Súper Gen Divino – Capítulo 598: Abriendo la Cerradura Genética


Cuarto Capítulo Semana 5

¡Disfrútenlo!

Al otro lado del refugio de la realeza había una gran montaña. Más allá de la alejada montaña, sin embargo, no había mucha nieve. Había otro refugio de la realeza allí, controlado por otra facción cuyo dueño había abierto su primera cerradura genética. Desarrollar un refugio en el otro lado era algo difícil.

La gran montaña en medio se llamaba ‘Montaña del Diablo’ y estaba ocupada por un número de criaturas poderosas. Las laderas de la montaña eran toscas, escarpadas y empinadas, lo que ponía a cualquier aspirante a luchador en ese terreno en una gran desventaja. Sólo unas pocas personas poseían lo necesario para cazar allí, pero ni siquiera ellos se aventuraban demasiado lejos.

Cuando Thunderdevil viajó a través de la Montaña del Diablo, incluso él tomó la ruta más larga para evitar las zonas más peligrosas de ese lugar.

Según lo que dijo Qi Xiuwen, el dueño del refugio de la realeza cerca de la Montaña del Diablo, llamado Lu Hui, era el capitán de la Fuerza de Reserva de SangreAzul. Era un hombre poderoso, y aunque había abierto su primera cerradura genética, había un gran abismo de poder entre él y Thunderdevil.

Han Sen no tenía tanta gente como le hubiera gustado, la fuerza de trabajo que tenía apenas era suficiente para mantener el refugio de la realeza en funcionamiento. Su falta de tropas fue lo que lo llevó a cooperar con otros para tomar el refugio de la realeza.

Ahora que había tomado la Planicie Helada, con la Montaña del Diablo a sus espaldas para protegerse, era casi un rey de la Planicie Helada. Si era capaz de mantener su dominio sobre la Planicie Helada, y permanecer en su posición actual, ganaría mucho dinero.

Datos Actuales Han Sen
Nombre Rango Estado Longevidad
Han Sen Súper Cuerpo Espíritu Rey Evolucionado 300
Genes necesarios para evolucionar: 100
Genes obtenidos:
Normales Primitivos Mutados Divinos Súper
100 100 100 39 0

Han Sen se había beneficiado enormemente de su asalto al refugio de la realeza, y ahora sus puntos genéticos mutantes había llegado al máximo. Sus puntos genéticos divinos también habían recibido un impulso. Sus puntos genéticos divinos había llegado a treinta y nueve.

En este momento, si tuviera que medir su nivel de aptitud física basado en sus puntos genéticos que poseía, lo pondría en ciento cincuenta. Pero eso no era debido a su entrenamiento.

Este número era igual al de los evolucionados de alto nivel. Si Han Sen alcanzaba el estado de transcendido, podía ascender hasta convertirse en un Ser Celestial con un nivel de aptitud de trescientos.

Pero Ji Yanran le dijo que antes de convertirse en un transcendido, cuanto más alto fuera su estado físico, mejor. No había necesidad de apresurar el proceso.

Por ahora, el objetivo principal de Han Sen era desbloquear su cerradura genética. Si no lo hacía, no importaría si su estado físico era mayor que el de los evolucionados que ya habían desbloqueado el suyo. Seguiría estando limitado y su capacidad de ejecutar habilidades se vería significativamente disminuida.

“No he sido capaz de terminar el primer nivel del Sutra Dongxuan en un tiempo razonable, así que tal vez sería mejor si le doy a Músculo de Hielo y Hueso de Jade otra oportunidad. Espero que no haya ningún problema con ello.” Han Sen, con una renovada resolución, decidió probar Músculo de Hielo y Hueso de Jade una vez más.

Cuando desbloqueó el primer nivel de Músculo de Hielo y Hueso de Jade, debería haber desbloqueado también su cerradura genética. Pero eso no había sucedido.

Han Sen sabía que la variante de Músculo de Hielo y Hueso de Jade que había aprendido tenía algunos problemas, pero desde que absorbió los poderes del hielo de Xue Yikuang, la habilidad había cambiado un poco. Tal vez a través de una mayor práctica de la habilidad, sería capaz de desbloquear su cerradura genética esta vez.

Lo que más preocupaba a Han Sen, sin embargo, era la posibilidad de que su Músculo de Hielo y Hueso de Jade le trajera efectos secundarios negativos. Lo último que quería era terminar con el corazón de alguien de la familia Xue.

Si quería matar súper criaturas, lo cual quería, sería imposible para él si no desbloqueaba su cerradura genética. Han Sen tenía el Sutra Dongxuan, lo que significaba que no tenía miedo de experimentar con Músculo de Hielo y Hueso de Jade una vez más. Al regresar a la Alianza, Han Sen entró en una sala de entrenamiento y comenzó a practicar.

Con Músculo de Hielo y Hueso de Jade activo de nuevo, el aire frío emanaba de sus celdas. Con el hielo corriendo por sus venas, su cuerpo se sintió como si estuviera siendo purificado.

Una mayor sensación de claridad abrumó la mente de Han Sen, y percibió el mundo entero de una manera diferente. Sin embargo, no podía señalar la naturaleza exacta del cambio.

Las emociones humanas eran dictadas por la codicia, los celos, la lujuria y el deseo. Bajo los efectos de Músculo de Hielo y Hueso de Jade, las cosas eran diferentes. La asociación de Han Sen con esas piedras angulares de las emociones humanas parecía estar muriendo de alguna manera, sus emociones se estaban enfriando.

Esto hizo que Han Sen se sintiera entusiasmado, inusualmente entusiasmado.

Su visión, olfato, gusto, tacto y oído también aumentaron, pero fue la amplificación sustancial de su sexto sentido lo que le sorprendió.

Han Sen podía ahora escuchar voces que venían de otra sala de entrenamiento, lo cual era algo que no había podido hacer antes.

Aunque no tenía frío, el cuerpo de Han Sen se sentía de alguna manera frío. Su mente estaba más tranquila. Sus emociones parecían desvanecerse, y casi no se sentía humano.

Las células de su cuerpo estaban luchando, casi gimiendo. Era como si ahora estuvieran encadenadas. Han Sen nunca se había sentido tan… restringido antes. Y a medida que esos sentimientos comenzaron a aumentar, su cuerpo comenzó a entrar en pánico, y quiso romper las cadenas que lo ataban.

Han Sen sintió que tocaba la primera cerradura genética, y reconoció que Músculo de Hielo y Hueso de Jade era diferente que antes. No importaba lo duro que lo hubiera entrenado en el pasado, nunca había estado cerca de hacerle sentir como ahora.

Han Sen creía que si continuaba, desbloquearía la primera cerradura genética. Pero cuanto más lejos llegaba, más disminuian las emociones. Tenía miedo de convertirse en poco más que un androide, programado para ganar poder por cualquier medio necesario – todo sin corazón.

Temía que si abría su cerradura genética, perdería toda la apariencia de su antiguo yo. Sería una cáscara de ser humano, alguien peor que la familia Xue, incluso.

Al menos la familia Xue poseía alguna forma de emoción. Ahora mismo, Han Sen no podía sentir nada. No se sentía feliz, triste, o incluso enfadado. Si usaba Músculo de Hielo y Hueso de Jade para abrir la cerradura genética, corría el riesgo de no volver a sentir esas emociones nunca más.

Sus células estaban luchando, y su sexto sentido seguía creciendo. Sintió que su cuerpo se encogía, como si fuera a ser encarcelado por mil años. No podía esperar a liberarse de cualquier fuerza que le ahogara la libertad de su ser.

“La última vez que intenté entrenar Músculo de Hielo y Hueso de Jade, el Sutra Dongxuan es lo que me despertó. Pero ahora mismo, no está haciendo nada. ¿Quizás es porque esta vez no hay peligro? Tal vez debería presionar más y darle una oportunidad genuina a esto.” Bajo los efectos de su aparentemente inhumano sentido de la apatía, Han Sen comenzó a golpear contra su primera cerradura genética.

Todas las células de su ser comenzaron a encenderse, ardiendo con una sensación de poder que no había sentido antes. Era como empujar contra una fuerza invisible con una fuerza inconmensurable, y mientras ocurría, los dientes de Han Sen castañeteaban y su cuerpo temblaba.

Pero a pesar del torbellino de sus células, su mente estaba tranquila y fresca como una estatua de mármol. Y así es como se sentó allí, inmóvil.

Su sexto sentido se estaba agudizando aún más, y seguía creciendo cada vez más. Al mismo tiempo, la mente de Han Sen conjuró una imagen extraña. A través de la pared, podía ver a la gente en la siguiente sala de entrenamiento.

Han Sen sabía que esto no se debía a que se le hubiera dotado de visión de rayos X, sino al crecimiento acelerado de su séptimo sentido. Con sólo escuchar los sonidos, el ojo de su mente podía construir una imagen que representaba exactamente lo que estaba pasando en la adyacente sala.

Esa era la naturaleza del séptimo sentido. Era la habilidad de una persona para analizar el tiempo y el espacio, en sus formas pasadas, presentes y futuras. El séptimo sentido de Han Sen era más fuerte que el de la mayoría de la gente, y ahora mismo había sido amplificado por un orden de magnitud. Era más agudo que la hoja más afilada.

De repente, el sonido de la tierra quebrada envió una onda expansiva a través del cuerpo de Han Sen. Sintió que algo dentro de él se rompía. Y ahora, estaba abrumado con una sensación de liberación. Era como si hubiera estado encarcelado durante mil años y ahora, ahora estaba libre. Se sentía incandescente, como si pudiera comandar los cielos, como si pudiera volar, como si hubiera renacido como un ángel.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s