“Esta mano, se ha endurecido por sostener una espada, ¿cierto? Como pensé, esta no es una mano de mujer”.

Hajime no entendió la intención de la pregunta y su expresión se volvió dudosa, pero por el momento, envió su mirada hacia la palma de Shizuku frente a sus ojos. Ciertamente, la piel de su palma parecía gruesa y dura. Esa fue la prueba de los muchos años que pasó puliendo su esgrima.

“Si dices que una mano suave sin un solo rasguño es una ‘mano de mujer’, entonces ciertamente esta mano no se ve así”.

“…”

“Pero creo que es una buena mano”.

“… ¿De Verdad?”

“Si. Comparada con la mano de alguien que nunca ha llevado nada más pesado que un palillo, esta mano es mucho más bonita”.

“…”

Al escuchar esas palabras, la palma expuesta de Shizuku de repente se apretó fuertemente en un puño, escondiendo su palma como si de repente se volviera tímida. Al mismo tiempo, la fuerza del brazo que lo abrazaba se hizo más fuerte.

“Nagumo-kun, gracias por venir a salvarme”.

“No es como si viniera a salvarte. Eso fue solo una coincidencia”.

“Fufu, esa otra yo lo dijo. Era como la historia en un libro. Incluso esa ocasión en Orcus y la vez en el palacio también fue así. ¿En realidad escogiste el momento de aparecer?”

“No hables estúpido. Cada vez, apenas lleg-… no, esa vez con Kaori llegué tarde en cierto sentido. De todos modos, no había nada peor para el corazón en comparación con aquellos momentos. Quiero más tiempo extra para esa clase de cosas”.

Shizuku soltó una risita ante el Hajime harto.

“Veras. Por dentro, soy muy femenina ¿sabes? En realidad, en lugar del arte de la espada, quería jugar a la casita, anhelaba algo así como ser una princesa protegida por un chico genial. Incluso en el Gran Laberinto Haltina cuando fui arrastrada al mundo ideal, fui una princesa que experimentó una historia de amor con un caballero. Aunque como era de esperar, esa fue realmente una historia dolorosa que no puedo contarle a nadie”.

“Ciertamente, eso debió ser doloroso”.

Shizuku sonrió con ironía y dijo: “Hay una mejor manera de decir eso” mientras tocaba la cabeza de Hajime, quien expresó su sincera impresión sin piedad.

“Bueno, te preguntaras qué quiero decir, ¿verdad? Como soy alguien así, estoy realmente agradecida con Nagumo-kun, quien siempre salió corriendo cuando estaba en peligro, a eso me refiero. Cuando me dijiste que estabas mirando, también cuando me dijiste que no me dejarías morir, me sentí realmente, realmente, muy agradecida”.

“… Estas exagerando. Si Yaegashi muere…”

“Kaori estará triste, ¿verdad? Sé eso. Esas veces no fueron por mí, los hiciste por el bien de Kaori”.

Shizuku cortó las palabras de Hajime. No había señales de menospreciarse en lo que estaba diciendo. Realmente solo decía la verdad, su atmosfera era bastante indiferente.

Ciertamente, fue así, pero la forma en que Shizuku lo dijo que era como si viera a través de él y expresara “Si es por el bien de Kaori harías lo que sea, ¿verdad?”, lo hizo sentir insatisfecho por lo que agrego una pequeña corrección.

“… El 80 por ciento se debe a eso”.

Shizuku estaba perpleja. Si dijo que alrededor del 80 por ciento era por el bien de Kaori, entonces…

“¿Y el 20 por ciento restante?”

“Bueno, eso es porque Yaegashi es alguien buena, ¿ves? No voy a tratar activamente de abandonarte”.

“…”

Inesperadamente, si Shizuku estaba en apuros, entonces Hajime iba a tenderle la mano de manera proactiva. Comprendiendo que tales sentimientos existían dentro de Hajime, las mejillas de Shizuku estaban ligeramente teñidas de rojo.

Y entonces enterró su rostro en el cuello de Hajime mientras arrojaba una bomba con elegancia, como era propensa a hacer su mejor amiga.

“Nagumo-kun, quiero encontrarme rápidamente con Kaori. No solo Kaori, sino que también quiero encontrar a Yue, Shia y Tio. Y entonces, les diré que me he enamorado de Nagumo-kun. No sé qué va a pasar, pero quiero intentar ser un poco más honesta y cargar”.

“¿Es así? Si ese es el caso, entonces apu-… Oi, Yaegashi, justo ahora, tú”.

“Nagumo-kun, estoy un poco… cansada. Protégeme… adecuadamente… kay”.

En el oído de Hajime, el suave respirar de alguien durmiéndose se podía escuchar gradualmente. Parecía que se había quedado dormida, confiándole su cuerpo a Hajime. Su habilidad para dejar sola una bomba justo después de arrojarla fue una acción que era exactamente igual que su mejor amiga.

Hajime frunció el ceño antes de acomodar su agarre sobre Shizuku mientras continuaba caminando en silencio. Dentro de su corazón, sostenía su cabeza preguntándose “¿Cómo se volvió así?”.

Sin notar cómo las mejillas de Shizuku se volvieron rojas como una manzana…

(Ex: El capítulo tendrá 21 paginas con más de 8600 palabras, pero aun así disfrute con todo mi ser traducir esto, oh dios que placer, si todos los capítulos así de largos, pero igual de buenos pues estoy dispuesto a traducir miles más así. Shizuku siempre ha sido de mis personajes favoritos de la novela, además por bastante, y que pase todo esto pues, me alegra muchísimo. Para acabar, esto último son para alcanzar las 8709 palabras, tengan todos un maravilloso día.)


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s