Súper Gen Divino – Capítulo 601: Tremendo Poder


Séptimo Capítulo Semana 5

¡Disfrútenlo!

Han Sen subió la pared del acantilado una docena de metros más o menos, y en unos pocos pasos más, llegaría a la criatura lagarto.

Han Sen había abierto en secreto su cerradura genética, y con él, podía sentir el deseo de la criatura de dar la vuelta. Cuando lo hizo, también tuvo la previsión de saber que la criatura extendería su lengua. En el siguiente segundo, el lagarto disparó su larga, roja y puntiaguda lengua hacia él.

Ser capaz de decir lo que venía se sentía increíble. Han Sen sintió que podía predecir todo.

Han Sen saltó desde el acantilado. Tomando fuerzas del aire, esquivó la lengua gigante de aspecto tóxico y regresó al acantilado cerca de la criatura. Desenvainando su espada de plata, rápidamente le cortó la cabeza.

Ese resultado superó incluso sus propias expectativas, ya que la cabeza se desprendió rápidamente de la criatura y cayó al suelo. Su espada la atravesó como un cuchillo caliente a través de la mantequilla, y fue suficiente para hacer que Han Sen se preguntara si era o no una criatura divina.

«Has cazado a la Bestia Divina Lagarto de Montaña. No se ha obtenido ningún Espíritu de la Bestia. Consumiendo la carne de Bestia Divina Lagarto de Montaña hay oportunidad de obtener 0-10 puntos genéticos divinos.»

Pero la voz confirmó lo que Zhu Ting le había dicho, que era una criatura divina.

Han Sen estaba contento. Ahora sabía con seguridad que al haber desbloqueado su cerradura genética, su poder base había aumentado en una cantidad vertiginosa, no sólo su capacidad de percepción.

Ahora mismo, incluso las criaturas divina podían ser asesinadas con poco o ningún esfuerzo. Ese era un tremendo poder.

Zhu Ting, que permanecía en el fondo, seguía mirando hacia arriba como si estuviera congelado. No dijo una palabra. Incluso él se sorprendió de lo fácil que fue para Han Sen matar a la criatura divina.

¡Pang!

El Lagarto de Montaña cayó al suelo, al igual que Han Sen. Rápidamente, Zhu Ting saltó para ayudar a recoger a su maestro. Pero entonces dijo, “Imbécil. Te pedí que me ayudaras a debilitar al maldito, ¡no te pedí que lo mataras! ¿Conseguiste el espíritu de la bestia?”

“Fui descuidado. A veces no conozco mi propia fuerza. ¡Lo siento, lo siento!” Han Sen sonrió irónicamente mientras se disculpaba, y luego continuó, “Pero no conseguí el espíritu de la bestia; ¡de verdad! ¿Qué tal si te compenso encontrando otro espíritu divino de la bestia, eh? Lo debilitaré y te dejaré dar el golpe final. ¿Te parece bien?”

Zhu Ting se calmó después de oír eso, pero aún así tuvo que volver a comprobarlo. Así que preguntó, “¿Pero realmente no conseguiste el espíritu de la bestia?”

“Yo, Han Sen, en nombre de las deidades que ordenan nuestra existencia, juro una proclamación de que no recibí el espíritu de la bestia. Si la recibí, golpéenme, ¡oh seres celestiales!” Han Sen dijo jovialmente en voz alta.

“¿Qué clase de juramento es ese? ¿Crees que me lo creeré? Pocas personas mueren realmente por jurar tal cosa. Júralo de nuevo, y esta vez, di que nunca jamás tendrás una esposa!” Zhu Ting dijo.

Han Sen hizo lo que le pidió y lo dijo, lo que lo reconfortó completamente. Luego subieron el cuerpo del Lagarto de Montaña a una montura convocada y decidieron regresar al refugio.

“Sin embargo, honestamente, ¿cómo has logrado lo que tienes? Sólo has estado en la segunda zona de El Santuario de Dios por menos de un año, sin embargo has crecido mucho y logrado muchas cosas. No has abierto tu cerradura genética, ¿verdad?” En su camino de regreso, Zhu Ting miró a Han Sen con ferviente curiosidad. No pudo evitar preguntar.

“Abrir una cerradura genética no es tan difícil.” Le dijo Han Sen, sin pestañear. Zhu Ting no estaba seguro de si lo que había dicho era una confirmación, pero eligió creer que sí. Después de todo, Han Sen había estado en la segunda zona de El Santuario de Dios por un tiempo demasiado corto.

De vuelta en el refugio, Han Sen volvió a su habitación para ver a una mujer recostada en una silla leyendo sus libros.

Aunque sólo podía ver su sombra desde la puerta, Han Sen ya sabía que era Queen. Su cuerpo era demasiado especial, y su belleza era difícil de no reconocer.

Han Sen no esperaba que Queen recibiera la noticia y viniera a verlo tan pronto. Parecía como si se tomara en serio su inclusión en su equipo.

“¿Pingqing dijo que estás dispuesto a unirte a mi equipo?” Queen dejó su libro y se dio vuelta para mirar a Han Sen.

“Sí, lo estoy.” Han Sen asintió.

“¿Qué te hizo cambiar de opinión tan pronto?” Preguntó Queen.

“Le he estado dando vueltas en mi cabeza durante los últimos días, y con mis puntos genéticos divinos casi al máximo de su capacidad, pensé que sería un buen momento para averiguar si hay alguna criatura por encima de la clase divina. Así que, sí, después de pensarlo mucho, he decidido unirme a vosotros.” Dijo Han Sen.

“No vas a venir a observarnos, ya sabes. Tendrás que obedecer mis órdenes. Esas criaturas son extremadamente peligrosas, y aquellos que han abierto su cerradura genética pueden perecer en un abrir y cerrar de ojos. Especialmente tú. Así que, cuando el equipo esté luchando, debes cumplir mis órdenes y dejar atrás esa tontería del lobo solitario.” Le dijo Queen con cara seria.

“Ya lo sé.” Han Sen asintió. Luego dijo, “Pero hay algo que me gustaría decirte. Mi mascota tiene una habilidad especial que hace que las criaturas de los alrededores huyan. No estoy seguro de que tenga el mismo efecto en esas súper criaturas, y lo que es más, mi mascota no puede atacar a las criaturas.”

“Ya supuse que hacía que las criaturas huyeran, pero esperaba que se defendiera. La habilidad anterior es lo que más valoro, de todos modos.” Dijo Queen.

“Espera, ¿así que eso es todo lo que quieres?” Han Sen se congeló.

Queen le comento, “Hay muchas criaturas alrededor de esa poderosa que tenemos en la mira. Aunque no las tememos, luchar contra ellas junto a esa súper criatura más grande sería demasiado complicado. Sin mencionar lo peligroso que es. Con tu mascota a cuestas, no tendríamos que preocuparnos por las demás, lo que nos permitiría a todos concentrarnos en el objetivo principal.”

Ahora Han Sen sabía por qué Queen quería tanto su presencia.

“Arregla las cosas aquí esta noche. Mañana, puedes venir conmigo. Sólo estoy de paso hoy, así que pensé en pasar por aquí. Para atacar a una criatura poderosa, ya tengo un plan en marcha. Sin embargo, cuando vengas conmigo, tendrás que conocer y saludar al equipo. Si no tienen ninguna objeción, no tendremos ningún problema en hacerte miembro.” Dijo Queen.

“Espera, ¿así que no eres quien decide de forma absoluta?” Han Sen frunció el ceño.

“Cuando creé este equipo, establecimos una regla. Para la aceptación de un nuevo miembro del equipo, debe haber una votación unánime. Aunque soy la líder del equipo, no puedo anular esta regla.”

“Está bien.”

Al día siguiente, Han Sen hizo los arreglos para que otros se ocuparan de los asuntos del refugio en su tiempo libre, y con el zorro plateado, siguió a Queen fuera de la Planicie Helada.

Con el zorro plateado en su compañía, no fueron molestados por ninguna criatura que interviniera, y en poco tiempo, llegaron a la orilla del océano. Allí, Queen convocó a una ballena del tamaño de un barco y se montó junto a Han Sen.

El zorro plateado era bastante sorprendente, ya que ninguna criatura del mar decidió acosarlos allí tampoco. Eso pareció satisfacer a Queen, ya que ahora miraba al zorro plateado con mayor amabilidad.

Pero Han Sen no podía disfrutar del mismo trato, ya que no le había hablado ni una sola vez durante su viaje juntos. Y la forma en que lo miraba era fría.

Han Sen entendió que aún estaba enojada con él por lo que pasó ese día. Conociendo su lugar y reconociendo la necesidad de darle espacio, evitó hablar con ella por miedo a aumentar la tensión entre ellos.

Navegaron por el mar durante dos días antes de ver una isla negra en el horizonte. Queen se dirigió hacia ella, marcándola claramente como su destino.

 

 


4 comentarios

    • No suelo dar mi opinión sobre estas cosas más que nada ya que voy mucho mucho más adelantado leyendo en ingles, pero en este caso, si me parece un acierto, nada más por ser la primera habilidad que consiguió y que casi lo matan por ‘tenerla’, se merecía ser la que desbloquease la primera cerradura genética.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s