Arifureta — Capítulo 141


Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


Voz Susurrante

Howa, Howa, Fuwa, Fuwa.

Seguramente, si hubiera sonidos para describir la situación actual, deberían ser esos. Entre los Siete Grandes Laberintos, había un laberinto llamado Caverna Escarchada. Y dentro de ese laberinto había un gigantesco laberinto (Ex: Valga la redundancia) en el que había unas puertas cerradas enfrente de las cuales había una tienda de campaña. El ambiente dentro de dicha tienda se había convertido en un espacio rosado.

“… Hajime. Aaa~n”.

“Nn. Aaa~n… Mmn. Es bueno. Como se esperaba, lo mejor para comer mientras se usa un kotatsu es estofado”.

“Hajime-san, toma un poco de lo mío también. Aaa~n”.

“Aaa~n… Mmn. De todos modos, Shia, tus habilidades culinarias están mejorando cada día, serás una gran esposa”.

“¡Je, Jeez, Hajime-san!, ¡Tal cosa!, ¡Decir que soy extremadamente linda y que además sería una esposa encantadora de la que no querrías estar lejos ni por un momento!, ¡Me haces sonrojar~!”

“¿Qué hay de mí, Hajime?”

“¿Nn?, ¿No es obvio? Te convertirás en la mejor esposa del mundo”.

“Nn… también haré lo mejor que pueda para aprender a cocinar”.

“Fufufu, Yue-san, estudiemos juntas y hagamos los platos favoritos de Hajime”.

Mientras alimentaban a Hajime con “Aaa~n”, Yue y Shia, que estaban sentadas a ambos lados de Hajime, tenían una conversación desde la cual nadie podría imaginar que estaban dentro de uno de los más grandes laberintos del mundo.

Había estofado encima del kotatsu. Ese era el guiso de mariscos preparado por Shia, cuyo olor hacía cosquillas en las narices de los alrededores. Los ingredientes habían sido adquiridos en la ciudad marítima de Erisen, congelados y almacenados dentro del {Almacén del Tesoro}.

Shia, con espléndidas habilidades del manejo de cuchillo, había preparado los mariscos junto con varias verduras y sazonó toda la mezcla exquisitamente. La salsa que parecía Ponzu (Ex: Esto) también estaba bien hecha y era realmente maravillosa. Debido a que sus habilidades del hogar también eran perfectas, el elogio de Hajime de que Shia sería una gran esposa no fue una exageración.

Sin embargo, Shia lo interpreto diferente. Hajime, que había tomado una actitud tolerante con Shia, no le importó ni trato de corregirla.

Luego, mientras Yue tiraba ligeramente de su manga y le preguntaba “¿Me convertiré en una buena esposa?” con la expresión de una amante, Hajime, por supuesto, no podía estar en desacuerdo, especialmente cuando enseñaba una sonrisa amable y mostraba tanta disposición a entrenar duro para aprender a hacer los quehaceres domésticos.

“¿Ne, Nee, Hajime-kun?, ¿Qué hay de mí? Las tareas domésticas y la cocina también son dos de mis puntos fuertes, ¿sabes? Haré muchos platillos deliciosos para mi esposo y le daré la bienvenida todos los días, ¿sabes?

“Goshujin-sama, Esta también piensa que se convertirá en una buena esposa, ¿sabe? Como sabrá, Esta es una ‘esposa devota’. ¡Esta le garantiza que hará que Goshujin-sama se sienta satisfecho todos los días!, ¿Bien? Entonces, por favor, dele a Esta alguna palabra de elogio.

El espacio rosado de Hajime, Yue y Shia fue interrumpido por las impacientes Kaori y Tio. Aferrándosele a Hajime por atrás, rogaban con un tono dulce por las mismas palabras que les dijo a Yue y Shia.

“… Maa, ya que originalmente Kaori siempre estaba monopolizando el primer lugar del ranking escolar de ‘Quiero salir con ella’ y el de ‘Quiero casarme con ella’, ¿no se supone que ya eres una esposa encantadora?”

“¡Mouu! Eso no. ¡No estoy preguntando por la opinión general, sino por la de Hajime-san!”

“… Kaori. ¿Por qué te haces daño a ti misma?”

“¿¡Yu, Yue!?, ¿¡Qué quieres decir!?”

“… Ya has llegado a entenderlo. Todavía estas cinco, no, seis años demasiado pronto”. (Ex: Este dialogo se podría cambiar un poco para que suene mejor, pero en este instante no recuerdo como sería la versión más “acertada/que suene mejor”)

“¡Números concretos, eh!, ¡Uu, el camino puede ser complicado, pero no voy a perder!”

Yue respondió en lugar del evasivo Hajime. Con ojos llorosos, Kaori apretó los puños y renovó su determinación. En verdad, viendo que Kaori no estaba desanimada, el corazón de Hajime se suavizó, pero lo mantuvo en secreto por ahora.

“Umm, Goshujin-sama?”

Tio, con ojos llorosos, estaba presionándole por una respuesta. Dos espléndidas sandías se posaban pesadamente sobre la cabeza de Hajime, presionándolo. Obviamente lo estaba haciendo a propósito.

“… Dijiste ‘Como sabrá’. Pero veamos que declaras concretamente con el contenido de la ‘devoción’ de la que hablas”.

“¿Mu?, ¿No es eso obvio? Por supuesto, todos los días, ya sea mañana, tarde o noche, haré ‘esto’ y ‘eso’ con Goshujin-sama, y ​​luego haré ‘eso’ y ‘esto’ nuevamente. Entonces, Goshujin-sama hará ‘esto’ para recompensarme ¿verdad? Es por eso que le devolveré el favor haciendo ‘eso’. Ah, me siento aliviada. Hacer ‘esto’ y ‘eso’ adecuadamente, para luego hacer ‘e—’ ¿¡Abababaabababa!?

“… Tú dragona sin valor. Serás la única que deje en este mundo”.

“Tio-san, refrénate un poco…”

En respuesta a la Tio que continuaba descaradamente su charla indecente, un ‘Abababa’ causado por el [Revestimiento Eléctrico] de Hajime interrumpió el discurso de Tio.

Con un sonido ‘PikuPiku’ (Ex: Pi~ka~chu, lo lamento…), Tio siguió convulsionándose sin levantarse. La electricidad pareció realmente efectiva. Incluso Shia estaba atónita ante la apariencia de tal Tio.

Sin embargo, dado que ‘Te dejaré atrás’ eran palabras amenazadoras, podría suponerse de forma natural que también planeaba llevarla consigo.

El hecho de que Tio estaba parada cerca de Hajime era obviamente la prueba de que ella le había pedido espontáneamente permiso a Hajime para estar a su lado.

Kouki y compañía estaban sentados en un kotatsu en el lado opuesto, picoteando en silencio su estofado mientras hacían lo mejor posible para ignorar la escena en curso. Sin embargo, apenas capaces de soportar la irritante e irresponsable escena, sus palillos temblaban continuamente de frustración.

“Kouki… aunque pensé que me había acostumbrado a este tipo de alboroto…”

“No hables de eso, Ryutaro, mi mente no puede soportarlo más…”

“¿No es algo bueno?, ¿Ver objetivamente cómo solíamos ser?”

“¿Solíamos ​​ser?, ¿Podría ser que realmente estás enojada por…? No olvídalo”.

Kouki estaba mirando a Hajime y Kaori con una expresión extremadamente complicada y hablaba en voz baja con Ryutaro, cuya cara mostraba una profunda molestia. Curiosamente, la generalmente sarcástica Shizuku permaneció callada, sacando pescado del estofado. Miraba a Hajime de vez en cuando, obviamente irritada. Suzu, que había mencionado el tema, retrocedía espontáneamente cada vez que recordaba el alboroto.

Y, en ese momento, Hajime dejó sus palillos (que apenas usaba por estar ‘Aaa~n’ todo el tiempo) y sacó una placa de metal gris brillante de su bolsillo. Tenía una punta afilada desigual y un cuadrado mágico estaba grabado en él. Era una {Llave del Portal} que conectaba el espacio.

Hajime de repente se volteó y uso la llave. Estaba conectada a los {Cross Bit} que había enviado a buscar la llave para abrir la puerta sellada que les impedía continuar. En el centro del platillo que se había fijado en el espacio, se abrió una puerta. Al otro lado de la puerta había un objeto con forma de gema que emitía luz amarilla desde un pedestal en una habitación rodeada de paredes de hielo.

Además, había una cosa más.

“¡¡¡GuruaAAAAAAA!!!”

Desde el otro lado de la gema, también había un ogro helado de cinco metros de altura con aspecto enfadado que se les acercaba.

“¿¡Bufu!?” 

X4 Kouki y los demás que estaban sentados en el kotatsu picoteando su estofado, lo escupieron todos simultáneamente. En cualquier caso, su comida fue interrumpida por un grito de guerra y de repente se les acercó un ogro claramente en un nivel diferente al de los ogros que habían enfrentado hasta ahora. No tenía sentido decirles que no se asustaran.

Sin embargo, Hajime no entró en pánico, extendió su mano a través de la puerta y recogió la gema amarilla. A cambio, simplemente saco una bola de metal aproximadamente dos veces más grande que una pelota de baloncesto de su {Almacén del Tesoro}. Un sonido ‘Bachi’ resonó cuando instantáneamente vertió electricidad dentro, después de lo cual arrojó casualmente la pelota a través de la puerta como si tirara basura.

Entonces, inmediatamente giró la llave, cerró la puerta y la guardo.

Inmediatamente después:

¡¡¡¡¡ZudoOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!

Desde un lugar distante, el sonido de una explosión ridículamente poderosa reverberó causando que el aire comenzara a vibrar.

Hajime se sentó y recogió sus palillos como si nada hubiera pasado particularmente. La gema revestida de luz amarilla en la parte superior de la mesa era una prueba de que esta serie de eventos increíbles pasaron de verdad.

“… Hajime. Aaa~n”.

“Hajime-san, Aaa~n desu”.

Y, como era de esperar, Yue y Shia también reanudaron el ‘Aaa~n’ como si nada hubiera pasado. Kouki y los demás que habían estado sudando frío volvieron a la realidad y simultáneamente abrieron la boca.

“No, no, no, no, definitivamente hay algo que no está bien, ¿¡no!?” X4

“¿Nn?”

Hajime, cuya boca estaba siendo rellenada con mariscos frescos por Kaori y Tio que participaron en la competencia de alimentarlo, inclinó la cabeza como para decir “¿qué pasa?”.

Con una expresión que no ocultaba su irritación hacia el comportamiento de Hajime, Kouki preguntó.

“Nagumo. ¿Qué fue eso de antes?”

“Antes dices… Pero estabas mirando, ¿no?”

“¡Estaba, ¡Pero no es eso!, ¡Estoy hablando de lo que hiciste!”

“Lo que hice… preguntas cosas extrañas. Es tal como viste, ¿no?”

Hajime le dirigió una mirada a Kouki cuestionando su cordura después de que Kouki levantó la voz. Al no haber obtenido la respuesta que buscaba, Kouki parecía listo para voltear la mesa con ira en cualquier momento.

Shizuku se acercó al emocionalmente inestable Kouki, mientras se frotaba la frente como si aguantara un dolor de cabeza e intentaba explicarle a Kouki la parte de “lo que viste”.

“En resumen, Nagumo-kun encontró esta gema amarilla que puedes ver con sus {Cross Bits}, y la recogió usando una puerta. Es probable que en el momento en que los {Cross Bits} se infiltraron en el lugar donde solía estar la gema, algún monstruo que se suponía era su guardián o algo reaccionó enojado, antes de ser asesinado por la bomba que Nagumo-kun arrojó por la puerta… o eso supongo”.

“Ah. Es completamente como dices. Justo como lo viste, ¿no?”

“¡Eso es lo que estoy diciendo!, ¿¡No hay algo malo con esto!?, ¡Normalmente no simplemente te enfrentas directamente a un guardián resguardando un tesoro, lo derrotas y recoges el premio así!”

Kouki estaba honestamente diciendo algo trivial.

“No, ¿no es mejor recolectarlos fácilmente así? Sería una molestia estar ocupados recolectando cada una de las cuatro llaves nosotros mismos, ¿verdad?”

“E, Eso puede ser así. Pero si no seguimos las reglas, ¿será nuestro progreso reconocido por el laberinto…?”

“Una o dos veces debería estar bien. Tomamos un considerable atajo en la Montaña Volcánica, y nuestra conquista fue reconocida sin ningún problema después de todo. Debería estar bien si el grupo de Yue y el grupo de Amanogawa respectivamente derrotan a los guardianes de las dos llaves restantes y las recuperan. Trazaré una ruta para ti”.

“Uu… ¿Está bien esta dificultad?, ¿Es realmente la conquista de un Gran Laberinto después de todo?” (Ex: No se le puede culpar por pensar así, después de todo si acaba un poco con el romance de capturar un Gran Laberinto tras mucho esfuerzo)

“Kouki… Deja de pensar profundamente en Nagumo. No quieres dolor de estómago a esta edad”.

Kouki sostenía su cabeza entre sus manos. Ryutaro le palmeó los hombros con una expresión de simpatía.

“Así es. Nagumo-kun es la encarnación andante de la irracionalidad. No hay nada de qué sorprenderse”.

“Shizu, Shizu… Cuando Suzu piensa en Guardián-san, se pone demasiado triste por alguna razón. Si Nagumo-kun arrastra a otro Guardián-san, creo que las cosas definitivamente se verán mal. Entonces, trabajemos duro para preservar nuestra cordura, ¿sí?”

Ryutaro aprobó el consejo que la Suzu, de aspecto triste, le había dado a Shizuku mientras Suzu estaba tragando pescado y se volteaba hacia ella.

“Parece que también sería difícil para mí mantener el ‘sentido común’ que he tenido hasta ahora sin daños por culpa de Hajime. Tengo que estar de acuerdo con la sugerencia de Suzu”.

Kouki y su grupo habían satisfecho su hambre y estaban picoteando los últimos restos de su comida cuando el sonido de una segunda explosión reverberó a través del Gran Laberinto.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

“Me pregunto si Shizuku-chan y los otros están bien…”

La voz preocupada de Kaori hizo eco.

Estaban ante las dos puertas cerradas.

Ya se habían colocado tres gemas en los huecos correspondientes de la puerta. De las tres, aparte de las dos gemas que Hajime había obtenido sin esfuerzo, la otra había sido traída por el equipo de Yue, que fácilmente había derrotado al guardián de la gema y se había apoderado de su llave, lo cual era de esperar dada su habilidad.

Solo quedaba una llave, la última gema. Era la gema por la que se había dirigido el equipo de Kouki mientras eran guiados por un {Cross Bit} de Hajime. Como resultado de dividirse en dos grupos, Kaori se había puesto ansiosa, preguntándose si el grupo de Kouki sería capaz de derrotar al guardián de la última gema de manera segura.

“Parece que no hay problema. Tuvieron una pelea difícil, pero parece que lograron derribarlo. No tienen heridas graves. En algún momento, se ve que Ryutaro sufrió de congelación, pero fue curado de inmediato”.

“Gracias a Dios”.

Kaori dio un suspiro de alivio después de escuchar la información transmitida a través del {Cross Bit}.

Hajime movió el {Cros Bit} ante el equipo de Kouki que había terminado su batalla y había obtenido la última llave. Al mismo tiempo, usando la {Llave del Portal}, Hajime conectó el espacio entre su ubicación y el {Cross Bit}. El espacio se distorsionó suavemente, y la visión de Kouki y compañía teniendo expresiones extrañamente renovadas se podía observar del otro lado.

“De alguna manera, se ven felices chicos…”

“Umu. Lo más probable es que se sientan aliviados de haber podido pasar la prueba del laberinto de forma correcta”.

Shia estaba inclinando la cabeza pensando en el motivo de sus caras felices cuando Tio respondió a su pregunta con una expresión aparentemente agradable. Estaba en lo cierto.

Kouki, que sostenía la gema en su mano, cruzó la puerta, pasó junto al grupo de Shia y se dirigió hacia las puertas cerradas. Allí, insertó la gema en el último hueco.

Inmediatamente después, las espinosas enredaderas de la puerta se cubrieron de luz. Las gemas comenzaron a brillar intensamente en todo su esplendor. Entonces, las impresionantes puertas comenzaron a abrirse por su cuenta.

De un vistazo, el pasaje que comenzaba tras la entrada de la puerta no parecía diferente de los pasillos del laberinto hasta ahora. Si algo era diferente, parecía ser el brillante reflejo de las paredes de hielo. Las figuras de Hajime y los demás se reflejaron vívidamente.

“Bueno, entonces, vámonos”.

Siguiendo la orden de Hajime, todos simultáneamente cruzaron la puerta. La vista ante ellos, efectivamente, emitió la sensación de una casa espejo. El hielo actuó como espejos. La brillante luz se reflejaba sin cesar. De hecho, las paredes de hielo a ambos lados del pasaje actuaban como espejos opuestos por lo que el grupo de Hajime se reflejó innumerables veces.

Aparte del techo oculto por nieve, parecía realmente un corredor sin fin. La intensa reflectividad del hielo dejó en claro que no era simple hielo. Si no fuera por el frío que irradiaban, podrían incluso confundirse con espejos.

Un sonido ‘Kotsu, Kotsu’ resonó junto con los pasos del grupo de Hajime mientras avanzaban. No solo la luz, los sonidos también parecían reverberar.

“… De alguna manera se siente como si hubiéramos sido absorbidos por algo”.

Yue murmuró mientras caminaba al lado de Hajime y miraba sus reflejos en las paredes.

Los mundos amontonados dentro de las paredes de hielo se repetían sin cesar, las partes más profundas estaban envueltas en la oscuridad. Las palabras de Yue fueron realmente adecuadas.

Hajime agarró suavemente la mano de Yue.

“No te dejaré ir, así que está bien”.

“… Nn”.

“Chicos, ¿no pueden dejar de coquetear en cada ocasión?”

Los ojos de reproche de Shizuku se clavaron en Hajime y Yue que intercambiaban sonrisas. Sin embargo, su amor ya había excedido el umbral teórico máximo. Tal comentario no les hizo estremecerse. (Ex: Me recordó al anime de hace poco de los científicos enamorados que querían demostrar su amor con ciencia, Rikei ga Koi ni Ochita no de Shoumei shitemita se llama)

Dando una mirada de reojo a Shizuku, quien suspiró, el grupo continuó avanzando.

No habían encontrado la señal de ninguna trampa o monstruo en mucho tiempo y la brújula indicaba que estaban en el camino correcto cuando repentinamente Kouki se detuvo y comenzó a mirar alrededor inquieto.

Shizuku, representando al grupo que sospechaba de su comportamiento, preguntó.

“¿Kouki?, ¿Qué pasa?”

“Ah, no, veras, ¿no escuchaste algo justo ahora? Algo como la voz de alguien. Más bien, como un susurro…”

“Es, Espera un minuto Kouki-kun, detente. Ya nos hartamos de esto en la Ruinas del Fondo del Mar Melusine”.

Parecía que Kouki podía escuchar el susurro de alguien. Como no creía que fuera posible que alguien más estuviera allí junto a ellos, Kaori, cuya tolerancia al horror era poca, se abrazó fuertemente con ambos brazos mientras alzaba una voz de protesta.

“¿No hay nadie más que haya escuchado algo?, ¿Shia?”

Hajime entrecerró los ojos en silencio y miró a su alrededor para confirmar.

“No. No escuché nada. Y no siento signos de nadie más aquí además de nosotros”.

Shia, que había cerrado los ojos y se enfocó en sus orejas de conejo, respondió mientras sacudía en negativa la cabeza. Los otros miembros que también parecían no haber escuchado nada, en particular, todos negaron con la cabeza.

“… Extraño, pensé que escuché algo…”

“¿Estás seguro de que no estás pensando demasiado en esto?”

“… A lo mejor si lo estoy”.

Comprendiendo que él era el único que lo escuchó, Kouki se preguntó si era su imaginación mientras mostraba una expresión desconcertada. Un Ryutaro preocupado que mostró una cara sin su autoconfianza habitual también estuvo de acuerdo.

“… Shia”.

“Entendido”.

Mientras todos pensaban que era la imaginación de Kouki, solo Hajime, con una mirada que les recordaba que tuvieran cuidado, transmitió su pensamiento a Shia, en quien se podía confiar para buscar al enemigo en tales circunstancias. Shia también pensó que era solo la imaginación de Kouki, pero como Hajime le hizo un pedido, obedientemente asintió con la cabeza en señal de aprobación. Sus orejas de conejo se tensaron.

Entonces, siguieron avanzando sin ningún problema, cruzando varias intersecciones sin perderse, hasta que Kouki se detuvo una vez más.

Esta vez, gritó.

“¡Ah, otra vez!, ¡No era mi imaginación después de todo!, ¡Lo escuché de nuevo!”

“¿Ko, Kouki?”

Shizuku y los demás miraron desconcertados a Kouki que buscaba frenéticamente al dueño de la voz.

Por las miradas que se volvieron hacia él, Kouki supuso que nadie además de él había escuchado tampoco la voz esta vez, y levantó una voz caótica.

“¡Es verdad!, ¡Esta vez, lo escuché claramente! Decía: ‘¿Está bien así?’”

“No, Kouki. ¿No escuché nada?”

“¡Maldición!, ¡Quién eres!, ¡Dónde estás!, ¡Qué tal si muestras tu cara sin esconderte!”

“Kouki, cálmate”.

Ansioso por ser el único en escucharlo, Kouki se dio la vuelta y soltó esas duras palabras en al espacio vacío. Shizuku y los demás se movieron para tratar de calmarlo.

“Shia”.

“No, yo tampoco. Realmente no escuché nada…”

Hajime verificó con Shia para confirmar, pero parece que las orejas de conejo de Shia tampoco captaron esta vez el sonido de alguna voz.

“… Hajime. ¿Alguna respuesta mágica?”

“Ninguna. Era lo mismo con los zombis en aquel entonces, parece que las paredes de hielo probablemente tengan algún tipo de habilidad que oculta cualquier respuesta mágica. Aquí no se puede confiar en el {Ojo Mágico}”.

“Fumu. También existe la posibilidad de haber sucumbido ante la presión del Gran Laberinto y nuestras mentes están confundidas… Pero, aun así, esto es demasiado repentino. Sería más razonable suponer que estamos recibiendo algún tipo de interferencia”.

“Pero las orejas de Shia no pudieron escuchar nada, y, además, Hajime no puede sentir nada. No hay nada que podamos hacer para detenerlo”.

Mientras Hajime y los demás discutían, Kouki intentaba desesperadamente encontrar al dueño de la voz para demostrar que no se había vuelto loco. En este punto, Hajime le habló.

“Amanogawa, por ahora, cálmate”.

“… Nagumo, es verdad. Estoy seguro de que lo escuché…”

“Lo sé. No pretendo descartar este problema diciendo que es tu imaginación”.

“¿Eh?”

Habiéndose acostumbrado a recibir un trato duro por parte de Hajime, los ojos de Kouki comenzaron a girar en círculos después de escuchar estas palabras que parecían indicar que le creía.

“Deberíamos asumir que estamos recibiendo algún tipo de interferencia. Si es una de las pruebas del laberinto, entonces la posibilidad de que no solo tú, sino que todos los que están aquí reciban la interferencia es alta. Actualmente, no se me ocurre una manera de contrarrestar esto. Todos, estén en guardia”.

Hajime dirigió una mirada seria hacia los demás. Intercambiaron miradas y asintieron.

De hecho, en lugar de rechazarlo como imaginación de Kouki, en lugar de negar la existencia de un fenómeno inexplicable, era mejor decir que era la “interferencia” del laberinto. Creía las palabras de Kouki. No sería extraño que ocurriera un fenómeno así, ya que estaban desafiando un Gran Laberinto después de todo.

Kouki mostraba una expresión complicada, pero parecía haberse calmado por ahora. Seguía en silencio detrás de Hajime, que había vuelto a caminar mientras tenía pensamientos ominosos sobre sus imágenes reflejadas en las paredes de hielo.

Y entonces:

—– No creíste.

“Uu, otra vez…”

Un susurro entró suavemente en el oído de Kouki una vez más. Pero dado que había pensado un poco en las palabras de Hajime sobre una posible interferencia del Gran Laberinto y se había preparado, esta vez no se vio confundido.

Era difícil decir si estaba tranquilo en el fondo, pero ahora podía tratar de buscar el origen de la voz con calma. Entonces, Kouki de repente se dio cuenta de algo.

“… ¿Ya he escuchado esta voz?”

De alguna manera tenía la sensación de que ya había escuchado esta voz. Shizuku y los demás miraron preocupados a Kouki, que había inclinado la cabeza y estaba buscando en su memoria.

“Kouki. ¿Estás bien?”

“Ah, sí. Estoy bien. Estaba pensando, puede que ya haya escuchado esa voz en alguna parte…”

“… Había monstruos con la capacidad de imitar la apariencia y la voz de las personas en el Mar de Árboles Haltina. Tal vez están imitando a alguien que conocemos. No te dejes engañar. Si algo sucede, dilo de inmediato”.

“Gracias, Shizuku. Ten cuidado también. Si Hajime tiene razón, es posible que tarde o temprano escuches también una voz”.

“Entendido. Seré cuidadosa”.

Kouki sintió que su mente desordenada se había calmado y pudo mostrarle cierta compostura a Shizuku, quien sonreía levemente. Le devolvió una sonrisa a su amiga de la infancia que siempre lo alentó y apoyó.

—– Te has dado cuenta, ¿verdad?

Sin embargo, su rostro se puso rígido de inmediato ante la voz que una vez más resonó. Se le puso una desagradable piel de gallina después de no poder ignorar la inquietud que habitaba en su corazón debido a los susurros que escuchó.

Kouki giró involuntariamente su cabeza hacia Shizuku, quien caminaba a su lado, con una cara que parecía pedir ayuda.

Sin embargo, la expresión de preocupación que esperaba ver en el rostro de su amiga de la infancia no se veía por ninguna parte. En cambio, mostró una expresión tan rígida como el reflejo de su propio rostro en las paredes de hielo.

“Shizuku…”

“… Si. Yo también lo escuché. Era la voz de una mujer. También la he escuchado en alguna parte antes. ‘¿Apartando los ojos otra vez?’ es lo que dijo”.

“… La mía era una voz masculina que decía ‘Te has dado cuenta, ¿verdad?’. Parece que las palabras cambian según la persona que escucha la voz”.

Kouki y Shizuku se miraban con expresiones complicadas, y entonces, “¡Hyaaa!”. Suzu saltó ligeramente pegando un grito. Parece que Suzu también podía escucharlo ahora.

Aún más, Ryutaro, que también parecía haberlo escuchado, se confundió y comenzó a mirar a su alrededor.

“¿Qué les dijo chicos?”

Hajime les preguntó sobre el contenido mientras miraba por encima de su hombro.

Una vez que escuchó la descripción de todo el mundo sobre lo que escucharon, estaba planeando juntarlo todo para descubrir el objetivo del Gran Laberinto.

“Um, Suzu escuchó algo como lo de Kouki. (Ex: Recuerden que Suzu habla en tercera persona). ‘Realmente te habías dado cuenta, ¿verdad?’ es lo que dijo”.

“Ah, la mía fue ‘¿Por qué hay que dudar?’”.

Ambos estaban haciendo una expresión aparentemente disgustada. Una incomodidad se reveló en sus caras, el tipo de sentimiento que se tendría si el corazón de uno fuera manchado por alguien.

“… Eso es demasiado abstracto. Siento que es demasiado indirecto para poder seducir a alguien…”

Hajime inclinó la cabeza. Estas no eran palabras como “Haz esto y aquello” o “Ven aquí y allá” que podrían llevar a la gente a desviarse de su objetivo.

“Ustedes dos. ¿Han escuchado esa voz antes?”

“Un. Ahora que lo mencionas, siento que la había escuchado en alguna parte… tal vez”.

“También tengo la sensación de que ya la había escuchado”.

Asintieron a Tio en confirmación. Las palabras susurradas variaron, pero al final, todas fueron susurradas por una voz familiar o eso parecía.

“… De todos modos, tenemos que seguir adelante”.

“Maa, es cierto”.

Tenían un mal presentimiento, pero detenerse y preocuparse no serviría de nada. Una vez que salieran del laberinto, tal vez los susurros se detendrían. Entonces, como dijo Yue, deberían avanzar por ahora.

Después de decidir seguir adelante, se encontraron con múltiples cruces y continuaron sin perderse. Según la información proporcionada por la brújula, quedaban tres kilómetros en línea recta hasta la salida. Debido a que no se perderían, incluso si se toparan con trampas o monstruos, podrían llegar allí en ni medio día.

Se apresuraron hacia adelante mientras hacían todo lo posible para ignorar el susurro que se escucharía de forma intermitente.

Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, la frecuencia de los susurros aumentó, y antes de que lo supieran, Hajime y su grupo comenzaron a escucharlos también.

—— Serás traicionada de nuevo

Yue escuchó. Esas fueron palabras tóxicas que le hicieron recordar que una vez había depositado su confianza en su tío, su familia y otros sirvientes. “De nuevo”. Yue podía muy bien adivinar el significado de estas palabras.

—— Los perderás de nuevo por tu propia culpa, ¿sabes?

La voz hizo temblar las orejas de conejo de Shia. El origen de la tragedia que le quitó la vida a innumerables miembros de su familia fue de hecho el propio nacimiento de Shia. Se había arraigado profundamente en el corazón de Shia y le había provocado innumerables pesadillas. La voz le recordaba constantemente sus gritos de muerte. Ahora, tenía muchos ‘seres importantes’ cerca de ella que absolutamente no quería perder.

—— No existe tal cosa como que seas aceptada por otros.

Tio escuchó la voz que había invadido su mente susurrándole suavemente.

Hace mucho tiempo, cuando no tenía experiencia y no podía controlar su poder, y su familia se enfrentaba a la persecución… El fuego surgió, el sonido de una explosión sacudió la atmósfera, un grito y un rugido enojado resonaron. Mientras pateaba los restos amontonados de sus compatriotas, los ojos que la rodeaban la miraban con extremo temor y desprecio…

—— Estás celosa hasta el punto que quieres matar, ¿no es así?

Susurró una voz que había invadido el corazón interior de Kaori. Kaori inconscientemente se volvió hacia la novia que mostraba un aire de compostura y se paraba en un lugar que Kaori no podía alcanzar incluso después de intercambiar cuerpos y obtener poder. Algo negro brotó y comenzó a extenderse como la tinta negra derramándose sobre una hoja de papel blanco.

“Ah. Lo entiendo. Esta es mi propia voz”.

Todos los que tenían sus conciencias destrozadas por los susurros quedaron desconcertados por la repentina declaración de Hajime.

“… ¿Hajime?”

Hajime respondió a la mirada inquisitiva de Yue sin verse particularmente molesto por los susurros.

“Todos, dijeron que ya habían escuchado la voz susurrándoles ¿verdad? Lo mismo va para mí, pero la voz que me susurra es mi propia voz. Cuando ayudaba a mi padre a hacer juegos, tuve la oportunidad de escuchar mi propia voz muchas veces cuando hacía pruebas de audio. Dado que, si escuchas tu propia voz, seguramente sentirás una sensación de incomodidad. Es difícil darse cuenta, pero puedo asegurarles después de haber escuchado mi propia voz innumerables veces que la voz que me susurra es mi propia voz”. (Ex: Para el que no lo sepa el padre de Hajime es dueño de una compañía de video juegos y su madre es una famosa mangaka shoujo)

“Ah, ahora que lo mencionas…” fue la expresión que comenzó a formarse en la cara de todos. La voz propia que se tiende a escuchar en el día a día difiere de la que escucharía de una grabación. Por lo tanto, no habían podido reconocer su propia voz. (Ex: Explicación rápida y sencilla aquí)

“Pero, si eso es cierto, entonces lo que dice la voz…”

“… Podría ser una voz proveniente de lo profundo de tu corazón… tal vez, revive varios recuerdos desagradables.

“… Correcto. Se siente como si nuestra mente estuviera siendo invadida y pisoteada por zapatos sucios. Es extremadamente desagradable”.

Tio, adivinando, dijo lo que Kaori que fruncía el ceño dudaba decir. Shia estuvo de acuerdo. Los otros mostraron uniformemente caras oscuras y sombrías.

En general, se podría decir que la atmósfera era tranquila. Shizuku, que se dio cuenta de esto, levantó la voz en un intento de cambiar el estado de ánimo y habló con Hajime y Yue, que parecían calmados y serenos por alguna razón.

“Nagumo-kun y Yue no parecen verse muy afectados, ¿es eso correcto?, ¿tienen algún tipo de contramedida?”

Hajime y Yue intercambiaron miradas. Entonces, Hajime tenía una expresión compuesta, mientras que Yue mostró una sonrisa algo hechizante.

“¿Qué pasa si digo que simplemente no le estoy prestando especial atención?”

“… ¿Qué escuchaste?”

“Ah~ algo así como ‘¿Crees que un asesino podría vivir una vida normal?’ o ‘No hay lugar donde pertenezca un monstruo, ¿verdad?’ cosas de ese estilo, repetidamente. No creo que haya nada realmente diferente”.

“Eso es… ¿refiriéndose a cuando regresemos a Japón?”

“Ah, eso es correcto. Maa, también es difícil decir si soy humano después de todo. Tal vez me pregunto en el fondo si podré acostumbrarme a mi vida anterior de nuevo”.

Al Hajime, que estaba haciendo un autoanálisis bastante indiferentemente, Kouki, cuya cara sombría mostraba cada vez más angustia a medida que pasaba el tiempo, logró exprimir su voz.

“Entonces, ¿cómo logras mantener la calma? Tú, que estás listo para abandonar a los habitantes de este mundo y quieres volver a casa, después de que te dijeron varias veces que incluso si lograbas regresar, no tendrías lugar donde pertenecer, ¡cómo demonios puedes estar tan tranquilo!”

Kouki exigió una explicación. Ya no pudo contener su irritación al final de su oración y su voz se elevó. Parece que la voz que estaba escuchando desde su corazón sacudía considerablemente su mente.

Hajime simplemente se encogió de hombros y respondió.

“No pierdas los estribos. En realidad, aunque no sabré la respuesta hasta que intente regresar, preocuparme por eso ahora no tiene sentido, ¿cierto?”

“¿Cómo puedes convencerte tan fácilmente?, ¡Es algo que no puedes ignorar, algo que entra en tu mente y que no puedes tirar, algo con lo que no puedes hacer nada al respecto!”

¿Qué tipo de voz escuchaste? Kouki casi gritaba esas palabras a Hajime mientras ocultaba su furia causada por el odio en algún lugar dentro de él.

Hajime enfrentó al emocionalmente inestable Kouki con una mirada en cierto modo seria.

“Primero, de desear que las cosas sean ‘a tu manera’, nacerá la codicia. Luego, para apaciguar esa codicia, tu corazón tomará una decisión. Entonces, todo lo que hay que hacer es llevar a cabo esta decisión hasta el final. No deberías preocuparte por cosas como: ‘¿Podré hacerlo o no?’ sino más bien: ‘¿Qué debo hacer para llevar a cabo esta decisión?’… Ya lo he decidido. Volveré a mi ciudad natal y viviré una vida normal con Yue y las demás. Les mostraré muchas cosas espléndidas y les presentaré a mis padres. Pondré mi vida en juego por ello. No hay tiempo para preocuparse por algo tan trivial como la ansiedad que surgió de la decisión que tomé”.

“… Eso es absurdo. Tal cosa…”

“No es que te pida que entiendas. Tal vez mi forma de pensar no sea muy humana”.

Hajime no vacilaría sin importar lo que le dijeran, sin importar lo que le hicieran. Kouki sintió que vio los puntos principales de la mente inquebrantable de Hajime y no pensó que pudiera entenderlos. Sin embargo, desvió la mirada cuando pareció darse cuenta de algo.

Dentro de la delicada atmósfera, la cara de Shia, que estaba irritada debido a la inquietud causada por los susurros, fue reemplazada por una gentil sonrisa mientras comenzó a buscar a Yue.

Parece que Shia también pudo escapar fácilmente de los pensamientos negativos causados ​​por los susurros desagradables. Su estado de ánimo cambió rápidamente del sombrío causado por este lugar a su inocencia habitual.

A pesar de estar originalmente angustiada, Shizuku, que había sido capaz de adivinar lo que estaba pasando hasta cierto punto y había estado hablando con Hajime, ahora estaba completamente en silencio, reflexionando sobre las palabras anteriores de Hajime como si se hubiera dado cuenta de algo.

“Entiendo que Hajime-san no está siendo afectado gracias a su desvergüenza, pero ¿por qué Yue-san se ve bien? Más bien, ¿qué le están susurrando Yue-san?”

La sien de Hajime reaccionó de repente a la forma en que Shia hablo de él, pero parece que leyó el estado de ánimo y decidió dejarla pasar por el momento. Por supuesto, la noche después de la captura del Gran Laberinto, la haría llorar de muchas maneras diferentes.

Yue, que despertó el interés de Shia, respondió sin ninguna duda particular.

“… Me dice repetidamente que voy a ser traicionada de una forma u otra”.

“Traicionada… Si no me equivoco, como en tu pasado…”

“… Nn. Así que dice cosas como ‘Hajime y Shia también te traicionarán’”.

Al escuchar estas palabras, Hajime y Shia intercambiaron miradas. Si esos susurros realmente provienen del inconsciente de uno, significa que Yue teme la traición desde el fondo de su corazón.

De hecho, Yue había sido traicionada por la familia y sirvientes en los que confiaba y había estado encerrada en la oscuridad durante trescientos años. Eso es más que razón suficiente para que se convierta en un trauma, y ​​no sería extraño que se sintiera enferma hasta el punto de no confiar nunca más en más nadie.

En realidad, dejando de lado a Hajime y Shia, su interacción con otros podría decirse que a veces es bastante fría. Fundamentalmente, ganar la confianza de Yue fue bastante difícil. Afortunadamente, su encuentro con Hajime le hizo creer que aún era posible confiar en los demás… Pero tal vez la inquietud de ser traicionada nuevamente aún habitaba en su corazón, aunque fuera un poco.

Aún más, que sus recuerdos de su gran traición, esto era algo que no podía evitarse. En realidad, no sospechaba que sería traicionada de nuevo. Más bien, esto era algo tallado en lo profundo de su inconsciente.

Sin embargo, naturalmente, había una confianza en Hajime y Shia que fácilmente superó tal trauma. Un milagroso encuentro y las cosas que vio en el viaje que le siguió habían apaciguado su corazón. Por eso estaba tranquila.

Sintiendo sus sentimientos, Shia le dio una sonrisa suave y habló.

“Ne, Fufu, si bajas la guardia, podría traicionarte-”.

“… Chica mala. El castigo es necesario para los conejos mentirosos”.

Con Yue y Shia reanudando su frívola conversación, la atmósfera parecía volver ligeramente a la normalidad.

“Maa, ciertamente, no hay forma de que deje ir a Yue…”

“En efecto. Sería mucho más probable que se dijera que el mundo será destruido mañana a que Goshujin-sama traicione a Yue”.

Una mirada triunfante apareció en la cara de Hajime y Tio. De hecho, la atmósfera de Hajime y Yue era tan dulce que parecía una mezcla de Calpis (Ex: Bebida japonesa muy popular y famosa allá, más información aquí) con azúcar, jarabe y miel. Si te dijeran que uno traicionaría al otro, solo podrías responder “¿Ha?”.

“… Nn. Es imposible. Pero incluso si fuera traicionada, no sería una preocupación”.

Yue estuvo de acuerdo con las palabras de Hajime y Tio, pero como si hubiera pensado en algo en el camino, hizo una afirmación mientras sus pupilas brillaban con picardía.

“¿Qué es lo que…?”

Con un aire de compostura, Yue respondió a Hajime y los demás que inclinaron la cabeza.

“Porque independientemente de los sentimientos de Hajime, no lo voy a dejar ir”.

“…” X4

Mientras todos se quedaban extrañamente silenciosos, Yue, que estaba lamiendo sus finos labios rosados ​​con su lengua, de repente entrecerró los ojos. Nadie fue capaz de quitar sus ojos de sus húmedos labios que resaltaban enormemente. Simultáneamente, comenzó a emitir un encanto que hizo temblar indiscriminadamente la columna vertebral de todos, hombres o mujeres, e hizo que sus abdómenes se sintieran calientes.

Luego, con una respiración larga y caliente.

“… Fufu, no puedes huir de la princesa vampiro”.

Declaró tal cosa.

Hajime, que quedó atrapado en la atmósfera demasiado hechizante y esa mirada ardiente, tuvo que ser sostenido de brazos por su espalda por parte de Shia que mostró un espléndido tiempo de reacción.

Si no fuera por ella, no hay duda de que Hajime probablemente ya estaría encima de Yue. No importa cómo lo mirases, ya no estaba pensando con claridad. Estaba mirando a Yue como una bestia.

Por un momento, la improductiva discusión continuó entre Shia y el resto que intentaban evitar una aventura amorosa en medio de la captura de un Gran Laberinto y Hajime que no deseaba nada más que a Yue.

En cualquier caso, por el momento, parece que la opresiva atmósfera causada por los susurros se había ido.

—-

Ex: Bueno, tengo que informar que no se si se deba a cosa del antiguo traductor ingles o cosa de Unknown, pero muchos de los nombres de personajes están diferentes a la versión en ingles de la LN, como por el ejemplo Raisen en lugar de Reisen que es como debería ser, o Myuu en vez de Myu, son diferencias que aunque muchas las había notado trataba de mantener como la versión de Unknown. Los nombres en si no están tan mal por que son mayormente formas ligeramente diferentes de interpretar los nombres en japones, pero algunos si opino se deberían cambiar y por ello es que lo hago, en el capitulo siguiente al principio mencionare los cambios, perdón por las molestias


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s