Súper Gen Divino – Capítulo 595: Rey de la Planicie Helada


Primer Capítulo Semana 5

¡Disfrútenlo!

“Hoy he visto mucho.”

“Es demasiado fuerte. Ese élite había abierto su primera cerradura genética, pero Han Sen lo azotó como a un perro.”

“Es enfermizo. Su perrito mascota arrasó con el élite que había logrado abrir su primera cerradura genético. Si esa era su mascota, ¿qué tan fuerte debe ser él mismo?”

“¿Qué perro mascota? Era un gato de mascota.”

“Era más fuerte que un perro, sin importar lo que fuera. ¡Tenía la fuerza de un dios! Han Sen ni siquiera tuvo que hacer nada. Todo lo que hizo fue hablar hasta que decidió castigar al demonio Thunderdevil.”

“Esto es una locura. Ustedes no estaban allí. Ninguno de ustedes vio la mirada en Qi Xiuwen y las caras de sus seguidores. Había unos cientos de evolucionados allí, cuarenta de ellos con un nivel de aptitud de más de cien. Todos ellos poseían una buena cantidad de fuerza, pero frente a Han Sen, ninguno de ellos se atrevió a mover un dedo. Tenían miedo de hacer algo que pudiera molestar a Han Sen, quizás incitándolo a matarlos a todos de un solo golpe. Qi Xiuwen estaba tan asustado, que casi tuvo un ataque al corazón y murió.”

“Si alguna vez tienes un modelo a seguir, cuyos pasos te gustaría seguir, que sea Han Sen. Así lograrás la verdadera felicidad.”

“¿Ser Han Sen? ¡Ni siquiera calificarías para ser su mascota!”

“¿Mascota? ¿Creen que pueden igualar a su mascota? Esa mascota mató al tipo de la cerradura genética abierta. Han Sen podría ponerte a trabajar como un trapo de cocina, pero más allá de eso, dudo que les encuentre algún uso a ustedes.”

“Bueno, una cosa se ha convertido en una certeza, la Planicie Helada son ahora dominio de Han Sen.”

“Por supuesto, él es único. Apuesto a que nunca encontraras a nadie remotamente como él en otro lugar. Y no estoy hablando sólo de la Planicie Helada. Ese tipo probablemente sería la crema y nata de la cosecha sin importar a qué refugio fuera.”.

“He visto mucho en mi tiempo pero rara vez he estado tan emocionado. No llegaste a ver la forma en que se veían esos altos y poderosos élites ese día. Cuando vieron lo que hizo Han Sen, fueron como niños acercándose a un padre autoritario.”.

Después de la lucha que tuvo lugar en el refugio de la realeza, la Planicie Helada cambió. Las tres facciones que gobernaban la Planicie Helada se rompieron. Han Sen tomó el refugio de la realeza y formó una alianza con Li Xinglun y Philip, que llevó a la formación de un nuevo Refugio de la Diosa. Los tres ejércitos se dividieron en cuatro.

Yang Manli fue nombrada líder del Ejército de la Diosa, Li Xinglun fue puesto a cargo del Ejército Rueda Estelar, Philip se convirtió en el líder del Ejército Philip, y por último, Qiu Xiuwen fue nombrado líder del Ejército DiosNegro.

Han Sen siguió siendo el líder del Refugio de la Diosa, pero no estaba satisfecho con el título. Pensó que “líder” carecía de cierto estilo.

Han Sen no mató a Qi Xiuwen, porque eso sólo causaría más problemas en el futuro. También necesitaba la fuerza de los hombres de Qi Xiuwen para mantener el nuevo refugio de la realeza en buen funcionamiento.

Han Sen tampoco temía la posibilidad de ser traicionado otra vez.

Las tres facciones trabajaron juntas para derribar el refugio de la realeza, siendo el Refugio DiosNegro el que más beneficios recibió. Pero debido a la traición cometida por Qi Xiuwen y sus hombres, todas sus recompensas potenciales se perdieron y fueron entregadas a Han Sen exclusivamente.

Qi Xiuwen no recibió ni un centavo ni un pedazo de carne. A pesar de que todas sus recompensas fueron tomadas por Han Sen, no se quejó ni una sola vez. Simplemente estaba lo suficientemente feliz por irse con la cabeza aún pegada a los hombros. Han Sen ya no era un hombre con el que le gustaría jugar.

Han Sen también le dio al Ejército de laDiosa los mayores beneficios. Si lo requerían, podían comprar carne de criatura a precios muy bajos. Eso significaba que el poder de las tropas de su ejército podía aumentar a un ritmo mucho más rápido. No sólo eso, sino que tras la noticia de su triunfo sobre la traición de Qi Xiuwen, mucha más gente se alistó en el Ejército de la Diosa. No pasó mucho tiempo antes de que las filas del propio ejército de Han Sen aumentaran sustancialmente. Aunque el poder del ejército estaba a la zaga de los otros tres, en su nueva trayectoria, pronto los superaría.

“Come. ¡Come hasta que tu estómago esté lleno! No hay necesidad de guardarme un poco.” Han Sen preparó un festín de carne divina del tamaño de un camión para que el Ángel comiera.

Esta vez, Han Sen había recibido los cuerpos de cuatro criaturas divinas diferentes. Fueron cazadas por Qi Xiuwen y Thunderdevil, pero fue Han Sen quien se convirtió en el receptor de su carne.

Desafortunadamente, sin embargo, eran demasiado grandes. Han Sen asó una buena cantidad de carne y se la comió con Zero. El resto se le dio al Ángel, para acelerar su crecimiento.

Debido a la tremenda actuación del zorro plateado, Han Sen comenzó a esperar ver cómo el Ángel se desarrollaría como luchador.

Aparte de la carne divina que se le dio, había más de cien bestias mutantes para comer también. Sin mencionar los incontables monstruos ordinarios de los que también se habían convertido en receptor.

Habría sido imposible para Han Sen comerlos todos en un tiempo razonable, así que no tuvo más remedio que venderlos. Después de todo, los cadáveres de las criaturas que una vez vivieron no podían ser conservados por mucho tiempo.

Han Sen guardó algunas cantidades más pequeñas de carne de criaturas mutantes para comer. Y con ello, estimó que en un mes, sus puntos genéticos mutantes estarían al máximo.

“Es una pena que no pueda llevar al zorro plateado a cazar, de lo contrario, tampoco tendría que preocuparme por mis puntos genéticos divinos.” Han Sen acarició al zorro plateado que seguía descansando en sus brazos y no pudo evitar sentirse decepcionado.

“¡Jefe, he calculado los ingresos!” Yang Manli había preparado un libro de cuentas para Han Sen, pero cuando se acercó a entregarlo, sus ojos no pudieron apartar la mirada del zorro plateado.

El zorro plateado se había ganado un buen nombre en la Planicie Helada. Era la mascota que había matado a un élite que había desbloqueado su cerradura genética de un solo golpe, después de todo. Era difícil imaginar que algo tan pequeño causara un daño tan grande.

Yang Manli había visto al zorro plateado antes, pero creía que era una mascota ordinaria. Parecía natural, ya que Han Sen jugaba con él frecuentemente. Nunca imaginó que tuviera poderes tan aterradores. Era una cosita aterradora.

Han Sen echó un vistazo al libro de cuentas y se sorprendió al saber que la suma de dinero que habían recibido por la venta del exceso de carne en los últimos días era de miles de millones. Si empezaban a dirigir el refugio de la realeza, los ingresos que recibirían serían inimaginables. Terminarían rivalizando con los ingresos generados por las mega corporaciones que manejan planetas enteros.

Por supuesto, no podría rivalizar con una mega corporación galáctica, pero Han Sen estaba feliz de conformarse con sus proyecciones actuales. Con ese refugio de la realeza, incluso si Han Sen no movía un dedo a partir de ese momento, sería capaz de vivir una vida de absoluto lujo.

Pero esto no tenía sentido para Han Sen, porque la riqueza no era su propósito. El dinero era inútil para él, si no podía lograr el poder que estaba buscando.

Después de que Yang Manli se fue, Han Sen levantó el frasco de píldoras GenoCreacion que había guardado. La última vez que la sacó, el zorro plateado mostró gran interés en comerlas.

Pero Han Sen no lo permitió, ya que le preocupaba que pudieran surgir varios problemas. No estaba seguro de si los genes mutantes eran algo malo o no, y era diferente al consumo de carne mutante.

El zorro plateado extendió sus patas e intentó agarrar la botella. Parecía como si desease enormemente comerlas.

Han Sen dudó durante un buen rato, pero al final, abrió la tapa y sacó una. La colocó en la palma de su mano y dobló los dedos en un puño, para evitar que el zorro plateado se la llevara, como deseaba desesperadamente.

“¿Estás seguro de que no tendrás ningún problema para comer esto?” Han Sen no estaba seguro de que el zorro plateado pudiera entenderlo, pero aún así preguntó.

El zorro plateado asintió rápidamente, como si fuera una respuesta genuina a la pregunta. Luego, se movió para frotar su cabeza contra el puño cerrado de Han Sen.

Han Sen se detuvo a pensar por un tiempo, pero luego abrió su mano. Rápidamente, el zorro plateado se tragó la píldora.

Han Sen observó al zorro plateado atentamente, esperando ansiosamente a ver si había algún cambio. Había obtenido una buena cantidad de estabilizadores genéticos de Qi Xiuwen, así que si surgía algún problema, confiaba en su capacidad para solucionarlo.

Después de un tiempo, el único cambio que notó fue el pelo del zorro plateado. De alguna manera, se veía un poco más brillante. Pero aparte de eso, nada.

El zorro plateado intentó arañar la botella vacía, como si aún tuviera hambre de ellas.

“Parece que las píldoras GenoCreacion no son lo suficientemente fuertes para mutar a una súper criatura.” Pensó Han Sen para sí mismo.

 

 


Un comentario

  1. “Bueno, una cosa se ha convertido en una certeza, la Planicie Helada son ahora dominio de Han Sen.”
    Ese SON creo debería ser ES
    Gracias por el capitulo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s