espada

Espada del Amanecer — Capítulo 100


Capítulo 100 – La Historia de la Religión y el Accionador de la Fuerza Motriz

 

EZ: 100 cap, vamos avanzando no?

1/6


Durante el año siguiente al estallido de la Ola Oscura, todos los creyentes perdieron la capacidad de escuchar las revelaciones de los dioses. No se limitó sólo a aquellos pastores y capellanes de bajo rango; los obispos e incluso los papas de las respectivas sectas perdieron esta habilidad al mismo tiempo.

 

Por supuesto, incluso en circunstancias normales, los humanos eran incapaces de escuchar directamente las voces de los dioses. Lo llamado ‘escuchar las revelaciones de los dioses’ en realidad se refería a los casi alucinantes y suaves murmullos que los creyentes piadosos eran capaces de escuchar en el proceso de oración sincera, la realización de sacramentos y testamentos, ya que su estado mental se acercaba a la naturaleza espiritual de los dioses. Estos susurros resonaban en las mentes de los creyentes y formaban una permanente e inefable ‘marca espiritual’, y esta marca espiritual, a su vez, alteraba la conciencia de los creyentes, acercándolos aún más a la naturaleza espiritual de los dioses. Este era el principal camino para los clérigos en este mundo, para promover y fortalecerse.

 

Como esos oscuros susurros tenían el poder de alterar la conciencia de la humanidad y hacerla más fuerte y más pura, fue sacada de esas alucinaciones auditivas y visuales comunes y fue vista como un fenómeno sagrado por los clérigos.

 

No obstante, en el año en que se produjo la Ola Oscura, todos los creyentes de los dioses no pudieron oír tales ‘susurros de los dioses’. Se dieron cuenta aterrorizados de que, independientemente de la forma en que rezaran o de lo rigurosas que fueran las ceremonias, sus dioses ya no respondían. Era como si todos los dioses hubieran desaparecido colectivamente.

 

Como habían perdido la gracia divina, en ese año, todos los clérigos no pudieron obtener ascensos. Entre los creyentes superficiales y las personas comunes, no surgió ni una sola persona nueva que pudiera entender la teurgia. Incluso se demostró después que los bebés nacidos ese año no poseían ningún don natural para la misma.

 

Si la situación continuaba empeorando siguiendo ese tipo de tendencia, el futuro de los creyentes en este continente habría sido difícil de predecir. Sin embargo, como el último hilo de esperanza en la desesperación, se descubrió que las teurgias dominadas no habían perdido completamente su efecto. Aunque el efecto era un poco más débil que antes, al menos los sacerdotes que se convirtieron oficialmente en clérigos antes de la Ola Oscura podían seguir usando las teurgias. Y estos sacerdotes que aún podían usar las mismas hacían lo posible por mantener las diversas iglesias tambaleantes de aquellos días. No obstante, pese a ello, un número considerable de pequeñas iglesias no pudieron continuar. Desaparecieron en el páramo cuando la gente comenzó a escapar del Imperio Gondor.

 

Gawain recordó que los líderes de las diferentes grandes iglesias llevaron a cabo conversaciones secretas e intentos de comunicación divina más de una vez. La gente abandonó sus antiguos prejuicios y hostilidades. Al igual que los civiles que avanzaron hombro con hombro en medio de la Ola Oscura, los clérigos ya no tenían ningún reparo en sus respectivas creencias y odios históricos. A su vez, se reunieron e intentaron encontrar una solución al problema. Posteriormente, las pocas sectas a gran escala que representaban al Dios de la Luz Sagrada, al Dios de la Guerra y a las tres diosas de la fertilidad finalmente encontraron algún progreso. Después de varias reuniones de emergencia, los líderes de las sectas procedieron a un intento de comunicarse con los dioses en la cumbre del ‘Pico Ancestral’ en la frontera oriental del país tribal Augari. Ese intento fue una reunión privada; incluso Gawain Cecil no estuvo al tanto de los acontecimientos específicos. Sólo sabía que los líderes de las sectas anunciaron tras abandonar la cumbre que los dioses enviaron un nuevo mensaje: una señal para que los mortales abandonaran sus disputas y se esforzaran por sobrevivir en conjunto. Después de todo, la Ola Oscura era un desastre que se produjo debido a las diversas locuras de la humanidad.

 

Las sectas firmaron un acuerdo llamado ‘Alianza Sagrada’ en el Pico Ancestral. Renunciaron a todas las disputas sobre creencias. Las sectas ya no se oponían entre sí y harían todo lo posible por la humanidad, considerando la continuación de la civilización humana como su responsabilidad. Y como si realmente fueran tales actos los que habían complacido a los dioses, en el segundo mes después de la firma de la Alianza Sagrada — también el mismo día del aniversario de la Ola Oscura — las gracias de los dioses fueron otorgadas a la humanidad una vez más. (EZ: Sospechoso no creen?)

 

Los creyentes pudieron escuchar las voces de los dioses una vez más.

 

Esto era lo que Gawain sabía del evento histórico que llevó a la actual situación bastante pacífica a pesar de tener tantas sectas en este continente.

 

Ese evento histórico cambió muchas cosas:

 

Puso fin al conflicto entre las diversas creencias del continente y también unió a los clérigos de todas las sectas, uniendo sus manos para ayudar a la civilización humana a resistir la Ola Oscura y reconstruir su patria. Pero también hubo algunas sectas excesivamente obstinadas que no pudieron aceptar esa realidad. Eligieron la degeneración, convirtiendo en enemigos a todas las sectas que firmaron la ‘Alianza Sagrada’. Se convirtieron en varias heterodoxas retorcidas y gradualmente evolucionaron en algunas de las organizaciones oscuras más temidas. Las teurgias que usaron también fueron llamadas ‘Teurgias Oscuras’…

 

Incluso hoy en día, esos degenerados y retorcidos fanáticos siguen siendo una de las sombras más aterradoras de este mundo.

 

Como una persona con lógica normal y un cerebro sano, Gawain naturalmente tenía una opinión muy alta de la ‘Alianza Sagrada’. Aunque era ateo, realmente admiraba a aquellos creyentes que, en el momento de la crisis, dejaban de lado sus conflictos, se unieron como uno solo y trabajaban duro por la continuidad de la civilización, independientemente de si esos esfuerzos se debían a las órdenes de los dioses o no.

 

Pero también sabía que para una raza como la humana, cuya vida era corta (comparada con la de los elfos), ni siquiera la Alianza Sagrada era eterna.

 

Hoy, habían pasado 700 años. Aunque la alianza de aquellos años todavía estaba grabada en las piedras angulares de cada secta, al igual que el ‘Tratado de Hermandad’ entre Typhon y Anzu que ya había desaparecido, las generaciones posteriores también fueron olvidando gradualmente el significado de la alianza que sus ancestros establecieron al pie del Pico Ancestral.

 

En la actualidad, aunque las sectas del continente seguían manteniendo una imagen pacífica, en realidad, las disputas y discriminaciones en privado nunca han disminuido. Algunas sectas con grandes diferencias en su doctrina religiosa también llegaron al punto de estar a un paso de declarar abiertamente la guerra.

 

Después de todo, nadie podía escuchar con claridad lo que los dioses les decían exactamente. Incluso el Papa de la Iglesia de la Luz Sagrada sólo podía escuchar los borrosos susurros de los dioses. Y la ambigüedad de los mensajes de los dioses le dio a los humanos el espacio para improvisar…

 

“¿Y si los dioses nos dicen que luchemos contra los herejes? En cualquier caso, eso es lo que creo. Esto no tiene nada que ver con que consuma demasiada hierba de ensueño antes de rezar…” — Un número considerable de personas pensaban de esta manera.

 

Pero pase lo que pase, la Alianza Sagrada tenía un poco más de autoridad que los tratados de alianza entre los reinos humanos (fue escrita en nombre de los dioses después de todo). Incluso si el conflicto entre las sectas se intensificaba en privado, al menos en la superficie, todos mantenían una situación de ganar-ganar. Al menos con las iglesias de las grandes ciudades, que los sacerdotes de varias sectas se reunieran frecuentemente era todavía muy normal. — Por supuesto, los sacerdotes que se volvían a un lado para escupir después de saludarse y volvían a casa a pinchar muñecos vudú también eran muy comunes.

 

No obstante, nadie hablaba abiertamente de estas situaciones, especialmente los sumos sacerdotes de cada secta. No hacían comentarios de “aunque hay muchos dioses, mi jefe es más impresionante que el de todos ustedes” en público.

 

Pero Veronica lo hizo.

 

Gawain no sabía si esa Princesa Santa estaba dando una pista intencional o que escondido bajo su apariencia externa pura e inteligente había un corazón que hablaba sin pensar. En cualquier caso, estaba muy preocupado por este asunto. Además, con la suma sacerdote que apareció con Verónica y que se parecía a una forma de luz tenía su corazón lleno de dudas. En tal situación, no se atrevía a aceptar nada que la otra parte estuviera desechando sin una cuidadosa consideración.

 

En cuanto a si el campamento construiría catedrales y traería la iglesia en el futuro, no estaba muy en desacuerdo con eso. Después de todo, los dioses realmente existen en este mundo; las teurgias también eran ciertamente parte de la vida cotidiana de las personas. Como persona pragmática, aunque él mismo fuera ateo, no impediría que otros creyeran. — Ya que llegó a un mundo tan extraño, si todavía se aferraba con tanta fuerza al ateísmo, sería demasiado idealista.

 

Pero, para entonces, definitivamente fortalecería la supervisión de la iglesia y se aseguraría de que todo estuviera bajo su control. Era cierto que las teurgias eran reales; también era cierto que la teocracia afectaría al poder político. No estaba dispuesto a tropezar y caer en este aspecto.

 

Al igual que para todo transmigrante cualificado, las teurgias, en opinión de Gawain, debían ser usadas como un medio de producción.

 

Por supuesto, estaba demasiado lejos para estar planeando estas cosas ahora. En las circunstancias en las que el campamento no podía ni siquiera construir una pequeña catedral, sería más práctico pensar en cómo manejar la construcción de capital en lugar de preguntarse cómo controlar la religión en su tierra. Por lo tanto, Gawain decidió aprovechar este período de tiempo en el que la agresión extranjera era temporalmente inexistente para construir los cimientos del campamento.

 

Las noticias sobre la frontera este que Verónica y compañía trajeron le recordaron. En su mundo no tan pacífico, los peligros eran mucho más complicados que la Ola Oscura en el páramo de Gondor. Este continente había disfrutado de 700 años de paz. Había demasiada gente inquieta y ansiosa de crear problemas bajo la apariencia de la paz. Si uno quería vivir una vida fácil en tal situación, primero debía ponerse nervioso.

 

Gawain regresó a su propia tienda de campaña — y hablando de eso, más y más tiendas de campaña se estaban convirtiendo en casas de madera o incluso en casas más resistentes y cálidas. Era hora de que esta tienda suya también fuera mejorada. Despertó a Betty, que estaba acurrucada en el cojín, durmiendo profundamente y babeando por todas partes. Hizo que la chica trajera todos los planos que había acumulado hace tiempo.

 

Desparramó esos planos uno por uno y luego eliminó los elementos poco realistas (pero no planeó destruirlos; ¿qué pasaría si fueran útiles en el futuro?). Finalmente, encontró los que quería. Era una cierta máquina simplificada — ruedas de metal, bielas y bloques de cilindros fueron ingeniosamente ensamblados juntos. Había explicaciones detalladas de estos mecanismos y estructuras en los planos. Sin embargo, en la parte inferior del plano principal había una línea de llamativas palabras rojas, ‘La fuerza motriz inicial no pudo ser resuelta, temporalmente archivado’.

 

“Ve a buscar a Rebecca y Heidi”. Gawain miró hacia la pequeña sirvienta que estaba aturdida al lado del escritorio. “Sólo di que tengo algo… No importa, sólo recuerda traerlas aquí”.

 

Betty salió corriendo, dejando a Gawain pensando mientras se enfrentaba a las hojas de planos semiacabados. La voz de Amber sonó de repente detrás de él. “¿Qué estás dibujando aquí? ¿Por qué no puedo entenderlo?”

 

“Un cierto desencadenante de fuerza motriz”, dijo Gawain sin levantar la cabeza. Al mismo tiempo, sacó las garras de la mitad-elfo bandida de su sello de plata con facilidad. “En teoría, esto es algo que sólo necesita consumir energía para funcionar continuamente por sí mismo y accionar otros mecanismos y estructuras, pero el diseño no está terminado todavía.”

 

Todo el cuerpo de Amber dejó las sombras. Ladeo la cabeza y estudió con curiosidad los planos del escritorio. “¿Oh? ¿Te refieres a esas marionetas mágicas impulsadas por núcleos elementales?”

 

Gawain agitó la cabeza. “No, no es lo mismo en absoluto. Este es un equipo más universal y básico, pero su valor supera con creces a esos títeres mágicos… Lamentablemente, todavía le falta la parte más importante.”

 

Sí, la parte en que no podía hervir el agua… (EZ: Motores!!, y si no recuerdan no es que no puedan “hervir” agua sino que la reacción al hacerlo no tiene la fuerza suficiente para accionar los motores a vapor de la tierra)


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s